Archivo de la etiqueta: Los 70

Bikinis, Fútbol y Rock & Roll en Jot Down

Álvaro Corazón Rural acaba de publicar una excelente semblanza de “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll” en Jot Down (con entrevista incluida). Las dos imágenes corresponden al inicio del artículo titulado “Cultura pop bajo la bota del franquismo“. Les recomiendo que lo lean entero. Merece y mucho la pena. El enlace: http://www.jotdown.es/2017/07/cultura-pop-la-bota-del-franquismo/

Les dejo con el video del NO-DO referido a la visita de los Beatles a Madrid y que encabeza el artículo de Jot Down.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Fútbol, General, Libros, Música, Medios, Política, Recomendaciones

Adios a Bobby Keys e Ian McLagan

Esta semana se nos fueron dos pedazos de músicos: Bobby Keys (Dic. 1943-Dic. 2014) e Ian McLagan (Mayo 1945-Dic. 2014).

El primero, Bobby Keys, fue un poderoso saxofonista a pesar de no saber leer música. Su intuición (y oído) suplía con creces esta limitación. Su trabajos más conocidos han sido con The Rolling Stones y John Lennon (los solos de  “Brown Sugar” y “Whatever Gets You Thru The Night” son suyos). Comenzó tocando en la banda de Buddy Holly y ha colaborado con  Lynyrd Skynyrd, The Who, Harry Nilsson, Delaney Bramlett, George Harrison, Eric Clapton, Joe Cocker o Leon Russell entre otros. Precisamente con los dos últimos estuvo Mad Dogs and Englishmen. Gira que quedó inmortalizada en un doble disco y una película. Russell recreó “The Letter” de los Box Tops añadiendo una sección de viento. En la filmación vemos a Keys dándolo todo con su saxo coronado por un clavel rojo.

Ian McLagan, teclista, fue miembro de Small Faces y Faces (la formación surgida tras la marcha de Steve Marriot de Small Faces, para formar Humble Pie, siendo sustituido por Rod Stewart; este cambió también supuso la incorporación de Ron Wood al grupo).

Como músico giró y grabó con Rolling Stones, Chuck BerryJackson Browne, Joe Cocker, Bob Dylan, Melissa Etheridge, Bonnie Raitt, Izzy Stradlin, Frank Black, John Mayer, Bruce Springsteen, Carla Olson, Billy Bragg, Lucinda Williams, Ron Wood, Mick Taylor, etc. 

Lo que no mucha gente conoce es que la introducción de piano del “Tocar Madera” de Manolo Tena es suya.

Keys nació en Texas el estado donde falleció el inglés McLagan (en Austin más concretamente).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Un siglo de canciones 139: “Perfect Day” (por Elena Gabriel)

En 1974 me enamoré de un chico guapísimo que regresaba a Madrid, tras haberse criado en Londres, con su colección de vinilos…  “Transformer”, entre ellos.

Un LP que lo acompañaba desde 1972. Fue la primera vez que lo oí.

Embelesada por ese álbum, no dejé de escucharlo hasta hoy.

Había una canción, una canción perfecta.

Describía lo que era mi vida en esos tiempos: un encadenamiento de días perfectos.

Volver de su casa en el último autobús, con “Tranformer” bajo el brazo (lo teníamos a medias) y consciente de que todo había sido maravilloso… la tarde sobre la moqueta, frente a la chimenea, o en su habitación escuchando una y otra vez ese mágico plástico… y al llegar el verano, la piscina sin vecinos, las noches locas, subir a su casa, “Make Up”, “Walk On the Wild Side”…

…claro, así cualquiera es feliz. Joven enamorada y pensando que “Perfect Day” habia sido escrita PARA MÍ…

Pero ¿quien no ha vivido no uno sino varios “Perfect Days”?

Transformer

transformerConocía a Lou Reed porque era fan de Velvet Underground a finales de los 60. La locura de esos años, Warhol, la Factory, todo era provocación y vanguardia. A una niña criada en un ambiente liberal eso no podía no gustarle.

Pero no conocía su primer LP en solitario.

Por supuesto, tampoco el segundo: “Transformer.”

Era agosto de 1972.  David Bowie, Mick Ronson (exMott The Hoople y, a la sazón, guitarra de The Spiders of Mars, el grupo de Bowie) y Reed entraron en los Trident Studios de Londres para grabar un LP y, tres meses más tarde,  esta joya salía a la venta.

Ronson and Reed

Bowie y Ronson (en la foto con Reed) producían. Ronson además, tocaba el piano, la guitarra y hacía las armonías vocales.

Transformer” era un racimo de canciones maravillosas, con un sonido cuidado, lejos del “White Light-White Heat” de Velvet Underground.

WOTWSEl primer single era el smash-hit: “Walk On The Wild Side” en la cara A. En épocas de glam, Warhol, bisexualidad y heroína, todo era ambiguo y sugerente. Fue un éxito y hasta hoy sigue siendo un referente de la época… que no ha envejecido.

Una canción perfecta

Pero la cara B era aún mejor. Era “Perfect Day”. Era dulce, suave, nostálgica y más en estilo de “Pale Blue Eyes” o “Sunday Morning”. La armonía y la letra parecían ensamblarse tan bien… todo era como la canción: perfecto. Decía así:

“Un día perfecto. Bebimos sangría en el parque y luego, al oscurecer, de vuelta a casa.

Un día perfecto. Dimos de comer a las animales del zoo, fuimos al cine y luego, a casa.

Oh, ha sido un día tan perfecto, me alegro de haberlo pasado contigo… tan perfecto… me tienes colgado…

Un día perfecto, no importan los problemas, pasando juntos el fin de semana, qué divertido…

Un día perfecto, has conseguido que me olvidara de mí. Pensé que era otro, alguien bueno…

Recogerás lo que sembraste.”

Curiosa la última frase. Mientras que el texto era obvio, nunca supe a qué venía una cita del Antiguo Testamento (Carta de San Pablo a los Gálatas)

Una canción de amor, de amistad, de esas cosas que nos pasan de niños, de adolescentes y de mayores. Con Mick Ronson haciendo los arreglos de cuerdas. Y Lou Reed, encantado con ese sonido, bajaba la voz al cantar para que resaltaran los arreglos.

Emocionante, suave, melódica, profunda…

Con una historia tan sencilla como un fin de semana urbano, una loa a la amistad o al amor. Eso que sentimos por algunos amigos y que nos hace sentir tan felices.

Que si es amor, que si es droga…

Lou Reed la escribió contando un día que pasó con su novia, Bettye Kronstad, en Central Park.

Aunque la leyenda dice que era una oda a la heroína.

Sí, en aquel entonces Lou Reed estaba enganchado a la heroína, como tantos otros. Nunca me creí que ese texto tan hermoso pudiera hablar sólo de droga -por muy maravillosa que fuera- sino de amor, incluso un amor platónico. Los drogadictos también se enamoran. Con o sin sexo, de sus parejas o de sus amigos.

Y también escriben canciones perfectas.

Se puede hablar mucho de ello: que si en “Trainspotting” (la película de 1996) la escogieron para un personaje heroinómano, que si un opiáceo es más perfecto que el sexo (como diría Reed en una canción posterior, “Kicks” : “Era mejor que el sexo”. Pero no dice a qué se refiere…), que si los conflictos internos de un Reed enamorado/enganchado/endiosado…

Tampoco me interesó la versión a cargo de muchos artistas que sacó la BBC en 1997.

Hay un documental sobre el making of de “Transformer”. A partir del minuto 44 se puede ver a un Lou Reed mayor, emocionado con los arreglos de la canción.

Prefiero seguir con mi oda al Día Perfecto,  ese día que pasas con alguien o varios a quienes quieres de verdad. Da igual que haya drogas, bebidas, parque, coches… sólo importa esa sensación de amor en estado puro que te llevas a casa y con la que te acuestas por la noche.

Fue un día perfecto.

Y te duermes.

Gracias, Lou.

Letra original

Just a perfect day
drink Sangria in the park
And then later
when it gets dark, we go home

Just a perfect day
feed animals in the zoo
Then later
a movie, too, and then home

Oh, it’s such a perfect day
I’m glad I spend it with you
Oh, such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

Just a perfect day
problems all left alone
Weekenders on our own
it’s such fun

Just a perfect day
you made me forget myself
I thought I was
someone else, someone good

Oh, it’s such a perfect day
I’m glad I spent it with you
Oh, such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

You’re going to reap just what you sow
You’re going to reap just what you sow
You’re going to reap just what you sow
You’re going to reap just what you sow

Entradas relacionadas:

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Hamas habría lapidado a Lauren Bacall (1924-2014)

lauren-bacall-1

lauren bacall 2Siempre adelantada a su tiempo Lauren Bacall deslumbró desde su debut (19 años) en Tener y No Tener. De padres judíos (madre rumana, Bacal, y padre de ascendencia polaca) nació en el Bronx. En las fotos la vemos con lo que posteriormente, en los 70, se llamaron hot pants y que causaron furor (incluso hubo varias aerolíneas que los adoptaron como uniformes para las azafatas). Hoy vuelven a estar de moda. Entre mujeres sin velos ni burkas…

3 comentarios

Archivado bajo Cine, Cultura

Historias musicales de la Transición

Historia Mus Transición

3 comentarios

mayo 10, 2014 · 03:10

Mother

Lennonmothersingle

“Esta canción es otra de las canciones de los álbumes que hice tras separarme de los Rolling Stones…”  Así presentaba John Lennon su “Mother” en 1972 desde el escenario del Madison Square Garden de Nueva York. Le acompañaban The Plastic Ono Elephant’s Memory Band y fueron 2 conciertos que John y Yoko ofrecieron en beneficio de la escuela infantil de Willowbrook. El periodista de ABC TV Gerald Rivera, cuyas investigaciones descubrieron los abusos que se producían en el centro, fue el promotor del evento en el que también participaron Stevie Wonder, Roberta Flack y Sha Na Na.

Incluida originalmente en John Lennon/Plastic Ono Band (1970), su primer álbum en solitario de verdad y producido por Phil Spector, abría la cara A y comenzaba con el repicar de campanas. Lennon al piano, Klaus Voorman al bajo y Ringo a la batería era el sobrio acompañamiento instrumental de esta emocionante canción.

No era la primera vez que John Lennon le dedicaba una canción a su madre. En el doble blanco de los Beatles teníamos “Julia“.

8 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

The Rolling Stones a la Americana

The Rolling Stones a la Americana y en Estados Unidos. Primero “Sweet Virginia” en directo desde Texas, 1972, de su monumental doble álbum “Exile On Main Street” editado ese mismo año.

Y a continuación “Dead Flowers” del mismo concierto y perteneciente a otro disco clásico, el “Sticky Fingers” (1971).

Ambos temas son de la película “Ladies and Gentlemen: The Rolling Stones” rodada durante la gira USA de presentación del “Exile On Main Street“.

1 comentario

Archivado bajo Cine, Cultura, Música