Archivo de la etiqueta: Levante

Barça y Madrid colíderes (con un partido menos)

Marca

La derrota del Barça, 3-1 ante el Levante, unido al empate (1-1) del Atleti en Sevilla liberaba al Real Madrid de angustias ante el Betis en el Bernabéu. Era una oportunidad única para distanciarse de los dos rivales por el título de Liga. Se empató a cero por dos razones principales: la falta de tino ante el marco rival y el arbitraje. Zidane con la ausencia de Fede Valverde tambien puso su granito de arena. Empiezo por lo último porque los otros dos temas iran apareciendo.

Es incomprensible que Valverde no fuese titular. Aporta mucho y libera a Kroos. Se ha convertido en el pulmón del equipo. Precisamente lo que le faltó al Madrid en la segunda mitad fueron pulmones. Modric no está a su mejor nivel. Es comprensible que haya que darle minutos. Pero no es de recibo que juegue los 90 minutos y que Zizou no gaste los tres cambios (solo hizo dos: Vinicius en el 65 por Rodrygo y Jovic por Benzema en el 84). La presencia del croata –o la ausencia del uruguayo– resta. Obliga a Kroos a esfuerzos que le distraen de su tarea principal. Le atenaza. Y le acaba pasando factura. Al equipo también. Como comprobamos en la segunda parte.

El Real Madrid hizo una buena primera mitad con unos primeros 20 minutos muy buenos. A los 6 minutos Joel Robles le sacó un remate de gol a Benzema. Al minuto era el VAR quien frenaba al Madrid. Hazard al parecer recibió un balón en fuera de juego. Presenta dudas porque rectificó su posición al ver el pase. Y dejó pasar el balón. Luego corrió para jugarlo. Se desembaraza de un defensa. Entra en el área y ante la oposición de otro defensa y de Joel Robles marca un golazo. Pero el VAR del catalán Estrada Fernández lo anula. El juez principal había señalado gol. A la memoria me viene el 0-1 del Barça contra el Levante. Anotó Messi en una jugada que en su inicio tenía a Griezmann en fuera de juego. Las similitudes entre ambas jugadas son evidentes. Las decisiones en cambio son dispares.

Los organismos que rigen el fútbol no permiten que a los equipos les pueden arbitrar trencillas de su localidad. Pongo un ejemplo para explicarme mejor: un árbitro del Colegio Andaluz no puede pitar a ningún club andaluz contra otros equipos; uno del Colegio Catalán no puede arbitrar a clubes catalanes en sus enfrentamientos contra otros no andaluces. Si son los propios estamentos quienes ponen en duda la imparcialidad de los árbitros ¿por qué no afinar más en la afinidad a ciertos colores aplicada a regiones y provincias? Por tanto pregunto: ¿Por qué el Florentinato permite que en el Bernabéu el VAR esté en manos de un árbitro del Colegio Catalán? Y más teniendo en cuenta que se trataba de Estrada Fernández, que nos la ha jugado varias veces. Para el recuerdo queda el penalti no señalado en la ida de una Supercopa contra el Atlético de Madrid. Más recientemente en el primer partido de esta Liga 2019/20 expulsó a Modric en Vigo. Decisión muy rigurosa, pero la tomó basado en una nueva normativa. Otra nueva normativa es la de las manos en el área son siempre penalti. Sí o sí. Se acabó la voluntariedad o no de la acción. Pero en el 81 la mano de Feddal fue ignorada por el árbitro y por el catalán Estrada Fernández, responsable del VAR. El defensa da un manotazo al esférico y desvía su trayectoria. Ni siquiera tiene el brazo apoyado en el césped (que podría ser un atenuante o excusa).

Entre ambas acciones se produjeron muchas ocasiones. Las mejores oportunidades, aparte de la mencionada de Benzema, las tuvieron Mendy, Sergio Ramos y Vinicius. Mendy tras una tremenda carrera, iniciada en su propio campo, se plantó frente a Joel Robles. Su remate se fue fuera. Ramos a bocajarro remató al muñeco. Vinicius tuvo dos, una muy clara, ambas frente a Joel Robles. No supo o no pudo superar al meta bético.

Un Betis muy defensivo hizo lo que pudo, sobre todo en la primera mitad. En los segundos 45 minutos estuvieron más sueltos. Se defendieron muy bien. Ordenados, achicando espacios. Y supieron aprovechar el cansancio de Hazard y Rodrygo tras el descanso. Este bajón de las dos bandas ofensivas del Madrid lo acusaron los blancos. Los laterales lo intentaron. Mendy tienes aptitudes y condiciones físicas. A la hora de centrar ya es otro cantar. Carvajal esta temporada parece empeñado en ser el Marcelo de la pasada. No dio una a derechas (el único pase bueno que dio fue una cesión a Courtois).

Varane tampoco tuvo su día. Un error suyo en la segunda parte originó la segunda oportunidad del Betis: Canales intentó sorprender a Courtois al verlo adelantado. El belga se lució con una palomita desviando el balón. La primera oportunidad bética vino de las botas de Fekir en la primera mitad. Su remate se fue fuera por poco.

El miércoles toca Champions. Contra el Galatarasay. Hay que ganar y asegurar los puntos para la clasificación a octavos. Jugando como en la primera mitad no creo que tengamos problemas. No siempre se puede tener tan mala fortuna…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El globo de Areola se desinfla

MArca

El Real Madrid venció 4-2 al Granada en un buen partido en el que se desinfló el globo de Areola. El meta frances demostró en el PSG ser capaz de lo mejor y de lo peor. Ayer vimos su lado oscuro. De hecho el único peligro de los andaluces llegó por el escaso acierto del portero, que nos costaron dos goles, y por la leña que repartieron.

Zidane sorprendió con Odriozola y Carvajal de laterales. El canterano por la izquierda. Pedro Arjona, en el tercer tiempo, me recordaba que ya había jugado ahí en el Castilla de Sarabia (hoy en el PSG). Dispuso de dos oportunidades de gol en dos buenas incursiones por esa banda izquierda.

Fede Valverde volvió a la titularidad y fue el mejor del encuentro. Le acompañaron Kroos y Casemiro. El alemán se lesionó y fue sustituido por Modric a la media hora.

El primer cuarto de hora del Madrid fue muy bueno y el arranque no pudo ser más brillante. Al minuto Bale se escapaba por la banda derecha y metía un pase con el exterior. Benzema no perdonó y anotó el 1-0. Mientras Bale estuvo encendido el peligro rondaba el área visitante. Cuando el gales se apagaba también lo hacía el ataque blanco. Quien estaba apagado fue nuevamente Hazard. Hasta que en el 45 la insistencia de Valverde dio su fruto. Se hizo con el balón y lanzó al belga por el centro. Este encaró a Rui Silva y le batió con una vaselina. 2-0. Era el primero que marcaba con el Real Madrid.

En la segunda mitad llegaron cuatro goles y Zidane completó sus cambios: Isco por Hazard y James por Bale.

El 3-0 fue un misil de Modric por la escuadra. Nuevamente la fe y la insistencia de Valverde tuvieron compensación. Esta vez su robo llegó a Hazard. Su pase a Modric propició el esplendido remate del croata. 3-0. Las cantadas de Areola estaban por venir. Antes tuvimos un par de aperitivos con dos salidas falsas en balones aéreos. Luego vino el tonto-penalti que cometió (en vez de patear el balón lo hizo con un jugador rival). Machís transformó la pena máxima: 3-1 en el 68. Ocho minutos después Areola se comía un balón a la salida de un saque de esquina (forzado por Varane quien sacó la pelota bajo palos cuando ya se colaba). Domingos Duarte, en el área chica, lograba el 3-2.

El Madrid seguía jugando bien, ligando jugadas y creando peligro. Pero el cuatro no llegó hasta el descuento. James marcó su primer gol de la temporada tras una extraordinaria subida de Odriozola por la otra banda. Hasta ese momento estábamos tensos y encogidos. Pero no como el día del Levante que acabamos pidiendo la hora. Era por Areola…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La autoflagelación madridista

RM ZZ

Estoy boquiabierto con la autoflagelación madridista tras el empate a dos de anoche, frente al Brujas en Champions. Me refiero a reacciones tan exageradas en medios y redes sociales tipo “Zidane es un piernas” o “este es el peor Madrid en años”.

Vamos a ver, señoras y señores de frágil memoria y tan aficionados a las hipérboles: ¿se han olvidado tan pronto de la temporada pasada? Les refresco la memoria: encajamos dos goleadas en casa: 0-3 frente al CSKA (un rival de nivel similar a los belgas) y 1-4 frente al Ajax en octavos, que nos eliminó de la competición. Ahora nos hemos complicado la clasificación (solo un punto de los seis disputados). Nos obliga a un esfuerzo extra con un problema añadido: jugamos contra el Barça después de viajar a Estambul. Y esta tensión adicional, en un equipo tan propenso a las lesiones (ayer le tocó a Nacho), no augura nada bueno. ¿Hay que recordarles a estos apocalípticos la penosa Liga 2018/19? En esta, de momento, somos líderes.

Los ataques más virulentos vienen de los acérrimos detractores de Zidane. Tuvieron que tragarse todas las burradas que le dedicaron mientras lograba tres Champions seguidas y una Liga en tan solo ¡dos temporadas y media! Ahora, cada vez que hay un tropiezo (que los hay) rugen. No desaprovechan la oportunidad para verter toda la bilis acumulada. Son los mismos que se inventaron el bulo de la conspiración de Zizou respecto a su hijo, el guardameta; los que despectivamente se refieren a él (en privado) como “moro” (antes eran franquistas y ahora son de Vox).

El Real Madrid de hoy no es un derroche de buen fútbol. Es indudable: solo hemos jugado bien en Vigo, Sevilla, la primera parte en casa ante el Levante (en la segunda acabamos pidiendo la hora) y anoche desde el último cuarto de hora de la primera parte y en la segunda cuando recurrimos a la épica, algo que está en nuestro ADN (aunque los 10 minutos finales fueron un desbarajuste).

El Atlético de Madrid nos metió siete en pretemporada. Las excusas que nos dieron anticipaban la que se nos venía encima: jugadores cuya capacidad de concentración es más que dudosa. Ayer saltaron al campo como si se tratase de un partido de rutina. Cuando se dieron cuenta iban perdiendo 0-2. Se empató. Y esa es la buena noticia. Como escribía en la crónica del partido en el último cuarto de hora de la primera mitad se crearon varias ocasiones. Un 1-2 al descanso no hubiese sido descabellado. Mas no sucedió. Por eso el mérito de la remontada en los segundos 45 minutos. No debemos olvidar esto.

Parte del público la tomó con Courtois y Lucas Vázquez. ¿Esta es la forma adecuada de animar al equipo de tus amores? El meta encajó dos goles y salvó otro. ¿Es culpa suya que en estos tres mano a mano los rivales lleguen solos y libres de marca? Los goles, además, fueron de churro: en el primero Dennis va a tocar con la derecha, la pelota rebota y le da en la izquierda. Courtois había adivinado el remate con la derecha y cubrió su palo. El balón entró por el otro poste. Para colmo de males, cuando intenta rectificar resbala. 0-1. En el 0-2 el mismo delantero intercepta un pase de Modric. Se lanza en carrera. ¡Ya en el área, solo, se trastabilla! El esférico se frena y le queda a huevo: la pica y gol. ¡No se puede tener tan mala suerte (nosotros) ni tan buena (ellos)!

A Zidane se le ha criticado por dejar fuera a James y Bale. ¿Cuantos goles lleva el colombiano? Ninguno. ¿Y asistencias? Una. Ha recuperado nueve balones y perdido 43 Fue titular en el 3-0 que nos endosó el PSG. ¿De verdad piensan que su presencia habría marcado la diferencia? A Bale probablemente le guardaron para evitar una inoportuna lesión. El problema es que si prescindes de él para Champions estás mandando un mensaje equivocado al vestuario. Descartas a uno de tus mejores jugadores, en lo que va de temporada, con lo que rebajas la importancia del encuentro. Que es de Champions y a priori parece más relevante que el próximo compromiso ante el Granada. Al menos, tenlo en el banquillo. Es que ni siquiera estaba convocado. Esto sí me parece un error claro de Zidane.

Otros desaciertos de Zizou fueron tácticos y de preparación del partido. Es como si no supiera como juega el Brujas. Partamos de la base que, a fecha de hoy, cualquier rival que corra y juegue directo nos va a meter en problemas. Nos buscan la espalda y lo peor es que nos la encuentran. Por eso es muy difícil de entender que Zidane adelantase las lineas, especialmente la defensiva. Dejaba mucho espacio detrás, para que los veloces delanteros del Brujas aprovechasen esos metros de más que les regalaban. Si a los fallos individuales (Carvajal rompiendo el fuera de juego en el 0-1 y Modric en el 0-2) le unimos este aspecto ya tenemos el panorama completo. Y Courtois no es el culpable de nada de esto.

Nos hemos complicado la clasificación en Champions. Sí, pero no estamos eliminados (pasan dos equipos). No nos queda margen de error. Y hasta este fin de semana vamos primeros en Liga. ¡Hala Madrid!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

De 3-0 a pedir la hora

DANI SANCHEZ AS

El Real Madrid su fue con 3-0 al descanso y acabó pidiendo la hora. El ajustado 3-2 del resultado final dice mucho del rival, el Levante. Y pudieron haber empatado en los instantes finales, pero se encontraron con Courtois.

La primera parte del Madrid fue la mejor desde la vuelta de Zidane. El 3-0 hacía justicia al juego y las oportunidades.

El Real Madrid salió con lo puesto ante la plaga de lesiones musculares (mayormente). Benzema enchufado desde el principio contagió a sus compañeros. Suyo fue el primer remate de puerta (al minuto y medio). Y ahí empezamos a vislumbrar lo buen portero que es Aitor. Encajó tres goles (más uno anulado y un tiro al palo de Benzema) que pudieron ser varios más.

El Madrid, liderado por Benzema, fue aumentando la presión alta, metiendo ritmo al encuentro y acelerando el juego. La pelota corría porque se jugaba al primer toque. La medular (Casemiro, Kroos y James con la ayuda de Lucas Vázquez) funcionaba. Case cortaba y distribuía con criterio: por el centro o por las bandas; Kroos era el metrónomo que conocimos y James (muy buen partido el suyo, hasta que el físico le pasó factura) ponía la chispa y el talento. Entre los tres y Lucas Vázquez asfixiaron a los rivales. Por las bandas Marcelo fue Marcelo y cumplía defensivamente. ¡Qué bien le ha sentado al brasileño perder esos varios kilos de más!

Benzema en el 24 certificó, de un excelente cabezazo a pase de Carvajal, el aumento de intensidad merengue. Seis minutos después volvía a marcar, tras una combinación con James. El pase, excelente, del colombiano lo ganó el francés cuerpeando a su defensa. Se hizo con la posición y batió al meta. Era el segundo tanto de Benzema, el cuarto en esta Liga, el decimocuarto en sus últimos 14 partidos con el club. Lo digo para sus detractores (si hay que criticarle soy el primero en hacerlo, pero sin perder la perspectiva). Los mismos que ignoran que está entre los 10 máximos goleadores de la historia del Madrid.

El 3-0 llegó en una excelente internada de Vinicius por la derecha. Su pase, con el efecto justo, fue remachado por Casemiro en la posición de delantero centro. ¡Gran carrera del medio para llegar!

Si al principio del partido, en mi zona, recordábamos el 1-2 de la temporada pasada, el 3-0 al descanso y la buena imagen demostrada, eliminaba ese traspiés de nuestra memoria. Por poco tiempo: a los tres minutos de reanudarse el partido Mayoral, un ex, lograba el 3-1.

El doble cambio en el 59 (Ramos y Casemiro) tiene dos lecturas: una, acertada en el caso del defensa para dar entrada a Militao y darle minutos junto a Varane (de cara al miércoles en París) y otra preocupante en el caso de Case. Se trataba de preservarle de cara al choque contra el PSG (luego Zidane habló en rueda de prensa de unas molestias). El problema es que no solo Kroos perdió a su mejor compañero, también bajó su rendimiento al ocupar la posición de Casemiro. La entrada de Hazard camufló inicialmente esta pega. Deslumbró en sus primeras jugadas. El cuarto gol parecía más cerca aunque no se logró. Por desaciertos nuestros, por Aitor, por el palo o porque anularon el de Vinicius (¡qué mala suerte tiene este chico de cara a portería!). Lo que llegó fue el 3-2 obra de Melero en el 74.

El Levante confirmaba ser un equipo trabajado, bien colocado en el campo. Aunque se hicieron con el control del partido las ocasiones seguían siendo blancas. Quizás un 5-3 o un 6-3 hubiera sido lo más acorde vistas las oportunidades de ambas. De cualquier forma estos tres puntos saben a gloria, tras dos empates consecutivos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Mal partido y tres puntos frente al Levante

David González ASFrente al Levante Solari recurrió a la alineación que le había funcionado. Lo que no hizo la jornada pasada frente al Girona en el Bernabéu. Se dejó de experimentos y apostó por lo seguro.

El Levante propuso un futbol sencillo y directo. Achuchar al Real Madrid, incomodarle, estar encima y a la mínima buscar balones largos y directos hacia Morales o Roger. Por nuestra banda izquierda Simon también daba guerra. El Madrid solventaba con toque y paciencia. Pero se encontraba con dos problemas básicos: un Modric intermitente (empezó bien, desapareció -coincidiendo con los mejore minutos locales- y volvió a aparecer finalizando la primera mitad) y la inoperancia de Benzema y Lucas Vázquez. En ataque solo aportaba la chispa de Vinicius. Algunas de sus internadas no llegaban a nada porque nadie había en el área.

Mediada esta primera parte el Levante metió al Madrid atrás. Todos los balones aéreos eran suyos. O bien de balones desde las bandas o base de saques de esquina. Fueron 10 minutos donde la defensa blanca (y Courtois) hizo agua. Todo comenzó cuando Roger estrelló un balón en el poste en el 22. Fue en un córner botado desde la otra banda, peinaron la pelota y el delantero llegó forzado, aunque solo y a puerta vacía.

En el 42 el VAR pitó penalti. La jugada tardó unos minutos en ser revisada porque tras las manos claras de Bardhi el balón tardó en salir fuera. Asumo que el VAR fue para determinar si fueron dentro o fuera del área. Benzema transformo la pena máxima. En el saque de centro el despiste madridista fue mayúsculo. Y Roger se coló solo en el área por el centro. En el mano a mano con Courtois volvió a encontrarse con el poste. Esta vez fue el otro.

La segunda mitad arrancó bajo las mismas premisas que los primeros 45 minutos. Solo que el Levante se mostró más duro. Y las tarjetas hicieron acto de presencia.

Vinicius seguía regañado con el gol. Dispuso de dos buenas oportunidades que desaprovechó. Mientras Roger en el 60 lograba el empate. A la tercera fue la vencida y eso que fue la menos clara de las tres. La defensa blanca daba muestras de ser una película de terror de serie B.

Modric se envalentonó y el Madrid pasó a dominar. En el 65 una buena internada de Casemiro habilitó a Lucas Vázquez, quien remató rematadamente mal (hacia el banderín de córner). No estaba siendo el partido del gallego. Ni en ataque ni en defensa. Dos minutos después vio la amarilla por frustración: pagó un error claro en su pase con una entrada a destiempo.

Fede Valverde por Kroos fue el primer cambio de Solari (min. 68). Era Lucas quien estaba pidiendo el cambio a gritos (y más con una amarilla). Curiosamente, tras esta primera sustitución, un balón en profundidad de Lucas a Vinicius pudo haber terminado en gol. Pero ya sabemos que este no es el fuerte del brasileño y su remate, flojo, solo ante el portero, fue desviado por el meta local.

En el 73 Bale entró por Benzema. Se situó en la punta del (inexistente) ataque. Dos minutos después el árbitro, a indicación de su linier, señaló penalti por derribo a Casemiro a la salida de un córner. En mi opinión es discutible lo que señaló el juez de línea, refrendado por el principal (además del “dar o intentar dar” del reglamento hay que fijarse en la otra pierna del defensor, en la de apoyo). Los del VAR no desautorizaron la decisión. Lanzó Bale y logró el 1-2.

Modric ya estaba desaparecido de nuevo. El Levante no parecía arrugarse ante el contratiempo del segundo penalti en contra.

Marco Asensio saltó al campo en el 82 por Vinicius. En el 86 Nacho vio la segunda amarilla. Casemiro bajó al centro de la defensa.

El tiempo de descuento fue de cuatro minutos. Se impuso la calidad. En 10 estuvimos más cerca del 1-3 que del 2-2.

En un mal partido, lleno de errores, logramos los tres puntos. Y ahora a por los dos partidos seguidos frente al Barça. Copa el miércoles y Liga el fin de semana. Ambos en el Bernabéu.

 

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Solari salva el honor argentino

Antonio Villalba realmadrid.comSolari ha salvado el honor del fútbol argentino. Al frente del Real Madrid se ha clasificado para la final del Mundial de Clubes. Los tres goles de Bale dispararon al Madrid frente al Kashima, el rival de la final del año pasado (que nos llevó a la prórroga). De su hat-trick me quedo con el segundo tanto, clara muestra de su compromiso y concentración durante el partido. Un doble fallo garrafal de la defensa y el portero japonés lo aprovechó por estar atento y rápido. Muy rápido. En el sitio justo en el momento adecuado. Este 0-2 del 52 sentenció el partido. El 0-1 al filo del descanso hizo mucho daño. Fue un jugadón entre el galés y Marcelo igual que el 0-3. Benzema también hizo acto de presencia, muy activo durante todo el encuentro.

El honor del fútbol argentino está maltrecho desde hace décadas. Pero este 2018 ha sido especialmente duro. Hicieron el ridículo en el Mundial de Rusia 2018, fueron incapaces de organizar la final de la Libertadores (el primer partido se aplazó ¡por lluvia! aunque no hubo ahogados y el segundo se suspendió y tuvo que jugarse ¡en Madrid!). Para rematar el año el River Plate, campeón de la Libertadores, fue eliminado en los penaltis de la semifinal del Mundialito. Así que el rival del Madrid en la final será el equipo local, Al Ain.

Solari se encuentra ante la oportunidad de su vida. Ganar un título entrenando al Real Madrid (y el primero de su carrera como entrenador profesional). Es el segundo golpe de fortuna en el espacio de un par de meses. Porque el primero fue sentarse en el banquillo del Madrid. ¿Quién le iba a decir hace unos meses que, tras un mediocre paso por el Castilla, se haría cargo del primer equipo y estaría disputando la final del Mundial de Clubes? La tercera consecutiva del Real Madrid.

P.D.: ¿Los que se levantaron admirados por los tres goles de Messi ante el Levante harán lo mismo con Bale? ¿O los elogios solo los guardan para el culé que lleva tres temporadas seguidas sin pisar las semifinales de la Champions?

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo

David Cerny Reuters ASHemos vivido el tercer triunfo consecutivo con Solari en el banquillo. Uno por torneo (Copa, Liga y Champions). Parece que la tendencia negativa es ya parte del pasado. Pero la pregunta del millón antes del partido era: ¿Qué Real Madrid nos íbamos a encontrar hoy en Champions? ¿La versión brillante que vimos en el Bernabéu frente a la Roma? ¿O la desastrosa que sucumbió goleado ante el Sevilla y el Barça? Hay incluso dos versiones más: la del equipo que sucumbe por errores individuales que nos cuestan finales (ante el Atlético de Madrid), partidos de Liga (en casa frente al Levante) o de Champions contra el CSKA (en Moscú), y la voluntariosa, plana, sin brillo, que igual saca adelante partidos (como ante el Valladolid), los pierde (en Vitoria frente al Alavés) o empata (en Bilbao ante el Athletic). Muestras claras de la irregular temporada que estamos haciendo.

De entrada Solari nos sorprendió con la alineación: no jugaron de inicio Keylor Navas, Modric, Isco ni Marco Asensio. Estos dos últimos eran duda, o salía uno o el otro. Pues finalmente ninguno de los dos. Entró Lucas Vázquez. Courtois y Ceballos fueron los elegidos para las otras dos posiciones.

El Madrid estaba obligado a ganar al Viktoria. La Roma había vencido 1-2 al CSKA y tomaba el liderato del grupo. Pero no parecía que los blancos hubiesen saltado al campo. Los primeros 12 minutos fueron un vendaval local. Apoyados por su público. Nacho, en un mal despeje, casi mete un autogol. Nos salvó el larguero. Llegaban antes a todos los balones divididos, nos superaban en velocidad y ganas. Presionaban arriba. La pregunta era ¿cuánto durarían? Entre el 12 y el 15 empezamos a carburar. Y a presionar arriba, como ellos. Se vieron en aprietos. Esto nos debió subir la moral porque a partir del cuarto de hora nos hicimos con el partido. La puntilla fueron los cuatro goles con los que nos fuimos al descanso.

El primero, un golazo de Benzema: se interna en el área por la izquierda. Dos recortes y la mete entre las piernas del portero. 0-1 en el 20. Los dos siguientes fueron consecuencia de dos saques de esquina. El 0-2 un córner sacado por Kroos en el 23 y magníficamente cabeceado por Casemiro, picando la pelota hacia abajo. Botó antes de entrar en la portería. En el 37 Kroos en jugada de estrategia saca en corto sobre Lucas Vázquez que pone el balón en el área, en la banda contraria. Bale cabecea hacía Benzema, quien en la posición de delante centro logra el 0-3 de cabeza (su segundo gol). El 0-4 viene de un pase de Reguilón, evitando que la pelota se fuese fuera. La peina levemente Benzema y le cae a Bale, quien de un zurdazo, desde la derecha del área chica, logra el 0-4.

A pesar del resultado, el Viktoria entre el 0-2 y el 0-4 tuvo un par de ocasiones. Al igual que al comienzo de la segunda mitad (Courtois se lució en el 50). Al filo del 54, en otro córner botado por Kroos, Nacho estrelló otro balón en el poste. Poco antes de la hora de juego Javi Sánchez sustituyó a Sergio Ramos. Su debut en Champions. Dos minutos después entró Vinicius por Benzema. Bale pasaba al centro de la delantera.

Ellos a pesar de la contundencia del marcador siguieron buscando la meta de Courtois. Incluso hubo un par de contras peligrosas tras saques nuestros de esquina.

Kroos remató su buena actuación picando una pelota a la escuadra contraria. Era el 0-5, en el 66, tras una galopada de Viniciuis desde la linea del centro del campo. Tuvo dos opciones: Bale a su derecha y Kroos a su izquierda. En el 72 el alemán dejaba su sitio a Isco.

En el descuento anularon un gol a Lucas Vázquez. Y posteriormente Bale remató a la escuadra.

Este 0-5 es de esos resultados que te dejan una sonrisa de oreja a oreja y te rearman de cara al futuro. Vigo es la siguiente parada.

P.D.: en el 13 un codazo de Sergio Ramos a Havel le dejó sangrando y tuvo que ser sustituido tras el 0-4.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol