Archivo de la categoría: Cultura

Despacito (así lo hacen en Puerto Rico)

No voy a entrar en una disquisición sobre el reggaetón o su historia y orígenes (lo pueden encontrar en la Wikipedia). Tan solo diré que el baile es un elemento fundamental de la música popular. Desde el principio de los tiempos. Y los grandes géneros musicales siempre han estado asociados a un baile o han surgido de uno. Da igual que sean valses, flamenco, mambo, jazz, rock ‘n’ roll, twist, rap, etc. Digo esto porque conviene no perder de vista el perreo (twerking en EEUU) al hablar del reggaetón. Es el estilo de baile más sensual y provocador de la historia. A fin de cuentas el baile, sea rápido o lento, es una representación del acto.

En una de las clases de este año del Master en Industria Musical y Estudios Sonoros (MIMES) de la universidad Carlos III terminaba la mía sobre la historia de la industria discográfica española hablando de talento (artistas, autores e interpretes), canciones, etc. Y en la diapositiva final aparecía Justin Bieber entre otros (en el bando del “enemigo”). Y señalaba que ojo con las ideas preconcebidas porque su último disco era bueno y aportaba tres o cuatro ideas muy interesantes. La cara de póker de los asistentes (todos licenciados, con predominio femenino) fue todo un poema. Unas seis semanas después en un debate en esa misma clase con El Niño de Elche y su productor Raúl Fernández Miró Refree (lo es también de Rosalía, Josele Santiago y Silvia Perez Cruz) salió a relucir Bieber: Refree alertó sobre las bondades de la última grabación de Justin Bieber. Salté inmediatamente para mostrar mi alegría por su comentario y recordé a la clase mi comentario de principios de año.

Tengo más ejemplos de estos conceptos erróneos producto de prejuicios y perjuicios. Una también tuvo como marco el MIMES: fue el año pasado en una conversación con Diego Manrique que giró alrededor de Enrique Iglesias. Porque si vamos a hablar de pedigrí rockero el señor Jimmy Iovine (ingeniero de sonido y productor de Lennon, Petty, Springsteen, U2, Dire Straits, Pretenders, Patti Smith, etc.) nos da bastantes vueltas a Diego y a un servidor. Además como cofundador de Interscope es responsable del gangsta rap, que dominó la escena musical durante algún tiempo. Así que si Iovine ficha a Enrique Iglesias por algo será. Y su opinión es la que cuenta (y es la que ha llevado a Enrique Iglesias a la cima). Y desde luego debería dar que pensar a los críticos. Lo mismo puede decirse de Operación Triunfo

Sirvan estas lineas anteriores como introducción y presentación a lo que de momento es la canción del año (en competencia con el “Shape Of You” de Ed Sheeran): “Despacito” de Luis Fonsi con Daddy Yankee. En España es n.º 1 desde principios de año. En EEUU ha sido Top 40 cantada en español. Y ahora llega un remix con la participación de Justin Bieber. Tiene toda la pinta que ese Top 40 en USA ahora será Top 10 (3, 2 o 1 que decía Luqui).

El ritmo y la cadencia de “Despacito” son esenciales. Son de lo más quedón. Hablando del asunto con Fernando Muñoz, músico y veterano de la industria discográfica, comentábamos la curiosa estructura de la canción, clave de su éxito: son dos en una. Las estrofas son un tema y el estribillo es otro. Una vez más se demuestra que la singularidad (bien hecha) funciona y engancha. Con la remezcla se añade un nuevo elemento: dos idiomas, el ingles (Bieber) y el español. Y luego está la letra. Que es buenísima con hallazgos llenos de sensualidad.

Claro está, todo esto se aprecia si la aproximación se hace con la cabeza despejada de ideas preconcebidas.

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Memorias de Hector Berlioz

BerliozUna de las ventajas de formar parte del elenco de una editorial como Akal es tener acceso a su magnifica colección de libros sobre música, como el de El Ciclo de Canciones, además de información puntual sobre eventos y presentaciones.

Soy fan de la Sinfonía Fantástica de Berlioz, quien por otra parte goza de mis simpatías desde el desconocimiento (mi conocimiento superficial sobre tan insigne compositor no puede ser calificado de otra forma).

Hace dos años tuve la oportunidad de asistir a la presentación de Las tertulias de la orquesta de Berlioz de Enrique Garcia Revilla. Me sirvió para descubrir la faceta literaria de Berlioz. Y asistir al nacimiento de esta nueva obra que ha acometido Enrique García Revilla: la traducción de las Memorias de Berlioz.

Memorias.jpg

El acto celebrado en La Quinta de Mahler (tienda heroica donde las haya) contó con las intervenciones (de izquierda a derecha en la foto) de un brillante José Luis Tellez, musicógrafo, Enrique García Revilla, responsable de la edición y traducción, y Jesús Espino, subdirector de Akal y faro de esta colección.

Además Arturo Reverter, socio fundador de Scherzo, tuvo la fortuna de soportarme. Como experto que es en materias vocales le hablé de restaurantes y de Alfredo Carrión (amigo mío y conocido suyo). Una excusa para encaminar la conversación a mi asunto favorito de los últimos días (en directa competencia con mi libro): el reggaeton y “Despacito“.

Un aspecto que destacaron los tres ponentes y los asistentes, como Reverter, fue la habilidad de Berlioz (1803-1869) de contarnos como funcionaban las cosas en su época: la estructura y organización de la practica musical. Un aspecto que Espino valoró por ser un punto de vista contemporáneo, una voz del momento, y no una aproximación desde investigaciones posteriores. En conversación posterior con García Revilla (y Reverter) habló de una voluminosa correspondencia de Berlioz que le sirvió enormemente para su labor de edición y anotación. Este último aspecto, el de las anotaciones, fue muy valorado por Tellez en sus intervenciones.

En resumidas cuentas, una gozada. Y un placer coincidir con alguien tan sensato y cabal como Enrique García Revilla. Me siento privilegiado de conocerle.

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Libros, Música, Recomendaciones

Bikinis, Fútbol y Rock & Roll a punto de caramelo

Akal novedades

No se pueden ni imaginar la ilusión que me hace aparecer en la Web de Akal con Bikinis, Fútbol y Rock & Roll. Tan solo la gozada que supuso tener un ejemplar impreso supera este subidón.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Libros, Música

Humble el nuevo video de Kendrick Lamar

“Humble” (“Humilde”) no hace honor a su titulo. El nuevo video de Kendrick Lamar usa imaginería religiosa para unas letras explícitas en las que presume de sus logros y de como ha salido de la miseria. Lo que es discutible es el machismo de algunas parte de la letra.

El principio del tema me parece brillante, con esa guitarra eléctrica… Luego se aleja de los sonidos jazzeros y funkys de su anterior disco, el brillante To Pimp A Butterfly.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Espectacular Oliver Green

La presentación de Oliver Green en el teatro Barceló (el antiguo Pachá) me ha parecido espectacular. Un pedazo de banda para acompañar a un nuevo talento patrocinado por el gran Paco Martín en su nueva discográfica (Martin Music), quien de nuevo apuesta y arriesga por la calidad en un entorno especialmente difícil.

Oliver Green, finlandés criado en Málaga y estudiante de rock en el Trinity College de la universidad de Oxford, bebe en las fuentes de Cat Stevens (Paco dixit) o de Gordon Lightfoot (en mi modesta opinión). Buenos referentes en ambos casos.

Aparte de la enorme calidad de la banda que le acompañó me llama mucho la atención la calidad de sus arreglos, la composición y el color de su voz. Y su personalidad encima del escenario. Se llama tablas. Lo cual es muy sorprendente tratándose de un debutante discográfico.

¿Está la critica preparada para recibir a Oliver Green? ¿Y el mercado? La respuesta a esta última pregunta desafortunadamente depende de los medios y la aceptación que tenga este primer álbum de Oliver Green. Y cada vez desconfío más de los medios musicales y la crítica…

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Peaky Blinders: la serie y su música

peaky_blinders

Ante la insistencia de mi hijo me he visto las tres temporadas de la serie Peaky Blinders (la BBC ha confirmado que habrá dos más). Y me alegro mucho de haberle hecho caso. Es sencillamente espléndida.

Como es norma en los británicos la ambientación es magistral. Y es aquí donde surge la primera sorpresa: la trama transcurre en el Birmingham después de la I Guerra Mundial pero la música es actual. Tan contemporánea como que en el penúltimo capitulo de la tercera temporada estrenaron el “If You Want It Darker” de Leonard Cohen.

La sintonia es “Red Right Hand” de Nick Cave & The Bad Seeds. Con las dos canciones mencionadas hasta ahora ya pueden hacerse una idea del tono y nivel de la serie. Añadan que también suenan The White Stripes, The Raconteurs, Johnny Cash, Jack White, Dan Auerbach (The Black Keys), PJ Harvey, Radiohead, Tom Waits, Arctic Monkeys, etc.

Me llama la atención que no suenen héroes locales de Birmingham como los hermanos Winwood (Spencer Davis, Traffic), The Move, ELO o Black Sabbath.

La historia es la de la ascensión de la banda de los Shelby, los Peaky Blinders. Una familia gitana liderada por el segundo hermano Tommy (un héroe de guerra). Desde la marginación hasta llegar a Londres. Apuestas (caballos y juego), extorsión, contrabando, robos, asesinatos y una complicada intriga política donde aparecen Churchill, el IRA y unos aristócratas rusos planeando introducir en la URSS los carros de combate robados por los Shelby.

El rumor de los últimos días es que Samuel L. Jackson ha pedido incorporarse al elenco. Ojalá.

Aquí se ha podido ver en Movistar. Y encontramos la única pega: no hay subtítulos en la versión original. Y los acentos del lumpen de Birmingham, de irlandeses, gitanos, bajos fondos de Londres, etc. no son fáciles de entender.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

De un tiempo libre a esta parte

De un tiempo libre a esta parte es el documental de Beatriz Alonso Aranzábal que ahora ya está disponible en DVD.

Integrante en su día del grupo Los Monaguillosh (los de “Voces en la jungla“) Beatriz es psicóloga clínica además de escritora y directora de documentales. De un tiempo libre a esta parte muestra en palabras de Eloy Tizón “la cara B de la mal llamada Movida de finales de los 70 y comienzos de los 80: Alphaville, Décima Víctima, Aviador Dro, Esplendor Geométrico…”.

“Después de 30 años este documental da voz a grupos como Los Nikis o Los Acusicas donde expresan sus opiniones y experiencias con gran naturalidad y sencillez”, contaba la directora a El País desde Londres (donde el doc. formó parte de una exposición sobre la Movida madrileña).

Diego A. Manrique decía: “¡No apto para mitómanos! De un tiempo libre a esta parte es un ágil documental sobre la parte salvaje, nunca beatificada, de La Movida. Hablan miembros de los Nikis, PVP, Alphaville, Aviador Dro, La Fundación, Lunes de Hierro, Esplendor Geométrico, Oviformia SCI. Plantean asuntos bien interesantes como la abundancia de personal femenino en los primeros grupos o la importancia de los atuendos.”

Y Ana Curra por su parte afirmaba: “Hubo historias de jóvenes, de música, de creatividad y libertad, que también sucedieron en este país. Fueron más pequeñas, más subterráneas, pero sin duda más excitantes y veraces, que merece la pena contar. Y Beatriz Alonso lo hace con cariño y justicia en este documental.”

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Cultura, Madrid, Música, Recomendaciones