Archivo de la etiqueta: Noches del Botánico

Jesús Ruiz Mantilla presenta “Papel”

Pres JRM

Esta mañana acudimos a la presentación de “Papel“, la novela de Jesús Ruiz Mantilla (en mi opinión el mejor periodista cultural de España). El acto organizado por la librería Sin Tarima, en el Patio de los Magnolios de la Biblioteca Municipal Iván Vargas, contó con la participación de Martín Caparrós.

Como anécdota contar que volvimos a encontrarnos con nuestro exvecino Jordi Socías (puerta con puerta). con quien ya habíamos coincidido en el Botánico el domingo pasado, en el excelente concierto de Miguel Ríos. A Jordi le pueden ver en el primer plano de la foto que tomó La Mundana. Podríamos decir aquello del fotógrafo fotografiado. Ambos, Socías y Ruiz Mantilla, han trabajado juntos durante mucho tiempo. Jordi nos contó del viaje a Nueva York para entrevistar a Woody Allen, de quien en el pasado Ruiz Mantilla se confesó admirador. Nosotros, La Mundana y un servidor, seguimos siéndolo. Ellos supongo que también.

Nada más dar comienzo el acto la primera pregunta de Martín Caparrós al autor de “Papel” me decidió a comprar el libro. En la contraportada se puede leer: “Papel” es la primera novela escrita en español que trata a fondo los retos del periodismo y todos los cruces de caminos a los que se enfrenta en este siglo XXI”. Ruiz Mantilla defendió esta idea durante la presentación. El diálogo entre Caparrós y el autor desgranó los personajes y las ideas marco que configuran la trama y las subtramas de la novela. Es decir, la transformación y el cambio que ha supuesto lo digital; la precarización (¿un palabro, parafraseando el título del último artículo del argentino?) del oficio de periodista; las fake news; el clickbait; el control de los medios por parte del poder; y los protagonistas basados en personajes reales (el autor se sitúa en el papel del narrador). En resumidas cuentas, la historia de las últimas décadas del mundo periodístico visto desde las entrañas de un diario puntero, aquí denominado como El Plural. Tanto Caparrós como Ruiz Mantilla son firmas habituales de El País (el autor de “Papel” bromeó comentando que aún tiene su sitio en la redacción, tras un proceso en el que los puestos de trabajo asignados habían desaparecido y los redactores llegaban con sus portátiles y se sentaban donde hubiese hueco).

Tengo muchas ganas de hincarle el diente a “Papel“. Y por otra parte tengo que comentarles que es un privilegio compartir patio con tres cracks como Caparrós, Ruiz Mantilla y Socias. Y además, tan solo cruzando la calle Segovia, que separa nuestra casa de la Biblioteca Iván Vargas.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros, Medios, Recomendaciones

Noche enorme de Miguel Ríos en Madrid

MT y TBBT

Anoche estuvimos gozando de la enorme actuación de Miguel Ríos y The Black Betty Trio en el Botánico de Madrid. Casi dos horas y cuarto de concierto que nos dejaron boquiabiertos y entusiasmados. Un recital de “rock acústico en español”, como bien definió el maestro desde el escenario. Y en el que presentó las canciones de su excelente nuevo álbum “Un largo tiempo” (“El blues de la tercera edad“, “La estirpe de Caín” y “Memphis-Granada” crecen con cada escucha) y repasó las más conocidas de su extenso repertorio de éxitos. El buen rollo fue la nota predominante de la noche. Como bien se aprecia en la foto de La Mundana.

Buen rollo tanto en el escenario como en el público que llenó el recinto (con las limitaciones de aforo por la pandemia). Al igual que en el showcase de la Galileo me impresionaron los arreglos en temas marchosos, sobre todo en el “Bienvenidos“, donde el violín de Manu Clavijo mantenía la tensión rockera. En aquella ocasión del 7 de junio, onomástica de Don Miguel, quizás el empeño resultase más fácil al tratarse de un evento en petit comité. Lo del Botánico era otra cosa y temía que la ausencia de batería se notase. Estaba equivocado. No solo no se notó es que ni siquiera se echó en falta. Ni en el citado “Bienvenidos” ni en “Los viejos rockeros nunca mueren” y tampoco en “Rocanrol bumerang“. Todo un mérito de los arreglos, que suplieron a la perfección la ausencia redimensionando las canciones. En este aspecto un arreglo jazzero a uno de los temas fue sencillamente magistral. Y además sirvió para que todos los músicos se luciesen con sus respectivos solos.

Finalizado el concierto pude conocer a Jose Nortes y felicitarle por su labor. Como también hice con mi admirado Luis Prado (se volvió a salir con un tema propio, “Estoy gordo“, que sirvió de interludio) y me presenté a Gaby Pérez, imprescindible en su labor de multiinstrumentista, y a Manu Clavijo (con quien tenía pendiente concertar una cita para un libro que está escribiendo).

Al maestro Ríos cuando le comenté que le encontré en un estado espléndido de forma, cantando como nunca -con fuerza, garra y sentimiento- me dijo que “Me estoy cuidando como nunca lo he hecho. Solo vivo para esta gira”. Y se percibe, porque está hecho un chaval, derrochando entusiasmo, con la madurez y experiencia que dan sus años de carrera y carretera. 

La apoteosis final llegó con dos hits clásicos, “Santa Lucía” y el “Himno a la alegría“, con todo el público cantando ambas canciones. Nuevamente, vuelvo al tema de los arreglos. Hay que tener bemoles para hacer el “Himno a la alegría” en formato acústico reducido y salir airoso. Los tuvieron y salieron a hombros del recinto. La sonrisa y las caritas de felicidad de todos los asistentes al abandonar el Botánico eran la mejor prueba.

P.D.: me van a tener que disculpar la mala calidad de mis dos fotos.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

¿Las barras del Botánico trabajan en negro?

Botánico

¿Las barras del Botánico trabajan en negro? Pregunto porque las barras de los bares del recinto del Botánico se niegan a facilitar recibos, facturas o tickets de las consumiciones. (Solo dan la copia del pago de la tarjeta de crédito). Me ha sucedido, he sido testigo de ello y otros me han contado que también les ha pasado. Esta negativa a entregar recibos, facturas y tickets es la que me lleva a la pregunta del encabezado: ¿las barras del Botánico trabajan en negro? 

Esta negativa sucede durante las noches del festival Noches del Botánico. Se celebran en un lugar de titularidad pública, el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense de Madrid. Además de la Complutense el Ayuntamiento de Madrid es la otra colaboradora institucional del festival. ¿Saben ambas instituciones lo qué ocurre en los negocios de restauración del festival? ¿Miran para otro lado? Lo mismo puede aplicarse al resto de colaboradores (medios y marcas patrocinadoras).

El deber de entregar el recibo figura recogido en determinadas leyes especiales, como la ley reguladora del IVA (que establece la obligación de los comerciantes de emitir una factura), y la Ley General de Consumidores y Usuarios, en la que se fija la obligación de entregar a los consumidores un recibo, justificante, copia o documento acreditativo de la operación. El Tribunal Supremo se ha pronunciado varias veces al respecto en este mismo sentido.

En la organización del festival intervienen tres empresas SF Music, Icon Music y Planet Events. Esta última, vinculada a PRISA desde su fundación, ahora está controlada por Live Nation, la multinacional líder de la música en directo. Son viejos conocidos de la ciudad de Madrid por los problemas surgidos alrededor del Mad Cool, por el que reciben sustanciosas subvenciones publicas. A pesar de las malas condiciones laborales de los trabajadores contratados, la escasa o nula presencia de artistas de Madrid, la falta de atención al publico en los accesos al Mad Cool (en esta edición tras lo sucedido el año pasado les han obligado a reducir el aforo en 5.000 entradas por jornada) y el accidente mortal sufrido hace dos años.

He preguntado al respecto de las barras a varios de los organizadores e instituciones. Ninguno ha respondido a mi pregunta, la del titular: ¿Las barras del Botánico trabajan en negro? Quizás habría que preguntar a Hacienda… y pedir las responsabilidades debidas al Rector y al Alcalde. El silencio administrativo no es de recibo en asuntos de la rēs pūblica

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música, Política

Residente y Rubén Blades: el poder del Caribe hispano

En el espacio de 48 horas he podido gozar de dos conciertos espléndidos de música latina: el sábado pasado Residente dentro del marco del festival Río Babel y anoche Rubén Blades (como parte del ciclo de conciertos Noches del botánico).

Un puertorriqueño y un panameño que representan el poder del Caribe hispano y que comparten la misma utopia: una latinoamericana unida. “Una sola casa” como canta Blades en “Plástico

Precisamente de sus inicios me reencontré ayer con la referida “Plástico“, perteneciente a su segundo y crucial álbum “Siembra” (1978), con Willie Colon, donde grabaron “Pedro Navaja“.

Esta filmación fue rodada por Franz Neuenschwander. Y en ella se puede apreciar la súper orquesta que acompañaba al maestro Blades. En la más pura tradición de Fania teníamos a 16 músicos sobre el escenario, para hacer las delicias de quienes llenamos el recinto del Botánico de la Complutense. Y si han visto la filmación habrán observado que menciona a Los Toreros Muertos como también hizo lo propio con La Orquestra Platería en el inmortal “Pedro Navaja“, hacia el final de las tres horas con las que nos deleitó. Nos contó la historia y la evolución del tema y agradeció la contribución de la Platería. Empezó cantando “Mack The Knife” de Bobby Darin antes de la suya, que inició con acordes del “Thriller” de Michael Jackson.

Al principio del concierto Coque Malla (quien había hecho un álbum con temas de Blades) y Jorge Dexler le acompañaron en un tema. Domingo J. Casas inmortalizó el momento en esta foto:

Coque Blades Drexler

La presencia venezolana fue la más nutrida del continente americano. Conocidos son sus enfrentamientos con Maduro. Jesús Ruiz Mantilla recogía perfectamente la situación en la edición digital de El País.

Si Residente desde su aparición con Calle 13 es la mejor conexión con los ritmos urbanos más jóvenes, Rubén Blades supuso la renovación de la salsa desde sus primeros discos allá a finales de los setenta. Salsa intelectual la llamaron. Su carrera es un claro ejemplo de fusión y mestizaje: panameño, firmado por Fania Records de Nueva York, sello especializado en salsa, música cubana bautizada así por los boricuas. Dos estrellas de la música latina y caribeña, del pasado más reciente y del más rabiosa presente, en el año que “Despacito“, es el mayor pelotazo en lo que va de siglo. Y ninguno de los tres es cubano…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música