Archivo de la etiqueta: Europa

Il Giardino Armonico en Madrid

Bossanos

Ayer estuvimos viendo a Il Giardino Armonico en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional. La formación liderada por el gran Giovanni Antonini presentó un programa musical comprendido en el periodo entre el Renacimiento y el Barroco. Antonini, en formato de septeto (seis instrumentistas de viento y un teclista), originalmente tituló “Il Viaggio dei Bassano“, por la saga de los virtuosos instrumentistas y luthiers. Para los recitales de Madrid y León se ha usado “Música y músicos emigrantes en la Europa del Renacimiento y primer Barroco”. Los Bassano son el ejemplo más claro de lo que Il Giardino Armonico quería transmitir: como la música viajó de un extremo a otro de Europa.

Los Bassano músicos procedían del pueblo Bassano de Grappa (donde se destiló por primera vez el famoso aguardiente). De ahí provienen también los Bassano pintores. El pueblo, de la región del Veneto, no parecía tolerar a los judíos. Por eso se piensa que los Bassano músicos eran judíos. Su profesión de luthiers acrecienta esta impresión. La familia emigró a la vecina Venecia, ciudad mucho más tolerante en este sentido.

En Venecia Giovanni Bassano, uno de los seis hermanos, entró con 18 años como músico en la Basílica de San Marcos. Al poco fue nombrado maestro de música. No mucho después se hizo cargo de la dirección del conjunto instrumental, cargo que ocupó hasta su fallecimiento. Su labor de investigación y divulgación musical marcó época. Giovanni era maestro en la corneta negra. Instrumento de viento de madera que no hay que confundir con la actual corneta (instrumento de viento de metal). Su familia eran los mejores fabricantes de instrumentos de vientos de madera.

Enrique VIII de Inglaterra, amante de la música, contrató a los Bassano para su corte. A Londres se desplazó toda la familia, previa autorización del Dogo de Venecia. Se establecieron en la corte de los Tudor como músicos, luthiers y comerciantes. Emilia Bassano, hija de Baptista (uno de los hermanos), nació en Inglaterra. Música es en cambio reconocida como la primera mujer en publicar un libro en inglés (un poemario de 1611, “Salve Deus, Rex iudaeorum“, considerado una obra maestra). De las muchas cosas que se comentan sobre la longeva vida de Emilia, falleció con 76 años, destacan dos que son antagónicas. Una, que fue amante de Shakespeare y que es la Dark Lady que aparece en uno de sus textos. Y la otra es la que corresponde a la teoría que afirma que Shakespeare era una mujer. Pues bien, esta teoría apunta a Emilia Bossano.

Hay que ver lo que da un concierto, banda sonora de los tiempos de la transición entre el Renacimiento y el Barroco. De Venecia hasta Shakespeare, con una familia de músicos y luthiers como nexo de unión. ¡Muy agradecido a Giovanni Antonini!

Giovanni Antonini

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

¡Estamos vivos! (Granada 1 Real Madrid 4)

Jon Nazca Reuters AS

El Real Madrid se presentaba en el Nuevo Los Cármenes con tan solo tres defensas del primer equipo. Y uno de ellos estaba tocado (Odriozola). La convocatoria se completaba con el canterano Miguel Gutiérrez. Otro jugador del Castilla, Marvin, sería el lateral derecho (habitualmente juega arriba). Nacho y Militao eran la pareja de centrales. Las otras novedades que presentó Zidane fueron la de Fede Valverde por el renqueante Kroos y la delantera. La tripleta atacante la formaron Rodrygo, Benzema y Vinicius. Hazard y Marco Asensio se quedaban en el banquillo. La edad media del once era de 25 años.

El Granada, libre de presión, también tenía sus bajas. Afrontaba el encuentro con la ilusión de ganar al Madrid y ya conocedor de sus nulas posibilidades de entrar en Europa la temporada que viene (la Unión Europea del Fútbol Árabe, UEFA, se ha inventado un nuevo torneo). Diego Martínez disponía su habitual 4-2-3-1, con Jorge Molina, el héroe del Camp Nou, en la punta del ataque.

Sacó de centro el Granada y a los 47 segundos Rodrygo provocó el primer córner a nuestro favor. Se botó en corto y dio lugar a una larga posesión. Duró hasta el minuto 2, cuando Modric la perdió en la divisoria de ambos campos. Un par de minutos después nuevo saque de esquina para nosotros. El Madrid salió con energía, como se demuestra en estas dos acciones. Marvin y Miguel Gutiérrez subían sus bandas y adelantaban sus posiciones al medio campo. Rodrygo y Vinicius intercambiaban posiciones. Los dos primeros remates madridistas llegaron de los dos brasileños en la misma jugada, en el 8. Cinco minutos después Rui SIlva despejó a córner en la misma línea de gol. El cabezazo abajo de Benzema fue impecable. El pase de Rodrygo a Benzema vino en una contra que comandó el francés. El saque de esquina provocó otra situación de gol: Nacho cabeceó fuera por poco, en el palo contrario.

Cuando Marvin y Miguel Gutiérrez subían al alimón Casemiro se colocaba entre los dos centrales. En una de estas subidas Miguel le mete un balón de oro, de cuchara, a Modric en el 16. El croata gana en carrera y desde el lateral izquierdo del área chica marca. 0-1. Un golazo, con caño incluido al portero.

En el 19 falta brutal sobre Valverde. No hubo amarilla para Eteki. Nuestro jugador salió del campo para ser atendido de su tobillo.

Un despiste defensivo en el 22 nos pudo costar caro. Puertas se giró bien, mas su remate se fue fuera. Pitaron mano del jugador local.

En el 24 Machís no vio la roja por su entrada por detrás sobre Marvin. Patada y empujón. El canterano tres minutos después, tuvo una buena ocasión. Estaba de interior derecho y aprovechó un excelente pase largo de Valverde. En la siguiente jugada Courtois desbarató una buena incursión que buscó la espalda de Marvin, quien ya había recuperado su posición.

Fede Vico empezó a hacer acto de presencia, aprovechando que Valverde parecía tocado. Aunque el uruguayo en el 32 comandó una buena contra que terminó con un disparo desviado de Benzema, con su pierna izquierda.

Ambos equipos presionaban.

Militao vio la amarilla en el 37 por pisar levemente a Jorge Molina. Comencé a encenderme. Molina en el 40 vio tarjeta por una fuerte entrada a destiempo sobre Case.

Vinicius, cerca del 45, falló una buena ocasión. En vez de dársela a Benzema buscó defectuosamente la portería. Rui Silva no tuvo ningún problema en parar. En la siguiente jugada de ataque merengue, ya en el descuento, Marvin pelea un balón en un forcejeo en las cercanías de la divisoria de ambos campos y se la da a Rodrygo. El brasileño se pega una carrera descomunal. Entra al área por el vértice, buscando posición de disparo. La encuentra y marca un golazo rematando al poste contrario. 0-2 y al descanso.

Muy buena primera parte. Con un Madrid ejerciendo de equipo en todas sus líneas. Cerrando bien, presionando y buscando la meta rival. Que encontraron con eficacia. Y en los dos goles han intervenido decisivamente los laterales del Castilla, el reconvertido Marvin y Miguel Gutiérrez.

Aquella entrada sobre Marvin, que no fue tarjeta, le dejó tocado en el vestuario. Uno de sus muslos acusó el esfuerzo de mantenerse en el campo. Le reemplazó Odriozola.

Nada más arrancar la segunda mitad un balón largo de Benzema a Fede Valverde fue nuestra primera ocasión en estos segundos 45 minutos. El remate de Valverde, entrando en el área por la derecha, se fue muy alto.

Modric recibió una amarilla exagerada en el 48 por falta sobre Eteki. Cuatro minutos después fue Eteki quien la vio por pisar alevosamente a Rodrygo.

El doble cambio del Granada en el 54 modificó su dibujo. Pasaron a 4-4-2. Se fueron Machís y Fede Vico. Entraron Soro y su Luis Suárez.

Una joya de Modric a Vinicius, un pase filtrado, debió haber sido gol. Ese hipotético 0-3 en el 58 hubiese castrado a los locales, que no le perdían la cara al encuentro.

A la hora de juego Rodrygo se hizo un lio y falló una buena ocasión. Y se produjo un triple cambio: se iban Valverde, Rodrygo y Vinicius. Entraban Isco, Hazard y Marco Asensio. Zidane ya pensaba en el partido de Bilbao del domingo. Y eso que Casemiro permanecía en el campo, a una tarjeta de la suspensión.

Nacho veía la amarilla en el 63.

Suárez en el 66 a puerta vacía no llegaba a tiempo para empujar la pelota a la red, con Courtois superado en el otro palo.

El Granada con los cambios había cogido aire. El que nos faltaba a nosotros. Sobre la aportación de Isco y Hazard mejor me callo. Y alabo el inmenso partido de Modric toda la noche

Se veía venir. En el 70 Jorge Molina marcaba el 1-2 recogiendo el rechace de una buena parada de Courtois. Era el momento de recordar las oportunidades falladas.

Quina que había entrado en el 66 vio la amarilla en el 72. Era naranja.

Odriozola nos brindó la tranquilidad en el 74. Gana en carrera a todos y desde las inmediaciones del punto de penalti fusila. Modric lanzó en profundidad a Hazard, quien se lució en la línea de fondo y pasó atrás. Odriozola irrumpió e hizo el 1-3. Al minuto un balón largo fuerza la salida fuera del área de Rui Silva. Falló en el despeje con tan mala fortuna que Benzema se hizo con el balón. Dribló al meta y bombeó el balón al fondo de la red. 1-4. Acto seguido Mariano sustituyó al francés.

Marco Asensio pudo hacer el quinto un par de minutos después. Una muy buena internada de Miguel Gutiérrez le puso el balón en bandeja.

San Courtois despejó en el 85 un tremendo remate de Quina, tras una muy buena jugada de Soro.

El partido estaba roto. El Granada alocado buscaba nuestra meta. Nosotros tocábamos y tocabamos. Aquí, con el 1-4 y a falta de cinco minutos, si se notaba la labor de Isco.

El partido se alargó tres minutos. Y en el último minuto Courtois salvó otro gol.

Los locales, semifinalistas de la UEFA League que recientemente le remontaron un 2-0 y un 3-2 al Barça en el Camp Nou (3-3), caían con estrépito (1-4) ante el semifinalista de la Champions y aun vigente campeón de Liga. Curiosamente a los dos nos eliminaron dos equipos de la Premier.

¡Seguimos vivos!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid contra todo y todos

Marca

Esta noche en Londres, en la vuelta de la semifinales de Champions, el Real Madrid se enfrenta contra todo y todos. Empezando por su rival, el Chelsea. El resto a continuación:

  1. El marcador: el principal hándicap es el resultado de la ida (1-1). Esto implica que desde el pitido inicial de hoy estamos eliminados, porque el 0-0 nos deja fuera. La necesidad de marcar un gol es absoluta. No importa que marquen ellos primeros. Con 1-0 estamos fuera de la final, igual que con 0-0. Insisto, la prioridad es marcar un gol para igualar el suyo de Valdebebas.
  2. Las estadísticas: son varias. La primera es que Zidane nunca ha derrotado a Tuchel. Alguna vez se romperá. Ojalá sea esta noche. Luego tenemos otras: el Madrid nunca superó en semifinales un 1-1 de la ida en casa (caímos las tres veces); sólo hemos superado una de las cinco eliminatorias europeas en las que empatamos 1-1 en casa el partido de ida; tan sólo en un 27% de los casos se ha remontado en la vuelta fuera con el 1-1 de la ida; este último porcentaje mejora si el equipo logra marcar fuera en el partido de vuelta y sube al 49%; el Chelsea superó cinco de seis eliminatorias europeas tras empatar 1-1 fuera de casa en el partido de ida.
  3. Las altas y las bajas: el Madrid ha sufrido un rosario de bajas (lesiones, covid-19 y en menor medida por tarjetas). Somos los campeones de Europa en este aspecto. Ahora celebramos tres altas: Sergio Ramos, Mendy y Fede Valverde. Los tres están faltos de ritmo de competición. ¿Jugarán los tres de inicio? Sinceramente, me parece correr un riesgo innecesario y más ante un equipo como el londinense, que además cuenta con el prodigioso Kanté.
  4. La UEFA: la amenaza de la encerrona arbitral no se ha esfumado. Al contrario, ha aumentado su posibilidad al no haberse producido en la ida.
  5. El factor Hazard: una ventana a la esperanza. ¿En vano? Si hay un partido en el que el belga puede redimirse es este, ante su exequipo. Londres no es Madrid y puedes encontrarte a tu ex y vengarte. 
  6. El calendario: el Clásico nos pilló en medio de los cuartos de final frente al Liverpool. Tras el partido ante el Chelsea nos jugamos nuestras aspiraciones reales en Liga ante el Sevilla. Otro duro rival. En unos pocos días podemos estar cerca de tocar la gloria o precipitarnos al abismo.

No lo tenemos nada fácil, pero si hay un club capaz de superar todo tipo de adversidades es el Real Madrid. Me agarro a este hilo de esperanza y a mi camiseta de la suerte. 

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Ocho finales para decidir la Liga 2020/21

AS

Las ocho jornadas que restan para concluir la Liga 2020/21 son ocho finales para los candidatos al título. Cada una de ellas serán decisivas. El que gane sus 24 puntos será campeón. Tarea que será extremadamente complicada para los aspirantes. Y con un enfrentamiento directo, Barça-Atlético de Madrid, va a ser imposible. Al menos para uno de los dos.

Mi favorito la temporada pasada fue el Atleti y ganó el Real Madrid. En esta mi favorito volvía a ser el equipo rojiblanco. Aunque sumaba tres candidatos más: Barça, Sevilla y mi Madrid. Parece claro que estos equipos serán los cuatro primeros.

No voy a entrar a juzgar los calendarios que les queda a cada uno de ellos. Evito así entrar en especulaciones y reduzco el margen de error en mi análisis de situación. Otra salvedad es que descarto al Sevilla, a pesar de sus posibilidades matemáticas y de su triunfo 3-4 ante el Celta en un partido vibrante (3-2 al descanso: del 0-1 pasamos al 2-1, 2-2 y 3-2). Se puede argumentar en contra de esta opinión recurriendo al Real Madrid-Sevilla de la jornada 35. Si el Sevilla gana en Valdebebas dará un salto enorme en sus aspiraciones, Pero sobre todo descartará al Madrid de la lucha por el título. Otro factor en contra del Sevilla es que es el único que no depende de si mismo. Está a expensas de los fallos de los otros tres.

Mi favorito sigue siendo el Atleti. Y hoy por hoy es el líder. Es cierto que ha dilapidado su ventaja. Mas ha sido precisamente esa ventaja la que les ha permitido preservar el liderato. Era imposible que pudiesen repetir los puntos logrados en la primera vuelta. De momento les sirve lo logrado. Muchos resaltan, cargados de razón, que no están sabiendo soportar la presión. Que no están en racha es obvio, sin embargo hay dos aspectos a tener en cuenta. El primero es que las malas rachas no son eternas. Y luego tenemos la consideración del 1-1 ante el Betis. No es un mal resultado, digan lo que nos digan. El Betis es competitivo, está en línea ascendente, juegan bien y no es fácil derrotarles.

Si hay un equipo presionado al máximo no es el Atleti. Es el Real Madrid. A la presión de las bajas (lesiones, Covid-19, sanciones por tarjetas), hay que añadir la provocada por las dos competiciones que estamos disputando (Champions y Liga). El desgaste es tremendo. Curiosamente mañana se juegan el pase a semifinales los dos equipos de Europa más castigados por lesiones. El duelo ante el Liverpool se presenta como una dura batalla, al igual que lo fue en la ida (3-1). Esperemos que la entrada sobre Lucas Vázquez del sábado pasado no se recuerde como “la noche que  Busquets se cargó al Madrid“. El Barça perdió el encuentro y el Madrid a su defensa revelación de la temporada. Ya escribí ayer que era imprescindible en este equipo (Nacho también) y le hemos perdido para lo que queda de campeonato. La suerte del Madrid va a depender mucho de lo que suceda en Champions y de la recuperación de los lesionados.

Algo similar podemos decir del Barça y la final de Copa del Rey del próximo fin de semana (desplaza la jornada 31 de Liga a media semana, a los días 21 y 22, lo cual da un respiro para recuperar fuerzas a los dos equipos madrileños). El desenlace de la Copa puede sumir a los culés en una depresión si pierden. ¿Tendrán el carácter suficiente para levantarse?  ¿Qué pasará si ganan? ¿Se darán por satisfechos con este título y bajaran los brazos en Liga o por el contrario se armarán de coraje? No me cabe duda que los azulgranas van a encarar esta final con ánimo de revancha. No en vano perdieron la Supercopa ante el Athletic de Bilbao. ¿Pagarán el esfuerzo como asumo que sucederá con el Madrid?

De cualquier forma nos espera un final de Liga apasionante. Los tres dependen de si mismos y el Atleti tiene la ventaja de un punto y el Madrid la del goal average… ¡Las pizarras de Koeman, SImeone y Zidane van a echar humo!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Indignado con Paul Krugman

El País

Estoy indignado con Paul Krugman, el Nobel de Economía. Esta mañana me ha dado el desayuno. Suelo leer su columna dominical del suplemento de Negocios en El País (traducción de lo que escribe en The New York Times). Soy admirador y seguidor suyo (en asuntos económicos). Zapatero a tus zapatos es la frase que me viene a la cabeza, ya más sosegado tras la lectura del “Vacunas, un desastre muy europeo” de ayer (el enlace es a Yahoo, sin necesidad de registro o suscripción). Frase que se le puede aplicar tanto a él como a mi. Pero sus falsedades basadas en datos erróneos son palmarias. Como podrán comprobar en los siguientes párrafos, si tienen paciencia y ganas de seguir adelante.

Sigue sorprendiéndome que El País publique semejantes opiniones, sin verificar. Tampoco cuestionan al autor y dan por bueno lo que envían. Parece marca de la casa. Lo hemos visto en casos anteriores. Los más destacados, en mi opinión, son uno reciente, de Enric González desde Buenos Aires dando por buenos los datos falsos de Trump sobre la economía estadounidense (como si hubiese heredado un país en bancarrota, que es lo que recibió Obama y enderezó). Más antiguo es la campaña pro tabaco de Javier Marías, que le convirtió automáticamente en enemigo de la salud pública. Los malos humos de Marías pretendían arremeter contra la prohibición de fumar en el interior de lugares de trabajo y locales abiertos al público (tiendas, bares, restaurantes, oficinas, etc.). En medio, Diego Torres contra el Real Madrid (Torres fue el único represaliado de los tres, pero porque dio una noticia inventada que la realidad desmintió a las pocas horas).

La tesis de Krugman para arremeter contra la UE, en el asunto de las vacunas, se basa en premisas falsas. Lo cual viene a demostrar mala baba o ignorancia. O ambas cosas. Desde hace tiempo me quedó claro que su aproximación a la realidad europea surge, a partes iguales: de un excesivo patriotismo estadounidense y un paternalismo típico del aire de superioridad que se dan las elites de EEUU.

Krugman critica la prudencia de la UE respecto al tema de las vacunas. Algo que a mi entender es de agradecer. Se centra en el ejemplo de AstraZeneca. Y los dimes y diretes sobre su suspensión y posterior redistribución. ¡Pero no menciona en sus críticas que AstraZeneca no está aprobada en Estados Unidos! ¿Conoce o desconoce este dato fundamental? ¿Es ignorante o manipulador? ¿Cómo se atreve a criticar un proceso de la UE cuando en su país aún no se ha aprobado esta vacuna? Hoy, por ejemplo, se han dado a conocer los datos de la segunda ronda de pruebas de AstraZeneca (en Estados Unidos, Chile y Perú, con un79% de efectividad entre los 32.449 individuos que participaron en los test). En EEUU están aprobadas las de Pfizer/BioNTech; Moderna y la de Johnson & Johnson. La de AstraZeneca está pendiente de su autorización urgente en Estados Unidos: el laboratorio ni siquiera la ha pedido, pendiente de los resultados que se han dado a conocer hoy. ¿No será Mr. Krugman que el problema es del laboratorio y no de la UE? Los han tenido en producción, distribución, cumplimiento de entregas pactadas, han despertado dudas sobre su aplicación en mayores y sus efectos secundarios (estos llevaron a su suspensión temporal y ya han sido aclarados, aspecto este último que el Nobel parece despreciar y que acrecienta la sensación de seguridad que debemos tener los ciudadanos europeos respecto a nuestra vacunación).

Aclarado el asunto de la bienvenida prudencia y la ignorancia de Krugman respecto al estado de una de las vacunas, vamos con el otro aspecto discutible de su libelo. No es otro que el de la compra centralizada de vacunas. Que no deja de ser algo positivo. Una guerra comercial entre países europeos para comprar vacunas primero perjudicaría a los estados menos pudientes y con menor población. Ya lo experimentamos con la adquisición de material sanitario hace un año, al principio de la pandemia. Y segundo, solo beneficiaría a los laboratorios. ¿De qué lado estás Krugman? Otra ventaja de la compra centralizada es el poder de negociación. Y lo sabes estimado Nobel. Se estudia en todas las escuelas de negocios del mundo.

Dejo para el final su análisis sociológico respecto a la actitud europea y estadounidense frente a la ciencia. Es aquí donde sus mencionados patriotismo y paternalismo quedan más en evidencia. Escribe: “La renuencia a recibir la vacuna contra la COVID-19, incluso si está disponible, no es desconocida aquí, pero el sentimiento antivacunas parece extenderse de manera alarmante en Europa, en particular en Francia“. Veamos lo que dicen los datos, que desmienten a Krugman, porque lo alarmante es lo de su país:

Recordemos que en 2019, por los antivacunas, resurgió el sarampión en Estados Unidos. Así que menos lobos Paul Krugman!!!

P.D.: es obvio que la UE ha cometido errores en este proceso, pero no los que señala Krugman y mucho menos comparados con EEUU. Sí es cierto que los tropiezos iniciales en la vacunación (Trump) han sido corregidos (Biden) y ahora marchan viento en popa.

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Medios, Política

Benzema se impone en Vigo

AS Villar

Las alharacas de un exagerado optimismo respecto al sorteo de Champions nos llevó a olvidar el partido de esta tarde en Vigo. El ruido mediático tapó incluso la baja de Sergio Ramos (por un golpe en el último entrenamiento). De repente ya éramos campeones de Europa por unas bolas que no nos fueron desfavorables. El peligro inmediato para el Real Madrid era el Celta de Vigo. Lo que nos debía preocupar ahora y no la eliminatoria europea de abril.

Zidane alineó a los tres clásicos de oro (Modric, Casemiro y Kroos), incorporando a Fede Valverde al once titular. Vinicius acompañaba arriba a Benzema. En defensa Nacho suplía a Ramos y Lucas Vázquez volvía al lateral derecho. Al gallego si no le volvemos loco esta temporada, cerca estaremos. Aprovecho para criticar su ausencia en la última lista de Luis Enrique. ¿Hay mejores, más versátiles, con tanta experiencia y títulos  como Lucas Vázquez entre los elegidos por el seleccionador? La respuesta es sencilla: no. De hecho nuestro canterano es el jugador más parecido a Luis Enrique que hay en el fútbol español. Respecto a Nacho podría hacer la misma pregunta.

El Madrid saltaba al campo, en una tarde soleada y ventosa, como el único representante español en cuartos de final de la Champions 2020/21. Sacamos de centro y para variar el balón acabó en los pies de Courtois. Los veteranos del blog ya conocen mi aversión a esta jugada.

Valverde salió de Michel

La primera ocasión (min. 8) llegó en un remate de Benzema tras un saque de esquina. Su remate fue desviado a un nuevo córner. 

Daba la sensación que no habíamos salido a mamonear. Fuimos a por el partido desde el inicio. Ambos equipos presionaban y no daban un balón por perdido. Se imponía nuestra calidad, con buenas aperturas al primer toque de Casemiro. Los ataques locales eran escasos. Y perdían pronto la pelota. Menos en el 14 que se acercaron con peligro. Nacho despejó con contundencia. Como debe ser.

Modric y Kroos buscaban la velocidad de Vinicius. El brasileño era un incordio constante. Sin precisión, pero un dolor de muelas para la defensa. Esa doble línea, del alemán y el croata, presionaba arriba y bajaba a defender. Estos movimientos imposibilitaban el juego del Celta.

Benzema hizo el 0-1 al filo del minuto 20. Lucas Vázquez abrió el juego de la banda derecha a la izquierda. Su pase es para Kroos. El alemán avanza y según va a entrar en el área, por el vértice de la misma, filtra un centro a Benzema. El galo controla y con el interior de la diestra coloca la pelota en el palo contrario. ¡Golazo! 

En el 26 un pase de Benzema encontró el pecho de Vinicius. Pudo haber sido el segundo gol. El brasileño estaba prácticamente solo a puerta vacía. El pase vino demasiado fuerte. Entre el gol y este lance hubo dos amarillas, una para cada equipo (Vini y Tapia).

En el 29 Benzema volvió a marcar. La presión de Modric forzó que la pelota llegase rara a Tapia. Kroos se la robó y el balón alcanzó a Benzema. Avanzó lateralmente y fusiló al meta. El olfato goleador de Benzema y la doble línea de Modric y Kroos (como ante el Atalanta) estaban siendo imparables. 

Un minuto después del 0-2 una frivolidad de Santi Mina, la dio de tacón, impidió que el Celta anotase. 

Kroos vio la amarilla en el 39 por cortar la contra de Iago Aspas. La falta sacada por Denis Suárez fue cabeceada a gol por Santi Mina. Estaba solo, libre de marca. 1-2. Resultado con el que se alcanzó el descanso. Aunque una presión sobre Case pudo originar el tanto del empate. Nolito no pudo controlar la pelota. 

Tapia terminó la primera parte tumbado sobre el césped. Lo había pasado fatal durante los últimos 10 minutos. Pero aguantó. Se dejó caer con el pitido final. Abandonó el campo por su propio pie. 

Viendo las estadísticas de Real Madrid TV en el descanso me sorprendió el acierto de ambos en los pases (85% ellos y 86% nosotros). Ellos intentaron 273 y nosotros 276. Muy igualados en este aspecto. En remates casi les doblábamos (7 frente a 4).

No hubo cambios en el arranque de la segunda mitad (ni el del peruano Tapia). Zidane mandó calentar a Marco Asensio al minuto de juego.

Si la primera parte madridista fue digna de elogio, salvo dos despistes en la marca a Santi Mina, en los inicios de la segunda parecíamos otro equipo. Comenzamos mostrando nuestra cara indolente. Y ellos mordían confiados en la posibilidad de empatar. 

En estos primeros minutos Hugo Mallo mereció una amarilla, por dos entradas sobre Nacho y Vinicius. No la vio. 

En el 54 recuperamos mordiente. Volvimos a encimar en la presión. El Celta ya no estaba tan cómodo. Mas el control del juego era suyo. En este sentido la labor de Tapia y Denis Suárez era encomiable. 

En un par de contras vimos la peor versión de Vinicius. Desperdició ambas. La segunda fue muy clara. Debió de haber rematado Valverde pero eligió la opción del pase a Vini. Poco después Courtois despejó abajo un tiro peligroso de Aspas.

El partido entraba en una fase de ida y vuelta.

Una nueva contra de Vinicius, desde la divisoria de ambos campos, culminó en un mal pase. 

El Madrid estaba pidiendo a gritos uno o dos cambios. No se produjo hasta el 70: Entró Marco Asensio por Kroos. Justo antes Nacho vio la amarilla, mientras Mallo seguía haciendo méritos para verla (por acumulación de faltas). 

Asensio se colocó en banda y Valverde donde el alemán. El uruguayo, con poca presencia en esta segunda mitad, cogió protagonismo. Oxigenó nuestro medio campo. 

Una entrada por detrás de Santi Mina a Casemiro tampoco fue amarilla.

Benzema tuvo el 1-3 en el 77. El meta salvó. El rechace acabó en nuestra posesión. Y por fin vieron una amarilla. Una por falta a Case y la otra por protestar. En el 80 la vio Modric, por resbalar dando un pase. Increíble. La falta que le señalaron al croata era muy peligrosa. Tan peligrosa que el lanzamiento de Aspas fue al poste. Desviada por la cabeza de Casemiro. Acto seguido el Celta efectuó un doble cambio. 

En el 84 Augusto Solari vio la amarilla por entrada sobre Casemiro. 

En estos minutos finales el correcalles se había transformado en dominio del Celta. El Madrid estaba replegado y apenas salía a la contra. 

A Solari le perdonaron la segunda amarilla.

A un minuto del 90 un mal despeje de Nacho a Aspas, tras un balón perdido por Vázquez en ataque, creó una situación confusa en nuestra área, solventada por Casemiro. 

En el primer minuto de los tres de descuento, una buena internada de Valverde creó una ocasión que terminó en saque de esquina. A partir de ese momento se imponía mantener la posesión. Entre tanto ellos retiraron tocado a Solari (quien había salido en esta segunda mitad).

Pasado el tiempo de descuento Asensio inicia una contra desde el círculo central. Se la pasa en largo a Benzema. El delantero francés corre la banda izquierda y mete un pase al centro del área. Asensio la empuja a la red con el muslo. 1-3. Y se acabó el partido.

Los dos goles de Benzema y su pase en el tercero sentenciaron el encuentro de Balaídos. Zidane en Real Madrid TV dijo sobre nuestro nueve: “Es la hostia. Es un lujo para quienes gustamos del fútbol”.

A nosotros nos quedan 10 partidos. Y este triunfo le mete presión mañana al Atlético de Madrid y al Barça

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sorteo de cuartos y semis de Champions: podría haber sido peor para el Real Madrid

Marca

No ha salido mal parado el Real Madrid del sorteo de cuartos de final y semifinales de Champions. Pudo haber sido peor. Mucho peor.

Los tres cocos del sorteo Bayern, City y PSG han quedado por el otro lado del cuadro. Y dos se enfrentan en cuartos. De estos tres seguro que sale uno de los finalistas. No le doy tantas opciones al cuarto en discordia, el Borussia. Aunque supere los cuartos no les veo eliminando al vencedor del Bayern-PSG. La buen noticia para el Madrid es que se ha librado de los tres, hasta la hipotética final.

El Real Madrid-Liverpool de cuartos presenta tres facetas a destacar. La irregularidad de ambos equipos. Más acusada en el caso de los ingleses. Porque mientras el Madrid aún mantiene esperanzas en la Liga, el Liverpool esta prácticamente imposibilitado para renovar el título de la Premier. Actualmente son sextos, fuera de puestos de Champions, a 25 puntos del líder (Manchester City). El segundo factor a tener cuenta es el de la revancha. Me refiero a la final de Champions en las que les goleamos y logramos nuestra decimotercera copa de Europa. Nos tienen ganas. Y por último, la más importante: Van Dijk. Su baja es decisiva. El Liverpool es uno con él y otro muy distinto sin su presencia. En mi opinión el neerlandés a sus 29 años es, junto a Sergio Ramos, el mejor central del mundo. El Madrid ha sorteado en el ámbito domestico la baja del gran capitán. Mientras que en Europa su presencia en el campo es imprescindible. El Liverpool acusa mucho la ausencia de su central estrella.

El duelo de pizarras de Klopp-Zidane promete ser apasionante.

P.D.: me queda la duda si los ingleses podrán viajar a Madrid y nosotros a la ciudad de los Beatles.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El PP y la Iglesia siempre en contra del progreso

Chema Moya EFE Público

La aprobación ayer de la Ley de Eutanasia en el Congreso de los Diputados, con los votos en contra del PP y Vox, más la Iglesia Católica poniendo el grito en el cielo, evidencia nuevamente que la derecha de toda la vida y la Iglesia siempre están en contra del progreso. Da igual los argumentos que usen, desde los más peregrinos hasta algunos más elaborados (pero pocos). Están en contra, por sistema. A las pruebas me remito.

En 1981 el gobierno de Adolfo Suárez (UCD) aprobó una Ley de Divorcio, considerada en su día la más avanzada de Europa. Era la segunda que hubo en España. La primera es de la II República y fue derogada al terminar la Guerra Civil (1939). Es un buen punto de partida para esta exposición. Al presidente Suárez y a Fernández Ordóñez, su ministro de Justicia y responsable de la ley, les cayó la del pulpo. Incluso desde sus propias filas: los sectores democratacristianos de UCD. En aquellos días el Partido Popular era la Alianza Popular de Fraga (conocidos popularmente como los 7 magníficos, por los siete ministros franquistas que formaron la coalición de AP). Esa ley de 1981 fue actualizada por un gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) en 2005.

La siguiente medida con la que rabiaron la Iglesia y sus aliados de la derecha recalcitrante fue la ley del aborto de 1985, con sus tres supuestos. Presidia el gobierno Felipe González (PSOE). Esta Ley Orgánica de 1985 fue votada con la oposición de Alianza Popular. Como en el caso anterior el precedente data de la II República (1936) y fue derogada por el bando franquista. Años después, en 2010, el segundo gobierno de Zapatero, reformó la legislación de 1985. Se aprobó por votación de todos los grupos parlamentarios, menos el PP (el único partido que se opuso en bloque). El PP no se conformó y recurrió al Constitucional, apoyado por la Conferencia Episcopal Española, los medios afines y los grupos antiabortistas. Posteriormente con Mariano Rajoy (PP) presidiendo el gobierno, su ministro de Justicia Ruiz Gallardón quiso volver atrás. A la ley de 1985, esa misma que tanto criticaron en su día. Gallardón dimitió cuando el PP retiró su propuesta de ley del Congreso.

El matrimonio civil va a servir de pretexto para tratar otro tipo de uniones. El civil fue prohibido por el franquismo en 1939. Solo se permitió para parejas de distintas religiones a la católica y para quienes fuesen apóstatas (con lo complicado que resultaba serlo, aparte de dejarte señalado ante las autoridades). La Constitución de 1978 dio carpetazo al supuesto de la apostasía. El matrimonio civil fue regulado por ley en 1981, siendo Leopoldo Calvo-Sotelo presidente del gobierno de UCD. Su ministro de Justicia era Fernández Ordoñez. Modificaron el Código Civil para autorizarlo. Este primer paso nos lleva al siguiente: el matrimonio entre personas del mismo sexo. Es legal en España desde julio del 2005, con Zapatero de presidente del gobierno. El ministro de Justicia de entonces era López Aguilar. El PP, la Iglesia y los ultras montaron la mundial. Como se podrán imaginar y algunos recordarán. El PP nuevamente recurrió al Constitucional. Siete años después el alto tribunal rechazó el recurso del PP (ocho votos a favor de la constitucionalidad de la ley por tres en contra). La ley fue aprobada en el Congreso, con los votos en contra del PP y de Unió (los de CiU), pero rechazada en el Senado, donde el PP tenía mayoría. Volvió al Congreso donde una nueva votación levantó el veto del Senado. España se convertía en el tercer país del mundo en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo. ¿De todo esto tampoco se acuerdan en el PP? Reciente es. 

Por favor no insistan en que todos los políticos son iguales. Este lema, impulsado por la derecha, es retrogrado. Aquí han podido ver ejemplos de partidos y políticos de centro-derecha y centro-izquierda que si marcaron diferencias. Y los de siempre, los nostálgicos del franquismo, pusieron todo tipo de trabas. No todos son iguales ni son lo mismo. 

1 comentario

Archivado bajo Política

El Real Madrid a cuartos de Champions

Javier Gandul AS

No las tenía todas conmigo en la previa de la vuelta de octavos de Champions (como ya sabrán los fieles del blog). A mis colegas del Atlético de Madrid les escribí sobre las 19:30 que veía más factible que se clasificaron ellos mañana (por hoy) que nosotros hoy (por ayer). Poco después conocí la alineación de Zidane y mi preocupación aumentó. El mister volvía a recurrir a una defensa con tres centrales con Lucas Vázquez y Mendy de carrileros, según Real Madrid TV. Formula que me gusta pero que el pasado sábado no funcionó ante el Elche. Y está claro que el Atalanta es mejor que los ilicitanos. 

A la vista del once la incógnita a despejar era quien jugaría de Casemiro. ¿Fede Valverde, Kroos o Modric? En un partido de estas características, con público y en el Bernabéu, este sería el tema de conversación antes del pitido inicial. (Lo de Hazard y las elecciones de la CAM también). Movistar puso defensa de cuatro. La disposición inicial del Real Madrid despejó muy pronto las dudas: tres centrales y Kroos de medio centro con Modric atento para cubrirle.

A los dos minutos una perdida en nuestro campo, por el costado derecho, pudo costarnos el 0-1. Nos presionaban arriba y no conseguíamos salir. A los cinco minutos una perdida de Nacho por la izquierda creó problemas, bien resueltos. En la siguiente jugada logramos por fin pasar de la divisoria de los dos campos, pero el balón acabó en los pies de Courtois

Rondando el minuto 10 Modric ya estaba de medio centro y Kroos en la izquierda. Al poco se intercambiaron. Formaron una línea de dos móvil, que fue la idea a lo largo del partido. ¡Un acierto total de Zidane! Este doble pivote funcionó a las mil maravillas.

Al cuarto de hora la sensación es que no tenían embotellados. Varios saques de esquina, faltas desde el lateral del área, llegadas, ningún remate nuestro. De hecho solo habíamos salido un par de veces de nuestra mitad del campo.

Al filo del 18 Kroos, desde la banda izquierda, le metió un balón en profundidad a Vinicius. El brasileño en carrera metió el primer pase del Madrid al área rival. El despeje de la defensa lo voleó Kroos, pero el remate del alemán se estrelló en un defensa. 

Modric se multiplicaba. Viendo los problemas por nuestra banda derecha, se acercó para ayudar a Lucas Vázquez y Fede Valverde. Al croata incluso le vimos de delantero centro (en un balón largo de Varane en el 24). Su despliegue era tremendo. Suyo fue el primer remate (alto, en el 26), en una jugada en la que recogió el rechace a un disparo de Vinicius interceptado por un defensa. Esa combinación de Benzema y Vini fue el primer peligro blanco. Al poco otra internada del brasileño acabó por la línea de fondo. 

Pasada la media hora las sensaciones empezaban a ser otras. Sobábamos la pelota y ellos ya no presionaban tanto. Se estaban tomando un respiro.  Mi preocupación cambiaba de barrio. Y se centraba en Mendy. De pronto le veíamos en el centro del campo como en la banda derecha. Alocado.

En el 33 el omnipresente Modric, en la posición de interior derecho, cortaba un balón del portero a un defensa. Su presión alta dio su fruto: se internó en el área y se la puso a Benzema, quien anotó (a un metro del punto de penalti). 1-0 y nuevo gol del francés en el primer disparo blanco entre los tres palos.

Parecieron encajar el golpe, pero nosotros reculamos y les dimos vida. Tanta que en el 38 Valverde vio la amarilla y Nacho se arriesgó a que nos pitasen un penalti en contra.

Alcanzamos el descanso con el 1-0.  Un gol de ellos seguía siendo mortal.

Gasperini dio entrada al colombiano Zapata. Buscaba más velocidad en ataque para la segunda parte, que arrancó como la primera. Los lombardos presionaban arriba y nos buscaban las costuras por las bandas. 

Vinicius pudo sentenciar en el 51. Su internada sin y con balón (corrió medio campo) no obtuvo fruto. Una pena. Cuando encaró al meta, entre tres defensas, su disparo raso se fue fuera por poco. Quien entró en la portería fue él, no la pelota. 

Ver calentar a Militao no era buen presagio. ¿Quién estaba tocado? Finalmente fue para aliviar al capitán. 

Mientras, Modric seguía a lo suyo. El campo entero era de su propiedad. Box to box y de lado a lado.

Cuando Vinicius estaba a punto de encarar al meta y fallar su segunda oportunidad le hicieron penalti. Su aportación en ataque estaba siendo decisiva. Sergio Ramos transformó la pena máxima. 2-0 en el 59. Mi intranquilidad decrecía. Mas seguía sin fiarme. 

Militao entraba en el 63 por Ramos, que aparte del gol tuvo dos acciones defensivas claves en la primera parte. Interceptó dos balones cuando el corazón ya se me salía por la boca (en la primera de ellas salvó un gol cantado).

Zidane poco después del cambio del gran capitán mandó calentar a Marco Asensio y a Rodrygo.

Zapata pudo marcar en el 66. Su remate centrado, en inmejorable posición, lo despejó Courtois. En la contra Benzema cabecea un centro de Lucas Vázquez. Rechazaba el portero y volvía a cabecear el francés. El poste impidió el 3-0. Acto seguido entró Rodrygo por Vinicius. 

El policía neerlandés le sacó una amarilla a Nacho en el 73. Dos minutos y medio después Courtois le sacaba otro balón de gol a Zapata. En la contra Rodrygo pudo sacar petróleo pero se quedó sin campo. Además el meta achicó muy bien. A continuación Kroos vio amarilla. 

Rodrygo era una avispa por la derecha y por la izquierda. 

Asensio sustituía a Valverde en el 81. Justo cuando el Atalanta tenía una falta a favor desde la media luna. ¡Golazo de Muriel! Por la escuadra. Courtois quizás rozó la pelota. Aquí estaba el gol que tanto temía. Afortunadamente sucedió al final del partido. Y mucho mejor fue lo acontecido a posteriori: se interna Lucas Vázquez y se la pone Asensio. Era el primer balón que tocaba el balear: lo controla con la izquierda y dispara a gol con la misma pierna. 3-1 en el 84. Se acabaron mis nervios, el pesimismo, todos mis temores. Tenían que meternos tres goles para tumbarnos y no quedaba tiempo. Aunque alargaron el encuentro ¡cinco minutos!

A punto de cumplirse el segundo minuto del descuento Rodrygo pudo hacer el 4-1 con una picada, resuelta de un manotazo. El rechace le llegó a Asensio, quien se entretuvo.

A pesar de la contundencia del resultado (3-1 en el partido y 4-1 en el total de la eliminatoria) el Atalanta me sigue pareciendo un buen equipo. Quizás les pesó la bisoñez, su falta de experiencia. Lo cual es un hándicap muy gordo frente a un transatlántico como el Real Madrid. 

De momento ya estamos en cuartos de final, entre los ocho mejores de Europa. Con un Supermodric. Otra nota positiva: el excelente tono físico del equipo. Justo en el tramo decisivo de la temporada y con los lesionados recuperados. Salvo uno.

De Hazard no se acordó nadie.

Hazard

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Ritmo de vacunación

Vacunación

Mientras en España nos autoflagelamos respecto al ritmo de vacunación, la llegada de nuevas dosis de vacunas o soportamos a iluminadas como la presidenta IDA repartiendo excrementos verbales al gobierno central (olvidando la política central de compras de la UE), sería conveniente repasar el mapa de la imagen. Los datos fueron publicados el 25 de enero. Y como todo lo relacionado con el coronavirus pueden variar de un momento a otro.

Les animo a fijar su atención en Europa, concretamente en los países miembros de la UE.

En Europa vemos que el país que mejor está distribuyendo la vacuna entre sus ciudadanos es el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte (y paraísos fiscales). Dentro del continente europeo, y entre los países miembros de la UE, deberíamos alegrarnos que España supera a Alemania, Francia e Italia. Y estamos bastante por encima de la media mundial (dato, por otra parte, no demasiado relevante, pero confortante). Conviene, por tanto, no perder el tiempo en debates estériles que no conducen a ningún lado. Salvo a crispar y desviar la atención.

Las variaciones entre los distintos países tiene un tufo a intereses comerciales. Porque curiosamente los países que mejor lo están haciendo son quienes pagan más caro las dosis de las distintas vacunas. Tampoco podemos olvidar la puesta en marcha de los distintos planes de vacunación. En este aspecto los británicos nos han ganado por la mano a la UE, que no estuvo demasiado ágil (de hecho la vacuna inglesa AstraZeneca aún no ha sido aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos). 

Conviene no olvidar el marco general: el tiempo récord en hallar una vacuna. A lo que hay que añadir las dificultades lógicas en su producción, además del enorme problema de su distribución, por el mantenimiento de la cadena de frio extrema, y las dos dosis precisas para completar el ciclo de vacunación.

Deja un comentario

Archivado bajo General