Archivo de la categoría: Cultura

El post sobre YouTube en Voz Pópuli

VL VP AV

El post “YouTube legitima la compra de visualizaciones” llamó la atención de Víctor Lenore. Hoy en su columna “Altavoz” de Voz Pópuli escribe al respecto: “El timo silencioso de YouTube“. Aporta novedades y amplia la información, además de las referidas por Rolling Stone (en las que me basé para mi entrada en El Mundano). Entre ellas el testimonio directo de John Echevarría, nuestro John de El Mundano, sobre una negociación con YouTube de cuando trabajaba en Miami.

Es obvio decir el orgullo y satisfacción que me produce ver reflejado en medios un texto de este blog. Y agradezco de corazón a Lenore su interés.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

El año pasado en el Bookstock de Sevilla

Fran G. Matute tuvo a bien invitarme el año pasado a Sevilla para el Bookstock. Un día presentamos mi último libro “Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo“. Y al siguiente participé en una mesa redonda “Rastros de carmín: ¿Qué queda del periodismo musical?” junto a las excelentes Patricia Godes y Grace Morales. Presentó y moderó Jesús Morrillo del ABC de Sevilla.

No recuerdo haber visto el video de la mesa redonda. Anoche lo colgó Fran en su Facebook. He disfrutado mucho viéndolo y he recordado los buenos momentos que pasé esos dos días en Sevilla. Así que nuevamente le doy las gracias a Fran y al CICUS de la Universidad de Sevilla.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Música

YouTube legitima la compra de visualizaciones

youtube trueview ads

Un artículo del Rolling Stone digital estadounidense me ha abierto los ojos en dos sentidos: el de YouTube legitimando la compra de visualizaciones y como la industria discográfica anglo prefiere invertir en Spotify mientras la latina se centra en YouTube.

Respecto a lo primero, que es además el tema central de esta entrada, aclarar que ya conocíamos varias manipulaciones en las estadísticas del canal de videos por excelencia. Desde los clubes de fans de hoy en día hinchando las cifras a base de clics continuos (antaño llamaban a las emisoras de radio pidiendo las canciones de sus ídolos) hasta las empresas de marketing digital (las contratas para que desde sus “granjas” te monten campañas de likes, acciones virales y, por supuesto, mejoren tu trafico de visitas en YouTube y de escuchas en las plataformas de streaming. Lo que Rolling Stone desvela sobre el servicio de TrueView ha supuesto toda una novedad para mi.

TrueView es una aplicación publicitaria que ofrece Google, la empresa propietaria de YouTube. Son los anuncios que se colocan antes de los videos. Si se pincha en el anuncio o se ven cinco segundos como mínimo (es justo el tiempo que tienes que ver el anuncio antes de poder saltártelo), cuenta como una visualización del video que se publicita. Rolling Stone cita, acorde a varias fuentes, que la división latina de Universal y los distintos sellos latinos de Sony son los más agresivos a la hora invertir en el lanzamiento de nuevos videos. También son las dos compañías que parten la pana en los mercados de habla hispana.

El cálculo es que se invierten de 20.000 a 60.000 dólares en las primeras 24 horas (pudiendo llegar en casos excepcionales a los 100.000). Este dinero da como resultado un incremento adicional de 12 millones de visualizaciones para un video nuevo. Y estos resultados luego se promocionan como sinónimo de éxito (tipo “10 millones de visitas el primer día” o “20…”, etc.).

Una de las ventajas para las discográficas latinas es que pueden segmentar sus inversiones por países. Por ejemplo, la publicidad en Chile o Argentina es más barata que en EEUU. Para el mercado latino de EEUU el coste de esta inversión publicitaria se quintuplica (puede incluso a ser 10 veces más).

La idea es garantizar un buen arranque (el marketing de los productos culturales está enfocado al primer día, los primeros días o el primer fin de semana). En este caso además está el factor de llamar la atención del algoritmo de YouTube. Algo fundamental para viralizar el impacto. Te va a garantizar presencia en la barra lateral de recomendados.

Dado lo poco que YouTube paga por los videos Rolling Stone hace un cálculo de la rentabilidad de estas inversiones. Parten de la base de un coste de producción del video de 50 mil dólares y una inversion en TrueView de 30 mil. Para generar unos ingresos de 80 mil dólares (equivalentes a los gastado) se necesitan 110 millones de visualizaciones. Algo solo al alcance de las estrellas musicales o del pelotazo puntual.

 

1 comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música, Medios

Las “Ganas” de Blanca Sol

Ganas” es el debut de Blanca Sol, una madrileña de 21 años. Compuesta por ella misma y producida por Danielz, dos hermanos colombianos afincados en España.

Blanca Sol toca la guitarra y el piano.

La frase “Mala pero fina” define muy bien esta historia de una pasión adultera. Me encanta la letra y su voz. El tema me parece muy quedón. Hay algo hipnótico que me ha enganchado.

Como carta de presentación “Ganas” es inmejorable. Y me ha dejado con ganas de conocer más canciones suyas (disculpen la redundancia).

P.D.: solo tengo una pega, la presencia de la bandera de EEUU. Me sobra. Es innecesaria y me parece una paletada.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Venecia rescata a Hedy Lamarr

El Festival de Cine de Venecia va a proyectar, en su preapertura, una version restaurada de “Éxtasis“, estrenada en la Mostra de 1934. Su primer pase, el 7 de agosto de 1934, causó un revuelo. La película, una producción checa dirigida por Gustav Machatý, mostraba por primera vez un orgasmo femenino (reflejada en el rostro de Lamarr, lo único que se veía en pantalla) y probablemente tambien fuese el primer desnudo integral femenino del cine rodado para su exhibición comercial en salas (dos escenas de 10 minutos de duración cada una: una bañándose y la otra correteando por un bosque).

La austriaca Hedy Lamarr (Viena. 1914), nacida como Hedwig Eva Maria Kiesler en el seno de una acomodada familia judia, no solo se codeó con los grandes protagonistas masculinos del Hollywood de su época (Charles Boyer, Clark Gable, James Stewart o Spencer Tracy). También estudió ingeniería desde los 16 años, que abandonó para dedicarse al mundo de la escena (posteriormente reanudaría sus estudios, privadamente, en EEUU). Sin embargo su faceta como ingeniera y sobre todo inventora es la menos conocida. Aunque ultimamente se le está dando su justa relevancia.

Lamar junto al músico George Anthill patentaron una idea que posteriormente revolucionó las comunicaciones, las militares y las de la telefonía móvil (está en la base del WiFi y del Bluetooth). En 1942 denominaron su idea como “Secret Communication System”. Era el espectro ensanchado por salto de frecuencia.

Durante el transcurso de la II Guerra Mundial Lamarr había observado que los torpedos estadounidenses, guiados por radio, eran facilmente interceptados por las fuerzas enemigas. Con Anthill llegó a la conclusión que si se pueden cambiar las notas musicales en una pianola, también podría hacerse cambiando simultáneamente las radio frecuencias. Hasta la crisis de los misiles de Cuba, veinte años después, no se puso en práctica.

La aparición del transistor y su posterior miniaturización facilitaron la implantación y desarrollo del invento, entre la industria militar y la de la telefonía móvil.

HL

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia, Cine, Cultura

Algo más que los 50 años de Woodstock

Sender BFyR&R

Estos días los medios celebran profusamente el 50 aniversario del Festival de Woodstock. Como si fuese el festival de todos los festivales. El único. Lo achaco a las fechas en las que nos encontramos, con las redacciones bajo mínimos (la plaga de los becarios de los becarios). Menos mal que quedan algunas voces críticas en los medios que recuerdan el desastre organizativo que fue aquello y que no se produjo una autentica desgracia de milagro (o más bien, por la intervención de las autoridades).

Rock FM produjo el mes pasado un especial al respecto, bastante completo. Nuevamente agradezco a la emisora que contase conmigo.

El Festival de Woodstock no fue el primero en celebrarse. Y me atrevería a decir que ni siquiera fue el más importante. Sí fue el más documentado (películas, documentales, discos, etc.). Para nosotros, en Europa, los de la Isla de Wight son más relevantes. Especialmente su segunda edición, la de 1969 (50 aniversario por tanto), porque sacó de su retiro a Bob Dylan. El genio no quiso actuar en Woodstock, cerca de su domicilio, y en cambio eligió Wight para su retorno a los escenarios. La tercera edición de este festival, la de 1970, fue la que mas asistentes congregó (se habla de más de medio millón de personas, superando  a Woodstock).

Decía que Woodstock no fue el primer festival de rock al aire libre. En el libro “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll” relato cuales fueron los primeros. Y conviene subrayar la relevancia del madrileño Ramón Sender en la producción del primer festival de tres días de duración (el pantallazo del encabezado refleja el texto al respecto).

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Música