Archivo de la etiqueta: Marco Asensio

Real Madrid 2 Arsenal 2

Helios de la Rubia RM

El Real Madrid empató en Washington 2-2 frente al Arsenal (se ganó a los penaltis), en su segundo partido de la pretemporada. Y concedió los goles por errores propios. Concretamente dos de Sergio Ramos.

Zidane presentó varias novedades en el once. En mi opinión las dos más destacadas fueron las presencias de Mendy, en el lateral izquierda, y la de Jovic, junto a Benzema.

El equipo salió bien plantado. Presionando arriba. Dos robos, uno de Hazard y otro de Mendy, crearon problemas en la zaga del Arsenal. Pero fueron espejismos porque los de Emery empezaron a controlar el partido, por nuestros errores que se tradujeron en el marcador. Carvajal y Ramos perdieron el control en varias salidas de balón. De una de ellas, del capitán, nació el penalti y la expulsión de Nacho por mano. Transformó Lacazette. Minuto 10: 0-1 y con uno menos. En el 15 entraba Varane por Jovic. Nos quedábamos sin ver al nuevo fichaje y su compatibilidad con Benzema.

Otro error defensivo, de los centrales y especialmente de Sergio Ramos que perdió su posición, dejó solo a Aubameyang frente a Kelyor Navas tras un gran pase de tacón de Lacazette. El delantero superó al meta y anotó. Minuto 23 y 0-2.

En la primera media hora el Madrid solo había rematado dos veces. Uno a puerta de Benzema, con 0-0, y otro fuera de Modric, con 0-2.

En el 37 Sokratis vio la primera amarilla (por falta a Kroos). Y tres minutos después vio la segunda por una entrada sobre Modric. Se igualaban las fuerzas. El Madrid se vino arriba y buscó insistentemente el gol. Rozando el 45 un cabezazo de Benzema al poste pudo haber sido. Pero nos fuimos al descanso con 0-2.

En la segunda mitad seis cambios de salida: entraron CourtoisMarcelo, Odriozola, Isco, Bale (esta vez no pidió quedarse fuera) y Marco Asensio. Un zurdazo desde fuera del área del balear se fue al palo en el 50. Era el segundo poste del Madrid. Por lo demás seguíamos con la tónica de ver nuestros remates rechazados por los defensas del Arsenal, muy bien posicionados y tapando huecos. Y si se les superaba ya estaban los postes… Hasta que en el 55 un balón en profundidad de Marcelo, quien se deshace de dos rivales y se la pone a Isco, que entraba por la izquierda al área chica. El malagueño pasa atrás a Asensio, quien de tacón se planta frente al portero que intenta frenarle. El balón, tras el forcejeo de Asensio con el meta, llega a Bale, atento en la posición de 9, quien la enchufa a la red. 1-2. Tres minutos después Asensio combina con Marcelo. El brasileño, desde la banda, se la devuelve a Asensio que empalma con la izquierda y empata el partido.

El Madrid estaba desatado. Los goles dan alas. Pero en el 63 se lesionaba Asensio, retirado en camilla. Y Zizou realizaba un cuádruple cambio. Saltaban al campo Vinicius y tres canteranos ( De la Fuente, Seoane, Fidalgo). El brasileño salió para jugar por la derecha. La cabra tira al monte y al poco ya estaba buscando la otra banda (a veces se quedaba a medio camino). Cuando regresaba a la posición asignada ayudaba a Odriozola en defensa.

Destacar dos aspectos positivos: Marcelo y Bale. El lateral estuvo muy motivado y centrado. No era el de los últimos tiempos. Está más cerca de su mejor versión. El galés, además de su tanto, salvó uno en la misma linea de gol que hubiese sido el tercero del Arsenal.

Courtois salvó el 2-3 en un mano a mano a tres minutos del final. Los gunners se vinieron arriba. Isco y Seoane se multiplicaban. Y con el empate a dos se llegaba al final del encuentro y se pasaba a la tanda de penaltis. Bale falló el primero del Madrid. Courtois paró el segundo. Monreal la mandó al poste (el cuarto lanzamiento del Arsenal). No hizo falta que lanzásemos el quinto porque ellos mandaron el suyo a las nubes.

Aunque aún es pronto para sacar conclusiones al equipo se le ve con un buen tono físico. Lo cual es importante para jugar rápido y desbordar a los contrarios. Los jugadores parecen más comprometidos.

El próximo partido será contra el Atlético de Madrid en Nueva York.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Bayern 3 Real Madrid 1

REAL MADRID 19/20 BAYERN 19/20 ICC 19 GIRA REAL MADRID 19

Algunos dicen que lo que mal empieza bien acaba (cambiando el sentido del refrán original que afirmaba “Lo que bien empieza, bien acaba”). Ojalá sea así porque perder 3-1 ante el Bayern de Munich es muy mala noticia. Ya sé que es pretemporada y tan solo el primer partido. Pero ante el Bayern no hay amistosos que valgan. Lo único bueno de esta abultada derrota es que debe servir para ponerse las pilas. Aunque si no te las pones ante el gigante alemán, ya me dirás…

No pude ver el partido. Las crónicas hablan de una buena primera parte del Real Madrid. Con juego y oportunidades, destacando a Hazard. Huele a consigna del Florentinato. Porque al cuarto de hora ya perdíamos 1-0, en el segundo remate de los bávaros.

Destaco varios sintomas: la presencia de Isco en el once; Bale en la grada y Asensio por la derecha. Respecto a esto último decir que la delantera del primer once fue Asensio, Benzema y Hazard. El belga fue el único de los nuevos en la primera mitad. En la segunda parte cambiaron los 11 jugadores (entraron varios del Castilla y el resto de fichajes). El frente del ataque fue Lucas Vázquez, Jovic y Vinicius. Rodrygo, futbolista de banda izquierda, jugó por dentro, de interior. Suyo fue el gol del honor, en el 84. De falta, que le habían hecho a él y que provocó la expulsión del portero Ulreich (sustituto de Neuer en esta segunda mitad como Keylor Navas lo fue de Courtois). La metió por toda la escuadra. Antes Lewandowski puso el 2-0 en el 67 y dos minutos después llegó el 3-0.

Encajar tres goles es muy mala señal… y ya puestos a retorcer dichos y refranes hay uno que dice “Los gitanos no quieren a sus hijos con buenos principios”, muy usado por  los jugadores cuando pierden los primeros envites y que bien podríamos aplicar a esta derrota. (Los “principios” originalmente hacían referencia a normas de comportamiento).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Por qué no hay VAR en la fase de clasificación de la Eurocopa?

¿Por qué no hay VAR en la fase de clasificación de la Eurocopa? Es realmente incomprensible. Además de ser un paso atrás en el avance tecnológico que ha supuesto la implantación del sistema. En el España 3-Suecia 0 de ayer se llegó con 0-0 al descanso. Cuando lo suyo hubiese sido un 1-0 o incluso un 2-0. En el minuto 16 el linier se equivocó señalando un inexistente fuera de juego y anuló el gol de Rodrigo. El auxiliar obviamente estaba mal situado. El VAR hubiese puesto orden al revisar la jugada y el tanto habría subido al marcador. Abrir el marcador en el 16 ante un equipo rocoso y compacto como el sueco se antoja como un hecho relevante. Dos minutos después el mismo linier corta un avance español por la derecha y señala fuera de juego a Marco Asensio. Era una jugada muy peligrosa. De existir el VAR la jugada habría continuado y, dada la superioridad numérica, era probable que hubiese terminado en gol.

Hubo tres cosas de la alineación inicial española que no entendí. La presencia de Isco y Parejo en el once. Se estorban, como se comprobó. El exmadridista está en mejor estado de forma que el madridista. Por tanto, me sobraba Isco. La ausencia de Morata en el ataque me resultó incomprensible. Ante la altura sueca tener a Morata me parece imprescindible. En los saques de esquina Sergio Ramos y Morata son dos buenas alternativas. Y son complementarios. La tercera es la presencia de Asensio por la derecha. Parece una consigna en la que conspiran todos sus entrenadores. Pierde potencial y la cabra siempre tira al monte: buscaba otras posiciones y acababa incordiando a Isco y Parejo (a Rodrigo también cuando se iba para el centro).

Isco salió más enchufado en la segunda mitad. Intentó el remate, buscó el gol y estuvo a punto de conseguirlo en un par de ocasiones en los primeros 10 minutos.

Al igual que en la primera mitad España incidía con el juego por las bandas. Pero los balones bombeados al área eran inútiles. ¿Dónde estaba Morata? El peligro llegaba en disparos desde fuera del área (Fabián y Parejo en la primera parte, con sendos paredones de Olsen, e Isco en el arranque de los segundos 45 minutos).

En el 62 a Asensio, por la izquierda, le interceptaron un pase con el brazo. ¡Penalti! Morata estaba en la banda listo para salir. Ramos transformó la pena máxima. Y Morata salió por Asensio durante la celebración del gol.

Oyarzabal entró por Rodrigo en el 71. Para mi gusto era Isco quien debió ser sustituido. Tras su buen arranque nuevamente volvía a estar missing. Y ellos, con el marcador en contra, habían adelantado lineas y se imponían en la lucha por el medio campo. El malagueño no está para estas batallas y mucho menos cuando entra en fase indolente.

Desde que Morata saltó al campo dejamos de bombear balones. ¿Dónde he visto esto antes? En este mismo estadio, el Bernabéu, pero con el Real Madrid en vez de con la selección. Era poner un rematador, fuese quien fuese, y dejar de jugar por las bandas.

Menos mal que Morata hizo de Juan Palomo: el se lo guisó y él se lo comió. Arrancó desde tres cuartos de cancha, a pase de Iñigo Martínez que recogió de espaldas, recortó y se lanzó hacia el área. Nada más entrar le derribaron. Otro penalti. Ramos se lo dejó lanzar (le entregó el balón) y Morata puso el 2-0 a cinco minutos del final. Dos minutos después Oyarzabal desde la frontal del área metió una rosca que supuso el 3-0 (la jugada la inició Isco, todo hay que decirlo). Entró besando la cepa del poste. ¡Un golazo! Y llegó el tercer cambio: Iñigo Martínez, con molestias, dejo su puesto a Diego Llorente.

Este 3-0 es el cuarto triunfo de España, en otros tantos encuentros. Y le metemos cinco puntos de ventaja a Suecia, que van segundos (con Rumania). El resultado, amplio, nos quita el mal sabor de boca de la primera mitad, por la ausencia del VAR y las intervenciones de Olsen. La temporada ha tocado a su fin.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

De bochorno en bochorno: ¡Gracias Florentino!

Marca

El Real Madrid de la temporada 2018/19 ha transcurrido de bochorno en bochorno. El último ha sido el 0-2 frente al Betis. Hay que darle las gracias por todos los bochornos a Florentino Pérez.

En la temporada que nos subió los abonos un 10% se cargó una historia de tremendo éxito: de tres Champions seguidas (más una Liga) hemos pasado a perder 12 partidos en Liga (de los 38 disputados). Es casi una derrota de cada tres encuentros. Y con un pelín de suerte si hoy gana el Barça nos quedaríamos a 21 puntos de la cabeza. ¡Lo nunca visto en la historia reciente del club! Es lo que tiene el Florentinato y sus palmeros.

¿Para tapar todo esto necesitamos Real Madrid TV? ¿Para tener a periodistas en nómina? Es un canal deficitario en audiencia y rentabilidad que hasta la fecha ha estado en manos del “enemigo” (Roures).

Todo es tan incomprensible como largar al máximo goleador de la historia del Madrid sin tener reemplazo, una (pésima) planificación deportiva digna del peor de nuestros enemigos, tres entrenadores en una misma temporada, crear problemas donde no los había (la portería) y un largo etcétera. Todo en función, incluida la subida de los abonos, de una innecesaria reforma del estadio. Que cada mes que pasa cuesta más (como era previsible).

El bochorno del 0-2 no debe enmascarar los méritos del Betis. Bien plantados en el campo, sin perderle la cara al partido, buscando al rival. Y con un entrenador, Setién, que según cuentan estaba viviendo sus ultimas horas en el banquillo bético.

Los centrocampistas verdiblancos dominaron el partido. Tanto es así que durante el primer cuarto de hora el Madrid era incapaz de pasar del círculo central. El encuentro lo controlaban Carvalho (ayer le llamaron William) y Lo Celso (¡pedazo de jugador!). Los primeros remates locales no llegaron hasta el minuto 22 y el 24: ambos de Marcelo. El primero se fue alto y el segundo fuera. La única oportunidad blanca fue un remate al poste de Benzema (el primero entre los tres palos del Madrid), quien se encontró un balón en fallo de uno de los centrales, Francis. La jugada siguió y terminó en un disparo de Fede Valverde desde fuera del área, bien atajado por Pau López. Estos dos fueron los únicos remates a puerta de los locales en la primera mitad.

Cómo sería la cosa que el mejor jugador madridista fue Keylor Navas. En esta primera mitad (0-0) salvó al equipo de varias claras ocasiones rivales. Especialmente una vaselina de Lo Celso. Lo mismo puede decirse de la segunda parte (a pesar de los dos goles encajados). Cuando el mejor de tu equipo es el portero tienes un problema. Sobre todo si juegas en casa.

La segunda mitad vio la aparición de Valverde en el medio campo merengue. Marcos Llorente y Modric seguían desaparecidos. Como Brahim (banda derecha) y Vinicius (izquierda) en la delantera. Brahim por la derecha es como Marco Asensio: pierden gran parte de su potencial. De hecho este fue el primer cambio de Zidane a la hora de juego (Asensio por Brahim). Vinicius solo hizo una buena internada en los primeros 45 minutos (pero no pasó nada, marca de la casa). En la segunda parte otra buena jugada suya fue desbaratada por el portero (sigue peleado con el gol).

Los goles llegaron en el 60, Loren, y el 74, Jesé. Ambos originados por la banda de Carvajal. El lateral derecho estuvo empeñado en competir con Marcelo. Y lo logró. Los dos goles son culpa suya. Incluso podemos decir que superó a Marcelo con su lamentable actitud al finalizar el partido. No se quedó sobre el césped del Bernabéu a despedirse de la afición y homenajear a su compañero Keylor Navas. Los jugadores del banquillo, salvo Bale, sí lo hicieron. Camino del vestuario Chendo trató de pararle pero no le hizo ni caso. Muy mal Carvajal y más teniendo en cuenta su condición de canterano. Ha quedado retratado!!!

El segundo cambio del Madrid fue absurdo. Llegando al 70 y con 0-1 Zizou retiró al único centrocampista que parecía enchufado, Valverde, para dar entrada a Isco. ¿Para ralentizar el juego? ¿Más aún? ¿Abusar de más pases atrás? Un despropósito. Incrementado con el tercer cambio, ya con 0-2: retiró a Benzema para meter a Lucas Vázquez. Puso a Vinicius de presunto delantero centro. Presunto porque no se le vio. Parecía que la presencia de Lucas Vázquez era para frenar el boquete en la derecha (Carvajal).

Florentino Pérez ha estado a punto de lograr que el crédito de Zidane salte por los aires. Menos mal que esta bochornosa temporada ha llegado a su fin. El Forentinato ha coleccionado demasiados aspectos negativos a lo largo de la 2018/19. ¿Serán capaces de superarse en la 2019/20? Seguro que no cejarán en su empeño…

 

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La sanción europea de Neymar

Neymar

Ahora que el tamtam de la rumorología vuelve a colocarnos a Neymar en el Real Madrid conviene recordar: el conflictivo jugador está sancionado por la UEFA con tres partidos en la Champions. Traducción: se pierde la mitad de los encuentros de la fase de grupos.

Entre estos tres partidos de sanción, la lesión anual, el ya clásico cumpleaños de su hermana (al que asiste con asombrosa regularidad, la que no demuestra en el terreno de juego) y el enorme desembolso que supondrá su contratación, cabe hacerse una pregunta: ¿compensa traer a Neymar?

La cuestión no es solo económica. También es deportiva. Salvo novedades imprevistas Neymar es un jugador de banda izquierda. Como Vinicius, Brahim, Marco Asensio (Zidane le ha estado probando por la derecha sin demasiada fortuna), el nuevo fichaje brasileño Rodrygo y quien está por llegar, según todo el mundo, Hazard. Overbooking total. Como poco sobran dos o tres de los seis mencionados.

Hay cosas que me resultan incomprensibles. Lo de Neymar y la reforma del estadio son dos de ellas. Veremos…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Nuevo desastre del Real Madrid

En un nuevo desastre del Real Madrid, y cuando solo queda un partido de Liga, Zidane despide el campeonato sin ganar un partido fuera de casa, desde su vuelta al banquillo. El Madrid perdió 3-1 en San Sebastián ante la Real Sociedad. Hemos perdido contra ellos los dos partidos disputados. Nos han metido cinco goles y solo hemos anotado uno: 0-2 en el Bernabéu y 3-1 ayer tarde.

El partido no pudo empezar mejor para nuestros intereses. En el min. 6 Brahim coge el balón en la linea de tres cuartos y se interna por su banda izquierda. Supera a un primer rival, Zaldúa. Al segundo, Diego Llorente, lo deja atrás con un cambio de ritmo. El defensa, hermano de nuestro Marcos Llorente, se recupera y le alcanza, ya metidos en el área. Brahim vuelve a superarle esta vez con un recorte prodigioso, con su zurda. Sale victorioso del lance y supera a Rulli con la derecha. 0-1. Es su primer gol vistiendo la camiseta del Madrid.

Un espejismo y no lo digo solo por el resultado final. Rulli apenas tuvo trabajo. Tan solo una clara oportunidad de Isco que tapó bien (cuando el Madrid aún estaba en 11). Courtois en cambio salvó dos goles cantados, paró un penalti, dos remates fueron al palo (el rechace de uno llegó a Barrenetxea, quien sin oposición hizo el 3-1 en el 66).

En el 25 otro ex, Willian José, de un taconazo dejó solo a Merino quien fusiló a placer estableciendo el 1-1. Un minuto antes el linier había anulado un gol a Oyarzabal por fuera de juego, refrendado por el VAR. La defensa madridista hacia aguas. Nos llegaban con demasiada facilidad. El naufragio se produjo en otro desajuste defensivo. Corría el minuto 38 y nuevamente las segundas jugadas, los rechaces, eran para los rivales. Vallejo (quien había medido mal en el inicio de la acción) evitó un gol seguro con la mano. Penalti y expulsión. Courtois detuvo el (mal) lanzamiento de Willian José.

Casemiro pasó al centro de la defensa, junto a Nacho. Nuestro medio campo quedaba mermado. Al descanso se llegó con 1-1. Y durante el mismo Zizou no efectuó ningún cambio. Craso error. En 10 no podíamos permitirnos el lujo de seguir con Isco y Marco Asensio en el campo (titulares ayer). Jugadores sin el carácter y la garra precisa para afrontar una segunda mitad en inferioridad numérica.

10 minutos tardó Zidane en hacer el primer cambio tras el intermedio: Modric por Isco. Pero un minuto después un error garrafal de Marcelo (no saltó de cabeza en una pelota que le llegaba de frente y ni siquiera obstaculizó al rival) despistó a Courtois (quien además resbaló). Zaldúa sí saltó a por el balón y lo cabeceó bombeándolo al interior de la portería. 2-1 en el 56. 10 minutos después llegó el 3-1 de Barrenetexea. Dos minutos antes del 3-1 hubo un cambio incomprensible: Lucas Vázquez por Brahim. Si aún hubiese entrado Vinicius. O Marco Asensio el sustituido en vez de Brahim. Hubo que esperar al 75 para que entrase el brasileño (por Asensio). Vinicius tuvo dos internadas de mérito, pero mal finalizadas con pases a ningún sitio. Al igual que pasa con Brahim da la sensación que algo puede suceder cuando juega Vinicius. Ambos necesitan minutos y confianza. Salir con un 3-1 en contra, en 10 y con solo un cuarto de hora por delante, no son las mejores condiciones. Por muy regateador que seas.

Ya solo quedan 90 minutos de juego para dar carpetazo a esta nefasta temporada. El próximo fin de semana contra el Betis.

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Florentino desprecia a los socios

Florentino Pérez desprecia a los socios. Por si aún había alguien que le quedasen dudas en esta jornada han quedado despejadas: el indigesto horario del partido de ayer es la última prueba de su desprecio a la afición. La lamentable temporada del primer equipo, de la que es responsable directo, se agrava con los horarios lamentables que hemos sufrido (lunes, matinales y varios a las 16:15).

¿Es Florentino un antisistema y no lo sabíamos? Pregunto porque un domingo a las 16:15 rompe la tradicional comida familiar de los domingos. Ayer con el agravante de ser el Día de la Madre. Me da igual que los horarios los imponga LaLiga. ¿Desde cuándo el Real Madrid ha dejado de tener peso y se ha convertido en un club al que ningunean? Ha sucedido bajo la presidencia de Florentino Pérez. Al que los socios le importan un bledo.

La floja entrada (de nuevo) del Bernabéu confirma todo lo afirmado anteriormente. Y no es la primera vez que socios y abonados le dan la espalda al equipo. Ayer se rozó la media entrada.

Javier Gandul AS

Zidane siguió con su casting y sus probaturas. Entre ellas la vuelta de Courtois a la portería, la presencia de Vallejo de central junto a Varane, la titularidad de Fede Valverde y la delantera formada por Lucas Vázquez, Mariano y Brahim. Y por supuesto, las ausencias de Bale y Modric.

El partido no pudo empezar mejor: Brahim perdió tontamente un balón ante Cazorla y en vez de mirar, o desentenderse, tiró de coraje y pundonor. Su presión fructificó y acabó recuperando el esférico. Vio a Mariano y le lanzó el pase. El delantero ganó en carrera a los dos centrales y se impuso al portero que salió a la desesperada. 1-0 y no se había llegado al segundo minuto.

Mediada la primera parte el Madrid dejaba buenas sensaciones. Atacaba mucho y bien. Y terminaba las jugadas. Además del gol y un trallazo de Carvajal al poste hubo buenos remates de Mariano, Valverde, Kroos (dos cada uno de ellos), Brahim, Casemiro y Lucas Vázquez. El meta del Villareal, Andrés Fernández, tuvo trabajo y estuvo acertado en su cometido.

El tanto del empate fue un accidente. A los pocos minutos del 1-0 el Madrid empezó a sestear. No es que los visitantes achuchasen, es que los blancos empezaron a echarse a atrás y a abusar de los pases en las inmediaciones del área propia. Ellos vieron el cielo abierto y aprovecharon la ocasión adelantando sus lineas. Cazorla empezó a imponer su criterio. Casemiro perdió un balón tonto y Gerard Moreno empató en el minuto 10. El tanto despertó a los locales, fue un revulsivo. Y Casemiro se desvivió en enmendar su error. Las aguas volvieron a su cauce y el asedio blanco reapareció.

Tras estos buenos primeros 25 minutos el Madrid bajó un poco el ritmo. Brahim perdió su chispa. Había estado incisivo, lo contrario que Lucas Vázquez. Fede Valverde era un pulmón y Kroos estaba en todas partes. Pases certeros, cortos y largos (cambiando la dirección del juego). Siempre desmarcado, buscando ser solución y la mejor opción para el compañero. Un córner botado por el alemán en el 39 supuso un centro chut de Marcelo. El balón llegó a Vallejo, solo en el área pequeña aunque rodeado de rivales pendientes de otros. Con una tremenda tranquilidad anotó el 2-1. Resultado con el que se llegó al descanso.

La segunda mitad arrancó igual que la primera. Con Brahim haciendo las delicias del público y con Mariano marcando al principio. Un magnifico pase en profundidad al hueco de Fede Valverde a Carvajal, quien entró como un cohete en el área rival por lo que los antiguos llamamos el callejón del ocho, dejó al lateral en franca ventaja. Tuvo tiempo de otear el panorama y templar el balón a Mariano. 3-1.

Las cosas se volvieron a torcer. Por error de Zidane. Hizo un doble cambio: Isco y Marco Asensio por Fede Valverde y Lucas Vázquez. No aportaron nada. El cambio de los centrocampistas debilitó la media. Y tanto Asensio como Isco estuvieron egoístas (algo que Lucas nunca es, por flojo que esté). Este mirar por lo suyo nos pudo costar caro en los minutos finales del encuentro. Adornarse en lujos innecesarios frenaba nuestros ataques y sus perdidas de balón organizaban las contras del rival. Contragolpes bastante peligrosos, con Cazorla al mando y el nigeriano Chukwueze (cumple 20 años en 15 días) buscando con ahínco la portería de Courtois. Hasta que el recién ingresado Jaume Costa hizo el 3-2 final en el último minuto del descuento.

Brahim buscó el gol. Lo merecía pero no lo encontró. En el 73 reapareció Vinicius, otro que anda regañado con el gol. El brasileño entró por Brahim. Dejó esos detalles que enamoraron a la afición blanca antes de su lesión. Pero sin anotar. Dispuso de un par de buenas oportunidades, que se buscó el mismo. Se quedaron en uy. Buscó lucirse ante el segundo de Tite, el seleccionador brasileño, quien vino a verle (y a Marcelo y Casemiro). La Copa América está a la vuelta de la esquina.

Mariano se las tuvo tiesas con Álvaro. Ganó el delantero: marcó dos goles, pudo hacer un tercero y al defensa le sacaron una amarilla. En los choques que tuvieron, Álvaro parecía salir siempre dolorido. ¿Teatro?

Para terminar destacar a Cazorla. Su actuación, y trayectoria, tuvo su premio finalizando el partido. Cuando se disponía a sacar un córner, desde el fondo norte, empezó a recibir aplausos del publico de esa zona. Se contagió a varias zonas del estadio. Lastima la poca afluencia del Bernabéu.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol