Archivo de la etiqueta: Pepe

El Madrid en caída libre

El Confidencial

El Real Madrid está en caída libre. ¿Se tocó fondo ayer en Bilbao? ¡Ojalá! Porque somos un equipo que venía de tener una media de casi tres goles a domicilio y ayer nos dejamos el marcador a cero.

¿Cómo se pretende marcar si no se remata entre los tres palos? El primer disparo a puerta no llegó hasta el minuto doce de la segunda parte (Isco). Luego, tarde, llegó un centro-chut de Bale, en el 88, desde casi el centro del campo. Dio en el poste. Y poco más. En medio un intento de Cristiano Ronaldo desde fuera del área y otro de Benzema, quien se encontró frente a Irazoiz en mala situación. Aduriz en dos acciones llevó más peligro que los blancos en noventa minutos. Una pesadilla para los centrales, sobre todo para Pepe, preocupados en tapar los agujeros que dejaban Carvajal y Marcelo. En la primera anotó de un magnifico cabezazo, imponiéndose en el salto al central portugués. En la segunda, en la reanudación, su testarazo se estrelló en el exterior del poste. También saltó más que Pepe, el mejor de los nuestros.

La única terapia para salir de este preocupante bache es a base de goles. La primera oportunidad para volver a la senda de las victorias será el martes en Champions.

P.D.: No quiero restarle ningún mérito al Athletic de Bilbao. Muy buena primera parte y cerraron en la segunda, no arrugándose ante los arrebatos de un Madrid sin remate. Nos taponaban el disparo o el último pase.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Gran clásico y mejor resultado (3-1)

El Mundano 251014

Un gran clásico que el Real Madrid decidió en la segunda mitad. El 3-1 sobre el Barcelona es un reflejo de la superioridad blanca. Y eso que el Barça se adelantó en el marcador en el minuto cuatro. Luis Suárez recibió en la derecha libre de marca, Marcelo le observa y el uruguayo cruza el balón a la banda contraria para Neymar. Carvajal cede espacio y le ve pasar mientras un alocado Pepe llega tarde a la cobertura de su lateral. Neymar la enchufa por el palo largo. A partir de ese momento Marcelo y Carvajal se crecen, sobre todo el primero. Nuestro central se descompone (hasta que cabecea el 2-1 en el 49). Intenta varios pases en largo, no acierta en ninguno. Falla en un par de despejes. Era el único jugador blanco que desentonaba en esos momentos. Porque lo peor que le pudo pasar a los culés fue marcar primero y tan pronto. Propiciaron el vendaval blanco. Cabrearon a la bestia. Hubo unos diez minutos en los que se sucedieron las ocasiones locales, incluyendo dos palos de Benzema en la misma jugada. También es cierto que Messi tuvo el 0-2 en un remate a bocajarro en el área chica. Apareció el santo, en la primera de sus dos grandes intervenciones (la otra fue un vuelo en la segunda mitad a un trallazo de Mathieu, quien rememoró sus tiempos de lateral izquierdo).

Capeado el temporal Xavi e Iniesta se hicieron con el mando del ritmo del partido. El resultado jugaba a su favor. Un error de Piqué, tras una gran internada de Marcelo (una de las muchas con las que nos deleitó), propicia el penalti que transforma Cristiano Ronaldo. 1-1 en el 34.

Se llega empatados al descanso. Los comentarios en nuestra zona versan sobre la gran primera parte que acabábamos de disfrutar. Me preguntan qué cómo lo veo y comento que a Bravo siempre le goleamos en casa, que los años y el estado físico de Iniesta y Xavi les acabará pasando factura. Me cuentan que en la radio –Carrusel Deportivo de Jesús Gallego en la SER– estaban diciendo eso mismo sobre la edad y condición física de los centrocampistas blaugranas. Añado ahora que además Busquets no está atravesando su mejor momento y si falla el ancla la nave pierde la posición. En la previa escribía “pienso que por primera vez el medio campo blanco es superior al azulgrana“. Así fue. Además la linea de cuatro de Ancelotti mostró sus dos caras: control tocando y velocidad a la contra (así llego el tercer gol).

La segunda parte fue blanca. A los cuatro minutos de la reanudación Pepe puso el 2-1 en un saque de esquina de Kroos. Curiosamente si el gol en contra (0-1) le sirvió al Madrid para levantarse al Barça le sucedió lo opuesto al encajar el 2-1 en el mismo minuto, pero de la segunda mitad. Se vinieron abajo con los agravantes de la lesión de Iniesta (71) y la forma en la que se produjo el 3-1 (m. 61) que sentenciaba la contienda. Luis Enrique cambió a Xavi por Rakitic cuando iban a sacar un córner. El catalán había perdido protagonismo y no se imponía al rodillo que formaban Kroos y Modric. Iniesta se las veía y deseaba por oxigenar. Se rompió. Messi ya no bajaba a ayudar como en la primera mitad. Lo raro fue que Rakitic también sustituyó a Xavi a la hora de lanzar desde la esquina. Era el primer balón que tocaba. No le salió bien. James despejó largo y hacia la banda. Isco en las inmediaciones de la divisoria de ambos campos se hace con el esférico entre Iniesta y Mascherano (el mejor del Barça, junto a Mathieu, y un muro para los remates merengues). Parecía imposible. Avanza por la izquierda y conecta con CR7, quien venía lanzado por el centro. El portugués abre a la derecha. Benzema deja pasar el centro y la pelota llega a ¡James! El colombiano había empezado la jugada despejando en su propia área. Y la concluía con una asistencia a Benzema. ¡Qué gran noticia que el francés se haya reencontrado con el gol!

Isco y James volvieron a estar sensacionales. Messi y Cristiano no brillaron. El argentino pudo marcar y no lo hizo. Se le apareció Casillas. Ronaldo transformó la pena máxima. No remató tanto como es habitual en él y buscó más a los compañeros. Si a veces se le ha criticado por egoísta ayer habría que hacerlo por lo contrario.

La euforia era, y es, total. Hay motivos para ello. Acabada la tercera jornada estábamos a seis puntos del Barça y habíamos perdido contra el Atlético de Madrid en el Bernabéu. Seis jornadas después hemos recortado la diferencia a un solo punto (el Atleti con un partido menos está cuatros puntos por detrás).

Finalizado el encuentro eché de menos un cántico en la grada: ¡Zarra, Zarra, Zarra!

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Pepe en su mejor temporada

Kiko Huesca AS

Pepe está ofreciendo su mejor temporada desde que llegó al Real Madrid. El jugador aterrizó precedido de 2 estigmas: su elevado precio y la cantidad de partidos que se pierde cada temporada por lesiones y sanciones. De lo primero, su coste, ya nadie se acuerda. En cuanto a lo segundo esta es la primera campaña en la que va superar su marca: suele perderse la mitad de los partidos (mas o menos, porque ha habido una que ni siguiera consiguió disputar la mitad de los encuentros del Madrid). Recuerdo una conversación con Mitjatovic: “tengo al mejor central de Europa pero Fabio no le quiere porque solo juega media temporada”. Fabio era Capello y fue sustituido por Schuster, el primer técnico que tuvo Pepe en la casa blanca.

Con pelo parece otro. Como si se hubiese disfrazado para que los árbitros no le reconozcan (es obvio que le tienen tomada la matricula). Anoche, en el 3-0 frente al Borussia, incluso le vimos tranquilizando y calmando ánimos de compañeros y rivales.

El público agradecido ante el inmenso partido que jugó ayer -junto a Carvajal– coreó su nombre.

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La resaca del Clásico: Pepe de nuevo protagonista

Busquets-pisa-cabeza-pepe-2014-reuters

Pepe es un impresentable y no debe pisar ningún campo de fútbol. Esta corriente de opinion se afianza tras el Real Madrid-Barcelona del domingo: su último gesto antideportivo ha sido poner la cabeza debajo de la bota de Busquets.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Isco brilla en Cristianolandia

Marca

Camino del Bernabéu mascullaba para mis adentros sobre la prevista ausencia de Isco en el partido contra el Getafe. Ancelotti había decidido rotar y dar un respiro a Sergio Ramos, Luka Modric y al mejor jugador europeo sub 20 del año. La decepción se compensaba con la ilusión por presenciar el debut de Gareth Bale en casa. Al entrar al estadio me dicen que el galés se había lesionado en el calentamiento y no era de la partida. Le sustituía Isco. Vaya, las que se van por las que vienen.

La entrada de Francisco Román Alarcón Suárez “Isco” en el Real Madrid ha sido fulgurante. Desde la llegada de Snjeider no recuerdo un comienzo tan brillante de temporada de un fichaje como el del de Benalmadena. Y marcando goles. Recalco esto ultimo porque me refiero a incorporaciones de centrocampistas/medias puntas, no a delanteros. Pero con todo lo más destacado es la sociedad que ha formado con Cristiano Ronaldo. Desde el primer partido ha buscado al portugués y se ha asociado con él. El 3-1 es la mejor prueba que también funciona a la inversa: Cristiano saca rápido una falta lateral -con picardía- desde el costado izquierdo buscando el hueco para aprovechar el desmarque de Isco, quien en una jugada individual por el carril del 10  se interna en el área, con algo de fortuna en un rebote que le favorece, y anota de un espléndido remate al palo largo (la curva que traza el balón es una preciosidad). Si se fijan en la foto podrán observar que la mirada de ambos cracks lo dice todo. Hay una complicidad total.

CR7 por su parte se despachó con 2 goles (el 2-1 de penalti y el 4-1 de un soberbio taconazo tras pase de Khedira, como si fuese el extremo derecho, en una jugada que inició Carvajal por su banda) y pudieron ser un par más. Además intervino en los otros dos tantos: el empate a 1 es gracias a un remate suyo y que Pepe, de delantero centro, aprovecha recogiendo el rechace; el 3-1, obra de Isco, ya ha sido comentado en el párrafo anterior. La garra de Ronaldo, sus ganas de comerse la portería rival, su poderío físico, su clase, arrastra a sus compañeros.

Di María sigue de dulce. Le faltó el premio del gol. Lo intentó pero no tuvo fortuna. Cuando acertó con el punto de mira se encontró con Moya (sigue siendo el portero del Getafe a pesar de todos los rumores de traspaso de este verano).

Benzema pudo hincharse a marcar. Pero falló, a veces de forma incomprensible. Me quedo con una lectura positiva: erró porque estaba en su sitio, donde tenía que estar. Hubo un par de momentos en los que el respetable mostró su desaprobación con el francés. Desde murmullos hasta unos leves silbidos. Cuando fue cambiado por Morata fue despedido con una gran ovación.

Illarra se estrenó como titular en el Bernabéu. Cumplió y cada vez se le nota más cómodo. Mejor en labores de contención que en los de creación. Volvió a hacer un fútbol fácil. No rifó la pelota, buscaba la salida natural para desahogar la presión del rival y se arriesgó con un par de desplazamientos en largo. A falta de un cuarto de hora fue sustituido por Modric. El croata le dio otro ritmo al equipo (con el marcador a favor y los 5 últimos minutos en inferioridad numérica por expulsión de Michel).

Soy de la opinión que si nos van a marcar un gol en casa que sea lo antes posible. No solo por tener tiempo para remontar. Lo más importante es la reacción que provoca en la afición y en los jugadores. Estos se rebelan y se ponen el mono de trabajo, pierden la compostura y la complacencia. Se entregan a una causa común: levantar el resultado y dejarse la piel para lograr los 3 puntos en juego. El Getafe lo sufrió ayer en carne propia.

P.D.: Durante la segunda parte comentábamos favorablemente como presionaba el Madrid con el marcador a favor. Detalle importante porque no reculamos -en casa- con 2-1 o 3-1 y seguimos buscando ampliar la diferencia. Cristiano Ronaldo también predicó con el ejemplo en este sentido. Probablemente se recargó en el min.5 cuando Lafita hizo el 0-1 por una falta suya de concentración (se paró a protestar una falta en vez de seguir la jugada). Ya en casa vi a Alkorta decir lo mismo de la presión en Canal +.

10 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El entorno se impone al fútbol (Real Madrid 4 Valladolid 3)

CR7

Hemos llegado al absurdo de la perversión mediática: el entorno se impone al fútbol. Mis conversaciones previas al partido giraron sobre asuntos de la actualidad madridista que nada tenían que ver con el partido: la rueda de prensa de Mourinho del día anterior, opiniones sobre su continuidad o no, la anunciada boda de Don Alfredo, las elecciones a la presidencia blanca. Mis interlocutores fueron los Revert, José Luis Arriaza, Paco Buyo, mi hermano (más uno de sus hijos y el mío), los vecinos de localidad. Poco antes del inicio la conversación giró sobre los pitos y los aplausos al entrenador cuando su nombre fue anunciado por la megafonía del estadio. Es evidente que los silbidos de media docena de personas suenan más que los aplausos de dos docenas. En mi zona -con bastantes asientos vacíos de abonados- no hubo ni uno ni lo otro. Los proMou -somos mayoría- no aplaudimos y los disconformes con el mister -como mi hermano- no se molestaron en silbar.

Como resumen del partido me limitaré a decir que me parece grave que el Valladolid nos marque 3 goles en el Bernabéu. Dice mucho de los pucelanos y poco de los nuestros. Afortunadamente remontamos el 0-1 pero tras el 2-1 nos empataron y llegamos al descanso con 2-2. En la segunda parte abrimos brecha en el marcador, 4-2, antes de llegar al 4-3 final.

La defensa (Nacho, Pepe, Carvalho y Coentrao, aunque a este último le salvo del naufragio) estuvo desatenta y poco concentrada. Encajamos 3 tantos que no fueron más por un par de milagrosas intervenciones de Diego López, quien así salvaba lo que sin lugar a dudas ha sido su peor partido desde su regreso al Real Madrid.

Quizás el factor nervios nos jugó una mala pasada tras el desacertado centro de Ángel di María. Quiso hacer algo prohibido en todos los manuales de futbolista: un pase retrasado de banda a banda. Un atento Óscar se adelantó a un distraído Pepe Carvalho, robó el balón y se planto ante la meta local y logró el 0-1 (min. 8) en el primer remate entre los tres palos. El Fideo pareció ponerse las pilas para intentar enmendar su error. Fueron apenas cinco minutos. Luego sufrimos una fase de tedio hasta el minuto 26. Cuando Di María lanzó un zurdazo tras una jugada individua por la banda derecha. Recogió la bola fuera del área, gambeteó y buscó acomodarse entre los dos vértices para chutar. La pelota tras dar en un defensor supuso el empate a 1. Unos cinco minutos después la insistencia del extremo argentino tuvo premio. Desde el córner que botó colgó hasta tres veces el esférico sobre el área visitante. A la tercera fue la vencida y encontró la cabeza de Cristiano Ronaldo. Su formidable testarazo fue el 2-1. El problema llegó instantes después. Javi Guerra empató a 2 medio cayendo. Había aprovechado una cadena de errores. Nacho midió mal la diagonal de Óscar a Omar. Este se fue por la banda y Pepe no supo despejar ni Diego López reaccionó. Poco antes del descanso una falta sacado por Ronaldo se estrelló en la madera.

Kaká -titular ayer- desacertado en el remate en la primera mitad hizo el 3-1 a los 5 minutos de la reanudación. Un precioso disparo marca de la casa. Pasaron 20 minutos hasta que otro fenomenal remate de cabeza de CR7 puso el 4-2 en el marcador. Poco antes (67) Xabi Alonso y Özil salieron por Di María y Kaká. Y tras el 4-2 entró Higuaín por Benzema. Los aplausos que recibió el francés fueron objeto de bromas en mi fila: “¿le aplauden porqué por fin abandona el campo?”

Algunos errores del Pipita fueron recriminados por parte del respetable. La sombra de Lewandoswki es alargada… y nuestros dos delanteros centro han quedado en evidencia.

A tres minutos del final Sastre puso el definitivo 4-3 de un potente disparo desde fuera del área. La hinchada visitante empezó a corear “sí se puede”.

Acabado el partido Pepe en plan ventajista dio otra muestra de sus capacidades intelectuales. Por algo le apodo “brains” y figura en la alineación titular de los más tontos de la LFP. Confieso que no me enteré de sus declaraciones hasta llegar a casa, después de una cena familiar, gracias a un tweet de Luismita. Así que una vez más el entorno volvía a imponerse al partido.

18 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid no puede con el Borussia

La realidad es tozuda: el Real Madrid no ha podido con el Borussia. Perdió 2-1 en Dortmund y anoche empató a 2 en el Bernabéu. Y pudo ser peor. Porque en la primera mitad nos dieron un buen meneo. Los datos no mienten. Al cuarto de hora Iker Casillas ya había realizado dos buenas intervenciones. Por nuestra parte solo un pase largo al hueco de Di María al que no llegó Higuaín. ¿Se lesionó en esta jugada? El Pipita salió de inicio por unos problemas musculares que sufrió Benzema el lunes?

Las desgracias nunca vienen solas. A las ya conocidas de los dos laterales zurdos (Marcelo y Coentrao), de Khedira, se sumaron las de los dos delanteros centros. Hay más aún. El ruido que provocan ciertas salidas de tono de Mourinho silencian algunos asuntos. En medio del affaire Toril mencionó el grado de compromiso de Sergio Ramos: llevaba 4 encuentros jugando tocado. Esto explicaría su irregular rendimiento. Anoche sucedió lo mismo. Con otro agravante: cuando Ramos juega de lateral, la defensa se retrasa y no se presiona desde arriba.

Al igual que en Alemania Götze y Reus nos volvieron locos. Si ahí centraron sus acciones por la banda izquierda, aprovechando la debilidad que suponía un Essien fuera de sitio, ayer alternaron por ambos lados. Y sus dos tantos llegaron en errores defensivos nuestros. En jugadas por los costados (si bien en una de ellas ganaron un balón por alto a Pepe en nuestra linea media).

Di María no estuvo tan acertado en el último pase como suele. Su entrega y capacidad de desborde está fuera de dudas. Pero por más que intentó buscar el hueco no lo encontró. Su ayuda fue importante en el primer periodo donde nuestros centrocampistas naufragaron. Xabi Alonso ayudaba en defensa. Özil y Modric no existían. En ataque apenas llegaban balones y Cristiano Ronaldo cada vez que la tocaba estaba rodeado de tres rivales.

Cada vez que veo a Modric no puedo dejar de pensar en Beñat y Cazorla. Ambos, hasta el momento, han demostrado mejores prestaciones que el croata. Confieso que no sé cual es la posición de nuestro fichaje. ¿Medio centro o media punta? En cambio sí se las prestaciones de los dos españoles. Efectivamente a estos los he visto jugar. Y no soy seguidor de la liga de Croacia, ni de su selección. El Tottenham tampoco es un equipo al que busco en las parrillas televisivas.

El 1-2 al descanso presagiaba cambios. Así fue. Callejón entró por el tocado Higuaín (¿por qué se le mantuvo en el campo durante 45 minutos). Y Essien reemplazó a Modric. El ghanés dio solidez en el centro del campo. Se recuperó el control del balón. Se frenó el ímpetu de los visitantes. Özil empezó a carburar.

Callejón fue el mejor. Nada más salir empató, Pero se lo anularon. Erró el linea. Así que nos quedábamos con el gol de Pepe (quien marcó el 1-1). Luego le sacaron una pelota en la misma raya de gol. Y dio una clase de demarques, buscando finalizar la jugada con un remate o localizando al compañero mejor situado.

Ronaldo tuvo una clara ocasión. Empalmó en el área chica un buen pase desde la banda. Pero el portero alemán hizo una Casillada y salvó in extremis con el pie.

El arrebato final nos ofreció la sustitución de Arbeloa por Kaká y el gol de falta de Özil (engañó al meta). Era el 2-2. Y quedaba poco para terminar.

El primer puesto del grupo se antoja lejano. Nadie dijo que iba a ser fácil. Es un grupo complicado de Champions y el objetivo básico es clasificarnos.

20 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol