Archivo de la etiqueta: Liga 2021/22

Real Madrid 6 Mallorca 1

Javier Gandul AS

No me gustó el once que presentó Ancelotti frente al Mallorca. Ninguna pega en los defensas con Nacho en el lateral derecho y Miguel Gutiérrez en el izquierdo, con Militao y Alaba de centrales. El austriaco debutaba en el Bernabéu. Mis dudas surgen en los tres del medio. Camavinga no es un mediocentro puro. Casemiro necesitaba un respiro, está claro, y su recambio natural es Antonio Blanco. No entendía la presencia de Marco Asensio, cuya capacidad de lucha y sacrificio está en dudas. Completaba Fede Valverde. Servidor hubiese apostado por Camavinga, Blanco y Valverde. Arriba Rodrygo, Benzema y VInicius. Si hay que darle oportunidades a Asensio mejor hacerlo en la delantera, por Rodrygo. 

Sacó el Real Madrid de centro y a los 15 segundos ya habiamos caido en el primer fuera de juego. Al minuto y medio llegó el primer susto: Alaba cayó mal  en un salto. Tras los cuidados se reanudó el juego y Benzema robó un balón en las inmediaciones del área rival. Se adentró, aprovechando el regalo del central Josep Gayá, resbaló, y anotó el 1-0. Apenas se habían jugado dos minutos.

Nuestro Kubo estuvo a punto de empatar al filo del minuto 5. Nuestra banda izquierda no estuvo fina. Un minuto y medio después Asensio intentó el gol olímpico en un saque de esquina desde la derecha. Casi lo consigue. El meta Manolo Reina estuvo atento.

Alaba parecía dejar atrás su cojera y el Madrid atacaba en oleadas. Creando peligro desde las bandas. Kubo, en acciones aisladas, era el único argumento ofensivo del Mallorca. Tras el primer susto Vini se aplicó en ayudar a Guti.

El Madrid se fue apagando tras el primer cuarto de hora y el Mallorca creció. Lago Junior, tras un taconazo de Lee Kang-In, pudo empatar en el 19. Su remate desde la frontal se fue ligeramente alto.

Un balón largo de Alaba a Vinicius en el 23, lo juega el extremo por la banda y ve a Rodrygo. Su compatriota cruzó de costado a costado y recibió. Se fue hacia la línea de fondo y y pasó atrás. Rebotó en un defensa y en el portero. Asensio, rápido y bien colocado la enchufó a la red. El Mallorca sacó de centro y Lee Kang-In marcaba el 2-1, colándose entre los centrales. 

A punto de cumplirse el 29 Militao busca a Benzema. El francés filtra un pase largo a Asensio. El balear gana en carrera, en posición de delantero, y batía a Reina cruzando el balón al palo contrario. 3-1. Asensio pudo marcar el cuarto, su tercero, en el 35. Benzema cabeceó atrás y el remate de Asensio fue bloqueado por Valjent. Vinicius buscó el gol hasta en tres ocasiones (siempre a pases o en combinaciones con Benzema). La primera, tras un caño, se le fue alta. Las dos siguientes se encontró con Reina.

Mi preocupación por la alineación se vio refrendada por el gol mallorquín, algunos desajustes defensivos que propiciaron ocasiones de los visitantes. Y quedó hecha trizas por el resultado (3-1) y el potencial ofensivo demostrado en esta primera mitad. Jugamos rápido, replegando con un 4-4-2 y varias variantes en ataque. Desde el 4-4-3 inicial a un 4-2-4 con Camavinga y Valverde en el doble pivote, pasando por el rombo del 4-4-2. El 3-1, ante el aluvión de ocasiones y remates, se me antojaba corto. El Madrid b, la b de baby; despejó todas mis dudas. 

La segunda mitad arrancó con Vinicius fallando un gol (solo ante Reina), con un gol anulado a Benzema por una presunta falta sobre su defensor. Rodrygo arrancó, pegado a la cal, desde la divisoria de ambos campos. Su carrera la culminó con un excelente pase a Benzema. Ellos protestaron y el VAR les dio la razón. A continuación le hicieron un penalti a Rodrygo. El agarrón de la camiseta no pudo ser más claro. El VAR ni intervino. Y Asensio anotó el 4-1 desde el balcón del área. Un disparo impecable. Recibió de Benzema. Era su tercero de la noche. Ancelotti seguía sumando medallas.

A la hora de juego Blanco entró por Camavinga. Ellos efectuaron un triple cambio (en el descanso sorprendentemente sustituyeron a Kubo por Baba).

Nacho recibió una amarilla en el 66 y medio (Camavinga la vio con anterioridad). En el saque de la falta Lago Junior pudo marcar. Su intento se paseó de palo a palo. Nadie la empujó ni la despejó.

Gutiérrez, Valverde y Blanco buscaban a Vini con balones en profundidad que siempre ganaba en velocidad. Vinicius en carrera parece imbatible. 

Isco salía por Asensio, el goleador de la noche, y Lucas Vázquez por Rodrygo. Corría el minuto 72.

A falta de un cuarto de hora otro cambio raro: retiraban a Lago Junior. Al rato entró Jovic por Benzema. Justo después de que marcase el quinto, en el 78, su segundo de la noche.. Aprovechó un pase largo de Alaba y se benefició de un leve toque de un defensa que terminó de despistar a Reina al elevarse la pelota. También se retiró Nacho y entró otro canterano, Santos

El sexto lo marcó Isco a pase de Vinicius, que jugó un balón largo de Alaba. Era el minuto 84. La confianza de sus compañeros en el estado de gracia de Vini es notoria. Le buscan y le encuentran. Y él está respondiendo a la confianza. 

Courtois se lució en una sola ocasión. Salvó una picadita, en un mano a mano. Su altura resultó decisiva para el manotazo que despejó el balón.

La última ocasión fue un cabezazo de Jovic al larguero, a pase de Vinicius.

Visto lo bien que jugamos y los goles marcados me arrepiento de no haber ido al Bernabéu.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Hoy no voy al Bernabéu

Hoy no voy al Bernabéu. Se juega el Real Madrid-Mallorca. Las razones son variadas y superan mis ganas de ver fútbol en directo (una experiencia única y más después de tanto tiempo sin ir al campo).

De mi vuelta al estadio, contra el Celta, guardo buen recuerdo por el partido y la victoria, pero no todo fue positivo. Y lo negativo me retrae de acudir esta noche.

Las instalaciones del Bernabéu en reformas no están a la altura de los precios. No hay almohadillas (moda que ya se arrastra desde antes de las obras). Los bares del interior del estadio están cerrados. No te permiten comer dentro y ya me dirán ustedes qué hacer en un partido a la hora de la cena.

Filas

La ausencia de almohadillas destapa la suciedad de los asientos. Es inaceptable que no estén limpios. Cobran como si lo estuviesen. Entiendo que la arenilla y el polvo producidos por las obras sean el principal causante. La desidia del club también. Y lo menos que podía hacer el Real Madrid es avisar que vengamos de casa provistos de un trapo o papel de cocina para que los limpiemos nosotros. ¿Les da vergüenza hacerlo? Se les debería caer la cara de vergüenza por su desidia y falta de atención. Las dos fotos están tomadas antes del encuentro contra el Celta, en la vuelta del equipo a casa.

Asientos

El horario, 22:00, tampoco ayuda. Será bueno para las televisiones, pero cenar a la europea (sobre las 20:00) o de madrugada de regreso a casa, no es plato de buen gusto.

Sigan pensando solo en sus intereses y no tengan en cuenta los de su público, socios y simpatizantes. Así les irá…

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol

Real Madrid líder en solitario

AFP AS

Los madridistas teníamos en el recuerdo los tres penaltis en contra de la temporada pasada. Uno de esos partidos en los que perdimos puntos que a la postre nos costaron el título. Este Valencia, de la mano de Bordalás, su nuevo técnico, parece más sólido. Aunque contra el Real Madrid siempre dan lo mejor y rinden a tope. Y además cuentan con un Carlos Soler en estado de gracia.

Ancelotti repitió la defensa de Milán, con Nacho de lateral por la izquierda. El centro del campo también fue el mismo. La novedad estuvo en la presencia de Hazard, junto a Benzema y Vinicius.

Valencia y Real Madrid se jugaban el liderato. Que sería para quien ganase. De empatar igualarían a puntos con el Atlético de Madrid.

Sacó el Madrid de centro y nos robaron la pelota. A los 30 segundos el Valencia lanzó su primer saque de esquina.

Fede Valverde buscó portería desde fuera del área en el 6. La defensa rechazó el remate y el balón llegó a Casemiro quien disparó. Se le fue fuera por poco.

En el 11 Valverde lo intentó de nuevo. Fue córner y Militao estuvo a punto de marcar desde las inmediaciones del punto de penalti.

En los cinco minutos entre las dos acciones madridistas hubo un acoso del Valencia, sin conseguir finalizar las jugadas. Nacho destacó interceptando los peligros que nos acechaban.

Vinicius ponía el picante en las contras. Y Hazard se fabricó una ocasión en el 13.

Carlos Soler empezó a mostrar dolencias en el 9. Fue sustituido en el 14. ¡Una pena! Entró Musah.

En los primeros 20 minutos al Madrid le costaba salir con el balón controlado. El recurso era la velocidad de Vini. Pero estábamos demasiado replegados atrás.

En el 21 Hazard y Vinicius disputan un balón en nuestra defensa. El belga forcejea con Correia en la línea de fondo. El portugués, que vení renqueante, cae y se da con la valla publicitaria. Se va lesionado y entra Lato. Un aplauso para ambos delanteros por su compromiso defensivo.

El rosario de desgracias no paró aquí. En el 25 le tocó el turno al Madrid: se retiró Carvajal y saltó al campo Lucas Vázquez.

El Valencia reclamó penalti en el 28 por una entrada de Alaba sobre Maxi Gómez. Yo reclamé la amarilla para el delantero local.

A la media hora de juego Maxi Gómez puso un buen balón en el área chica. No llegó nadie a rematar y Alaba despejó con Courtois superado por el pase.

Vinicius seguía bajando a ayudar a Nacho en defensa. Musah era un dolor de muelas. Suyo fue el primer remate local (min. 37). Y el ritmo que imprimía el Valencia era muy alto. ¿Lo aguantarían en la segunda mitad?

Amarilla en el 38 a Paulista por zancadilla a Vinicius. Digamos que era naranja.

Courtois se jugó el físico ante Guedes, que en carrera con Militao pretendía llegar a un balón filtrado por Paulista, quien arrancó desde la divisoria con un robo de balón. Dos minutos después Courtois hizo la parada de la primera mitad. Paulista cabeceó a bocajarro una falta desde el borde del área chica.

La primera mitad se alargó cuatro minutos.

Casemiro vio la amarilla a medio minuto del final. La falta sacada por Maxi Gómez se fue fuera. Ambos equipos se fueron al vestuario con el 0-0 en el marcador.

La cara de preocupación de Ancelotti era el mejor resumen de la primera parte. Y a mi me preocupaba Casemiro. No quiero ser pesado pero no está al 100%. No controla el juego. Y nos dominan. Los fogonazos de Modric y Valverde no eran suficientes.

Puso la pelota en juego e Valencia y a los 13 segundos Courtois hizo su segunda gran parada de la noche. Hugo Duro aprovecha un error de colocación de Lucas Vázquez y se planta, escorado a la derecha, ante el meta belga. Courtois bien posicionado desbarata la ocasión.

El Valencia salió como en la primera mitad. Solo que ahora finalizaban las jugadas. El Madrid seguía encogido. Nos costaba salir de nuestra mitad del campo.

A punto de cumplirse el 56 Nacho recibió una amarilla por protestar. A partir de esta acción nos fuimos acercando a su área y sacamos dos córners. En el segundo, un jugadón de Modric en el área no encontró rematador. Lucas Vázquez buscó portería un par de veces desde la frontal. Sus remates fueron entre los tres palos.

En el 65 Hugo Duro -cedido por el Getafe al Castilla la temporada pasada- hizo el 1-0, con un disparo cruzado. Un balón aéreo le da a un Lucas Vázquez despistado y el rebote le llega al goleador.

Camavinga y Rodrygo entraron inmediatamente. Se fueron Casemiro y Modric.

El gol (y los cambios) activaron al Madrid. Metieron esa marcha extra de la que se había carecido hasta ese momento.

El Valencia era líder de la Liga 2021/22 y el Real Madrid jugaba contra el reloj.

Rodrygo en el 72 fabricó un susto con un disparo que se sacó de la chistera.

La presencia de Hazard en el campo era un misterio para mi. Estaban todos activados menos él.

Poco antes del 78 el Valencia efectuó un triple cambio y nosotros sacamos a ¡Isco! por Valverde y a Jovic por Hazard.

Rodrygo se llevó una amarilla en el 80.

Aquella chispa madridista tras el gol encajado fue como la de la gaseosa. Para nuestra fortuna el desgaste físico del Valencia pasaba factura. Tardó más de lo que pensaba, pero sucedió. En los 10/12 minutos finales y supimos aprovecharlo con jugadores frescos y jóvenes.

En el 85 y medio empató Vinicius!!! Benzema se revolvió en el balcón del área y abrió a la izquierda para el brasileño. Vini con el interior la enchufó (tocó levemente en un defensa y descolocó al meta). 1-1. ¡El nuevo Vinicius tiene gol! Y además los pasa. Como hizo en el 88. Se la volvió a poner en la cabeza a Benzema. El francés se coló entre dos defensas y cabeceó sobre la salida de puños del portero. 1-2.

El encuentro se alargó cinco minutos.

Al minuto y medio Jovic se internó por el lateral izquierdo del área pequeña. Su pase tampoco encontró rematador.

Vini perdió tiempo y amarilla que te crió. En la siguiente jugada le hicieron penalti. Ni lo revisaron. Camavinga también se llevó una amarilla en el 93.

El último minuto se jugó en nuestra mitad del campo. Y se alargó un minuto extra.

El 1-2, sufrido y padecido, coloca al Real Madrid de líder en solitario. Benzema sigue de máximo goleador de la Liga (6), con VInicius pisándole los talones (5). El francés también es el futbolista que más pases de gol da (5). Y el miércoles recibimos al Mallorca.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Atlético de Madrid 0 Athletic de Bilbao 0

Marpou AFP AS

Ver al Atlético de Madrid sin Luis Suárez y Carrasco en el once titular es poco habitual. Simeone prescindió de ambos para el partido contra el Athletic de Bilbao. El uruguayo no ha iniciado bien el campeonato, así que se puede entender su ausencia (además de los partidos de Copa América y de clasificación para el Mundial de Catar). Siempre es un recurso que puede servir de revulsivo, saliendo desde el banquillo. Lo de Carrasco, después de su segunda parte frente al Espanyol, es más extraño. En cualquier caso el técnico del actual campeón de Liga dispuso tres centrales, con dos carrileros. Y un centro del campo de muchos kilates, combinando músculo y calidad: Marcos Llorente, Kondogbia y De Paul. Arriba Correa y Griezmann. Koke y Lemar, el otro héroe de la pasada jornada, eran bajas.

Marcelino fue fiel a su clásico 4-4-2, buscando la velocidad de Iñaki WIlliams.

La primera media hora fue de dominio alterno. Más incisivos los locales, frente a la ingenuidad ofensiva de los bilbaínos. El recurso de los balones largos a Williams fue anulado pronto y en los balones aéreos siempre se impusieron los defensas colchoneros.

Dani García vio la primera amarilla del encuentro, en el 29, por una entrada sobre De Paul. Cuatro minutos después un fallo de Dani García propició la ocasión más clara del partido, hasta ese momento. Correa le robó la pelota y se lanzó hacia el área. Según pisaba la frontal dos defensas taponaron su disparo. He descontado la de Griezmann del principio del partido porque a pesar de su buena posición en el vértice del área chica, estaba de espaldas y esta colocación no era la idónea para rematar al primer toque.

Al filo del 36 la amarilla fue para Kondogbia por un manotazo sobre Raúl García.

El 0-0 al descanso era un fiel reflejo de lo acontecido. Mucha lucha y menos fútbol.

No hubo cambios, mas nada más pitarse el inicio saltaron tres jugadores a calentar. Uno por los locales, Suárez.

El Atleti salió con ganas. Primero un cabezazo de Correa, luego un intento de Griezmann que terminó en córner.

Iñaki Williams la tuvo en el 48. Un balón largo que gana en carrera, tras superar con un toque a Giménez. Oblak sale bien hacia la frontal y WIlliams la toca superando al meta, pero se le va fuera por poco. La ocasión más clara del partido.

A Kondogbia se le veía cojeando. Arrastraba molestias desde la primera mitad. En el 54 le cambiaron. Fue un triple cambio: a Kondogbia le acompañaron Griezmann y Lodi. Entraron Suárez, Herrera y Carrasco. Cinco minutos después Joao Félix por Correa. Y en el 63 doble cambio en el Athletic: Villalibre y Nico Williams por Raúl García e Iñaki Williams.

Marcos Llorente la estrelló en el palo con un disparo cruzado desde fuera del área. Corría el minuto 74. El partido ya estaba roto. Con los dos equipos buscando la espalda del contrario, a base de salidas rápidas.

En el 76 Cunha reemplazó a Trippier, tocado. Llorente pasó al carril derecho. Al minuto Joao Félix vio la amarilla (debió ser roja directa), en una acción en la que le agarraron de la camiseta (y respondió golpeando la cara del rival). El portugués protestó, siguió protestando y gesticulando y vio la segunda amarilla. Hubo más amarillas en esta acción: Vencedor por la falta sobre Joao Félix y los rojiblancos Savic y Suárez por protestar. El Atleti afrontaba los 10 minutos finales con un jugador menos. Marcelino aprovechó la circunstancia y efectuó un doble cambio (aún haría otro más, en el 86).

Un choque entre Oblak y Nico Williams volvió a encender la mecha. Desde el tumulto anterior cada entrada o fricción era motivo de protestas y brazos levantados.

La garra de los campeones suplía su inferioridad númerica. Aunque Carrasco y Suárez estaban solos en el frente de ataque. Cuando Llorente se sumaba la portería de Unai Simón se veía amenazada.

Cunha, por agitar el puño protestando, recibió una amarilla en el 89. Un minuto después un balón de Nico Williams dejó a Villalibre solo ante Oblak. Falló. La mandó alta.

Decidieron añadir seis minutos de descuento. Acabado el encuentro hubo otra gresca. La última jugada fue un córner favorable a los visitantes. Se botó y se superó el tiempo. Los atléticos protestaron que nos les diese tiempo para su contra ¡superado el tiempo de juego!

El 0-0 final podría ser justo en un partido disputado, cuya segunda parte fue mejor que la primera. Dos ocasiones claras del Athletic, en esos mano a mano frente a Oblak que no supieron aprovechar. Por una del Atleti, el poste de Marcos Llorente.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El regreso al Bernabéu (con goleada)

Javier Gandul AS

El Real Madrid regresaba al Bernabéu, su casa. El último partido que disputamos en nuestro estadio fue el 1 de marzo de 2020. Derrotamos al Barça. No lo celebré, me fui rápido a casa y me autoconfiné. 560 días después, con aforo reducido y un estadio en obras, volvía a ver un partido de mi equipo en nuestro campo de siempre.

En los aledaños del estadio los aficionados estaban atentos a la remontada del Madrid de baloncesto, en la final de la Supercopa. El Barça llegó a tener una ventaja de 19 puntos. 

A los 3 minutos de juego Miguel Gutiérrez la pifió. Un mal pase imprudente provocó un lio. Casemiro y Nacho tampoco estuvieron finos. Iago Aspas, el más listo de la clase, se aprovechó y se hizo con la pelota. Se la regaló a Santi Mina, quien fusiló a placer. 0-1. No salíamos de nuestro asombro.

El Madrid se puso las pilas. Y Vinicius empezó su show. Su conexión con Hazard en banda izquierda funcionaba. Al menos durante la primera media hora. 

La presión alta del Celta dificultaba la salida de balón merengue. Los gallegos, muy argentinos en su concepción del juego, no renunciaron al ataque. El Madrid acosaba el área rival pero sus remates entre los tres palos se tropezaban en defensas o en Dituro, el meta rival. Notable su primera mitad, en la que incluso llegó a despejar de cabeza fuera de su área un balón largo.

El dominio blanco encontró su premio en el 23. Un envío cruzado de Casemiro, lo centró de volea Fede Valverde y lo remató Benzema, también de primeras. 1-1. Pero a la media hora el Celta volvía a adelantarse. En otro error defensivo nuestro. Nacho salió a destiempo a la divisoria de ambos campos. Se tragó el balón y se llevo por delante a Aspas (vio la amarilla tras el gol). El balón lo pilló el lateral derecho, Hugo Mallo. Corrió la banda derecha prácticamente sin oposición. Su centro al área lo taconeó Cervi. Dio en el palo y volvió a Cervi que esta vez si acertó con la red. 1-2.

El Madrid entró en una fase de dudas. No se encontraba. Un par de jugadas polémicas ahondaron en las heridas blancas. Unas manos en un córner fueron reclamadas por los jugadores y la afición. La segunda fue una roja de manual no señalada. Una brutal entrada de Murillo a Hazard. Esta acción, con 1-2, devolvió a Hazard al túnel del que parecía querer salir. 

El 1-2 al descanso dejaba en evidencia nuestros errores y el acierto rival. No podemos decir lo mismo del Madrid. No materializamos nuestras fases de buen juego y fuimos castigados por dos errores puntuales.

En la segunda mitad salió bien todo lo que no salió en la primera parte. Sacó de centro el Celta, el Madrid robó la pelota y se lanzó al ataque. Gutierrez metió una banana a la cabeza de Benzema. El francés cabeceo cruzando la pelota al palo largo. 2-2 nada más arrancar la segunda mitad. Al rato, nueve minutos después, Benzema desde la línea media blanca le mete un balón en profundidad a Vinicius. La velocidad del brasileño es espectacular. Se planta ante Dituro y le bate con maestría, un toque con la derecha hacía el palo contrario. 3-2. Se le había dado la vuelta al marcador.

Gabriel Bouys AFP AS

El Celta no se resignó y siguió peleando. Y es cuando apareció Courtois que con dos paradas consecutivas salvó el gol del empate.

Ancelotti retiró a Hazard e hizo debutar a Camavinga, fichaje que promete. Corría el minuto 65 y a los seis minutos de estrenarse como jugador madridista metía su primer gol. Modric se hizo un Fede Valverde. Irrumpió entre líneas superando rivales. Pisó el área y su disparo con el exterior, marca de la casa, lo salvó Dituro. Camavinga que acompañaba la jugada por el callejón del 8, recogió el rechace y con el interior de su pie izquierdo lograba el 4-2. No podía haber mejor estreno para el joven centrocampista francés. Dejó buenas impresiones. Destacaría su facilidad para colocarse desmarcado, ofreciéndose siempre como solución para el compañero con el balón.

El festival de Benzema y Vinicius tuvo su broche final en el 86. Vini, en la derecha, entra en el área. Tira un amago e intenta irse. Uno de los dos defensas que le cubrían, pica y le hace penalti. Benzema lo transforma. Su tercer gol de la noche y el 5-2 con el que finalizó el encuentro.

El Madrid pasó del 1-2 de la primera parte al 4-0 de la segunda. La segunda mitad nos devolvió la felicidad de volver a nuestro campo, con una exhibición de goles y buen juego. 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Espanyol 1 Atlético de Madrid 2: día de debuts y estrenos

RDT AS

El Espanyol 1 Atlético de Madrid 2, a la intempestiva hora de las 14:00, fue un partido de debuts y estrenos. El debut de Griezmann en su regreso al club rojiblanco. Y el estreno goleador de Raúl de Tomás está temporada.. Suyo fue el 1-0, al filo del minuto 40. Magistral su giro de cuello para cabecear el saque de esquina y mandar la pelota al palo contrario. No solo era su primer tanto, también lo era de su equipo en la LIga 2021/22, que esta temporada ha retornado a la Primera División.

Griezmann no buscó la portería hasta la media hora de juego. Los de SImeone dominaban, sin crear ocasiones claras. Las contras locales creaban más peligro. En este sentido Embarba y Raúl de Tomás estaban más activos. Tuvieron dos claras frente a Oblak pero no acertaron. El meta achicó muy bien. Y Oblak se lució desviando al travesaño una falta sacada por Embarba.

Asumí que SImeone cambiaría en el descanso y dejaría de lado los tres centrales con los que salió de inicio. Lemar, Kondogbia o De Paul darían más consistencia al equipo. Las variaciones fueron más profundas: un triple cambio. Entraron Lodi, Lemar y Kondogbia en lugar de Hermoso, Trippier y Correa. En el Espanyol solo una modificación: debutaba Recasesns (sustituyendo Calero).

Lemar a los cinco minutos de la reanudación se fabricó una buena ocasión. Su tiro desde la frontal se fue arriba, rozando la escuadra. Dos minuto después el francés encontró la portería. Pero se anuló por fuera de juego de Luis Suárez. El pase desde la banda derecha de Marcos Llorente lo intentó rematar el uruguayo, quien estaba en offside. No llegó y la pelota la alcanzó Lemar. El VAR no validó el tanto. A partir de ahí un carrusel de cambios: uno doble del Espanyol, Joao Félix por Griezmann y en el 70 Cunha por Suárez.

El dominio del Atleti en esta segunda mitad era más productivo. Tenían embotellado al equipo local, que no podía superar la divisoria de ambos campos (la segunda vez que lo lograron fue en el 74). Finalizaban las jugadas, buscaban las bandas, colgaban balones al área, remataban desde fuera.

Tanto fue el cántaro a la fuente que acabó rompiéndose: en el 79: la fe y perseverancia de Carrasco consiguió el objetivo. Empató el encuentro. Un golazo en el que no volvió la cara a la jugada y desde el vértice izquierdo del área chica envió el balón al palo contrario.

El Espanyol pareció despertar mas el Atlei iba a por el partido. Y pudieron hacerlo en el 89, pero el pase de la muerte de Lodi no encontró rematador.

El partido se alargó ¡10 minutos! Me resultó excesivo para una pausa de hidratación, dos intervenciones del VAR (en los goles, el anulado y el valido) y los cambios.

Al filo del 93 pudo marcar Carrasco. Se le fue fuera por poco cuando estaba muy bien posicionado dentro del área.

A Vicente Moreno, el mister local, se le veía al borde de una crisis nerviosa. Se vino abajo con el 1-2 de Lemar en el 99. El rojiblanco se internó por la izquierda, hizo la pared con Carrasco y fusiló a Diego López (llegó a tocar la pelota).

El 1-2 es fruto de los cambios de Simeone en el descanso, incluyendo mantener a Carrasco (y sacrificar a Correa) y dar entrada a Lemar. Ambos resultaron decisivos de cara al marcador. Trabajado victoria del actual campeón, de esas que producen más satisfacción.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Se para La Liga

Marca

Después de tres jornadas de la Liga 2021/22 llega el parón FIFA, que ahora cuela tres partidos de selecciones, creando serias dificultades para varios clubes de cara a la cuarta jornada.

Es pronto para sacar conclusiones. Muy pronto. Vemos a seis equipos empatados a siete puntos (dos victorias y un empate). Si me parece destacable el desempeño defensivo de Sevilla y Valencia, con un solo gol encajado.

Mis cuatro favoritos de la temporada pasada (Barça, Atlético de Madrid, Real Madrid y Sevilla) lo siguen siendo en esta.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Betis 0 Real Madrid 1 en un buen partido

Toni Rodríguez AS

Ancelotti presentó tres novedades en la alineación frente al Betis. Dos fueron en defensa: Carvajal tras meses de baja volvía a la titularidad y Miguel Gutiérrez aparecía de lateral izquierdo, desplazando a Alaba al centro por el lesionado Nacho. Es decir, entraban dos jugadores que suponían tres modificaciones en la línea defensiva de cuatro. Arriba Vinicius entró por Hazard. Y suya fue la primera oportunidad del partido. Se fue por la izquierda y pasó atrás a Benzema, cuyo remate raso se fue fuera por poco. No habíamos llegado a los cinco minutos de juego. Dos minutos después Militao aprovechó un rechace a una falta botada por Isco. Remató según le venía. Rui Silva atrapó la pelota con seguridad.

A los 10 minutos una falta peligrosa sobre Fekir la sacó el propio jugador. Courtois se lució tirándose abajo y despejando.

Estas tres ocasiones abrieron el partido. Se jugaba a buen ritmo. ¿Pasaría factura el calor sevillano?

Mientras, Canales se erigía en el organizador de su equipo e Isco perdía balones, abortando tres contras consecutivas.

En el 22:30 amarilla a Fekir por un piscinazo en el área madridista.

El Real Madrid se iba apagando. Mérito de los de Pellegrini. Ya no buscábamos a Vinicius. En la otra banda Bale mostraba su versión mustia y a Carvajal se le notaba la falta de partidos. El jefe del encuentro era Canales. El cántabro estuvo a punto de sorprender a Courtois en el 28 con un disparo sorprendente, desde la lateral del área grande. Salió rozando el larguero.

La pausa de hidratación le vino bien al Madrid. Volvimos a ver a Vini y de nuevo nos acercamos a la meta rival.

Una ruptura en carrera de Fede Valverde, marca de la casa, finalizó con un pase lateral a Carvajal. Corría el minuto 37 y la picadita del lateral la salvó in extremis Rui Silva, cuando ya se colaba por el larguero, con Benzema atento a lo que pudiese suceder. A esta acción siguieron otras dos, que finalizamos con disparos desde fuera del área.

Otra pérdida de Isco, en el 40, nos montó un lio en la contra. Se empeña en hacer filigranas que no vienen a cuento. Menos mal que resolvió Courtois.

MIguel Gutiérrez vio la amarilla en el 42 por reiteración en las faltas sobre Ruibal. El central bético Pezzella también la vio por protestar. Un minuto después se la sacaron a Canales por un manotazo sobre Gutiérrez (quien continuó jugando con un aparatoso apósito en su labio). ¿Fue agresión y por tanto roja? Ruibal la vio por zancadillear a Vinicius, a punto de cumplirse el segundo minuto del descuento. Pellegrini se llevó la suya por  protestar.

Se llegó al descanso con el 0-0 inicial.

En el intermedio pensaba en la acumulación de partidos de Casemiro, quien viene de disputar la Copa América (Brasil perdió la final contra Argentina). El Madrid acusa que no esté a tope físicamente.

No hubo cambios para el inicio de la segunda mitad. Aunque vimos futbolistas calentando en las bandas al poco de sacar de centro.

Rui Silva se lució en un cabezazo de Benzema a centro de Bale (min. 51). Señalaron fuera de juego como sucedió un minuto después cuando anularon el tanto de cabeza de Benzema. En esta ocasión la posición era clara. Al minuto un pase de Gutiérrez lo desaprovechó Vinicius. Más que rematar, en posición franca, la despejó forzado por la orientación de su cuerpo al encarar la pelota.

El primer cuarto de hora de esta segunda parte se parecía mucho al de la primera. Buen ritmo, se jugaba rápido. El Madrid mejoró su juego de banda. Gutierrez más seguro se soltaba subiendo. Carvajal también se fue haciendo con el partido. Bale intervenía más en el juego. El único problema era Isco, que seguía perdiendo balones y ralentizando el juego. La mejora de Casemiro y Valverde ahogaron a Canales. Y el Betis acusaba su “ausencia”.

A la hora de juego se produjeron dos jugadas decisivas. Militao se resbala, Alaba también y Juanmi, sorprendido, se hace un lío y desaprovecha el regalo. El delantero se tragó el amague de Miguelito Gutierrez, quien salvó un dos contra uno solo ante el peligro. La contra del Madrid resultó mortal. Vini salvó un balón que se iba por la línea de fondo. Se la dio atrás a Benzema, quien entraba por el lateral del área. El francés cambió a la otra banda porque vio llegar a Carvajal solo. El lateral empalma de volea al palo contrario. 0-1 en el minuto 61.

Cinco minutos después dobe cambio madridista: Lucas Vázquez y Marco Asensio por Isco y Bale. Esto también cambiaba el dibujo del Madrid. Un 4-4-2 flexible, porque en varias posesiones béticas vimos un 4-1-4-1. En cualquier caso esa línea de cuatro en el centro del campo reforzó nuestro control del juego. Aunque el Betis nunca volvió la cara. Estas variantes beneficiaron a Casemiro.

Marco Asensio la tuvo en el 72. Su disparo desde la frontal se le fue fuera.

Hazard entró en el 75, tras la pausa de hidratación. Sustituyó a Vinicius. Y Borja Iglesias suplió a Juanmi (anteriormente Camarasa y Tello entraron por Ruibal y Guardado).

Lo primero que vimos de Hazard fue una tontería y le valió una amarilla por perder tiempo de forma absurda.

Joaquín, el ilustre Joaquín, entró en el 81 por Canales, desdibujado en esta segunda mitad. Guido Rodríguez se encargó de mantener el fuerte local. Su labor en el corte resultó fundamental para el Betis. Desbarató muchas contras del Madrid.

Miguel Gutiérrez tuvo que retirarse tocado en el 82 por una entrada de Fekir, quien debió ver la segunda amarilla. ¡Se iba con 37 pases acertados de 37 intentos! Entró Rodrygo. Lucas Vázquez bajó al lateral derecho y Carvajal pasó a la izquierda. Estas variaciones no produjeron ningún desbarajuste.

Hazard al filo del 90 pudo matar el partido. Disparó al muñeco.

Se añadieron seis minutos. Y al minuto Casemiro recibió la amarilla.

El Betis intentaba achuchar buscando el empate. Pero entre el cansancio y lo bien ordenado que estaba el Madrid era misión imposible. Salvo en la última jugada en la que Courtois desbarató la clara ocasión de Montoya (defensa lateral).

El Madrid afronta el parón FIFA con estos tres puntos del Benito Villamarín. El siguiente, jornada 4, será el primero en casa. La vuelta al Bernabéu.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Levante 3 Real Madrid 3

David González AS

Va a tener razón el amigo Manolo Abad en llamar Reanimator a Ancelotti. Anoche Bale marcó el 0-1 con el que se llegó al descanso, la mejoría del juego madridista surgió de las botas de Isco y Vinicius es el goleador del equipo. Sin hacer de menos a Benzema, las arrancadas de Fede Valverde y el buen hacer de Alaba.

El Levante planteó dos líneas altas para dificultar la salida de balón del Real Madrid. Detrás de los dos puntas sus centrocampistas estaban muy arriba. El Madrid no estaba cómodo pero entendió muy pronto que esa presión se superaba con balones largos. Bien arriba o cambiando de dirección, de banda a banda. Se trataba de mover al rival y cansarlo. A los cuatro minutos un balón largo a Benzema de Alaba, a pocos metros de la divisoria, fue la antesala del primer tanto. El delantero corre la banda izquierda, entra por el vértice del área y se frena. El pase atrás a Bale, que irrumpía por la frontal, lo zanja el galés con un zarpazo con su pierna izquierda. 0-1. 

El gol amansó a los locales. El Madrid fue creciendo. El cuarto de hora final fue blanco, blanquísimo. Isco era el dueño u señor del partido. Con ese corto 0-1 se alcanzaba el descanso.

Nada más arrancar la segunda mitad Hazard perdió un balón, origen del gol del empate. Al belga más que un Reanimator le hace falta un Resurrector. Roger se coló entre los centrales, aprovechando el pase filtrado de Melero. Lucas Vázquez habilitó al delantero porque se quedó enganchado. No fue el único error defensivo. 10 minutos después un balón colgado al área supera a los centrales. El balón llega a Campaña quien de volea logra el segundo tanto del Levante. Le habían dado la vuelta al marcador.

Ancelotti reaccionó inmediatamente con un triple cambio: entraron Marco Asensio, Rodrygo y Vinicius por Isco, Bale y Hazard. 

Carvajal reapareció en el 64 por Lucas Vázquez, desafortunado en el primer gol y desparecido en el segundo. 

Lo preocupante del Madrid era que ya no creaba ocasiones ni finalizaba las jugadas. La bajona de los goles en contra eran evidentes. Y Benzema, tan activo en la primera mitad, estaba desaparecido en esta. 

Nacho y Militao adelantaban su posición cuando el Madrid atacaba. El Levante bien replegado no dejaba resquicios. 

De repente en el 72 un balón largo de Casemiro a Vinicius lo corre el delantero desde el círculo central. Condujo con la derecha por la banda izquierda, ganó en carrera a los dos defensas y encaró al meta. Lo batió con la zurda enviando  la pelota al palo contrario. 2-2. Era el segundo gol de Vini en esta Liga 2021/22.  

Tras la pausa de hidratación y el segundo doble cambio local nos metieron el tercero. El Levante bota una falta lateral. Nacho falla en el salto, el balón rebota en Alaba y le llega a Rober Piere, habilitado por el rechace. El remate a bocajarro es imparable. 3-2.

Jovic salió por Fede Valverde y al poco pudo el Levante hacer el cuarto. El disparo de Cantero, tras superar a Courtois, dio en el palo. Tres minutos después Carvajal tuvo el empate, al recoger un rechace del portero a cabezazo de Benzema. Vezo se cruzó y la pelota se estrelló contra su pierna. 

Fue Vinicius de nuevo quien marcó. Un golazo. Al filo del 85 recibió un pase en el área de Benzema. Controla desde el lateral del área chica y la pica cruzada al palo contrario. Inverosímil la definición por la colocación ladeada del jugador.

Dos minutos después. en el 87 un balón a Vinicius fuerza la salida del meta Aitor Fernández. No le queda más remedio que darle un manotazo a la pelota, fuera de su área, para impedir que el brasileño encarase en solitario la portería. Roja directa. Con los cambios agotados Vezo se tuvo que poner de portero.

Se añadieron seis minutos. El Madrid no aprovechó su superioridad numérica y el encuentro terminó con 3-3,

En un buen partido para el espectador (vibrante, con el añadido de la incertidumbre del marcador), el Real Madrid tuvo el partido ganado y también perdido. Ancelotti finalizado el encuentro declaró que habíamos regalado dos puntos. Estoy de acuerdo, sobre todo después de ver los primeros 45 minutos.

En el aspecto negativo tenemos los tres goles encajados, producto de fallos de coordinación defensiva. Lo positivo tiene nombre propio: Vinicius. Ha dado un vuelco en su relación con el gol.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Victoria en Vitoria en una buena segunda mitad

Serrano Arce Getty AS

El Real Madrid debutó en la Liga 2021/22 en Vitoria frente al Alavés. Con una defensa inédita por el estreno de Alaba en competición oficial. El afroaustriaco se estrenaba en el lateral izquierdo (donde ya jugó con Ancelotti en el Bayern). En el otro lateral Lucas Vázquez. Nacho y Militao de centrales completaron la defensa. Courtois en la portería, donde lleva camino de convertirse en un clásico del club. En el medio Fede Valverde (sustituía al lesionado Kroos), Modric y Casemiro. Si hay dos jugadores cargados de partidos, tanto en el Madrid como en sus selecciones, estos son el croata y el mediocentro brasileño. Y arriba Bale, Benzema y Hazard. Al nueve blanco le acompañaban dos condenados que tenían ante si una buena oportunidad para el indulto.

La gran novedad era la presencia de público (aforo limitado). Se sortearon las casi cuatro mil plazas autorizadas.

La primera mitad del Madrid fue mediocre. El 4-4-2 local les otorgaban superioridad númerica. Nuestros tres centrocampistas aparecían con cuentagotas. Modric resultó ser más efectivo escorado en la banda izquierda. No llegábamos arriba ni rematábamos. El primer tiro entre  los tres palos fue de Bale en el 31, en un saque de falta lejano. El balón llegó mansamente a las manos del meta. Antes hubo tres disparos que se fueron fuera. El primero de Hazard en el 17 y luego dos de Bale (mejor el segundo, porque el primero fue defectuoso).

El Alavés mordía. Presionaba arriba. En los primeros cinco minutos provocaron cuatro fallos en nuestra salida de balón. Dos de Courtois y otros tantos de Alaba. No estaba Marcelo pero como si lo estuviese. Porque Alaba se veía superado constantemente. Esa banda era de Manu García y del lateral que le doblaba. Joselu en la punta de ataque era un dolor de muelas, sobre todo por alto. Nacho es excedió en un par de acciones.

Escuchando a los comentaristas de Real Madrid TV al descanso parecía que los blancos eran Brasil 70. La cara de `preocupación de Ancelotti, en los primeros 45 minutos, reflejaba mejor la realidad que lo que nos contaban los palmeros. Y yo me preguntaba si el Alavés aguantaría ese ritmo en la segunda mitad.

Pronto salimos de dudas. El Madrid salió del vestuario con otro aire. Más comprometido. Decidido a sentenciar el encuentro. Bastaron 10 minutos: 0-2. Benzema marcó un golazo en el 47, a pase de Hazard. Y en el 55 un pase genial de Modric desde el vértice del área grande lo recoge Nacho en la frontal de la pequeña y la emboca en la red.

El 0-3 de Benzema se inicia con una arrancada de Valverde, marca de la casa. Se adorna con un autopase y se mete en el área. Em vez de culminar se la pasa a Benzema. El francés remata, tropieza en un defensa y cuando cantábamos el gol Pacheco saca una mano milagrosa. El rechace lo recoge el propio Benzema y no la da demasiado bien, la pega mordida. El balón va hacia abajo, rebota en el césped y ya Pacheco no puede hacer nada. 0-3 en el 62. Mas tres minutos después un error de Militao provoca que Courtois haga penalti. Joselu lo transforma. 1-3.

A todo esto Vinicius entraba por Hazard (min. 65) y Rodrygo por Bale (68). Ellos efectuaron dos cambios, uno doble en el 58 (tras el 0-2) y otro en el 67.

El gol animó al Alavés. Estaban con la moral por los suelos sobre todo después de los dos primeros tantos. El problema para ellos es que nuestro medio campo ya no era el de la primera mitad. Nuestros tres centrocampistas tenían una presencia constante. Y decisiva de cara a portería. Con el marcador a favor controlaban el juego y el ritmo del partido.

Un jugadón de Vinicius, por la izquierda, no encontró rematador. Rodrygo no llegó a empujar la pelota por medio palmo. 

Asensio, Isco y Jovic entraron en el 87 por Valverde, Modric y Benzema. 

Se añadieron tres minutos en los que Vini pudo hacer el cuarto. Pacheco se agrandó en el mano a mano. Pero a un minuto del final cabeceó a gol un excelente pase de Alaba. 1-4.

Primeros tres puntos del Real Madrid en esta nueva Liga. Después de una primera parte sin goles llegaron cinco en la segunda. El 1-4 es contundente, gracias a una buena segunda mitad. Se repite el mismo resultado de la temporada pasada y también el doblete de Benzema.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol