Archivo de la etiqueta: Bale

CSKA 1 Real Madrid 0 (¿y ahora qué Florentino?)

Marca copiaEscribía ayer que esperaba que a Lopetegui no le diese un ataque de entrenador (y retocase lineas con extravagancias). Tenia en mente a Vallejo como central -lo apuntaban varios medios- que significaría trasladar a un central como Nacho al lateral izquierdo. Afortunadamente no fue así y el mister alineó una defensa con jugadores en sus posiciones naturales: Carvajal, Nacho, Varane y Reguilón. Este último, que tan buena impresión causó en la pretemporada, debutaba por fin esta temporada. En la portería Keylor Navas. El medio campo lo formaron Kroos, Casemiro y Ceballos. Y arriba Lucas Vázquez, Benzema y Marco Asensio. La idea era abrir el juego por las bandas, con los dos laterales más Vázquez y Asensio. Pero encontramos un pequeño problema a este planteamiento: no tenemos rematadores. Porque el panorama era el siguiente: CR7 en Turín, Bale en Madrid, Mariano en el banquillo y Benzema en el campo.

El arranque no pudo ser peor: un mal pase atrasado de Kroos, una marcelada, propicia el 1-0. Varane tampoco estuvo fino mas nadie puede imaginarse ese melón del alemán, que además venía rebotado del césped. El CSKA no desaprovechó la oportunidad y Vlasic fusiló a Keylor Navas. Quedaban 89 minutos por delante. No tenía ninguna duda que seriamos capaces de remontar. Pero…

Para colmo de males Carvajal se lesionó y finalizando la primera parte fue sustituido por Odriozola.

El Real Madrid tardó de 15 a 20 minutos para hacerse con el mando del partido. Y las incursiones por la banda no encontraban rematador (como era previsible). Kroos, tras su error, quiso enmendarlo con un disparo desde fuera del área. Una buena idea. Poco después, en el minuto siete, volvía a pasar mal y los de Moscú creaban peligro bien resuelto por Navas.

Casemiro entendió el partido en esta primera mitad: disparó un par de veces desde fuera del área. Una de ellas fue al palo. Otra buena noticia es que Benzema remató dos veces. No lo hacía desde hace unos cuatro encuentros. Un cabezazo suyo, a pase de Reguilón, se estrelló en el larguero.

Marco Asensio lleva una racha de malas primeras mitades (Sevilla, Atlético de Madrid y ayer). En la segunda, al poco de comenzar, lanzó un buen disparo que puso en apuros al veterano meta del CSKA. Volvió a chutar (mal en este caso) en el 51. Lo intentó de nuevo y le metió un gran pase a Mariano a falta de 12 minutos del final.

Mariano y Modric entraron por Lucas Vázquez y Casemiro cuando faltaban unos minutos para cumplirse la hora de juego. El guión no cambió: el Madrid achuchaba y ellos bien replegados salían a la contra. Con peligro en un par de ocasiones. Y volvieron a encontrarse con Keylor.

A medida que pasaban los minutos pensaba cuánto hacía que encadenábamos tres partidos seguidos sin marcar gol. El comentarista de TV me sacó de dudas: casi 12 años (desde principios del 2007).

El segundo remate de Mariano, un cabezazo al poste, fue el tercer palo merengue del encuentro.

Esta derrota es un jarro de agua fría y complica la clasificación del grupo. Lo que estamos viendo y sufriendo no deja de ser la consecuencia lógica de la mala gestión esta temporada de Florentino Pérez y su directiva. Se veía venir. O al menos lo veíamos algunos, porque los palmeros habituales nos llamaban agoreros y lanzaban las campanas al vuelo convirtiendo un par de goleadas intrascendentes en campeonatos mundiales, obviando el 2-4 del Atleti en la Supercopa de Europa.

Para colmo ayer leí que Inda, uno de los voceros habituales del florentinato, daba una exclusiva en la tele: “El Real Madrid cree que se equivocó al no fichar un 9 top”. ¿Cree? ¿De verdad? Está más claro que el agua. Por favor!!! No necesitamos endeudarnos para reformar el estadio y el centro comercial. Precisamos un goleador!!!

¿Para esto nos han subido el abono un 10%? ¡Ya está bien de tomarnos el pelo! Insisto: ¡Florentino cómprate el Chelsea y vete ya!

P.D.: En el último minuto del descuento fue expulsado el meta ruso, por doble amarilla en la misma jugada.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sopor en el derby

Inma Flores El PaísEl sopor invadió el derby. El 0-0 final es la mejor prueba. El Real Madrid, que era el equipo local, tardó en entrar en el partido. Y cuando lo hizo tampoco fue para tirar cohetes, porque mucho sobar la pelota, pases cortos o al pie, poca profundidad y nada de velocidad. ¿Para ver este peñazo nos han subido el abono un 10%?

El Atlético de Madrid salió a por el partido. Pero fue un espejismo. Conociendo a Simeone se sabía que iba a durar 10 minutos como mucho. No lograron el gol y se echaron atrás. Para hacer su partido. A partir de ahí el dominio blanco fue aparente. Estético. Pero con un Benzema que no remató ni una sola vez (lleva el 9 a la espalda) queda todo dicho. Solo Bale lo intentaba. “El del moño” como decía mi amiga Mónica Marín, residente en Los Ángeles y que está pasando unos días en Madrid.

Una inoportuna lesión del galés le dejó fuera de la segunda parte. Tras el descanso salió Ceballos. Una buena decisión de Lopetegui porque reforzó el medio campo y consiguió superioridad numérica en el centro del campo. Simeone acabó retirando a Diego Costa dando entrada a Thomas. El Madrid de esta segunda mitad empujó, ganó segundas jugadas y recuperaba rápidamente la posesión. Pero ocasiones pocas (y algunas, como en la primera mitad, ocasionadas por fallos rojiblancos). Si Courtois le salvó un mano a mano a mano a Griezmann y otro a Diego Costa en la primera mitad (y Bale falló un gol), en esta segunda parte el salvador fue Oblak ante Marco Asensio (porque en otra Carvajal disparó al muñeco).

Lopetegui se equivocó en los cambios de Lucas Vázquez por Modric y Vinicius por Benzema (en el 87). Debió de salir primero Mariano (por Benzema) y luego ya me da igual Lucas o Vinicius. ¿Para que queremos a jugadores como Lucas o el brasileño si no tenemos rematadores? Por eso digo lo de Mariano.

Este equipo coral, según los palmeros del corifeo blanco, lleva tres partidos seguidos de Liga habiendo marcado solo un gol. Contra el Español en casa. Ante Sevilla y Atleti ninguno. ¿Podrían explicarnos en qué se basaban para lanzar las campanas al vuelo hablando de la pegada de este nueva versión del Madrid? Quizás en el nuevo modelo de gestión de Florentino: como destrozar un equipo campeón en tiempo récord.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid empata a 0 en la segunda parte de Sevilla

ASEl Real Madrid empató a 0 en la segunda parte frente al Sevilla. Pero se fue con un 3-0 al descanso. En esa primera mitad dos fallos groseros de Marcelo propiciaron los dos primeros goles del Sevilla. Y una indecisión de Sergio Ramos nos costó el tercero.

En mis cálculos ante los dos primeros obstáculos de esta Liga, San Mamés y Sánchez Pizjuán, contaba con lograr tres puntos fijos. Los de Bilbao. Y ninguno en Sevilla, como ya viene siendo habitual. (No imaginaba la debacle del 3-0 aunque sigan siendo los mismos cero puntos). Nunca pude imaginar que el Girona empatase en el Camp Nou y que el Barça perdiese ante el Leganés en Butaruqe. Es decir, nuestro máximo rival ha logrado un punto en los dos últimos encuentros (el de casa). Y por detrás llega el Atlético de Madrid a dos puntos tras un mal inicio de Liga (en esta jornada ha recortado tres). Este fin de semana que viene tendremos el derby: Real Madrid-Atlético de Madrid. Podría suponer un vuelco en la clasificación.

Perder entraba en las previsiones. Pero no así. El Sevilla ganó todos los rechaces, las segundas jugadas, machacó la banda de Marcelo, jugadores como Sarabiael Mudo Vázquez, Banega y Jesús Navas estuvieron soberbios. Desbordaron y se llevaron el partido de calle. A pesar de los segundos 45 minutos del Madrid.

P.D.: en la segunda mitad el VAR anuló un gol a un desaparecido Modric, quien solo apareció en esa jugada y en la siguiente donde estuvo a punto de marcar. El meta Vaclik se lució al igual que en un mano mano frente a Bale.

P.D. bis: el medio campo merengue no funcionó. Mérito de los locales y demerito nuestro.

P.D. tris: el portugués André Silva anotó los dos primeros y Ben Yedder sentenció.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Isco a lo Messi y Mariano revienta el Bernabéu

Isco abrió el marcador de un lanzamiento de falta como la de Messi de ayer y Mariano reventó el Bernabéu cuando hizo el tercero. El Real Madrid debutó en esta Champions venciendo con un contundente 3-0 a la Roma. Ha sido el mejor encuentro del Madrid en este curso. Y para muchos el resultado fue corto, sobre todo en los primeros 45 minutos. Unos datos parecen dar la razón a quienes piensan así: el mejor jugador rival fue Olsen, su portero, y en la primera mitad los de Lopetegui botaron 12 saques de esquina. Estos hechos son más relevantes que los de la posesión. Hay que añadir los innumerables remates blancos con dos ocasiones claras de Bale e Isco detenidas por Olsen. El tanto se resistía y no llegó hasta el 44 cuando una falta sobre Isco fue ejecutada magistralmente por el malagueño.

Lopetegui dispuso que Keylor Navas fuese titular. En la segunda mitad tuvo cuatro intervenciones definitivas. Dos con 1-0 y las otras dos con 2-0. Isco también fue del once inicial, en detrimento de Marco Asensio. Apoyó a los tres clásicos de la media –Kroos, Casemiro y Modric– y enganchó con la delantera (Bale y Benzema). El galés metió un golazo (el 2-0) en carrera, respondiendo con un zurdazo imponente a un extraordinario pase en profundidad de Modric. Pero antes había fallado tres goles (uno de ellos impidiendo que llegase la pelota a Marcelo completamente solo) y no dio un solo pase bueno. De los que cuentan, no de esos para asegurar (en corto, hacia atrás, etc.). El francés por su parte volvió al tono habitual de la temporada pasada. ¿Fueron un espejismo sus primeros encuentros?

El guión de la segunda parte fue otro. La Roma con un 1-0 en contra no se resignaba a dar el partido por perdido. Ya han quedado apuntadas la intervenciones de Keylor Navas, que sucedieron después del descanso. El 2-0 no desanimó a los romanos que siguieron empujando. Sergio Ramos, que había visto una amarilla al cortar una contra muy peligrosa, tuvo una excelente ayuda en un soberbio Varane. Carvajal también estuvo excelso. Incluso le salvó los muebles a Marcelo en una jugada.

Casemiro en su linea, cortando el juego rival y ayudando en las coberturas. El equilibrio. Modric y Kroos inmejorables. Al croata le faltó el gol. Y lo buscó como también lo hizo el alemán. Es una gran noticia que ambos busquen la portería.

Asensio sustituyó a Benzema, Mariano a Bale y Ceballos a Modric. Los dos primeros que entraron fueron ovacionados. Modric también y Manolas antes del inicio. Se coreó a Keylor en la segunda mitad.

La mejor jugada del partido fue desbaratada por Olsen. Mariano arrancó como si fuese Ronaldo, el brasileño. Una estampida. Los compañeros le miraban asombrado a medida que iba superando y chocando contra los romanos que le salían al paso. Solo le acompañó Isco, quien alcanzó el último rebote en la banda izquierda. Vio a Asensio que entraba por el centro del área. Le puso el balón en el punto de penalti. Asensio de una inmensa ruleta se plantó delante de Olsen. El meta respondió a la grandeza de la jugada salvando el gol. A Mariano aún le quedaba su minuto de gloria. En el 90 marcó un golazo desde la esquina izquierda del área con una tremenda rosca. El estadio se vino abajo. Uno de los favoritos de la grada se encumbraba en su debut y en la Champions.

Muy buen partido del Madrid. Resultado claro, 3-0. Pero solo son tres puntos. Aún no hemos ganado nada, pero sirve para quitar el mal sabor de boca de Bilbao.

Manu Fernández AP El País

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Pintxazo del Madrid en Bilbao

ATHLETIC 18/19 REAL MADRID 18/19

El 1-1 del Real Madrid frente al Athletic de Bilbao es un pintxazo en toda regla. Se pierden dos puntos en una Liga donde hay que ganar o ganar cada partido. En tan solo cuatro jornadas (12 puntos) el Barça ya nos saca dos.

Como ya venía avisando, de euforias exageradas y sin fundamento, hemos vuelto a fallar cuando nos hemos enfrentado a un rival de entidad. Perdimos la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid y no hemos sabido ganar en Bilbao. El Athletic siempre es un equipo que lo da todo en su casa y más si enfrente hay un grande. Me fastidia enormemente llevar razón.

Antes del partido comentaba con Pedro Arjona que nos gustaba la alineación de Lopetegui. Courtois en la portería. La defensa clásica. Un medio campo con Kroos, Modric y Ceballos. Se quedaban fuera Isco y Casemiro mientras Modric volvía a la titularidad. Arriba Bale, Benzema y Marco Asensio. Los primeros 20/25 minutos los dominó el Madrid a pesar de jugar con ocho y medio. Bale no existía. Marcelo no aportaba. Modric, a pesar de las dos oportunidades que tuvo (sobre todo la primera que fue muy clara), no carburaba y Benzema empezaba a parecerse peligrosamente al de la Liga de la temporada pasada. Acabó con solo dos remates. Uno se fue fuera (en la segunda mitad) y cuando al final pudo poner el 1-2 optó por pasar (aparte de no dejar que el pase de Asensio, tras un carrerón en el 89, llegase a su destino). Claro síntoma del amaneramiento del equipo y de la falta de confianza en si mismo.

En cuanto Ceballos empezó a perder protagonismo y empuje el Madrid fue dejando la iniciativa a los bilbaínos. Kroos retrasó su posición. En el 31 llegó el gol. Adivinen. Sí, por la banda de Marcelo. Le volvieron a pillar la espalda. Williams y Muniain llegaron en tromba a rematar el centro desde la banda. El delantero centro la tocó, en su camino hacía la red el balón salió trompicado y Muniain aseguró el tanto. Estos dos jugadores más Susaeta se habían adueñado del partido. Y la grada empujaba lo suyo como si fuesen muchos Raúl Garcia. Los blancos hacíamos agua y el segundo tanto local parecía avecinarse. De hecho llegó, pero fue bien anulado por fuera de juego.

En la segunda mitad salió Casemiro de inicio por Ceballos. Posteriormente, en el 53, Muniain se rompió. Siete minutos después Isco sustituía a Modric. El croata no está, a pesar de sus dos ocasiones. Isco marcó de cabeza a los tres minutos de salir. Un excelente pase de Bale, con la diestra desde la banda derecha, fue cabeceado por el malagueño como si lo hubiese hecho toda la vida. Fue la única acción meritoria del galés. Mientras que el tercer componente de la delantera, Asensio, se vació, Jugó sin balón (algo que echamos en falta al resto de nuestros jugadores) y con balón. Buscó el gol. Pero, al igual que los pocos de sus compañeros que intentaron rematar, se encontró con el portero Unai Simón. Si en San Sebastian Ter Stegen había salvado al Barça (lograron los tres puntos), en San Mamés Unai Simón salvó a los suyos, quienes pudieron perder, a pesar del excesivo sobo de pelota de los blancos y de la falta de velocidad y profundidad merengue.

Los locales le pusieron agallas, anticipación y toda la motivación del mundo. Nosotros, con tanto toque, no vamos a ningún lado sin coraje. No podemos dejarnos el cuchillo en el vestuario, hay que llevarlo en la boca apretando los dientes.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Las segundas partes del Madrid 2018/19

AsLas segundas partes del Real Madrid en la Liga 2018/19 están decidiendo los partidos. Solo llevamos tres partidos pero ha sido la tónica hasta el momento. Lo cual tiene una doble óptica positiva. La primera es referida a la labor de Lopetegui. Algo que ya destacó Casemiro tras el partido en Gerona cuando mencionó los ajustes efectuados por el mister en el descanso. Y la segunda es la condición física. Que parece excelente. Por eso se resuelven los encuentros en las segundas mitades. El equipo tiene fuerza y garra y no soba tanto el balón como en la primera parte. Dejan de lado el exceso de circulación sin profundidad ni remate. Al descanso se llegó con 1-1 y en la reanudación cayeron tres (y alguno más, al menos dos, pudo caer).

Acertó Marca en la alineación de Courtois. Debutaba por tanto, en detrimento de Keylor Navas. Encajó el gol del empate del Leganés, anotado por Carrillo de penalti. Corría el minuto 24. Siete minutos antes Gareth Bale, de un excelente y potente disparo (que dobló las manos del portero rival), había puesto el 1-0 en el marcador. El calor insoportable en la tribuna hizo que las fases soporíferas de tanta posesión se hiciesen igualmente insoportables.

En el descanso bromeábamos sobre “el momento Mariano” como revulsivo ante el anodino juego del equipo. No fue necesario: Marco Asensio (al que volvieron a hacerle penalti, transformado por Sergio Ramos) y Benzema pusieron la marcha extra. Bale buscó más la portería (y pudo haber marcado de haber tenido mas acierto y fortuna). El francés anotó dos golazos: el primero de cabeza, propio de un 9 nato, y el segundo de un jugadón individual. El árbitro mal asesorado por el linier anuló uno de ellos (el de cabeza) y el VAR puso orden. Se hizo raro celebrar dos veces el tanto.

Quisiera destacar el partidazo de Dani Carvajal. Excelente en defensa, profundo en ataque (con una asistencia de gol) y presionando arriba (provocó varias perdidas de balón al Leganés con el Madrid recuperando la posesión en posiciones de ataque).

Lopetegui ha fijado como objetivo de la temporada la consecución de la Liga. Para eso, de momento, hay que ganar todos los partidos, porque en esta competición el empate es un pinchazo. Para los aspirantes al titulo al menos. La temporada pasada perdimos nuestras opciones en estas primeras jornadas. Como el Atlético de Madrid en esta (un empate y una derrota en tres encuentros).

P.D.: Modric fue muy celebrado por la afición. Se cantó “Lukita Balón de Oro”.

P.D. bis: Marcelo no dio el cante: no cometió errores garrafales. Mi preocupación se centró en Kroos: el metrónomo alemán no estuvo a su mejor nivel.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Un Madrid de dos caras en Gerona

Francesc Adelantado Marca

El 1-4 del Real Madrid sobre el Girona nos mostró un Madrid de dos caras. Una muy mala en la primera mitad: sin actitud ni coraje, errores e imprecisiones en los pases, desaciertos defensivos con Marcelo convertido en protagonista negativo (nuevamente), Kroos desaparecido, sin terminar las jugadas, ataques que finalizaban con balones bombeados al área donde no había nadie para rematar de cabeza (salvo a balón parado cuando aparecía Sergio Ramos).

El saldo ofensivo del Madrid en estos primeros 45 minutos se resumen en un gol (bien) anulado a Benzema, un clamoroso fallo de Isco solo ante el meta rival (tras un gran pase de Marco Asensio) y el penalti sobre Asensio transformado por Ramos a lo Panenka (1-1 porque el Girona se había adelantado con un golazo de Borja Garcia después de un descomunal desacierto defensivo que se inició por la banda de Marcelo). El empate al descanso fue poco bagaje para los locales.

La segunda parte fue totalmente distinta. Nuevamente un penalti sobre Asensio, al inicio,  transformado por Benzema encarriló el encuentro. El 1-3 llegó llegó tras un excelente pase en profundidad de Isco a Bale. Este gol del galés y la salida de Marcelo, sustituido por Varane, asentó la superioridad merengue. Una internada de Bale la transformó de forma magistral Benzema. Era el 1-4 definitivo.

Modric apenas jugó un cuarto de hora (entró por Isco y Lucas Vázquez lo hizo por Bale). Keylor Navas volvió a ser titular. En esta disputa por la titularidad en la portería blanca doy por buenas las decisiones que tome Lopetegui. No en vano fue portero. Y en lo referente al partido en Gerona supo enderezar el rumbo en el descanso. El equipo, como ya se ha señalado, mostró otra cara en la segunda mitad y se llevó el encuentro de calle.

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol