Archivo de la etiqueta: Nueva York

Hudson Yards vs. Amazon 2: Alexandria Ocasio-Cortez

AOC Pete Marovich NYT

Como continuación al post Hudson Yards vs. Amazon leía esta mañana una encuesta, que publicaba el New York Times, sobre el asunto Amazon. La encuesta efectuada por el Siena College Research Institute fue realizada entre el 10 y el 14 de marzo. Y Alexandria Ocasio-Cortez (AOC) no sale muy bien parada. ¿Se pincha este globo también? Veamos:

  • Un tercio de los neoyorquinos encuestados culpan a AOC de la retirada de Amazon. En los suburbios de la ciudad el porcentaje sube al 50%. En los cinco distritos de NY el número es del 29%. En el Estado (New York State) el porcentaje sube al 40%
  • Un 38% la consideran la mala de la película
  • Un 34% piensan que los malos son los activistas locales de Queens, en los que AOC se apoyó
  • El gobernador, Andrew Cuomo, y el alcalde, Bill de Blasio, obtienen mejores resultados que AOC: su reprobación no llega al 30%
  • Amazon es culpabilizada por el 26%
  • Dos tercios creen que la cancelación del proyecto de Amazon perjudica a Nueva York
  • 63% de los electores registrados y 56% de los llamados liberales (progresistas según la terminología estadounidense) piensan que no contar con Amazon perjudica a Nueva York
  • 64% de los encuestados piensan igual

La supresión de la implantación de Amazon significa que no se han creado los 25 mil puestos de trabajo previstos por el proyecto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Política

Hudson Yards vs. Amazon

HY:Stephanie Keith:Getty Images:NYT

En Nueva York se han producido recientemente dos apuestas empresariales de envergadura: Hudson Yards y Amazon. El desenlace ha sido dispar. Pero ambas tenían el mismo trasfondo: las exenciones fiscales.

Hudson Yards es la mayor operación inmobiliaria no solo de la historia de la ciudad desde la inauguración del Rockefeller Center hace 80 años, sino probablemente del país.

Amazon, el gigante digital, pretendía instalar un centro logístico en Queens, uno de los cinco municipios que componen NY. Con un perfil de clase media (con bolsas de pobreza y áreas de potentados) y sin el glamour de Manhattan.

Jeff Bezos, el patrón de Amazon, negoció con el gobernador del estado y el alcalde de la ciudad. Logró unas exenciones fiscales e incentivos por valor de tres mil millones de dólares. Pero se encontró con la oposición de Alexandria Ocasio-Cortez (AOC), elegida parlamentaria en representación por el 14º distrito congresional de Nueva York, que incluye partes de Queens. AOC se movilizó, logró algunos apoyos entre los líderes sociales de Queens y Bezos se retiró. Tras la retirada surgieron los reproches entre el alcalde y el gobernador.

Stephen Ross es el billonario promotor inmobiliario de Hudson Yards. Ha logrado casi seis mil millones en exenciones fiscales y ayudas publicas. El doble que Amazon. La sección metropolitana del New York Times publicaba el desglose de los seis mil millones. Los más destacados son:

  • 2.400 millones para ampliar la linea 7 del metro
  • 1.200 millones para cuatro acres de jardines y espacios al aire libre
  • 359 millones en intereses de la emisión de bonos municipales para cubrir el agujero de ingresos presupuestado
  • 25 millones para el traslado de BlackRock a uno de los rascacielos
  • 5 millones y medio para L’Oreal USA por su traslado a uno de los edificios
  • 14 millones para el traslado de Warner Media

El proyecto Hudson Yards se ha construido sobre los railes del lado oeste de Manhattan, en una zona de almacenes y muelles portuarios abandonados. Y es el lado norte del High Line (hay varias entradas al respecto en El Mundano). Son más de media docena de rascacielos inaugurados el pasado viernes (hay varios en construcción y otros planteados, seis de ellos al oeste de la Avenida 12). Ya han surgido las primeras críticas desde el punto de vista arquitectónico. Y algunas voces alertan de la gentrificación de la zona (como ha ocurrido con el High Line: de una iniciativa popular se ha convertido en un destino residencial para millonarios).

Conclusión: hay ricos y ricos. 

1 comentario

Archivado bajo CDI, Política

Mujeres en el flamenco: guitarristas

La presencia de las mujeres en el flamenco es frecuente en baile y cante. Pero no tanto en la guitarra, el toque. Apenas hay.

Recordemos las sabias palabras de Paco de Lucía: “los guitarristas éramos los banderilleros, los primeros espadas eran quienes cantaban o bailaban”. Podríamos hablar que hay un antes y un después en la guitarra flamenca que coincide con la aparición de Paco y su generación (y las siguientes). Por supuesto que hubo estrellas de la guitarra antes, pero eran excepción (y algunos como Sabicas vivían en Nueva York).

A finales de noviembre de 2017 El País Semanal realizó un reportaje sobre ellas. Mencionaban un libro “Mujeres guitarristas” (Signatura Ediciones) de la profesora emeritense de la Universidad de Sevilla Eulalia Pablo Lozano. Su rango de acción va desde la música clásica hasta el flamenco. Ha manejado mucha prensa, etiquetas de productos, carteles, cuadros y grabados del XIX y el XX. Nos descubre a una figura histórica de principios del siglo XX como Adela Cubas, la guitarrista más importante de su tiempo y una figura flamenca que precisaba un estudio a fondo. Paca la Coja, casada con Fernando el de Triana, o Remedios Sanchís, concertista de mandolina, también son mencionadas.

Virginia López Enano en su pieza para EPS reunió a cinco guitarristas de hoy.: Antonia Jiménez, Afra Rubino, Elena San Román, Kati Golenko y Laura González. Las podemos ver en el siguiente video:

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Música, Medios

¿La mejor foto de la historia del jazz?

Bob Parent

El New York Times se preguntaba si esta foto de Bob Parent era la mejor de la historia del jazz. Podemos ver a una congregación de estrellas: Roy Haynes (28) a la batería; Charlie Parker (33) al saxo; Thelonius Monk (35) al piano y Charlie Mingus (31) al contrabajo. Entre parentesis la edad de los músicos.

La actuación tuvo lugar en el Open Door de West 3rd Street el 13 de septiembre de 1953. Un amigo avisó al fotógrafo para que no se perdiese la actuación del Thelonius Monk Trio: le habían dado un chivatazo sobre la más que probable aparición de Parker el domingo 13.

Ese domingo el NYT llevaba en portada la boda John F. Kennedy con la glamurosa Jacqueline Bouvier y el pase de los Dodgers (entonces de Brooklyn) a la final de beisbol.

Esa noche el local estaba medio vacío. Los domingos eran el peor día de la semana. El Open Door no era el club de jazz más cool de la ciudad, pero su programación suplía las carencias.

En aquellos días los músicos necesitaban una tarjeta –cabaret card– para poder actuar. A Parker le habían retirado la suya (por asuntos relacionados con las drogas). Monk tampoco la tenía (pasarían 4 años hasta que pudo recuperarla). Cualquier agente de policía de Nueva York podía retirar (arbitrariamente) la tarjeta. Un claro abuso de poder que (obviamente) perjudicaba sobre todo a los músicos afroestadounidenses (mayormente del jazz). Tocar clandestinamente implicaba un grave riesgo (quizás por eso elegían el domingo).

Aquellos días NY era la capital mundial del jazz. Hoy el desaparecido Open Door dio paso a parte del edificio que aloja la Biblioteca Bobst (de la NY University). Roy Haynes, 93 años, es el único superviviente de los músicos de la foto.

En otra foto de Bob Parent de esa misma noche se especula con la presencia de Jack Kerouac sentado en una mesa de la primera fila, con camisa oscura y fumando.

Kerouac

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música, Medios

El falso éxito internacional de Rosalía

AV LVdG Rosalia titular artEl domingo pasado La Voz de Galicia, a insistencia de Javier Becerra, me publicó un texto “El falso éxito internacional de Rosalía” (afortunado título a sugerencia del propio JB). Era un anexo a su artículo principal, “¿Lo de Rosalía es para tanto?“. A lo largo del día ambas piezas aparecieron en el diario hermano de La Voz de Asturias. Por el interés despertado paso a reproducir integra mi nota (que también pueden ver, así como el artículo de Javier Becerra, en los enlaces correspondientes). Tan solo he añadido un par de frases referidas a Jorge Drexler:

«Desde hace tiempo se conoce que la sobreexposición es perjudicial para el objetivo fijado y resulta contraproducente. Porque puede causar el efecto contrario al perseguido. Concretado al marketing musical esto se traduce en lo siguiente:

  • Antiguamente las radio formulas machacaban las canciones de éxito. Esto se podía traducir en ventas de sencillos. El mercado discográfico estaba dividido en sencillos y álbumes. Prevalecían criterios como el poder adquisitivo directamente relacionado con la edad del comprador, el tipo de música, la credibilidad del artista, etc. Se daba el caso que excelentes artistas de rock eran considerados horteras porque sus discos sonaban en Los 40 Principales y copaban las listas de éxitos. La Creedence Clearwater Revival es un claro ejemplo. Por el contrario, Led Zeppelin se negaban a editar singles para evitar esta situación. Y eso que los tenían estupendos.
  • Los álbumes eran para artistas de largo recorrido, para un publico más adulto, con criterio formado y de mayor poder adquisitivo. Para artistas con credibilidad. Nótese que uso poder adquisitivo y credibilidad por segunda vez. Son dos conceptos claves.
  • En la era digital quienes dictaminan, lo que es de buen gusto o hortera, se han multiplicado. Las/os fans de antaño son las/os influencers de hoy en día. Solo que las/os haters en nuestros días tienen más peso y repercusión que antes. Las redes sociales proporcionan unos cauces de los que carecían. En cambio, sean fans o influencers mantienen proporcionalmente el mismo peso especifico.
  • Antiguamente la fama (por ejemplo, ser portada del ¡Hola!) no vendía discos, pero proporcionaba galas. La fama digital ni vende discos ni hace que actúes todos los fines de semana del año. Como los tiempos han cambiado y hay nuevos negocios, hoy puedes facturar en conceptos como patrocinios, merchandising o festivales. Las preguntas son ¿cuánto durarán estos nuevos ingresos y que tiene que ver la música con ellos?
  • La sobreexposición siempre provocó que el producto en cuestión resultase estomagante. Esto en nuestros días se multiplica por los haters en las redes sociales. Quienes además influyen en la propagación del mensaje sin quererlo.

El caso de Rosalía corresponde claramente a estos parámetros. Y lleva ya un par de años de recorrido. No funcionó con su primer disco (vendió poco). Pero el interés se tradujo en un buen número de actuaciones. Su segundo álbum ha vendido más, objeto de una campaña masiva de marketing, pero bastante menos de lo esperado. Y no parece haberse traducido de momento en contrataciones (su gala más importante fue un playback gratuito en la Plaza de Colón en Madrid).

¿Qué ha logrado el marketing masivo –técnica tan antigua como negativa porque actúa como un bumerán­­– en el caso de Rosalía? Engañar a público y medios generalistas. Nos han vendido que es un fenómeno internacional. No lo es. Pero la gente y muchos periodistas y becarios mediáticos se lo han tragado. Fuera de España no ha aparecido en ninguna lista de éxitos. Ni en las de los más vendidos, ni en las de streaming, ni en las de las canciones más radiadas. También nos han engañado con los premios Grammy. Ha logrado dos Grammy latinos, no los de verdad. Los latinos tienen su aquel a la hora de concederlos (hay mucha “política”, por decir algo diplomático). Pero se habla de estos galardones obviando lo de “latino”. ¿Engaño o clasismo? Para completar la manipulación mediática hay que recordar que Jorge Drexler ganó ¡5! Pero aquí resaltaron los dos de Rosalía.  Nos han vendido lo del anuncio en los luminosos de Times Square (de NY). Pero no nos han contado que son propiedad de Sony (la empresa matriz de su discográfica) y que el álbum no estaba disponible. Craso error (anunciar un producto que no está a la venta). Nos han relatado que a Kim Kardashian le gusta el disco. ¿Y? ¿Quién es? ¿Cuántos discos le gustan al día? ¿A la gente que nos gusta la música de verdad nos importa su opinión? Probablemente lo que piense nos va a alejar de Rosalía. La opinión de una hortera siempre será una horterada. ¿Los referentes mediáticos que han empleado para vendernos el producto Rosalía son relevantes? No. Son todos del siglo pasado. Nos intentan pasar por moderno algo usando clichés desfasados. Como Jools Holland o el sexagenario crítico del New York Times. ¿Ha funcionado Rosalía en Inglaterra o EEUU? No. Esa es la respuesta y la falta de influencia de estos no influencers.

La última ha sido la actuación en los devaluados premios Goya. Haciendo una pretenciosa versión de un clásico de Los Chunguitos. Con un coro catalán, del templo de la burguesía de esos lares (y de su corrupción). Por si teníamos dudas de a quien no representaba Rosalía, el otro día nos lo dejó claro. Tomó una canción callejera, de arrabal, y pretendió elevarla al gusto de las mentes bien pensantes de toda la vida. ¡Un mojón! Pero, eso sí, una vez más consiguieron engañar a los ignorantes. Esos mismos que en sus notas de prensa escribieron que “recibió el aplauso incluso de sus autores originales”.  Dos autores que están muertos. Ambos. ¿Confunden autores con artistas? Si es así, no hay mejor prueba de la ignorancia de quienes escriben alabando a Rosalía.

Mal marketing. Porque el marketing se marca unos objetivos. Si el objetivo era crear un falso clima de éxito lo han logrado. Pero el buen marketing busca la rentabilidad. Y el humo es deficitario. A corto y largo plazo. El tiempo dictaminará sentencia. Mientras tanto recordemos los avisos para nuestra salud de los paquetes de cigarrillos, esos productos que también producen humo…»

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

El rosa en “Rock ‘n’ Roll” y en Nueva York

Rosa Rock 'n' RollEn el primer capítulo de “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo” –Iconografía del rock ‘n’ roll– reivindicaba el rosa como uno de los dos colores de la música que nació en los 50 y que protagoniza el libro. La imagen del párrafo que encabeza esta entrada está extraído del capítulo. Y en la portada aparece Elvis Presley con chaqueta rosa.

Rock n roll 2a ed.inddEl rosa esta siendo reivindicado por los movimientos feministas. Con un claro simbolismo sexual. Queda muy patente por ejemplo en el video “Pynk de Janelle Monáe (hacia el final del mismo aparece el rotulo de Pussy Power). En España el rosa siempre ha sido un color asociado solo a las chicas: desde bebés, azul para nosotros y rosa para vosotras.

Pero aparte de Elvis, los Cadillac rosas, etc. el rosa también fue usado por grupazos como The Temptations. En 1972 se vistieron de rosa para su actuación en Soul Train interpretando “Papa Was A Rolling Stone“.

Dada mi afinidad con el color (y las burlas y comentarios que tuve que soportar, hace décadas, porque llevaba cosas rosas) es fácil imaginar la alegría y la sorpresa que me llevé en Nueva York: el Fashion Institute of Technology (FIT) tenía una exposición dedicada al color rosa. Se llamaba, muy apropiadamente, Pink. El lema es muy significativo: “la historia de un color punk, bello, poderoso”.

Pink

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Libros, Música, Recomendaciones

Por las calles de Nueva York

CaféHoy último día del 2018 coincide con el último post de fotos del viaje a Nueva York de la semana pasada. Pondré las que tomé paseando y que se quedaron descolgadas de las temáticas de las entradas anteriores (aunque un par ya se vieron en Facebook y/o Twitter).

A la vuelta de la esquina del hotel donde nos alojamos estaba el FIT (Fashion Institute of Technology). Los alumnos habían decorado las paredes con sus grafitis. El único que realmente me gustó fue este. La Mundana hizo esta foto al heredero.

FIT

También había una exposición en el FIT dedicada al Pink (el rosa).

El día que bajamos al Memorial y museo del 11 S aprovechamos que estábamos en el distrito financiero y nos acercamos a Wall Street y Broad Street, las mecas del capitalismo.

Simbólicamente hay tres edificios de una enorme carga y no recuerdo que hayan sido relacionados. Cuando la nueva nación se independizó, de Gran Bretaña, la ciudad de  Nueva York fue la capital durante algún tiempo. El Federal Hall fue la sede del primer parlamento. Ahí juró su cargo George Washington como primer presidente (su estatua preside la entrada). Federal Hall está situado en Wall Street en la desembocadura de Broad Street (calle que sustituyó a un canal que se quedó pequeño, y que primero sirvió de embarcadero a los nativos de la isla y después a comerciantes y viajeros que llegaban desde Brooklyn –desde los tiempos en que la ciudad era New Amsterdam).

Federal Hall

Delante, en las dos esquinas de Wall St. con Broad St., se encuentran la que fue mansión de J. P. Morgan (el financiero que sufragó la Guerra de la Independencia y proveyó de fondos a la nueva república), posteriormente ampliada para ser la sede de la Banca Morgan, y en la acera de enfrente está la Bolsa de Nueva York (el NY Stock Exchange), un edificio neoclásico en la onda del Federal Hall y que ocupa toda una manzana (desde el 1 de Wall St con Broadway).

Al pie del árbol de Navidad del NYSE encontramos otro símbolo: las siete velas del Kwanzaa, la fiesta seglar de la cultura afroestadounidense que se celebra entre el 26 de diciembre y 1 de enero. Las siete velas del candelabro corresponden a cada uno de los días de la semana que dura la festividad.

Adri, NYSE, árbol

Enfrente de la bolsa y pegado al edificio de Morgan hay una tienda de Hermès. Me hizo gracia este detalle de una de las ventanas de sus escaparates.

Hermes

No podía falta la foto con el toro, otro símbolo en este caso del mercado bursátil en alza. Está situado en Broadway a un par de manzanas de Wall St.

Bull market

En los casi cinco años que vivimos en Nueva York entre las discotecas que se pusieron de moda estuvo el Limelight, instalada en el interior de una antigua iglesia. No era un local que frecuentásemos (solo estuvimos un par de veces). Teníamos otros sitios de preferencia. Ahora es un gimnasio. Un cruel destino para un espacio que nunca fue vanguardia a pesar de su apariencia de ruptura por ocupar una iglesia.

Los vehículos pesados que se ven por la ciudad son una pasada (incluidos los de los bomberos). Ya pudieron ver en la entrada dedicada a los transportes el camión de la mudanza de Rent-A-Wreck. La Mundana captó estos dos de NYC Brownstone, una empresa de reformas y rehabilitaciones.

NYC Brownstone

Para despedir este post y el año que mejor que un brindis. Está vez es con un margarita en una taquería del Chelsea Market. La foto es del mediodía del 24 de diciembre. Hace justo una semana, pero no duden que me volvería a tomar otro. Estaba excelente (como los tacos). Atención a mi careto, entre Echanove y el emérito. Es el poder e influjo de los Juanes

En Los Tacos:Los Mariscos

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Consumo, Cultura, General, Política, Recomendaciones