Archivo de la etiqueta: Live Nation

El coronavirus y la industria musical

coronavirus

Asumo que ya conocen los daños colaterales que está produciendo el coronavirus y las medidas que se deben tomar para prevenir su propagación. Un aspecto que nos atañe directamente a los aficionados a la música es el impacto que puede tener en festivales, giras, etc. El sector de la música en directo es el puntero de la industria musical. Ya conocemos las suspensiones de varios festivales: Tomorrowland (Francia), Ultra Music (Miami) y el SXSW (South by Southwest en Austin, Texas), que arrancaba el 13 de marzo (y duraba hasta el día 22).

Respecto a los dos últimos, los de EEUU, las cancelaciones son significativas, porque se han anunciado cuando proporcionalmente el nivel de contagio no había alcanzado el de los de países más afectados. El pasado viernes los organizadores del SXSW anunciaron la suspensión del festival, por primera vez en 34 años. No les quedaba más remedio ante las medidas tomadas por las autoridades locales. Y se lamentaron que el seguro no cubría esta eventualidad. Tienen asegurado anulaciones por terrorismo, lesiones, daños a propiedades, inclemencias climáticas, etc., pero no por infecciones bacterianas o víricas. En cambio, la promotora alemana DEAG, por poner un ejemplo, si tiene un seguro que cubre estas circunstancias. Como notificaron oportunamente a sus inversores (facturaron 200 millones de euros el año pasado). Aquí comprobamos una gran diferencia entre las aseguradoras europeas y las estadounidenses. No es que los de SXSW sean tontos: las cias. de seguros de EEUU eliminaron estas causas en 2003 tras el virus SARS.

La incógnita ahora es saber que sucederá con el siguiente gran evento, el Coachella (del 10 al 19 de abril). Todo apunta a que será suspendido. Pero de momento nadie dice nada.

El cataclismo bursátil por el coronavirus ha afectado, obviamente, a Live Nation, el gigante que domina el mercado de la música en directo. En las dos ultimas semanas sus acciones han bajado un 28,6% (4.500 millones de dólares). El gráfico de más abajo solo llega hasta el viernes pasado. Ayer la cotización de la acción siguió en caída libre: bajó a 47,26$. ¡Un descenso del 10,83% en una sola jornada! (En la que vimos como durante 15 minutos Wall Street paralizó el mercado para frenar las caídas del principio de la sesión).

Live Nation

Michael Rapino, el primer ejecutivo de la compañía, declaró, para tranquilizar a los mercados e inversores, que la situación no era para tanto porque no pagan a los artistas hasta que estos actúan. Se refería a los conciertos que promueven. Y no incidió en los otros gastos que se incurren (locales, publicidad, etc.). Pero sí tuvo que reconocer que en el tema festivales el panorama financiero es bien distinto. Live Nation son los responsables del Lollapalooza y el Bonnaroo en EEUU, más el Festival de la Isla de Wight  y los de Reading y Leeds (los tres en Inglaterra).

En nuestro país el primer aviso lo dio el Mobile de Barcelona. Víctor Lenore en el Vozpópuli de hoy resume la situación española. “Caos en la música” es como titula su artículo, que les recomiendo. Amplia a más países además del nuestro, incluyendo los asiáticos. También abarca la situación de la clásica.

El periodista manchego Fernando Fuentes Panadero daba ayer por la tarde el pistoletazo de salida, respecto a los festivales españoles, en su Facebook. Lenore me comentó que el rumor que circulaba era que los promotores españoles estaban pidiendo compensaciones económicas (o indemnizaciones) por si eran forzados a suspender.

Fernando Fuentes Panadero copia

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

La Justicia de EEUU contra Live Nation

LN Tm

El Wall Street Journal informaba que el Ministerio de Justicia de Estados Unidos prepara una demanda contra Live Nation. Por sus practicas en la venta de entradas. El denominado ticketing. En las alegaciones a las que ha tenido acceso el medio se nombra a Ticketmaster, la filial de Live Nation. El gigante de los eventos en directo fuerza/obliga a los locales a contratar los servicios de Ticketmaster. El departamento de Justicia (DOJ), de EEUU, piensa que se están violando las restricciones impuestas para autorizar la fusión entre ambas compañías.

La exclusiva del WSJ saltó a otros medios y agencias de noticias. El Los Angeles Times también hacía referencia al controvertido tema de las comisiones que se cargan al consumidor por la compra de entradas. (Originalmente este sobreprecio apareció cuando Ticketmaster, antes de la fusión con Live Nation, bonificaba económicamente a los recintos que contrataban sus servicios; este desembolso revertía a los compradores de entradas). El diario de LA señala a los senadores del Partido Demócrata Richard Blumenthal de Connecticut y Amy Klobuchar de Minnesota (candidata en las primarias presidenciales de su partido) como los instigadores de la prevista intervención federal. Su carta conjunta al responsable de la agencia antitrust del Ministerio de Justicia abrió la investigación.

Mientras tanto, por aquí nuestras autoridades subvencionan con dinero público los festivales de Live Nation, permiten dudosas políticas de reventa,… y no discuten las comisiones (que parecen escapar al control del fisco).

CNBC

P.D.: la noticia del WSJ provocó una caida del 7,3% del valor de las acciones de Live Nation en bolsa

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Consumo, Música, Medios

Noticias de la industria musical

Esta semana nos ha deparado dos importantes noticias de la industria musical. Referidas a los negocios de la música grabada y de la música en directo.

UMG primer semestre 2019

La francesa Vivendi, propietaria de Universal Music Group (el primer grupo discográfico y editorial del mundo), ha hecho públicas las cifras correspondientes al primer semestre de 2019 (y del segundo trimestre). También anunciaron que ya han sido seleccionados los bancos que llevaran a cabo la venta de hasta el 50% del capital de UMG (no han desvelado los nombres de las entidades financieras elegidas). Estas intenciones de venta se dieron a conocer el año pasado. Entonces voces autorizadas consideraron que el precio pedido era demasiado alto. Hoy igual ya no lo es tanto, debido a que los ingresos de este ejercicio superan en un 24% a los del mismo periodo de 2018. Aparte de esta considerable mejoría hay otro aspecto a destacar (y así lo han hecho las publicaciones especializadas): el 32% de aumento de los ingresos de streaming vs. la bajada del 10% de las descargas (downloads).

El titular de los medios respecto al streaming –que ya representa el 60,4% de la facturación de la música grabada frente al 16,9% de las ventas físicas– señalaba que en el segundo trimestre estaban facturando más de 10 millones de dólares diarios (10.4).

El beneficio bruto (EBITA) de UMG se incrementó en un 47,3%, haciendo más atractiva la compra de una parte de la compañía.

Live Nation

La otra noticia está referida al gigante Live Nation, la primera multinacional del sector de festivales, conciertos, etc. y propietaria de Ticketmaster. También han hecho públicas sus cuentas del primer semestre del 2019 (y del segundo trimestre). Lo primero que llama la atención es que sus ingresos son superiores a los de UMG (4.884 millones de dólares frente a 3.258 millones de euros/3.631 millones en dólares).

En España Live Nation son conocidos por la explotación del personal que trabaja en sus festivales, la mala atención al público (que incluye la prohibición de entrar con tus bebidas y comida), la escasa presencia de artistas españoles en sus eventos, la falta de paridad entre quienes emplean y contratan (artistas) y las increíbles subvenciones que reciben a pesar de ello. Esta semana hemos confirmado –las noticias sobre Live Nation son dobles– lo que que ya muchos sospechábamos: también se dedican a la reventa de entradas. Billboard desvelaba unas conversaciones entre el responsable de Ticketmaster en Estados Unidos y un promotor de Metallica. El reparto del pastel quedaba expuesto (los artistas también forman parte del entramado). Otro abuso al consumidor, en este caso en EEUU. Es probable que tenga replica en el resto del mundo. Y por eso quizás las entradas se agotan rápidamente y aparecen con sobreprecio en las webs del llamado mercado secundario…

Así están las cosas en los dos líderes de la industria musical.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música

¿Las barras del Botánico trabajan en negro?

Botánico

¿Las barras del Botánico trabajan en negro? Pregunto porque las barras de los bares del recinto del Botánico se niegan a facilitar recibos, facturas o tickets de las consumiciones. (Solo dan la copia del pago de la tarjeta de crédito). Me ha sucedido, he sido testigo de ello y otros me han contado que también les ha pasado. Esta negativa a entregar recibos, facturas y tickets es la que me lleva a la pregunta del encabezado: ¿las barras del Botánico trabajan en negro? 

Esta negativa sucede durante las noches del festival Noches del Botánico. Se celebran en un lugar de titularidad pública, el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense de Madrid. Además de la Complutense el Ayuntamiento de Madrid es la otra colaboradora institucional del festival. ¿Saben ambas instituciones lo qué ocurre en los negocios de restauración del festival? ¿Miran para otro lado? Lo mismo puede aplicarse al resto de colaboradores (medios y marcas patrocinadoras).

El deber de entregar el recibo figura recogido en determinadas leyes especiales, como la ley reguladora del IVA (que establece la obligación de los comerciantes de emitir una factura), y la Ley General de Consumidores y Usuarios, en la que se fija la obligación de entregar a los consumidores un recibo, justificante, copia o documento acreditativo de la operación. El Tribunal Supremo se ha pronunciado varias veces al respecto en este mismo sentido.

En la organización del festival intervienen tres empresas SF Music, Icon Music y Planet Events. Esta última, vinculada a PRISA desde su fundación, ahora está controlada por Live Nation, la multinacional líder de la música en directo. Son viejos conocidos de la ciudad de Madrid por los problemas surgidos alrededor del Mad Cool, por el que reciben sustanciosas subvenciones publicas. A pesar de las malas condiciones laborales de los trabajadores contratados, la escasa o nula presencia de artistas de Madrid, la falta de atención al publico en los accesos al Mad Cool (en esta edición tras lo sucedido el año pasado les han obligado a reducir el aforo en 5.000 entradas por jornada) y el accidente mortal sufrido hace dos años.

He preguntado al respecto de las barras a varios de los organizadores e instituciones. Ninguno ha respondido a mi pregunta, la del titular: ¿Las barras del Botánico trabajan en negro? Quizás habría que preguntar a Hacienda… y pedir las responsabilidades debidas al Rector y al Alcalde. El silencio administrativo no es de recibo en asuntos de la rēs pūblica

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música, Política

De Ticketmaster, Live Nation, Springsteen y U2 (Efe Eme)

14 de febrero de 2009

cabecera20el20mundano2014-02-09-a

La gracia de las cosas mundanas es que son opinables” afirmaba Enric González el 9 de febrero en su columna “Cosa de dos” de El País. Y no hay nada más opinable que “La música de El Mundano” y los temas que tratamos semanalmente. Sobre todo los referidos a asuntos de la industria y el negocio más que los que tratan de artistas y grabaciones.

 

Julio Valdeón, corresponsal de El Mundo en Nueva York, escribía el fin de semana pasado sobre el escándalo de Ticketmaster y la venta de entradas de la gira de Bruce Springsteen. La reacción del Boss y su gente para aclarar lo sucedido fue fulminante. En resumidas cuentas ellos no tenían ninguna responsabilidad sobre lo sucedido, como así confirmó Irving Azoff, el nuevo comandante en jefe del gigante de la venta de entradas. El caso es que Ticketmaster desviaba las peticiones de compra a su filial Ticketnow, dedicada a la reventa. Con el consiguiente recargo en el precio de las entradas. El revuelo montado fue de tal dimensión que “el congresista por Nueva Jersey Bill Pascrell Jr. ha elevado una petición de investigación tanto al Departamento de Justicia como a la Federal Trade Comision, mientras la fiscalía de NJ también informaba de que abriría diligencias” según nos informaba Valdeón en su estupendo relato. Donde además nos recordaba la actitud combativa de Pearl Jam, en los 90, contra la misma empresa. No resolvieron nada porque perdieron los litigios legales emprendidos para salvaguardar sus intereses y los de su público. Que vuelven a estar amenazados. Ahora por el anuncio de la fusión de Ticketmaster y Live Nation, que como denuncia Springsteen conduce a una situación de monopolio. Porque la operación junta a la principal promotora de conciertos (Live Nation) con la líder en la venta de entradas de conciertos (Ticketmaster).

 

Hace tres meses en estas mismas paginas publicábamos Live Nation (Efe Eme) y Ticketmaster contraataca (Efe Eme) donde se aventuraba esta “fusión de iguales” (también mencionada por algunos lectores en sus comentarios) y dábamos cuenta de las movidas empresariales de ambas compañías. Que entraban a competir directamente entre ellas, invadiéndose sus cotos de caza respectivos.

 

Hay que esperar al dictamen de las autoridades estadounidenses. El Wall Street Journal, del 12 de febrero, reportaba que dos Congresistas del Partido Demócrata solicitaron la paralización de la fusión al ministerio de Justicia. Por lo que se abre un proceso que será todo un test para la administración Obama y su política antitrust.

 

Los principales ejecutivos de ambas firmas –Azoff, Diller y Rapino– están en plena campaña explicando los beneficios de la operación. Intentan despejar todas las dudas que se plantean sobre la situación de dominio del mercado del directo, como resultado de la anunciada unión. Pero en las últimas horas, para complicar más aun la situación, se añade un nuevo actor, esta vez en forma de rumor. Una empresa que siempre ha estado presente, pero estratégicamente desde un segundo plano. Me refiero a la discográfica, ya desligada de la empresa fundada por los hermanos Warner, hoy en manos de un fondo de inversión y que ha sido y es socia de Azoff en su Front Line Management. Dicen que entrará de lleno en la operación. ¿Pero como? De momento los indicios señalan que Warner será absorbida, lo cual permitirá a los inversores del fondo retirarse del negocio con un buen pico en los bolsillos.

 

Y a todo esto no puedo olvidar que U2 recibía en marzo del año pasado un millón quinientas sesenta mil acciones de Live Nation valoradas en 25 millones de dólares, como parte del pago del contrato firmado con Live Nation. En diciembre vendieron ante la caída del valor en Bolsa. El precio de mercado les reportó 6 millones aproximadamente y la empresa tuvo que cubrir la diferencia (unos 19 millones). Aquí hemos encontrado a otros ganadores…

 

Publicado en EFE EME

1 comentario

Archivado bajo Música

Ticketmaster contraataca (Efe Eme)

1 de noviembre de 2008

Escribíamos la semana pasada sobre la nueva división de Live Nation, quienes el pasado mes de septiembre anunciaron que en 2009 se dedicarían también a la venta de entradas para conciertos. Esta integración vertical hacia delante de la promotora de conciertos tuvo sus consecuencias sobre las acciones de Ticketmaster, el indiscutible numero uno del sector, que se depreciaron un 39%.

 

Astutos lectores de mi blog –a la vista de las perdidas acumuladas de Live Nation- intuyeron movidas empresariales, aventurando incluso una fusión (que todo se puede dar, pasado un cierto tiempo de consolidación y evitando las leyes antimonopolio de EE.UU.). El caso es que Ticketmaster no podía quedarse parada, observando como “invadían” su terreno. La semana pasada anunciaban la compra de Front Line Management, la compañía originalmente fundada por Irving Azoff (y Howard Kaufman). Es decir recorren el camino inverso: una integración vertical hacia atrás.

 

Ticketmaster, la compañía que en 2007 vendió 141 millones de entradas por un valor de 8.300 millones de dólares, reaccionaba a la amenaza de Live Nation con sus mismas armas. Si uno irrumpía en el mercado de un gigante de las ventas de entradas, el otro hace lo propio entrando en el terreno de la representación artística. Y qué mejor aliado que Irving Azoff, excelentemente conectado a todos los niveles (se le considera el rey del teléfono) y leyenda viva del “business”. Frederik Dannen en su libro “Hitmen” dedicaba un capitulo a “la troika” (Azoff, Geffen y Yetnikoff) donde David Geffen “el operador” manejaba los hilos para que Irving Azoff abandonase la presidencia de MCA con destino a Warner Music Group, y evitar así “obstáculos y peajes” en la venta de su Geffen Records a MCA. Otro día contaré como Geffen aprovechó las rivalidades CBS/Warner y Walter Yetnikoff/Paul Simon para sacar tajada: distribución en USA y Canadá para Warner –además de la financiación de Geffen Records- y CBS en el resto del mundo, mientras que la vuelta de Simon & Garfunkel, en directo desde el Central Park neoyorquino, pasaba a Geffen (Paul Simon era artista Warner y Art Garfunkel seguía con CBS).

 

The Eagles (heredados de la compañía de management de David Geffen y Elliot Roberts (para los que trabajó antes de independizarse), Jewel, Seal, Journey, Van Halen, Neil Diamond, Jennifer López (hasta enero de 2008), Steely Dan, Gun N’ Roses (y Axl Rose), New Kid on The Block, Christina Aguilera, Joe Walsh, Dan Fogelberg, Jimmy Buffett, Aerosmith, Chicago, Fleetwood Mac o Morrisey son algunos de los artistas asociados a lo largo de la carrera de Don Irving como manager, que asimismo ha presidido las discográficas MCA y Giant (la joint venture que formó con Warner, gracias “al empujón” de Mr. Geffen).

 

¿Qué busca Ticketmaster comprando Front Line Management? Aparte de hacerse con un considerable numero de artistas, que garantizan conciertos y por tanto venta de tickets para sus actuaciones, hay un par de objetivos más que deben tenerse en cuenta. Competir y responder a la amenaza de Live Nation es uno y otro es asegurarse el concurso de Azoff, quien se convierte en el CEO –primer ejecutivo- de la que a partir de ahora se denominará Ticketmaster Entertainment.

 

Conviene recordar –quizás la frase más repetida de mis artículos en estos últimos meses- que Front Line pasó a ser propiedad de Warner Music en 2007. Y con esta venta reciben 123 millones de dólares en metálico de Ticketmaster. Por su parte Azoff será propietario del 4,5% de Ticketmaster. Y de las acciones de Front Line que mantuvo tras la venta del año pasado a Warner, se ha acordado –siguiendo la normativa de NASDAQ- un arreglo que se valora en 35 millones de dólares, que representan opciones sobre dos millones setecientas cincuenta mil acciones de Ticketmaster (además de seguir supervisando Front Line, que continuará operando).

 

Estaremos atentos a la evolución de todos estos meneos empresariales y su efecto sobre el negocio. Al menos desde nuestro punto de vista, que no es otro que el coste de las entradas más el odioso cargo extra por distribución. Dicen que “la mano invisible del mercado” (esa misma que ahora con la crisis se ha hecho visible en nuestros bolsillos) es sensible a la competencia, abaratando los precios. Por lo que conocemos en España, es más bien todo lo contario. Los han encarecido. Veremos cuales son las nuevas pautas marcadas por las multis del sector desde la cabeza del Imperio…

 

Publicado en Efe Eme

3 comentarios

Archivado bajo CDI, Cultura, Música

Live Nation (Efe Eme)

25 de octubre de 2008

Live Nation, los gigantes de la música en directo que han producido más de 16 mil conciertos para 1.500 artistas en 57 países, son una fuente inagotable de noticias. De todo tipo. Antes del verano su principal ejecutivo el canadiense Michael Cohl abandonó el barco. Cohl asombró a propios y extraños cuando en 1989 desembarcó en el negocio a nivel mundial, al hacerse con la gira “Steel Wheels” de los Rolling Stones.

 

Fue precisamente él quien impulsó los contratos integrales o “360 deals” en Live Nation. Su salida ha ido forzando también la de algunas de las personas que incorporó para montar la discográfica, como Bob Ezrin (el afamado productor). Se rumorea que la idea de Michael Rapino, el otro hombre fuerte ya en solitario, actual Presidente y CEO, es el contratar servicios externos para marketing y distribución. En otras palabras, va a licenciar sus grabaciones evitando cargarse de personal en un mercado en claro retroceso. Porque además Live Nation debe afrontar una reducción sustancial de gastos, a la vista de sus últimos reportes financieros.

 

A pesar de haber vendido 45 millones de entradas el año pasado los números de la compañía no pintan bien (los últimos datos publicados corresponden al segundo trimestre y llegan hasta el 30 de junio de 2008). Y así lo refleja la caída del valor de sus acciones: a la hora de escribir estas líneas está a 8,45$ la acción, lejos de los 20,74$ su máximo de las últimas 52 semanas. Tanto sus enormes pérdidas acumuladas como sus deudas a corto y a largo plazo lastran su cotización (aparte de los vaivenes del mercado que están a la orden del día).

 

A la vista del enorme número de tickets que mueven, a partir del año que viene, entrarán en el sector de la venta de entradas. Compitiendo directamente -en USA- con otro gigante, Ticketmaster (cuya acción ha bajado un 39% desde que en septiembre Live Nation anunciase esta nueva área de negocio). Para ello cuentan con su potentísimo elenco de artistas exclusivos (a los que recientemente han añadido a Nickelkback y Shakira) más algunos de los principales locales para actuar.

 

Muchos afirmaban que el futuro del negocio de la música estaba en los directos. Siempre afirmé que eso era una realidad desde la noche de los tiempos. Y a la vista de los malos números de un líder como Live Nation empiezo a preguntarme otras cosas. Las mismas que escribía a principios de abril en Primero fue Madonna, luego U2 y ahora es Jay-Z:

 

[…] ¿El futuro son entradas a 100€? ¿El futuro son movidas especulativas como las de Live Nation? Que a pesar de las pérdidas huyen hacía adelante, para montar unas operaciones que resulten sexy en Wall Street. Todo esto recuerda mucho a cuando Branson fichó a los Stones para inflar el valor de Virgin, para luego venderla. Que es lo que leo entre líneas cuando Jay Z afirma I’ve turned into the Rolling Stones of hip-hop. […]

 

Y los últimos acontecimientos en referencia al contrato de U2, me hacen pensar que su problema de cash flow podría ser más grave de lo que a primera vista parece. Cuando el entonces activo Michael Cohl firmó a U2 no se desvelaron cifras. Pero si se supo que no era un acuerdo de “360 grados” porque excluía los derechos editoriales y discográficos (siguen siendo de Universal). El atractivo para Live Nation residía en el tremendo potencial financiero que poseen los irlandeses. Su gira con “Vertigo (2005-2007) recaudó cerca de 400 millones de dólares (la segunda de la historia, tan sólo detrás de la de “Steel Wheels”). Las estimaciones para sus nuevas giras, durante los 12 años que cubre el contrato, superan los mil millones.

 

 

 

A finales de la semana pasada Billboard informaba que U2 recibía un millón quinientas sesenta mil acciones de Live Nation, como parte del pago del contrato firmado con Live Nation en marzo. Mmm. Ya se que los pagos en papel son moneda de cambio frecuente, pero…diecinueve millones de dólares en acciones de una empresa cuyo valor en Bolsa cotiza a la baja…

 

Bono y los suyos (especialmente su manager que es un lince) saben muy bien lo que se traen entre manos. ¿Estarán adquiriendo participaciones en una empresa a la que pronto van a darle “el pase”? ¿Hay algún paralelismo entre esta movida accionarial y la de los Stones cuando ficharon por la Virgin de Branson?

 

Preguntas, preguntas, en una época de incertidumbre, donde la música y el talento pasan a segundo plano…

 

Publicado en Efe Eme

6 comentarios

Archivado bajo CDI, Cultura, Música

Primero fue Madonna, luego U2 y ahora es Jay-Z

3 de abril de 2008

jay-z.jpg

Live Nation está cambiando las reglas del juego. La compañía de Michael Cohl, que el año pasado perdió 12 millones de dólares, ahora va a por Jay-Z, según reporta hoy The New York Times. 

El intrépido promotor canadiense, Michael Cohl, saltó al ruedo mundial del negocio musical cuando se hizo con las giras de los Rolling Stones. 

Sus últimos golpes, aprovechando la debilidad de las discográficas, fueron los fichajes en octubre (2007) de Madonna por 120 millones de dólares y de U2, hace unas semanas.

El grupo Warner se quedó sin Madonna, una de sus estrellas, cuando Live Nation firmó lo que en la industria se conoce como un 360 deal. Siguiendo las pautas de contratos anteriores, como los de Robin Williams (EMI) o Michael Jackson (Sony) O lo que, en los 70 y 80 del siglo pasado, en España llamábamos contratos integrales. Que era el mecanismo que usábamos los emprendedores nacionales para mitigar las posibles perdidas de nuestras inversiones o maximizar los posibles beneficios. Esto ya es norma habitual en las multis de hoy en día. En España la primera fue BMG, hace un par de años. 

Lo novedoso de Live Nation, que organiza conciertos, festivales y giras, es su entrada en un campo hasta ahora acotado a las discográficas. Es decir, operan como una PRODUCTORA que gestionará globalmente la explotación de todos los derechos. 

A Madonna le siguió el anuncio del fichaje de U2 –que sí mantienen de momento su contrato discográfico con Universal 

Los detalles del contrato de Jay-Z, con una duración de 10 años, están sin confirmar. En el articulo del NYT hablan de 150 millones de dolares. Sería el contrato más alto de la historia de la música. Como dice el interesado I’ve turned into the Rolling Stones of hip-hop. 

Se sabe que aun le debe un álbum a Def Jam/Universal. Y desde que abandonó, el pasado diciembre, la Presidencia de Def Jam, se ha estado especulando sobre su próximo destino. 

Es fácil suponer que este acuerdo con Live Nation lleva implícito la financiación de un nuevo sello discográfico, la grabación y lanzamiento de sus nuevas producciones, sus giras, el merchandising y las otras líneas de negocio que Jay-Z desarrolle.

Live Nation aportará 5 millones de dólares anuales –durante cinco años- para gastos generales de estructura. El periodista del NYT menciona 25 millones de dolares, a fondo perdido, como prima de fichaje, y un adelanto por la misma cantidad sobre los ingresos futuros y actuales (la gira con Mary J. Blige) El acuerdo que afecta a la parte discográfica del negocio contemplaría un mínimo de 3 álbumes, con adelantos de 10 millones por grabación. 

La noticia prueba las falacias de los listos de Anticanonlandia. Los que se frotaban las manos diciendo que el futuro del negocio estaba en los conciertos. Efectivamente, el futuro y también el presente, pero de unos pocos. Aquellos, que por edad y talento, ya están establecidos. Y ahora además se blindan, reforzando su status.

¿El futuro son entradas a 100€? ¿El futuro son movidas especulativas como las de Live Nation? Que a pesar de las pérdidas huyen hacía adelante, para montar unas operaciones que resulten sexy en Wall Street. Todo esto recuerda mucho a cuando Branson fichó a los Stones para inflar el valor de Virgin –para luego venderla. Que es lo que leo entre líneas cuando Jay Z afirma I’ve turned into the Rolling Stones of hip-hop. 

¿Y los nuevos, qué opciones tienen? ¿Las mismas de ahora? Es decir pagar por tocar (en baretos y clubs) Y en el mejor de los casos no perder dinero y cubrir gastos.

¿Esto es lo qué mola? Qué los Artistas sean empresarios y promotores. ¿Mejor tener un MBA a saber tocar y componer? A ver cuantos sobreviven y no cejan en su empeño… 

La foto de Jay-Z es de Rahav Segev (The New York Times) y fue tomada el 27 de marzo durante su actuación en el Nassau Coliseum de Long Island.

16 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música