Archivo de la etiqueta: Valladolid

No podía ser y además era imposible

AS

El Real Madrid salió a buen ritmo, dominando, con ganas de solventar pronto el encuentro. El problema es que el primer remate no llegó hasta el 23. Fue un prolongación de cabeza de Marco Asensio a una falta sacada por Modric. Se fue ligeramente por encima del larguero. El problema es que el marcador señalaba 0-1 a favor del Villarreal. Yeremi Pino había anotado en el 19 un golazo en el primer intento de su equipo. Tuvieron otra ocasión unos minutos antes cuando Gerard Moreno, desde el círculo central, lanzó un balón en profundidad a Bacca. Militao estuvo más rápido y se adelantó al delantero a pocos metros del área de Courtois.

Este gol del Villarreal llegó dos minutos después del que nos hizo albergar esperanzas: Óscar Plano marcaba el 1-0 del Valladolid. La alegría que nos llegaba desde Zorrilla quedó ahogada por el gol de Pino. Lo peor fue el estado de ansiedad que nos atenazó a partir del tanto encajado. Una buena ocasión de Modric, fabricada por el croata en el 33, pudo cambiar las tornas.

Pedraza percutía por su banda izquierda. Odriozola hacía lo propio por la misma, que era la banda derecha del Madrid. Los pases del lateral blanco no encontraban rematador. Los de Pedraza nos creaban dificultades. Ni Fede Valverde ni Asensio bajaban a ayudar en defensa. Y el Villarreal sí hacía las coberturas cuando subía Odriozola.

El Madrid intentaba presionar la salida del balón. Pero cuando la pelota era nuestra no buscábamos los desmarques, los medios salvo Modric no creaban juego y tampoco disparábamos a puerta. Desde el remate de Modric solo lo intentó 10 minutos después Benzema en el 43.

Casemiro, solo, cabeceó en el 45 a las manos de Rulli (en un saque de esquina). Era nuestro primer remate entre los tres palos. Y así murió la primera parte. 0-1 al descanso en Valdebebas y 1-0 en Valladolid. El Atlético de Madrid era en esos momentos campeón de esta Liga 2020/21.

En el descanso debatíamos sobre si la mano de Parejo en su área fue penalti o no. Ya conocen la Regla de Oro: si la hace uno del Madrid sí es penalti, si lo hace nuestro rival nunca lo es. Esta jugada pudo haber sido decisiva para el estado de ánimo de blancos y…. rojiblancos (perdían 1-0 al descanso).

Vimos en el intermedio calentar a Isco y a Rodrygo. Mas no hubo cambios. Salieron los mismos 22.

Un buen pase de Valverde a Miguel Gutiérrez en el 48 derivó en el primer córner de esta segunda mitad. Minuto y medio después Vinicius se iba por su costado por primera vez en el partido. Culminó mal. Ni pase ni disparo. El injerto acabó suavemente en las manos del meta rival. En el 51 Albiol despejaba a saque de esquina un pase de Valverde. Se sacó en corto y el cabezazo lejano de Militao puso en dificultades a Rulli. Se fue alta por poco, por encima de la escuadra. Modric lanzaba a Vinicius en el 53. En estos primeros minutos de la segunda mitad habíamos hecho más de cara a la portería rival que en toda la primera parte. Tanto es así que en el 54 Benzema cabeceaba el empate, a pase de Casemiro. Mientras el VAR revisaba la jugada salieron Asensio y Vinicius. Entraron Isco y Rodrygo. Como era de imaginar, nos anularon el gol. Y el Atleti empataba. Las desgracias nunca vienen solas.

Llegados a este punto yo hubiese retirado al equipo del campo. Afortunadamente no tengo poder ni responsabilidad para tomar este tipo de decisiones. Lo que si digo y reitero es que la oficina del Madrid no da ni golpe. No saben trabajar. A las pruebas me remito. Lo de esta temporada ha sido excesivo.

En el 65 Emery efectuaba un doble cambio. Zidane se disponía a hacer un triple cambio y Luis Suárez hacía el 1-2 en Valladolid.

Una mala cesión a Rulli la roba Rodrygo mas Benzema falla. Debería haber buscado al brasileño.

Mariano, Marcelo y Nacho entraban en el 68 por Odriozola, Casemiro y Miguel Gutiérrez. Se pasaba a tres centrales con Rodrygo y Marcelo de carrileros. ¡Medidas desesperadas para una situación límite!

Estos cinco cambios dejaron a Sergio Ramos fuera del encuentro y de su posible despedida del primer equipo.

Marcelo metía un buen pase en el 72 a la cabeza de Mariano. Su remate era rechazado y la pelota le llegaba a Benzema, quien la voleaba fuera. Cinco minutos después Mariano volvía a intentarlo de cabeza, en un córner botado por Isco.

El Villarreal cada vez estaba más suelto y nosotros más agarrotados. A medida que corría el reloj el 0-2 estaba más cerca que el 1-1. Ellos salían a la contra, aprovechando nuestras debilidades. A falta de 10 minutos efectuaban sus dos últimos cambios. Retiraban a Gerard Moreno y a Yeremy Pino. Entraban Raba y Alcácer.

Otro robo de Rodrygo en el 82 sirve para pasarsela a Modric. Su disparo desde la frontal de la media luna se va fuera. De haber cogido portería habría sido un gol muy de Modric.

Al filo del 87 una internada de Rodrygo se la pone a Benzema. El francés, entre la línea del área grande y el punto de penalti, la coloca con el interior de su píe derecho por toda la escuadra. 1-1. A partir de este tanto nos transformamos.

El descuento fue de cuatro minutos. En el primer minuto Mariano peca de individualista en una contra clara. Al minuto Benzema se cuela por la línea de fondo, por la izquierda. La pone atrás a Modric, en el punto de penalti. El croata la controla con el pecho y fusiló el 2-1 con la zurda.

Lo dicho en el titular: no podía ser y además era imposible. ¡Enhorabuena al Atlético de Madrid campeón! Y al Comité de Árbitros y sus designaciones, tanto en el VAR como con el juez principal.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Atleti será campeón mañana

Getty Images UEFA

El Atlético de Madrid será campeón mañana en Valladolid. Es más, barrunto que al descanso su ventaja en el marcador será insalvable.

Los madridistas podemos soñar, rezar, invocar fuerzas sobrenaturales, etc., pero es prácticamente imposible que se produzca el milagro. Cierto que hasta que matemáticamente sea viable renovar el título de Liga nos queda esperanza. Pero no veo al Atleti tropezando ante un equipo claramente inferior y condenado al descenso (que se puede consumar incluso ganando).

Se podría incluso dar el caso que el Atleti pinchase, un empate, y aún saliese campeón porque el Real Madrid no fuese capaz de ganar al Villarreal. Quiero decir con esto que el número de escenarios en los que los rojiblancos salen campeones son bastantes más que los del Madrid. A nosotros solo nos queda ganar nuestro partido y esperar a que suceda algo improbable.

Anticipo mis felicitaciones al Atleti de Simeone, más que probable ganador de esta Liga fundamentalmente por su brillante primera vuelta, con un Luis Suárez determinante. Sin olvidar a otros jugadores decisivos como Marcos Llorente o el belga Carrasco en este tramo final. ¡Y Oblak!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La esperanza es lo último que se pierde (Athletic Bilbao 0 Real Madrid 1)

JM Serrano Getty AS

Zidane alineó frente al Athletic de Bilbao la defensa que debió haber presentado en Londres: Odriozola, Nacho, Militao y Miguel Gutiérrez. Cuatro defensas jugando en sus posiciones naturales y dejando los experimentos para otras ocasiones menos decisivas y no forzando reapariciones prematuras (que se saldaron con nuevas recaídas de Sergio Ramos y Mendy). En el medio campo repitió con Casemiro, Modric (ambos a una tarjeta de la suspensión) y Fede Valverde por Kroos (ahora con problemas por contacto con un positivo). Arriba Rodrygo, Benzema y Vinicius, que tan buen resultado dieron en la primera parte en Granada.

Pitaba Mateu Lahoz, designado como árbitro de la final de Champions. En el VAR Iglesias Villanueva., descendido a Segunda al final de la temporada 2018/19 y que tuvo que abandonar el arbitraje por superar la edad tope fijada para la división de plata.

A Iago Herrerín le hubiese gustado que su homenaje fuese con un San Mamés con público. Pero es lo que tocaba.

A las primeras de cambio pudimos observar la vigilancia especial sobre Rodrygo y Vinicius. Dos jugadores por banda cerraban el paso de los brasileños. Una vez supiéramos leer esto Modric y Valverde podrían hacer mucho daño aprovechando los espacios que dejaban esos marcadores.

En los primeros 10 minutos lo mejor del Madrid surgió de las botas de Miguel Gutiérrez. Respondió a la presión alta del Athletic cambiando el balón de banda a banda. Culminó esta misma jugada entrando en el área por el vértice izquierdo tras superar a dos rivales. La jugada no tuvo final feliz porque VIni no acertó en el control.

Cometimos un par de faltas laterales innecesarias. Ellos a balón parado son peligrosos.

Berenguer vio la primera amarilla en el 13 por agarrón sobre Vinicius, cuando se escapaba. Paró la contra pero igual el precio a pagar no compensaba.

Un robo de Modric en el 20, en la posición de Benzema, dio paso a una buena internada de Vini. Nuevamente la finalización de la jugada no fue buena. Su pase al centro del área, donde Benzema estaba rodeado no fue la elección adecuada. Modric se hartó de gesticular con los brazos (y supongo que gritando) para llamar la atención del brasileño. Entraba solo al área por el centro.

Mediada la primera parte Vinicius y Rodrygo se cambiaron de banda.

En el 27 Morcillo la da con el codo y el brazo. El VAR no consideró que ese brazo que desvió la dirección de la trayectoria del balón era merecedora de falta y no avisaron al árbitro. Si llega a ser uno del Madrid hubiesen pitado penalti. Tres minutos después Yeray resbala y se lleva por delante a Benzema. Tampoco pitaron penalti. El VAR ni intervino.

En los últimos minutos hubo varios correcalles por parte de ambos. La precipitación frustraba la creación de ocasiones. Hasta que en el 41 otra falta innecesaria, de Case sobre Iñaki Williams, originó la mejor ocasión local. La falta lanzada por Berenguer se fue fuera por poco.

Al descanso se llegaba con el 0-0 inicial, igual que en el Wanda Metropolitano. El Barça 1-1 contra el Celta. Nos quedaban 45 minutos para meterle más ritmo al partido, crear ocasiones, tirar entre los palos y sacar los tres puntos.

Para la segunda mitad salieron los mismos 22. ¿Se habría percatado Mateu Lahoz de sus errores en los penaltis? Al menos el primero de ellos.

Mientras se sacaba de centro vimos a Marco Asensio calentar en la banda. Marcelino también movía su banquillo.

El Madrid salió dominador, pero solo tuvo una oportunidad: Militao cabeceó alto un córner. Mientras, el Athletic tuvo dos seguidas entre el 49 y el 50. En la primera Courtois salvó un duro disparo de Morcillo y luego Iñigo Martínez, desde la frontal, la pateó ligeramente alta.

Vinicius en el 54 estuvo a punto de armarla. Sus regates terminaron en córner. EL balón le llegó de Valverde, quien se la cruzó desde la otra banda.

Unai SImón le sacó un buen disparo lejano a Modric en el 56.

Marco Asensio salió por Vinicius en el 59. Y al Atleti le anularon un gol en Madrid.

Estar a punto de alcanzar la hora de juego y que Benzema no hubiese rematado era un signo fatal.

Case cabeceaba al larguero un saque de esquina.

Estábamos volcados y el Athletic lanzaba contras rápidas, bien resueltas por nuestra defensa.

Marcelino efectuaba un triple cambio en el 64. Con Raúl García en el campo su peligro a balón parado aumentaba.

Al Atleti le anularon un segundo gol en el 66.

Al filo del 68 ¡el Real Madrid se ponía líder! Fue un saque de esquina en corto de Modric y Asensio.  El balear se la ponía a Rodrygo y la pasa a la izquierda a Casemiro. Este centra al área pequeña. Benzema se abre de piernas y la deja pasar. La pelota golpea en Nacho y se cuela en la portería. 0-1.

Marcelino con su doble cambio del 72 agotó sus cinco. Y veíamos a Hazard en la banda.

El Athletic se lanzó a por el empate. Villalibre lo tuvo en su bota en el 75.

Hazard entraba por Rodrygo en el 76. El belga va ganado minutos de cara a la Eurocopa. Le vamos a dejar a punto. SImultáneamente Osasuna se ponía 0-1 en el Wanda Metropolitano. La noticia reanimó al Madrid.

Raúl García e Iñigo Martínez veían la amarilla en el 78 por protestar.

Los taquicárdicos 10 minutos finales eran de pasar de un canal a otro. Al Madrid no le valía el empate aunque el Atleti perdiese. En el 83 los rojiblancos empataron, Nacho veía una amarilla y Vesga, uno de los cinco cambios de Marcelino, estuvo a punto de empatar. ¡Más emoción imposible!

El Madrid renunciaba a las transiciones rápidas. Buscaba posesiones largas, jugando con el reloj. Entre el 85 y el 86 buscó dos vece a Courtois con balones atrás.

Raúl García vio la roja directa en el 88. Debió ser por algo que dijo. Y el Atleti volteaba el marcador a su favor (2-1). Recuperaron el liderato. 20 minutos le duró al Madrid.

El descuento fue de tres minutos. En el primero Valverde recibió la amarilla.

El encuentro terminó 0-1. Al Atleti le quedaban dos minutos de juego. Ganaron 2-1.

Queda una jornada para terminar esta Liga 2020/21. Los rojiblancos viajan a Valladolid y nosotros recibimos al Villarreal. El Atleti tiene el título en el bote, pero debe ganar para asegurarlo. Porque la única opción del Madrid pasa por ganar los tres puntos.

P.D.: Barça 1 Celta 2

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Atleti puede ser campeón hoy

AS

El Atlético de Madrid puede ser campeón hoy. Se deben cumplir dos premisas: que ganen al Osasuna en el Wanda Metropolitano y que el Real Madrid no sume los tres puntos en Bilbao. Si no se dan estas circunstancias habrá que esperar a la última jornada de esta Liga 2020/21. A la que incluso podría aspirar el Barça si derrotan hoy al Celta en el Camp Nou.

En la última jornada el Atleti viaja a Valladolid y el Madrid recibe al Villareal, a días de disputar la final de la UEFA Europa League contra el Manchester United.

Tanto hoy (a las 18:30) como en la última jornada juegan todos a la misma hora.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Jornada redonda para el Real Madrid

Marca

A expensas del partido del Sevilla de hoy, esta jornada 24 ha sido redonda para el Real Madrid. Perdió el Atlético de Madrid y empató el Barça. Ambos en casa. En medio el Madrid ganaba en Valladolid.

¿Ha tocado fondo el Atleti? Ha sumado solo cinco puntos en los últimos cuatro partidos (12 puntos). Esta semana ha sido especialmente decepcionante para los rojiblancos y su afición. El Levante les ha amargado la vida, en el partido aplazado correspondiente a la segunda jornada y este pasado sábado. En Valencia el Atleti empató. No me pareció un mal resultado dada la ventaja que tenían sobre sus perseguidores y el empaque del Levante. Otra cosa es perder en el Metropolitano (0-2) ante el mismo rival. El balance ha sido un punto de los seis en juego, mientras el Levante sumaba cuatro. Respondiendo a la pregunta del principio de este párrafo, sobre si han tocado fondo: creo que todo va a depender del partido de Champions, contra el Chelsea ¡en Bucarest! Un triunfo siempre es la mejor terapia. Pero, depende. En Champions no es lo mismo un 1-0 que un 2-1 o un 2-0 que un 3-1. El concepto de no encajar goles en casa es obvio. Lo que suceda frente a los ingleses marcará su rumbo liguero. 

El Barça no ha tenido una buena semana. Fue goleado por el PSG en Champions (1-4) y ayer empató en casa contra el Cádiz. Equipo que ya les ganó en la primera vuelta (y al Madrid en Valdebebas). Los pinchazos culés son dramones, algo parecido a lo que ocurre en la casa blanca. Solo que los de ellos son más exagerados, porque venden más humo. Y por tanto crean expectativas mayores y las caídas de guindo acaban siendo estrepitosas.

El Madrid a tracas y barrancas, superando todo tipo de dificultades, ya tiene el aliento en la nuca del líder (que sigue contando con un partido menos). Ha recuperado moral, estado de ánimo. Falta recuperar gol y lesionados. El partido del miércoles contra el Atalanta es de una extrema dificultad. Los italianos son un hueso, hueso. Esta eliminatoria puede marcar  el futuro del equipo. A corto plazo ya de cara a la jornada liguera del próximo fin de semana.

La jornada 25 es de esas que se marcan en los calendarios desde el principio de la Liga. Se juegan partidos muy importantes: Sevilla-Barça; Villareal-Atlético de Madrid y Real Madrid-Real Sociedad. Y a la semana siguiente el derbi madrileño en el Metropolitano.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Real Madrid tenía que ganar y ganó

Real Madrid

El Real Madrid estaba obligado a ganar en Valladolid. Y más aún teniendo en cuenta la derrota unas horas antes del Atlético de Madrid. Estábamos ante una oportunidad de oro para recortar una distancia, que hace unos días parecía insalvable.

Zidane ante la plaga de bajas presentó una alineación cantada. No hubo lugar para las sorpresas.

Salió el Madrid dominando. Pero a partir del minuto seis hubo un par de minutos tremendos de los locales. Courtois nuevamente fue salvador. Primero, con dos intervenciones en la misma jugada, En la segunda desvió a córner. Al saque de esquina llegó la tercera parada, rechazando un remate sorprendente desde la frontal del área. A partir de este momento aumentó el ritmo de juego de ambos equipos. Se jugaba rápido, buscando la portería rival.

Las ocasiones más claras del Madrid fueron en fuera de juego: un  intento de vaselina de Marco Asensio a las manos del portero y dos goles anulados a Mariano. Acabando la primera mitad Casemiro la tuvo de cabeza pero se le fue alta.

Al descanso se llegó con 0-0. El Madrid presentaba más peligro por la banda izquierda, Mendy y Vinicius, que por la derecha, Lucas Vázquez y Asensio. Estos dos últimos estaban por debajo de su nivel habitual.

La falta de mordiente, o de gol si así lo prefieren, era preocupante en un encuentro que había que ganar sí o sí. En la previa varios mensajes señalaban que la baja de Benzema, nuestro máximo goleador (12 en Liga y 17 en la temporada), se iba a notar. Casemiro llevaba cinco entre Liga y Champions. Mientras que los tres delanteros de ayer sumaban tan solo seis goles. Poco bagaje. Repasaba estos datos en el intermedio y no me invitaban al optimismo.

En el inicio de la segunda mitad Casemiro volvió a fallar de cabeza. En muy buena posición la mandó fuera. La buena noticia era que Lucas Vázquez apareció en ataque. En los primeros siete minutos remató dos veces. Zidane mandaba calentar a tres jugadores (dos canteranos).

Courtois en el 54 salvó un error garrafal de Mendy. El desacertado despeje del lateral fue un pase a Orellana. La volea desde el punto de penalti la rechazó nuestro nuevo santo. Se repetía lo de la primera parte: el Valladolid se vino arriba y el Madrid capeó el temporal como pudo durante un par de minutos.

A la hora de juego Sergio efectuaba un cambio atrevido.

Kroos sacaba una falta lateral desde el costado izquierdo, a unos metros del vértice del área. A la tercera fue la vencida: Casemiro cabeceaba picando abajo y lograba el 0-1 (min. 64). De sus tres ocasiones esta fue la menos clara.

Zidane había retrasado su triple cambio y esperó a que se lanzase la falta. Tras el tanto entraron Hugo Duro, Isco y Arribas por Mariano, Asensio y Vinicius.

Sergio en el 72 realizaba un doble cambio.

El partido no estaba decidido ni mucho menos. Los de Pucela seguían a los suyo. Apretaban, empujaban y buscaban el gol. El cuarto de hora final se presentaba no apto para cardiacos. Disculpen el tópico.

Menos mal que contábamos con Modric. Impecable en el corte, su empuje nos mantuvo vivos y nos lanzaba al ataque. Su final de partido fue de quitarse el sombrero. ¡Estuvo pletórico! Desinfló al rival. Y cuando le superaban (y a Isco y Kroos) se encontraban con Casemiro, situado delante de los centrales (Nacho y Varane, ayer con el brazalete de capitán).

Un doble cambio de Sergio en el 83 agotaba los cinco permitidos.

Los tres minutos de descanso se me hicieron eternos. Aparentemente no había motivos de preocupación. Mas con un resultado corto nunca se sabe. Los 30 segundos finales se jugaron en las inmediaciones de nuestra área.

Hace unas semanas criticaba a la defensa madridista. Y no era la primera vez. Desde entonces hemos encadenado tres partidos de Liga sin encajar un gol. Y con Courtois en estado de gracia. También me he despachado a gusto con Isco. Ayer entendió el partido. Sin hacer nada excepcional, estuvo a la altura de lo que se espera de él. Cumplió con creces.

El Atleti está a tres puntos, con un partido menos. Nosotros ahora debemos concentrarnos en la complicada visita al campo del Atalanta, en octavos de Champions.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Benzema nueva baja

Convocatoria

Benzema es la nueva baja del Real Madrid. No estará esta noche frente al Valladolid y es sería duda para el partido de Champions de la semana que viene, frente al Atalanta

Zidane solo cuenta con 13 jugadores del primer equipo para viajar a Pucela. Ha vuelto a tirar de jugadores del Castilla. El delantero centro del filial, Hugo Duro, es la novedad. La convocatoria la componen tan solo 19 jugadores.

Según El Chiringuito y AS esta sería la trigésimo sexta de esta temporada. Las cuentas de Marca apuntan a 41 por lesión o covid-19. Una barbaridad en cualquier caso. Hay que tener en cuenta que jugadores como Hazard y Carvajal han sufrido varias bajas: cinco el belga y cuatro el defensa. 

Esta temporada esta castigando duramente a los jugadores de la Primera División. Ninguno se acerca a la cifras del Madrid, aunque presenten números alarmantes: Villareal (25), Barça (18) y Atlético de Madrid (16). El Sevilla parece escapar de esta plaga, 

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

¡Sergio Ramos al quirófano!

Marca

La pésima noticia de la mañana ha sido el anuncio de la operación de menisco de Sergio Ramos. Esta visita al quirófano se produce por recomendación del club, tras no remitir las molestias originadas en la semifinal de Supercopa contra el Athletic de Bilbao. Un sonoro sopapo en toda la cara a quienes dudaron de la veracidad de la lesión del gran capitán. Discutir la profesionalidad y entrega de Ramos es de miserables. Siempre lo ha dado todo en el campo, defendiendo al máximo la camiseta que portase (fuese del Sevilla, Real Madrid o la selección). 

Lo de Ramos va para largo, seis semanas mínimo, y obviamente se descarta su presencia frente al Atalanta en los octavos de Champions. Zidane no podrá contar en Liga con Ramos frente al Getafe, Valencia, Valladolid, Real Sociedad, Atlético de Madrid y Elche. A ver si llega contra el Celta (21 de marzo), cuando se cumplirían las seis semanas.

Esta operación llega en el peor momento posible, después de prácticamente cuatro semanas sin jugar y con el trasfondo de su renovación. Quizás sea el momento de zanjar definitivamente el asunto de su continuidad y acercar posturas. Florentino debe dar un paso adelante y tener un gesto acorde a la categoría del club. Y el jugador mostrar su agradecimiento aceptando la oferta, aunque se aleje de sus aspiraciones. Debe tener en cuenta que ya no es un chaval y las recuperaciones quirúrgicas a su edad no son las de un veinteañero. 

Los socios y simpatizantes del Madrid agradeceríamos seguir contando con Sergio Ramos. Y apunto una teoría, demostrada en la práctica: los noveles necesitan un ejemplo, un espejo en el que mirarse. En el caso de los centrales la presencia de una leyenda como Santamaría propició el aprendizaje de Pedro De Felipe, y este sirvió de maestro para Benito. Lo mismo podemos decir de Hierro. Siempre lamenté la marcha de Pepe, por esta misma razón. Entrenarse con Pepe (y Ramos) era un lujo para los centrales de la cantera. ¿No aprendió Ramos de Cannavaro? Ramos mejoró y mejora a Nacho y Varane. Y podría reconducir a Militao. La presencia de Sergio Ramos en Valdebebas es esencial!!!

 

3 comentarios

Archivado bajo Fútbol

Los cambios de Zidane

Los cambios de Zidane responden a dos circunstancias. Las obligadas provocadas por las bajas, sea por lesión (Kroos) o sanción; la política de rotaciones responde a tres aspectos: los tres partidos en una semana, la ausencia de una pretemporada en condiciones y una ya clásica, dar sitio a todos los jugadores y mantenerlos con ritmo de competición. Contra el Valladolid hubo cuatro relevos respecto al partido contra el Betis: los dos laterales –entraron Odriozola y Marcelo por Carvajal y Mendy–, y Modric e Isco formaron parte del once inicial. Por otra parte, el mister volvió a confiar en Jovic en el ataque. Al igual que da la impresión que Fede Valverde se ha asentado en el equipo, sucede lo contrario con Odegaard (sustituido en el descanso en el Benito Villamarín). De titular en los dos primeros partidos ha pasado al banquillo.

La jornada no pudo tener un principio más aciago. Hazard, tras volver a entrar en una convocatoria, volvía a ser baja. Esta vez por una lesión muscular que le tendrá apartado unas cuatro semanas. No quiero que suene ventajista, pero nunca me convenció el fichaje del belga. Siempre me pareció sobrevalorado. Ahora parece gafado, como s le hubiese echado el ojo Pablo Casado (a quien mira o apoya se estrella).

Viendo el calentamiento en el Alfredo di Stéfano me dio la impresión que tanto Marcelo como Isco estaban pasados de peso. Al menos lucian sospechosos bultos en la zona de los michelines. Las carreras de Marcelo con el grupo me alarmaron. Era siempre el último en llegar y aprovechaba para iniciar la vuelta el primero, ahorrando así unos metros en cada dirección.

En una primera parte plana, muy plana, se llegó con 0-0 al descanso. El Valladolid nos dio tres sustitos. Todos por el costado de… Marcelo. Isco, en la izquierda del rombo del centro del campo, tampoco ayudaba en las coberturas defensivas. Por nuestra parte solo tuvimos tres ocasiones. La primera, tras una brillante incursión de Jovic, fue doble. Primero, el remate de Marcelo cuyo rechace llegó a Fede Valverde. Roberto, en la parada de la noche, evitó el tanto e Valverde. Las dos siguientes tuvieron de protagonista a Jovic, quien no atinó con la portería. La primera de las dos fue la más clara: estaba solo frente al meta. Pero su remate en carrera se le fue ligeramente alto, por encima de la escuadra.

El encuentro llamaba a un revulsivo rápido. Vinicius era el nombre que todos los madridistas teníamos en mente. Añado los de  Odegaard o Marcos Asensio por el inoperante Isco. Arrancó bien pero se diluyó a partir del cuarto de hora de juego. Pero no. Salieron los mismos en la segunda mitad. Aunque Vinicius, Marco Asensio y Carvajal empezaron a calentar.

En el 48 Jovic cabeceaba abajo un córner. Roberto se volvía a lucir. Era su segunda gran intervención de la noche. El rechace lo remató Casemiro al larguero. Con triple mala fortuna: primero el palo, luego no botó dentro y finalmente, la pelota no le dio al meta en la espalda para meterse en la portería. Tres minutos después Waldo nos metió un buen susto. Ya había avisado en la primera mitad. Y en 53 Courtois salvaba un gol, tras otra pifia de Marcelo (resbaló) que facilitó la oportunidad de Weismann.

En el 56 salían Odriozola, Isco y Jovic. Entraron los tres que estaban calentando.

El Real Madrid seguía con el mismo defecto: no buscar los disparos desde fuera del área. En una hora de partido no se había intentado ni uno.

En el 64 un doble error de Bruno dio lugar al 1-0. Se equivocó en la salida del balón, no despejó y Valverde se hizo con la pelota. Su combinación con Benzema fue despejada y Bruno acabó pasando a Vinicius. El brasileño, en fuera de juego quedaba habilitado por el pase de Bruno. La controló con la izquierda e hizo el gol con la derecha. Unos minutos después Courtois salvó el empate a uno.

Con el 1-0 el Valladolid adelantó sus lineas. Buscaba el empate por la banda de Marcelo. Vinicius echaba una mano en defensa, algo que Isco no hizo. Courtois y Varane se convertían en los mejores del Madrid. Las manos del portero fueron salvadoras.

La entrada de Marco Asensio le dio más movilidad al equipo en ataque. Presionaba arriba. En una de estas Modric se hizo con la pelota en un mal saque de Roberto. Su remate se estrellón en el palo. Vinicius no pudo recoger el rehace.

A falta de tres minutos Borja Mayoral entró por Benzema.

Se añadieron tres minutos de descuento. En el último minuto a Marcelo aún le dio tiempo para meter la pata y ver la amarilla. La correspondiente falta provocó una contra blanca. Vinicius se plantó en el área pucelana. Según la pisaba intentó una vaselina. Roberto embolsó el balón sin ninguna dificultad. Y en esta jugada murió el partido con el 1-0 en el marcador.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Fin de semana de emociones

Ha sido un fin de semana lleno de emociones. La celebración del décimo aniversario de nuestro Mundial, el de Sudáfrica, ha marcado mi agenda. Ese golazo de Puyol en la semifinal contra Alemania. Casillas salvando en la final dos mano a mano contra Robben, con el marcador 0-0. Sobre toda la que sacó con el pie, vencido hacía el otro lado porque el extremo neerlandés le había engañado. El pie de dios… Y por supuesto el golazo de Iniesta, finalizando la prórroga y que nos valió ganar el título. Ver de nuevo los partidos tuvo una enorme carga emocional. Especialmente estos dos. Recordar esos momentos, inéditos entonces para nuestra selección como una semifinal y una final de un Mundial, me empaparon los ojos y entrecortaron la voz. Casi no podía articular palabras y comentar los aspectos más señalados con La Mundana. Hace 10 años vimos ambos encuentros juntos.

No pude extender mis lágrimas de alegria a la Liga, porque el Barça ganó en Valladolid. No aflojan. Era previsible. Contaba con que ganasen sus cuatro últimos partidos hasta el final. Les quedan dos por jugar (y ganar).

De mis emociones deportivas pasamos a las electorales. Y fabulo con las lágrimas de los Pablos, Casado e Iglesias.

PI

Las de Pablo Iglesias quedan reflejadas en su tuit. Y las de Pablo Casado, que negará y nos contará una milonga de las suyas sobre los resultados, se resumen en dos puntos:

  • Núñez Feijóo iguala las cuatro mayorías absolutas de Fraga. Y en estas elecciones mejora los resultados de las anteriores aunque repita número de escaños. Su estrategia de campaña fue diametralmente opuesta a las directrices de Casado. Que si se aplicaron en el País Vasco: coalición con Ciudadanos, cambio en la candidatura electa (Alonso) para retornar a un bobo del pasado (Iturgaiz), salida de activos del partido en desacuerdo con lo que se cocinaba desde Madrid (como Semper), política Cayetana de confrontación (aunque estuvo callada y oculta durante la campaña).
  • El resultado de las elecciones vascas ha sido penoso para el PP. Han reducido sus escaños a prácticamente la mitad. Han pasado de nueve escaños a cinco.

Feijóo (PP) y Urkullu (PNV) ganaron sus elecciones mejorando sus resultados anteriores. Al gallego se le veía genuinamente emocionado. Lo suyo es una gesta.

De estas elecciones hubo dos aspectos que me llamaron la atención. Ambas relacionadas con mujeres. La primera es que de las seis candidaturas del País Vasco cuatro estaban encabezadas por mujeres. Y la segunda, es que aparte de los dos ganadores, el protagonismo ha sido para las dos mujeres que encabezaban las candidaturas del BNG y Bildu. Ambas han quedado segundas y sus formaciones han experimentado subidas. Grande la de los gallegos (13+) y buena la de los vascos (5+).

El PSOE repitió subió un escaño tanto en Galicia como en el País Vasco.

Y por supuesto lágrimas de tristeza y rabia por los ciudadanos a los que no se les permitió contar. Muy mal por parte de las autoridades que tuvieron tiempo suficiente para tomar las medidas necesarias y no hicieron nada. Restringir el derecho democrático a votar no es muy buena señal. Y menos aún en 2020.

Me queda un final de lunes emocionante: el Real Madrid juega en Granada. Otra final. Hay que seguir sumando!!! De tres en tres a ser posible. Partido que preveo complicado…

1 comentario

Archivado bajo Fútbol, General, Política