Archivo de la etiqueta: Champions

Se nos fue Zidane

ZZ Palmarés Marca

Se nos fue Zidane. Su adiós lo oficializó el club con un comunicado oficial esta mañana. Los medios ya se han lanzado a la búsqueda de sustitutos. Desde ayer añadieron el nombre de Conte al de Allegri y Raúl. Lo de Conte ya lo pudieron leer aquí en El Mundano del 8 de mayo. Ya entonces un servidor vaticinaba su salida del Inter por los problemas económicos del club milanés. Salida que se ha confirmado esta semana.

Igual que apunté lo de Conte ahora hago lo mismo con Pochettino. Tras no ganar la Liga francesa preveo que su futuro en el PSG será bastante incierto. Es de sobra conocida la afinidad de Florentino Pérez por Pochettino y el madridismo de este. Aunque el argentino puede tener varias puertas abiertas como la del Inter e incluso la del Arsenal (si Arteta no continua).

En esta quiniela Allegri parece descartado. Sus dos años alejado de los banquillos sugieren que hará un movimiento conservador. ¿Para qué arriesgar en campeonatos desconocidos? Los banquillos del Inter y la Juve están disponibles. Nos dicen los medios que va a Turín.

También quedará vacante el puesto de técnico del PSG. Asumo que se avecina una batalla con el Real Madrid. El jeque debe estar loco por incordiar a Florentino.

De todos los nombres mencionados aquí Conte ofrece el mejor currículum de títulos (en su país y en Inglaterra) y Pochettino el peor. Raúl es de la casa, una ventaja, mas no garantiza nada. Puede salir bien o mal. Demasiado riesgo.

Tendría gracia que Sergio Ramos renovara y llegase Conte. Sería otra bofetada para el capitán, quien se opuso a la llegada del italiano.

A continuación una imagen que refleja el legado de Zidane por número de títulos en la historia de los entrenadores del Madrid. Si solo fuese por Copas de Europa/Champions sería el indiscutible n.º 1.

Títulos entrenadores RM Marca

1 comentario

Archivado bajo Fútbol

La temporada en blanco de los blancos

Real Madrid

El Real Madrid ha cerrado la temporada 2020/21 en blanco. Los blancos no hemos ganado ningún título. Algo muy mal visto entre nuestras filas. Somos voraces. Hambrientos de copas y trofeos. Nuestra ambición y nuestro historial nos conducen a excesos como el de devorar entrenadores y jugadores. Es el precio a pagar. Aunque cometamos errores, algunos muy sonados. Más raro es prescindir de triunfadores como Del Bosque tras ganar una Liga (y sumirnos en una crisis durante varias temporadas). Confío que esta excepción del Florentinato con Don Vicente (con la inestimable colaboración de Valdano, que tan mal asesoró al presidente en el cese y en la posterior contratación del mediocre Queiroz), se aplique ahora respecto a la continuidad de Zidane. Aunque daría la impresión que la última palabra la tendrá el técnico francés. Digo impresión porque carezco de información directa de los protagonistas. Tan solo cuento con lo que nos relatan los medios (siempre tan interesados y parciales en sus opiniones). Y puestos a hablar de impresiones les cuento las mías. Sostengo que Zidane se iba seguro de haber ganado esta Liga. Como hizo tras la decimotercera Champions (la tercera seguida). No se vería con fuerzas de abordar la necesaria renovación de la plantilla que le había llevado a ganar. No tuvo ni tendría la fuerza moral necesaria. Por eso se fue, no era capaz de traicionar a los suyos, los que tanto le habían dado. No es el caso en esta temporada. Al no ganar nada está libre de ataduras y compromisos. Y podría quedarse y afrontar la reestructuración. Aunque la tentación de la selección francesa es enorme, a lo que hay que añadir que Zidane es impredecible. Y le pesarán algunos errores garrafales, que no puede eludir porque están en su haber (Hazard, Jovic, las lesiones musculares y las recaídas por fallos en la recuperación -el preparador físico, Dupont, es contratación suya-, alineaciones y estrategias equivocadas).

Dicho todo lo anterior hay que evaluar esta temporada en blanco de los blancos.

  • Rotundo fracaso en la Copa del Rey. Nos eliminó el Alcoyano de la Segunda B. Un 0.
  • Fracaso en la Supercopa. Nos tumbó el Athletic de BIlbao en semis, campeón del torneo a la postre. Suspenso.
  • Semifinales de Champions. Al Madrid se le exige llegar a cuartos como mínimo. Jugar la semifinal es de notable. Llegar a la final es un sobresaliente. Y ganar la máxima competición europea es de 10. Notable pues.
  • Segundos en la Liga 2020/21. Peleando hasta el último minuto. Dejando al margen los errores ajenos (arbitrajes) y los aciertos del campeón (la extraordinaria primera vuelta del Atlético de Madrid), hay que ver lo propio. Nuestros desbarajustes pueden resumirse en nuestra irregularidad. Algo imperdonable en el llamado torneo de la regularidad. Entre  los méritos están haber superado 58 lesiones (incluye las bajas por covid-19); haber sabido recomponerse y poder haber ganado la Liga en las últimas jornadas.; aciertos en la polivalencia de jugadores como Lucas Vázquez y Fede Valverde (además de la conocida de Nacho); la recuperación y confirmación de Militao; el debut de varios canteranos en el primer equipo ha sido otro acierto; también hay que destacar que en los enfrentamientos directos con nuestros máximos rivales le ganamos los dos partidos al Barça y con el Atleti ganamos uno y empatamos el otro (donde no nos pitaron un penalti a favor por mano rojiblanca, esas manos que solo son penalti cuando las manos son nuestras). Teniendo todo esto en cuenta nuestra Liga ha sido de aprobado.

No sé que deparará el futuro del banquillo blanco. Si por mi fuera abogaría por la continuidad de Zidane. Y el regreso inmediato de Achraf. Además de varias contrataciones, como la que todos tenemos en mente y deseamos fervientemente.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Benzema se impone en Vigo

AS Villar

Las alharacas de un exagerado optimismo respecto al sorteo de Champions nos llevó a olvidar el partido de esta tarde en Vigo. El ruido mediático tapó incluso la baja de Sergio Ramos (por un golpe en el último entrenamiento). De repente ya éramos campeones de Europa por unas bolas que no nos fueron desfavorables. El peligro inmediato para el Real Madrid era el Celta de Vigo. Lo que nos debía preocupar ahora y no la eliminatoria europea de abril.

Zidane alineó a los tres clásicos de oro (Modric, Casemiro y Kroos), incorporando a Fede Valverde al once titular. Vinicius acompañaba arriba a Benzema. En defensa Nacho suplía a Ramos y Lucas Vázquez volvía al lateral derecho. Al gallego si no le volvemos loco esta temporada, cerca estaremos. Aprovecho para criticar su ausencia en la última lista de Luis Enrique. ¿Hay mejores, más versátiles, con tanta experiencia y títulos  como Lucas Vázquez entre los elegidos por el seleccionador? La respuesta es sencilla: no. De hecho nuestro canterano es el jugador más parecido a Luis Enrique que hay en el fútbol español. Respecto a Nacho podría hacer la misma pregunta.

El Madrid saltaba al campo, en una tarde soleada y ventosa, como el único representante español en cuartos de final de la Champions 2020/21. Sacamos de centro y para variar el balón acabó en los pies de Courtois. Los veteranos del blog ya conocen mi aversión a esta jugada.

Valverde salió de Michel

La primera ocasión (min. 8) llegó en un remate de Benzema tras un saque de esquina. Su remate fue desviado a un nuevo córner. 

Daba la sensación que no habíamos salido a mamonear. Fuimos a por el partido desde el inicio. Ambos equipos presionaban y no daban un balón por perdido. Se imponía nuestra calidad, con buenas aperturas al primer toque de Casemiro. Los ataques locales eran escasos. Y perdían pronto la pelota. Menos en el 14 que se acercaron con peligro. Nacho despejó con contundencia. Como debe ser.

Modric y Kroos buscaban la velocidad de Vinicius. El brasileño era un incordio constante. Sin precisión, pero un dolor de muelas para la defensa. Esa doble línea, del alemán y el croata, presionaba arriba y bajaba a defender. Estos movimientos imposibilitaban el juego del Celta.

Benzema hizo el 0-1 al filo del minuto 20. Lucas Vázquez abrió el juego de la banda derecha a la izquierda. Su pase es para Kroos. El alemán avanza y según va a entrar en el área, por el vértice de la misma, filtra un centro a Benzema. El galo controla y con el interior de la diestra coloca la pelota en el palo contrario. ¡Golazo! 

En el 26 un pase de Benzema encontró el pecho de Vinicius. Pudo haber sido el segundo gol. El brasileño estaba prácticamente solo a puerta vacía. El pase vino demasiado fuerte. Entre el gol y este lance hubo dos amarillas, una para cada equipo (Vini y Tapia).

En el 29 Benzema volvió a marcar. La presión de Modric forzó que la pelota llegase rara a Tapia. Kroos se la robó y el balón alcanzó a Benzema. Avanzó lateralmente y fusiló al meta. El olfato goleador de Benzema y la doble línea de Modric y Kroos (como ante el Atalanta) estaban siendo imparables. 

Un minuto después del 0-2 una frivolidad de Santi Mina, la dio de tacón, impidió que el Celta anotase. 

Kroos vio la amarilla en el 39 por cortar la contra de Iago Aspas. La falta sacada por Denis Suárez fue cabeceada a gol por Santi Mina. Estaba solo, libre de marca. 1-2. Resultado con el que se alcanzó el descanso. Aunque una presión sobre Case pudo originar el tanto del empate. Nolito no pudo controlar la pelota. 

Tapia terminó la primera parte tumbado sobre el césped. Lo había pasado fatal durante los últimos 10 minutos. Pero aguantó. Se dejó caer con el pitido final. Abandonó el campo por su propio pie. 

Viendo las estadísticas de Real Madrid TV en el descanso me sorprendió el acierto de ambos en los pases (85% ellos y 86% nosotros). Ellos intentaron 273 y nosotros 276. Muy igualados en este aspecto. En remates casi les doblábamos (7 frente a 4).

No hubo cambios en el arranque de la segunda mitad (ni el del peruano Tapia). Zidane mandó calentar a Marco Asensio al minuto de juego.

Si la primera parte madridista fue digna de elogio, salvo dos despistes en la marca a Santi Mina, en los inicios de la segunda parecíamos otro equipo. Comenzamos mostrando nuestra cara indolente. Y ellos mordían confiados en la posibilidad de empatar. 

En estos primeros minutos Hugo Mallo mereció una amarilla, por dos entradas sobre Nacho y Vinicius. No la vio. 

En el 54 recuperamos mordiente. Volvimos a encimar en la presión. El Celta ya no estaba tan cómodo. Mas el control del juego era suyo. En este sentido la labor de Tapia y Denis Suárez era encomiable. 

En un par de contras vimos la peor versión de Vinicius. Desperdició ambas. La segunda fue muy clara. Debió de haber rematado Valverde pero eligió la opción del pase a Vini. Poco después Courtois despejó abajo un tiro peligroso de Aspas.

El partido entraba en una fase de ida y vuelta.

Una nueva contra de Vinicius, desde la divisoria de ambos campos, culminó en un mal pase. 

El Madrid estaba pidiendo a gritos uno o dos cambios. No se produjo hasta el 70: Entró Marco Asensio por Kroos. Justo antes Nacho vio la amarilla, mientras Mallo seguía haciendo méritos para verla (por acumulación de faltas). 

Asensio se colocó en banda y Valverde donde el alemán. El uruguayo, con poca presencia en esta segunda mitad, cogió protagonismo. Oxigenó nuestro medio campo. 

Una entrada por detrás de Santi Mina a Casemiro tampoco fue amarilla.

Benzema tuvo el 1-3 en el 77. El meta salvó. El rechace acabó en nuestra posesión. Y por fin vieron una amarilla. Una por falta a Case y la otra por protestar. En el 80 la vio Modric, por resbalar dando un pase. Increíble. La falta que le señalaron al croata era muy peligrosa. Tan peligrosa que el lanzamiento de Aspas fue al poste. Desviada por la cabeza de Casemiro. Acto seguido el Celta efectuó un doble cambio. 

En el 84 Augusto Solari vio la amarilla por entrada sobre Casemiro. 

En estos minutos finales el correcalles se había transformado en dominio del Celta. El Madrid estaba replegado y apenas salía a la contra. 

A Solari le perdonaron la segunda amarilla.

A un minuto del 90 un mal despeje de Nacho a Aspas, tras un balón perdido por Vázquez en ataque, creó una situación confusa en nuestra área, solventada por Casemiro. 

En el primer minuto de los tres de descuento, una buena internada de Valverde creó una ocasión que terminó en saque de esquina. A partir de ese momento se imponía mantener la posesión. Entre tanto ellos retiraron tocado a Solari (quien había salido en esta segunda mitad).

Pasado el tiempo de descuento Asensio inicia una contra desde el círculo central. Se la pasa en largo a Benzema. El delantero francés corre la banda izquierda y mete un pase al centro del área. Asensio la empuja a la red con el muslo. 1-3. Y se acabó el partido.

Los dos goles de Benzema y su pase en el tercero sentenciaron el encuentro de Balaídos. Zidane en Real Madrid TV dijo sobre nuestro nueve: “Es la hostia. Es un lujo para quienes gustamos del fútbol”.

A nosotros nos quedan 10 partidos. Y este triunfo le mete presión mañana al Atlético de Madrid y al Barça

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Nunca te lo perdonaré Simeone

Geet images Uría

Nunca te lo perdonaré Simeone. Siempre que confío y apuesto por ti me decepcionas. Me haces quedar mal. Quizás la culpa sea mía, por meterme donde no me llaman. Lo digo por mi madridismo. Pero el fútbol me encanta y observo a los rivales directos.

A pesar de no entender que seas el entrenador mejor pagado de España y entre los tres del mundo, te he defendido en varias ocasiones. Pocas, eso sí. Mas me has defraudado todas las veces, menos la primera. Recuerdo que en tus primeras temporadas al frente del Atlético de Madrid te defendía. Eran los tiempos del Cholismo ilustrado. En comidas con Paco Martín y Jorge Maldonado era Paco quien te criticaba y pensaba que tu discurso, tu verborrea, era de corto recorrido. Yo sostenía lo contrario. De esa época es tu primer título como entrenador rojiblanco (Copa del Rey), seguido de la Liga (en la 2013/2014). Con el paso del tiempo Paco ha modificado su opinión. Ahora le pareces el mejor entrenador del mundo. Y de nuevo discrepo con él. Porque me parece que ni siquiera estás entre los 10 mejores, por mucho dinero que ganes. Solo hace falta ver el palmares de técnicos que han ganado una, dos o tres Champions y más de una Liga, incluso con ligas en varios países.

No obstante, dicho lo anterior, aposté por tu Atlético de Madrid la temporada pasada. Os veía claros favoritos a ganar la Liga. Una decepción. También una inmensa alegría porque ganamos nosotros, el Real Madrid de mi vida. Este año he vuelto a apostar por vosotros (junto a nosotros, Barça y Sevilla). Incluí a los otros tres porque no sabía como solucionaríais la marcha de Thomas, estaban las incógnitas de Luis Suárez y de Joao Félix (del que ambos sospechamos). La marcha de Thomas ha sido muy bien resuelta (vais líderes de la Liga); has reposicionado a Marcos Llorente y ha sido un acierto total; el portugués sigue siendo una incógnita y Suárez cumple en el campeonato nacional, mientras fracasa en Champions fuera de casa (igual que en el Barça).

La eliminatoria frente al Chelsea ha sido una vergüenza. En dos partidos no habéis sido capaces de meter un gol y habéis encajado tres. Tuchel te ha dado dos baños, en la ida y en la vuelta. El partido de anoche fue indigno de tu Atleti. Si en la ida hubo voces en los medios ingleses que hablaron del bajo nivel de nuestra Liga si vosotros eráis los líderes, ayer os calificaron como un equipo de la segunda inglesa. Me duelen estos comentarios. Al fin y al cabo somos vecinos. Los dos mejores equipos de nuestra ciudad. Con orgullo llevo las dos finales de Champions que jugamos. Y con inmensa alegría haberlas ganado, como podrás suponer.

Tampoco fueron de recibo tus declaraciones tras la eliminación.

El partido de anoche de Londres fue la última decepción que me diste. No fue digno de tu equipo. Y volví a quedar fatal por tu culpa. Opinaba y había comentado, a mis colegas rojiblancos, que era más fácil que vosotros remontaseis contra el Chelsea a que nosotros eliminásemos a la Atalanta. No di una. Me alegra por la parte que me toca (el Madrid lleva ahora en solitario la bandera del fútbol español en la Champions 2020/21), pero no volveré a confiar en ti. Nunca te lo perdonaré Simeone.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El derbi femenino es para el Real Madrid

Marca

El Real Madrid se impuso 0-1 al Atlético de Madrid en el derbi femenino. La victoria madridista tiene mucho mérito porque jugaron en 10 desde el minuto 12.

Olga Carmona fue expulsada por una entrada por detrás sobre Ludmila. La brasileña se iba sola hacia la portería blanca. Nada que objetar a esta tarjeta roja. El problema es que unos 10 minutos después, en una jugada similar, entraron por detrás a Jessica Martínez, en las inmediaciones de la frontal, cuando iba a entrar en el área con el balón controlado. La rojiblanca Laia Aleixandri recibió una amarilla. Era una acción clónica a la que supuso la roja directa para nuestra jugadora.

A pesar de estar en 10 Sofia Jakobsson anotó el 0-1 en el 68. Aprovechó un pase filtrado de Tere Abelleira. La sueca cruzó el balón al palo contrario desde del vértice derecho del área pequeña.

Las del Atleti perdieron los nervios y Deyna Castellanos vio dos amarillas (en el 74 y el 77). La primera por una entrada sobre Marta Corredera y la segunda por una plancha sobre esa excelente meta que es Misa Rodríguez.

Este triunfo es un salto de calidad de las blancas. Decía hace unas semanas que se estaban acercando a las del Atleti (el Barça está muy lejos, pero todo se andará). Con esta victoria se distancian en seis puntos de las rojiblancas y se afianzan en la tercera posición, que da opción a jugar la Champions. ¡Todo un éxito! (las del Levante son segundas, un punto por encima del Madrid).

P.D.: alguien debería explicar porque la goleadora del equipo, Asllani, se cayó de la convocatoria. ¿Vamos a perder a las dos suecas del equipo?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Los datos de Zidane

MisterChip

Los datos de Zidane deberían callar a sus detractores, pero como ya he comentado en otras ocasiones las fobias responden a otros parámetros que trascienden los deportivos. Ayer Zidane igualó a Del Bosque como el segundo entrenador con más partidos al frente del Real Madrid (el récord de Miguel Muñoz es inalcanzable). Llevar tantos partidos (246) sentado en el banquillo madridista debería ser ya una señal.

Zidane supera a Don Vicente en número de victorias (161 frente a 133) y títulos (11 y 7 respectivamente). Los equipos de Zidane también han marcado más goles (566 vs. 490) y encajado menos goles. La presencia de Cristiano Ronaldo, máximo goleador del club, seguro que ha sido un factor determinante. Mas recordemos que su explosión como goleador estratosférico fue con Zidane de técnico. Y que Del Bosque tuvo a otro monstruo a sus ordenes, Ronaldo (el brasileño). Y a Raúl.

Comparemos la trayectoria de Zidane con la de Simeone, uno de los dos entrenadores mejor pagados del mundo y el que más gana de España (datos objetivos). Para muchos es el mejor entrenador del mundo (dato subjetivo).

¿Por qué dicen que es el mejor? Su hoja de servicios palidece frente a los top en activo de su profesión como Zidane, Guardiola, Benítez, Klopp, Mourinho, Pellegrini, Conte, Allegri o Flick. Por solo citar entrenadores que hayan ganado varias Ligas (algunos en distintos países), Champions o hayan perdido finales de Champions como el Cholo.

De los 13 enfrentamientos directos entre Simeone y Zidane el rojiblanco solo ha ganado dos. Han empatado cinco y los de Zidane han ganado seis. Seis de 13 a favor del técnico francés!!! En cuanto a goles el argentino también sale escaldado: 11 a favor del Atleti frente a los 23 madridistas. No tengo más preguntas su Señoría.

Soy defensor de Zidane y además creo que su presencia y continuidad contribuye a la estabilidad y tranquilidad del banquillo merengue. Eso no es óbice para que le critique cuando toque. Porque Zidane se equivoca, como todos. No es un robot.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid tenía que ganar y ganó

Real Madrid

El Real Madrid estaba obligado a ganar en Valladolid. Y más aún teniendo en cuenta la derrota unas horas antes del Atlético de Madrid. Estábamos ante una oportunidad de oro para recortar una distancia, que hace unos días parecía insalvable.

Zidane ante la plaga de bajas presentó una alineación cantada. No hubo lugar para las sorpresas.

Salió el Madrid dominando. Pero a partir del minuto seis hubo un par de minutos tremendos de los locales. Courtois nuevamente fue salvador. Primero, con dos intervenciones en la misma jugada, En la segunda desvió a córner. Al saque de esquina llegó la tercera parada, rechazando un remate sorprendente desde la frontal del área. A partir de este momento aumentó el ritmo de juego de ambos equipos. Se jugaba rápido, buscando la portería rival.

Las ocasiones más claras del Madrid fueron en fuera de juego: un  intento de vaselina de Marco Asensio a las manos del portero y dos goles anulados a Mariano. Acabando la primera mitad Casemiro la tuvo de cabeza pero se le fue alta.

Al descanso se llegó con 0-0. El Madrid presentaba más peligro por la banda izquierda, Mendy y Vinicius, que por la derecha, Lucas Vázquez y Asensio. Estos dos últimos estaban por debajo de su nivel habitual.

La falta de mordiente, o de gol si así lo prefieren, era preocupante en un encuentro que había que ganar sí o sí. En la previa varios mensajes señalaban que la baja de Benzema, nuestro máximo goleador (12 en Liga y 17 en la temporada), se iba a notar. Casemiro llevaba cinco entre Liga y Champions. Mientras que los tres delanteros de ayer sumaban tan solo seis goles. Poco bagaje. Repasaba estos datos en el intermedio y no me invitaban al optimismo.

En el inicio de la segunda mitad Casemiro volvió a fallar de cabeza. En muy buena posición la mandó fuera. La buena noticia era que Lucas Vázquez apareció en ataque. En los primeros siete minutos remató dos veces. Zidane mandaba calentar a tres jugadores (dos canteranos).

Courtois en el 54 salvó un error garrafal de Mendy. El desacertado despeje del lateral fue un pase a Orellana. La volea desde el punto de penalti la rechazó nuestro nuevo santo. Se repetía lo de la primera parte: el Valladolid se vino arriba y el Madrid capeó el temporal como pudo durante un par de minutos.

A la hora de juego Sergio efectuaba un cambio atrevido.

Kroos sacaba una falta lateral desde el costado izquierdo, a unos metros del vértice del área. A la tercera fue la vencida: Casemiro cabeceaba picando abajo y lograba el 0-1 (min. 64). De sus tres ocasiones esta fue la menos clara.

Zidane había retrasado su triple cambio y esperó a que se lanzase la falta. Tras el tanto entraron Hugo Duro, Isco y Arribas por Mariano, Asensio y Vinicius.

Sergio en el 72 realizaba un doble cambio.

El partido no estaba decidido ni mucho menos. Los de Pucela seguían a los suyo. Apretaban, empujaban y buscaban el gol. El cuarto de hora final se presentaba no apto para cardiacos. Disculpen el tópico.

Menos mal que contábamos con Modric. Impecable en el corte, su empuje nos mantuvo vivos y nos lanzaba al ataque. Su final de partido fue de quitarse el sombrero. ¡Estuvo pletórico! Desinfló al rival. Y cuando le superaban (y a Isco y Kroos) se encontraban con Casemiro, situado delante de los centrales (Nacho y Varane, ayer con el brazalete de capitán).

Un doble cambio de Sergio en el 83 agotaba los cinco permitidos.

Los tres minutos de descanso se me hicieron eternos. Aparentemente no había motivos de preocupación. Mas con un resultado corto nunca se sabe. Los 30 segundos finales se jugaron en las inmediaciones de nuestra área.

Hace unas semanas criticaba a la defensa madridista. Y no era la primera vez. Desde entonces hemos encadenado tres partidos de Liga sin encajar un gol. Y con Courtois en estado de gracia. También me he despachado a gusto con Isco. Ayer entendió el partido. Sin hacer nada excepcional, estuvo a la altura de lo que se espera de él. Cumplió con creces.

El Atleti está a tres puntos, con un partido menos. Nosotros ahora debemos concentrarnos en la complicada visita al campo del Atalanta, en octavos de Champions.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Barça con Valverde y sin Valverde (pero siempre con Messi)

Alex Caparros Getty AS

El Barça con Valverde ganaba la Liga. El Barça sin Valverde no las gana. La temporada pasada el campeón fue el Real Madrid y en esta tiene toda la pinta que será para el Atlético de Madrid. El Barça ha contado con Messi, Madrid y Atleti no.

El Barça con Valverde patinaba en la Champions. El Barça sin Valverde también. Siempre con Messi. No hay que descartar aún a los culés, pero encajar cuatro goles en casa es una losa enorme. Todo es posible, por muy remotas que parezcan las posibilidades. Yo no apostaría por la remontada.

El 1-4 que les metió anoche el PSG fue tremendo. ¡Una exhibición! En la víspera Pedrerol dijo que veía nervioso a Mbappé, cuando su equipo se acercó al Camp Nou de visita. Menos mal porque metió tres de los cuatro goles del PSG. ¿Cuántos habría metido de no estar nervioso?

El comunicador, vendedor de motos, se refería al tipo de nervios negativos, no a la tensión propia antes de un encuentro decisivo. Que es la que luego se canaliza positivamente. Los nervios son normales. Por ejemplo, el bravo Camacho los exorcizaba vomitando antes de saltar al campo. ¿Alguien recuerda alguna vez a Camacho atenazado por los nervios?

La última Champions que ganó Messi fue la de 2014/15. Con Luis Enrique en el banquillo, otro técnico con el que el jugador tuvo problemas y pidió su cese. Esta larga sequía en Champions del Barça y su estrella coincide con varias mejoras contractuales, incluida la última. Esa astronómica desvelada hace unas semanas. Por lo que cabe preguntarse: ¿A Messi le premian en el Barça por no ganar la Champions? Igual el debate debería ir por ahí y no por el de los inquilinos del banquillo azulgrana. Porque durante esta sequía blaugrana el Madrid se ha llevado tres. Sin Messi y con Cristiano Ronaldo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¡Sergio Ramos al quirófano!

Marca

La pésima noticia de la mañana ha sido el anuncio de la operación de menisco de Sergio Ramos. Esta visita al quirófano se produce por recomendación del club, tras no remitir las molestias originadas en la semifinal de Supercopa contra el Athletic de Bilbao. Un sonoro sopapo en toda la cara a quienes dudaron de la veracidad de la lesión del gran capitán. Discutir la profesionalidad y entrega de Ramos es de miserables. Siempre lo ha dado todo en el campo, defendiendo al máximo la camiseta que portase (fuese del Sevilla, Real Madrid o la selección). 

Lo de Ramos va para largo, seis semanas mínimo, y obviamente se descarta su presencia frente al Atalanta en los octavos de Champions. Zidane no podrá contar en Liga con Ramos frente al Getafe, Valencia, Valladolid, Real Sociedad, Atlético de Madrid y Elche. A ver si llega contra el Celta (21 de marzo), cuando se cumplirían las seis semanas.

Esta operación llega en el peor momento posible, después de prácticamente cuatro semanas sin jugar y con el trasfondo de su renovación. Quizás sea el momento de zanjar definitivamente el asunto de su continuidad y acercar posturas. Florentino debe dar un paso adelante y tener un gesto acorde a la categoría del club. Y el jugador mostrar su agradecimiento aceptando la oferta, aunque se aleje de sus aspiraciones. Debe tener en cuenta que ya no es un chaval y las recuperaciones quirúrgicas a su edad no son las de un veinteañero. 

Los socios y simpatizantes del Madrid agradeceríamos seguir contando con Sergio Ramos. Y apunto una teoría, demostrada en la práctica: los noveles necesitan un ejemplo, un espejo en el que mirarse. En el caso de los centrales la presencia de una leyenda como Santamaría propició el aprendizaje de Pedro De Felipe, y este sirvió de maestro para Benito. Lo mismo podemos decir de Hierro. Siempre lamenté la marcha de Pepe, por esta misma razón. Entrenarse con Pepe (y Ramos) era un lujo para los centrales de la cantera. ¿No aprendió Ramos de Cannavaro? Ramos mejoró y mejora a Nacho y Varane. Y podría reconducir a Militao. La presencia de Sergio Ramos en Valdebebas es esencial!!!

 

3 comentarios

Archivado bajo Fútbol

Las crisis del Barça y del Madrid: a 10 puntos del Atleti

Clas Liga 2021

Las crisis del Barça y del Real Madrid tienen un punto en común: ambos están a 10 puntos del Atlético de Madrid en esta Liga 2020/21. Y han perdido cuatro encuentros en el campeonato (el Madrid lleva ocho en lo que va de temporada).

A partir de estos datos hay varias diferencias. La primera, y quizás la más importante, es que el Barça parece que va para arriba. Mientras el Madrid un día parece que levanta cabeza y al siguiente vuelve a hundirse. A favor del Barça está la recuperación de Messi, Griezmann y Dembélé. Aumentan notablemente su capacidad goleadora. Observen la diferencia entre los 41 goles marcados por los azulgranas por los 35 de los blancos. 

El Barça sigue vivo en la Copa del Rey y la Champions. El Madrid solo en Champions. Sus cruces de octavos en la máxima competición europea no invitan al optimismo. (Me queda la duda de las fechas en las que se ven a jugar, por la pandemia).

La crisis institucional culé se compensa con los ataques a Zidane. Son dos situaciones que desestabilizan. Solo hay un factor adicional en contra del Barça: haber reforzado al presumible campeón de Liga con Luis Suárez. Regalaron al goleador al Atleti. Y esto es algo que cada vez escocerá más, a medida que avance la segunda vuelta y Suárez se afiance en el Pichichi y el Atleti en el liderato.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol