Archivo de la etiqueta: Bernabéu

Real Madrid 6 Mallorca 1

Javier Gandul AS

No me gustó el once que presentó Ancelotti frente al Mallorca. Ninguna pega en los defensas con Nacho en el lateral derecho y Miguel Gutiérrez en el izquierdo, con Militao y Alaba de centrales. El austriaco debutaba en el Bernabéu. Mis dudas surgen en los tres del medio. Camavinga no es un mediocentro puro. Casemiro necesitaba un respiro, está claro, y su recambio natural es Antonio Blanco. No entendía la presencia de Marco Asensio, cuya capacidad de lucha y sacrificio está en dudas. Completaba Fede Valverde. Servidor hubiese apostado por Camavinga, Blanco y Valverde. Arriba Rodrygo, Benzema y VInicius. Si hay que darle oportunidades a Asensio mejor hacerlo en la delantera, por Rodrygo. 

Sacó el Real Madrid de centro y a los 15 segundos ya habiamos caido en el primer fuera de juego. Al minuto y medio llegó el primer susto: Alaba cayó mal  en un salto. Tras los cuidados se reanudó el juego y Benzema robó un balón en las inmediaciones del área rival. Se adentró, aprovechando el regalo del central Josep Gayá, resbaló, y anotó el 1-0. Apenas se habían jugado dos minutos.

Nuestro Kubo estuvo a punto de empatar al filo del minuto 5. Nuestra banda izquierda no estuvo fina. Un minuto y medio después Asensio intentó el gol olímpico en un saque de esquina desde la derecha. Casi lo consigue. El meta Manolo Reina estuvo atento.

Alaba parecía dejar atrás su cojera y el Madrid atacaba en oleadas. Creando peligro desde las bandas. Kubo, en acciones aisladas, era el único argumento ofensivo del Mallorca. Tras el primer susto Vini se aplicó en ayudar a Guti.

El Madrid se fue apagando tras el primer cuarto de hora y el Mallorca creció. Lago Junior, tras un taconazo de Lee Kang-In, pudo empatar en el 19. Su remate desde la frontal se fue ligeramente alto.

Un balón largo de Alaba a Vinicius en el 23, lo juega el extremo por la banda y ve a Rodrygo. Su compatriota cruzó de costado a costado y recibió. Se fue hacia la línea de fondo y y pasó atrás. Rebotó en un defensa y en el portero. Asensio, rápido y bien colocado la enchufó a la red. El Mallorca sacó de centro y Lee Kang-In marcaba el 2-1, colándose entre los centrales. 

A punto de cumplirse el 29 Militao busca a Benzema. El francés filtra un pase largo a Asensio. El balear gana en carrera, en posición de delantero, y batía a Reina cruzando el balón al palo contrario. 3-1. Asensio pudo marcar el cuarto, su tercero, en el 35. Benzema cabeceó atrás y el remate de Asensio fue bloqueado por Valjent. Vinicius buscó el gol hasta en tres ocasiones (siempre a pases o en combinaciones con Benzema). La primera, tras un caño, se le fue alta. Las dos siguientes se encontró con Reina.

Mi preocupación por la alineación se vio refrendada por el gol mallorquín, algunos desajustes defensivos que propiciaron ocasiones de los visitantes. Y quedó hecha trizas por el resultado (3-1) y el potencial ofensivo demostrado en esta primera mitad. Jugamos rápido, replegando con un 4-4-2 y varias variantes en ataque. Desde el 4-4-3 inicial a un 4-2-4 con Camavinga y Valverde en el doble pivote, pasando por el rombo del 4-4-2. El 3-1, ante el aluvión de ocasiones y remates, se me antojaba corto. El Madrid b, la b de baby; despejó todas mis dudas. 

La segunda mitad arrancó con Vinicius fallando un gol (solo ante Reina), con un gol anulado a Benzema por una presunta falta sobre su defensor. Rodrygo arrancó, pegado a la cal, desde la divisoria de ambos campos. Su carrera la culminó con un excelente pase a Benzema. Ellos protestaron y el VAR les dio la razón. A continuación le hicieron un penalti a Rodrygo. El agarrón de la camiseta no pudo ser más claro. El VAR ni intervino. Y Asensio anotó el 4-1 desde el balcón del área. Un disparo impecable. Recibió de Benzema. Era su tercero de la noche. Ancelotti seguía sumando medallas.

A la hora de juego Blanco entró por Camavinga. Ellos efectuaron un triple cambio (en el descanso sorprendentemente sustituyeron a Kubo por Baba).

Nacho recibió una amarilla en el 66 y medio (Camavinga la vio con anterioridad). En el saque de la falta Lago Junior pudo marcar. Su intento se paseó de palo a palo. Nadie la empujó ni la despejó.

Gutiérrez, Valverde y Blanco buscaban a Vini con balones en profundidad que siempre ganaba en velocidad. Vinicius en carrera parece imbatible. 

Isco salía por Asensio, el goleador de la noche, y Lucas Vázquez por Rodrygo. Corría el minuto 72.

A falta de un cuarto de hora otro cambio raro: retiraban a Lago Junior. Al rato entró Jovic por Benzema. Justo después de que marcase el quinto, en el 78, su segundo de la noche.. Aprovechó un pase largo de Alaba y se benefició de un leve toque de un defensa que terminó de despistar a Reina al elevarse la pelota. También se retiró Nacho y entró otro canterano, Santos

El sexto lo marcó Isco a pase de Vinicius, que jugó un balón largo de Alaba. Era el minuto 84. La confianza de sus compañeros en el estado de gracia de Vini es notoria. Le buscan y le encuentran. Y él está respondiendo a la confianza. 

Courtois se lució en una sola ocasión. Salvó una picadita, en un mano a mano. Su altura resultó decisiva para el manotazo que despejó el balón.

La última ocasión fue un cabezazo de Jovic al larguero, a pase de Vinicius.

Visto lo bien que jugamos y los goles marcados me arrepiento de no haber ido al Bernabéu.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Hoy no voy al Bernabéu

Hoy no voy al Bernabéu. Se juega el Real Madrid-Mallorca. Las razones son variadas y superan mis ganas de ver fútbol en directo (una experiencia única y más después de tanto tiempo sin ir al campo).

De mi vuelta al estadio, contra el Celta, guardo buen recuerdo por el partido y la victoria, pero no todo fue positivo. Y lo negativo me retrae de acudir esta noche.

Las instalaciones del Bernabéu en reformas no están a la altura de los precios. No hay almohadillas (moda que ya se arrastra desde antes de las obras). Los bares del interior del estadio están cerrados. No te permiten comer dentro y ya me dirán ustedes qué hacer en un partido a la hora de la cena.

Filas

La ausencia de almohadillas destapa la suciedad de los asientos. Es inaceptable que no estén limpios. Cobran como si lo estuviesen. Entiendo que la arenilla y el polvo producidos por las obras sean el principal causante. La desidia del club también. Y lo menos que podía hacer el Real Madrid es avisar que vengamos de casa provistos de un trapo o papel de cocina para que los limpiemos nosotros. ¿Les da vergüenza hacerlo? Se les debería caer la cara de vergüenza por su desidia y falta de atención. Las dos fotos están tomadas antes del encuentro contra el Celta, en la vuelta del equipo a casa.

Asientos

El horario, 22:00, tampoco ayuda. Será bueno para las televisiones, pero cenar a la europea (sobre las 20:00) o de madrugada de regreso a casa, no es plato de buen gusto.

Sigan pensando solo en sus intereses y no tengan en cuenta los de su público, socios y simpatizantes. Así les irá…

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol

Betis 0 Real Madrid 1 en un buen partido

Toni Rodríguez AS

Ancelotti presentó tres novedades en la alineación frente al Betis. Dos fueron en defensa: Carvajal tras meses de baja volvía a la titularidad y Miguel Gutiérrez aparecía de lateral izquierdo, desplazando a Alaba al centro por el lesionado Nacho. Es decir, entraban dos jugadores que suponían tres modificaciones en la línea defensiva de cuatro. Arriba Vinicius entró por Hazard. Y suya fue la primera oportunidad del partido. Se fue por la izquierda y pasó atrás a Benzema, cuyo remate raso se fue fuera por poco. No habíamos llegado a los cinco minutos de juego. Dos minutos después Militao aprovechó un rechace a una falta botada por Isco. Remató según le venía. Rui Silva atrapó la pelota con seguridad.

A los 10 minutos una falta peligrosa sobre Fekir la sacó el propio jugador. Courtois se lució tirándose abajo y despejando.

Estas tres ocasiones abrieron el partido. Se jugaba a buen ritmo. ¿Pasaría factura el calor sevillano?

Mientras, Canales se erigía en el organizador de su equipo e Isco perdía balones, abortando tres contras consecutivas.

En el 22:30 amarilla a Fekir por un piscinazo en el área madridista.

El Real Madrid se iba apagando. Mérito de los de Pellegrini. Ya no buscábamos a Vinicius. En la otra banda Bale mostraba su versión mustia y a Carvajal se le notaba la falta de partidos. El jefe del encuentro era Canales. El cántabro estuvo a punto de sorprender a Courtois en el 28 con un disparo sorprendente, desde la lateral del área grande. Salió rozando el larguero.

La pausa de hidratación le vino bien al Madrid. Volvimos a ver a Vini y de nuevo nos acercamos a la meta rival.

Una ruptura en carrera de Fede Valverde, marca de la casa, finalizó con un pase lateral a Carvajal. Corría el minuto 37 y la picadita del lateral la salvó in extremis Rui Silva, cuando ya se colaba por el larguero, con Benzema atento a lo que pudiese suceder. A esta acción siguieron otras dos, que finalizamos con disparos desde fuera del área.

Otra pérdida de Isco, en el 40, nos montó un lio en la contra. Se empeña en hacer filigranas que no vienen a cuento. Menos mal que resolvió Courtois.

MIguel Gutiérrez vio la amarilla en el 42 por reiteración en las faltas sobre Ruibal. El central bético Pezzella también la vio por protestar. Un minuto después se la sacaron a Canales por un manotazo sobre Gutiérrez (quien continuó jugando con un aparatoso apósito en su labio). ¿Fue agresión y por tanto roja? Ruibal la vio por zancadillear a Vinicius, a punto de cumplirse el segundo minuto del descuento. Pellegrini se llevó la suya por  protestar.

Se llegó al descanso con el 0-0 inicial.

En el intermedio pensaba en la acumulación de partidos de Casemiro, quien viene de disputar la Copa América (Brasil perdió la final contra Argentina). El Madrid acusa que no esté a tope físicamente.

No hubo cambios para el inicio de la segunda mitad. Aunque vimos futbolistas calentando en las bandas al poco de sacar de centro.

Rui Silva se lució en un cabezazo de Benzema a centro de Bale (min. 51). Señalaron fuera de juego como sucedió un minuto después cuando anularon el tanto de cabeza de Benzema. En esta ocasión la posición era clara. Al minuto un pase de Gutiérrez lo desaprovechó Vinicius. Más que rematar, en posición franca, la despejó forzado por la orientación de su cuerpo al encarar la pelota.

El primer cuarto de hora de esta segunda parte se parecía mucho al de la primera. Buen ritmo, se jugaba rápido. El Madrid mejoró su juego de banda. Gutierrez más seguro se soltaba subiendo. Carvajal también se fue haciendo con el partido. Bale intervenía más en el juego. El único problema era Isco, que seguía perdiendo balones y ralentizando el juego. La mejora de Casemiro y Valverde ahogaron a Canales. Y el Betis acusaba su “ausencia”.

A la hora de juego se produjeron dos jugadas decisivas. Militao se resbala, Alaba también y Juanmi, sorprendido, se hace un lío y desaprovecha el regalo. El delantero se tragó el amague de Miguelito Gutierrez, quien salvó un dos contra uno solo ante el peligro. La contra del Madrid resultó mortal. Vini salvó un balón que se iba por la línea de fondo. Se la dio atrás a Benzema, quien entraba por el lateral del área. El francés cambió a la otra banda porque vio llegar a Carvajal solo. El lateral empalma de volea al palo contrario. 0-1 en el minuto 61.

Cinco minutos después dobe cambio madridista: Lucas Vázquez y Marco Asensio por Isco y Bale. Esto también cambiaba el dibujo del Madrid. Un 4-4-2 flexible, porque en varias posesiones béticas vimos un 4-1-4-1. En cualquier caso esa línea de cuatro en el centro del campo reforzó nuestro control del juego. Aunque el Betis nunca volvió la cara. Estas variantes beneficiaron a Casemiro.

Marco Asensio la tuvo en el 72. Su disparo desde la frontal se le fue fuera.

Hazard entró en el 75, tras la pausa de hidratación. Sustituyó a Vinicius. Y Borja Iglesias suplió a Juanmi (anteriormente Camarasa y Tello entraron por Ruibal y Guardado).

Lo primero que vimos de Hazard fue una tontería y le valió una amarilla por perder tiempo de forma absurda.

Joaquín, el ilustre Joaquín, entró en el 81 por Canales, desdibujado en esta segunda mitad. Guido Rodríguez se encargó de mantener el fuerte local. Su labor en el corte resultó fundamental para el Betis. Desbarató muchas contras del Madrid.

Miguel Gutiérrez tuvo que retirarse tocado en el 82 por una entrada de Fekir, quien debió ver la segunda amarilla. ¡Se iba con 37 pases acertados de 37 intentos! Entró Rodrygo. Lucas Vázquez bajó al lateral derecho y Carvajal pasó a la izquierda. Estas variaciones no produjeron ningún desbarajuste.

Hazard al filo del 90 pudo matar el partido. Disparó al muñeco.

Se añadieron seis minutos. Y al minuto Casemiro recibió la amarilla.

El Betis intentaba achuchar buscando el empate. Pero entre el cansancio y lo bien ordenado que estaba el Madrid era misión imposible. Salvo en la última jugada en la que Courtois desbarató la clara ocasión de Montoya (defensa lateral).

El Madrid afronta el parón FIFA con estos tres puntos del Benito Villamarín. El siguiente, jornada 4, será el primero en casa. La vuelta al Bernabéu.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Estoy con Florentino (y la Superliga Europea)

FP

Florentino Pérez en su comparecencia televisiva en “El chiringuito” me ha convencido. Los más viejos del lugar conocen mis frecuentes criticas al presidente del equipo de mis amores. Hoy me rindo ante este nuevo proyecto que preside, la Superliga Europea de fútbol. Aparte de los ingresos para los clubes que forman parte de esta nueva competición, hay un elemento añadido para los madridistas: el proyecto de la reforma del estadio Bernabéu cobra todo el sentido a la vista de estos acontecimientos.

Otro dato a favor de la Superliga son las manifestaciones en contra de algunos de los lideres del pelotón de los torpes: nuestro ministro de Cultura, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional o varios dirigentes de la FIFA y la UEFA, incluido su presidente. Este último se cubrió de gloria (dicho irónicamente): amenazó a los jugadores con vetarles la participación en el Mundial y la Eurocopa. Esto suena a música celestial para los equipos, que ven como sus activos, los jugadores, son nacionalizados sin compensaciones. Y corren riesgos innecesarios de lesiones, se recargan artificialmente  los calendarios y se crean torneos adicionales sin ton ni son. Recuerden que a estos jugadores les pagan los clubes, no las federaciones nacionales, UEFA o FIFA.

Florentino se mostró muy crítico con la UEFA y su presidente. Con mucha elegancia le soltó mandobles a diestra y siniestra, incluyendo la falta de transparencia del organismo. No entró en el asunto FIFA. Ya lo hago yo: lo del Mundial de Qatar es una vergüenza absoluta. Todo. Desde su génesis. Quizás nuestro inútil ministro de Cultura Rodríguez Uribes debería plantearse la participación de España en el Mundial. Como han hecho ya algunos países europeos. ¿El cambio de fechas del Mundial de Qatar, de verano a invierno, no perjudica a los campeonatos nacionales de Liga? ¿La UEFA no dice nada al respecto? ¿Y nuestra Liga de Fútbol Profesional tampoco opina al respecto? 

El ejemplo de todo esto lo tenemos en el baloncesto. Desde la NBA, que es una competición “cerrada”. O la Euroliga, las ligas nacionales y la Eurocup.

Es indudable que esta Superliga garantiza el espectáculo semanal con partidos de alto nivel competitivo. No como algunos de nuestra Liga

P.D.: 20 equipos en nuestra primera división es excesivo. Lo suyo serían 16. 18 como tope.

 

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 2 Barcelona 1

Marca

El Clásico llegaba en un momento apasionante de esta Liga 2020/21. Eran más que tres puntos. No distanciarse del líder, el Atlético de Madrid, era vital para ambos equipos. Y no olvidemos el factor del goal average. El Madrid ganó 1-3 en el Camp Nou y lo tiene a favor frente al Atleti.

Las alineaciones de Real Madrid y Barça presentaban pocas incógnitas. Koeman despejó las dudas mediáticas respecto a Piqué: no sería titular. Y presentaba una defensa de tres centrales y dos carrileros, que relegaba a Griezmann al banquillo. Zidane respondía con Fede Valverde por Marco Asensio (cambio que hizo el martes pasado en la segunda mitad frente al Liverpool). Reforzar nuestra media y taponar las subidas de Jordi Alba, además de ganarle la la espalda, parecían los objetivos de este movimiento en el once blanco.

Ha sido el primer Clásico en Valdebebas, en el Alfredo di Stéfano. El anterior (2-0), la temporada pasada, fue el último en el Bernabéu (y con público). Tras ese partido me autoconfiné (1 de marzo). También llovió ese día, aunque no tanto como ayer.

La presión alta de ambos dificultaba las maniobras pasado el círculo central. Los centrales azulgranas también se adelantaban, dejando espacios a sus espaldas. Daba la impresión que el Barça controlaba más porque se notaba la presencia de Busquets y De Jong, mientras Modric y Kroos no acababan de aparecer.

El primer peligro madridista llegó al minuto y medio: una salida de balón de Ter Stegen fue interceptada por Casemiro. Benzema no llegó por poco. Se hubiese quedado solo frente al meta. Y la primera de los culés fue en el nueve, en el primer remate del encuentro. Más que el remate lo peligroso fue la jugada que terminó con el chut alto de Mingueza. Un par de minutos después, una fracción de segundo de indecisión de Vinicius desbarató una situación que podría haber sido de oro. Dudó entre pasar o chutar. La defensa se recompuso y taponó ambas vías.

En el 13 una arrancada de Valverde pilla a Jordi Alba fuera de sitio. Al uruguayo le acompaña Lucas Vázquez. La pelota le llega al gallego, avanza y lanza un pase certero a Benzema que irrumpía en el área chica. Un taconazo magistral del galo suponía el 1-0. ¡Un golazo!

El gol no modificó los planteamientos. Quizás el Barça apretó un poco más y el Madrid con la tranquilidad que da un marcador favorable, se asentó mejor.

En el 22 Pedri vio la amarilla por una doble entrada sobre Casemiro. En el 25 la tarjeta fue para Araújo que tuvo que frenar un carrerón de Vinicius. Un centímetro más y era penalti. Kroos lanzó la falta. ¡Gol! 2-0 en el 27. Dest se equivocó en la barrera, saltó mal (a destiempo y de lado) y desvió la pelota. Jordi Alba bajo los palos no pudo evitar que se colase (incluso ayudó a que entrase).

En el 29 otra galopada de Vinicius a un pase largo de Kroos. Hay un empujón de Busquets sobre el brasileño. ¿Suficiente para pitar penalti? El árbitro no lo señaló.

En el 33 Vinicius de nuevo. Esta vez el pase fue de Modric. La carrera la culmina con un excelente pase a Fede Valverde desmarcado, quien acompañaba la jugada de interior. Su remate cruzado se estrella en el poste contrario. El rechace llega a Lucas Vázquez y no puede anotar el tercero. Su disparo centrado se encuentra con Ter Stegen.

Al filo del 37 ellos reclaman penalti sobre Dembélé. La revisión del VAR mandó al limbo una amarilla de Busquets por una fea entrada sobre Lucas Vázquez. Cinco minutos después tuvieron que cambiarle por Odriozola y Busquets se había ido de rositas de la jugada. ¡Muy mala noticia para el Madrid la baja de Lucas Vázquez!

A falta de cinco minutos para los 45 reglamentarios volvimos a ver un despeje contundente de Militao. Su tercero de la primera mitad. Como conocen los fieles de estas crónicas siempre reclamo este tipo de soluciones en situaciones comprometidas. Así que pueden imaginarse mi ovación para Militao.

En el primer minuto del descuento le regalaron un córner al Barça (era saque de puerta a nuestro favor). Lo sacó Messi y se fue al poste. En la última jugada otro saque de esquina a favor del Barça: Messi tuvo el gol pero la salida de Courtois fue decisiva. Se agrandó y tapó todos los huecos.

La impresión de la primera mitad la resumo en dos jugadores: Vinicius y Dembélé. Nosotros entendimos el partido, la búsqueda de espacios en velocidad. Ellos no. Los dos jugadores mencionados son claves para estas circunstancias. Al nuestro le vimos, vaya sí le vimos. El culé, salvo un par de acciones puntuales, pasó desapercibido. Fue anulado y también le perjudicó la falta de presencia de Jordi Alba, taponado por Valverde. Gran acierto táctico de Zidane.

Koeman rectificó en el descanso y volvió a defensa de cuatro: Griezmann entró por Dest. Dembélé sería uno de los favorecidos por este cambio.

Volvió a llover a cantaros. Incluso más que en la primera parte. Mientras el Barça dominaba. En los primeros cinco minutos sacaron dos saques de esquina consecutivos. Nos defendimos con dos balones largos (a Vinicius y Benzema).

En el 52 un mal disparo de Kroos desperdició una buena contra. Tres minutos más tarde le perdonaban otra amarilla al Barça (por entrada sobre Case).

En el 59 Mingueza libre de marca metía al Barça en el partido. 2-1. Mendy fue atento observador del remate forzado del azulgrana.

Marco Asensio entró por Valverde antes de sacar de centro. Un minuto después otro palo del Madrid. Una internada de Vini la despejó mal Araújo y se fue al poste.

En el 63 reaparecía Sergi Roberto (se iba Busquets). Antes vimos otra gran intervención de Courtois.

Otro carrerón de Vinicius en el 65. Le regaló el gol a Benzema mas el agua frenó el pase y Araújo la mandó a córner. Dos minutos después fue Kroos de cabeza quien la tuvo. En la siguiente jugada, amarilla a Nacho (la quinta). La falta la lanzaba Messi en una situación favorable. Contra la barrera. Acto seguido una internada de Mingueza sembró el pánico. Su centro chut no encontró puerta ni compañero.

Zidane preparaba un triple cambio: Isco, Marcelo y Mariano por Kroos, Vinicius y Benzema en el 71. Y Koeman retiraba a Araújo dando entrada al joven Ilaix Moriba.

El juego anárquico de Marcelo provocó un par de sustos en la zaga culé.

EL juego se paró en el 78 por problemas técnicos del árbitro con su aparato de comunicación. Messi aprovechó para cambiarse sus camisetas. El parón fueron unos dos minutos y medio.

Koeman hizo un doble cambio; Trincao y Braithwaite por Pedri y Dembélé.

En una pifia de Odriozola se generó un problema. Braithwaite se tiró. Reclamaron penalti los azulgranas y el delantero no vio la amarilla por tirarse. Mariano en este mismo espacio de tiempo no había hecho nada. Perdón, había liquidado dos contras nuestras.

El Barça seguía apretando en busca del empate. Nosotros ya no teníamos la misma velocidad (ni a Vinicius). Estábamos sin chispa. Los cambios para refrescar daban para capear el temporal, pero no para sentenciar.

Una entrada de Casemiro sobre Messi fue castigada con amarilla. En la siguiente jugada veía la segunda amarilla. Nos quedábamos en diez en el 89. Y con falta a favor para Messi. Courtois paró en dos tiempos.

El descuento fue de cuatro minutos.

Messi olió sangre. De poco le sirvió: fue su séptimo partido consecutivo contra el Madrid sin meter gol.

Marcelo tuvo el gol en el 92. No supo aprovechar el fallo defensivo. En los 30 últimos segundos, con Ter Stegen arriba en ataque, un remate de Ilaix se estrelló en el larguero. El rechace lo intentó cazar Ter Stegen. Y el partido murió con disparo alto.

Este 2-1 nos acuesta líderes por el goal average (el Atleti tiene un partido menos, frente al Betis sin Luis Suárez ni Marcos Llorente). Los dos equipos de Madrid tenemos 66 puntos y el Barça 65. A ellos les queda un enfrentamiento directo, del que seguro que algo pescamos.

El 1-3 de la primera vuelta y este 2-1 arroja un saldo espectacular. Dos Clásicos, dos triunfos. Seis puntos. Cinco goles a favor y dos en contra. Y ahora a Liverpool a asegurar el pase a semifinales de Champions, que no será fácil. El parte de bajas (Vázquez, Valverde, Militao más los ya conocidos) puede ser notable y desconocemos el de altas.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid a cuartos de Champions

Javier Gandul AS

No las tenía todas conmigo en la previa de la vuelta de octavos de Champions (como ya sabrán los fieles del blog). A mis colegas del Atlético de Madrid les escribí sobre las 19:30 que veía más factible que se clasificaron ellos mañana (por hoy) que nosotros hoy (por ayer). Poco después conocí la alineación de Zidane y mi preocupación aumentó. El mister volvía a recurrir a una defensa con tres centrales con Lucas Vázquez y Mendy de carrileros, según Real Madrid TV. Formula que me gusta pero que el pasado sábado no funcionó ante el Elche. Y está claro que el Atalanta es mejor que los ilicitanos. 

A la vista del once la incógnita a despejar era quien jugaría de Casemiro. ¿Fede Valverde, Kroos o Modric? En un partido de estas características, con público y en el Bernabéu, este sería el tema de conversación antes del pitido inicial. (Lo de Hazard y las elecciones de la CAM también). Movistar puso defensa de cuatro. La disposición inicial del Real Madrid despejó muy pronto las dudas: tres centrales y Kroos de medio centro con Modric atento para cubrirle.

A los dos minutos una perdida en nuestro campo, por el costado derecho, pudo costarnos el 0-1. Nos presionaban arriba y no conseguíamos salir. A los cinco minutos una perdida de Nacho por la izquierda creó problemas, bien resueltos. En la siguiente jugada logramos por fin pasar de la divisoria de los dos campos, pero el balón acabó en los pies de Courtois

Rondando el minuto 10 Modric ya estaba de medio centro y Kroos en la izquierda. Al poco se intercambiaron. Formaron una línea de dos móvil, que fue la idea a lo largo del partido. ¡Un acierto total de Zidane! Este doble pivote funcionó a las mil maravillas.

Al cuarto de hora la sensación es que no tenían embotellados. Varios saques de esquina, faltas desde el lateral del área, llegadas, ningún remate nuestro. De hecho solo habíamos salido un par de veces de nuestra mitad del campo.

Al filo del 18 Kroos, desde la banda izquierda, le metió un balón en profundidad a Vinicius. El brasileño en carrera metió el primer pase del Madrid al área rival. El despeje de la defensa lo voleó Kroos, pero el remate del alemán se estrelló en un defensa. 

Modric se multiplicaba. Viendo los problemas por nuestra banda derecha, se acercó para ayudar a Lucas Vázquez y Fede Valverde. Al croata incluso le vimos de delantero centro (en un balón largo de Varane en el 24). Su despliegue era tremendo. Suyo fue el primer remate (alto, en el 26), en una jugada en la que recogió el rechace a un disparo de Vinicius interceptado por un defensa. Esa combinación de Benzema y Vini fue el primer peligro blanco. Al poco otra internada del brasileño acabó por la línea de fondo. 

Pasada la media hora las sensaciones empezaban a ser otras. Sobábamos la pelota y ellos ya no presionaban tanto. Se estaban tomando un respiro.  Mi preocupación cambiaba de barrio. Y se centraba en Mendy. De pronto le veíamos en el centro del campo como en la banda derecha. Alocado.

En el 33 el omnipresente Modric, en la posición de interior derecho, cortaba un balón del portero a un defensa. Su presión alta dio su fruto: se internó en el área y se la puso a Benzema, quien anotó (a un metro del punto de penalti). 1-0 y nuevo gol del francés en el primer disparo blanco entre los tres palos.

Parecieron encajar el golpe, pero nosotros reculamos y les dimos vida. Tanta que en el 38 Valverde vio la amarilla y Nacho se arriesgó a que nos pitasen un penalti en contra.

Alcanzamos el descanso con el 1-0.  Un gol de ellos seguía siendo mortal.

Gasperini dio entrada al colombiano Zapata. Buscaba más velocidad en ataque para la segunda parte, que arrancó como la primera. Los lombardos presionaban arriba y nos buscaban las costuras por las bandas. 

Vinicius pudo sentenciar en el 51. Su internada sin y con balón (corrió medio campo) no obtuvo fruto. Una pena. Cuando encaró al meta, entre tres defensas, su disparo raso se fue fuera por poco. Quien entró en la portería fue él, no la pelota. 

Ver calentar a Militao no era buen presagio. ¿Quién estaba tocado? Finalmente fue para aliviar al capitán. 

Mientras, Modric seguía a lo suyo. El campo entero era de su propiedad. Box to box y de lado a lado.

Cuando Vinicius estaba a punto de encarar al meta y fallar su segunda oportunidad le hicieron penalti. Su aportación en ataque estaba siendo decisiva. Sergio Ramos transformó la pena máxima. 2-0 en el 59. Mi intranquilidad decrecía. Mas seguía sin fiarme. 

Militao entraba en el 63 por Ramos, que aparte del gol tuvo dos acciones defensivas claves en la primera parte. Interceptó dos balones cuando el corazón ya se me salía por la boca (en la primera de ellas salvó un gol cantado).

Zidane poco después del cambio del gran capitán mandó calentar a Marco Asensio y a Rodrygo.

Zapata pudo marcar en el 66. Su remate centrado, en inmejorable posición, lo despejó Courtois. En la contra Benzema cabecea un centro de Lucas Vázquez. Rechazaba el portero y volvía a cabecear el francés. El poste impidió el 3-0. Acto seguido entró Rodrygo por Vinicius. 

El policía neerlandés le sacó una amarilla a Nacho en el 73. Dos minutos y medio después Courtois le sacaba otro balón de gol a Zapata. En la contra Rodrygo pudo sacar petróleo pero se quedó sin campo. Además el meta achicó muy bien. A continuación Kroos vio amarilla. 

Rodrygo era una avispa por la derecha y por la izquierda. 

Asensio sustituía a Valverde en el 81. Justo cuando el Atalanta tenía una falta a favor desde la media luna. ¡Golazo de Muriel! Por la escuadra. Courtois quizás rozó la pelota. Aquí estaba el gol que tanto temía. Afortunadamente sucedió al final del partido. Y mucho mejor fue lo acontecido a posteriori: se interna Lucas Vázquez y se la pone Asensio. Era el primer balón que tocaba el balear: lo controla con la izquierda y dispara a gol con la misma pierna. 3-1 en el 84. Se acabaron mis nervios, el pesimismo, todos mis temores. Tenían que meternos tres goles para tumbarnos y no quedaba tiempo. Aunque alargaron el encuentro ¡cinco minutos!

A punto de cumplirse el segundo minuto del descuento Rodrygo pudo hacer el 4-1 con una picada, resuelta de un manotazo. El rechace le llegó a Asensio, quien se entretuvo.

A pesar de la contundencia del resultado (3-1 en el partido y 4-1 en el total de la eliminatoria) el Atalanta me sigue pareciendo un buen equipo. Quizás les pesó la bisoñez, su falta de experiencia. Lo cual es un hándicap muy gordo frente a un transatlántico como el Real Madrid. 

De momento ya estamos en cuartos de final, entre los ocho mejores de Europa. Con un Supermodric. Otra nota positiva: el excelente tono físico del equipo. Justo en el tramo decisivo de la temporada y con los lesionados recuperados. Salvo uno.

De Hazard no se acordó nadie.

Hazard

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sorteo de octavos de la Champions 2020/21

Se acaba de celebrar el sorteo de octavos de final de la Champions 2020/21. No me atrevo a opinar al respecto porque las eliminatorias se jugarán en febrero y es imposible saber el estado de forma de los equipos a dos meses vista. O si habrán recuperado lesionados o tendrán bajas de aquí a entonces. Tampoco sabemos si habrá público o no (aunque en algunos casos podrá haber aforos limitados). En estas eliminatorias la presencia de los aficionados locales siempre ha sido un factor importante. Al menos en el Bernabéu y sus noches mágicas.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

LVMH

LVMH, multinacional francesa, es la empresa líder en el mercado de productos de lujo (Louis Vuitton Moët Hennessy). LVMH es también la tripleta atacante del Real Madrid, que jugaba por segunda vez consecutiva. Lucas Vázquez, uno de los héroes de la noche, estrelló un balón en el poste en el minuto 12 y dio el pase del 0-2; Mariano, la mosca cojonera que todos conocemos; y Hazard, más activo que nunca, inauguró el marcador en el min. 5, al transformar un penalti cometido sobre Nacho

Ya comenté cuando el sorteo que nuestro grupo era complicado. Arrancó bien pero se torció a medida que iban saliendo las bolas. Lo que nunca imaginé es que el Inter a estas alturas estaría último con solo dos puntos. Calculaba que la trascendencia del duelo sería por el primer puesto, nunca por evitar quedar eliminados. Tampoco pensé que el Madrid pudiera perder en casa ante el Shakhtar, en teoría el rival más asequible del grupo. 

Este Inter de Milán-Real Madrid presentaba tintes dramáticos antes del pitido inicial. Para los italianos era toda una final. Se lo jugaban todo a una sola carta. El Madrid dependía de si mismo. Un punto podría ser bueno. Y los tres serían decisivos para disputarle el liderato al Borussia.

Zidane repitió la alineación que presentó ante el Villarreal. Con Casemiro en el banquillo esperando su turno. Al igual que el pasado sábado la primera parte fue del Madrid. La diferencia, la mejoría, la encontramos en la finalización de las jugadas y en la creación de ocasiones. Ahí solo rematamos a puerta una vez, la del gol de Mariano del principio. En Milán también marcamos pronto. Y a los 12 el reseñado poste. Unos minutos después un robo de Mendy, muy adelantado, no encontró rematador al precipitar el pase. Era una clara ocasión con superioridad numérica. Terminando la primera mitad una situación parecida, solo que esta vez sí terminó en remate. Un forcejeo de Mariano con el defensa propicia la recuperación. Odegaard no se atreve a rematar y busca el pase atrás. Modric llega lanzado y dispara alto desde fuera del área.

El primer cuarto de hora fue claramente del Madrid. Daba la impresión que al Inter le quemaba la pelota y buscaba los balones largos para Lukaku o Lautaro. La velocidad de ambos más la corpulencia del belga son siempre de temer. Nacho, el mejor de la primera mitad, lo tenía claro: tenía que anticiparse y no dejar al potente delantero centro hacerse con la pelota. Es más fácil decirlo que conseguirlo. Nacho lo consiguió. Y de hecho ese sentido de anticipación lo aprovechó para lanzarse al ataque rompiendo las lineas rivales. Así llegó el primer gol. Corría el minuto 4 y Nacho irrumpió subiendo la pelota en velocidad. Se escoró a la banda izquierda tras pasar la pelota. Y buscó entrar en el área. Odeggard, receptor del pase, atento a lo que estaba ocurriendo, le filtró un pase excelente. Barella arrolló a nuestro defensa. Penalti. Hazard anotó el 0-1.

El primer peligro local llegó en el 25. Una falta al borde del área. Lukaku la mandó alta. Ahí se acabó el devenir atacante de los locales. Y cinco minutos después expulsaban a Arturo Vidal por doble amarilla. La primera por protestar y la segunda por encararse con el árbitro.

Conte tuvo que variar su esquema inicial de tres centrales y dos carrileros. Dispuso dos líneas de cuatro, retrasando a Lautaro y dejando a Lukaku solo en punta.

El 0-1 al descanso se antojaba corto para los méritos de unos y otros.

Conte efectuó un doble cambio para la segunda parte. Destacar que prescindió de Lautaro, anulado en la primera mitad. El Inter salió como si estuviesen en once. En el 52, en el saque de un córner, Lukaku ganó su primer balón aéreo. Zidane mandaba a Casemiro, Rodrygo y Vinicius a calentar. 

Cuando Odegaard tenía la pelota el Madrid creaba peligro. Abría bien a las bandas (inmenso Lucas Vázquez), combinaba bien y buscaba el pase final (como en la jugada del penalti). En el 58 le sustituyó Casemiro en un claro movimiento defensivo de Zidane. Y Rodrygo entró por Mariano. Segundos después un pase lateral desde la derecha de Lucas Vázquez lo remata Rodrygo de volea entrando por la izquierda. Era el primer balón que tocaba. 0-2. Recordar que en Valdebebas hizo el 3-2. Y lleva seis goles en nueve partidos de Champions. (Parece que la UEFA considera que el remate del brasileño es autogol de Achraf Hakimi). La LVMH ya era LVRH.

Conte reaccionaba retirando a un Achraf Hakimi en horas bajas y se la jugaba dando entrada a Alexis. Lo primero que hizo el chileno fue un piscinazo.

Hazard, con las espaldas bien cubiertas por Mendy, empezó a acusar la falta de ritmo de competición a partir del minuto 70. Dos minutos antes Lucas V. pudo hacer el 0-3. Y en el 69 la oportunidad fue para el propio Hazard. Perisic la tuvo en el 71. En Valdebebas nos hizo el 2-2 (también salió en la segunda mitad). Vinicius entró en el 77 por Hazard. La LVRH ahora era LVRV.

La presencia de Casemiro daba solidez defensiva y liberaba a Modric, quien se animaba a subir al ataque. Esa seguridad se traducía en tranquilidad y confianza. Seguíamos presionando y dificultando su juego. En el 79 casi les montamos un lio a su portero. La presión al meta fue de Modric. 

Courtois en el 81 paró su primer balón. Repelió un buen remate de Perisic.

A Lukaku lo cambiaban en el 85. Entraba Eriksen

Los últimos minutos fueron una faena de aliño para los blancos. Hasta que murió con el 0-2 en el marcador. 

Para finalizar mi eterno agradecimiento a Sergio Ramos. Su palabras públicas en contra de Conte impidieron su aterrizaje en el Bernabéu. A su Inter le hemos metido cinco goles en dos partidos y hemos encajado dos. Son últimos del grupo con solo dos puntos a falta de dos encuentros. Están fuera y veremos si se meten en la UEFA Europa League. Y además de no venir Conte volvió Zidane. Con todo lo bueno (mucho) y malo (poco) que nos ha dado Zizou.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Bayern se cenó al Barça

Reuters

El Bayern se cenó al Barça. El contundente 2-8 lo dice todo. En la primera media hora el partido quedó sentenciado con el 1-4. Los cinco goles los marcó el Bayern El tanto del Barça fue de Alaba en propia puerta.

El Bayern volaba y el Barça caminaba. Unos presionaban, metían intensidad y los otros estaban a verlas venir. La presión alta de los alemanes impedía la salida del balón y forzaba a jugar demasiadas veces con Ter Stegen; las perdidas culés se producían demasiado cerca de su área, creando innumerables situaciones de peligro y de ahí la lluvia de goles. Con la defensa alemana tan adelantada, prácticamente en la divisoria de ambos campos, Setién y los suyos no supieron leer el partido. Necesitaban balones largos, buscando la espalda de los defensas. Ni lo intentaron, abusando del juego en corto. De esta manera beneficiaban los intereses del rival.

Me dio la impresión que los azulgranas iban cortitos en lo físico. En cambio el Bayern estaba pletórico. Es verdad que la dinámica del partido, y el resultado, te agarrotan las piernas y las ideas. Pero la falta de garra, especialmente en los centrocampistas culés, me resultó asombrosa. Tampoco creo que Arturo Vidal esté para jugar en un grande. La baja forma de Busquets sigue siendo preocupante y De Jong es mejor jugador del que vimos anoche.  Sergi Roberto, al igual que todos sus compañeros, se vio desbordado. La disposición del Bayern también tuvo que ver, por supuesto.

El presunto mejor jugador del mundo, de la galaxia, de la historia, volvió a pinchar en hueso en la Champions. No la gana desde 2014/15. Los desmedidos elogios a Messi, despreciando a otros jugadores, no se corresponden con la realidad de la máxima competición europea. Y esta temporada su equipo cierra la temporada sin ningún título. Por primera vez en 12 años. Igual tendría que cambiar de aires para recuperar su grandeza. El nuevo Bernabéu sería un buen sitio… y probablemente lo sabe.

En semifinales tenemos dos clubes alemanes, que han eliminado a Atleti y Barça. Y tres entrenadores alemanes, los de Bayern, Leipzig y PSG. Algo está pasando…

Con esta derrota Setién bate un récord: es la mayor derrota del Barça en competición europea. ¡Enhorabuena mister! Qué bueno que viniste…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Deciden los regalos de Varane y un Hazard como Gabilondo en Madrid

AS copia

El Manchester City volvió a imponerse al Real Madrid por 2-1. Se repetía el mismo resultado a su favor que traía del Bernabéu (1-2 entonces). Se han impuesto en los dos partidos de la eliminatoria. No hay excusas. Dos regalos de Varane supusieron los goles de Sterling y Gabriel Jesus. Ambos errores fueron fruto de una obcecación constante a lo largo del encuentro: los balones atrás buscando a Courtois. No sabíamos superar la primera linea del presión de los de Guardiola. Esto es mérito del City, como es obvio. Y demuestra falta de recursos por parte del Madrid y de Zidane.

Mi admirado Zidane se equivocó de cabo a rabo. Empezando por Hazard (incluyendo su fichaje que ha sido un fracaso). Se empeñó en que jugase de titular. Fue evidente que no estaba apto para un encuentro de estas características. Me recordó a Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid: desaparecido sin combatir. También se empeñó en alargar su deambular por el campo: no le sustituyó hasta el 82. Mientras que a Rodrygo lo cambió en el 60. El brasileño fue el artífice de la (excelente) jugada que supuso el empate de Benzema. Entró Marco Asensio, quien rinde más por la izquierda, la banda de Hazard. Otro error fue no contar con Vinicius, un jugador que podría aportar lo que necesitábamos: chispa y velocidad. Vini agita los partidos y les mete buenos meneos a los defensas rivales. En cambio, reforzó la delantera con Jovic, otro fichaje fallido.

Modric no tuvo su día. No dio un pase bueno hacia adelante. Para atrás se hinchó. Casemiro es un jugador que comete un fallo gordo cada tres partidos. Ayer fueron dos. Courtois salvó ambas papeletas. Kroos estaba impotente y solo no podía. Esta batalla del medio campo ganada por el City también es mérito de los locales. Y de un jugador descomunal: De Bruyne. El mejor jugador belga de largo. Ese mismo al que Hazard no le pasaba la pelota en el último Mundial… para que no le hiciese sombra. De Bruyne estuvo a punto de marcar dos tantos de saques de esquina directos. Courtois estuvo atento y desbarató las intenciones de su compatriota.

El resultado pudo ser más abultado. Nos salvó Courtois. Con esto debería quedar todo dicho.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol