Archivo de la etiqueta: El País

Lo de Cachitos con Vox ya lo hizo Pablo Carbonell con Esperanza Aguirre

PC y EA CQCComo continuación a la entrada de ayer, Vox estará eternamente agradecido a Cachitos, hoy escribo sobre un claro precedente: Pablo Carbonell y Esperanza Aguirre. Y lo hago por algunos comentarios y reacciones que he recibido al respecto. Ayer no incluí esta referencia por considerar (erróneamente) que era una historia lo suficientemente conocida. Pero he descubierto que o no se recuerda o se desconoce. Todo sucedió en un programa, Caiga quien caiga, que emitía Tele 5.

La carrera política de Esperanza Aguirre había llegado a su cenit: de concejala y primera teniente de alcalde del ayuntamiento de Madrid y consejera de Caja Madrid había sido nombrada ministra de Educación y Cultura por Aznar en su primer gobierno. No estaba mal para ser la niña pija del PP. Pero no tenía más recorrido. Hasta que las lumbreras de Carbonell y los responsables de CQC (Caiga quien caiga) se cruzaron en su camino. Y Doña Esperanza se transformó en la Dama de Hierro y una defensora de las esencias patrias. Su transformación de objeto de mofa y burla televisiva, como inútil ministra, a estrella mediática no puede entenderse sin la imbecilidad del programa y su reportero. En su día se lo comenté tanto a él como a un muy buen amigo, entonces presentador del programa. Pensaron que exageraba. Años después me dieron la razón. Sobre todo cuando Aguirre empezó a presumir de ello y apareció publicado en su biografía autorizada “La presidenta“. Les agradecía el servicio prestado. Escribía Carlos Prieto en El Confidencial:

[…] Pero cuando la carrera de Aguirre parecía estar a punto de irse a pique, sucedió un giro típico de nuestra época posmoderna y catódica: su conversión en estrella mediática y guasona no solo no acabó de hundir su reputación política, sino que la impulsó. Eso sí, el giro no ocurrió por casualidad, sino forzado por Aguirre contra la opinión de sus asesores, en una temprana muestra del instinto político que la haría temible la siguiente década. […]

Y Prieto remataba el artículo diciendo:

“He aquí uno de los límites de las guerras culturales: fiarlo todo a la crítica/guasa costumbrista, algo habitual ahora en las redes sociales, es un error. Mucho jiji-jaja, mucho esta tía es tonta, y mientras tanto Esperanza Aguirre a lo suyo: para cuando la izquierda dejó de subestimarla, ya se había convertido en la temida lideresa neocon hegemónica en Madrid. Y en la gran especialista en dar la batalla cultural a la izquierda, como bien saben Manuela Carmena y todos los titiriteros que en el mundo han sido. Quien ríe la última ríe mejor.”

Ahora se repite la historia con lo de Cachitos y el rotulo de Bertín Osborne. No aprendemos nada.

Hace poco hemos tenido en otras latitudes el ejemplo de Bolsonaro, flamante presidente brasileño. En El País podíamos leer en una crónica de Pablo Cantó: “Jair Bolsonaro fue, durante años, objeto de burla de la televisión brasileña. El político, en su etapa como parlamentario, era una mina de comentarios polémicos y controvertidos que algunos programas, como la versión brasileña de Caiga Quien Caiga (CQC), intentaron explotar.” Cantó además reportaba que Monica Iozzi, exreportera de CQC, lamentaba haberle dado tanta presencia: “Me arrepiento de haberle entrevistado tantas veces”.

Como decía ayer, lo mismo puede aplicarse a Trump.

Cansan ya tantos graciosos y graciosillos. Irresponsables de tomo y lomo que se creen superiores en posesión de una verdad absoluta y lo único que hacen es servir a los interés del enemigo, por su propia irresponsabilidad y falta de reflexión.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General, Medios, Política

Grupo de salvajes: suspenden el River-Boca

Jugadores Boca MarcaUn grupo de salvajes sí, consentidos además desde hace tiempo, provocan la suspensión del River Plate-Boca Juniors, el partido de vuelta de la final de la Libertadores. Recordemos que el partido de ida también tuvo que aplazarse. Entonces fue por la lluvia (y la deficiente estructura del estadio de Boca, cuyo drenaje demostró ser insuficiente). Y que no me vengan con excusas o más bien “argentinadas” (siempre encuentran alguna disculpa, incluso cuando se les pierde un submarino). Se han aplazado 24 horas ambos partidos. El de ayer por los graves incidentes ocurridos. Agravados por la incompetencia de los políticos, la policia y los dirigentes futbolísticos (Conmebol, la UEFA sudamericana, la federación argentina, las directivas, sobre todo la de River, etc., todos bajo la supervisión del máximo idiota del fútbol mundial, Infantino, presidente de la FIFA y presente en Buenos Aires).

En la imagen dos jugadores de Boca: Pablo Pérez, capitán de Boca, y Gonzalo Lamardo. Fueron llevados al hospital. Y aún se hablaba de retrasar el partido y no suspenderlo porque según un médico de la Conmebol no se había verificado que hubiese jugadores lesionados. ¿La eminencia medica y los federativos no vieron el autobús destrozado porque fue apedreado? ¿No se enteraron que los dos de la foto no podían jugar el partido? ¡Dos bajas!

Los futbolistas de Boca llegaron al vestuario del Monumental -estadio de River- tapándose la cara y con nauseas provocadas por los gases lacrimógenos y con heridas por los cristales rotos del autobús.

Los jugadores no fueron los únicos afectados por el gas pimienta y las pedradas. También lo fue el conductor del bus, ingresado en un hospital.

Gustavo López estuvo magistral en la tele, mientras nos íbamos enterando de lo que sucedía. No puedo repetir sus palabras, que suscribo al 100%, pero sí la de dos medios impresos: El País y Marca.

Comienzo con Giuse Constantini de Marca (las fotos de los jugadores encabezaban su artículo “Elegimos mostrar el lado oscuro del fútbol argentino“):

  • Tristeza. Verguenza. Bochorno. Pepelón. Sobran los adjetivos para describir lo que se vivió esta tarde en El Monumental. Una gota que rebalsó el vaso y que terminó de destruir al fútbol argentino.
  • Elegimos mostrar el lado oscuro y nefasto. La violencia, incapacidad y desprolijidad que reina en Argentina, y que lamentablemente, está a la orden del día. Una sociedad que no aprende y que lejos de intentar hacerlo, se hunde aún más en la locura.
  • Demostramos, una vez más, no estar a la altura de las circunstancias para semejante acontecimiento. Demostramos ser un país subdesarrollado socialmente. Triste pero real.

De Andrés Burgo desde Buenos Aires para El País selecciono lo siguiente:

  • Bienvenidos al fútbol argentino, bienvenidos a la sociedad argentina, bienvenidos a la policía argentina. Y bienvenidos, también, a la Conmebol, esa organización tan insospechada que no se le habría imaginado a Gabriel García Márquez ni al resto de la literatura sudamericana fantástica.
  • El mundo fue testigo de lo habitual en los estadios de Buenos Aires y alrededores: el coqueteo con el horror.
  • Si en 2015 un par de hinchas de Boca tiraron gas pimienta a los jugadores de River en el intermedio de los octavos de final de la Copa Libertadores, si hace un mes un hincha de San Martín de Tucumán fue asesinado a causa de los golpes de la barra brava de Boca en Formosa, o si el miércoles pasado los hinchas de All Boys (un equipo de Tercera División) hicieron retroceder a las policías a base de palos y golpes —y son ejemplos al azar—, ¿por qué debería sorprender que un puñado de aficionados de River atacaran a pedradas a los jugadores de Boca cuando ingresaban al Monumental para jugar el partido del siglo?
  • Los alrededores del Monumental eran un frente de batalla. El ingreso de los espectadores, aunque no hubiera incidentes, estuvo salpicado por golpes de palo y gases lacrimógenos de las autoridades de seguridad, incluso a 500 metros del estadio.
  • Al menos no había simpatizantes visitantes, tal como ocurre desde 2013 en Primera División. Añado de mi cosecha para entender la gravedad del asunto: es una ley la que prohibe a los hinchas visitantes acudir al campo del rival.
  • Pasadas las 19:00 en Buenos Aires, y tras mucho presionar para que se disputara el partido contra la voluntad de los representantes de ambos clubes, la Conmebol anunció que la vuelta de la final se aplazaba.

En una decisión paralela, que me huele a corruptela (algo tan habitual por esos lares), leo en As una nota de EFE[…] la Agencia Gubernamental de Control (AGC) de Buenos Aires determinó la clausura preventiva del estadio Monumental, por un exceso de capacidad y el bloqueo de las salidas de emergencia en el partido de vuelta de la final de la Libertadores. Según informaron a EFE fuentes de la AGC, River Plate deberá presentarse en la Dirección General de Infracciones para solicitar el levantamiento de la clausura y que se pueda finalmente jugar mañana. “Entonces se paga la multa y se levanta la infracción”, explicaron las fuentes. […] Vamos, que el problema para la AGC fue tan solo el exceso de capacidad y el bloqueo de salidas de emergencia en un partido que no se disputó… porque tuvo que suspenderse por lo sucedido fuera del estadio.

Lo ocurrido no tiene ningún pase. ¡Ya está bien! Lleva sucediendo desde hace décadas. Se ha tolerado y mirado para otro lado. Hay que tomar medidas drásticas. Como se hizo en su día con los hooligans ingleses: la UEFA sancionó a los clubes ingleses sin poder disputar competiciones europeas durante cinco años y al Liverpool le prohibieron participar durante 10 en competiciones europeas (posteriormente le fue rebajada la sanción a seis años). Pues lo mismo para los equipos argentinos y la selección: cinco años fuera de las competiciones internacionales. 

P.D.: salvo imprevistos el partido se jugará hoy a partir de las 21:00 hora española.

P.D. bis: en su día el Bayern de Munich se negó a disputar la final de la Intercontinental contra el Independiente de Avellanada por lo cerdos que eran (repartían coces a diestro y siniestro). Por eso la jugó y ganó el Atlético de Madrid, subcampeón de Europa. Si en aquel momento no se siguió el ejemplo del club alemán, en una clara falta de solidaridad y aprovechamiento grosero de una oportunidad que no era tal, quizás ahora sea el momento. El fútbol debe levantarse y reaccionar!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Política

Sanzol dirige “Luces de bohemia” de Valle-Inclán

El gran Alfredo Sanzol dirige el montaje de la versión completa de “Luces de bohemia” de Ramon María del Valle-Inclán en el Teatro María Guerrero. Recordemos que esta obra teatral se publicó primero por entregas semanales en 1920 (en la revista España). Cuatro años después se editó la versión definitiva con tres escenas más. La obra, que inauguraba un nuevo género teatral –el esperpento– no se estrenó hasta 1963. ¡En París! En España no se vio hasta el otoño de 1970. Dirigida por José Tamayo se representó primero en Valencia. En Madrid la vimos un año después en el Bellas Artes con Carlos Lemos y Agustín González (el hermano del bajista de Los Brincos) en los papeles de Max Estrella y Don Latino. No se volvió a representar hasta 1981 en Sevilla por Teatro Estudio de Sevilla (TES) y se repuso en 1982 además de en Sevilla en otras ciudades andaluzas ese mismo año y el siguiente. Lluis Pasqual en 1984 repuso la obra. La compañía Ur Teatro hizo su versión en 2002. En 2012 el Centro Dramático Nacional (CDN) bajo la dirección de Lluis Homar presenta su montaje. Y así llegamos a 2018 con Alfredo Sanzol dirigiendo esta nueva producción del CDN.

El elenco de actores es sencillamente impresionante (algunos realizan varios papeles: son 16 interpretes para 40 personajes). Son cercanos, directos, no sobreactúan, transmiten rotundamente el texto y se hacen con el personaje que representan. Mantienen la tensión durante las dos horas y cuarto que dura la función. Y en un elemento importante de la escenografía mantienen un trasiego constante modificando los atrezos del decorado. Este truco proporciona un dinamismo adicional a la obra.

Sanzol en un artículo del gran Marcos Ordoñez en El País decía: “Vuelvo a leer esta obra y no envejece: es como si cada vez sacara a la luz vicios de fábrica del funcionamiento del país. Su esencia se repite por encima de las épocas. Formalmente es prodigiosa: parece escrita ayer. Hay un anhelo modernísimo de simultaneidad, de abarcar muchos espacios e historias a lo largo de un breve tiempo. Decir que es cinematográfica es una obviedad, pero muy cierta. Y el gusto de Valle por jugar con el lenguaje es un placer de dioses. Yo la veo como una obra muy céltica: cuanto más la releo, más se me conecta la noche de Max Estrella con la de Leopold Bloom en el “Ulises” de Joyce”.

Jorge Bedoya toca el piano sobre poemas de Valle y Rubén Darío.

Anoche la estuvimos viendo (día del espectador) y salimos encantados. Altamente recomendable.

Luces de bohemia

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Recomendaciones, Teatro

Elecciones SGAE: la resaca post electoral

En el primer post de esta serie sobre las elecciones de SGAE terminaba preguntando respecto a Teddy Bautista¿Es un hombre de 75 años la persona adecuada para renovar y rejuvenecer SGAE, tras siete años de ausencia? Los socios de SGAE, con derecho a voto, parece que se hicieron la misma pregunta. Y los pocos que acudieron a la cita electoral dejaron fuera a Bautista de la Junta Directiva (quedó noveno y solo accedían ocho). El tono mesiánico de su campaña además de una excesiva repercusión mediática jugaron en su contra. No hubo un programa de actuación claro y dirigido a los socios. Eran más bien una reivindicación personal. Y así le fue (por ahora). ¿Hizo el ridículo? No creo. En sus declaraciones mencionó el concepto de “cadáver social” y su intención de dejar de serlo después de siete años de silencio. Pues bien, ahora ya está incinerado. Ridículo, lo que se dice ridículo, ha sido lo de Alejandro Sanz. Ha pasado de formar parte del frente anti Bautista a apoyarlo en estas elecciones. ¿Ha sido lo de Sanz el abrazo del oso? Probablemente, porque es difícil de entender semejante bandazo además de la decepción del resultado electoral.

Se puede decir que los grandes triunfadores de estas elecciones han sido quienes han propugnado la abstención. Dos grupos diferenciados: el de las editoriales extranjeras y el de destacados autores, tanto de Coalición Autoral como independientes que se han agregado a la propuesta. Cuando hablamos de un histórico récord negativo de participación nos referimos a que solo han votado 1.373 socios de los 18.970 con derecho a voto. Parecen números propios de la Asamblea de Compromisarios del Florentinato. En el caso de SGAE ¿puede regirse una sociedad con tan solo el 7,25% de participación? Es la mas baja de la historia de la sociedad (disculpen que repita el dato pero creo que hay que insistir en ello).

Esta mañana me reuní con Patacho Recio gracias a la mediación de Paco Renero (quien ha desarrollado una herramienta tecnológica para la recaudación de derechos). Paco y yo nos conocemos desde 1978 (como bien me recordó) y nos profesamos un cariño mutuo. Patacho y un servidor hemos coincidido varias veces pero era la primera vez que nos veíamos cara a cara. Quisiera aclarar que de entrada no me convencían demasiado los argumentos que había leído sobre la postura de la abstención y de la posible escisión que preparaban. Tras un par de horas de charla franca y abierta Patacho me ha convencido.

Después de abordar lo obvio (la baja participación y la alta abstención que refrendaba la postura de Patacho y demás protagonistas que propugnaron no acudir a la votación, el batacazo de Teddy, la inevitable “rueda” y su escisión en dos grupos que ahora parecen antagónicos, etc.) abordamos el futuro de SGAE. Patacho se mostró seguro en sus planteamientos: o se aceptaban una serie de planteamientos (ya expuestos públicamente) o la escisión era inevitable. Ante estos dos escenarios elaboró dos lineas de actuación:

  • La permanencia implica dos aspectos fundamentales: la creación de unidades de gestión de derechos independientes según las distintas modalidades (música, audiovisuales, artes escénicas) o colegios, en linea con una propuesta de Miguel Ríos publicada en El País la semana pasada; y sobre todo la modificación de los estatutos. Cuestión peliaguda está última a mi entender, por los socios afines a “la rueda”. Patacho fue categórico: “No. Se necesitan dos tercios de los votos para modificar los estatutos y los de la rueda ya sabemos que solo disponen de un tercio, unos seis mil.”
  • La creación de una nueva sociedad de gestión de derechos exclusivamente dedicada a la música.

Está segunda opción es la más interesante y la que más dificultades conlleva. Patacho, firme en sus convicciones, desgranó un calendario de actuación. El primero, expuesto anteriormente, dependía de la aceptación de los planteamientos propuestos y fijaba un horizonte temporal hasta finales de este año. Si no había acuerdo se procedía con la ruptura. La nueva sociedad estaría a pleno funcionamiento en el espacio de 12 meses. Es el tiempo que Patacho y los suyos calculan para que todos los derechos del repertorio se vayan incorporando a la nueva entidad. Acorde a los contratos de cesión, de los autores y editores de sus obras a SGAE, este plazo paulatino parece razonable y plausible.

Preguntado sobre los apoyos autorales y editoriales con los que contaban quedé impresionado ante los nombres mencionados. Especialmente al contar (de momento) con las editoriales extranjeras y gran parte de las nacionales (asociadas ambas en AEDEM y OPEM) así como de entidades como la UFI. El asunto editorial es sumamente importante dado el volumen de ingresos que representa en los ingresos de SGAE. Se estima en la mitad de lo que proviene de música.

Cuando planteé el asunto patrimonial de SGAE y la perdida de derechos sobre el mismo que conlleva dejar de ser socio, Patacho respondió rápido que “también implica despedirnos de la deuda y de otras mochilas”. La verdad es que repasando a grandes rasgos los datos de SGAE es fácil observar el lastre que arrastra la sociedad. Estamos hablando de una nómina de unos 400 empleados fijos con ¡un salario medio de 60.000€! Situaciones tan chocantes como que Sastrón disponía de dos choferes y varias secretarias con sueldos astronómicos (de ejecutivos de primer nivel). Desde luego son mochilas muy pesadas. La creación de una nueva entidad de gestión evitaría que los nuevos tuviesen que despedir y asumir los gastos que acarrean los finiquitos aparte de empezar de cero sin ningún tipo de trabas y compromisos adquiridos.

Repasando disfunciones y falta de diligencia de algunos empleados de SGAE les conté mi experiencia como editor. Quise devolver los derechos contratados a sus autores. Fue imposible. Intenté varias opciones y todo eran trabas. Mentalidad de funcionarios, excusas para no dar un palo al agua y rebotar el trabajo sobre otros. Que invariablemente caía sobre mi. Era más cómodo para mi dejar las cosas como estaban, no devolver a los autores la parte que les había adquirido y dejar de ejercer mis funciones como editor. (Las cantidades eran irrisorias, como asumo que se imaginaran).

Repito lo ya dicho: los argumentos de Patacho me han convencido. ¿Nacerá una nueva sociedad de gestión de derechos de autor solo del mundo de la música? El tiempo despejará esta incógnita.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

El País acierta con el precio de “Lucha de gigantes”

Lucha de gigantesEsta vez sí: El País acierta con el precio del CD “Lucha de gigantes“. 9,95€ por un álbum de grabaciones nuevas es un buen precio. Competitivo. Lo cual viene a darme la razón cuando manifestaba mi rechazo a este mismo precio pero para grabaciones antiguas de Bob Dylan y de Ella Fitzgerald & Louis Armstrong (y toda la colección Verve), cuando además se podían encontrar más baratas en los comercios habituales tipo FNAC o Amazon. El libreto no es aceptable como excusa. Bromeaba al respecto con Fernando Navarro en Facebook diciéndole que él cobraba más que Dylan.

Lucha de gigantes” es el tercer homenaje que se realiza a Antonio Vega. Y además va asociado a una buena causa: la lucha contra el hambre. Producido por Carlos Narea el disco contiene 13 grabaciones de canciones de Antonio Vega interpretadas por Rozalén, Ara Malikian, Coque Malla, Alba Molina, Juanes, Lamari & Emilio Aragón, Antonio Zambujo, Alejandro Sanz, Amaral, Ivan Ferreiro, Clara Montes, Arcángel y Lamari & Antonio Vega.

Si desde las paginas de este mismo periódico (y de otros medios) se bramaba contra la industria discográfica por los precios de grabaciones amortizadas (el precio lo fijan las tiendas), no es de recibo que ahora vayan y hagan lo mismo que criticaban. Me refiero a los mencionados casos de Dylan y la colección del sello Verve. Por eso valoro y aplaudo este precio para “Lucha de gigantes“, porque son nuevos registros sonoros (con el coste que suponen).

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Los precios de los CD de El País siguen desorbitados

Verve El Pais

El País anuncia una nueva colección de música, dedicada al jazz de Verve. Los CD se venderán al desorbitado precio de 9,95€. Y se repite la historia del recopilatorio de Bob Dylan.

Veamos: el primero de la colección es una magnifica grabación de dos gigantes: Ella Fitzgerald y Louis Armstrong. Se trata del primer disco que grabaron juntos.

  • Este mismo CD en Amazon vale 7,99€.
  • En FNAC encontramos un triple CD, con todo lo que grabaron, a 6,99€. En Amazon está al mismo precio. Este triple es el que tengo yo. ¡Tres euros menos que el de El País y además es triple!

Una vergüenza total lo de este medio de comunicación con respecto al precio de los CD!!!

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Nyno Vargas entra al 3 y no es portada de El País Semanal

Nyno VargasEl nuevo álbum de Nyno VargasDicen de mí” (Warner) entra al n.º 3 de la lista de ventas y el artista nunca ha sido portada de El País Semanal. Tampoco lo han sido CamelaDioni Martín lo dejaba claro en este tweet de 2013:

Dioni Camela

A lo mejor lo que molesta es que sean gitanos (tanto Nyno Vargas como Camela) porque es muy sintomática la ausencia de esta etnia en las portadas del dominical del diario de PRISA. A pesar de su evidente y notable éxito. ¿Las asociaciones gitanas no protestan contra esta flagrante discriminación? En mi opinión es un claro caso de clasismo, entre otros ismos.

Igual hay que esperar a que los artistas gitanos cumplan 75 años y actúen en Dubai para que descubran lo encantadores que son. Algo que es obvio en todo el mundo en el caso de Julio Iglesias, pero que esta semana ha recibido la atención de El País en dos ocasiones, porque la corresponsal acaba de descubrirlo y Yulio, nuestro superpijo, se dirigió a ella desde el escenario. Las crónicas parecían el diario de una groupie casta. Eso sí, ni una palabra sobre los derechos humanos en el país ni tampoco sobre el estado de las relaciones laborales que mantiene el cantante con empleados, músicos y colaboradores. Todo era de color de rosa. Igual estábamos leyendo el Súper Pop de antaño… y nosotros sin enterarnos.

Mientras, Nyno Vargas es ignorado (como lo han sido Camela, entre otros). Lo cual también demuestra que se puede tener éxito sin El País. Algo que debería ser tenido en cuenta por los anunciantes, que muchas veces toman decisiones anclados en tics del pasado que han quedado obsoletos. Porque por algo será cuando los artistas gitanos rompen barreras y alcanzan a una mayoría del público.

Asumo que mucho tendrán que cambiar las cosas en la calle Miguel Yuste para que nuestros artistas populares, del pueblo de verdad, merezcan la atención debida en el denominado periódico global. Global, pero del pijerío. No de la gente.

 

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios