Archivo de la etiqueta: Estados Unidos

Elliot Roberts (1943-2019)

Trasher's Wheat 1985

Ayer me enteré del fallecimiento de Elliot Roberts, un gigante de la industria musical estadounidense. Sucedió el día 21 de junio. Tenía 76 años, cumplidos el pasado mes de febrero.

Nacido y criado en el Bronx neoyorkino acortó su apellido judío (Rabinowitz) y tras abandonar los estudios universitarios (dejó dos carreras) quiso ser actor. Empezó a trabajar en el departamento de envíos de la William Morris Agency de Nueva York. Ahí conoció a David Geffen, otro gigante. Aunque debería decir que Geffen es el gigante de la industria cultural de Estados Unidos. Esta relación devino en amistad y compartieron negocios y aventuras empresariales (Geffen-Roberts Company y Asylum Records en 1971).

Fueron Geffen y Roberts quienes convencieron a Bob Dylan para que abandonase su discográfica de siempre (Columbia Records/CBS) para unirse a la discográfica Asylum y a su oficina de representación (Geffen-Roberts Co.). Editó dos álbumes con ellos: “Planet Waves” y “Before The Flood“, un doble en directo con The Band. Posteriormente Dylan volvería a su casa de siempre.

En 1973 Geffen, Roberts, Elmer Valentine (dueño del Whisky a Go-Go) y Lou Adler abrieron el club The Roxy en el Sunset Strip de West Hollywood. Neil Young inauguró el local.

Roberts y Geffen dejaron de ser socios por culpa de terceros. Un joven agente, Irving Azoff, que trabajaba en la Geffen-Roberts Co. fue el causante principal del cisma: The Eagles cambiaron de pareja de baile, abandonaron a Geffen-Roberts y se fueron con Azoff, quien montaba su propia oficina. Geffen y Roberts, ambos impulsivos y apasionados, chocaron en su forma de afrontar la situación. Geffen fue frío y cerebral y Roberts diríamos que más hippy. El primero tomó una actitud profesional y siguió trabajando con Azoff (convenció a Warner Bros. para que le financiase un sello, Giant Records) y los Eagles (en Asylum y luego en Geffen Records, donde también tuvo a Don Henley), mientras que Roberts roto el amor fraternal juró odio eterno al traidor y al grupo. Y formó Lookout Management. Las malas lenguas dicen que la movida de Geffen con Azoff fue para quitárselo de en medio de MCA (donde presidía la cia.) y poder vender Geffen Records a los nuevos dueños de MCA.

El primer descubrimiento de Roberts fue la canadiense Joni Mitchell. La vio actuando en un club del Greenwich Village de Nueva York (Cafe Au Go Go) en 1966. Se mudaron juntos a Los Ángeles, a Laurel Canyon (centro artístico y bohemio). Les acompañaba el entonces novio de Mitchell, David Crosby. Al poco se les unió David Geffen. Ya situados en la costa oeste Joni Mitchell le habló de un compatriota suyo, Neil Young, que estaba en un grupo (Buffalo Springfield). Curiosamente fue Young quien provocó que la banda prescindiese de los servicios de Roberts. Cuando ellos se separaron, a los 18 meses de formarse, Neil Young llamó a Elliot Roberts para que fuese su manager. Quería empezar su carrera en solitario. Ha sido representante suyo hasta la fecha de su muerte. Son más de cincuenta años. Y “aguantar” a Neil Young no es fácil… Jimmy McDonough, autor de la biografía de Young, escribía al respecto de la relación Young/Roberts que “Ha habido otros equipos infames en el rock and roll –Dylan y Albert Grossman, Ray Charles y Joe Adams, Bruce Springsteen y Jon Landau– y, por supuesto Elvis y el Coronel Tom Parker. Elliot Roberts definitivamente vive en este salón de la infamia y es el único ser humano capaz de guiar la carrera de Neil Young.”

Con Joni MItchell rompió en 1985. La foto de Trasher’s Wheat en la que vemos a Young, Mitchell y Roberts es de ese 1985.

Roberts también fue manager (con o sin David Geffen) entre otros de Crosby, Stills & Nash, Crosby, Stills, Nash & Young (“el pegamento que nos mantenía unidos” ha declarado Graham Nash), Jackson Browne, America, Devo, Talking Heads, The Cars, Tom Petty, Tracy Chapman (su último descubrimiento de relieve) además de los ya mencionados anteriormente.

Cuando llevé el marketing internacional de Geffen Records en NY tuve el inmenso honor de conocer a Elliot Roberts. (David Geffen tenía un contrato de distribución con Warner Bros. para EEUU y Canadá y otro con CBS para el resto del mundo; Warner eran socios de Geffen Records). Me tocó trabajar con él en tres proyectos: Neil Young (dos álbumes), Joni Mitchell y el debut en solitario de Ric Ocasek, el líder de The Cars.

Con Ocasek no hubo nada que hacer. Aparte de trabajar para que se editase en los principales mercados del mundo. El álbum era flojo. No funcionó en EEUU, ni en ventas ni tuvo el apoyo de la crítica musical. No había ninguna historia que contar. En cambio con Joni Mitchell fue otra cosa. Dada la vertiente pintora de la cantautora, y que la portada del álbum “Wild Things Run Fast” era obra suya, Roberts y Mitchell tuvieron la idea de organizar presentaciones del disco en galerías de arte (en conjunción con sus pinturas). En Estados Unidos solo consiguieron hacerlo en Los Ángeles. Por mi parte coordiné con las compañías de  Inglaterra, Italia, Australia y Japón para hacerlo en Londres, Milán, Sydney y Tokyo. Salí bien parado del asunto aunque ella echó de menos no haber estado en París. Aún recuerdo la mirada de Elliot Roberts a Joni Mitchell: la calló. Y rápidamente paso a agradecer lo que CBS Records International había logrado.

Lo mejor de nuestra relación sucedió en San Francisco, en el rancho de Neil Young (una hora al norte de la ciudad). Young debutaba en Geffen Records con un disco difícil “Trans“. Influenciado por Kraftwerk se alejaba drásticamente de lo que sus seguidores podían esperar. El trasfondo del disco eran los ejercicios vocales que practicaba con su hijo Ben, quien sufría parálisis cerebral infantil. (Pero eso no lo sabíamos entonces). Young había accedido a recibir periodistas musicales y críticos en su rancho, para pasar el día con él, hablar del disco, etc. Las delegaciones australianas y japonesas habían llegado directamente y ya estaban en el rancho cuando llegué desde NY con los ingleses, Antoine de Caunes y su equipo de TV de Francia, la corresponsal italiana de la RAI, un par de medios alemanes y uno holandés. Nos recibió Elliot Roberts en el aeropuerto de LA. El trayecto fue todo un muestrario de Roberts. Todo lo que me habían contado era cierto: despierto, buena persona, bromista, rápido, inteligente, encantador, etc. Recuerdo vívidamente dos temas: la historia de porque Neil Young y él se habían comprado esos terrenos. La idea era que, según estudios geológicos que hablan sufragado, cuando los movimientos de la Falla de San Andrés fuesen perceptibles, sus propiedades se convertirían islas del Pacífico. Cuándo le pregunté cuando ocurriría eso, me contestó entre risas que en unos miles de años. Y se encendió un porro (que ya llevaba liado). El segundo asunto fue cuando nos llevó por unas carreteras rurales, con pequeñas subidas que tomaba a gran velocidad (como si fuesen dunas) y el todo terreno literalmente volaba hasta caer sobre sobre suelo firme de nuevo. El vehículo que nos seguía, con el resto de la expedición, le pitaba (asumo que pidiéndole prudencia).

Al llegar a la casa de Neil Young, nos esperaba con su familia, músicos, amigos y los australianos y japoneses que habían llegado antes. El salón era lo que te esperabas. Rústico, lleno de guitarras, amplis, una enorme chimenea, muebles de madera, telas en las paredes, alfombras cubriendo todo el suelo. Y una peste a marihuana que ya te embriagaba. Improvisamos una pequeña rueda de prensa mientras preparaban la cena. Tras la parte profesional del asunto nos relajamos, comimos, bebimos y Young nos tocó un par de temas con sus amigos músicos. Tuve ocasión de charlar con él. Le felicité por el riesgo que asumía con “Trans“. No es fácil que un artista de renombre de un cambio estilístico tan acusado y se lance al barro de esta manera. Estaba especialmente interesado en la opinión de los alemanes (por lo de Kraftwerk). A Roberts (y a Young) le gustó lo que dije. Y creo que fue ahí cuando me gané la confianza del manager. Respecto a mi comentario sobre asumir riesgos soltó irónicamente que David (Geffen) no compartía mi punto de vista. Años después Geffen demandó a Young por no entregar obras acorde a su estatus, por los que la compañía le pagaba un millón de dólares de adelanto.

Lo último que supe de Roberts fue la semana pasada. Unas declaraciones suyas respecto al incendio que afectó a muchos de las cintas originales propiedad de Universal (y los sellos que ha ido absorbiendo o creando). Decía: “Es un crimen que hayan desaparecido los masters originales de Billie Holiday o Buddy Holly o de todos esos artistas de los 40 0 50. Cuando la industria discográfica empezó a declinar hace unos 15 años, la gente (por los ejecutivos) fue reticente a hacer copias porque costaba dinero. Cuesta de 2.500$ a 3.000$ convertir un original analógico a una copia digital de audio en alta resolución. No quisieron gastarse el dinero… Es trágico.”

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música

Celia Jiménez: “la rebelde” es mi nueva ídolo

CJ AS

Ayer al mediodía viendo el Telediario me encontré con una entrevista a Celia Jiménez, la defensa de la selección española de fútbol. Me encantó cuando se definió como “una rebelde”. Porque siempre andaba buscando desafíos y retos. Y no se refería solo a su condición de futbolista, que también. Es ingeniera aeronáutica porque quería desafiar a la ley de la gravedad. Le faltó decir que esa ley impone un dictadura galáctica (y menos mal que es así dicho sea de paso). Me encantó. Es mi nueva ídolo.

Celia Jiménez (Alcudete, Jaén, 1995) es la primera futbolista española elegida en el draft estadounidense. Se fue a Estados Unidos para combinar los estudios universitarios con el fútbol.

Aquí debutó en Primera con 15 años defendiendo los colores del Real Jaén. Al año siguiente la fichó el Sevilla (una temporada en el B y dos en el primer equipo) y luego a EEUU. Ahí primero jugó en el Iowa Western Reivers del Iowa Western Community College (donde hay tres grados con distintas salidas profesionales relacionadas con la aeronáutica). Esto le sirvió para aclimatarse con el país y su idioma. Tras dos cursos se mudó a la Universidad de Alabama, a su Facultad de Ingeniería (en su Department of Aerospace Engineering and Mechanics), donde jugó para el equipo de fútbol de las Crimson Tide. Y de ahí a la liga profesional, la NWSL (la más importante de mundo). Fue elegida por el Seattle Reign. Aprovechando el parón de la NWSL, este pasado invierno, jugó la Champions con el Rosengard sueco.

Celia Jiménez fue Campeona de Europa sub 17, subcampeona sub 19 y el de ahora es su segundo Mundial con la absoluta. Disputó en 2015 el Mundial de Canadá (el primero que jugó España) y el año pasado la lateral derecha estuvo convocada para el Europeo de Holanda, después de sufrir una grave lesión de ligamentos.

Lo de Celia Jiménez debe ser genético: su madre fue deportista (jugó al balonmano) y su hermana mayor también es ingeniera aeronáutica.

Celia Jiménez Crimson Tide

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Lenore y el lado oscuro del reguetón

VP VL

Hoy Víctor Lenore publica en su columna Altavoz de Voz Pópuli un muy interesante artículo: “El lado oscuro del negocio del reguetón“. Documenta excesos, amistades peligrosas, falta de formación, etc. Y tiene a bien citar mi entrevista a John Echevarría, el ejecutivo español que desde Miami introdujo el reguetón en Estados Unidos. Se publicó en El Confidencial, gracias precisamente a la gestión de Lenore (quien entonces escribía ahí). Agradezco mucho la mención y la inclusión de parte de la entrevista en su texto.

Don Víctor establece un paralelismo entre este género latino y el rap. Ambos son músicas urbanas, pero VL se refiere al componente delictivo de los artistas y al de las amistades peligrosas. Lo que se conoció en su día como gangsta rap. En este sentido me gustaría incidir que las grandes expresiones de la música popular (o al menos las que dominaron el siglo XX desde el continente americano) tienen un trasfondo de bajos fondos y delincuencia (¿a ver quiénes eran los propietarios de los tugurios donde estás músicas nacieron y crecieron). Desde el tango hasta el blues, pasando por el jazz o el rock ‘n’ roll (en mi libro “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo” detallo el aspecto mafioso).

Recomiendo la lectura del artículo de Lenore y una vez más le doy las gracias por citar la entrevista a John.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

50 años de la grabación de “Give Peace A Chance”

Hoy 1 de junio se cumplen 50 años de la grabación de “Give Peace A Chance” en Montreal. El sencillo, editado la primera semana de julio, venía firmado por la Plastic Ono Band. Supuso el primer disco de John Lennon fuera de los Beatles, a los que seguía perteneciendo (el fin del grupo se materializaría al año siguiente). Por eso originalmente la autoría se atribuyó a Lennon/McCartney. Posteriormente, tras la separación, ya figuraría John como único autor.

A la grabación, realizada en la suite del hotel donde se alojaban John y Yoko (de luna de miel) asistieron periodistas y disc jockeys (como Murray the K y Roger Scott), Timothy Leary, un rabino, varios Hare Krishna, Petula Clark, Allen Ginsberg,  el activista afroestadounidense Dick Gregory. Tommy Smothers (de los Smothers Brothers) acompañó a  Lennon a la guitarra.

El sencillo fue n.º 1 en Holanda, n.º 2 en Austria, Bélgica y Gran Bretaña, n.º 4 en Alemania y Suiza, n.º 8 en Canadá.

En Estados Unidos no logró entrar en el Top 10: n.º 11 en Cashbox y n.º 14 en Billboard. En cambio, se convirtió en el himno pacifista por excelencia, presente en todas las manifestaciones contra la guerra en Vietnam.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

California peor que Galicia

Peter DaSilva EFECalifornia está peor que Galicia. Mucha potencia económica (dicen que estaría entre las 10 primeras económicas del mundo si fuesen un país), mucho Estados Unidos, pero son un desastre. Una chapuza tras chapuza (de los recuentos electorales casi mejor me callo). Desde hace tiempo se producen incendios con cierta frecuencia tanto en California como en Galicia. En nuestra Comunidad Autónoma nunca se ha producido una desgracia en vidas humanas como la de la República de California de estos pasados días (1.000 desaparecidos y 74 muertos).

¡Menos rasgarnos las vestiduras con lo nuestro!

1 comentario

Archivado bajo CDI, Política

Día de la Hispanidad musical: Puerto Rico vs. Colombia

En este 12 de octubre, Día de la Hispanidad, la música debería tener un rol destacado. Especialmente cuando la música latina se está imponiendo en el aún dominante mundo anglo. Ya no solo son éxitos y ventas, factores importantes, es que las principales estrellas tanto blancas como negras quieren colaborar con las latinas (Cardi B, Pharrell Williams, Drake, Will Smith, Beyoncé, Justin Bieber, etc.). Y se está estableciendo un duelo artístico interesante a más no poder: Puerto Rico vs. Colombia. Son las dos principales fuentes de artistas latinos urbanos que están partiendo la pana. Como me contaba John en la entrevista que le hice para El Confidencial (fue el ejecutivo que introdujo el reguetón en EEUU) la escena se trasladó de Puerto Rico a Colombia. Pero la isla se mantiene fuerte por ese fuerte vinculo que mantiene con Estados Unidos (son un estado asociado) y los lazos comerciales y artísticos que les une a Miami (gracias a la apuesta inicial de John).

Voy a poner unos videos. Empezaré con mis dos temas favoritos del año: “X” de Nicky Jam y J Balvin (Puerto Rico) con 1.298 millones de visionados en seis meses y medio y “Clandestino” de Shakira con Maluma (Colombia), con casi 173 millones de reproducciones en dos meses y medio:

Y para acabar otro temazo, que va camino de convertirse en el pelotazo del año y probablemente pueda superar en mis preferencias a los dos anteriores. Es del boricua Bad Bunny con Drake, quien se desenvuelve estupendamente en nuestro idioma: “Mía” la estrenaron ayer y en apenas 24 horas ya ha superado los 10 millones de reproducciones.

Son solo una pequeña muestra de la música que ahora mismo está tambaleando el imperio anglo!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Repensar la OTAN y las bases

CNNDonald Trump quiere que los aliados incrementen sus contribuciones en el mantenimiento de la OTAN. Está en su derecho. Estados Unidos es el mayor contribuyente seguido de Alemania, Francia y Gran Bretaña. No se debe olvidar que esta alianza militar surgió en plena Guerra Fría ante la amenaza soviética. La razón de la queja de Trump es que hay miembros que están incumpliendo una regla económica acordada por todos: destinar al menos el 2% del PIB a Defensa. Es interesante observar que Trump reclame el cumplimiento de acuerdos, mientras rompe unilateralmente otros (como el del cambio climático o el tratado nuclear con Irán).

¿Y si nos deshacemos de la OTAN? ¿O nos salimos de ella? ¿Qué ahorro obtendríamos? ¿Cuáles serían los beneficios? ¿Y las pegas? ¿Qué repercusiones negativas tendríamos? ¿Perdería más EEUU que nosotros?

Respecto a la ultima pregunta convendría analizar la postura estadounidense en el Mediterráneo. España por su situación geográfica es un enclave privilegiado. Y tenemos las bases como elemento negociador. ¿Amenazamos con su supresión? ¿Qué sucedería con su flota mediterránea y sus vuelos desde las bases aéreas en suelo español si exigimos el cierre de las bases?

Analizar lo que supondría en términos económicos este cierre, y de paso recuperar soberanía nacional, es una cuenta de resultados, ingresos vs gastos. Teniendo en cuenta los puestos de trabajo directos e indirectos que se verían afectados. Y la reutilización que se podría dar a las infraestructuras. Vamos, significa hacer eso que llamamos trabajar. Para eso mantenemos estructuras en la administración pública, para que trabajen. ¡Qué se pongan a ello! Y de paso, entre esto y el Brexit, igual colamos el asunto Gibraltar

1 comentario

Archivado bajo CDI, Política