Archivo de la etiqueta: Mónica Marín

España y Alemania empatan en un gran partido

Catherine Ivill Getty Image AS

España y Alemania empatan (1-1) en un gran partido que permite un respiro a los alemanes. La victoria de Costa Rica sobre Japón (1-0), quienes a su vez habían derrotado a Alemania, ponía mucho más en valor el 7-0 que endosamos a los ticos. Ya apunté en la crónica de ese partido que esta avalancha de goles podría ser decisiva en caso de desempate. Mas no lo expliqué. En los Mundiales, que no en Eurocopas, prima la diferencia de goles y luego los resultados directos. Tener un +7 desde la primera jornada es un plus considerable. Prácticamente un punto más. Ahora España lidera el grupo con cuatro puntos mientras Alemania solo tiene uno. Japón y Costa Rica tiene tres cada una.

Luis Enrique tan solo presentó un cambio respecto al once del primer partido: Carvajal volvió a ser titular, en detrimento de Azpilicueta. Esto implicaba repetir con Rodri de inicio. Dio muy bien resultado frente a Costa Rica, pero tenía mis dudas sobre verle de central ante los alemanes. Aunque la lógica dicta no alterar lo que funciona. Por lo que la rotación en el lateral derecho se puede entender por la edad de ambos. De ser así lo confirmaremos en el tercer y último partido del grupo y en el siguiente de octavos (que le tocaría a Carvajal).

Alemania salió a la alemana intentando imponer su rodillo. Mucha intensidad. La Roja no parecía nerviosa, porque tocando nos íbamos. Una presión alta de Carvajal supuso la primera ocasión para Marco Asensio (no pudo afinar el tiro desde la frontal porque el pase llegó muy fuerte). Estaba a punto de cumplirse el minuto 4. Y dos después una buena combinación finalizó con disparo de Dani Olmo que Neuer desvió evitando el gol. El balón dio en el larguero y se fue a córner.

El juego se espesó. Ambos equipos presionaban y no dejaban jugar. Me preocupaba que Pedri estuviese eclipsado. Nuestra chispa surge de sus botas. Gundogan y Kimmich vivían pendientes del canario.

España no pasaba de la divisoria. Se jugó en nuestro mitad desde el 25 hasta una contra, fallada por Ferran Torres en el 33. La jugada se anuló por fuera de juego.

En el 40 Rüdiger cabeceó a la red una falta lateral. Se anuló por fuera de juego del central. El gol y su anulación me hizo pensar en la tensión doméstica de ida y vuelta en el hogar de mi amiga Mónica (su marido es alemán). Esta disparidad en los últimos años ha tenido un claro color español. Y si lo traducimos a nivel de clubes, nuestro Real Madrid ha ganado últimamente más Champions que su Bayern.

Al descanso se llegó con un justo 0-0.

En mi opinión para la segunda mitad debería entrar Morata por Ferran Torres (desacertado en el remate). No sucedió, Ocurrió en el 53.

Un error clamoroso en la salida de balón de Unai Simón a Pedri originó la ocasión más clara de Alemania. El trallazo de Kimmich, tras nuestra perdida, dio paso a una antológica intervención del meta, enmendando su error previo. Corría el minuto 56.

Y en el 62 Morata remató a gol un pase desde la banda de Jordi Alba. Hizo exactamente lo que pedía: rematar de primeras. No como Ferran que la tiene que controlar, dando tiempo al defensor para taponar. Golazo de Morata que nos ponía 1-0, ganando en carrera a su marca y protegiendo el golpeo con su cuerpo. Al poco llegaron dos cambios: se fueron Gavi y Asensio para dar entrada a Nico WIlliams y Koke.

El seleccionador alemán tardó en reaccionar al gol y a nuestros cambios. Su doble cambio no llegó hasta el 70.

Empezó una fase de asedio alemán, en parte propiciado por errores puntuales nuestros. Sobre todo en la salida de balón.

Entrabamos en los diez minutos finales justos de fuerza. Balde entró por Jordi Alba al filo del 82. El problema es que el asedio obtuvo su fruto y llegó por esa banda izquierda. Musiala, muy buen partido el suyo, recibe de Sané y se la pone a Fullkrug -uno de los cambios- quien fusila a Unai Simón en el 83. Disparó poco antes de pisar el vértice del área chica.

Se añadieron seis minutos. España controlaba el balón. Alemania ya no presionaba tanto. Pero nos ponían el corazón en un puño cuando tenían la posesión. Los últimos minutos se jugaron en nuestro campo salvo una arrancada de Nico WIlliams que tuvo respuesta en una contra de Sané (otro cambio).

Cazorla y otro comentaristas de TVE consideraban que habíamos visto el mejor partido del Mundial hasta el momento.Los «indiferentes» aún están a tiempo para subirse al carro de nuestra selección.

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Sopor en el derby

Inma Flores El PaísEl sopor invadió el derby. El 0-0 final es la mejor prueba. El Real Madrid, que era el equipo local, tardó en entrar en el partido. Y cuando lo hizo tampoco fue para tirar cohetes, porque mucho sobar la pelota, pases cortos o al pie, poca profundidad y nada de velocidad. ¿Para ver este peñazo nos han subido el abono un 10%?

El Atlético de Madrid salió a por el partido. Pero fue un espejismo. Conociendo a Simeone se sabía que iba a durar 10 minutos como mucho. No lograron el gol y se echaron atrás. Para hacer su partido. A partir de ahí el dominio blanco fue aparente. Estético. Pero con un Benzema que no remató ni una sola vez (lleva el 9 a la espalda) queda todo dicho. Solo Bale lo intentaba. «El del moño» como decía mi amiga Mónica Marín, residente en Los Ángeles y que está pasando unos días en Madrid.

Una inoportuna lesión del galés le dejó fuera de la segunda parte. Tras el descanso salió Ceballos. Una buena decisión de Lopetegui porque reforzó el medio campo y consiguió superioridad numérica en el centro del campo. Simeone acabó retirando a Diego Costa dando entrada a Thomas. El Madrid de esta segunda mitad empujó, ganó segundas jugadas y recuperaba rápidamente la posesión. Pero ocasiones pocas (y algunas, como en la primera mitad, ocasionadas por fallos rojiblancos). Si Courtois le salvó un mano a mano a mano a Griezmann y otro a Diego Costa en la primera mitad (y Bale falló un gol), en esta segunda parte el salvador fue Oblak ante Marco Asensio (porque en otra Carvajal disparó al muñeco).

Lopetegui se equivocó en los cambios de Lucas Vázquez por Modric y Vinicius por Benzema (en el 87). Debió de salir primero Mariano (por Benzema) y luego ya me da igual Lucas o Vinicius. ¿Para que queremos a jugadores como Lucas o el brasileño si no tenemos rematadores? Por eso digo lo de Mariano.

Este equipo coral, según los palmeros del corifeo blanco, lleva tres partidos seguidos de Liga habiendo marcado solo un gol. Contra el Español en casa. Ante Sevilla y Atleti ninguno. ¿Podrían explicarnos en qué se basaban para lanzar las campanas al vuelo hablando de la pegada de este nueva versión del Madrid? Quizás en el nuevo modelo de gestión de Florentino: como destrozar un equipo campeón en tiempo récord.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol