Archivo de la etiqueta: Morata

Oblak inédito

ECFB8886-9626-463A-A75B-51E162773C5D

Mucha pizarra de Klopp pero se debió de dejar la tiza en Liverpool, porque su equipo no chutó a puerta. Oblak permaneció inédito. Solo le vimos en un fallo (mal pase con el pie) y el rival acabó metiendo gol en fuera de juego, en su único remate entre los tres palos. Dominaron sí, pero su único peligro llegaba rondando el área local, sin definir. El Atlético de Madrid dispuso de tres claras ocasiones, las mejores del encuentro: la del gol de Saúl, en un fallo defensivo parecido a los del Real Madrid; y dos de Morata, la segunda pudo ser definitiva pero resbaló, libre de marca, cuando iba a rematar. Estas fueron más claras que las dos de Salah (ambas se fueron fuera). En remates que salieron fuera el Atleti tuvo 6 y ellos 4. ¿Queda claro?

La pizarra sería de Klopp pero la tiza era de Simeone. Tapó las bandas (con los laterales más Lemar y Koke), ocupó espacios (como es su norma) y acertó con Saúl de interior (y no en posiciones raras). Cuando Correa y Lemar se agotaron (se vaciaron ambos) entraron Vitolo y Marcos Llórente (por banda derecha, una posición que estrenó en Valencia).

Dejando las pizarras de lado, la vuelta será apoteósica. Para los desmemoriados dos partidos: el Liverpool le remontó un 3-0 al Barça y Cristiano Ronaldo le metió tres al Atleti tras perder 2-0 en Madrid. Este 1-0 es positivo de cara a la vuelta en el sentido de mantener la tensión. Y por eso hay que recordar estos dos precedentes de la pasada Champions.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¡Cholo quédate!

El Bernabéu dictó sentencia: todo el estadio coreó “¡Cholo quédate!” durante los minutos finales del Derbi. Entro esto y la victoria no podía estar más satisfecho.

El partido lo decidió un gol de Benzema, a pase de Mendy tras un balón en profundidad de Vinicius al defensa. Pero antes habían sucedido varias cosas.

363A9501-57CD-4191-8FF1-8833D4D65A32

Dicho lo anterior (el texto del tuit). quiero mostrar mi repulsa ante lo de “Morata eres una rata” de la grada de animación. Los insultos siempre sobran. Y no son propios de nuestro estadio ni representan a la mayoría de la afición. Los murmullos desde algunos sectores fueron el toque de atención que impidieron que tuviesen continuidad (el cambio de Morata también ayudó).

La pizarra de Zidane tuvo mucho que ver en el desarrollo de los 90 minutos. Salió con la fórmula de los cinco centrocampistas. Y esta vez no funcionó. Por tres razones fundamentales: la presencia de Isco, tan desacertado como carente de profundidad; la soledad de Benzema, quien al no llegarle balones bajaba al centro del campo añadiendo más confusión en una zona ya muy poblada; el exilio de Fede Valverde a la banda derecha, donde aportaba poco y dejaba de ser el jugador que nos ha enamorado.

En el descanso Zidane rectificó. No es habitual que haga cambios en el intermedio y menos aún que sean dos. Entraron Vinicius y Lucas Vázquez  por Isco y Kroos (en mi  sector llamó la atención esta elección; apostábamos por Modric). Esta rectificación (reconocida por el técnico en rueda de prensa) devolvió a Valverde a su posición. De hecho estuvo a punto de marcar, con 0-0. Oblak salvó el espléndido disparo. También sucedió que a Benzema empezaron a llegarle balones. Y las bandas cogieron otro aire, con los laterales más las nuevas incorporaciones, obligando a los rojiblancos a replegarse y estar pendientes de labores defensivas más que de ir al ataque. Si en la primera mitad se jugó según le convenía al Atlético de Madrid, que además generó ocasiones, la segunda fue toda del Real Madrid. De hecho no recuerdo ningún remate del Atleti en esta segunda mitad. Señal clara que los primeros 45 minutos fueron demérito del Madrid y Zidane, mientras los segundos 45 fueron méritos del equipo y su entrenador. Simeone ni las olió.

Otra lección de Zidane: si se equivoca lo reconoce y rectifica, arreglando el entuerto. Y de paso se ganan tres puntos, que como mínimo nos serviran para mantener la diferencia sobre nuestro perseguidor.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La baja de Joao Félix beneficia a Simeone

B7C31604-33D1-476C-9FD3-332106E473D5

De cara al Derbi de mañana, la baja de Joao Félix beneficia a Simeone. De entrada se ve liberado de ponerle a jugar, por decreto ley. Segundo, gana un cambio (al portugués siempre le sustituye). Y tercero, puede aplicar plenamente su idea del fútbol. Que no es otra que la de trabar el partido y dificultar lo más posible el juego del rival. Esto pasa por jugar con solo dos delanteros (4-4-2) o un nueve (4-1-4-1). En cualquier caso Correa, Morata y Vitolo se juegan dos puestos en el once titular. Podrían jugar los tres en un 4-14-1 con Correa y Vitolo ocupando las bandas. Y luego está el fichaje del futbolista pródigo: Carrasco.

Por parte de Zidane se especula con dos puntas o el recurso de los cinco centrocampistas. No sé e igual Lucas Vázquez será una sorpresa en el equipo titular.

Tras el 7-3 que nos metió el Atlético de Madrid, el pasado verano, los dos siguientes enfrentamientos, oficiales, acabaron 0-0 (la Supercopa la ganamos a los penaltis). A ver si somos capaces de meterle algún gol al Atleti y ganar el partido.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Zidane gana su novena final consecutiva

El Real Madrid se llevó la Supercopa a los penaltis. Era la novena final de Zidane en el banquillo. Y fue su noveno triunfo consecutivo. Una marca, como la de las tres Champions seguidas, difícil de igualar. La leyenda de su flor pasó a ser la del jardín y ahora ya es la de un bosque.

El 0-0 del marcador final del partido y de la prórroga dice mucho del encuentro, de su pobreza. Como también es significativo que Courtois fuese el mejor del Madrid (a pesar de la elección de Fede Valverde como el jugador de la final: muy mal por parte de los técnicos de la Federación, responsables de esta elección, porque nunca debería premiarse a un jugador expulsado). Courtois salvó al equipo en acciones puntuales. Decisivas, sobre todo las dos primeras (en las otras dos, fruto de la misma jugada y su posterior rechace, los remates fueron al muñeco). En la primera no se dejó sorprender por Morata, quien a la brasileña buscó el palo corto. En la segunda, en el minuto 91 nos metió en la prórroga: Thomas quiso jugársela en una falta y el portero belga reaccionó con reflejos y celeridad evitando que la pelota entrase por el palo en el que no estaba. Oblak no hizo ninguna parada de mérito. Hizo su trabajo pero no se vio comprometido. Cuando el Madrid dispuso de sus mejores ocasiones (Mendy, Rodrygo y Valverde) los madridistas fallaron. El defensa, que sigue sin dar un pase bien, tras una gran jugada individual no acertó a alejar el balón del meta rojiblanco. El brasileño, solo, se hizo con la pelota y su disparo, flojo y al medio, fue a las manos de Oblak. El uruguayo a puerta vacía quiso cabecear y el balón le dio en la pierna y se fue fuera.

En resumidas cuentas: la posesión fue blanca, sin apenas crear peligro, mientras que el Atlético de Madrid en oportunidades contadas dispuso de más ocasiones, interceptadas por Courtois. La final fue floja en la primera mitad. Mejoró algo en la segunda, aunque en líneas generales estos primeros 90 minutos fueron aburridos. La prórroga tampoco tuvo ese plus de emoción y vértigo que suelen tener. Tan solo una acción destacable: a seis minutos del final una cagada de Carvajal (desacertado, una vez más, toda la noche) le sirve a Morata para hacerse con el balón y lanzarse en solitario hacia la meta de Courtois; Valverde forzado a seguir la jugada (¿dónde estaban Sergio Ramos y Varane?) se lanza a por él y le derriba antes de entrar en el área. Roja directa. Esto dejaba a los de Zidane en una situación delicada. No solo por quedarse en 10, también por cuestiones tácticas. Zizou salió con el mismo once que ante el Valencia. El equipo de los cinco centrocampistas. Los cambios efectuados modificaron el esquema. Primero, Rodrygo reemplazó a Isco (el de Mariano por Jovic no modificaba ningún esquema). Y después, ya en la prórroga, Vinicius entraba por Kroos. De cinco medios pasamos a cuatro para acabar con tres (Casemiro, Valverde y Modric, quien creció en la prórroga y se echó el equipo a la espalda). La expulsión nos mermaba: solo dos centrocampistas. El Atleti no supo aprovechar esta circunstancia. Con un técnico como Simeone no me acaba de extrañar (y sigo deseando su continuidad en el banquillo rojiblanco). Solo a él se le puede ocurrir cambiar a un delantero, Joao Félix, que ha costado más de 120 millones de euros, por un defensa, Arias. Sucedió en el minuto 10 de la primera parte de la prórroga. ¿Este cambio del Cholo era para ganar o para no perder? Dos minutos después entraba Vinicius. La respuesta de Zidane fue clara y contundente dando entrada a un delantero.

El 0-0 nos llevó a la tanda de penaltis. Nuestro peor jugador, Carvajal, marcó el primero. Sus dos mejores jugadores fallaron los lanzamientos. El de Saúl fue al palo y el de Thomas, un cañonazo, lo despejó Courtois. De nuevo el portero belga fue salvador. Con 3-0 en contra el Atleti metió su único tanto (3-1) y Sergio Ramos no falló el suyo, certificando el triunfo (4-1). No hizo faltar tirar más.

Esta Supercopa es el primer titulo del Real Madrid de Zidane en esta temporada 2019/20.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 3 Atlético de Madrid 7

REAL MADRID 19/20 ATLETICO 19/20 ICC 19 GIRA REAL MADRID 19

El batacazo madridista es de los que hacen historia y no se olvidan jamás. Lo mismo sucederá con los rojiblancos, pero por motivos diametralmente opuestos. El abultado resultado, 3-7, lo dice todo. Como lo hizo el 0-5 al descanso.

Unas desafortunadas declaraciones de Sergio Ramos le ponen en la picota. Dice el capitán, cuyo estado de forma es lamentable, que “nosotros nos tomamos el partido como un amistoso y ellos no“. Debería ser multado inmediatamente. Un derby nunca es un amistoso y menos aún cuando se juega en Nueva York, con todos los focos puestos en el partido. Va en contra del espíritu del equipo y es una falta de respeto para todos los aficionados, cualesquiera que sean sus colores. Si además lo dice quien desvió el balón nada más arrancar el encuentro y supuso el 0-1, salió mal en el 0-3 y se le coló Correa y su defectuoso pase fue interceptado originando el 0-4… Diego Costa marcó cuatro goles!!! Los centrales blancos, Ramos y Nacho, naufragaron ante el hispano brasileño, quien acabó expulsado por una tangana con Carvajal, quien también vio la roja (había sustituido a Odriozola).

Los otros tres goles del Atleti fueron marcados por Joao Felix, Correa y Vitolo. Nacho, Benzema de penalti y Javi Hernández (entró por Ramos) anotaron por los blancos.

Vimos al Atlético de Madrid más ofensivo de la era Simeone. Y la peor version del peor Madrid de los últimos tiempos (el de la temporada pasada). La defensa fue un coladero, el centro del campo no existió. Todos los balones divididos eran para ellos. Ocupaban todos los espacios. Isco fue una figura decorativa. Modric no tenía con quien combinar y hasta Kroos erraba más pases de los que habitualmente falla (que son pocos). El equipo no tuvo mordiente. Todo lo contrario que el rival que le echó toda la garra al encuentro.

Joao Felix deslumbró y Hazard pasó inadvertido. Son los dos fichajes más caros de ambos equipos de cara a esta temporada.

Vinicius y Jovic salieron de titulares. El brasileño, por la derecha, defensivamente fue un coladero y no ayudó en nada a Odriozola, quien estuvo desastroso (como Marcelo en la otra banda). En ataque tan solo tuvo dos buenas acciones: una internada, a la media hora, con centro con la pierna derecha que casi remata Jovic. El choque con Oblak le impidió seguir jugando (entró Benzema). Mala suerte la que esta teniendo el delantero. Como la de Morata lesionado a los 10 minutos de comenzar el partido. La otra buena intervención de Vinicius fue un disparo con la diestra que fue al palo.

Las sensaciones respecto al Madrid no pueden ser peores. El estado de ánimo está por los suelos. Y da la impresión, de nuevo, que Zidane no está sabiendo dar con las teclas. ¡Y si pensamos en todos los exmadridistas del Atleti apaga y vámonos!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¿Por qué no hay VAR en la fase de clasificación de la Eurocopa?

¿Por qué no hay VAR en la fase de clasificación de la Eurocopa? Es realmente incomprensible. Además de ser un paso atrás en el avance tecnológico que ha supuesto la implantación del sistema. En el España 3-Suecia 0 de ayer se llegó con 0-0 al descanso. Cuando lo suyo hubiese sido un 1-0 o incluso un 2-0. En el minuto 16 el linier se equivocó señalando un inexistente fuera de juego y anuló el gol de Rodrigo. El auxiliar obviamente estaba mal situado. El VAR hubiese puesto orden al revisar la jugada y el tanto habría subido al marcador. Abrir el marcador en el 16 ante un equipo rocoso y compacto como el sueco se antoja como un hecho relevante. Dos minutos después el mismo linier corta un avance español por la derecha y señala fuera de juego a Marco Asensio. Era una jugada muy peligrosa. De existir el VAR la jugada habría continuado y, dada la superioridad numérica, era probable que hubiese terminado en gol.

Hubo tres cosas de la alineación inicial española que no entendí. La presencia de Isco y Parejo en el once. Se estorban, como se comprobó. El exmadridista está en mejor estado de forma que el madridista. Por tanto, me sobraba Isco. La ausencia de Morata en el ataque me resultó incomprensible. Ante la altura sueca tener a Morata me parece imprescindible. En los saques de esquina Sergio Ramos y Morata son dos buenas alternativas. Y son complementarios. La tercera es la presencia de Asensio por la derecha. Parece una consigna en la que conspiran todos sus entrenadores. Pierde potencial y la cabra siempre tira al monte: buscaba otras posiciones y acababa incordiando a Isco y Parejo (a Rodrigo también cuando se iba para el centro).

Isco salió más enchufado en la segunda mitad. Intentó el remate, buscó el gol y estuvo a punto de conseguirlo en un par de ocasiones en los primeros 10 minutos.

Al igual que en la primera mitad España incidía con el juego por las bandas. Pero los balones bombeados al área eran inútiles. ¿Dónde estaba Morata? El peligro llegaba en disparos desde fuera del área (Fabián y Parejo en la primera parte, con sendos paredones de Olsen, e Isco en el arranque de los segundos 45 minutos).

En el 62 a Asensio, por la izquierda, le interceptaron un pase con el brazo. ¡Penalti! Morata estaba en la banda listo para salir. Ramos transformó la pena máxima. Y Morata salió por Asensio durante la celebración del gol.

Oyarzabal entró por Rodrigo en el 71. Para mi gusto era Isco quien debió ser sustituido. Tras su buen arranque nuevamente volvía a estar missing. Y ellos, con el marcador en contra, habían adelantado lineas y se imponían en la lucha por el medio campo. El malagueño no está para estas batallas y mucho menos cuando entra en fase indolente.

Desde que Morata saltó al campo dejamos de bombear balones. ¿Dónde he visto esto antes? En este mismo estadio, el Bernabéu, pero con el Real Madrid en vez de con la selección. Era poner un rematador, fuese quien fuese, y dejar de jugar por las bandas.

Menos mal que Morata hizo de Juan Palomo: el se lo guisó y él se lo comió. Arrancó desde tres cuartos de cancha, a pase de Iñigo Martínez que recogió de espaldas, recortó y se lanzó hacia el área. Nada más entrar le derribaron. Otro penalti. Ramos se lo dejó lanzar (le entregó el balón) y Morata puso el 2-0 a cinco minutos del final. Dos minutos después Oyarzabal desde la frontal del área metió una rosca que supuso el 3-0 (la jugada la inició Isco, todo hay que decirlo). Entró besando la cepa del poste. ¡Un golazo! Y llegó el tercer cambio: Iñigo Martínez, con molestias, dejo su puesto a Diego Llorente.

Este 3-0 es el cuarto triunfo de España, en otros tantos encuentros. Y le metemos cinco puntos de ventaja a Suecia, que van segundos (con Rumania). El resultado, amplio, nos quita el mal sabor de boca de la primera mitad, por la ausencia del VAR y las intervenciones de Olsen. La temporada ha tocado a su fin.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Monólogo de España ante Malta

AS

Monólogo de España ante Malta en el segundo partido de la fase de clasificación para la Eurocopa 2020. Ellos, jugando en casa, solo se acercaron una vez a la meta española (en la primera mitad). Apenas pasaron del circulo central. El único remate maltés fue en el tiempo de descuento de la segunda mitad (se fue alta). Pero el 0-2 es un resultado corto, muy corto. Espero que no nos pese en un hipotético empate a puntos con otras selecciones.

Hubo muchos cambios en el once respecto al primer partido frente a Noruega (solo repitieron tres). Aunque la mayor novedad fue la ausencia de Luis Enrique: ayer volvió apresuradamente a España por problemas familiares “de fuerza mayor” (que desconozco). En el banquillo estuvo su segundo,  Roberto Moreno.

Si contra Noruega destacaba el juego por bandas, especialmente la izquierda (AlbaAsensio) contra Malta este brilló por su ausencia. Hasta que en la segunda mitad entraron Muniain, primero, y sobre todo Jesús Navas (suyo fue el pase del segundo gol de Morata, de cabeza en el 72). El propio Morata logró el primero: a la media hora de juego en una brillante acción, aprovechando un pase en profundidad del central Hermoso (canterano madridista actualmente cedido en el Espanyol). Este primer gol, en el min. 30, era tan solo el tercer remate español. El primero fue de Saúl, que desaprovechó la primera de las tres oportunidades de las que dispuso, y el segundo fue de Morata (justo un minuto antes de estrenar el marcador). Hasta la entrada de Muniain y Navas el juego español careció de brillo y brío. Espeso, corto de ideas y recursos. Pero dominando y jugando en el campo contrario.

No entiendo muy bien porque Morata y el valencianista Rodrigo no volvieron a jugar juntos. Dieron buen imagen en el partido anterior y necesitan minutos para seguir acoplándose. Contra Malta Rodrigo entró por Morata en el 78.

¡Ánimo Luis Enrique!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol