Archivo de la etiqueta: CBS

Springsteen también vende (y lo vende todo)

Danny Clinch

Bruce Springsteen también ha vendido sus obras completas. En el caso del Boss se ha desprendido tanto de las composiciones como de las grabaciones. Sony, que en su día adquirió CBS la discográfica original de Springsteen, se ha hecho con todos los derechos. No está de más insistir en este aspecto porque en algunos medios, a estas alturas del partido, no distinguen entre los derechos editoriales y los fonográficos: Sony a través de su editorial se hace con las canciones compuestas por Springsteen y su discográfica con los masters de las grabaciones, propiedad de Springsteen, que ha editado hasta la fecha. Es decir, la compañía de discos de Sony adquiere la propiedad de unos masters que ya explotaba comercialmente, pero que no eran suyos.

La cifra pagada representa de momento la más alta en este tipo de operaciones. Superando la de Bob Dylan. Aunque Dylan solo vendió sus composiciones (y sus editoriales), mas no los masters.

Sony no ha desembolsado el 100% del montante total. Conviene recordar que al precio fijado para la parte discográfica hay que restar los cuantiosos adelantos recibidos y no recuperados. La última renovación de Springsteen con Sony fue la que produjo el agujero en las cuentas. Fue un contrato al alza, avalado por el exitoso momento del artista. El problema es que al poco el mercado discográfico colapsó y Springsteen tampoco volvió a rozar las cumbres creativas.

Sony ha comprado los derechos de las canciones con un socio, Eldridge Industries. ¿Qué es Eldridge Industries? Es una sociedad de cartera con inversiones en el equipo de béisbol de los Dodgers (Los Ángeles) y en Epic Games (los creadores de Fortnite). También controlan la matriz que edita publicaciones como Billboard y The Hollywood Reporter. Su desembarco en el mundo de los derechos musicales vino de la mano de la adquisición del catálogo de los Killers. Su primer espada,Todd L. Boehly (fundó la empresa con dos socios), es uno de los propietarios de los Lakers (baloncesto). Su aportación a la creación de Eldridge Industries fueron sus participaciones en las revistas anteriormente citadas, a las que posteriormente se han añadido Rolling Stone, Variety, Music Business Worldwide y Vibe entre otras.

No conocemos las cifras exactas de la operación, que según Billboard puede ascender a los 500 millones de dólares, ni la participación de Eldridge Industries en el catálogo de canciones de Springsteen. Derechos que desde 2017 administraba Universal Music Publishing. Es decir, estamos en otro capítulo de la rivalidad entre las editoriales de Sony y Universal (que son los que se hicieron con el repertorio de Dylan). Entre las operaciones de Dylan y esta de Springsteen, Sony Music Publishing compró los derechos de Paul Simon. Los rumores sobre los nuevos episodios de este duelo, entre las dos mayores editoriales del mundo, apuntan ahora en la dirección de Sting y David Bowie.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

40 años

40 años

Esta excelente foto de hace 40 años, realizada por el gran Raúl Cancio, rubrica el dia que tras siete años de relaciones nos íbamos a vivir juntos. A Nueva York. Recoge el momento en el que, ya casados, salimos de la iglesia y nos lanzaron granos de arroz. Me encanta la risa de La Mundana.

Al día siguiente cogimos el avión para NY. Nuestra primera residencia fue el Hilton de la Sexta Avenida, enfrente del edificio de CBS (mi despacho estaba en la planta 14). Al cabo de una semana nos mudamos a un apartamento de la compañía en Broadway con la 56. Tras un par de meses encontramos la que sería nuestra casa hasta 1986, en 200 East 90 Street.

Siempre he comentado que nuestra boda fue algo más, una fiesta de despedida por todo lo alto. Han pasado 40 años.

1 comentario

Archivado bajo General

Dylan y su «Infidels»

Por razones que se me escapan el soberbio «Infidels» de Bob Dylan ha vuelto a mi vida esta semana. Primero fue la aparición de un video de «Licensed To Kill«, rodada en el estudio con los músicos que grabaron «Infidels» (1983). Vemos a Mark Knopfler, coproductor junto a Dylan del álbum, a Mick Taylor y a la sección rítmica jamaicana de Sly & Robbie. Este video apareció el pasado día 5 y me puso sobre la pista de otra filmación de ese mismo álbum. Es la de «Don’t Fall Apart On Me Tonight«, que se subió el 16 de septiembre. La pueden ver en el enlace.

El siguiente paso fue rescatar el álbum de la estantería. Y ponerme a escucharlo de nuevo. Hacía años que no lo hacía (a pesar del excelente sabor de boca que me dejó en su día y lo mucho que me acompañó en los 80).

Anteayer descubrí la segunda y última aparición de Dylan en el show de David Letterman. Sucedió en marzo de 1984. En aquella época Dylan vivía en Los Ángeles y tenía que desplazarse a Nueva York para la actuación. Recuerdo el revuelo que se armó en la compañía (Columbia Records), por lo raro que era tener a Dylan en TV. Y sobre todo me acuerdo de mis fallidos intentos de asistir al programa o a los ensayos. Los estudios de la cadena NBC, en Rockefeller Center, estaban a dos manzanas del edificio de CBS, donde trabajaba. Como no llevaba el marketing internacional del artista y no pintaba nada ahí no pude colarme.

El comentario más escuchado en Columbia era que la actuación iba a ser a revolucionaria. Según contaba Don de VIto, su A&R, el futuro Nobel de Literatura frecuentaba los garitos punk de LA, acompañando a sus hijos adolescentes (devotos del estilo). En el programa de Letterman se iba a hacer acompañar por dos miembros de The Plugz. Eran pioneros de la autoedición y el DIY (Do It Yourself). Además había otra circunstancia: eran un trío de punk chicano. Tenían ascendentes latinos. El guitarrista de la actuación de Letterman no formaba entonces parte de The Plugz mas era amigo del bajista y el batería, con los que alternaba en otros proyectos.

La guitarra que tocó Dylan era la de Ron Wood. Se la prestó pero se demoró la entrega y el ensayo se retrasó hasta que llegó. También hubo un incidente con la armónica en la última canción. Se observa en las imágenes a alguien corriendo de lado a lado del escenario buscándola. Me he enterado estos días que Dylan se confundió al pedir la afinación. La usó en dos temas, pero con afinaciones diferentes. En realidad tenían que haber estado afinadas igual, con lo que hubiese bastado con una sola armónica.

La idea inicial era tocar dos temas pero Letterman hábilmente, y en directo, le sacó un tercero. El primero fue una versión del «Don’t Start Me Talkin» de Sonny Boy WIlliamson, antes de lanzarse a dos temas del «Infidels«: «Licensed To Kill» (que no aparece en el clip porque no se ha dado permiso; asumo que sería para no interferir con el video oficial) y la gran «Jokerman«. Respecto a esta última las diferencias entre la versión de «Infidels» y la actuación de TV son notables. Y refleja el espíritu que Dylan quería transmitir en ese momento. La grabación original tiene reminiscencias reggae, o lo que Dylan pueda entender por reggae. La influencia de Sly y Robbie en este reggae lento son obvias. La versión de televisión es mucho más áspera y roquera. La presencia de los jóvenes músicos punky de LA es notoria.

Este clip del programa de Letterman se subió el pasado 23 de agosto.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Desayunando con Monk

Monk

Me estoy aficionando a desayunar escuchando a Thelonious Monk. En realidad estoy enganchado a Monk y lo escucho constantemente desde que adquirí en mayo la cajita con 5 CDs de Columbia Records (CBS) por 16,27€ (en Amazon). Entre los cinco están tres de mis favoritos suyos: «Underground«, «Monk’s Dream» y «Criss-Cross«. Estos dos últimos según el maestro Juan Claudio Cifuentes Cifu son sus obras cumbres. Por mi parte añado mi entusiasmo por «Underground«, que me suele acompañar en mis desplazamientos en coche, donde lo alterno con Aretha Franklin, Elvis In Memphis, Kenny Rogers y Triana. Por ser de reciente adquisición Monk prevalece como primera opción. 

El genial pianista firmó por Columbia a principios de los 60. En marzo de 1963 editó su primer LP con su nueva compañía: «Monk’s Dream«. Firmaba como The Thelonious Monk Quartet. De las ocho piezas, que originalmente conformaban el álbum (en esta edición se incluyen cuatro pistas adicionales con otras tomas), solo una-«Bright Mississippi«- es inédita. Las otras siete habían sido grabadas anteriormente en estudio o en directo (dos de ellas con otros títulos, aunque similares a los de este disco). Esta operación rescate le salió redonda a Monk. Vista la calidad de lo que escuchamos y las opiniones de gente tan acreditada como Cifu o los principales críticos estadounidenses de jazz de la época. «Monk’s Dream» es ahora la banda sonora de mis desayunos. 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Dylan cumple 80 años

Hoy 24 de mayo Bob Dylan cumple 80 años. Y qué mejor forma de celebrarlo que con este «Forever Young«. Aunque fuese compuesta con su primer hijo en mente, el título de la canción («Siempre joven») viene al pelo.

En el video, extraido de la película «The Last Waltz«, le acompañan de The Band. Que además grabaron la versión original incluida en «Planet Waves» (1974), su primer álbum tras abandonar CBS (Columbia Records), su compañía desde el principio de su carrera. David Geffen y Elliot Roberts le ficharon para Asylum. El siguiente «Before The Flood«, el doble en directo con The Band que fue su primer disco live, fue el último con Asylum y volvió a CBS. Donde aún sigue.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

La audiencia de los Grammy se desploma

Grammy

La audiencia televisiva de los Premios Grammy se desploma en Estados Unidos. Sigue la tendencia de otras galas de entrega de galardones de las distintas industrias culturales.

Esta pasado domingo los Grammy perdieron casi 10 millones de espectadores respecto al evento del año pasado. Nielsen reporta que los 8,8 millones que los vieron este año suponen un descenso del 53%.

Los Grammy 2021 han sido los menos vistos de su historia.

Con todo, el dato escalofriante es que el 97,7% de los telespectadores entre los 18 y los 49 años no vieron la ceremonia de entrega. Es decir, la cadena CBS solo atrajo al 2,1% de esta amplia franja de edad. El año pasado fueron el 5,4% y en 2019 el 5,6%.

En la siguiente gráfica pueden observar la evolución de las audiencias de los últimos años, donde destaca la edición de 2012.

Audiencia TV Grammy

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música, TV

Primary Wave y Sun Records más Tencent y Universal

Esta semana, en la industria de la música grabada, se cierra con dos noticias, una adquisición y una confirmación.

Sun-Primary-Wave copia

 

Primary Wave Music de Nueva York, protagonista de varias compras de catálogos de canciones (Stevie Nicks, Smokey Robinson, Burt Bacharach, Bob Marley, Whitney Houston, Leo Sayer), ha adquirido la legendaria Sun Records de Memphis. Es decir, Primary Wave entra de lleno en el mercado de compra de grabaciones. Estamos hablando de más de 6.000 masters de Sun, discográfica puntera en el nacimiento del primer rock ‘n’ roll y rockabilly en los 50. Suyas fueron las primeras grabaciones de gigantes como Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins, Johnny Cash o Roy Orbison. La compra por un precio aproximado de 30 millones de dólares incluye, además de la discográfica, su catálogo editorial de canciones, locales de ocio y los derechos sobre el logotipo de la compañía. Atención: las grabaciones originales de Elvis no están incluidas, porque cuando traspasaron su contrato a RCA (hoy Sony), esta tuvo el acierto de comprar también sus grabaciones. Algo que Columbia Records (CBS, hoy Sony) no hizo cuando fichó a Cash y que se demostró ser un gran error. En mi libro «Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo» escribía al respecto:

IMG_1869

Sam Phillips, quien fundó la cia. en 1952, tras abrir su propio estudio y producir discos para otros sellos, vendió Sun en 1969 a Shelby Singleton, productor discográfico de Mercury Records en Nashville. Convirtió a la empresa en Sun Entertainment Company y añadió los sellos que había fundado y comprado tras independizarse de Mercury. Sun tuvo en Nashville su nueva sede. Tras el fallecimiento de Singleton (2009) su hermano John, socio suyo desde la compra, se hizo cargo de la firma. En su comunicado John Singleton afirma que al no tener herederos la mejor opción era vender para mantener vivo el legado de Sun. Y Primary Wave le ofrecía todas las garantías. 

Tencent-UMG

Del gigante chino Tencent y su participación accionarial en Universal Music Group se ha dado cuenta en el blog. La primera noticia fue la entrada en el accionariado de UMG con un 10% y una opción para una inversión posterior hasta un máximo de otro 10%. Los plazos fijados en la compra inicial se han ido cumpliendo. Primero Tencent anunció hace un mes su intención de llegar al limite. Y hoy día 29, cuando se cumplía la fecha prevista, han ejecutado la compra de ese 10% adicional por los 30 mil millones de euros fijados. Ya controlan el 20% de Universal, empresa que prevé salir a bolsa en este año.

Además, hay que tener en cuenta las participaciones cruzadas: las de Universal en Tencent, con Spotify y otros acuerdos de la empresa china con otras majors. Un patio muy revuelto.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música

50 años de Philadelphia International Records

Gamble-Huff-Rolling Stone

Este año se celebran los 50 años de la fundación de Philadelphia International Records por Kenneth Gamble y Leon Huff. Músicos, autores y productores juntaron sus caminos y pronto llegaron sus primeros éxitos. Con sus canciones y sus producciones. El siguiente paso fue el lógico: fundar su propia compañía, Philadelphia International Records (PIR).

Gamble y Huff con PIR atesoran varios hitos:

  • El desembarco de los Jacksons en Epic fue una joint venture con PIR. Jermaine Jackson se quedó en Motown y los hermanos pasaron de The Jackson 5 a ser The Jacksons. Gamble y Huff, que ya trabajaban con CBS (Columbia y Epic), produjeron y compusieron la mayoría de las canciones de los dos primeros álbumes de los Jacksons para Epic.
  • Sus suntuosas producciones rítmicas anticiparon la era disco. Su banda de músicos, MFSB, con su «TSOP» (The Sound of Philadelphia) fue el claro precursor en 1973 de lo que se avecinaba. Fue compuesta para ser la sintonía del programa «Soul Train«. Era la primera vez en EEUU que una sintonía de TV alcanzaba la cima de las listas. También está considerado como el primer N.º 1 disco de la historia.
  • A lo anterior hay que añadir los arreglos orquestales (de cuerda y metal) y sus producciones para las baladas, arropando a una cantera de excelentes cantantes, fuesen solistas o parte de grupos. Como Teddy Pendergrass, Harold Melvin & The Bluenotes (Pendergrass era su cantante principal durante su época dorada con PIR), BIlly Paul, The O’Jays, The Spinners, Jerry Butler, McFadden y Whitehead, Lou Rawls, Patti Labelle, etc. Tanto los temas rítmicos como las baladas dieron lugar a lo que se denominó Philly Soul Sound (y entre nosotros se conoció como El sonido de Filadelfia, emulando el título del éxito, un clásico en nuestras discotecas y boites).

Gamble y Huff no estaban solos. Además de los músicos contaban con un plantel de autores y técnicos de sonido, Thom Bell, Dexter Wansel, Bobby Martin y Joe Tarsia, congregados alrededor de los estudios Sigma. El éxito de PIR condujo a Sigma, propiedad del ingeniero Tarsia, a abrir una sucursal en Nueva York (Madonna grabó ahí su primer LP). En el momento de mayor esplendor de PIR Sigma llegó a tener 10 salas de grabación en Filadelfia (una gran parte del «Young Americans» de Bowie se grabó ahí). Por Sigma pasaron desde Aretha Franklin hasta ZZ Top y Billy Joel.

De cara a este 50 aniversario de Philadelphia International Records se editaran varias ediciones especiales, antologías, remezclas, etc. Y abrirá una emisora de radio online dedicada en exclusiva al sello.

«Ain’t No Stopping Us Now» de McFadden y Whitehead será la canción bandera de la conmemoración. Aquí, sin embargo, elijo mi favorita. La de las puñaladas traperas de los O’Jays: «Back Stabbers«.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Mi vida con y sin Lennon

Mi vida con John Lennon, bajo su influencia, se podría resumir en las canciones anotadas en el sobre de la imagen. Son mi selección final para el especial 24 Horas Lennon de Rock FM. Me dejé fuera muchas favoritas de John, tanto con The Beatles como sin ellos. Un ejemplo: en el teléfono tengo de tono la introducción de guitarra del «Revolution«. También entraron temas que no están apuntados y que surgieron durante la conversación. De esta lista, que luego reduje porque no cabían todas, me sabe mal haber dejado fuera «Fame«. Compuesta por David Bowie, Carlos Alomar y John Lennon, fue el primer nº 1 de Bowie en EEUU. Me resarzo con el video: Bowie la interpreta en el show de TV «Soul Train«.

Por resumir: desde mi infancia John Lennon ha estado presente en mi vida. (Paul también así como George y Ringo).

Su asesinato, el 8 de diciembre de 1980, marca un antes y un después. Y arranca mi vida sin John. Hacia unas semanas que Lennon (y Yoko) había editado «Double Fantasy» con Geffen Records & Tapes. Un gran disco que contenía dos maravillas: «(Just Like) Starting Over» y «Woman» (me costó horrores quitarlas de la lista). Podría citar un par más, pero estas dos son las imprescindibles. A la altura de sus mejores obras.

Casi un año después, el 24 de noviembre de 1981, La Mundana y un servidor aterrizábamos en Nueva York. Llegaba a la central de CBS para gestionar el marketing internacional de Geffen. De no haber sido asesinado habría trabajado con Lennon, artista Geffen. En el presumible álbum posterior a «Double Fantasy«. Y a partir de aquí arranca mi fantasía…

Hubiese conocido el edificio Dakota por dentro, concretamente el piso de John y Yoko. Seguro que me habría amigado con ambos. Nunca he formado parte del grupo de haters de Yoko Ono. Al revés, lo cual me convertía en una rareza y podría ser un excelente pasaporte de cara a la pareja. Hoy, muchos de sus detractores han madurado y ya ven a Yoko de otra forma.

También fantaseo con la buena pandilla que habríamos formado Leonard Cohen, John Lennon y un servidor. Y cuento con un as en la manga: las magnificas paellas de Osvaldo Gomariz, celebradas en todo Manhattan. Ay, esas paellas perdidas en el Dakota… maldito asesino!!!

Si en Rock FM decía que me habría gustado dirigir Apple, la discográfica de los Beatles, imaginen lo que me hubiese gustado llevar el marketing internacional de Lennon. ¡Y tratarle!

 

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

En los 70 la salsa de Fania dominaba la escena latina

En la década de los 70 los artistas y músicos puertorriqueños de Nueva York, agrupados alrededor de la discográfica Fania (creada en 1964 por el abogado neoyorkino Jerry Masucci y el músico dominicano Johnny Pacheco, quien acuñó la etiqueta «salsa»), crearon el concepto musical de la salsa. Cubrieron el hueco que dejaba la música tropical cubana (a causa del embargo de EEUU a Cuba). Esa década supuso el auge y afianzamiento de Fania y de la salsa. Dominaron la escena latina, la urbana (aunque ese concepto de urbano aún no se había popularizado, mas existía).

En España los primeros discos de Fania me llegaron a través de Discophon (1956-1994). Se habían hecho con los derechos de distribución y se lanzaron a promover Fania. De alguna forma pretendían cubrir el hueco dejado por CBS. Fueron los últimos distribuidores del gigante estadounidense en España. CBS abrió su filial española en 1970, con Tomás Muñoz al frente.

De esos primeros lanzamientos de Fania recuerdo especialmente dos. El de Fania All Stars «Latin-Soul-Rock«, con grabaciones en directo. Un título muy acertado para la fusión que los músicos de Fania estaban llevando a cabo.

Si se fijan en la parte inferior de la carátula aparecen destacados varios músicos: Manu Dibango, de quien interpretaban su eterno «Soul Makossa» (que posteriormente plagiaría Michael Jackson); Jorge «Malo» Santana, hermano del excepcional Carlos, quien se lucía en el solo de guitarra de la maravillosa «El ratón» de Cheo Feliciano (y de paso descubrimos que Don Carlos tenía un hermano músico muy bueno, que formaría parte de Malo la banda de rock latino que fusionaba con el jazz); los ex Mahavishnu Orchestra Billy Cobham, a la batería) y Jan Hammer, al organo Hammond (el panameño Cobham antes de la Mahavisnu había formado parte de la banda de Miles Davis y el checo Hammer luego metió un pelotazo con la sintonía de la serie de TV «Miami Vice«). Aparte del afro-soul de Dibango la otra aportación soul fue una versión de un tema de Edwin Starr.

El otro LP era de Willie Colón «Lo mato (si no compra este LP)«. Era la octava grabación de dos grandes: Willie Colón y Héctor Lavoe, el cantante (o el cantante de los cantantes). Fue el cuarto disco de oro. A partir de esta grabación los problemas de Lavoe con las drogas lo distanciaron de la banda de Colón. Aunque siguieron colaborando juntos y Colón produjo los primeros discos en solitario de Lavoe. Eventualmente Colón le sustituyó en su grupo por Rubén Blades. Este trombonista, Colón, tenía muy buen ojo para elegir y descubrir cantantes…Y es uno de los grandes nombres de la salsa. Su talento creativo fue indispensable en la creación del edificio de Fania.

Para mi este disco supuso descubrir a dos grandes: Willie Colón y Héctor Lavoe.

En «Lo mato (si no compra este LP)» encontramos clásicos como «Todo tiene su final«, «Calle Luna, Calle Sol«, «Guajira ven« o «El día de suerte«. Esta última es una composición conjunta de Colón y Lavoe mientras «Guajira ven» es un tema popular (las otras dos son de Willie Colón). En el medley del video encontraran alguna. Les recomiendo encarecidamente que lo vean. Merece mucho la pena.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música