Archivo de la etiqueta: Militao

Faena de aliño del ecoMadrid

Real Madrid

El Real Madrid ecológico se impuso 2-0 al Espanyol con una faena de aliño. Digo ecológico porque el Florentinato se sumó a la Cumbre del Clima: el club instaló en la fachada principal del estadio una gran lona ecológica de 35,77×19,60 metros. Se mantendrá hasta el 13 de diciembre. Es una lona microperforada e ignífuga que cuenta con un tratamiento ecológico que, con la luz del día, convierte la polución y la suciedad en vapor de agua y sal y elimina las bacterias. Cada tres metros cuadrados de lona absorben la cantidad equivalente de dióxido de nitrógeno que desprende un vehículo durante un año. No fue el único gesto: el equipo usó la tercera equipación, la verde. Faltó un detalle: el saque de honor a cargo de Greta Thunberg.

Zidane presentó el once que adivinaba pero que Luis Nieto del AS nunca acierta. Rodrygo, Benzema y Vinicius formaron la delantera. El técnico había avisado en la previa que la clasificación del rival no se correspondia con su valía real. Como se demostró a lo largo del partido, salvo en el primer cuarto de hora del Madrid. Fueron los mejores minutos de los blancos, ayer verdes. Quienes a medida que iba corriendo el reloj se fueron dejando dominar, hasta que los periquitos se hicieron con el control del encuentro. Courtois salvo el 0-1 con un paradón (a cabezazo de Granero). Hubo una reacción en la jugada siguiente, en la que Vinicius dispuso de su segunda oportunidad, bien resuelta (como la anterior) por Diego López. El brasileño se parecía más al de la temporada pasada que a la de esta: rápido, encarando, desbordando al rival. El último pase y el acierto de cara a la portería siguen siendo sus asignaturas pendientes. Respecto a esta última faceta, observé una mejoría: sus remates fueron entre los tres palos y en las dos ocasiones que tuvo, forzó al meta rival. Rodrygo, por su parte, estuvo muy trabajador. Bajó a defender, aliviando a Carvajal. Estuvo incisivo en ataque y siempre eligió la mejor opción.

Tras la momentánea reacción madridista el Espanyol volvió a hacerse con el ritmo del partido. Hasta que en el 36 Varane marcó el 1-0. Kroos (flojo a lo largo de los minutos que jugó) botó un córner. Ellos despejaron y la pelota le llegó a Benzema. Metió un pase de 10 y ahí acudieron Varane y Casemiro. El frances, mejor colocado, remató a gol.

Curioso el desempeño de Benzema. Falló un gol, dio el pase del 1-0 y metió el 2-0. En su tanto la jugada nace a iniciativa suya: en un saque de banda hace de Raúl, sabedor que no hay fuera de juego. Carvajal le ve y se la manda, en un saque largo. Fede Valverde atento sigue la jugada (¡qué bien termina los partidos este futbolista!). Benzema se apoya en el, el uruguayo se la devuelve y Benzema hace el 2-0. Era el 78 y sentenciaba un enfrentamiento que se estaba poniendo cuesta arriba. El de momento Pichichi de la Liga no hizo más. Suficiente para ganar y mantener al Madrid arriba.

En la segunda mitad hubo momentos en los que no pasábamos del círculo central. La entrada de Modric por Kroos oxigenó un poco a Case y Valverde. Entre ambos mantenían al equipo vivo. El brasileño cortando y ayudando en defensa. El uruguayo de pulmón, un todoterreno, con fuerza para arrancar en ataque por su cuenta y riesgo, abriendo boquetes en las líneas rivales.

La expulsion de Mendy (doble amarilla), con 2-0, forzó la entrada de Militao. Hubo un doble cambio: salieron Rodrygo y Vinicius y entraron Brahim y Militao. El defensa brasileño apunta a titular en Valencia antes las bajas de Mendy y Marcelo.

No hubo más historia, como suele suceder antes de un partido de Champions (salvo que pinchemos).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Las frivozidanes

Real Madrid

Las frivozidanes (traducción: frivolidades de Zidane) no auguraban nada bueno. Porque cuatro cambios, uno por línea (incluyendo la portería) no pueden ser calificados de otra forma. La ausencia de Fede Valverde tampoco invitaba al optimismo. En el recuerdo dos datos: la última vez que Zizou se puso caprichoso y le dio un ataque de entrenador fue en Mallorca, a mediados de octubre, y perdimos; la temporada pasada Lopetegui empezó a cavar su tumba frente al Alavés, cuando perdimos con un gol en el último minuto (mal precedente para hacer hoy  tantos cambios).

El arranque del encuentro, a la intempestiva hora de las 13:00, dejó claro en los primeros tres minutos que el Real Madrid iba a buscar a Bale con balones largos (como hicieron Isco y Kroos); que los vitorianos iban a buscar la espalda de nuestros defensas, especialmente la de Marcelo (hablando de cambios me sorprendió que no jugase Mendy, más apropiado para un duelo que se presumía bastante físico); y que Isco iba a disponer de absoluta libertad como frente al PSG.

La únicas emociones del primer cuarto de hora fueron una amarilla a Aleix Vidal, por fingir un penalti frente a Militao, y un autoposte de un defensa local frente a Bale.

En el 17 Isco dispuso de la mejor ocasión del partido hasta ese momento (y de la primera mitad). Su defectuoso remate se fue alto. Estaba solo en una inmejorable posición.

Pasaban los minutos y el dominio del Madrid era artificial porque no se traducía. Sin ocasiones ni goles. Ellos se cerraban con todos sus jugadores de campo. Rondando la media hora Isco volvió a tener otra, en una jugada originada por un saque lateral de Bale a Benzema. Veníamos de una buena aproximación del Alavés, fruto de la doble falta de concentración de Marcelo (por una falta que le señalaron en ataque) y de Sergio Ramos (que se las estaba teniendo tiesas con Joselu, un excanterano, por un encontronazo que dio lugar a la mencionada jugada protagonizada por Marcelo). Los balones largos a Bale habían pasado a la historia. La banda izquierda del ataque blanco era de Marcelo.

A 10 minutos del descanso un buen remate de Casemiro es despejado a córner por Pacheco, en una muy buena intervención. La lluvia era más protagonista que el juego y nos encaminábamos al descanso con 0-0, sin más incidencias que la meteorológica.

El Madrid sin Valverde pierde empuje y frescura. Sobre esto último, la ausencia de Rodrygo también supone un deficit. No hay chispa en ataque.

El arranque de la segunda mitad fue más de lo mismo: mucha lluvia y poco fútbol. Hasta que en el 51 una falta botada por Kroos fue cabeceada a la red por Sergio Ramos. 0-1. Y la lluvia se hizo más fuerte. El Alavés se estiró para buscar el empate. ¿Ganaría espacios ahora el Madrid? De momento se imponía el empuje de los locales, mientras arreciaba el agua que caía. No estaba el partido para florituras. 10 minutos después del gol y el Madrid era incapaz de pasar la divisoria del campo. Y en el 62 entre Marcelo y Sergio Ramos le hacen penalti a Joselu. Pitaron el de Ramos. Lucas Pérez empató, engañando a Areola. Zidane reaccionó dando entrada a Rodrygo por Bale (desaparecido desde la primera mitad).

El empate a uno activó nuevamente al Madrid. ¿O fueron los locales quienes de nuevo se echaron atrás?

Un remate de Isco cabeceado al palo, tras una parada milagrosa de Pacheco, es recogido por Carvajal para hacer el 1-2. Estábamos en el 69. La jugada, por la derecha, se inició en un pase de Rodrygo a Modric, que se la puso a Isco. Tanto Isco como Carvajal ocupaban la posición del 9.

Desde casa los madridistas pedíamos (por WhatsApp) a Valverde!!!

Pasaban los minutos y el Alavés no reaccionó igual que tras el 0-1. En el 77, para nuestra alegría, Valverde salió del banquillo para calentar (y empaparse). En el 79 sustituyó a Modric (que tenía amarilla). Zidane rectificaba así su primer gran error del once titular, dando entrada al uruguayo. Segundos después Rodrygo le montó un lío al meta local y a uno de los centrales.

Los cinco minutos finales (más el descuento) la presencia de Valverde fue tan constante como desde que salió. Isco siguió bregando. No solo de clase y talento tiró el malagueño.

Cinco córners consecutivos del Alavés (entre el 86 y 89) estuvieron a punto de provocar el empate (especialmente en el tercero y el último). Después de estos saques de esquina Mendy entró por Isco en vez de por Marcelo. ¡Otra extravagancia de Zidane! Y nos anunciaban ocho minutos de descuento.

Mendy se puso de lateral izquierdo y Marcelo adelantó su posición al medio campo. ¡Incomprensible! Otra frivozidan.

En el minuto seis del descuento, en un mal saque de Pacheco Valverde se encontró el balón y falló el tercer gol blanco.

Finalmente el partido acabó 1-2 a favor del Real Madrid, líder de la Liga a expensas del Atletico de Madrid-Barça de mañana. Los tres puntos de Vitoria eran muy importantes de cara a ese choque…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Bale y Modric tocados

Marca

Del Gales 1 Croacia 1 tanto Bale como Modric salieron tocados. El galés terminó cojeando por molestias en el gemelo y al croata tuvieron que cambiarle por un golpe en la rodilla. Estos percances son bien preocupantes. Pero no en el sentido que dan los medios: el del Clásico. Se empeñan en hacer cábalas sobre un partido dentro de dos semanas. A mi el que me preocupa es el anterior de Liga, el de este próximo fin de semana, frente al Mallorca. Y entre ambos viajamos a Estambul para jugarnos media Champions con el Galatasaray.

Asumo que Bale y Modric no serán del once frente a los baleares. (Por precaución). Aún no conocemos el alcance de sus lesiones. Añadan a esto la lesión de Kroos. Es decir, de entrada afrontamos los tres puntos frente al Mallorca con tres bajas. Que podrían no ser las únicas.

Sergio Ramos está a una tarjeta de la suspensión. ¿Arriesgamos con él contra el Mallorca? Militao puede ser una muy buena solución. Y además tenemos otra situación: Casemiro. Su presencia está siendo indispensable en el equipo titular de Zidane. Lo ha jugado todo y vuelve de dos partidos con Brasil. Si hay un jugador que precisa rotación es Case. ¿Podemos permitirnos no contar con él ante el Mallorca? Su ausencia unida a la baja segura de Kroos y la probable de Modric debilita nuestro medio campo titular.

¿Entienden ahora porque me preocupa el partido contra el Mallorca? Y luego el del Galatasaray antes que el Clásico.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid líder en solitario

EDUARDO CANDEL REVIEJO AS

¿Quién lo iba a decir hace una semana después de encajar el 3-0 ante el PSG? Pues sí, completada la sexta jornada el Real Madrid ya es líder en solitario (tras la anterior compartimos con el Athletic de Bilbao). Le comentaba a mi hermano y a uno de sus dos hijos que este es el nivel actual de nuestra Liga. Los de abajo han mejorado y los tres favoritos han pinchado, en este principio de competición, lo que venia a ser prácticamente lo que fallaba en toda la temporada el que se proclamaba campeón. Aquí lo dejo.

El 2-0 del Madrid al Osasuna tuvo poca historia. Pero sí detalles, golpes de efecto. Empezando por la alineación: ocho cambios incluido el portero. Debutó Areola. Impecable por alto. Los goles, incluido el anulado a Jovic, fueron los destellos. El primero, de Vinicius en el 35 fue la luz de un partido que hasta ese momento se le estaba nublando al Madrid. Y también al jugador, quien rompió a llorar visibilizando su ansiedad. Acababa de romper su maleficio de cara al gol. Además tuvo suerte, porque su remate encontró la punta de la bota de un defensa y ese leve desvío bastó para batir a Rubén. El 2-0 en el 71 fue una obra maestra de Rodrygo. Llevaba un minuto en el campo (había sustituido a Vinicius). Zidane lo dejó claro en rueda de prensa: “Su control es la hostia, fue medio gol”. El pase de Casemiro, cruzado de banda a banda, también fue prodigioso. Rodrygo se fue en carrera por la izquierda. Superó en velocidad y regate a un par de rivales, entró al área por su vértice. Se acomodó para disparar con la derecha y anotó buscando el palo contrario. Podríamos decir que Rodrygo sí es Vinicius. Me refiero a ese Vinicius que nos vendieron los medios y con el que soñamos los madridistas. Con Rodrygo no necesitamos soñar. Su debut ha sido un baño de realidad.

Las dos partes del partido fueron bien distintas. En la primera daba la impresión que Osasuna manejaba el encuentro. En la segunda, o más bien desde el 1-0, se impuso el Madrid. En ambos casos Casemiro y Kroos estuvieron impecables. El alemán además fue quien más buscó la puerta contraria. La brega de Valverde fue encomiable. Y sus destellos coincidieron con los mejores momentos del Madrid. Sergio Ramos y Militao estuvieron muy seguros detrás. El central brasileño terminó pletórico. Ganó todos los balones por alto, todas las carreras y estuvo eficaz y contundente en el despeje.

Es el segundo partido consecutivo que dejamos nuestra portería a cero. Y esta es otra noticia excelente.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

De 3-0 a pedir la hora

DANI SANCHEZ AS

El Real Madrid su fue con 3-0 al descanso y acabó pidiendo la hora. El ajustado 3-2 del resultado final dice mucho del rival, el Levante. Y pudieron haber empatado en los instantes finales, pero se encontraron con Courtois.

La primera parte del Madrid fue la mejor desde la vuelta de Zidane. El 3-0 hacía justicia al juego y las oportunidades.

El Real Madrid salió con lo puesto ante la plaga de lesiones musculares (mayormente). Benzema enchufado desde el principio contagió a sus compañeros. Suyo fue el primer remate de puerta (al minuto y medio). Y ahí empezamos a vislumbrar lo buen portero que es Aitor. Encajó tres goles (más uno anulado y un tiro al palo de Benzema) que pudieron ser varios más.

El Madrid, liderado por Benzema, fue aumentando la presión alta, metiendo ritmo al encuentro y acelerando el juego. La pelota corría porque se jugaba al primer toque. La medular (Casemiro, Kroos y James con la ayuda de Lucas Vázquez) funcionaba. Case cortaba y distribuía con criterio: por el centro o por las bandas; Kroos era el metrónomo que conocimos y James (muy buen partido el suyo, hasta que el físico le pasó factura) ponía la chispa y el talento. Entre los tres y Lucas Vázquez asfixiaron a los rivales. Por las bandas Marcelo fue Marcelo y cumplía defensivamente. ¡Qué bien le ha sentado al brasileño perder esos varios kilos de más!

Benzema en el 24 certificó, de un excelente cabezazo a pase de Carvajal, el aumento de intensidad merengue. Seis minutos después volvía a marcar, tras una combinación con James. El pase, excelente, del colombiano lo ganó el francés cuerpeando a su defensa. Se hizo con la posición y batió al meta. Era el segundo tanto de Benzema, el cuarto en esta Liga, el decimocuarto en sus últimos 14 partidos con el club. Lo digo para sus detractores (si hay que criticarle soy el primero en hacerlo, pero sin perder la perspectiva). Los mismos que ignoran que está entre los 10 máximos goleadores de la historia del Madrid.

El 3-0 llegó en una excelente internada de Vinicius por la derecha. Su pase, con el efecto justo, fue remachado por Casemiro en la posición de delantero centro. ¡Gran carrera del medio para llegar!

Si al principio del partido, en mi zona, recordábamos el 1-2 de la temporada pasada, el 3-0 al descanso y la buena imagen demostrada, eliminaba ese traspiés de nuestra memoria. Por poco tiempo: a los tres minutos de reanudarse el partido Mayoral, un ex, lograba el 3-1.

El doble cambio en el 59 (Ramos y Casemiro) tiene dos lecturas: una, acertada en el caso del defensa para dar entrada a Militao y darle minutos junto a Varane (de cara al miércoles en París) y otra preocupante en el caso de Case. Se trataba de preservarle de cara al choque contra el PSG (luego Zidane habló en rueda de prensa de unas molestias). El problema es que no solo Kroos perdió a su mejor compañero, también bajó su rendimiento al ocupar la posición de Casemiro. La entrada de Hazard camufló inicialmente esta pega. Deslumbró en sus primeras jugadas. El cuarto gol parecía más cerca aunque no se logró. Por desaciertos nuestros, por Aitor, por el palo o porque anularon el de Vinicius (¡qué mala suerte tiene este chico de cara a portería!). Lo que llegó fue el 3-2 obra de Melero en el 74.

El Levante confirmaba ser un equipo trabajado, bien colocado en el campo. Aunque se hicieron con el control del partido las ocasiones seguían siendo blancas. Quizás un 5-3 o un 6-3 hubiera sido lo más acorde vistas las oportunidades de ambas. De cualquier forma estos tres puntos saben a gloria, tras dos empates consecutivos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Roma 2 Real Madrid 2

Antonio Villalba RM

Me escribieron Esteban Hernández y Humberto Ríos, dos buenos amigos, tras la victoria frente al Salzburgo (0-1). Ambos coincidían en que el Real Madrid seguía sin carburar porque el medio campo no funcionaba y el entramado defensivo tampoco (“nos llegaban por todos lados”). No pude ver el partido (estaba en Francia). Decir que, hasta el momento, no estaba siendo una buena pretemporada era pecar de elegante. Por eso el encuentro frente a la Roma podría despejar incógnitas o incrementar las dudas (la victoria en la ciudad natal de Mozart no sirvió para despejarlas).

Zidane volvió a alinear a tres centrales como ante el Salzburgo. Los elegidos fueron Militao, Varane y Nacho. Tengo la impresión que Carvajal no acaba de encajar en este esquema. Y Marcelo continua siendo un peligro. Para su equipo y para el rival (el 0-1 fue un gran disparo suyo ¡con la derecha! recogiendo un excelente centro en profundidad de Modric y el 1-2 de Casemiro –de cabeza– fue a pase suyo). Cuando Hazard sea Hazard esa banda izquierda con el belga y Marcelo puede depararnos muchas alegrías. De momento es un coladero. Da igual que se juegue con tres centrales o con una linea de cuatro. La falta de compromiso defensivo de Hazard es comparable a la del carioca. La mejor prueba fue el gol del empate a uno. Se originó en nuestra banda izquierda. Ahí no estaban ninguno de los dos. Un taconazo en la medular romana desborda a Casemiro y el balón le llega a Zaniolo. El italiano en velocidad se va de Nacho, nuestro central de guardia por la izquierda, a la altura de la divisoria del campo. Su carrera por la banda culmina con una certera asistencia al otro palo donde Perotti chuta a la red. Otro fallo defensivo posicional provocó el empate a dos de los locales. Ünder filtraba un pase por el centro de la defensa que remataba el desmarcado Dzeko.

Con 2-2 se llegó al descanso.

Vinicius y Jovic (pudo haber marcado en el 65 pero falló y también en el 76) salieron tras el descanso por Fede Valverde y Nacho. Se volvía a la defensa de cuatro. Y el brasileño se colocaba a la derecha. Su primera internada fue una gran cesión a Benzema, quien falló en una posición inmejorable para marcar. Benzema estuvo más activo en los minutos que jugó en esta segunda mitad que en toda la primera parte. A la hora de juego comenzó el carrusel de cambios y el francés se retiró del campo (entró Bale).

En el 74 le vimos la goma de la careta a Vinicius. En una contra que condujo prefirió un pase largo a Odriozola, quien subía por la derecha (llegó asfixiado para controlar la pelota), antes que dársela a Bale a su izquierda. Que era lo fácil a la vez que lo más sensato y práctico. Eligió mal. ¿Por egoísmo? Si Bale se queda en el equipo será una mala noticia para el brasileño. Estoy convencido que esta rivalidad pasó por su cabeza… Y si no fue así, demostró falta de calidad para jugar en el primer equipo del Madrid.

El partido terminó empatado a dos. El trofeo lo ganó la Roma a los penaltis. Con 5-4, a favor de los locales, el lanzamiento de Marcelo se estrelló en el larguero.

La noticia positiva para el Madrid es que en la segunda mitad el mejor jugador local fue su portero, Pau López. Señal que atacamos y terminábamos las jugadas. Las malas son la debilidad defensiva y la nula presencia de Hazard. Y me quedó con una sensación ¿preocupante?: Bale a medio gas es mucho más jugador que Vinicius.

El próximo fin de semana arranca la Liga. Este pasado fin de semana nuestro campeón humilló al subcampeón italiano (Nápoles 0 Barcelona 4), el subcampeón de LaLiga, el Atlético de Madrid, derrotó 2-1 a la Juventus, su campeón. Los terceros en discordia (aunque la Roma quedó sexta) empataron a dos. Dice muy poco en favor de mi equipo… que en estos siete partidos de pretemporada ha encajado más goles de los que ha marcado.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Las ventas del Madrid

100 millones

A la chita callando el Real Madrid ha superado los 100 millones de euros en ventas. La relación es la siguiente:

  • Kovacic: 45
  • Marcos Llorente: 40
  • Theo Hernández: 20
  • Raúl de Tomás: 20

Estas cuatro salidas suman 125 millones (el récord del Madrid está en los 130 millones del año pasado). Y habrá que sumar los posibles importes por cesiones y los previsibles ingresos por algunos jugadores con más caché como James, Bale, Isco, Modric o Ceballos (dos de estos caen fijo).

Para la 2019/20 se ha fichado por importe de 298 millones (Mendy, Hazard, Jovic, Militao y Rodrygo). Cifra a la que habrá que añadir un centrocampista más (Pogba, Ericksen, Fabián, etc.) y el sueño de todos los madridistas, Mbappé

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol