Archivo de la etiqueta: Putin

Putin podría aburrirse de tanto ganar

Russia President Putin on official visit to Saudi Arabia

Un artículo de James Hohmann, en el Washington Post de ayer, afirmaba en su subtitulo que “Vladimir Putin ha ganado tanto en estos últimos tres años que podría aburrirse de tanto ganar” (“Vladimir Putin has won so much these past three years that he may get tired of winning).

El titular del texto “Trump le otorga otro triunfo a Putin con la retirada de Siria” (“Trump hands Putin another win with Syria pullout“) no deja espacio para la imaginación. Hohmann, corresponsal nacional del diario, arranca su texto recordando el informe de la inteligencia estadounidense sobre el interés ruso en el triunfo de Trump y las proféticas palabras, antes de las elecciones EEUU, del ultranacionalista Zhirinovskiy (pidió comparar su ADN con el de Trump para verificar si eran parientes): “brindaré con champán por el triunfo de Trump anticipando la solidificación de las posiciones rusas en Siria y Ucrania“. Como efectivamente ha sucedido. A continuación el periodista repasa los greatest hits de Trump en política internacional.

La retirada de las tropas estadounidenses del norte de Siria ha dejado en precario a los kurdos, aliados hasta ahora de EEUU en su lucha contra el ISIS. Los kurdos, con una población similar a la de España (más de 40 millones), siempre han temido a los turcos. Ante la posibilidad de una nueva masacre a manos del ejercito de Turquía (que lanzó inmediatamente ataques ante la retirada del ejercito de EEUU), las milicias kurdas se han apresurado a pactar con Moscú y el dictador sirio Ásad (hijo de otro tirano). Esto apuntala el control del país por parte del debilitado Ásad, reforzando la posición rusa (protectora de Ásad hijo como la URSS lo fue de Ásad padre). Un portavoz kurdo señalaba que son conscientes que les pueden engañar con estos nuevos pactos pero lo prefieren a una nueva masacre de su pueblo por parte turca.

Mientras tanto, Putin se pasea triunfal en su primer viaje a Arabia Saudita.

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Medios, Política

La suerte de los condenados del procés: en España no hay pena de muerte

El País

La gran suerte de los condenados del procés es que en España no hay pena de muerte. Con esto no quiero decir que no se hubieran producido los hechos juzgados de existir la pena capital. Pero sí abría el abanico de posibilidades de condena. Y la pena de muerte sería una espada de Damocles (“amenaza persistente de un peligro”).

Se ha debatido sobre si los delitos eran de rebelión o sedición. La Fiscalía pedía una pena y la Abogacía otra. La sentencia del Supremo ha avalado la postura de la Abogacía. La pena de muerte hubiese supuesto una tercera vía. De mayor dureza, obvio. Y representaría un nuevo marco legal elevando las consecuencias posteriores al auto judicial y sus consecuencias (indultos, permisos, tercer grado, etc.).

En las tres principales potencias del planeta existe la pena de muerte: China, EEUU y URSS/Rusia. Según Amnistía Internacional China es el país que más ejecuciones implementa. Hay que añadir que en los últimos 10 años (con Putin) no se ha aplicado ninguna pena de muerte en Rusia (otra cosa son los asesinatos, algunos por envenenamiento, de opositores y disidentes). ¿Alguien duda que una situación golpista como la producida en Cataluña, calificada como sedición por el Supremo, no hubiese provocado la intervención militar inmediata en estas tres potencias globales? Aquí Rajoy aplicó el 155 que suspendía la Autonomía. Lo cual demuestra, una vez más, que somos un país plenamente democrático con una Constitución, la de 1978, con mecanismos que facilitan nuestra convivencia. En contra de lo que opinan los independentistas catalanes.

¿No piensan que, en los tres países mencionados, no hubiesen dudado en juzgar pidiendo la pena de muerte para los condenados por el procés, ?

P.D.: De los tres condenados por desobediencia hay que resaltar que la multa económica asciende a unos 60.000 euros por cabeza (un buen sueldo anual): 200 € diarios durante 10 meses.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Política

Guerreras: las flores kurdas

Trump es el primer presidente estadounidense que abandona a unos aliados. La retirada de las tropas de EEUU del norte de Siria deja desamparada a la población kurda. Las milicias kurdas, entre las que se encuentran las flores kurdas, han sido un bastión contra el estado islámico de ISIS. El avance, consentido, del ejercito turco sobre los kurdos no vaticina nada bueno. No sé, pero me da que Putin debe estar muy contento con la medida de Trump…

El Mundano

Hace cinco años, enero del 2014, tres kurdas fueron asesinadas en París. La noticia pasó desapercibida para la mayoría de los medios españoles (lo cual define claramente sus tendencias). Sucedió en la sede de la Federación de Asociaciones Kurdas en Francia.

Según leo en la revista digital Pikara, “Las mujeres asesinadas eran tres piedras incómodas en los zapatos del gobierno turco. Sakine Cansiz, de 54 años, fue cofundadora del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) junto con Abdullah Ocalan, presidente del partido y condenado a cadena perpetua en Turquía. También fue fundadora del movimiento de liberación del Kurdistán y la Unión de Mujeres Libres, lo que la llevó a ser prisionera en Turquía hasta que recibió asilo político en Francia. Fridan Dognan, con 31 años, era directora del Centro de Información del Kurdistán, representante del Congreso Nacional del…

Ver la entrada original 420 palabras más

Deja un comentario

octubre 10, 2019 · 00:01

El beso de Rammstein que desafía a Putin

Rammstein Moscú

Los guitarristas de Rammstein, Paul Landers y Richard Kruspe, escenificaron un beso durante su actuación en el Estadio Luzhniki de Moscú. Era un claro desafío a la ley antiLGBT de Putin del 2013, conocida como la Ley contra la propaganda homosexual. En base a esta legislación se censuraron partes de la película “Rocketman“, basada en la vida de Elton John.

No es la primera vez que Rammstein se pronuncia públicamente al respecto. En Polonia el cantante ondeó una bandera arco iris el día del Orgullo.

Hace un mes la activista LGBT Yelena Grigoryeva fue asesinada en San Petersburgo. Su nombre figuraba en una web rusa que pone precio a las cabezas de los líderes del movimiento por los derechos LGBT.

Putin, heredero de la tradición soviética y exKGB, recoge los aspectos homófobos de la extinta URSS. Esto nos lleva a un denominador común de esos países fetiche de cierta perniciosa izquierda idiota occidental: URSS/Rusia, la Cuba castrista, Irán, la China de Mao o Palestina son lugares donde ser homosexual está/estaba perseguido. Pero esto  se ocultan de la misma manera que sucedía durante el apogeo comunista. Con la paradoja que en el mundo occidental los partidos comunistas se presentaban como defensores de las libertades y la democracia, conceptos inexistentes en los países en los que gobernaban (la gente se jugaba la vida para escapar de esos “paraísos”). Hoy en día esos PC occidentales han tenido que cambiarse de nombre. Por algo será… Lo que no ha cambiado es su carácter tóxico.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Política

Vox vuelve a arremeter contra Macron

LC

Ya es la segunda vez que Vox arremete contra Macron, el jefe de Estado francés. Sí, el presidente de la República Francesa. A los dirigentes políticos se les debe exigir un respeto hacia los mandatarios y las instituciones de otros países. Y en este caso concreto, hacía nuestro vecino del norte. Esto de Vox me parece tan grave como la ridícula y gratuita ofensa de Zapatero no levantándose ante la bandera de EEUU (algo que le acabó pasando factura y a nuestro país también).

Como les supongo conocedores de ambas meteduras de pata de Abascal y los suyos, paso a centrarme en el tema de Macron. Y las palabras de Leonard Cohen me vienen al pelo. Porque encuentro que coinciden las posiciones tanto de la derecha extrema como las de la izquierda radical. Ambas ofrecen valoraciones negativas sobre quien fuera asesor económico del presidente Hollande (del partido socialista) y luego ministro de Economía en el segundo gobierno del entonces socialista Valls (con Hollande de presidente). A la presidencia de la República llegó liderando su propia formación (En Marche! cuyas iniciales, EM, coinciden con las de su nombre y apellido).

No tengo una opinión formada sobre Macron. Ni puedo opinar sobre su gestión. No sé si es buena, mala o regular. Y eso que conozco el país (he vivido en París y lo visito todos los años al menos una vez). Debo ser un español raro al no tener un criterio sobre algo y reconocer mi desconocimiento sobre algún asunto. Quizás se deba a que no soy periodista ni político. Porque estos saben de todo. Aunque no hayan salido de su terruño. La alegría con la que algunos de ellos afrontan la realidad de países que desconocen, a los que no han ido ni siquiera de turistas (haber vivido en ellos ya sería de nota) es aterradora. La facilidad con la que emiten sentencias y verdades absolutas son más propias de tertulia de bar que de medios o tribunas políticas. En las que debería primar un sentido de la responsabilidad.

Ya antes de ganar Macron las presidenciales de su país (en segunda vuelta frente a Marine Le Pen), otro huido del Partido Socialista francés (esta vez por la izquierda), Mélenchon, pretendió hacerle la pinza con Le Pen. Que los (muchos) partidarios de la derecha extrema francesa la apoyasen tiene su lógica. Pero no la tiene con Mélenchon y su Francia Insumisa.

Mélenchon, exministro del gobierno Jospin (bajo la presidencia de Chirac), fue criticado por su indefinición sobre a quién apoyar en la segunda vuelta. Francia Insumisa organizó una consulta pública de cara al duelo final. “No se trataba de dar una consigna de voto, pero sí reflejar la opinión de los insumisos sobre su opción en la segunda vuelta”, señaló Mélenchon en un comunicado de Francia Insumisa. (En la primera vuelta obtuvieron siete millones de votos, casi el 20 % de los sufragios).

Los participantes se inclinaron en favor del voto blanco o nulo en la segunda vuelta. De los 243.128 votantes el 36,12 % eligieron votar en blanco o el voto nulo, mientras un 34,83 % se mostraron favorables a Macron y el 29,05 % por la abstención. En realidad deberíamos sumar esta última opción a la del voto en blanco o nulo. Esta ambigüedad de Mélenchon respecto a Macron frente a Le Pen guarda paralelismo con lo de Hilary Clinton y Trump. La Clinton será todo la mala que quieran, mucho más mala aún gracias a la propaganda negativa que tuvo desde la maquinaria del Partido Republicano (más la incansable labor de su enemigo Putin), pero era y es mejor que Trump. De quien la prensa afin a Podemos (que obviamente apoyaba a Mélenchon y odiaba a Macron con la misma intensidad que a Hilary Clinton) siempre olvida sus bombardeos, incluyendo el lanzamiento de la mayor bomba no nuclear (sobre Afganistán). Es la misma izquierda endogámica que se atribuye la exclusividad de ser la autentica izquierda (aunque ahora anden enfrentados Iñigo Errejón, el Gallardón de esta izquierda, y los Ceaucescu de Galapagar). Y cuya inquina al PSOE (a quienes ahora mendigan grupo propio en el Senado y ministerios en el gobierno) es comparable a las mencionadas sobre Macron o la Clinton.

Esta misma izquierda neocomunista española es la que continuamente nos lanza nuevas figuras mundiales, en un afán internacionalista sin sentido ni conocimiento, cuya reputación y prestigio duran tres asaltos (Chávez/Maduro, Lula, los Kirchner, Evo Morales, López Obrador, Mélenchon, los griegos, Corbyn, Sanders, los sandinistas, etc.). Y en muchos de sus planteamientos coinciden con las nuevas derechas extremas, los neofascistas o con charlatanes como Steve Bannon (a quien en su ignorancia otorgan una relevancia que no tiene) o los antivacunas, los okupas, etc.

¡Cuánta sabiduría encuentro siempre en las palabras de Leonard Cohen!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Trump blanqueó a Putin y el Informe Mueller señala a Rusia

Cuando el verano pasado Trump blanqueó a Putin, en la cumbre de Helsinki, afirmando que Rusia no había interferido en el proceso electoral (dando por buenas las palabras del presidente ruso), dejó en evidencia a las distintas agencias de inteligencia estadounidenses. Estas daban por hecho, y sabido, que Rusia sí había manipulado e intervenido en las elecciones presidenciales de EEUU. Las palabras de Trump desautorizaban a sus servicios secretos.

Esta tarde (horario español) se hacían públicas las 400 paginas del Informe MuellerAl menos gran parte del mismo, porque hay varias restricciones según explicó William Barr, Attorney Generalministro de Justicia– del gobierno Trump.

De los 34 imputados en el caso 26 son rusos. De los ciudadanos estadounidenses algunos son muy cercanos a Trump (desde su abogado hasta su jefe de campaña).

2 comentarios

Archivado bajo CDI, Política

Votantes de Bernie Sanders ayudaron a Trump

Votantes Sanders presidenciales

Se van confirmando algunas impresiones que tenía sobre las/los votantes de Bernie Sanders, o más bien sus simpatizantes, y como su voto o abstención decidieron las presidenciales de 2016 en favor de Trump.

Se sabía que el voto afroestadounidense era proClinton (entre el electorado del Partido Demócrata). Adoran a los Clinton, especialmente a él. Y que Sanders no gozaba de sus simpatías.

Lo que desconocíamos eran los números de las antiHillary entre las votantes blancas y que engrosaron las filas de la campaña de Sanders en las primarias. Algo de eso intuí en un viaje a Atenas. Pero no se pueden extrapolar las experiencias personales (micromundo) a una realidad estadística (macromundo). Me refiero a conversaciones con una mujer adulta (fotógrafa de San Francisco, viajando sola) en el barco que nos llevaba a Hydra y otras con media docena de universitarias en el aeropuerto de Atenas (con destino a Madrid). Ninguna era de Hillary Clinton. Se consideraban progresistas (proSanders) y sus opciones pasaban entre no votar, hacerlo por la candidata del Partido Verde (Jill Stein) o por el aspirante del Partido Republicano. Cualquier cosa menos la Clinton. Hace unos días la revista New York Magazine en el artículo de Jonathan ChaitThe Myth of Bernie Sanders’s White Working-Class Support” cuantificaba este rechazo, basado en un estudio de Nate Silver, entre seguidoras/es de Sanders: un 25%:

[…] Nate Silver, diving into the numbers, finds that about a quarter of Sanders voters were what he calls “Never Hillary” voters. They leaned conservative, and many of them voted for Donald Trump in the general election. […]

Never Hillary

El estudio y las estadísticas analizadas concluyen con datos sorprendentes. Entre ellos el ya mencionado: una gran parte de a quienes definen en el análisis como #NeverHillary, y que apoyaron a Sanders en las primarias, son conservadores (me atrevería incluso a decir que también son topos en el P. Demócrata). A este factor “conservador” se le da gran importancia:

[…] How big a factor was the Never Hillary vote for Sanders?  Pretty big. They made the difference in eight of the states he won, finds Silver. Without that protest vote, the entire narrative of Sanders as the rising voice of the party’s authentic base would never have taken hold. And that basic misreading of the data created the foundation for a flourishing socialist dream that the American white working class is poised to turn against neoliberalism if only presented with a pure and sharp enough critique. […]

Esta tendencia conservadora es la que se tragó todos los bulos sobre Hillary Clinton (generados por la campaña de Trump: desde lo de los emails hasta que ella dirigía una red de pederastria desde una pizzería de Washington (bulo iniciado por el hijo de un militar que fue miembro del primer gobierno de Trump y que tuvo que dimitir por sus vínculos con Putin; esta mentira provoco la intervención del FBI: lógicamente no había nada en el local pero el daño ya estaba hecho, incidiendo en la imagen de malvada de la candidata).

Para terminar, recordar una obviedad que aquí con frecuencia olvidamos: Sanders no es miembro del Partido Demócrata. Se presenta por sus filas como candidato independiente.

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Política