Archivo de la etiqueta: Thomas

Oblak y dos exmadridistas superan al Liverpool

LAURENCE GRIFFITHS GETTY IMAGE AS

Oblak, héroe habitual del Atlético de Madrid, y dos exmadridistas, Marcos Llorente y Morata, superan 2-3 al Liverpool en Anfield. Son los nombres claves que definieron el partido de vuelta y la clasificación para cuartos de los de Simeone.

En el partido de ida ya avisaba en la previa: “Y si el Atleti da el campanazo hoy“. Y la dieron ganando 1-0, con gol de Saúl (quien tuvo un breve paso por la cantera blanca antes de encontrar su lugar bajo el sol).

El Liverpool, que fue un aluvión como la meteorología (hasta granizó), superó en empuje y oleadas ofensivas al Atleti. Eso no quiere decir que los rojiblancos estuviesen mal. Bastante hicieron en intentar frenar a los reds. Oblak estuvo inmenso. Me sobró la presencia de Diego Costa. Ausente y sin aportar, salvo en la jugada inicial que recibió un buen balón en profundidad de Joao Félix. Vitolo parecía mejor alternativa (dado que Morata estaba tocado). Resultaba preocupante ver que Thomas no estaba siendo Thomas. Este jugador se ha convertido en un puntal y cuando no rinde  a tope el equipo lo acusa. No estuvo tan acertado en el corte y en la entrega de balón como nos tiene acostumbrados.

El 1-0 (Wijnaldum) llegó a un par de minutos del descanso. La eliminatoria estaba empatada.

La segunda parte fue más de lo mismo. Con un protagonista añadido: los palos. Aliados de Oblak. Y una jugada clave finalizando el partido: el gol anulado a Saúl por fuera de juego. Una pena. Y nos fuimos a la prorroga. Eso que ganamos.

Firmino hizo el 2-0 en el 93. Aprovechó el rechace del palo a su propio remate de cabeza. La cosa se ponía muy cuesta arriba. Marcos Llorente, que había entrado por Diego Costa en el 55, cambió el curso del partido. Un cambio raro (y no por la salida de Costa que no debía de haber sido titular). Simeone, que ha descubierto recientemente a Llorente como jugador de banda derecha (mérito del técnico), acertó de pleno. Y el jugador respondió con dos golazos. El 2-1 tres minutos después del 2-0 y el del empate a dos en el 105. Ambos fueron dos disparos desde fuera del área dirigidos al mismo palo. Y los dos clasificaban al Atleti. Con el 2-1 los ingleses necesitaban un gol para pasar y con el 2-2 tenían que anotar dos para clasificarse. La puntilla vino de las botas del renqueante Morata en el 120. Había entrado ocho minutos antes por Joao Félix.

El partido fue un espectáculo. Los dos equipos lo dieron todo. La intensidad fue máxima. Y el Atleti supo superar adversidades y domó a las fieras rivales. ¡Enhorabuena vecinos!

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Zidane acertó con Ceballos y Marcos Llorente

Marca

Zidane acertó con Ceballos y Marcos Llorente (y en su día con James). La calidad de ambos es indiscutible (y la del colombiano). Pero para jugar en el Real Madrid hace falta algo más. No solo en el Madrid también en otros clubes, como veremos a continuación. En algunos casos el poco carácter o personalidad del jugador lastra su talento. Y le pasa factura para rendir al máximo nivel.

Lo de Llorente y Ceballos no ha dejado de sorprenderme. En su día me parecieron decisiones arriesgadas de Zidane. Se demuestra, una vez más, que quien sabe es él. Y además sabe mucho, mucho.

El mister blanco ya tuvo a Llorente en el Castilla y no contaba demasiado con él. Triunfó en el Alavés. Volvió de la cesión y no se hizo sitio en el primer equipo. Jugaba, pero poco. La vuelta de Zidane al banquillo supongo que fue un aviso para buscarse otro equipo. La oficina blanca, en una excelente gestión, le traspasó al Atlético de Madrid por 40 millones. Simeone parece darle la razón a Zidane: apenas cuenta con Marcos Llorente. Thomas le ha arrollado.

En las últimas horas hemos leído que Dani Ceballos quiere salir del Arsenal. En este mercado de invierno. No juega desde principios de noviembre. No hay más preguntas su Señoría…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Zidane gana su novena final consecutiva

El Real Madrid se llevó la Supercopa a los penaltis. Era la novena final de Zidane en el banquillo. Y fue su noveno triunfo consecutivo. Una marca, como la de las tres Champions seguidas, difícil de igualar. La leyenda de su flor pasó a ser la del jardín y ahora ya es la de un bosque.

El 0-0 del marcador final del partido y de la prórroga dice mucho del encuentro, de su pobreza. Como también es significativo que Courtois fuese el mejor del Madrid (a pesar de la elección de Fede Valverde como el jugador de la final: muy mal por parte de los técnicos de la Federación, responsables de esta elección, porque nunca debería premiarse a un jugador expulsado). Courtois salvó al equipo en acciones puntuales. Decisivas, sobre todo las dos primeras (en las otras dos, fruto de la misma jugada y su posterior rechace, los remates fueron al muñeco). En la primera no se dejó sorprender por Morata, quien a la brasileña buscó el palo corto. En la segunda, en el minuto 91 nos metió en la prórroga: Thomas quiso jugársela en una falta y el portero belga reaccionó con reflejos y celeridad evitando que la pelota entrase por el palo en el que no estaba. Oblak no hizo ninguna parada de mérito. Hizo su trabajo pero no se vio comprometido. Cuando el Madrid dispuso de sus mejores ocasiones (Mendy, Rodrygo y Valverde) los madridistas fallaron. El defensa, que sigue sin dar un pase bien, tras una gran jugada individual no acertó a alejar el balón del meta rojiblanco. El brasileño, solo, se hizo con la pelota y su disparo, flojo y al medio, fue a las manos de Oblak. El uruguayo a puerta vacía quiso cabecear y el balón le dio en la pierna y se fue fuera.

En resumidas cuentas: la posesión fue blanca, sin apenas crear peligro, mientras que el Atlético de Madrid en oportunidades contadas dispuso de más ocasiones, interceptadas por Courtois. La final fue floja en la primera mitad. Mejoró algo en la segunda, aunque en líneas generales estos primeros 90 minutos fueron aburridos. La prórroga tampoco tuvo ese plus de emoción y vértigo que suelen tener. Tan solo una acción destacable: a seis minutos del final una cagada de Carvajal (desacertado, una vez más, toda la noche) le sirve a Morata para hacerse con el balón y lanzarse en solitario hacia la meta de Courtois; Valverde forzado a seguir la jugada (¿dónde estaban Sergio Ramos y Varane?) se lanza a por él y le derriba antes de entrar en el área. Roja directa. Esto dejaba a los de Zidane en una situación delicada. No solo por quedarse en 10, también por cuestiones tácticas. Zizou salió con el mismo once que ante el Valencia. El equipo de los cinco centrocampistas. Los cambios efectuados modificaron el esquema. Primero, Rodrygo reemplazó a Isco (el de Mariano por Jovic no modificaba ningún esquema). Y después, ya en la prórroga, Vinicius entraba por Kroos. De cinco medios pasamos a cuatro para acabar con tres (Casemiro, Valverde y Modric, quien creció en la prórroga y se echó el equipo a la espalda). La expulsión nos mermaba: solo dos centrocampistas. El Atleti no supo aprovechar esta circunstancia. Con un técnico como Simeone no me acaba de extrañar (y sigo deseando su continuidad en el banquillo rojiblanco). Solo a él se le puede ocurrir cambiar a un delantero, Joao Félix, que ha costado más de 120 millones de euros, por un defensa, Arias. Sucedió en el minuto 10 de la primera parte de la prórroga. ¿Este cambio del Cholo era para ganar o para no perder? Dos minutos después entraba Vinicius. La respuesta de Zidane fue clara y contundente dando entrada a un delantero.

El 0-0 nos llevó a la tanda de penaltis. Nuestro peor jugador, Carvajal, marcó el primero. Sus dos mejores jugadores fallaron los lanzamientos. El de Saúl fue al palo y el de Thomas, un cañonazo, lo despejó Courtois. De nuevo el portero belga fue salvador. Con 3-0 en contra el Atleti metió su único tanto (3-1) y Sergio Ramos no falló el suyo, certificando el triunfo (4-1). No hizo faltar tirar más.

Esta Supercopa es el primer titulo del Real Madrid de Zidane en esta temporada 2019/20.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Un derbi aburrido

Sergio Pérez Reuters El País

El 0-0 es fiel reflejo de un derbi aburrido. Aunque un encuentro que acabe empatado a cero puede resultar divertido y emocionante. Por juego, ocasiones, polémicas arbitrales, etc. Pero no fue el caso del Atlético de Madrid 0 Real Madrid 0 de anoche.

Decía Roberto Carlos en la previa de Real Madrid TV que el Atleti te deja la pelota y espera a que te equivoques. O busca tu error. No fue así de inicio, porque salieron a ganar. No duró mucho. Unos ocho minutos. Justo lo que tardaron en crear la primera ocasión, de Joao Félix. A partir de ahí pasamos al guión previsto por Roberto Carlos.

Simeone apostó por Vitolo. Le salió rana y lo cambió al descanso. Zidane, como aventuraba en el post de ayer, contó con Fede Valverde (dejando a James en el banquillo). Porque oxigena a Casemiro y da libertad a Kroos. El alemán es otro, se le ve contento, se acerca a las inmediaciones del área rival, intenta rematar (y no de forma ocasional). En la primera mitad de ayer fue el jugador blanco que más kilometros recorrió. Mientras el rojiblanco Thomas fue el mejor, en esa primera parte y en la segunda.

El Madrid volvió a dejar la portería a cero, en un partido de pocas ocasiones. Tan solo  recuerdo cinco. La mencionada de Joao Félix y un cabezazo forzado, en buena posición, de Correa al inicio de la segunda parte. Ambas se fueron fuera. El Madrid tuvo tres: un cabezazo espléndido de Benzema con una magistral mano de Oblak que salvó un gol cantado; y dos que se fueron fuera: Bale a los 54, solo, que fue la más clara del derbi y otra de Modric, en su primera intervención tras sustituir a Valverde.

Hubo dos cambios que pudieron decidir el encuentro. Zidane erró quitando a Valverde. El cambio era Hazard. Otro día en el que no tuvo su día. En entrevista post partido Zizou dijo que quitó a Valverde por unas molestias. Decir eso y no decir nada es lo mismo. No le creo. Su afirmación es porque sabe que se equivocó. Simeone reaccionó rápidamente y quitó a Joao Félix y metió a Marcos Llorente. Una decisión incomprensible para muchos, empezando por los aficionados colchoneros. Pero certera, porque buscaba dominar lo que quedaba con ese doble pivote (Thomas y Llorente). Como así sucedió. El Atleti se hizo con el control y dominó como no había hecho desde el inicio (esos primeros minutos que mencioné anteriormente). El problema es que no tenían profundidad (a pesar de algunas apariciones de Saúl, reconvertido a lateral) ni pólvora. Diego Costa estaba fundido. La reacción merengue no se hizo esperar: retiraron a Hazard y entró James (no aportó demasiado).

El empate no creo que deje satisfechos a ninguna de las dos aficiones. Y el Barça sin Messi recorta dos puntos…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Obligados a ganar

En un derby tanto Atlético de Madrid como Real Madrid están obligados a ganar. Pero hoy más que nunca. Porque no solo está el liderato en juego también tenemos el computo de errores. Ninguno puede permitirse perder más puntos, cuando apenas se habrán disputado siete jornadas. Un factor adicional es el partido del Barça, que a partir de las 16:00 se enfrenta al Getafe. Una visita complicada para los culés, que volverán a a acusar la baja de Messi. Cualquier tropiezo azulgrana debe ser aprovechado por los dos clubes madrileños, a los que apenas les separa un punto (los de Valverde, antes de jugarse los partidos de hoy, están a cuatro puntos del líder, el Madrid).

A partir de las 21:00 la batalla se disputará en el centro del campo. Es previsible, conociendo a Simeone, que sea un partido muy fisico. La fuerza de Thomas, ya graduado como futbolista para empresas mayores, puede desnivelar la balanza. Queda la duda de saber si el mister rojiblanco saldrá con un 4-4-2 o un 4-3-3. Varios nombres propios pueden decantar la balanza en un sentido u otro: Leman, Vitolo y Marcos Llorente. El exmadridista abre la posibilidad de jugar con un doble pivote (junto a Thomas). De ser esta la opción elegida, apuesto (desafortunadamente) por una victoria rojiblanca.

Zidane, por que leo y escucho, parece decantarse por un 4-3-3. Esquema que se me antoja muy arriesgado. Un clásico 4-4-2, el 4-1-4-1 que a veces emplea o el 4-2-3-1 parecen opciones más lógicas. Supongo que estas últimas opciones dependerán del estado de Modric, quien acaba de recibir el alta. Estoy convencido que el croata dispondrá de minutos. Fede Valverde, técnica y pulmones, puede equilibrar la lucha por el medio campo (ayuda a Casemiro y libera a Kroos). Y aunque Zizou no quiera recordar los siete goles que nos metió el Atleti en pretemporada, y lo han eliminado del resumen de la rueda de prensa en el video, los aficionados y jugadores de ambos equipos no lo olvidamos. Espero que estás ganas de revancha blancas no nublen las mentes de nuestros futbolistas y sí sirvan de aliciente.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Coces 1 Fútbol 3

SUSANA VERA REUTERS AS

El Atleti salió venado. Todo eran protestas y patadas. En los primeros tres minutos Griezmann se encaró dos veces seguidas con el árbitro. No vio la amarilla. Se la enseñaron bastante después por una fea entrada al inmenso Casemiro, autor del golazo del 0-1. Este empuje inicial rojiblanco a nivel de fútbol se traducía en una presión alta que incomodaba al Real Madrid. No lograban sacar el balón con facilidad ni podían asomarse al área local. Pero nada más, porque los escasos remates locales iban fuera. Solo uno de los cinco de esta primera mitad fueron entre los tres palos: el del gol del empate.

A partir del minuto doce el Madrid empezó a hilvanar juego. A sacudirse de encima al rival. Y surgió la figura de Vinicius. Una pesadilla para la defensa atlética (hasta que lo sustituyó Bale en el 56). Correa intentaba desestabilizar pero no encontraba apoyos. Como si los encontraba el brasileño en sus centrocampistas y en Benzema.

El primer córner blanco terminó en un saque de banda madridista que dio lugar a un nuevo saque de esquina. El pánico que provoca Sergio Ramos en las huestes rojiblancas es tremendo. Tenía hasta cuatro marcadores. Y Casemiro se las ingenió para estar solo, libre de marca. Anotó un golazo. Una chilena lateral que supuso el 0-1 en el 15.

El VAR hizo acto de presencia en los dos siguientes goles. En el 24 marcó Griezmann en una contra rápida. El linier señalo fuera de juego. El VAR dio por bueno el gol. El problema era de inicio: Correa le quitó la pelota en falta a Vinicius (el VAR no entra en estas jugadas). Y lanzó un pase en profundidad al francés, quien batió a Courtois. En el 40 una extraordinaria internada de Vinicius fue parada en doble falta por Giménez. La primera poco antes de entrar en el área y la segunda, la que le derriba, ya dentro. El VAR confirmó la decisión arbitral. Sergio Ramos transformó la pena máxima. 1-2. Resultado con el que se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó como la primera. Pero esta vez los atléticos sí terminaban las jugadas. Tanto Griezmann como Álvaro Morata remataban. En una de ellas, una vaselina de Morata, la pelota acabó en la red. El juez de línea había levantado el banderín. El VAR confirmó la decisión del linier, cosa que no sucedió en el tanto del empate. En ambas jugadas la posición de Ramos era clave.

El Atleti siguió a lo suyo: buscar el empate, protestar y jugar de forma brusca. El Madrid continuó jugando al fútbol.

Si Solari acertó dejando a Marcelo en el banquillo, Simeone se equivocó haciendo lo propio con Rodri. El Cholo rectificó dando entrada a Rodri y Vitolo por un exhausto Correa y un inoperante Lemar (lo de este jugador es incomprensible). Aunque ya era tarde y no dio fruto porque se produjo el 1-3.

Gareth Bale (había entrado por Vinicius en el 56) robó un balón a trompicones. La pelota llegó a Reguilón quien combinó con Benzema. El francés, en la divisoria de ambos campos, vio a Modric. El croata avanzó y lanzó un pase en profundidad a Bale. El expreso de Galés entró por la banda izquierda en el área y la clavó en la red, por el palo largo.

En el 80 Thomas fue expulsado por su segunda amarilla.

En el 86 una contra blanca pudo ser el 1-4. Pero Bale cabeceó fuera cuando lo sencillo hubiese sido la cesión a Lucas Vázquez, quien llegaba solo por el centro.

Mariano ingresó en el 88 por Benzema (antes Ceballos había entrado por Kroos, tras la entrada de Thomas que supuso su segunda tarjeta). Por parte local Morata en el 70 fue reemplazado por Kalinic.

El Madrid supera al Atleti en la clasificación (un punto por encima), logrando la segunda posición. Es la segunda derrota consecutiva de los de Simeone en Liga. Y la primera en el Wanda Metropolitano en esta Liga 2018/19.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sopor en el derby

Inma Flores El PaísEl sopor invadió el derby. El 0-0 final es la mejor prueba. El Real Madrid, que era el equipo local, tardó en entrar en el partido. Y cuando lo hizo tampoco fue para tirar cohetes, porque mucho sobar la pelota, pases cortos o al pie, poca profundidad y nada de velocidad. ¿Para ver este peñazo nos han subido el abono un 10%?

El Atlético de Madrid salió a por el partido. Pero fue un espejismo. Conociendo a Simeone se sabía que iba a durar 10 minutos como mucho. No lograron el gol y se echaron atrás. Para hacer su partido. A partir de ahí el dominio blanco fue aparente. Estético. Pero con un Benzema que no remató ni una sola vez (lleva el 9 a la espalda) queda todo dicho. Solo Bale lo intentaba. “El del moño” como decía mi amiga Mónica Marín, residente en Los Ángeles y que está pasando unos días en Madrid.

Una inoportuna lesión del galés le dejó fuera de la segunda parte. Tras el descanso salió Ceballos. Una buena decisión de Lopetegui porque reforzó el medio campo y consiguió superioridad numérica en el centro del campo. Simeone acabó retirando a Diego Costa dando entrada a Thomas. El Madrid de esta segunda mitad empujó, ganó segundas jugadas y recuperaba rápidamente la posesión. Pero ocasiones pocas (y algunas, como en la primera mitad, ocasionadas por fallos rojiblancos). Si Courtois le salvó un mano a mano a mano a Griezmann y otro a Diego Costa en la primera mitad (y Bale falló un gol), en esta segunda parte el salvador fue Oblak ante Marco Asensio (porque en otra Carvajal disparó al muñeco).

Lopetegui se equivocó en los cambios de Lucas Vázquez por Modric y Vinicius por Benzema (en el 87). Debió de salir primero Mariano (por Benzema) y luego ya me da igual Lucas o Vinicius. ¿Para que queremos a jugadores como Lucas o el brasileño si no tenemos rematadores? Por eso digo lo de Mariano.

Este equipo coral, según los palmeros del corifeo blanco, lleva tres partidos seguidos de Liga habiendo marcado solo un gol. Contra el Español en casa. Ante Sevilla y Atleti ninguno. ¿Podrían explicarnos en qué se basaban para lanzar las campanas al vuelo hablando de la pegada de este nueva versión del Madrid? Quizás en el nuevo modelo de gestión de Florentino: como destrozar un equipo campeón en tiempo récord.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol