Archivo de la etiqueta: Isco

Tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo

David Cerny Reuters ASHemos vivido el tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo. Uno por torneo (Copa, Liga y Champions). Parece que la tendencia negativa es ya parte del pasado. Pero la pregunta del millón antes del partido era: ¿Qué Real Madrid nos íbamos a encontrar hoy en Champions? ¿La versión brillante que vimos en el Bernabéu frente a la Roma? ¿O la desastrosa que sucumbió goleado ante el Sevilla y el Barça? Hay incluso dos versiones más: la del equipo que sucumbe por errores individuales que nos cuestan finales (ante el Atlético de Madrid), partidos de Liga (en casa frente al Levante) o de Champions contra el CSKA (en Moscú), y la voluntariosa, plana, sin brillo, que igual saca adelante partidos (como ante el Valladolid), los pierde (en Vitoria frente al Alavés) o empata (en Bilbao ante el Athletic). Muestras claras de la irregular temporada que estamos haciendo.

De entrada Solari nos sorprendió con la alineación: no jugaron de inicio Keylor Navas, Modric, Isco ni Marco Asensio. Estos dos últimos eran duda, o salía uno o el otro. Pues finalmente ninguno de los dos. Entró Lucas Vázquez. Courtois y Ceballos fueron los elegidos para las otras dos posiciones.

El Madrid estaba obligado a ganar al Viktoria. La Roma había vencido 1-2 al CSKA y tomaba el liderato del grupo. Pero no parecía que los blancos hubiesen saltado al campo. Los primeros 12 minutos fueron un vendaval local. Apoyados por su público. Nacho, en un mal despeje, casi mete un autogol. Nos salvó el larguero. Llegaban antes a todos los balones divididos, nos superaban en velocidad y ganas. Presionaban arriba. La pregunta era ¿cuánto durarían? Entre el 12 y el 15 empezamos a carburar. Y a presionar arriba, como ellos. Se vieron en aprietos. Esto nos debió subir la moral porque a partir del cuarto de hora nos hicimos con el partido. La puntilla fueron los cuatro goles con los que nos fuimos al descanso.

El primero, un golazo de Benzema: se interna en el área por la izquierda. Dos recortes y la mete entre las piernas del portero. 0-1 en el 20. Los dos siguientes fueron consecuencia de dos saques de esquina. El 0-2 un córner sacado por Kroos en el 23 y magníficamente cabeceado por Casemiro, picando la pelota hacia abajo. Botó antes de entrar en la portería. En el 37 Kroos en jugada de estrategia saca en corto sobre Lucas Vázquez que pone el balón en el área, en la banda contraria. Bale cabecea hacía Benzema, quien en la posición de delante centro logra el 0-3 de cabeza (su segundo gol). El 0-4 viene de un pase de Reguilón, evitando que la pelota se fuese fuera. La peina levemente Benzema y le cae a Bale, quien de un zurdazo, desde la derecha del área chica, logra el 0-4.

A pesar del resultado, el Viktoria entre el 0-2 y el 0-4 tuvo un par de ocasiones. Al igual que al comienzo de la segunda mitad (Courtois se lució en el 50). Al filo del 54, en otro córner botado por Kroos, Nacho estrelló otro balón en el poste. Poco antes de la hora de juego Javi Sánchez sustituyó a Sergio Ramos. Su debut en Champions. Dos minutos después entró Vinicius por Benzema. Bale pasaba al centro de la delantera.

Ellos a pesar de la contundencia del marcador siguieron buscando la meta de Courtois. Incluso hubo un par de contras peligrosas tras saques nuestros de esquina.

Kroos remató su buena actuación picando una pelota a la escuadra contraria. Era el 0-5, en el 66, tras una galopada de Viniciuis desde la linea del centro del campo. Tuvo dos opciones: Bale a su derecha y Kroos a su izquierda. En el 72 el alemán dejaba su sitio a Isco.

En el descuento anularon un gol a Lucas Vázquez. Y posteriormente Bale remató a la escuadra.

Este 0-5 es de esos resultados que te dejan una sonrisa de oreja a oreja y te rearman de cara al futuro. Vigo es la siguiente parada.

P.D.: en el 13 un codazo de Sergio Ramos a Havel le dejó sangrando y tuvo que ser sustituido tras el 0-4.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Tres puntos y gracias

Jaime Villanueva El PaísEl Real Madrid se impuso 2-0 al Valladolid en los últimos 10 minutos. Tres puntos y gracias. Los de Pucela, que estrellaron dos balones en el larguero (impresionantes disparos de Alcaráz y Toni Villa), merecieron más. Porque se jugó como quisieron ellos.

Que los mejores jugadores del Madrid fuesen los laterales Odriozola y Reguilón, acredita que el Valladolid impuso sus condiciones: trabaron el centro del campo y el juego interior blanco, dejando que el Madrid abriese por las bandas para soltar centros al área donde no había rematadores. Reguilón estuvo más acertado en los pases que Odriozola. Y ambos subieron y bajaron a lo largo de todo el encuentro.

Una internada peligrosa de Benzema al comienzo del partido (su remate se fue fuera por poco) y un par de cabezazos de Bale y del francés, sin demasiado peligro, fueron la única propuesta ofensiva en una lamentable primera mitad del Madrid. En la segunda parte el equipo salió con otra actitud. Casemiro adelantó su posición y la presión se ejercitó desde la defensa rival. En 10 minutos creó el Madrid más ocasiones que en los 45 anteriores. Y en eso al provisional Solari le dio un ataque de entrenador: retiró a Casemiro para dar entrada a Isco. El problema no fue por quien saltó al campo, más bien el error se produjo al quitar el tapón del medio campo. El Valladolid se vino arriba. Fueron sus mejores momentos. Y parecía que podían ganar. Los dos palos sucedieron en esta fase.

El run run pidiendo a Vinicius iba in crescendo. Ya había sido la comidilla en el descanso, al menos en mi zona. Verle calentar en la banda, junto a Lucas Vázquez, incrementaba la impaciencia del personal. Hubo que esperar hasta el 72. Dos minutos antes había entrado Lucas Vázquez. Sustituyeron a un mediocre Marco Asensio y a Bale (quien se fue pitado tras un partido flojo, muy flojo).

En el 82 Vinicius se internó en el área por la izquierda. Buscó el palo contrario, el derecho. Su remate (o pase) tropezó en un defensa, cambió la trayectoria del balón, el meta rectificó a la desesperada, incluso llegó a tocar la pelota, pero no pudo impedir que entrase después de dar en el palo. 1-0 y ya era otro partido. Tengo entendido que el árbitro en el acta adjudica el gol al delantero brasileño.

Cinco minutos después Vinicius repitió la misma jugada. Pero esta vez combinó en corto con Benzema. El francés hizo la jugada del partido. Rodeado de rivales regateó a un par de defensas y le hicieron penalti cuando iba a encarar al portero. La jugada se había iniciado en las inmediaciones del circulo central con un control asombroso de Isco, quien enseguida lanzó a Vinicius.  Sergio Ramos transformó la pena máxima (hubo voces pidiendo que lo lanzase Vinicius).

Dos triunfos consecutivos, y más si uno se ha producido ante un Valladolid que nos superaba en la clasificación y llevaba siete partidos sin perder (cinco ganados de esos siete), deben servir como una buena inyección de moral. La mejor noticia sería que la provisionalidad de Solari dejase de serlo y acabase la temporada ocupando el banquillo del primer equipo.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Inyección de moral madridista?

Javier Gandul AS copia¿Es el 2-1 al Viktoria Plzen una inyección de moral para los madridistas de cara al Clásico? Es indudable que las victorias son balsámicas y cicatrizan heridas con celeridad. pero… no es de recibo acabar pidiendo la hora en el Bernabéu porque nos hemos quedado en 10 (situación grave que requiere detenerse más adelante). Tampoco lo es que concedamos seis claras ocasiones de gol, de las cuales tres fueron en la primera mitad. La quinta oportunidad fue el gol de Hrosovsky en el 77. Se coló por el centro de la defensa. Y la sexta no supuso el empate gracias a Nacho que desbarató la jugada.

Lopetegui presentó novedades: Lucas Vázquez en el lateral derecho, Nacho por Varane e Isco por Marco Asensio (entró en la segunda mitad). Arriba Bale y Benzema, con la ayuda de Lucas que subió mucho y bien. En defensa no tuvo ayudas ni coberturas. De la primera oportunidad checa, que vino por su banda (en un despiste defensivo suyo) llegó el 1-0 en el minuto 11. Lideró la contra y sacó un excepcional pase que Benzema remató de cabeza, entrando desde atrás como si fuese un ariete. Buen partido del francés. Otro fallo defensivo por nuestra banda derecha (en la que Lucas se vio desbordado en un dos contra uno porque ni Bale ni ningún centrocampista ayudaron en la cobertura) estuvo a punto de llegar el 2-0. Aunque tuvimos que esperar a la segunda parte, al min. 54. El debutante Fede Valverde (había entrado por Isco en el 53) en su primera acción originó el tanto. Cortó un balón y conectó con Bale, quien de tacón dejó a Marcelo frente al meta rival. El brasileño resolvió picando el balón.

Marcelo recibió una fea entrada en el 87 justo antes del cambio de Mariano por Benzema. Iba a ser el tercero y definitivo. La cara de dolor del defensa, tumbado en el césped, era evidente. El lateral izquierdo siguió en el campo (¿convenció al mister?). Se consumó la tercera sustitución. Y en el 89 Marcelo tuvo que dejar el campo. El Real Madrid se quedaba en 10. A mi entender esto fue una tremenda frivolidad, tanto del jugador como del entrenador. Y nos pudo costar caro, muy caro.

Aparte de la fragilidad defensiva creo que la mayor preocupación viene del centro del campo. Los rivales nos llegan con facilidad y eso no ayuda nada a la defensa. Modric sigue sin aparecer. Kroos ayer fue de más a menos. No le vimos en la segunda mitad. Casemiro se ve desbordado. Está solo ante el peligro. Isco aun está en proceso de recuperar el ritmo tras la apendicitis. Se le vio activo en la primera mitad (incluso pudo haber marcado e intentó varios pases en profundidad al hueco).

Nos anularon dos goles (Bale y Benzema), bien anulados, Sergio Ramos cabeceó al poste en la primera parte y reclamamos un par de penaltis. En mi opinión solo lo fue el empujón sobre Lucas Vázquez. Lo raro es que el juez de fondo no lo viese: sucedió enfrente suya.

Necesitábamos ganar para romper la mala racha de resultados negativos. Teníamos que cambiar la dinámica. Sobre todo pensando en el Barça-Madrid del domingo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El nuevo Madrid de Florentino sigue batiendo récords

JLoEl nuevo Real Madrid del constructor Florentino Pérez sigue batiendo récords históricos. Negativos en este caso. El gol de Marcelo en la segunda mitad (que puso el definitivo 1-2 en el marcador) establecía una nueva marca: se ponía fin a una sequía de 481 minutos sin marcar gol. Perder cuatro partidos de los últimos cinco también lleva camino de pasar a los anales.

Si antes del encuentro contra el Levante pensaba que entre las mejoras que necesitaba el equipo figuraba tener un central más, al cuarto de hora ya expresaba que necesitamos tres. Porque los dos primeros goles son fallos garrafales de Varane: en el minuto 7 se come un balón que Morales aprovecha. ¿Dónde estaba Sergio Ramos en esta jugada? Porque el francés estaba solo. Cinco minutos después Varane (de nuevo) comete un penalti estúpido (una mano innecesaria que el árbitro sacó fuera y el VAR puso en su sitio). Roger, el otro delantero, transformó la pena máxima. No se había cumplido el cuarto de hora y ya perdíamos 0-2.

La hora Tebas de las 13:00 horas, y antes de un partido de Champions, no presagiaba nada bueno. A cinco minutos del inicio el Bernabéu presentaba muchos claros. Y un césped en no muy buenas condiciones (y esperen a que debute “el techo”, el fichaje estrella del ingeniero que preside el club, porque ya nos ha sucedido en la anterior reforma bajo Pérez, el Ser Superior: no entraba bien el sol y además nos metieron unos asientos que reducían el espacio al tener los apoyabrazos metidos para dentro). A medida que avanzaba el encuentro había menos claros, pero se seguían apreciando. En mi zona faltaban muchos abonados. Entre que el equipo no enamora y el inusual horario, es normal que no se llene el Bernabéu.

¿Por qué se juega a la una? ¿Por el mercado chino de TV?. ¿No habíamos quedado que una de las prioridades de Tebas es Estados Unidos? ¿No se ha empeñado Tebas en jugar partidos de la Liga en EEUU? ¿Entonces a qué viene este horario? En la costa este son las siete de la mañana (Nueva York, Miami, etc.) y en la costa oeste (Los Angeles, San Francisco, etc.) las cuatro de la madrugada. No parecen horarios de prime time

El Levante nos dio un baño en la primera mitad. Su 3-5-2 atenazaba a los locales. Un gol anulado al Madrid (de nuevo el VAR) impedía el 1-2 y otro al Levante pudo ser el 0-3 (por un fuera de juego que tardó en ser señalado). Aún hubo otro tanto merengue que no subió al marcador. Los tres bien anulados.

La segunda parte fue otra cosa. Apareció Marcelo en ataque (incluso paró una contra rival finalizando el partido que le costó una amarilla). Suyo fue el gol en el 71 en un contraataque blanco, a gran pase de Benzema. El francés y Ceballos habían entrado en el 60, en un acertado doble cambio, por Marco Asensio Isco (hubo quien justificó la mala racha por su ausencia y hoy vimos que no). En el descanso Bale había sustituido a Odriozola bajando Lucas Vázquez al lateral derecho.

No podemos quedarnos en los goles anulados, el número de córners y de remates, los dos goles anulados y los tres postes (Casemiro, Mariano y Benzema). La dinámica es mala desde hace muchos partidos y ahí están los récords negativos para demostrarlo (además de la falta de puntería). La solución tampoco pasa por cesar a Lopetegui. Si puede serlo desembarazarnos de quien lo fichó, el mismo que en privado, delante de los periodistas de cámara (que siempre callaron), descalificaba a Zidane, el que improvisó la contratación del entrenado, que ha debilitado la plantilla desde el doblete (Liga y Champions) y que ha fichado un techo en vez de retener al máximo goleador histórico del club. Como ya he repetido varias veces ¡Florentino cómprate el Chelsea y vete ya!

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Isco a lo Messi y Mariano revienta el Bernabéu

Isco abrió el marcador de un lanzamiento de falta como la de Messi de ayer y Mariano reventó el Bernabéu cuando hizo el tercero. El Real Madrid debutó en esta Champions venciendo con un contundente 3-0 a la Roma. Ha sido el mejor encuentro del Madrid en este curso. Y para muchos el resultado fue corto, sobre todo en los primeros 45 minutos. Unos datos parecen dar la razón a quienes piensan así: el mejor jugador rival fue Olsen, su portero, y en la primera mitad los de Lopetegui botaron 12 saques de esquina. Estos hechos son más relevantes que los de la posesión. Hay que añadir los innumerables remates blancos con dos ocasiones claras de Bale e Isco detenidas por Olsen. El tanto se resistía y no llegó hasta el 44 cuando una falta sobre Isco fue ejecutada magistralmente por el malagueño.

Lopetegui dispuso que Keylor Navas fuese titular. En la segunda mitad tuvo cuatro intervenciones definitivas. Dos con 1-0 y las otras dos con 2-0. Isco también fue del once inicial, en detrimento de Marco Asensio. Apoyó a los tres clásicos de la media –Kroos, Casemiro y Modric– y enganchó con la delantera (Bale y Benzema). El galés metió un golazo (el 2-0) en carrera, respondiendo con un zurdazo imponente a un extraordinario pase en profundidad de Modric. Pero antes había fallado tres goles (uno de ellos impidiendo que llegase la pelota a Marcelo completamente solo) y no dio un solo pase bueno. De los que cuentan, no de esos para asegurar (en corto, hacia atrás, etc.). El francés por su parte volvió al tono habitual de la temporada pasada. ¿Fueron un espejismo sus primeros encuentros?

El guión de la segunda parte fue otro. La Roma con un 1-0 en contra no se resignaba a dar el partido por perdido. Ya han quedado apuntadas la intervenciones de Keylor Navas, que sucedieron después del descanso. El 2-0 no desanimó a los romanos que siguieron empujando. Sergio Ramos, que había visto una amarilla al cortar una contra muy peligrosa, tuvo una excelente ayuda en un soberbio Varane. Carvajal también estuvo excelso. Incluso le salvó los muebles a Marcelo en una jugada.

Casemiro en su linea, cortando el juego rival y ayudando en las coberturas. El equilibrio. Modric y Kroos inmejorables. Al croata le faltó el gol. Y lo buscó como también lo hizo el alemán. Es una gran noticia que ambos busquen la portería.

Asensio sustituyó a Benzema, Mariano a Bale y Ceballos a Modric. Los dos primeros que entraron fueron ovacionados. Modric también y Manolas antes del inicio. Se coreó a Keylor en la segunda mitad.

La mejor jugada del partido fue desbaratada por Olsen. Mariano arrancó como si fuese Ronaldo, el brasileño. Una estampida. Los compañeros le miraban asombrado a medida que iba superando y chocando contra los romanos que le salían al paso. Solo le acompañó Isco, quien alcanzó el último rebote en la banda izquierda. Vio a Asensio que entraba por el centro del área. Le puso el balón en el punto de penalti. Asensio de una inmensa ruleta se plantó delante de Olsen. El meta respondió a la grandeza de la jugada salvando el gol. A Mariano aún le quedaba su minuto de gloria. En el 90 marcó un golazo desde la esquina izquierda del área con una tremenda rosca. El estadio se vino abajo. Uno de los favoritos de la grada se encumbraba en su debut y en la Champions.

Muy buen partido del Madrid. Resultado claro, 3-0. Pero solo son tres puntos. Aún no hemos ganado nada, pero sirve para quitar el mal sabor de boca de Bilbao.

Manu Fernández AP El País

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Pintxazo del Madrid en Bilbao

ATHLETIC 18/19 REAL MADRID 18/19

El 1-1 del Real Madrid frente al Athletic de Bilbao es un pintxazo en toda regla. Se pierden dos puntos en una Liga donde hay que ganar o ganar cada partido. En tan solo cuatro jornadas (12 puntos) el Barça ya nos saca dos.

Como ya venía avisando, de euforias exageradas y sin fundamento, hemos vuelto a fallar cuando nos hemos enfrentado a un rival de entidad. Perdimos la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid y no hemos sabido ganar en Bilbao. El Athletic siempre es un equipo que lo da todo en su casa y más si enfrente hay un grande. Me fastidia enormemente llevar razón.

Antes del partido comentaba con Pedro Arjona que nos gustaba la alineación de Lopetegui. Courtois en la portería. La defensa clásica. Un medio campo con Kroos, Modric y Ceballos. Se quedaban fuera Isco y Casemiro mientras Modric volvía a la titularidad. Arriba Bale, Benzema y Marco Asensio. Los primeros 20/25 minutos los dominó el Madrid a pesar de jugar con ocho y medio. Bale no existía. Marcelo no aportaba. Modric, a pesar de las dos oportunidades que tuvo (sobre todo la primera que fue muy clara), no carburaba y Benzema empezaba a parecerse peligrosamente al de la Liga de la temporada pasada. Acabó con solo dos remates. Uno se fue fuera (en la segunda mitad) y cuando al final pudo poner el 1-2 optó por pasar (aparte de no dejar que el pase de Asensio, tras un carrerón en el 89, llegase a su destino). Claro síntoma del amaneramiento del equipo y de la falta de confianza en si mismo.

En cuanto Ceballos empezó a perder protagonismo y empuje el Madrid fue dejando la iniciativa a los bilbaínos. Kroos retrasó su posición. En el 31 llegó el gol. Adivinen. Sí, por la banda de Marcelo. Le volvieron a pillar la espalda. Williams y Muniain llegaron en tromba a rematar el centro desde la banda. El delantero centro la tocó, en su camino hacía la red el balón salió trompicado y Muniain aseguró el tanto. Estos dos jugadores más Susaeta se habían adueñado del partido. Y la grada empujaba lo suyo como si fuesen muchos Raúl Garcia. Los blancos hacíamos agua y el segundo tanto local parecía avecinarse. De hecho llegó, pero fue bien anulado por fuera de juego.

En la segunda mitad salió Casemiro de inicio por Ceballos. Posteriormente, en el 53, Muniain se rompió. Siete minutos después Isco sustituía a Modric. El croata no está, a pesar de sus dos ocasiones. Isco marcó de cabeza a los tres minutos de salir. Un excelente pase de Bale, con la diestra desde la banda derecha, fue cabeceado por el malagueño como si lo hubiese hecho toda la vida. Fue la única acción meritoria del galés. Mientras que el tercer componente de la delantera, Asensio, se vació, Jugó sin balón (algo que echamos en falta al resto de nuestros jugadores) y con balón. Buscó el gol. Pero, al igual que los pocos de sus compañeros que intentaron rematar, se encontró con el portero Unai Simón. Si en San Sebastian Ter Stegen había salvado al Barça (lograron los tres puntos), en San Mamés Unai Simón salvó a los suyos, quienes pudieron perder, a pesar del excesivo sobo de pelota de los blancos y de la falta de velocidad y profundidad merengue.

Los locales le pusieron agallas, anticipación y toda la motivación del mundo. Nosotros, con tanto toque, no vamos a ningún lado sin coraje. No podemos dejarnos el cuchillo en el vestuario, hay que llevarlo en la boca apretando los dientes.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

España aplasta a Croacia: ¡Rubiales vete ya!

Fdz de Velasco GTRES El PaísEspaña aplastó a Croacia con un contundente 6-0. La subcampeona mundial fue humillada por una selección que decepcionó en Rusia 2018 por culpa del presidente de la Federación. España llegaba al Mundial como favorita tras una impecable fase de clasificación pero Rubiales, en un ataque de cuernos, destituyó a Lopetegui a 48 horas del debut mundialista. Y puso al frente a Hierro, quien no se distinguía precisamente por su trayectoria como entrenador (ni tenía estudiado a los rivales). Ahora volvemos a tener un técnico en condiciones. Y se nota. Luis Enrique debutó con una victoria en Wembley y en su segundo partido se humilla a Croacia. El pecado original de Rubiales se vuelve a constatar e insisto en pedir su cese. ¡Nos ha costado un Mundial!

Estas dos victorias más la diferencia de goles prácticamente aseguran el primer puesto del grupo y el pase al playoff final, la final four con los cuatro campeones de los grupos de la Liga A. Recordemos que en esta Liga de Naciones hay ascenso y descensos. Este resultado compromete a Croacia por la ingente cantidad de goles encajados.

Luis Enrique presentó tres cambios respecto al encuentro frente a Inglaterra. Uno por linea: Gayá por Marcos Alonso, Ceballos por Thiago y Marco Asensio por Aspas. Debutaban Gayá y Ceballos (anuló a Modric, dio una asistencia y casi logra el séptimo). Asensio tuvo una actuación brutal: dos golazos con la zurda y tres pases de gol. Aquí me tengo que comer mis palabras sobre Asensio jugando por la derecha: uno de los goles y dos de las asistencias vinieron desde la derecha. Donde jugó gran parte del encuentro.

El 6-0 (que incluso se quedó corto) surgió desde el 1-0 de Saúl. El rojiblanco no jugó ni un minuto en el Mundial, pero con Luis Enrique ha sido titular en ambos partidos (marcando dos grandes goles). Corría el minuto 23. Hasta ese momento Croacia dominaba el partido y dispuso de tres ocasiones para adelantarse (Carvajal desbarató una de ellas). Todo cambió en una apertura, de banda a banda, de Sergio Ramos a Carvajal. El lateral colgó el balón al área a lo Modric, con el exterior del pie. Saúl llegando desde atrás cabeceó picando la pelota. Impecable. Y a partir de ahí empezó el festival: 3-0 al descanso y 6-0 al final.

Saúl, Asensio (2), Rodrigo, Ramos e Isco fueron los autores de los goles.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol