Archivo de la etiqueta: Modric

3 puntos, 4 goles y 3 lesionados en Vigo

Benzema Marca3 puntos, 4 goles y 3 lesionados es el bagaje del Real Madrid en Vigo. Al descanso se llegó con 0-1 en el marcador y dos cambios por lesión: primero el de Casemiro por una entrada de Maxi Gómez (tuvo mala suerte el brasileño y se torció el tobillo) y luego el de Reguilón. Además Bale quedó tocado tras una dura entrada de Hugo Mallo, el capitán del Celta, quien solo vio una amarilla en esta primera mitad (por esta acción). Al galés solo se le vio en esta ocasión y en unas ayudas defensivas sobre el 40. Es decir, el Real Madrid jugó en 10 la primera parte. Y a pesar de ello se fue al vestuario 0-1.

Las causas del 0-1 son variadas: Benzema que estuvo inmenso; los laterales, Odriozola y Reguilón (hasta el 45 cuando fue reemplazado por Javi Sánchez pasando Nacho al lateral izquierdo), estuvieron impecables arriba y abajo; la mejoría de Kroos (a pesar del gol que falló a puerta vacía) que se confirmó en esta primera mitad y los brotes verdes por fin de Modric. En el gol vimos al mejor Modric y al mejor Benzema. Un pase en profundidad al hueco del croata, el desmarque del francés más algo muy suyo como es el toque de clase controlando la pelota y rematando con el interior. Era el minuto 23 y cinco minutos antes se había retirado Casemiro sustituido por Ceballos.

El cambio se retrasó varios minutos porque Ceballos no estaba preparado. ¡No llevaba puesta la camiseta! Este tipo de imbecilidades se repiten. Y son inadmisibles en un equipo profesional. Ya el fin de semana pasado la entrada de Vinicius se retrasó porque el brasileño tampoco estaba listo.

Bale salió en la segunda parte. No se produjo el tercer cambio. Y Benzema, en otro jugadón, estrelló el balón en el larguero a los cinco minutos de la reanudación. El Celta seguía sin funcionar. Recurría a las patadas y faltas en defensa y a balones largos en ataque, buscando las contras y a Iago Aspas. En la primera mitad el escaso peligro que crearon fue solventado por Courtois con solvencia.

En una mala salida del Celta en las inmediaciones de su área, en el 55, Benzema se hizo con el esférico. Se mete en el área, un recorte y remata. La pelota entre las piernas del portero golpea en su muslo derecho y va hacia la red. Pero da en el palo. El rebote se encuentra con Cabral que seguía la jugada. Cinco minutos después Mallo, quien no debería estar en el campo porque tenía que haber sido expulsado en la primera mitad, metió un golazo. 1-2. Ya era otro partido. Un doble cambio del Celta les hizo creer en sus posibilidades. Y se vinieron arriba.

Las desgracias nunca vienen solas. Nacho en el 66 tuvo problemas en la rodilla. El cambio de Vinicius por Bale quedaba paralizado a expensas de lo que suciedese con el defensa. Un minuto después Odriozola sufrió un calambre tras una internada. O eso parecía, porque acabó tocándose el abductor. Nacho tuvo que salir y entró Marco Asensio. A todo esto Courtois había evitado un gol de Aspas. Tremendo disparo desde fuera del área y mejor estirada del meta.

La entrada de Asensio pasó a Lucas Vázquez al lateral izquierdo, desde la banda derecha del ataque y el medio campo. Y un error de Ceballos casi nos cuesta el empate.

Benzema lo seguía haciendo todo bien. Y Bale seguía desaparecido. Salvo un par de minutos, del 73 al 75. Desconozco el alcance de su dolencia. Por eso no le incluyo en el parte de lesionados.

En el 80 una combinación entre Modric y Odriozola acaba en penalti sobre el lateral (recuperado de sus molestias). Sergio Ramos, nuevamente a lo Panenka, anotaba el 1-3.

Cabral vio la segunda amarilla en el 86. Cuando se anunciaban cuatro minutos de descuento un zapatazo de Ceballos entraba por la escuadra. 1-4. Aún quedaba un gol más: en el tercer minuto del descanso, el Celta en 10, lograba su segundo gol. Brais Méndez, recién convocado por Luis Enrique, se internaba y chutaba. Su remate tropezaba en un defensa, cambiaba la trayectoria y suponía el 2-4 definitivo.

Solari tuvo que lidiar con situaciones desafortunadas e imprevistas en un campo difícil. Resolvió con buen criterio los tres cambios forzados por las circunstancias. El equipo, salvo Bale, estuvo a la altura de las circunstancias. Los jugadores sabían que era una obligación aprovechar el tropiezo del Barça (y por eso salieron enchufados desde el principio, menos Bale).

El entrenador se ha ganado su continuidad.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo

David Cerny Reuters ASHemos vivido el tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo. Uno por torneo (Copa, Liga y Champions). Parece que la tendencia negativa es ya parte del pasado. Pero la pregunta del millón antes del partido era: ¿Qué Real Madrid nos íbamos a encontrar hoy en Champions? ¿La versión brillante que vimos en el Bernabéu frente a la Roma? ¿O la desastrosa que sucumbió goleado ante el Sevilla y el Barça? Hay incluso dos versiones más: la del equipo que sucumbe por errores individuales que nos cuestan finales (ante el Atlético de Madrid), partidos de Liga (en casa frente al Levante) o de Champions contra el CSKA (en Moscú), y la voluntariosa, plana, sin brillo, que igual saca adelante partidos (como ante el Valladolid), los pierde (en Vitoria frente al Alavés) o empata (en Bilbao ante el Athletic). Muestras claras de la irregular temporada que estamos haciendo.

De entrada Solari nos sorprendió con la alineación: no jugaron de inicio Keylor Navas, Modric, Isco ni Marco Asensio. Estos dos últimos eran duda, o salía uno o el otro. Pues finalmente ninguno de los dos. Entró Lucas Vázquez. Courtois y Ceballos fueron los elegidos para las otras dos posiciones.

El Madrid estaba obligado a ganar al Viktoria. La Roma había vencido 1-2 al CSKA y tomaba el liderato del grupo. Pero no parecía que los blancos hubiesen saltado al campo. Los primeros 12 minutos fueron un vendaval local. Apoyados por su público. Nacho, en un mal despeje, casi mete un autogol. Nos salvó el larguero. Llegaban antes a todos los balones divididos, nos superaban en velocidad y ganas. Presionaban arriba. La pregunta era ¿cuánto durarían? Entre el 12 y el 15 empezamos a carburar. Y a presionar arriba, como ellos. Se vieron en aprietos. Esto nos debió subir la moral porque a partir del cuarto de hora nos hicimos con el partido. La puntilla fueron los cuatro goles con los que nos fuimos al descanso.

El primero, un golazo de Benzema: se interna en el área por la izquierda. Dos recortes y la mete entre las piernas del portero. 0-1 en el 20. Los dos siguientes fueron consecuencia de dos saques de esquina. El 0-2 un córner sacado por Kroos en el 23 y magníficamente cabeceado por Casemiro, picando la pelota hacia abajo. Botó antes de entrar en la portería. En el 37 Kroos en jugada de estrategia saca en corto sobre Lucas Vázquez que pone el balón en el área, en la banda contraria. Bale cabecea hacía Benzema, quien en la posición de delante centro logra el 0-3 de cabeza (su segundo gol). El 0-4 viene de un pase de Reguilón, evitando que la pelota se fuese fuera. La peina levemente Benzema y le cae a Bale, quien de un zurdazo, desde la derecha del área chica, logra el 0-4.

A pesar del resultado, el Viktoria entre el 0-2 y el 0-4 tuvo un par de ocasiones. Al igual que al comienzo de la segunda mitad (Courtois se lució en el 50). Al filo del 54, en otro córner botado por Kroos, Nacho estrelló otro balón en el poste. Poco antes de la hora de juego Javi Sánchez sustituyó a Sergio Ramos. Su debut en Champions. Dos minutos después entró Vinicius por Benzema. Bale pasaba al centro de la delantera.

Ellos a pesar de la contundencia del marcador siguieron buscando la meta de Courtois. Incluso hubo un par de contras peligrosas tras saques nuestros de esquina.

Kroos remató su buena actuación picando una pelota a la escuadra contraria. Era el 0-5, en el 66, tras una galopada de Viniciuis desde la linea del centro del campo. Tuvo dos opciones: Bale a su derecha y Kroos a su izquierda. En el 72 el alemán dejaba su sitio a Isco.

En el descuento anularon un gol a Lucas Vázquez. Y posteriormente Bale remató a la escuadra.

Este 0-5 es de esos resultados que te dejan una sonrisa de oreja a oreja y te rearman de cara al futuro. Vigo es la siguiente parada.

P.D.: en el 13 un codazo de Sergio Ramos a Havel le dejó sangrando y tuvo que ser sustituido tras el 0-4.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Barça 5 Real Madrid 1: Bye Bye Lopetegui & Florentino

MarcaEl resultado al descanso, 2-0, no invitaba al optimismo. Pero vayamos por orden, desde el principio. Las alineaciones tanto de Valverde como de Lopetegui no sorprendieron: el azulgrana repetía el once que se enfrentó al Inter con Sergi Roberto y Rafinha de titulares y JLo planteába un 4-4-2 con Isco de enganche y Nacho en el lateral derecho (un error como pudimos comprobar: no es lateral es defensa central y tenía que haber jugado por Varane). Vinicius una vez más se quedaba en la grada (tras no haber jugado ayer con el Castilla, en un partido en casa, que perdimos 0-1 frente al Fuenlabrada).

Jordi Alba se salió por su banda. Entre que Bale no terminaba de seguirle ni de crear peligro y Nacho tampoco tiene la profundidad para avanzar en ataque y le pesan los años (28) que van detrimento de su velocidad. O al menos la requerida para un defensa lateral. Para jugar en el centro de la zaga está sobrado y su sentido de la anticipación es un plus. El 1-0 llegó de una internada de Alba, muy suelto, y su centro lo remató libre de marca Coutinho. El brasileño entro al área Como Pedro por su casa. Solo llevábamos 10 minutos de partido. 20 min. después Luis Suárez transformaba el penalti que le había hecho Varane (el VAR fue decisivo en su señalización).

Varane no debió haber jugado en el Camp Nou tras su penoso partido frente a otros azulgranas, el Levante, donde fue responsable directo de la derrota. Era su segundo penalti consecutivo en dos jornadas ligueras. Como sería la cosa que se quedó en el vestuario al descanso (entró Lucas Vázquez y Nacho pasó al lugar del francés).

La primera mitad del Madrid fue de floja a peor. El Barça crecía a medida que pasaban los minutos. Mientras los blancos se achicaban los blaugranas se agigantaban.

El cambio al descanso incrustó a Casemiro entre los dos centrales y tanto Marcelo como Lucas Vázquez jugaron de laterales largos. Era un 3-5-2. Funcionó: Marcelo logró el 2-1 a los cinco minutos de la reanudación. Marcelo lleva tres goles seguidos en sus tres últimos partidos (en una semana).

Poco después del gol, Sergio Ramos estuvo a punto de empatar de cabeza y en el 55 Modric remató al palo. Era otro partido. La avalancha merengue de este primer cuarto finalizó con Suárez rematando al poste en el 60. Desde ese momento el Madrid siguió buscando el tanto pero con más precauciones.

Jordi Alba seguía siendo el mejor de los suyos y por los nuestros emergieron las figuras de Marcelo (de medio campo para arriba) y de Sergio Ramos. Los dos capitanes luchaban por su equipo y por la continuidad del entrenador. No fue suficiente y al final quien se salió fue Suárez.

En el 67 Benzema tuvo el empate en un cabezazo después de una buena internada y mejor centro de Lucas Vázquez. Valverde reaccionó dando entrada a Semedo por Rafinha. Y Sergi Roberto adelantó su posición. En el 73 Dembélé entró por Coutinho. Y un minuto después Suárez, desde las inmediaciones del punto de penalti, cabeceaba el 3-1 y sentenciaba el encuentro. Era su segundo de la tarde. Lopetegui reaccionaba retirando a un mediocre Bale por Marco Asensio.

Marcelo en el 79 volvió a romperse. Esta vez no sucedió lo de Champions (nos quedamos en 10). Entró Mariano (mientras Arturo Vidal reemplazaría a Arthur en el 83).

Al filo del 83 Suárez redondeó el resultado con su tercer gol (debería haber sido expulsado en el 76 por una dura entrada a Nacho y solo vio amarilla). Este cuarto gol culé vino precedido de un garrafal error de Ramos. Sin dudas el uruguayo fue el mejor por su hat-trick. La debacle madridista se consumó en el 86: una internada y pase de Dembélé es rematada de cabeza por Arturo Vidal, sin nadie que le estorbase.

Esta masacre tumba a Lopetegui y debería sentenciar también a Florentino Pérez. Suyas han sido todas las nefastas decisiones que nos han llevado a este desastre sin paliativos. Desastre que se arrastra desde el inicio de la temporada (con la derrota en la Supercopa de Europa frente al Atlético de Madrid). Florentino vete ya!!!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Inyección de moral madridista?

Javier Gandul AS copia¿Es el 2-1 al Viktoria Plzen una inyección de moral para los madridistas de cara al Clásico? Es indudable que las victorias son balsámicas y cicatrizan heridas con celeridad. pero… no es de recibo acabar pidiendo la hora en el Bernabéu porque nos hemos quedado en 10 (situación grave que requiere detenerse más adelante). Tampoco lo es que concedamos seis claras ocasiones de gol, de las cuales tres fueron en la primera mitad. La quinta oportunidad fue el gol de Hrosovsky en el 77. Se coló por el centro de la defensa. Y la sexta no supuso el empate gracias a Nacho que desbarató la jugada.

Lopetegui presentó novedades: Lucas Vázquez en el lateral derecho, Nacho por Varane e Isco por Marco Asensio (entró en la segunda mitad). Arriba Bale y Benzema, con la ayuda de Lucas que subió mucho y bien. En defensa no tuvo ayudas ni coberturas. De la primera oportunidad checa, que vino por su banda (en un despiste defensivo suyo) llegó el 1-0 en el minuto 11. Lideró la contra y sacó un excepcional pase que Benzema remató de cabeza, entrando desde atrás como si fuese un ariete. Buen partido del francés. Otro fallo defensivo por nuestra banda derecha (en la que Lucas se vio desbordado en un dos contra uno porque ni Bale ni ningún centrocampista ayudaron en la cobertura) estuvo a punto de llegar el 2-0. Aunque tuvimos que esperar a la segunda parte, al min. 54. El debutante Fede Valverde (había entrado por Isco en el 53) en su primera acción originó el tanto. Cortó un balón y conectó con Bale, quien de tacón dejó a Marcelo frente al meta rival. El brasileño resolvió picando el balón.

Marcelo recibió una fea entrada en el 87 justo antes del cambio de Mariano por Benzema. Iba a ser el tercero y definitivo. La cara de dolor del defensa, tumbado en el césped, era evidente. El lateral izquierdo siguió en el campo (¿convenció al mister?). Se consumó la tercera sustitución. Y en el 89 Marcelo tuvo que dejar el campo. El Real Madrid se quedaba en 10. A mi entender esto fue una tremenda frivolidad, tanto del jugador como del entrenador. Y nos pudo costar caro, muy caro.

Aparte de la fragilidad defensiva creo que la mayor preocupación viene del centro del campo. Los rivales nos llegan con facilidad y eso no ayuda nada a la defensa. Modric sigue sin aparecer. Kroos ayer fue de más a menos. No le vimos en la segunda mitad. Casemiro se ve desbordado. Está solo ante el peligro. Isco aun está en proceso de recuperar el ritmo tras la apendicitis. Se le vio activo en la primera mitad (incluso pudo haber marcado e intentó varios pases en profundidad al hueco).

Nos anularon dos goles (Bale y Benzema), bien anulados, Sergio Ramos cabeceó al poste en la primera parte y reclamamos un par de penaltis. En mi opinión solo lo fue el empujón sobre Lucas Vázquez. Lo raro es que el juez de fondo no lo viese: sucedió enfrente suya.

Necesitábamos ganar para romper la mala racha de resultados negativos. Teníamos que cambiar la dinámica. Sobre todo pensando en el Barça-Madrid del domingo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Griezmann Balón de Oro?

Benzema vs Griezmann¿Será Griezmann el Balón de Oro? ¿Lo merece?

Esta semana se han conocido los 30 nominados y han arrancado las votaciones. Recordemos que el premio lo entrega la revista francesa France Football, Francia ha sido Campeona del Mundo, Griezmann es portada del semanario francés con el titular “El Balón de Oro debe serlo un francés”, votan más de 100 periodistas y se computa el año natural (no la temporada como en The Best de la FIFA). Este último factor es muy importante porque borra el estrepitoso fracaso del Atlético de Madrid en la Champions (eliminados en la fase de grupos).

El mensaje que lanza France Football desde la portada la misma semana que comienza la votación es claro. Pero… ¿Fue Griezmann el mejor jugador de su selección? ¿Su contribución al título fue tan decisiva? ¿Y en el resto de competiciones? Veamos:

  • No solo no fue el mejor de su selección es que ni siquiera fue el mejor delantero francés. Tal honor corresponde a Mbappé, quien se consagró en Rusia 2018. Tampoco fue el máximo goleador del Mundial. Fue el inglés Kane.
  • ¿Quienes pueden competir con él de su selección? Además del mencionado Mbappé hubo otros jugadores mas relevantes que Griezmann. Dos centrocampistas como el todo terreno Kanté y Pogba. Les perjudica las no demasiado brillantes campañas de sus clubes, Chelsea y Manchester United. El rojiblanco Lucas Hernández presenta idéntico palmarés que Griezmann: Campeón del Mundo, de la UEFA, de la Supercopa de Europa y subcampeón de Liga. Además fue el mejor jugador del Mundial en su puesto (algo que ya hemos visto que no fue monsieur Antoine). Hay otros defensas que acumulan mejores y más importantes curriculums: los centrales Umtiti y Varane. El azulgrana es campeón de Liga y de la Supercopa de España; el madridista es campeón de Europa. Que me perdonen los del Atleti pero tanto la Liga española como la Champions tienen más peso que la UEFA.
  • Modric y Rakitic, especialmente el madridista, fueron claves en la selección de Croacia. La gran revelación del Mundial. A la que llegaron tras tres extenuantes prórrogas. Es decir, un partido más (90 minutos). El madridista además de la Champions fue elegido el mejor jugador del Mundial (fue quien más MVP acumuló). y gano el The Best. El culé, al igual que Umtiti, gano Liga y Supercopa de España.
  • El flojo Mundial de Cristiano Ronaldo y Messi los descarta como opción al Balón de Oro.  A pesar de los logros individuales como goleadores en Champions y Bota de Oro respectivamente. Y por supuesto los títulos logrados con Real Madrid y Barça. No es descartable una sorpresa: siempre hay una posibilidad, por mínima que sea, porque en los factores que deben juzgar los votantes está el de la trayectoria (y aquí ambos ganan de calle), aparte de las actuaciones individuales y con sus equipos (les lastra el Mundial en este caso).
  • ¿El inicio de temporada de Griezmann será tenido en cuenta o se pasará por alto? Los datos de la imagen respecto a los goles marcados en Liga dan que pensar.

No me atrevo a predecir. Todo parece indicar que los organizadores se inclinan por Griezmann. Mi opinión se decanta por Modric.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

CSKA 1 Real Madrid 0 (¿y ahora qué Florentino?)

Marca copiaEscribía ayer que esperaba que a Lopetegui no le diese un ataque de entrenador (y retocase lineas con extravagancias). Tenia en mente a Vallejo como central -lo apuntaban varios medios- que significaría trasladar a un central como Nacho al lateral izquierdo. Afortunadamente no fue así y el mister alineó una defensa con jugadores en sus posiciones naturales: Carvajal, Nacho, Varane y Reguilón. Este último, que tan buena impresión causó en la pretemporada, debutaba por fin esta temporada. En la portería Keylor Navas. El medio campo lo formaron Kroos, Casemiro y Ceballos. Y arriba Lucas Vázquez, Benzema y Marco Asensio. La idea era abrir el juego por las bandas, con los dos laterales más Vázquez y Asensio. Pero encontramos un pequeño problema a este planteamiento: no tenemos rematadores. Porque el panorama era el siguiente: CR7 en Turín, Bale en Madrid, Mariano en el banquillo y Benzema en el campo.

El arranque no pudo ser peor: un mal pase atrasado de Kroos, una marcelada, propicia el 1-0. Varane tampoco estuvo fino mas nadie puede imaginarse ese melón del alemán, que además venía rebotado del césped. El CSKA no desaprovechó la oportunidad y Vlasic fusiló a Keylor Navas. Quedaban 89 minutos por delante. No tenía ninguna duda que seriamos capaces de remontar. Pero…

Para colmo de males Carvajal se lesionó y finalizando la primera parte fue sustituido por Odriozola.

El Real Madrid tardó de 15 a 20 minutos para hacerse con el mando del partido. Y las incursiones por la banda no encontraban rematador (como era previsible). Kroos, tras su error, quiso enmendarlo con un disparo desde fuera del área. Una buena idea. Poco después, en el minuto siete, volvía a pasar mal y los de Moscú creaban peligro bien resuelto por Navas.

Casemiro entendió el partido en esta primera mitad: disparó un par de veces desde fuera del área. Una de ellas fue al palo. Otra buena noticia es que Benzema remató dos veces. No lo hacía desde hace unos cuatro encuentros. Un cabezazo suyo, a pase de Reguilón, se estrelló en el larguero.

Marco Asensio lleva una racha de malas primeras mitades (Sevilla, Atlético de Madrid y ayer). En la segunda, al poco de comenzar, lanzó un buen disparo que puso en apuros al veterano meta del CSKA. Volvió a chutar (mal en este caso) en el 51. Lo intentó de nuevo y le metió un gran pase a Mariano a falta de 12 minutos del final.

Mariano y Modric entraron por Lucas Vázquez y Casemiro cuando faltaban unos minutos para cumplirse la hora de juego. El guión no cambió: el Madrid achuchaba y ellos bien replegados salían a la contra. Con peligro en un par de ocasiones. Y volvieron a encontrarse con Keylor.

A medida que pasaban los minutos pensaba cuánto hacía que encadenábamos tres partidos seguidos sin marcar gol. El comentarista de TV me sacó de dudas: casi 12 años (desde principios del 2007).

El segundo remate de Mariano, un cabezazo al poste, fue el tercer palo merengue del encuentro.

Esta derrota es un jarro de agua fría y complica la clasificación del grupo. Lo que estamos viendo y sufriendo no deja de ser la consecuencia lógica de la mala gestión esta temporada de Florentino Pérez y su directiva. Se veía venir. O al menos lo veíamos algunos, porque los palmeros habituales nos llamaban agoreros y lanzaban las campanas al vuelo convirtiendo un par de goleadas intrascendentes en campeonatos mundiales, obviando el 2-4 del Atleti en la Supercopa de Europa.

Para colmo ayer leí que Inda, uno de los voceros habituales del florentinato, daba una exclusiva en la tele: “El Real Madrid cree que se equivocó al no fichar un 9 top”. ¿Cree? ¿De verdad? Está más claro que el agua. Por favor!!! No necesitamos endeudarnos para reformar el estadio y el centro comercial. Precisamos un goleador!!!

¿Para esto nos han subido el abono un 10%? ¡Ya está bien de tomarnos el pelo! Insisto: ¡Florentino cómprate el Chelsea y vete ya!

P.D.: En el último minuto del descuento fue expulsado el meta ruso, por doble amarilla en la misma jugada.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sopor en el derby

Inma Flores El PaísEl sopor invadió el derby. El 0-0 final es la mejor prueba. El Real Madrid, que era el equipo local, tardó en entrar en el partido. Y cuando lo hizo tampoco fue para tirar cohetes, porque mucho sobar la pelota, pases cortos o al pie, poca profundidad y nada de velocidad. ¿Para ver este peñazo nos han subido el abono un 10%?

El Atlético de Madrid salió a por el partido. Pero fue un espejismo. Conociendo a Simeone se sabía que iba a durar 10 minutos como mucho. No lograron el gol y se echaron atrás. Para hacer su partido. A partir de ahí el dominio blanco fue aparente. Estético. Pero con un Benzema que no remató ni una sola vez (lleva el 9 a la espalda) queda todo dicho. Solo Bale lo intentaba. “El del moño” como decía mi amiga Mónica Marín, residente en Los Ángeles y que está pasando unos días en Madrid.

Una inoportuna lesión del galés le dejó fuera de la segunda parte. Tras el descanso salió Ceballos. Una buena decisión de Lopetegui porque reforzó el medio campo y consiguió superioridad numérica en el centro del campo. Simeone acabó retirando a Diego Costa dando entrada a Thomas. El Madrid de esta segunda mitad empujó, ganó segundas jugadas y recuperaba rápidamente la posesión. Pero ocasiones pocas (y algunas, como en la primera mitad, ocasionadas por fallos rojiblancos). Si Courtois le salvó un mano a mano a mano a Griezmann y otro a Diego Costa en la primera mitad (y Bale falló un gol), en esta segunda parte el salvador fue Oblak ante Marco Asensio (porque en otra Carvajal disparó al muñeco).

Lopetegui se equivocó en los cambios de Lucas Vázquez por Modric y Vinicius por Benzema (en el 87). Debió de salir primero Mariano (por Benzema) y luego ya me da igual Lucas o Vinicius. ¿Para que queremos a jugadores como Lucas o el brasileño si no tenemos rematadores? Por eso digo lo de Mariano.

Este equipo coral, según los palmeros del corifeo blanco, lleva tres partidos seguidos de Liga habiendo marcado solo un gol. Contra el Español en casa. Ante Sevilla y Atleti ninguno. ¿Podrían explicarnos en qué se basaban para lanzar las campanas al vuelo hablando de la pegada de este nueva versión del Madrid? Quizás en el nuevo modelo de gestión de Florentino: como destrozar un equipo campeón en tiempo récord.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol