Archivo de la etiqueta: Champions League

Sorteo de Champions

Se sortearon los cuartos de final de la Champions, y los cruces para semifinales.

La imagen es de Marca.

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol

Poco juego en el Bernabéu

Quizás impresionado por las exhibiciones de Barça y Bayern (7 goles cada uno, con 5 de Messi y 4 de Gómez) el 4-1 del Real Madrid al CSKA me supo a poco. En cambio el precio de las entradas estaban por las nubes: desde 60 hasta 220 euros.

El Madrid anotó cuatro tantos. Pero el mejor fue el de los rusos (Tosic). Quienes además dispusieron de las mejores ocasiones (llegaron a fallar uno a puerta vacía).

Al cuarto de hora los visitantes ya habían creado dos oportunidades y los locales solo habíamos rematado una vez (Cristiano Ronaldo desde fuera del área). Y de repente en la mejor jugada del encuentroo se desatascó el partido: un gran pase de Khedira desde la derecha del área grande hacia el otro lado le llega a Kaká; controla y da el pase de la muerte para que Higuaín marque.

No hay mas historia, salvo tres acciones puntuales:

  1. El fallo del portero moscovita en un obús de CR7. Fue el segundo tanto blanco, a los 10 minutos de la segunda parte. Otro gol “desatascador”.
  2. Benzema a los treinta segundos de haber saltado al campo consiguió su gol (el del 3-0). Luego le regalaría el cuarto a Ronaldo (su segundo).
  3. La amarilla a Xabi Alonso supone que se pierda el partido de ida de cuartos de final (el sorteo es el viernes al mediodía).

Estoy de acuerdo con la opinión de Julián Ruiz en El Mundo sobre lo visto ayer (los dos últimos párrafos), aunque no comparta la dureza de su comentario sobre el Pipita.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Víctor Valdés da el cante

12 de abril de 2011

La gracieta de Víctor Valdés en el programa de Buenafuente carece de rigor histórico. Alguien debería repasarle los títulos de Champions conseguidos por Barcelona y Real Madrid. El más indicado sería su representante Ginés Carvajal (también lo es de Raúl y lo fue de Iker Casillas). En Youtube hay otras cantadas

Los datos son muy sencillos: el Madrid ha ganado sus últimas tres Champions en el espacio de tiempo que abarca desde la primera del Barça hasta su tercera. Las temporadas son las siguientes:

FC Barcelona (1991/92)

Real Madrid (1997/98)

Real Madrid (1999/2000)

Real Madrid (2001/2002)

FC Barcelona (2005/06)

FC Barcelona (2008/09)

P.D.: los blancos además hemos ganado otras seis: las cinco primeras (1955/56; 1956/57; 1957/58; 1958/59; 1959/60) y la de 1965/66.

17 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Madrid y Atleti defraudaron anoche en Champions (por Julio R. Llorente y Adrian Vogel)

26 de noviembre de 2009

La pesadilla fue el partido (por Adrian Vogel)

La pesadilla fue el partido contra los suizos. Usaré tan sólo una palabra para definir lo de anoche: penoso. Y recuerdo que los tres últimos partidos en el Bernabéu han seguido la misma tónica (Alcorcón, Racing y Zürich), finalizaron con idéntico resultado (1-0) y similar angustia, pidiendo la hora. Higuaín fue el goleador en los dos encuentros con puntos en juego: dos goles, seis puntos.

La pedrea, casi conseguida (por Julio R. Llorente)

La verdad es que el Atleti está malito. Pero malito de verdad. En un partido en que se jugaba la pedrea de pasar a la ex Copa de la UEFA apenas se tiene que conformar a su término con decir que está virtualmente clasificado. Si, porque, en su haber, cuenta con tres raquíticos puntos por dos del Apoel. Y a falta de la última jornada, salvo sorpresón de los chipriotas en Chelsea, aún perdiendo los rojiblancos con el Oporto en el Calderón, esa distancia mínima aseguraría el pasaporte para la Europa League.

¿Quién juega en la defensa? Ni Pablo ni Antonio López. Otros se mantienen. El que jugaba en el lateral, central; el que estaba en medio, en un costado. Da igual. Cinco minutos. Llegada por la izquierda de los de Nicosia y el ex bético y el colombiano, en otro alarde de desajuste de esa cobertura con tantos elementos disponibles como negados desde hace ya ni se sabe, se quedan mirando como “Mortadelo“, disfrazado de hombre invisible, fusila a Asenjo. 1-0 y a remar para evitar el descalabro.

Agüero se desespera, Forlán tampoco ha venido esta vez, Jurado -se lo debe de haber dicho el técnico que tiene en él una fe increíble- tira y tira con la misma suerte: o fuera o con timidez desesperante y mansurrona.

Los amarillos le dan el balón a su contrincante pero los nuestros no saben qué hacer con él. Tan poco lúcido es este Atleti.

Empieza el segundo tiempo y parece que se atisban deseos de mitigar el ridículo. Y sí que es cierto que hay más verticalidad y más ¿ganas? -sería horrible pensar que no las hay- para ver si Chiotis es el de aquel primer partido de Champions que selló el destino actual. Claro, que, si te vuelcas, corres el peligro de que te rematen en una contra. Y con esa suerte estuvo coqueteando el cuadro madrileño hasta que Agüero -al Kun no se le podrá decir nunca que no exhibe compromiso- se va por la derecha y su centro, entre el leve toque del meta rival y la patada al aire de Forlán, se le queda a Simao para que machaque el empate.

El mal menor. Con el trámite ante el Oporto en un par de semanas, el Atleti se olvidará de Europa hasta febrero y se quedará instalado en los dieciseisavos de este torneo al que ya se sabe que, por ejemplo, ha caído el Liverpool. Porque insisto en lo de ayer. Con lo que ha costado volver a Europa, como para decir tan frívolamente que apenas hay que centrarse en salvar el pellejo en la Liga

6 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Las previas de la Champions de hoy (por Julio R. Llorente y Adrian Vogel)

25 de noviembre de 2009

Tuve una pesadilla (por Adrian Vogel)

Si Martin Luther King Jr. tuvo un sueño lo mío fue una pesadilla. Les cuento. Se disputaba la final de la Champions en el Bernabéu. El Madrid ganaba 1-0 cuando, a cinco minutos del final, una mala cesión a Casillas la aprovechaba Eto’o para empatar. Y un par de minutos después Snjeider de falta directa conseguía el gol de la victoria del Inter

Claro que visto lo visto es bastante difícil que el Inter llegue. Además la primera parte del Barça de ayer y su partido en Milán han sido lo mejor que han hecho en lo que va de temporada. Y el domingo tenemos un apasionante Barça-Madrid.

¿Y del partido de esta noche frente al Zurich qué? Ese es exactamente el problema. No se está hablando de un partido de Champions que es toda una final: la victoria asegura el pase a octavos y evitará problemas de cara al último partido en Marsella. El debate se ha centrado en el liderato, en el clásico del domingo, en la vuelta de Cristiano Ronaldo, en las lesiones de Messi y Abrahamovic, en una posible eliminación del Barça en Champions –algo imposible viendo el paupérrimo juego del líder de la liga italiana- y en no sé cuantas cosas más.

Espero que este despiste no afecte a jugadores y técnicos. Porque los partidos se ganan en el campo. No en los medios. Y conviene recordar que los suizos ganaron al Milan en Milán. Algo que nosotros todavía no hemos logrado en competición oficial.

La pesadilla real, la de verdad, será si no ganamos esta noche

Hay que seguir en Europa (por Julio R. Llorente)

¡Qué lejos me suena el himno de la Champions y aún quedan dos jornadas! Pero eso no es lo peor, sino qué mal me suena esa especie de dejarse llevar y tirarlo todo por la borda en plan fatalista y resignado que se está empezando a sembrar -no sé con qué intenciones- entre la afición atlética.

¿Cómo que lo que importa es aplicarse en la Liga y no descender? ¿Estamos locos o qué? Va un cuarto de campeonato y sí que es cierto que miramos a los anteriormente conocidos como rivales a lucha europea en nuestra Liga doméstica con catalejo, pero de ahí a decir que peligra el pellejo de la categoría…

Este Atleti se clasificó este año, por segundo año consecutivo, para jugar la Liga de Campeones y el premio de recompensa – a mí tampoco me gustaba y además creo que lo he dicho aquí en estas páginas- de caer a la Europa League es una pedrea y como tal hay que aceptarla. Este equipo llevaba luchando años por volver a estar entre los grandes continentales y no pasa nada -bueno, sí pasa, pero ya es irremediable- por tener que jugar lo que queda de campaña en el torneo europeo menor. Ya vamos a ver -o estamos viendo- entre martes y miércoles como otros ilustres también se van a tener que conformar con este otro caramelo no tan dulce.

Porque es que tiempo hay de sobra para enderezar la mala marcha de la Liga (el equipo muestra otras pintas desde que está Quique aunque la defensa o la forma de defender sigue siendo de chiste) y acabar en una posición digna el torneo de la regularidad.

Pero es que, además, queda la Copa que quien sabe lo que nos puede deparar y esa Europa League que -si, soy optimista- podría traer una alegría insospechada. Porque no, estoy convencido de ello; los jugadores no pueden ser tan horrorosos como están empeñados a veces en demostrarlo y además seguimos teniendo una dupla en ataque que es envidia de muchos. Forlán algún día “volverá” y será el de la bota dorada -mira, Uruguay ya está en el Mundial y tiene una preocupación menos- y Agüero ha de hacer méritos para ser de la lista que elabore su suegro (ni siquiera comento lo de que si lo ficha el Chelsea ahora, pero nos lo deja prestado hasta que acabe la temporada).

Y digo esto último porque la afición no aguantaría una “hazaña” más de descapitalización de la plantilla de quienes parece que no se dan cuenta de que la culpabilidad de tanto fracaso hay que anotársela a quien, sin remontarse más atrás, allá por julio-agosto de este año pensaba que esta plantilla era suficiente, que no hacía falta fichajes, que bla bla bla…

Por eso me parece de recibo que el entrenador decida que en tierras chipriotas se salga con todo para ganar y tener más cerca clasificarse para la ex Copa de la UEFA. ¿Que se juega los jueves? ¿Y qué? Repito: hay que seguir en Europa.

PD.-Y en este alegato no incluyo que pagué mi “abono total” y lo quiero amortizar. Cuantos más partidos europeos, mejor. Para mí, como espectador. Y para el Atleti, porque eso querrá decir que pasa rondas del torneo europeo segundón.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Cara y cruz: las crónicas del Atleti y del Madrid

4 de noviembre de 2009

kun

Un par de reencuentros (por Julio R. Llorente)

 Dos partidos más quedan, intranscendentes, para seguir presumiendo de Champions y, después, descenso en el escalafón a esa Europa League. Ése va a ser el mal menor para este Atleti que ha batallado a tope ante uno de los mejores equipos de Europa.

Un partido que pudo acabar en triunfo, que volteó el Chelsea en el tramo final y que acabó en tablas. Menos mal. Hubiera sido demasiado doloroso para el Atleti, ante todo, por el empujón moral, haber caído derrotados.

Porque algo ha cambiado con Quique en el banquillo. Incluso jugadores perdidos para la causa aparecen recuperados. Podríamos empezar con Pablo -aunque en el 1-2, el coco marfileño se comió a los dos centrales de una vez antes del potrón que le dejó el balón a la segunda para batir a Asenjo– seguir con Cléber -algún que otro balón mandó de banda a banda, algo inverosímil hace unos días- y acabar con Reyes.

Porque durante todo ese primer tiempo que acabó en 0-0, lo mejor sin duda lo ofreció el utrerano. Si se le ha recuperado para esto del fútbol y lo ha hecho su ex entrenador en el Benfica, bendito sea el momento. Caracoleos, fintas, balones imposibles, verticalidad… Cuando tuvo un poco de ayuda tras el descanso, resultó que incluso el Atleti cometía la osadía de adelantarse en el marcador. Y para eso fue necesario que compareciera el mejor Kun. Vaya chutazo rompedor que se sacó en el 1-0!!!

Caminaba el partido hacia su desenlace y el implacable -y sobrado- Drogba se convertía en verdugo de los rojiblancos. Primero, al rematar en racimo, con otros dos compañeros, un balón que me pega que partió de un fuera de juego -que entro, que salgo- de Lampard. Luego, para aprovecharse de un rebote -la suerte de los campeones- y marcar a puerta vacía. La cataplasma para la herida la puso otra vez Agüero, que acabó renqueante, con un lanzamiento de falta que describió una curva diabólica.

Lo mismo está bien seguir en Europa por la vía segundona. Si lo ha dicho uno –el argentino– de la pareja de héroes del Calderón, no le voy a llevar yo la contraria.

ron

De Joseito a Benzema (por Adrian Vogel)

Y ya van 6 los partidos jugados en San Siro/Guiseppe Meazza en los que no gana el Madrid. Pero hay otro dato, aterrador: el gol de Benzema de anoche es tan sólo el segundo que marcamos en la cancha del Milan. El anterior, de Joseito, fue en el primer partido que jugamos en la capital lombarda. En 1956. Partido de vuelta de las semifinales de la primer Copa de Europa. A pesar de la derrota, 2-1, el Real Madrid se clasificó para la final, ganando la primera de las nueve copas que lustran la sala de trofeos.

El partido de ayer fue tenso, vibrante, jugado a tope. El mejor Madrid de esta temporada, especialmente en el primer tiempo. Hubo fases en la segunda parte en las que nuestro juego se espesó. Faltó esa punta de velocidad y esa chispa para finalizar las jugadas rematando (en la primera parte chutamos 16 veces). Y es que ellos también jugaron. Su tela de araña con Ronaldinho y Pato llevando peligro cada vez que tocaban la pelota. El veterano marcó de penalty, igualando el marcador que había abierto Benzema. Al joven le anularon un gol, forzó una tarjeta y dispuso de la ocasión más clara del partido. Desbaratada por Casillas, que volvió a ser Santo, olvidando su desafortunada actuación del Bernabéu. Por su parte Dida también se reivindico con unas cuantas paradas de merito. Especialmente una a tiro de Raúl, en el tiempo de descuento de la segunda parte.

Decía ayer –en la previa– que el empate era un buen resultado. Quedan dos jornadas y ambos equipos nos jugamos las dos primeras posiciones del grupo, frente al Olympique de Marsella y el Zurich. Y atención que el OM aunque remotamente aun alberga esperanzas de clasificarse.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Las previas de la 4ª jornada de la Champions (por Julio R. Llorente y Adrian Vogel)

3 de noviembre de 2009

Resurrección, rehabilitación, reinvención… (por Julio R. Llorente)

…y todo lo que ustedes quieran que empiece de igual manera. Vale cualquiera de estas palabras para definir lo que necesita el Atleti a estas alturas de temporada.

Hace falta resucitar un día de estos porque el calendario, el liguero, va pegando bocados, se ha cumplido la cuarta parte del calendario y somos el tercer peor equipo del campeonato. ¿Y si la resurrección viene marcada por un golpe de efecto ante uno de los mejores equipos de Europa? Cosas más difíciles se ha visto. Y si se trata del Atleti, la machada lo sería menos. Por descontado que el Chelsea mete tanto miedo que es como si hubieran prorrogado desde el domingo el día de los sustos. Si hay un equipo que está demostrando un estado de forma envidiable es el de Ancelotti, que si no estaba del todo fino hasta anteayer, el 4-0 que nos endosó hace bien poco fue el reconstituyente que le faltaba para empezar a golear. Por si fuera poco para que le pinchen a uno el globo del sueño resulta que ya está habilitado para volver en esta competición el coco Drogba.

Hablo de rehabilitación porque los dos próximos envites que tienen los rojiblancos son de los de, si se sale con bien y se saldan con sendos triunfos, emerger y ya no hacer falta medicina alguna. Claro que el riesgo es que entre los londinenses y los vecinos te saquen los colores y en tu casa. O casi-cielo o infierno en cinco días. Casi nada.

Reinventarse el Atleti difícil es porque hasta el mercado de invierno están los que están en plantilla. Así las cosas, quitando las combinaciones de elementos tomadas de cuatro en cuatro que se pueden hacer en la defensa, los demás son habas contadas. Por eso, aunque los analistas se extrañen de que los once de Quique sean los once de Abel y a su vez los de Aguirre… es lo normal porque es historia vieja que esta plantilla era corta y limitada. Lo que me sorprende es que llega un nuevo inquilino al banquillo y dice que le basta y sobra.

Así las cosas, en la nueva era que empezó de broma en Marbella y en serio, en Bilbao -fue un partido de 1-2 como poco y no de caer derrotados- se vio a un equipo más juntito, apoyándose más, y sin la defensa suicida. Con pinceladas sueltas se va dibujando el nuevo perfil de este equipo que tiene que reaccionar de inmediato. Hoy, sí que sí, no vencer al Chelsea es bajar un peldaño en la categoría europea y pensar ya en que tu sitio está entre los segundones de la ex Copa de la UEFA. Y me parece a mí que por el Calderón se ha cogido gustillo a la Champions y queremos seguir viendo (y midiéndonos) a los grandes de las ligas poderosas.

 milmad

Pinta negro (por Adrian Vogel)

El Milan y Milán no nos traen buenos recuerdos. Y a la sombría sensación del partido de la jornada anterior en el Bernabéu (2-3) se unen los malos augurios sobre la continuidad del ingeniero Pellegrini. Según los medios tiene los días contados. Salvó el primer match Ball contra el Getafe. Hoy tiene otro y remata su semana de pasión en el Calderón, contra los vecinos rojiblancos. Mientras tanto otro ingeniero, Florentino Pérez, le ha ratificado en su puesto hasta final de temporada (en declaraciones a la RAI 2). Y esto último si que es mala señal.

Está en juego el primer puesto del grupo. Algo que se antoja fundamental. Porque el segundo del grupo juega en casa el partido de ida de octavos de final. Y es ahí donde el Real Madrid ha sido eliminado los 5 años anteriores.

Kaká vuelve a Milán. Y confío en que haga mejor partido que hace dos semanas, en su primer enfrentamiento contra su ex club. El que está con ganas a juzgar por sus declaraciones es Ronaldhino. Quien deslumbró al final del partido con una carrera donde ganó en velocidad a Sergio Ramos.

La victoria es posible, es un juego, pero me conformo con el empate. Una derrota abultada disparará el rumometro. Mientras la sombra de Mancini (se ha desvinculado de su relación contractual con el Inter) ya sobrevuela sobre la casa blanca…

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol