Archivo de la etiqueta: Río de Janeiro

Lorca en Brasil

Uno de los descubrimientos que hice durante mi inmersión en la cultura popular brasileña, de la mano del cantautor Raimundo Fagner y del poeta y arquitecto Fausto Nilo Costa, fue la incidencia de Lorca en Brasil. Dato que pude corroborar en mis primeros viajes al país y en contactos con otros creadores brasileños.

Traducirse

A Raimundo y Fausto les conocí en 1981 cuando viajaron a Madrid, como escala de un viaje a Lisboa y París para grabar un álbum. El descubrimiento del flamenco cambió esos planes originales. Y se organizó la grabación del disco español de Fagner, que se editaría ese mismo año bajo el título de “Traduzir-se“. Los versos de Federico García Lorca unían a artistas como Camarón y Manzanita (ambos colaboraron en “Traduzir-se“; la participación del genial cantaor fue otro poema de Lorca, “La leyenda del tiempo“). Incluso me atrevería a decir que en los versos de Juan Manuel Flores para Lole y Manuel encontramos ecos lorquianos. (Lole y Manuel también grabaron para “Traduzir-se“, pero la negativa de Manuel Molina impidió su inclusión en el disco).

Tal día como hoy hace 85 años, en 1936, asesinaron a Lorca. Creo que es apropiado recordar su poema “Verde“, popularizado por Manzanita, compositor de la rumba. En el video el de Caño Rato y mi compadre Fagner lo interpretan en directo en Río de Janeiro (en la presentación de “Traduzir-se“).

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Música, Poesía

La irresponsabilidad de Neymar

Era sabido que Neymar no tiene demasiado bien amueblada la cabeza. Su viaje a ninguna parte, del Barça de Messi al PSG, es una buena prueba de ello. Pero la irresponsabilidad que hemos conocido hoy supera todo lo imaginable: a Neymar, en estos tiempos de pandemia, no se le ha ocurrido otra cosa que organizar una mega fiesta para 500 invitados durante cinco días. El culmen será esta próxima Nochevieja. Para ello ha alquilado una mansión en Mangaratiba (lujosos municipio del estado de Río de Janeiro). Son cinco mil metros cuadrados de terreno y cuenta con un muelle privado.

No acaba aquí la cosa: para evitar molestar a los vecinos Neymar ha mandado construir una discoteca insonorizada y ¡subterránea! Su otra preocupación es que no haya fotos ni videos de las celebraciones, para las que ha contratado a una banda para que toquen durante los cinco días. Es decir, le preocupa más la intimidad de su festejo que la situación sanitaria que vive su país. Los datos de Brasil respecto al coronavirus los pueden ver en las imágenes (casos y fallecidos), sacadas de la Web de la Johns Hopkins University.

Neymar se encuentra en Brasil recuperándose de la lesión sufrida ante el Olympique de Lyon y su reincorporación al PSG no está prevista hasta mediados de enero. La foto del encabezado corresponde al partido contra el OL del que salió del campo en camilla y se temió que sufriese una fractura del tobillo (afortunadamente descartada).

La noticia del fiestón fue desvelada por el diario brasileño O Globo (no incluyo el enlace porque es de suscripción) y está dando la vuelta al mundo. Como no podía ser de otra forma le están lloviendo las criticas. Falta por saber que opinarán sus patrocinadores al respecto…

2 comentarios

Archivado bajo Fútbol

Las celebraciones de Vinicius

ViniciusAyer en nuestra tribuna del Bernabéu nos sorprendió la celebración de Vinicius en el primer gol del Real Madrid. Había sido autogol porque un defensa desvió la trayectoria del balón (en el campo incluso me pareció que daba con el brazo). En mis impresiones del partido escribía aquí: “En el 82 Vinicius se internó en el área por la izquierda. Buscó el palo contrario, el derecho. Su remate (o pase) tropezó en un defensa, cambió la trayectoria del balón, el meta rectificó a la desesperada, incluso llegó a tocar la pelota, pero no pudo impedir que entrase después de dar en el palo.”

Si ayer no entendíamos la exagerada celebración del brasileño ahora mucho menos tras ver la repetición. Porque constato que no era un pase, fue un remate. Dato que además corrobora el jugador en sus declaraciones. Y además, en las repeticiones se aprecia que el esférico iba fuera. Por mucho. No creo que fuese al banderín de córner pero…

Vinicius lo celebró como si fuese un gol suyo decisivo en una final de Champions. Está claro que si no se chuta no se producen este tipo de situaciones (rebotes, rechaces). Y que este primer tanto a falta de ocho minutos abría la lata y encarrilaba la victoria. Pero fue una exageración. Hoy he recordado que Vinicius tiene un historial de festejos polémicos en su Brasil natal.

Destaco dos, uno en el clásico carioca Fla-Flu y el segundo en otro derbi de la ciudad de Río, Flamengo-Botafogo. En el primero los de Fluminense protestaron por sus bailes finalizado el encuentro (había ganado el Flamengo). Contra el Botafogo, en una semi del campeonato estatal de Río de Janeiro, la cosa agravió tanto al rival que provocó una crisis institucional. Vinicius celebró su gol (el del 3-1 final) llevándose las manos a los ojos imitando un llanto. Como consecuencia el Botafogo se negó a ceder su estadio Nilton Santos para una final local que debía jugar el Fla y que había sido pactada anteriormente con la Federación.

En el proceso de maduración de Vinicius este es uno de los factores a considerar. Y mejorar. La alegría es buena. Saludable. Pero sin faltar al rival y cuando corresponda, sin apuntarse medallas ni goles.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol