Archivo de la etiqueta: Hazard

Levante 1 Real Madrid 0: el Barça nuevo líder

Jon Nazca Reuters AS

Marcelo volvió a ser titular. Hoy entraba dentro de lo lógico, porque Mendy estaba a una tarjeta de la suspensión. ¿El plan de Zidane era recuperar a Marcelo o reservar a Mendy para la eliminatoria de Champions y el Clásico? También podría ser por las dos cosas. Lo sabremos el miércoles y el domingo. La novedad fue la vuelta de Isco (afeitado) a la titularidad en detrimento de Fede Valverde. A la vista del partido del malagueño en Pamplona y del uruguayo ante el Celta no me extraña la presencia de uno y la ausencia del otro. Veremos qué sucede con Valverde frente al Manchester City y el Barça.

La primera parte tuvo un dominador claro, el Real Madrid. Aitor, el meta del Levante, sin esforzarse demasiado, tuvo trabajo ante las continuas llegadas madridistas. Sin pólvora, con disparos centrados y fallando tres ocasiones claras. La primera fue de Benzema (de las dos que tuvo). Su remate, sin mordiente, lo salvó el meta en el mano a mano. La segunda del francés fue un quiero y no puedo: en vez de buscar puerta intentó el pase a Hazard. Le salió defectuoso y se esfumó la oportunidad que no llegó a ser. La tercera ocasión fue de Casemiro. Un mal despeje de puños de Aitor, en las cercanías del punto de penalti, dejó la portería vacía. El balón lo alcanzó Casemiro de cabeza. Pero se fue fuera por poco (la dirección de su cuerpo al atacar la pelota marcó la trayectoria del esférico).

Courtois permaneció inedito en esta primera mitad. Todo lo contrario que al inicio de la segunda parte. En los primeros siete minutos Courtois vio peligrar su meta en dos ocasiones. Acto seguido un sensacional pase largo de Marcelo dejó a Hazard frente a Aitor, tras unos metros de carrera. El belga remató rematadamente mal.

A pesar de poder ir 0-1 o 0-2 seguíamos empatados a cero. Mi preocupación por el resultado iba en aumento. Pasaban los minutos y no encontrábamos la red rival. Eran todo uy. Para colmo de males Hazard se retiraba lesionado en el 65. El fichaje estrella de la temporada lleva camino de jugar menos que Bale. Salió Vinicius en su lugar.

El reloj seguía corriendo y el Levante empezaba a crecer. Cada vez más atrevidos. Y creando problemas en las inmediaciones de nuestra área. En el 73 Zidane, para frenar la hemorragia, retiró a Isco y entró Lucas Vázquez.

Entrábamos en el último cuarto de hora con ellos crecidos y nosotros descoordinados. Y en el 78 un cañonazo de Morales, un zurdazo por la escuadra, ponía el 1-0 en el marcador. Superó a Modric en carrera (¿dónde estaba Carvajal?). Courtois tampoco estuvo fino. Morales, exhausto, fue cambiado tras la celebración. Zidane por su parte, un minuto después, dio entrada a Valverde por Modric.

El Madrid estaba a punto de perder el liderato. El empate no nos servía. El problema es que tampoco se veía como iban a poder conseguir marcar. A pesar de los cuatro minutos de descuento. Y el recurso de Sergio Ramos de delantero centro, por segunda vez consecutiva, empieza a ser un chiste. Y de los malos.

El Levante de Paco López completa dos gestas en la misma temporada: ganar al Barça y al Madrid. Pocos entrenadores y equipos pueden presumir de esto.

Mi equipo se ha desplomado, empatando en casa y perdiendo hoy. Se han escapado cinco puntos en dos partidos. Y sin meter un solo gol. Todo esto de cara a la ida de octavos de Champions y el Clásico. Pintan bastos!!!

P.D.: Un equipo sin gol y que enseñó la puerta de salida al goleador histórico del club. Es la segunda temporada sin Cristiano Ronaldo y aún le echamos de menos… Insisto: ¡la reforma del estadio no mete goles y los buenos delanteros sí!

P.D. bis: Lo de Real Madrid TV es impresentable. ¿La culpa del fracaso ante el Levante es culpa de Hernández Hernández? ¿De verdad? No voy a negar que es un pésimo árbitro y que tiene un amplio historial en contra nuestra. ¿No será entonces culpa del club el permitir que nos arbitre? ¿Real Madrid TV no dice nada al respecto? ¿Solo cobran para callar? Está claro, y lo llevo diciendo desde hace tiempo, que la oficina del club no funciona. Permitir que nos pite este individuo es culpa del Florentinato. No trabajan ni influyen donde cuenta. Y tampoco es de recibo tapar los fallos de Benzema y Hazard, en dos mano a mano con el portero rival, por un árbitro. ¿También es culpa de Hernández Hernández que los nuestros fallen goles?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid se encuentra con Keylor Navas

SERGIO PEREZ REUTERS AS

El Real Madrid se encontró con Keylor Navas (ovacionado en el regreso a la que fue su casa) y se fue al descanso con un exiguo 1-0 a favor. También le sonrió la fortuna del VAR. Otra sobrada de Sergio Ramos, a pocos minutos del final de la primera parte, originó una jugada que terminó en penalti a favor del PSG y roja a Courtois. Ramos se fue alocadamente al ataque y no bajó. Perdió la posesión, ellos despejaron y afortunadamente, en la disputa por el balón, Gueye empujó a Marcelo, cerca de la divisoria de los dos campos. El senegalés se hizo con la pelota y lanzó un pase en profundidad a Icardi. Courtois salió a la desesperada y derribó al delantero argentino. El visionado del VAR anuló la pena máxima, la roja y se cobró la falta de Guaye a Marcelo.

Zidane sorprendió con la alineación de Isco. Quienes apostaron por un 4-4-2, o que al menos dijeron que no íbamos a jugar con 4-3-3, acertaron. Aunque nadie mencionó el nombre deL malagueño. Su posición fue clave en la primera mitad. Con libertad de movimientos se hizo con todo el campo. Abajo y arriba. A derecha e izquierda. Buscando el balón. Al descanso pensaba cuánto duraría su derroche.

El Madrid comenzó el partido sacando de centro y no volvió a oler la pelota en los primeros cinco minutos. El espejismo se desvaneció cuando Isco robó un balón en el lateral izquierdo del PSG, provocando un saque de esquina. A partir de ahí fue un torbellino blanco. El PSG no pasaba de la mitad del campo. El dominio era absoluto. En el 17 Benzema remataba un rehace al poste de Isco, anotando el 1-0.

La maquinaria blanca siguió a tope. Y surgió la figura de Keylor Navas. Le sacó tres balones de gol a Kroos (uno desde el córner), uno a Carvajal y otro a Marcelo. Nada más arrancar las segunda mitad salvó el 2-0 ante Benzema.

A la media hora el PSG consiguió pasar del círculo central. Mbappé, ya en la izquierda (se cambió de banda con Di María), dispuso de dos oportunidades bien resueltas por Courtois.

Neymar jugo sus primeros minutos en esta Champions. Salió tras el descanso. Pero su presencia en los primeros minutos no se notó. El Madrid seguía jugando rápido. Benzema, Hazard e Isco triangulaban a las mil maravillas. Con las espaldas bien cubiertas por Casemiro, Kroos y Fede Valverde. El Pajarito impuso su presencia en ataque en los primeros quince minutos, sin desatender sus labores defensivas. La profundidad de Carvajal y sobre todo de Marcelo eran pluses.

A la media hora de esta segunda mitad Isco ya daba muestras de cansancio. No presionaba como antes. Pero tuvo arrestos para terminar una jugada, a pase de Marcelo, en la que estuvo a punto de marcar. Navas evitó al gol y el balón tras su despeje se encontró  con el poste.  Zizou había mandado calentar a Bale y Modric.

Meunier se cargó a su compatriota Hazard en el 64. El defensa no vio tarjeta. Dos minutos después Hazard intentó volver al terreno de juego. Claramente no podía y abandonó camino del vestuario. Estábamos en 10. Hasta que se paró el juego y pudo entrar Bale. Coincidió con una amarilla a Marcelo.

El peligro francés llegaba de la velocidad de Mbappé. Neymar, hasta el 75, era una rémora para su equipo. Perdía todos los balones. Icardi y Di María, desaparecidos en esta segunda parte, fueron sustituidos por Sarabia y Drexler. Al mismo tiempo entraba Modric por Valverde. Me pareció raro, porque el uruguayo parecía más fresco que Isco. Y su presencia es imprescindible (como se comprueba jornada tras jornada).

Según pensaba que se podía llegar a los últimos 10 minutos con ese corto 1-0 llegó un pase de Marcelo y un tremendo cabezazo de Benzmea, superando en el salto al central. 2-0. Pero una estupidez de Varane y Courtois facilitó el gol de Mbappé. Varane casi anota en propia puerta, despistó al portero belga y el francés remachó. 2-1 en el 81. Dos minutos después, en otro despiste defensivo, empató a dos Sarabia. La metió por la escuadra. Estupor total. La salida de Valverde una vez más nos perjudicó. Ente ambos goles Rodrygo entró por Isco. Ya en el descuento Mbappé estuvo a punto de hacer el 2-3 desde la derecha. Y en el minuto final Bale lanzó una falta al palo. Era el tercero de la noche. Se llegaba al final con un inesperado 2-2.

Afortunadamente el empate en Estambul, en el Galatasaray-Brujas, nos había clasificado matemáticamente (como segundos de grupo). Este del Bernabéu nos ha dejado un sabor final muy amargo por el resultado. El descalabro final, producto de la falta de pulmones en el medio campo y de concentración atrás, es un golpe muy duro. Tendremos que enfriar los ánimos para recordar el buen fútbol jugado durante la mayor parte del partido.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Bale no está para 90 minutos

AS

Gareth Bale no está para jugar 90 minutos. Lo comprobamos el pasado sábado en el 3-1 frente a la Real Sociedad: apenas jugó 25 minutos y los últimos 10 estaba para el arrastre. Siempre es mala señal cuando un futbolista pone los brazos en jarra. Es una clara señal de fatiga. Y resulta más obvio cuando sucede después de una carrera. Verdad es que Bale en su primer cuarto de hora estuvo muy bien.

Viene esto a cuento porque se especula con su titularidad esta noche frente al PSG. No tengo ni idea. Pero es sintomático que al día siguiente no acudió al entrenamiento para los suplentes (quienes no jugaron o fueron recambios en el transcurso del encuentro). ¿Precaución o quedó tocado? En cualquier caso da que pensar.

Esta mañana he hojeado la prensa intelectual madrileña. El Marca apuesta por Bale, Benzema y Hazard en la delantera. En el AS apostaban por una linea de cuatro centrocampistas (Casemiro, Valverde, Kroos y Modric) con Benzema y Hazard en punta. Luis Nieto (AS) no suele acertar con los onces del Real Madrid. Pero, aunque desconozco lo que piensa Zidane al respecto, creo que Nieto esta vez puede estar en los cierto.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Medios

Partido grande en el Bernabéu

Marca

Un Real Madrid-Real Sociedad es siempre atractivo a priori. La Real llegaba en puestos europeos y el Madrid estaba obligado por la victoria culé en Leganés. La atención, al menos en mi tribuna, estaba dividida en tres frentes: nuestro partido, la final de la Libertadores y la semifinal de la Copa Davis. A partir del primer minuto el foco se centró en lo que sucedía sobre el césped del Bernabéu. El toque de atención lo dio Sergio Ramos: en una sobrada tremenda dio un pase atrás a Courtois sin mirar. Willian José, ex del Castilla, no desaprovechó el regalo y anotó el 0-1. Ramos pidió perdón. Nos había puesto el encuentro muy cuesta arriba.

Con el marcador a favor la Real se hizo grande. Ocupaba muy bien los espacios. Nos presionaban arriba. Estaban encima nuestra. Nos maniataban. Llevaban el ritmo del partido. Las dos mejores ocasiones llegaron de sus botas. Dos muy claras, en la misma jugada. Falló “nuestro” Odegaard y también Willian José en el rechace. Lo mejor del Madrid en ataque era llegar, superando las dificultades que nos ponía el rival. En este aspecto destacaron Correcaminos Mendy y Hazard. El lateral era un muro infranqueable en defensa, superaba en velocidad a quien se le pusiese delante… pero el pase final no era el acertado. El belga por su parte encaraba y destilaba clase en cada intervención. Fue un martillo pilón para la defensa realista. Va a más. (Y espero que juegue más en equipo y nos ayude metiendo goles y pasándolos). Las dos oportunidades blancas llegaron en disparos desde fuera del área que Remiro tuvo dificultades en atrapar (de Mendy y Hazard). Y nosotros acusamos la falta de un delantero atento a los rechaces.

El Madrid vio la luz en el 36. Una falta magistralmente botada por Modric fue rematada con todo por Benzema (creo que la dio con el abdomen). Era el empate a uno. El estadio se convirtió en una caldera. La catarsis fue total. Los donostiarras acusaron el golpe y los nuestros volaron. Fueron 10 minutos espectaculares, con los donostiarras encerrados en su campo (no pasaron del circulo central). El aluvión blanco fue total. Se terminaban las jugadas, si se perdía el balón se recuperaba inmediatamente. Ahora quien ejercía la presión era el Madrid. Fueron los mejor minutos blancos del partido.

Al descanso se llegó con el empate a uno. En el intermedio comentábamos la buena noche de fútbol que estábamos disfrutando, el resultado de la Libertadores y lo de Nadal.

Al poco de iniciarse la segunda mitad se movió el marcador. Esta vez fue a nuestro favor. Fede Valverde, cada vez mejor y más asentado, anotaba el 2-1. El zapatazo de Valverde, tras recibir el balón de Modric, parece que dio en Oyarzabal (¿su brazo?). La euforia se desató. Solo que ahora la Real no acusó el golpe y se mantuvo firme. El partido se jugaba de igual a igual. Visto lo visto, y con un resultado corto, me preocupaba no lograr un tercer tanto. La Real podía empatar. Odegaard, de nuevo, pudo haber afinado, pero su remate flojo y sin intención fue centrado a las manos de Courtois. A Rodrygo, de cabeza, le pasó algo parecido en la portería contraria. Estaba solo sin marca. Remiro (a tiro de Benzema) y Courtois se lucieron con dos paradas. Y ese tercer gol, el de la tranquilidad llegó en el 73. Un balón largo a Bale originó un pase del galés a Benzema. El francés de cabeza la cedió atrás a Modric, quien llegaba lanzado. El zurdazo del croata fue un golazo, imparable.

El respetable mostró claramente sus preferencias: despidió con aplausos y coreando su nombre a Rodrygo para inmediatamente silbar a su sustituto, Bale. El galés que solo jugó 25 minutos pareció extenuado los últimos 10. Y una parte del público le pitaba en cada una de sus intervenciones (desde el calentamiento en la banda). Valverde fue despedido con una sonora ovación, con miles de aficionados de pie (entre los cuales me encontraba). Los cambios de Modric por Isco también fueron aplaudidos. Más Modric, que salía y se había lucido en el gol y en las jugadas de los otros dos. La entrada de Kroos fue bien recibida pero quedó tapada por la tremenda ovación a Valverde.

El 3-1 nos dejó muy buenas sensaciones. Parece que los nubarrones van quedando atrás. Y el martes tenemos Champions contra el PSG. Otro test.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Chaparrón del Madrid en Eibar (0-4)

Real Madrid

El Real Madrid salió enchufadísimo. ¿Pesaba el 3-0 que nos endosó el Eibar la temporada pasada? El caso es que el equipo parece otro. En la primera mitad se confirmaban las buenas sensaciones de los últimos encuentros (nadie se acordaba de la derrota de Mallorca).

Zidane presentó varios cambios respecto al presumible once titular, que tan buenos resultados le ha dado últimamente. La baja obligada del lesionado Marcelo estuvo cubierta por Mendy, tan prodigioso en su despliegue físico como desacertado en el pase final en ataque. En el medio campo Modric relevó a Kroos, en línea con lo apuntado en este blog (con las indiscutibles titularidades de Valverde y Casemiro la otra plaza está entre el alemán y el croata). Y arriba en lo que a priori me resultó sorprendente Rodrygo fue suplente y jugó Lucas Vázquez. Teniendo en cuenta las crudas condiciones meteorológicas, el tamaño del campo y las características del rival, seguro que Zizou acertó (en la primera parte quedó claro que sí).

El 0-3 al descanso reflejaba la abrumadora superioridad blanca. Los goles llegaron entre el minuto 17 y el 29. Si Benzema fue el mejor de esta primera parte (dos goles, un palo y una ocasión fallada), no perdamos de vista la primera media hora de Hazard. Vimos su mejor versión. Se pareció al jugador que se supone que es. Encarando, regateando, descargando, un peligro constante.

El 0-1 llegó tras una brillante jugada de Benzema. Su pase atras, viendo la entrada de Valverde al área provocó un intento de remate y otro de Modric. Finalmente la pelota llegó al francés, situado en un costado entre las dos áreas. Con precisión de jugador de billar Benzema anotó el 0-1. Dos minutos después una internada de Hazard es frenada por Blasis con una zancadilla en el área grande (sería la constante del partido: se iba o le derribaban). Sergio Ramos transformó el penalti. El tercero también llegó por una pena máxima. Hazard le cruzó un balón a Lucas Vázquez. Lucas se fue de Cote, su marcador, quien le derribó.  Esta vez fue Benzema quien lo lanzó.

En los primeros 45 minutos vimos a un Madrid ordenado, solidario, presionando, metiendo la pierna concentrado, jugando rápido (al primer o segundo toque pasado el circulo central), taponando los (escasos) remates del Eibar. A los 20 Escalante en un excelente disparo desde muy lejos fue el único chut que superó todas las trabas merengues. Se fue fuera por poco. Hasta los tres minutos de descuento no volvieron a inquietar la meta de Courtois. Fueron Escalante, de nuevo, y Enrich, de cabeza, quienes nos crearon dificultades.

La segunda mitad arrancó con signo distinto. El Eibar achuchó durante los primeros 10 minutos. Hasta que dos arrancadas primero de Hazard (por la derecha) y luego de Benzema, pusieron de nuevo las cosas en su sitio. Estos dos toques de atención alertaron a los locales. Y en eso llegó otro golazo, en el 60. Modric ve a Valverde y el uruguayo, desde fuera del área, la rompe muy en la onda Kroos. 0-4. Era su primer gol en Primera y rompía las esperanzas de los armeros.

En el 70 se retiraban Valverde y Hazard. Entraban Isco y Vinicius. Ambos disponían de tiempo suficiente para reivindicarse.

Cinco minutos después Courtois batía el récord de imbatibilidad de Keylor Navas. Otro varapalo para los medios antimadridistas.

Brahim también tuvo sus minutos. Entró en el 80 por Lucas Vázquez (el Eibar simultáneamente efectuó un doble cambio).

Muy buen partido del Madrid, especialmente en la primera mitad donde dejaron el encuentro visto para sentencia. Además de los tres puntos destacar dos aspectos: hemos recuperado la pegada (goleadas en casa al Leganés y Galatasaray y al Eibar en Ipurua) y de nuevo no hemos encajado ningún gol (cinco partidos seguidos).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Rodrygo fulminó al Galatasaray

GABRIEL BOUYS AFP AS

Rodrygo en apenas unos pocos minutos fulminó al Galatasaray. El 1-0 llegó a los tres minutos. Si no fue el primer balón que tocó Rodrygo sería el segundo. Lo que sí está claro es que fue su primer remate y también el primero del Real Madrid. Un balón cruzado de Marcelo desde la izquierda lo controló con el pecho en el costado derecho del área. Con el interior del pie derecho se lo acomodó para la pierna izquierda desbordando al marcador. Su disparo cruzado superó a Muslera. 1-0. Tres minutos después con Rodrygo pululando por la banda izquierda, junto a Hazard y Marcelo, ante el overbooking el brasileño se va hacia el centro del área. Marcelo centra y Rodrygo cabecea a la red, como si fuese un 9 a la antigua usanza. Se confirmaba que Bale lo va a tener difícil para ser titular y que no hay debate con Vinicius (como escribí el día 1 de este mes). Hoy por hoy la banda derecha de la delantera merengue es de Rodrygo.

El 2-0 a los seis minutos dejaba muy tocado al club turco. Para colmo de males el exsevillista N’Zonzi le hizo penalti a Kroos (tras una recuperación de Rodrygo). El árbitro no lo vio pero el VAR sí. Tras la verificación el infractor además se llevó la amarilla. Sergio Panenka Ramos transformó el 3-0 en el minuto 13.

El chaparrón blanco era de tal envergadura que, por dar algo de picante, en el 36 escribía lo siguiente en redes:

FB

El jolgorio ya se lo pueden imaginar. Y más cuando finalizando la primera mitad Rodrygo interceptaba, rápido de reflejos, un mal pase atrás de la defensa turca. Con velocidad e inteligencia le metió un balón al área a Benzema. 4-0. Resultado con el que se alcanzaba el descanso. Con dos goles y una asistencia de Rodrygo.

La segunda mitad fue más de lo mismo: dominio absoluto del Madrid. Pero sin marcar hasta el 81: Benzema ponía el 5-0 (de manera parecida al anterior suyo, el del 4-0). El pase esta vez fue de Carvajal. Quedaba la explosión final, la del 6-0. Banda izquierda: incursion de Mendy y Rodrygo quien centra a Benzema que la mete en profundidad a… ¡Rodrygo! La toca con la derecha y descoloca a Muslera. Anotó más o menos desde el punto de penalti, tras superar en velocidad a su marcador. ¡Era su tercer gol de la noche! Un hat trick en Champions defendiendo la camiseta blanca con solo 18 años.

Hubo bastantes oportunidades en esta segunda parte y el resultado pudo ser incluso más amplio. Ellos también tuvieron una, muy bien atajada por Courtois (en la primera mitad el belga salvó otra).

En el capitulo de incidencias Marcelo se fue tocado en el 41. Entró Mendy. En la segunda mitad hubo dos cambios: Modric por Casemiro en el 59 e Isco por Hazard en el 67.

Zidane rectificó su error contra el Betis e incluyó a Fede Valverde en el once, junto a Kroos y Casemiro en la medular. No voy a repetirme sobre la aportación de Valverde y su influencia en el esquema del equipo. Los resultados, tanto en el marcador como en el buen fútbol, están a la vista. La velocidad y el ritmo de juego también. Cuando Case fue sustituido se colocó en su lugar. Demostraba lo completo que es.

Desde luego un 2-0 a los seis minutos y un 3-0 a los 13 ayudan mucho, mucho. Pero para eso hay que salir enchufados desde el primer minuto y contar con futbolistas bendecidos como Rodrygo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El falso debate Rodrygo-Vinicius

Marca

El debate Rodrygo-Vinicius es falso. No existe. Antes de explicarlo dos recordatorios:

  • El comentario de Zidane respecto a Vinicius, en la rueda de prensa tras el 5-0 al Leganés, nos pone en situación: “Lo que hay que pensar, es que a lo mejor el año pasado no estaba Hazard. Ahora está Hazard en su sitio.”
  • Marco Asensio está lesionado

En más de una ocasión he escrito sobre el overbooking de la banda izquierda en el Real Madrid. Retrocedamos a cuando Cristiano Ronaldo fichó por el Madrid. Explotó y tuvo los mejores años de su carrera arrancando desde la banda izquierda merengue. Inició su carrera de extremo derecho, en el Sporting de Portugal. Bale triunfó en la izquierda (primero de lateral y luego de delantero). Al llegar al Madrid tuvo que adaptarse a jugar por la derecha. La izquierda era de Cristiano. Para muchos seguidores blancos el galés rinde más por la izquierda que por la derecha. Otros piensan al contrario. Yo no lo tengo claro. Le he visto hacer grandes cosas por ambos costados. Y también desaparecer por las dos bandas. Con CR7 en el equipo no había dudas.

Hazard no es el portugués, está claro, pero también es evidente que es el fichaje estrella del Madrid para esta temporada. Es el dueño de la banda izquierda. En su vuelta al Madrid la temporada pasada Zizou ya probó a Asensio por la derecha. También lo ha hecho con Vinicius. Soy de la opinión que el balear baja mucho su rendimiento jugando desde la derecha. Vinicius no se ha adaptado a este cambio de posición. La falta de adaptación de Vinicius a la derecha me sorprende, siendo diestro como es. Y es obvio que Rodrygo sí se ha hecho con su nueva demarcación. Ha superado el test con sobresaliente. Los orígenes de los tres están en la izquierda.

Por todo esto afirmo que no hay debate. Rodrygo se ha ganado el puesto. Surgen dos dudas. Una de ahora: ¿Bale o Rodrygo? Y otra para el 2020: ¿Asensio o Rodrygo? Rodrygo puede reemplazar –igual que Bale y Asensio– a Hazard, entrando Lucas Vázquez por la derecha. Y a todo esto no he mencionado a Brahim

Quedan meses de competiciones: hay rotaciones, lesiones, estados de forma y sanciones. Y Vinicius debe dar un gran salto cualitativo para entrar en las quinielas de las alineaciones.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol