Archivo de la etiqueta: Bale

Florentino: ¡No nos vendas más burras!

FP

Florentino: ¡No nos vendas más burras! Tu argumentario se ha quedado obsoleto y el de tus palmeros, los del Florentinato, es sencillamente patético. ¿Cómo es que ahora de repente no hay dinero para el primer equipo? Después de tanto presumir de solvencia económica. ¿Por qué? ¿Por la pandemia y la ausencia de taquilla? No hace ni dos años que uno de tus allegados, abogado y hermano de dos protagonistas de la tele amarillista, decía que el concepto de ingresos por taquilla estaba obsoleto. Que me tenía que modernizar. ¡Vaya, vaya! Y ahora resulta que sí son importantes los abonos y la venta de entradas.

No será que la verdadera razón es la innecesaria y faraónica reforma del estadio. Necesaria según el Florentinato. Y que el citado abogado defendía fervientemente como nuevo modelo de negocio. No tengo nada en contra de las nuevas formulas de ingresos, siempre y cuando no cierren el grifo de las antiguas. Y vuelvo a los ingresos por taquilla: ¿Cómo pretenden llenar el estadio? ¿Sin grandes jugadores? La carencia de futbolistas de grandísimo nivel es solo garantía de no ganar títulos. ¿Un equipo no ganador llena estadios? Creo que conocen las respuestas a estas preguntas retoricas.

Me parece estupendo que la plantilla se rebaje el sueldo, acorde a estos tiempos. Pero una cosa no quita la otra. Es decir, necesitábamos y necesitamos refuerzos. Hemos sacrificado potenciar el equipo por reformar un estadio, que nos sale más caro que construir uno nuevo.

Sabemos a ciencia cierta que la salida de Cristiano Ronaldo no trajo ningún relevo de garantía (pensar que Bale lo iba a ser demuestra poca psicología, dado que el galés también la lio tras ganar la ultima Champions). La marcha de Sergio Ramos -si se produce- lleva el mismo camino, a pesar de la portada del BOF (Boletín Oficial del Florentinato: Marca), sobre el fichaje no confirmado de Alaba. Eso sí, las obras del estadio van viento en popa. O al menos esa burra nos venden. Muchos socios madridistas deseamos que sea el primer equipo el que vaya viento en popa. Con una plantilla larga de efectivos de primer nivel. Y no como durante este fatídico mes de enero en el que hemos perdidos dos títulos (Supercopa y Copa del Rey) y dilapidado nuestras escasas posibilidades en Liga.

1 comentario

Archivado bajo Fútbol

Doblete de Benzema

Real Madrid

A las bajas conocidas (Carvajal, Nacho y Sergio Ramos) se unía la de Zidane, positivo por coronavirus. Su segundo, Bettoni, se hizo cargo del banquillo madridista. Las bajas de los titulares fueron cubiertas por Lucas Vázquez y Militao. Arriba Marco Asensio, Benzema y Hazard. El belga juega por decreto-ley. Lo peor que se puede decir de él es que está haciendo bueno al Bale de las dos últimas temporadas.

El Alavés, con Abelardo en el banquillo, celebraba sus 100 años. Mikel Izal les ha hecho un emocionante himno del centenario. Una sabia mezcla de épica y contención. El video de la versión en euskera lo pueden ver aquí. 

Llovía a mares en Vitoria. Y el Madrid llegaba con el agua al cuello, tras perder en una semana las posibilidades de ganar dos títulos. La Supercopa, el primer torneo de la temporada, y la eliminación en Copa frente al Alcoyano. El cambio de entrenador en los locales también dejaba claras sus urgencias. 

Fruncí el ceño al primer segundo: sacó el Madrid de centro para atrás, el balón llegó a Courtois y Casemiro falló en el pase de la salida de balón. Estaba unos dos metros por delante de la frontal de nuestra área. Se originó la primera jugada de peligró del Alavés.

El minuto 12 fue vertiginoso. Martín Aguirregabiria tuvo la mejor ocasión local de la primera mitad. Prácticamente libre de marca empalmó una volea que se fue fuera por poco. En la siguiente jugada una exquisitez de Modric le pone la pelota a Benzema frente al meta local. Pacheco se luce y salva el remate del francés. Benzema recoge el rechace y su remate se encuentra con un defensa y el palo. Se bota el córner y Casemiro anota de cabeza. 0-1. Esta temporada este gol es su tercero de cabeza y el quinto de la temporada.

Los locales acusaron el gol. El Madrid se fue adueñando del partido. Otro gran pase de Modric, esta vez a Mendy, ocasionó problemas en la zaga local. Su pase no llegó a Benzema. Hazard pudo hacer el 0-2 en el 29. Se le desvió ligeramente el disparo desde la derecha. Y justo cuando el encuentro languidecía, camino del descanso, llegó el 0-2. Un latigazo de Benzema en el 41 se coló como una exhalación. Controló, avanzó unos pasos y se metió en el área donde ejecutó. En la tele elogiaban un pase fallido de Hazard: intentó dársela al francés pero no la tocó y el balón pasó camino del 9. Los elogios de los comentaristas comenzaron aplaudiendo por dejarla pasar y terminaron con que su (fallida) maniobra distrajo a los defensas. Ahora bien, Hazard se lució en el 0-3 logrado en el minuto de descuento. Kroos robó el balón en la derecha de la línea media del Alavés. Y lanzó en profundidad, buscando la espalda de los defensas. El balón llegaba a su destino, a Hazard. Este atrapa la pelota con la derecha y con la izquierda supera a Pacheco en su desesperada salida. El equipo y el jugador necesitaban este gol.

El 0-3 al descanso parecía encarrilar el partido.

Abelardo quemaba sus naves y efectuaba un triple cambio para iniciar la segunda mitad. Buscaba agitar, cambiar de rumbo. Salieron con ganas, decididos. Joselu, un excanterano merengue, pudo hacer el 1-3 en el 46. Courtois, impecable, despejó a córner el remate a bocajarro. Una internada de Lucas Vázquez, un par de minutos después, enfrió a los locales. Al gallego en esta buena incursión le pasó lo que a Mendy en la primera mitad: su pase no encontró destinatario. 

El Alavés respondía a su impotencia futbolística con dureza y una reiteración de faltas para romper el ritmo blanco. 

En el 59 Lucas Pérez, uno de los tres cambios, botaba una falta. Y Joselu cabeceaba a la red. Tremendo remate. Bettoni mandaba calentar a Vinicius. Entraba al filo del 63 por Hazard. 

El gol avivó al Alavés. Volvieron a creer en sus posibilidades, a pesar de los dos tantos de desventaja. Pudieron acortar distancias en el 69. Pero en la contra Benzema marcó el 1-4. Básico el balón largo de Modric a Benzema, desmarcado y situado de extremo izquierdo. Corre la banda, entra por el vértice del área y fusila al palo contrario. 

Odriozola e Isco entraban por Asensio y Modric (min. 76). Si al descanso con 0-3 me acordaba de Odegaard, en este doble cambio volvía a constatar su craso error al pedir salir del equipo. 

Odriozola pasó al lateral derecha y Lucas Vázquez subió arriba.

Lucas Pérez la tuvo en el 82. Un minuto antes había reclamado un (inexistente) penalti. 

El Alavés le siguió echando coraje, pero sin pólvora. El Madrid tampoco se mataba en las contras. Ya se encargaban Isco y Vinicius de frenarlas. El malagueño ralentizando el juego y el brasileño perdiendo el balón.

Los dos minutos de descuento fueron plúmbeos. 

El 1-4 habla a las claras de las diferencias entre unos y otros. Aunque a veces con este Madrid nunca se sabe. Ayer vimos la versión profesional y con oficio del equipo. Con el medio campo funcionando a tope.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El suicidio blanco


El Real Madrid se suicidó ayer. Sus posibilidades de ganar la Liga 2020/21 se reducen ampliamente. Finalmente ganar en el Camp Nou no habrá servido para nada, salvo que se produzcan dos milagros seguidos: ganar al Sevilla en su campo y derrotar al vecino en el derby.

Ante la enésima baja por lesión de Carvajal, Zidane volvió a bajar a Lucas Vázquez al lateral derecho. El centro del campo lo formaron Kroos, Casemiro y Modric. Y Pablo Machín, el técnico visitante, le ganó la batalla de la pizarra a nuestro mister.

No habían pasado ni cuatro minutos cuando un brazo de Nacho fue señalado como penalti (el quinto en contra en los tres últimos encuentros). Lucas Pérez lo transformó. 0-1.

Los primeros 27 minutos fueron del Alavés. Señalo este minuto como punto de inflexión porque es cuando se retiró Hazard. Entró Rodrygo. El belga salió del campo renqueando. Probablemente de una jugada anterior, en la que se reclamó penalti.

Hasta ese momento al Madrid solo le vimos en esa jugada de Hazard y en un remate de cabeza anterior de Mariano. Lo demás fue todo del Alavés. Y de Courtois que salvó un mano a mano ante Lucas Pérez. De un manotazo solventó la vaselina del delantero. Un mal pase del medio campo blanco provocó la contra. Kroos tiró mal el fuera de juego y Lucas Pérez se plantó solo frente al portero.

Lo de los pases mal era una constante antes y después de la salida de Hazard. Marcelo no daba uno bien. Modric y Casemiro fallaban más de la cuenta. Un para de pases filtrados de Kroos no encontraron a nadie. Marco Asensio no aparecía. Mejoró con la entrada de Rodrygo, cuando ocupó la banda izquierda. Aunque tampoco fue para tirar cohetes.

Nuevamente estábamos ante la peor versión blanca.

En el 38 Rodrygo propicia un robo de balón que Kroos no pudo aprovechar para empatar. Su ocasión fue doble. Pacheco se lució en ambos remates, sobre todo en el primero del alemán. Casemiro finalizó la jugada desde fuera del área. Esto originó una efervescencia en el Madrid. Luego Mariano cabeceó bien, pero a las manos de Pacheco. Un par de minutos después Mariano volvió a cabecear, esta vez fuera. Por fin se jugaba en su campo y no en el nuestro. Kroos había adelantado su posición y ya se presionaba la salida de balón del rival. Aunque se llegaba al descanso con el 0-1. A pesar de un tirón de pelo de Laguardia a Marcelo al borde del área. Ni tarjeta ni penalti.

No hubo cambios en ningún de los dos equipos en la reanudación.

Al poco de arrancar la segunda mitad un buen pase en profundidad de Marcelo a Asensio ocasionó una buena oportunidad, a la que no llegó Rodrygo. Pero en el minuto tres una enorme cagada de Courtois facilitó el 0-2. ¡Se la pasó a Joselu tras un pase atras de Varane! Y el excanterano no desaprovechó el regalo. 0-2.

Zidane reaccionaba mandando a calentar a tres jugadores. El problema era que Isco era uno de ellos.

Kroos lo intentó dos veces desde fuera del área. Y Joselu estuvo a punto de hacerse con un balón que pudo haber sido el 0-3.

Se llegaba a la hora de juego. Kroos era el único que mostraba rabia. Mientras, el equipo se había olvidado de Rodrygo.

En el 62 entraba Vinicius por Asensio. Acto seguido Courtois salvaba el 0-3 ante Lucas Pérez. El delantero se desembarazó de Nacho con un regate de mucha clase.

Marcelo frenaba todas nuestras jugadas de ataque por su banda. Perdía la pelota o la pasaba mal.

En el 68 Joselu la tuvo en otra contra. Y entraron Odegaard, Mendy y el temido Isco por Kroos, Marcelo y Modric. Tuve la sensación que estos cambios, sobre todo el de Isco, favorecían al Alavés. Suponían un trastoque de lineas prácticamente inédito esta temporada. Casemiro bajó a ser el tercer central y los dos laterales se incorporaron al medio campo.

El equipo se acordó de Rodrygo y en el 72 se le fue fuera por poco un disparo raso. Dos minutos después pasó lo mismo en un remate de Lucas Vázquez, en una jugada parecida por la misma banda.

El reloj seguía corriendo y nuestros ¡uys! no eran tan claros como los ¡ays! que provocaban sus contras.

En el 82 a Casemiro le sacaban un balón que ya entraba. Había sido nuestra mejor opción del encuentro hasta ese momento. Porque en el 85 marcaba el propio Casemiro, recogiendo el rechace de Pacheco a remate de Vinicius. 1-2.

Dos minutos después ellos realizaban un doble cambio. Me sorprendió que retirasen a Lucas Pérez y a Rioja (estupendo partido el suyo). Asumo que estarían agotados.

Courtois volvió a evitar el tercer gol, en una contra originada por una desastrosa falta que botamos en ataque.

La prolongación fue de cinco minutos. Y nosotros seguíamos imprecisos en los pases finales. De propina Mariano hacía falta en el área. O controlaba mal. En el último minuto, fuera del área, se la daba atrás para Isco, cuyo disparo, tras avanzar unos metros, se fue al travesaño.

Lo de las lesiones de Carvajal y Hazard se parecen a las de Bale. Tanto el defensa como el galés han contribuido decisivamente a conquistar títulos. El belga no ha contribuido nada de nada y está en su segunda temporada. En actitud, gana Carvajal de calle y Bale se lleva un cero. Hazard en su linea, nada de nada.

Zidane ha demostrado saber fichar defensas (Varane, Mendy), dar confianza a jóvenes centrocampistas (Casemiro, Fede Valverde, Odegaard) mas no da una fichando delanteros (Jovic, Hazard).

A la derrota de hoy añadan que el Atlético de Madrid ganó en Valencia, donde a nosotros nos golearon (4-1). Un desastre de jornada para el Madrid. Y son ya tres partidos seguidos sin ganar en Liga: dos derrotas y un empate. Un punto de nueve en juego. Bye bye Liga

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Zidane apuesta por el grupo

MarcaDe cara al partido de vuelta de Champions, contra el Manchester City, Zidane apuesta por el grupo. Por eso se lleva a Sergio Ramos, el gran capitán, que no jugará por sanción. Y deja en Madrid a James y Bale. Es un mensaje claro para el vestuario: para el entrenador la dinamica de grupo está por encima de todo. Triunfará o morirá con los suyos. Tanto el colombiano como el galés se borraron hace tiempo y no aprovecharon sus oportunidades. Como si han hecho otros jugadores más jóvenes. Zidane valora el compromiso. Esto es el Real Madrid y no estamos para veleidades.

El partido en Manchester bien podría ser una nueva película de la saga de “Misión imposible“.  Remontar el 1-2 del Bernabéu se antoja como una hazaña. Se trata de otra final que puede suponer el final de la temporada o el inicio de algo grandioso. Toda una ruleta rusa a vida o muerte.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Hazard como preocupación

ZZ Hazard

En estos días de cada vez más brotes de coronavirus en nuestro país, que me tienen entre muy preocupado y alarmado, prefiero centrarme en Hazard como preocupación. Es decir, el fútbol como evasión de la realidad.

De momento el fichaje del belga no ha resultado. Culpan a las lesiones. ¿Es Hazard el único futbolista de la historia que se lesiona? ¿Su edad y los problemas con la báscula no tienen nada que ver? ¿Su confesada alergia al gimnasio no incide en su rendimiento físico?

Nunca he sido participe del entusiasmo que ha generado Hazard. Siempre me pareció un jugador muy bueno, pero sobrevalorado. En exceso. Y en esto han contribuido los sicarios mediáticos del Florentinato. En descargo del presidente decir que la llegada de Hazard fue un empeño personal de Zidane.

Pero vayamos con su primera temporada en el Real Madrid. Hasta el momento está siendo floja. Dudo entre el suspenso y el aprobado raspado. Si tenemos en cuenta el coste del fichaje, su salario y las expectativas levantadas, el suspenso es claro. Si juzgamos los detalles, podríamos llegar al aprobado por los pelos.

He criticado a Vinicius por su falta de gol (algo que está claro que va a mejorar). ¿Y Hazard? Solo lleva uno marcado. Menos que Vinicius!!! El brasileño lleva cinco y tres asistencias (Hazard solo ha dado dos pases de gol). Rodrygo, con el mismo número de partidos (19) que el belga, lleva siete goles!!! Y una asistencia. Bale, con un partido menos que Hazard, lleva tres goles y dos asistencias. Y todos estamos de acuerdo que la temporada del galés está siendo mala. Lucas Vázquez, que también ha estado lesionado, ha jugado como Bale un partido menos que Hazard. Pero suma tres tantos y una asistencia. En este aspecto el rendimiento de Hazard ha sido deficiente. Las cifras no engañan. Solamente he comparado con los delanteros que no son titulares fijos en el Madrid. Y solo empata en goles y asistencias con Marco Asensio, quien apenas ha jugado tres ratos esta temporada. Si medimos a Hazard con centrocampistas e incluso defensas es para mandarle de vuelta a casa…

Contra el Getafe se le reservó. Hoy leo que no va convocado a Bilbao. Si ganamos la Liga 2019/20 será sin nuestro fichaje estrella de la temporada. ¿Le veremos en la Champions? Tan solo le queda esta bala, la del partido de vuelta contra el Manchester City

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 2 Mallorca 0

Susana Vera Reuters AS

La tarde deportiva no arrancó bien para el Real Madrid. El equipo de baloncesto perdió de 16 ante el Morabanc Andorra. Lo que prácticamente nos deja fuera de las semifinales de la Liga ACB (aunque quedan algunas posibilidades). Posteriormente Zidane volvió a sorprendernos con la formación. Con Casemiro fuera por sanción la presencia de Fede Valverde parecía asegurada (como así fue). Modric era de la partida mientras Kroos descansaba. Quedaba por ver si a Sergio Ramos se le reservaba o no. El capitán es intocable en el once. Igual que lo son Benzema y Varane. Los laterales eran para Carvajal y Mendy. Marcelo rotaba. Se prescindía de su caudal ofensivo para ganar solidez atrás. Porque de salida jugaban Bale, Hazard y Vinicius. La titularidad de Bale se había barruntado en la prensa deportiva. En mis cálculos Vinicius era titular fijo. Y a Hazard le veía de media punta, de Isco por entendernos. O en el vértice superior de un hipotético rombo por detrás de Benzema. Con la alineación confirmada (¿un 4-2-3-1?) quedaba por ver cómo se iban a desenvolver en el terreno de juego. Se adivinaba mucha movilidad en el equipo. Con énfasis en el aspecto ofensivo. Con jugadores hábiles en el regate y desborde (Bale, Hazard y Vinicius) y con una tremenda punta de velocidad en carrera (el galés y el brasileño). Me preocupaba el entramado defensivo, aunque fuese el Mallorca, antepenúltimo en la tabla. Pero que nos ganaron en Palma.

Al ver a los visitantes con tres centrales pensé que Zidane había acertado con los jugadores elegidos. El 4-2-3-1 madridista se confirmó desde el arranque.

Las dos primeras ocasiones llegaron pronto, en un minuto. En el 6 Benzema controla con el pecho un balón llovido del cielo. Su remate a bocajarro es rechazado espléndidamente por Reina (también es verdad que el galo chutó al muñeco). La jugada continúa, el Madrid sigue con la pelota. Bale se hace con ella. Desde la banda va en paralelo a la linea del área grande y suelta un latigazo a la escuadra. El meta responde magistralmente.

Y de repente sucede lo imprevisto: a partir del minuto 10 el Mallorca se hace con el partido. Baba se saca un impresionante remate lejano. Courtois está a la altura y desvía in extremis. A partir de este momento el Mallorca se crece. La habilidad de Take (Kubo) nos provoca desajustes. Lago Junior se va de Carvajal con demasiada facilidad. Desde la linea de fondo, en el área chica, busca sorprender a Courtois. Éste muy atento, pegado al poste, desbarata las intenciones de Lago Junior. Durante este (corto) periodo de tiempo daba la sensación que el Madrid no sabía jugar sin balón. Bale desequilibraba al no presionar ni defender. Todo lo contrario que Vinicius, que sí ayudaba a Valverde y Modric quienes parecían desbordados.

En el 19 llegó el 1-0. Modric le filtró un pase a Vinicius. Se plantó frente al meta y Vini le picó la pelota. El gol fue revisado por el VAR. La duda estaba en el origen de la jugada, en un forcejeo de Carvajal. A partir de ese momento el Madrid retomó el control del juego. El 2-0 pudo llegar en otro gran pase filtrado. Esta vez de Benzema, a la Guti, para Vinicius, de nuevo. El intento del brasileño se estrelló en el larguero.

La amarilla a Modric nada más arrancar la segunda mitad le elimina del siguiente encuentro. A los seis minutos de la reanudación una clara oportunidad de Benzema, como en la primera parte. Un balón largo a Vinicius. Supera a su defensa en velocidad y se la pone a Benzema quien llegaba por el centro acompañando la jugada. Reina volvió a lucirse.

En el 55 vivimos otro capítulo de La Sergiada: el gran capitán la puso en la escuadra en un saque de falta. 2-0.

El Mallorca no se vino abajo. El Madrid levantó el pie del acelerador. Lago Junior en el 58 volvió a marcharse con facilidad de Carvajal. El remate de cabeza de Budimir se topó con un Courtois bien colocado.

En el 60 ellos realizaron un triple cambio y nosotros retiramos a un intrascendente Hazard. Entró Kroos. Pasamos a un 4-4-2. Mientras nos ajustábamos Take aprovechó y pudo marcar. Se le fue fuera tras un buen eslalon.

En el 70 más cambios. Por nuestra parte Marco Asensio por un mal Bale e Isco por Modric. La baja por lesión de Isco ha sido (afortunadamente) más breve de lo previsto.

El Mallorca jugaba bien, tocando. El Madrid languidecía. Faltaban chispa y ganas. Salvo Vinicius, el único que le echaba arrestos. La segunda pausa de hidratación debería ordenar nuestros planteamientos y actitudes. Pero no.

En el 82 llegaron más cambios: entraban Brahim y Mariano por Vinicius y Benzema. Por el Mallorca salía Luka Romero de ¡15 años! Su debut en primera división. El jugador más joven en hacerlo de la historia de la Liga.

El juego tedioso e indolente del Madrid era el ideal para Isco. Hasta que una contra conducida por Kroos en el 90 terminó en un buen disparo de Brahim, desviado a córner por Reina. El saque de esquina en corto consumió minuto y medio de los cuatro de descuento.

Sin ninguna incidencia digna de mención el partido murió con el 2-0 en el marcador.

El próximo fin de semana tenemos otra jornada de esas que podemos definir como claves. El Barça viaja a Vigo donde les espera un Celta crecido y nosotros vamos a Barcelona donde jugaremos contra un muy necesitado Espanyol.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 3 Eibar 1

Marca

El primer once de Zidane me sorprendió en algunas cosas y despejó una duda (el ascendente de Marcelo sobre Mendy, confirmando que el mister ha recuperado al brasileño para la causa). Entre las sorpresas la ausencia de Fede Valverde y la presencia de Rodrygo. Un servidor no contaba con Marco Asensio (como así fue). Son demasiados meses inactivo y hay cinco cambios para ir dandole cancha poco a poco. Sobre Bale tenía mis sospechas sobre la campaña mediática a su favor. Exagerada a todas luces. Su suplencia confirma lo que pensaba y es una muesca más en el descrédito general del periodismo.

Sacó el Real Madrid de centro. Para atrás. Al medio minuto el balón llegó cedido a Courtois. Un minuto después volvió al meta blanco. El Madrid no pasaba de la divisoria del medio campo. Hasta que lo hizo, pasado el minuto tres. Un caracoleo de Benzema por la izquierda del área rival provocó un rebote. Kroos atento, desde el vértice del área, la centró con el interior de su pie derecho a la escuadra del palo contrario. 1-0. El Madrid no volvió a rematar a puerta hasta el 2-0 a la media hora de juego. En el intervalo parecía que el Eibar era el local y nosotros los visitantes, agazapados, esperando la contra. Y eso fue el segundo gol. Sergio Ramos se adelanta interceptando un pase del ataque armero. Lanza a Benzema. El galo avanza por la izquierda. Ve a Hazard a la derecha (se había cambiado de banda con Rodrygo). El belga avanza, pisa el área, encara al meta y no remata. Ve lanzado a Ramos por el centro y se la cede. El capitán la empuja a la red, pletórico de fuerza, en una jugada que arrancó en sus botas e ímpetu. En la imagen de Marca se aprecia la carrera de Ramos. El tercer remate a puerta fue de Hazard y fue el prolegómeno del 3-0. Una nueva combinación de Benzema con Hazard, que en el 36 seguía por el costado derecho. Esta vez el belga, nuevamente ante Dmitrovic, opta por disparar. El meta despeja como puede. El rechace le llega a Marcelo. El brasileño controla como puede, entra en el área por la esquina izquierda y suelta un cañonazo imparable. Era el cuarto remate del Madrid y el tercer gol (en esta jugada del 3-0 hubo dos remates).

Tras el descanso entraba Mendy por Carvajal.

Al minuto de juego de la segunda mitad Casemiro vio la amarilla. Y Zidane mandaba calentar a Militao, Bale y Vinicius. Mientras el Eibar disponía de su primera ocasión.

La sensación de un Madrid lento como en la primera mitad, salvo en las jugadas de los tres goles, desaparecía a medida que pasaban los minutos. Se jugaba al primer toque. Aunque provocase algunas perdidas. El Eibar parecía entero a pesar del resultado. En el 56 Courtois salvaba un gran disparo de Expósito. A continuación Mendilibar realizaba un triple cambio. Y el recién incorporado Sergio Enrich cabeceaba a la madera, en el saque de esquina tras la mencionada acción de Courtois. En el 59 una sucesión de rebotes, tras otro córner, originaba el tanto visitante, con Courtois atónito. Se lo apuntaban a Bigas.

Zidane daba entrada a Militao, Bale y Vinicius por Ramos, Rodrygo y Hazard.

El 3-1 le dio alas al Eibar. El Madrid se mostraba atolondrado. Dominaban ellos. Modric y Kroos estaban missing. En el 72 Casemiro se jugaba la segunda amarilla. La pausa de hidratación (min. 75) llegó en las inmediaciones de nuestra área. Valverde calentaba en la banda. Su presencia se me antojaba imprescindible. Tardó en entrar: en el 83 por Modric. Era el quinto y último cambio.

La entrada de Valverde produjo el efecto previsible: oxigenó al equipo. Pero el EIbar seguía erre que erre. Dieron cuatro minutos de descuento que fueron cinco.

El 3-1 es engañoso. No es de recibo que el Madrid en casa solo realice seis tiros a puerta. Aunque haya marcado tres goles. De esos seis remates cuatro fueron en la primera mitad. Así que imaginen la segunda mitad. Salvo unos minutos jugando al primer toque, el Eibar marcó el ritmo en los segundos 45 minutos. Y nosotros dimos demasiada sensación de indolencia. Esperemos que vayamos a más, porque el siguiente partido es el próximo jueves frente al Valencia. ¿Tendrán su oportunidad Isco y Asensio?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Levante 1 Real Madrid 0: el Barça nuevo líder

Jon Nazca Reuters AS

Marcelo volvió a ser titular. Hoy entraba dentro de lo lógico, porque Mendy estaba a una tarjeta de la suspensión. ¿El plan de Zidane era recuperar a Marcelo o reservar a Mendy para la eliminatoria de Champions y el Clásico? También podría ser por las dos cosas. Lo sabremos el miércoles y el domingo. La novedad fue la vuelta de Isco (afeitado) a la titularidad en detrimento de Fede Valverde. A la vista del partido del malagueño en Pamplona y del uruguayo ante el Celta no me extraña la presencia de uno y la ausencia del otro. Veremos qué sucede con Valverde frente al Manchester City y el Barça.

La primera parte tuvo un dominador claro, el Real Madrid. Aitor, el meta del Levante, sin esforzarse demasiado, tuvo trabajo ante las continuas llegadas madridistas. Sin pólvora, con disparos centrados y fallando tres ocasiones claras. La primera fue de Benzema (de las dos que tuvo). Su remate, sin mordiente, lo salvó el meta en el mano a mano. La segunda del francés fue un quiero y no puedo: en vez de buscar puerta intentó el pase a Hazard. Le salió defectuoso y se esfumó la oportunidad que no llegó a ser. La tercera ocasión fue de Casemiro. Un mal despeje de puños de Aitor, en las cercanías del punto de penalti, dejó la portería vacía. El balón lo alcanzó Casemiro de cabeza. Pero se fue fuera por poco (la dirección de su cuerpo al atacar la pelota marcó la trayectoria del esférico).

Courtois permaneció inedito en esta primera mitad. Todo lo contrario que al inicio de la segunda parte. En los primeros siete minutos Courtois vio peligrar su meta en dos ocasiones. Acto seguido un sensacional pase largo de Marcelo dejó a Hazard frente a Aitor, tras unos metros de carrera. El belga remató rematadamente mal.

A pesar de poder ir 0-1 o 0-2 seguíamos empatados a cero. Mi preocupación por el resultado iba en aumento. Pasaban los minutos y no encontrábamos la red rival. Eran todo uy. Para colmo de males Hazard se retiraba lesionado en el 65. El fichaje estrella de la temporada lleva camino de jugar menos que Bale. Salió Vinicius en su lugar.

El reloj seguía corriendo y el Levante empezaba a crecer. Cada vez más atrevidos. Y creando problemas en las inmediaciones de nuestra área. En el 73 Zidane, para frenar la hemorragia, retiró a Isco y entró Lucas Vázquez.

Entrábamos en el último cuarto de hora con ellos crecidos y nosotros descoordinados. Y en el 78 un cañonazo de Morales, un zurdazo por la escuadra, ponía el 1-0 en el marcador. Superó a Modric en carrera (¿dónde estaba Carvajal?). Courtois tampoco estuvo fino. Morales, exhausto, fue cambiado tras la celebración. Zidane por su parte, un minuto después, dio entrada a Valverde por Modric.

El Madrid estaba a punto de perder el liderato. El empate no nos servía. El problema es que tampoco se veía como iban a poder conseguir marcar. A pesar de los cuatro minutos de descuento. Y el recurso de Sergio Ramos de delantero centro, por segunda vez consecutiva, empieza a ser un chiste. Y de los malos.

El Levante de Paco López completa dos gestas en la misma temporada: ganar al Barça y al Madrid. Pocos entrenadores y equipos pueden presumir de esto.

Mi equipo se ha desplomado, empatando en casa y perdiendo hoy. Se han escapado cinco puntos en dos partidos. Y sin meter un solo gol. Todo esto de cara a la ida de octavos de Champions y el Clásico. Pintan bastos!!!

P.D.: Un equipo sin gol y que enseñó la puerta de salida al goleador histórico del club. Es la segunda temporada sin Cristiano Ronaldo y aún le echamos de menos… Insisto: ¡la reforma del estadio no mete goles y los buenos delanteros sí!

P.D. bis: Lo de Real Madrid TV es impresentable. ¿La culpa del fracaso ante el Levante es culpa de Hernández Hernández? ¿De verdad? No voy a negar que es un pésimo árbitro y que tiene un amplio historial en contra nuestra. ¿No será entonces culpa del club el permitir que nos arbitre? ¿Real Madrid TV no dice nada al respecto? ¿Solo cobran para callar? Está claro, y lo llevo diciendo desde hace tiempo, que la oficina del club no funciona. Permitir que nos pite este individuo es culpa del Florentinato. No trabajan ni influyen donde cuenta. Y tampoco es de recibo tapar los fallos de Benzema y Hazard, en dos mano a mano con el portero rival, por un árbitro. ¿También es culpa de Hernández Hernández que los nuestros fallen goles?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Empanada blanca

La empanada blanca que cocinó Zidane tuvo dos ingredientes básicos: las incomprensibles presencias de Marcelo y Bale en el once titular. ¿Por qué el mister reservó a Mendy a una amarilla de la suspensión?  ¿Contra el Barça va a jugar Marcelo? ¿Y lo de Bale? No solo fue el peor en Pamplona, es que fue el único que estuvo mal. ¿El premio es ponerle de titular? ¿E Isco? Uno de los destacados del 1-4 ante Osasuna. Ayer contra el Celta no jugó. Otro destacado, Modric, tampoco fue titular (salió en la segunda mitad).

Todo incomprensible. Como el desbarajuste que provocó el cambio de Mendy por Bale. Vinicius pasó a la banda derecha y Marcelo se puso de extremo izquierdo. Esta confusión la aprovechó el Celta y empató el encuentro (Santi Mina, min. 85). Al lío ocasionado por el cambio añadan que, en la jugada del empate, Sergio Ramos salió como un loco para interceptar un balón en el medio campo. No lo consiguió, dejó un hueco tremendo y por ahí Denis Suárez filtó el pase de gol.

Hazard reapareció y lo hizo de titular (Vinicius le reemplazó en la segunda mitad). Le echó ganas, combinó bien, pero no se atrevió a chutar. El penalti se lo hicieron a él en un error garrafal del portero. Ramos transformó y puso el 2-1 en el marcador. Y una vez más el Madrid no supo cerrar el partido ni anotar un definitivo tercer gol.

Al equipo se le vió empanado desde el inicio. Para colmo de males  el Celta se adelantaba. Iago Aspas, de media punta en ese instante, libre de marca lanza un balón a Smolov, quien se interna como Pedro por su casa. Marca el 0-1 y solo llevábamos cinco minutos. Finalizando esta primera mitad Courtois salvaba el 0-2. En medio, nada de nada.

El Real Madrid no jugaba a nada. No hubo ningún remate entre los tres palos. Solo tres disparos fuera de Casemiro, Bale y Benzema. La media no funcionaba. Casemiro y Fede Valverde parecían otros. Solo Kroos estaba a la altura. El partido era de Rafinha, omnipresente.

Los blancos salieron con otra actitud tras el descanso. Empataba Ramos pero anulaban el tanto por fuera de juego. A los seis minutos empataba Kroos. Era un pase a la red tras una buena combinación entre Benzema y Marcelo, quien sumaba una nueva asistencia. En el 64 Ramos transformaba el penalti.

Con 2-1 a favor, tras haberle dado la vuelta al encuentro, volvimos a caer en la indolencia.

Los cambios del técnico visitante dieron su fruto y los nuestros no.

Nos fuimos del estadio con malas sensaciones cara a los próximos encuentros…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Osasuna 1 Real Madrid 4

20F737A2-E2A9-40A6-BFD3-86AAD9FFE90D

El partido se inició con el Real Madrid sacando de centro. Antes de que se cumpliese el primer minuto de juego Osasuna dispuso de su primera oportunidad. En los primeros cinco minutos tuvieron tres. Courtois frenaba la hemorragia. Carvajal era un coladero. Hace meses ya comentè que era el Marcelo de esta temporada. Ellos lo sabían y volcaban sus ataques por nuestra banda derecha. El ausente Bale tampoco ayudaba. Fede Valverde y Modric no acababan de entrar en juego.

Hubo un pequeño destello: Isco abandonó la banda izquierda y centró su posición. Desde ahí filtró un pase en profundidad a Bale. Al galés le falló la punta de velocidad. Sin ella pierde efectividad. Y en el 13 Osasuna hizo el 1-0. A la salida de un córner, a media altura, Unai García cabeceaba a la red.

A partir de este momento despertaron Modric y Valverde. Carvajal empezó a subir su banda. El nuevo posicionamiento de Isco también ayudaba. Bale seguía ausente. Benzema se fabricó una buena ocasión. Pudo superar al meta en su salida pero se escoró demasiado. Su remate, desde fuera del área, lo salvó la defensa bajo palos.

Los goles no tardarían en llegar. Un balón defectuoso de Bale le llegaba a Isco en el 33. El malagueño, libre de marca en el área, empalmaba de volea. 1-1. El Madrid se venía arriba. Bale fallaba un gol. El partido era blanco. Cinco minutos después a la salida de un saque de esquina, Casemiro cabeceaba desde el palo largo hacia Sergio Ramos, en el otro poste. Y el capitán de cabeza anotaba el 1-2. Resultado con el que se llegaba al descanso.

El comienzo de la segunda mitad fue similar al de la primera parte. Dos diferencias: la dureza local y la solidaridad de los merengues.

Bale seguía en el campo, para mi sorpresa. Hacia el cuarto de hora Lucas Vázquez salió a calentar. El cambio se produjo en el 70.

Si antes del partido veía oscuro lo de jugar 9 contra 11 (como expresé en las redes sociales), la mejoría de Isco dejaba las cosas en 10 contra 11. Ahora con la entrada de LV  igualábamos las fuerzas (y mandábamos en el marcador). Aunque el nivel de Isco hubiese bajado.

El Osasuna buscaba el empate y nosotros las contras. Isco se encontraba en su salsa. Pero no le acompañaron bien en un par de jugadas. Mientras Iñigo Pérez y Nacho Vidal parecían imponerse en la lucha del medio campo. A pesar de Modric que estaba imponente. Bien apoyado por el siempre eficaz Casemiro.

En el 81 entraba Vinicius por Isco. A partir de este cambio se presionó arriba. En una de estas acciones hay una recuperación de Modric que lanza a Benzema. El delantero atrae a los defensas y ve a Lucas Vázquez solo. Se la pasa y el gallego, en el 84, mete el 1-3.

A falta de tres minutos Jovic entró por Benzema. Y marcaba el 1-4 en el descuento.

Tres puntos de oro, en un campo difícil, con el añadido del pinchazo del Barça aquí.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol