Archivo de la etiqueta: PNV

¿Sumarán Pedro y Pablo?

BPT

¿Sumarán Pedro y Pablo para la investidura? En circunstancias normales no tendría ninguna duda. Pensaría que no se lanzarían a anunciar algo así sin estar seguros. Pero escaldado como estoy ante “los genios” que nos llevaron a la repetición electoral, ya no me creo nada. Especialmente si está involucrado Iván Redondo, de quien pedía su cabeza aquí.

Será gracioso ver a PP, Junts x Catalunya, ERC y Bildu votando lo mismo: No. Los tres primeros ya han anunciado su no. ERC quizás pase a abstenerse y la postura inicial sea tan solo parte de la negociación. Bildu aún no se ha pronunciado, pero ya circula por ahí que pedirán la liberación de todos los presos etarras…

Antonio Casado en El Confidencial apunta un acuerdo que incluye además de a PSOE y UP a Más país (todos dan por descontado sus tres votos), PNV, cuatro regionalismos y ¡los 10 de Ciudadanos! Esto de Cs está en línea con lo que comentaba ayer en el segundo escenario. Lo interesante de este planteamiento de Casado es que excluye a las tres formaciones separatistas (la vasca y las dos catalanas).

Me da en la nariz, por mucho que Pedro y Pablo digan, que este preacuerdo no llega a los cuatro años de legislatura. Un año y medio como mucho (también lo decía ayer). El ego de ambos provocará roces. Además de las distintas percepciones sobre asuntos tan delicados como el territorial y el desafío catalán (y el previsible de los vascos, que está a la vuelta de la esquina, dependiendo de cómo se desarrolle lo de Cataluña). Espero equivocarme.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

¡Qué cara nos va a costar la presidencia de Sánchez!

Congreso El País

¡Qué cara nos va a costar la presidencia de Pedro Sánchez! Sea en funciones (por si hay terceras elecciones) o en segunda investidura (por mayoría simple). La convocatoria de ayer ha resultado un desastre en tres aspectos.

El primero, el de su partido: el PSOE ha perdido tres escaños (728 mil votos menos). Ni siquiera ha repetido los 123 que ya tenía. Cierto que han vuelto a ganar las elecciones, pero su posición es tres parlamentarios más débil. Y ha perdido la mayoría del Senado (al 80% escrutado). ¿Para este viaje hacían falta estas alforjas? Aunque el bloque de las tres izquierdas sume más que el de las tres derechas, Pero, la diferencia entre ambos bloques ha disminuido.

Nunca me ha gustado Iván Redondo. Lo he escrito alguna vez y lo he repetido en varias ocasiones entre mis amistades. Era una opinión en contra de lo que se estilaba. La percepción sobre Redondo era la de un gran gurú electoral. Tener a alguien de centro-derecha llevando la campaña del líder del centro-izquierda me resulta antinatura. Se puede ser un experto en marketing, solo que el político se mueve en el campo emocional. Y tienes que entender la fibra sensible de tu público. Redondo ha demostrado no conocer la psique progresista. Debe dimitir o ser cesado inmediatamente.

Los otros dos aspectos del desastre están íntimamente ligados: la espectacular escalada de Vox (han más que doblado su representación parlamentaria) y la irrupción de nacionalismos y separatistas (como BNG o la CUP, que aparecen por primera vez y es un pésima noticia), mientras se consolidan PNV y JxCAT (ambos suben 1), ERC (primera fuerza en Cataluña pese a perder dos escaños) y Bildu (+1), que además podrían formar grupo parlamentario propio. La derecha extrema y estas formaciones son claros antagonistas. Y los electores de ambos frentes se han movilizado para dejar patente su existencia. El resultado es un completo desastre. En el ámbito regional el partido de Revilla y Coalición Canaria se mantienen mientras aparece Teruel existe y Coalición por Melilla con un escaño.

¿Qué va a hacer Pablo Casado del PP? Se marcaron la frontera de 100 escaños. Se han quedado en 87 88 y tienen a Vox respirando en su nuca. Cierto es que han subido en 21 22. Pero ambas elecciones de este 2019 se han saldado con peores resultados que los cosechados por Aznar o Rajoy (incluso en las dos que perdió). Para tapar su pinchazo, a pesar de quedar segundos, ya han lanzado la petición de la dimisión de Pedro Sánchez. ¿Si esta se produce aceptarían y apoyarían un gobierno presidido por Borrell?

Pablo Iglesias también ha salido trasquilado. El sigue a lo suyo: sostenella y no enmendalla. La realidad es que Unidas Podemos pierde votos elección tras elección y su líder no acaba de captar el mensaje. Está claro que esta repetición tiene tres responsables: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. Cada uno en su proporción acorde a sus puestos de responsabilidad y el número de escaños que les avalaban.

Albert Rivera se ha dado el gran batacazo. Ciudadanos ha perdido 47 escaños. Las razones son varias: las lineas rojas al PSOE con un improvisado cambio a la desesperada de última hora y, sobre todo, los pactos con el PP apoyados por Vox. En Andalucía podía tener un pase, pero esa lógica no sirvió luego en Madrid, capital y provincia, ni en Castilla-León (donde tenían ocho y se han quedado sin diputados), donde apoyaron a los populares que llevaban décadas en el poder (como el PSOE en Andalucía). Es su problema, pero no puede continuar un minuto más al frente del partido. A las 23:13 compareció en la sede de Cs. A los dos minutos asumió su responsabilidad y anunció la convocatoria urgente de la dirección del partido para convocar un congreso extraordinario y elegir un nuevo mando. El muy pícaro no dijo si se presentaría. Recordemos que la ejecutiva del partido está confeccionada a su gusto. De este fracaso me congratula que tanto Villegas como Girauta se hayan quedado fuera del Congreso.

Girauta

Iñigo Errejón y Más país solo logran tres diputados. No pueden formar grupo parlamentario.  Muy mal resultado para quien admira al peronismo y a Evo Morales. De paso, se confirma que Tania Sánchez es un lastre, esté donde esté. Y que hablar mucho y hacer poco sirve para engañar solo un ratito…

Desde luego el grupo mixto va a estar caliente.

Mientras tanto: ¿habrá pactos que permitan la investidura de Sánchez o iremos a unas nuevas elecciones? El tiempo y los políticos dirán…

 

2 comentarios

Archivado bajo Política

Iglesias tumba por segunda vez la investidura de Sánchez

Tuit Zarzalejos

Por segunda vez Pablo Iglesias tumba la investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno. En la anterior provocó la repetición de elecciones, como previsiblemente podría suceder ahora, perdió un millón de votos por el camino y reforzó a Rajoy.

En la lucha por el relato del fracaso de la negociación Podemos/PSOE cada cual señalará a sus culpables. O repartirán las culpas (incluso a partes iguales). Pero hubo dos intervenciones, durante la sesión parlamentaria, que deberían clarificar las posturas personales. Me refiero a Gabriel Rufián de ERC y de Aitor Esteban del PNV. Ambos fueron especialmente críticos con la formación morada, personalizando en Iglesias.

Otro aspecto que quiero destacar es la oferta que lanzó, a última hora, Pablo Iglesias desde el estrado: cambiaría el sentido del voto de su partido y renunciaría al ministerio de Trabajo si le aceptaban una nueva petición, la de gestionar las políticas activas de empleo. Se escudó en un mensaje que había recibido de un supuesto relevante miembro del PSOE, quien se le habría sugerido. Es muy importante saber que esta propuesta (o ocurrencia) de Iglesias es sobre un área cuya ejecución ya está transferida a las comunidades autónomas (como le recordaron los portavoces del PNV y PSOE, Adriana Lastra y la propia ministra de Trabajo, según vimos cuando la enfocó la cámara de TV). Pablo Iglesias quedaba retratado como un charlatán de feria. Por desconocimiento de las políticas reales o porque un presunto socialista se la ha colado hasta el fondo… o por ambas cosas!!!

P.D.: Lo de considerar como “humillante”, “decorativos” o “jarrones chinos” una vicepresidencia y varios ministerios era otra confirmación de la condición de charlatán y bocachancla de Pablo Iglesias.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Sánchez no supera la primera votación de investidura

EFE VP

Se cumplió el guión previsto y Pedro Sánchez no superó la primera votación de investidura. Precisaba lograr una mayoría absoluta que no estaba a su alcance. 124 “sí”, 52 abstenciones y 170 “no” ha sido el resultado.

Ahora queda esperar a la segunda ronda de votación, donde necesita más “sí” que “no”.  Esto es posible, si hay interés por lograrlo. Para ello quienes le han apoyado deben confirmar lo votado hoy (su grupo, el socialista, y el voto del partido de Revilla), algunos que han votado en contra pasar a las filas de la abstención. Y quienes se abstuvieron vuelvan a hacerlo o pasarse directamente al “sí” (como PNV, Compromís y Podemos –aunque Irene Montero votó telemáticamente “no” acorde a la postura de su grupo hasta esta mañana: se les ha visto el plumero).

Recordemos que el rechazo a los Presupuestos presentados por el gobierno Sánchez condujeron a las elecciones generales. En aquella ocasión los 191 votos de PP, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, Foro Asturias, Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro, EH Bildu, una diputada de En Marea y otra de En Comú Podem. Tomen nota de la extraña confluencia de las derechas nacionales y regionales con dos grupos independentistas catalanes. A favor de los Presupuestos votaron PSOE, Unidas Podemos, PNV y Compromís. La única abstención provino del diputado de Nueva Canarias. Si quienes votaron a favor de esos presupuestos repiten su “sí” en la segunda votación, más la prevista del partido cántabro (hoy votaron “sí”) y las anunciadas abstenciones de Bildu y ERC (si se llega a un acuerdo PSOE/Podemos, porque hoy votaron “no”), la investidura de Sánchez saldrá adelante.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

La pregunta trampa de Jabois

Miguel Ángel Camprubí El País

Preguntaba ayer Manuel Jabois en El País: “¿Puede la izquierda acabar con un Gobierno en 48 horas y no formar uno en tres meses?”. Y se contestaba con un “Puede”. Jabois abría una interrogante muy atinada. Pero tiene trampa. Porque han sucedido bastantes cosas entre un hecho y otro. Además de la distinta naturaleza de ambos. En el primer caso cronológicamente hablando, el de la moción de censura, hubo otras fuerzas que se sumaron y que no eran de izquierda (como el PNV y el PDdeCat). Añadamos que con el paso del tiempo se ha evidenciado el rechazo que supone para una mayoría de votantes la presencia de opciones separatistas en cualquier pacto, coalición o como queramos llamarlo. En aquella ocasión hubo una causa de fuerza mayor: echar a Rajoy y al PP, tras la sentencia judicial que les condenaba. ¿Recuerdan aquellas palabras del entonces presidente de gobierno hablando de las distintas formas de la verdad, amparándose en lo que denominaba la verdad judicial? Rajoy acabó preso de sus propias palabras.

En este periodo de tiempo entre un suceso y otro (el de las negociaciones para la investidura) han surgido otros factores, además del ya citado (el rechazo a los independentistas): la confirmación del declive de Podemos y sus correspondientes escisiones, incluyendo el desmembramiento de algunas confluencias en diferentes partes del territorio; la crisis en los partidos separatistas catalanes; unas elecciones autonómicas y municipales que han configurado, tras las generales, otro mapa político al existente cuando la moción de censura (aunque el más drástico fue el de la mayoría del PSOE en el Senado), y por tanto otra política de pactos y alianzas.

Tampoco estoy de acuerdo cuando Jabois escribe: “los españoles han votado y el resultado es que si PSOE y Podemos se ponen de acuerdo, hay un Gobierno”. No suman y precisan de otros actores. Sean a favor o con la abstención. En este aspecto la presencia de Ps resta. Perdón, la de su líder Pablo Iglesias. Y Pedro Sánchez lo sabe.

2 comentarios

Archivado bajo Política

¿Y si Pedro Sánchez hace un Rajoy?

JC Hidalgo AFP El Mundo

¿Y si Pedro Sánchez hace un Rajoy? Me refiero a esa actitud tan de Don Tancredo del expresidente. Y recuerdo cuando decidió no presentarse a la investidura descolocando a todo el mundo. No creo que Sánchez llegue a tanto, porque tiene la investidura en segunda votación al alcance de la mano. Y el calendario de los pactos municipales y autonómicos juega a su favor.

Ayer Felipe VI le encargó la formación de gobierno. La multipropietaria Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, deslizaba que a Sánchez le podría interesar la convocatoria de nuevas elecciones. No está mal visto. Está en esa linea marianista que apunto. El tiempo juega a favor del líder socialista. Con Podemos en avanzado estado de descomposición y con Ciudadanos repitiendo la foto de la plaza de Colón con sus pactos municipales y autonómicos. Estos son los dos caladeros donde el PSOE puede pescar votos.

Mientras tanto Sánchez se está haciendo de rogar. Y algunos, como Pablo Iglesias (no es el único), se ponen nerviosos, quedan en evidencia y pierden bazas negociadoras. Porque sus problemas no tienen fecha de caducidad y esta depende de Sánchez. Son actitudes diametralmente contrarias a las del PNV, los grandes maestros en esto de las negociaciones.

A esto añadan que se azuzará, nuevamente, la amenaza de Vox, buscando el voto útil, además de darles carrete para restarle votos al PP.

¿Qué haría Mariano Rajoy en esta situación? El donostiarra Iván Redondo, el brujo de la Moncloa que llevó a García Albiol a la alcaldía de Badalona y a Morago a la presidencia de la Junta de Extremadura, ambos del PP, tendrá bastante que decir en la estrategia a seguir. Que alguien que ha estado tan cercano al PP tenga tanta influencia sobre Sánchez me preocupa. Pero esto es ya otra historia…

2 comentarios

Archivado bajo Política

A Casado se le acumulan los problemas

Casado

Mientras la mayoría se centra en los problemas y divisiones de Podemos, a Pablo Casado también se le acumulan los problemas al frente del PP. Y no me refiero solo a los pactos con Ciudadanos y Vox tras las municipales y autonómicas. Que también, porque dan mucho curro, crean tensiones y estas ultimas elecciones sumadas a las generales provocaron temblores y sacudidas. Las noticias sueltas no tienen el mismo impacto que todas juntas. Destaco tres.

La primera noticia, al hilo de las municipales, además de grave es totalmente sorprendente. El titular de El Confidencial es muy claro: “El PP desautoriza a su candidato a alcalde en Labastida por negociar con Bildu un acuerdo“. Caray, como le pasa, salvando las distancias, al PSOE en Navarra, también con Bildu. Labastida es una localidad de Álava.

Sin salir de Álava, Alfonso Alonso, exalcalde de Vitoria y presidente del PP vasco, se ha desmarcado de la linea oficial de Casado. A principios de semana declaró en TVE que “La vida consiste en tomar decisiones, no en pedir permiso” y anunció la redefinición de un proyecto político propio para el País Vasco. Con “personalidad propia” y por tanto diferente al resto del partido. El Mundo titulabaAlfonso Alonso lanzó la redefinición del PP vasco sin hablar antes con Génova” y El País por su parte decía ayer “El PP vasco convoca una convención para definir un perfil propio”. Precisamente la convocatoria de esta convención alargará el problema: las fechas sugeridas son las del 13 y 14 de septiembre. Será en San Sebastián como señala El País en reconocimiento “a que el Ayuntamiento de esa ciudad fue la única institución en la que el PP mantuvo los tres concejales que tenía, y con una subida de votos. Su candidato a la alcaldía, Borja Sémper, diseñó su campaña al margen de la marca PP y llevaba como último en la lista precisamente a Alonso. Ninguno de los dos acudió a la llamada de Casado para la foto de la plaza de Colón con Vox y Ciudadanos.”. El PP se quedó sin representación vasca por primera vez el pasado 28 de abril, cuando sus 94.500 votos les dejaron sin escaño (tenían dos). La caída afectó de lleno al número tres de la formación nacional, Javier Maroto,  exalcalde también de Vitoria, vicesecretario de Organización y cabeza de lista al Congreso por Álava. En las municipales del 26 de mayo, el PP obtuvo 55 concejales y 66.192 votos en total frente a los 79 ediles y 102.440 votos  de 2015. El PP vasco ha visto como ha pasado de ser la primera fuerza en Vitoria a la cuarta y que tanto en Vizcaya como en Guipúzcoa el PNV puede asegurarse otra legislatura con mayorías absolutas si reedita los acuerdos con el PSE-EE de Idoia Mendia. Y no conviene olvidar que Alonso, exministro con Rajoy, estaba encuadrado en el sector “sorayista” del gobierno. Alonso considera que los pactos con Ciudadanos y Vox le perjudican en su territorio.

La cascada continúa con Nuñez Feijóo. El presidente gallego se ha descolgado pidiendo una ley (de nuevo) para que gobierne la lista más votada. Esto es un torpedo en la linea de flotación de los pactos que Casado quiere llevar a buen puerto con Ciudadanos y Vox. Voz Pópuli en su titular ponía “Feijóo pide reformar la ley electoral para que gobierne la lista más votada“. Feijóo declaraba en la COPE “No puede ser que el partido ganador se convierta en perdedor, y el que pierda se convierta en gobierno”. Él también mira por lo suyo al afirmar que han ganado en tres diputaciones “y vamos a ver si gobernamos en alguna”. Pero como buen gallego también dijo lo contrario y defendió que el PP formase gobiernos con Ciudadanos en comunidades autónomas y ayuntamientos con el apoyo puntual de Vox, donde fuese necesario. Y puso de ejemplo el modelo de Andalucía (donde la lista más votada fue la del PSOE).

Para estos tiempos tengo palomitas, tengo pipas, tengo pistachos, tengo kikos, tengo regaliz,…

Deja un comentario

Archivado bajo Medios, Política