Valor y Precio de la Música (en Efe Eme)

17 de mayo de 2008

Ya es sábado, así que tenemos una nueva entrega de La Música de El Mundano en Efe Eme. He elegido un tema que puede resultar polémico (así lo espero). La introducción de Juan Puchades al articulo vuelve a ser de lo más acertada. Escribe:

 

Adrian Vogel opina –y razona sus argumentos- que los discos no son caros, que lo verdaderamente caro son ¡los conciertos! Un asunto que puede resultar polémico, como siempre que se habla de dinero y música.”

 

Lo podéis leer aquí a continuación o pinchando en Efe Eme. La única diferencia son los links (en el blog)

 

Valor y Precio de la Música

 

Valor y Precio son dos términos distintos, pero relacionados. Para definir “valor” nos puede servir cualquiera de las tres primeras acepciones del DRAE:

 

1. m. Grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.

2. m. Cualidad de las cosas, en virtud de la cual se da por poseerlas cierta suma de dinero o equivalente.

3. m. Alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

 

Este concepto, valor, aplicado a la música grabada, está por los suelos. Y no es un chiste fácil (por lo del Top Manta). Ahora cuentan más otros aspectos, como los miles de canciones que podemos almacenar en un  mp3 (más de las que podríamos escuchar durante el resto de nuestras vidas). A lo que deberíamos añadir una asombrosa falta de crítica y preocupación por la calidad de reproducción.

 

El “precio” es el valor económico asignado a un bien o servicio. Lo que pagamos. Nos viene marcado. En cambio el “valor” que percibes o le das a algo, es subjetivo. Y puede no ser compartido por otras personas.

 

Soy de los que piensa que “el público siempre lleva razón”. Aunque no sea así. Es una perdida de tiempo y energía empeñarse en demostrar lo contrario. Lo cual no implica renunciar a una labor pedagógica (algo a lo que sí han renunciado muchas cabezas pensantes del sector o simplemente se han equivocado de librillo).

 

¿Cómo se entiende sino la percepción de que los CDs son caros? Y además desde hace años. Probablemente los mismos que llevan sin subir de precio. Hay que recordar las inflaciones anuales, que oscilan entre el tres y el cuatro por ciento, y entonces resulta que en realidad el precio de los CDs ¡ha bajado! Ya sé que se pueden argumentar muchas razones: entre ellas que el precio de partida era alto o que el fondo de catálogo no puede valer lo mismo que las novedades (¿por qué tiene que valer menos el primer disco de Veneno que el último de Bisbal, si el de Veneno es claramente mejor?). El caso es que estas argumentaciones, desde hace más de dos décadas, han calado y permanecido. Pero ya no son válidas desde principios de este siglo. Y en ningún caso, se mencionan dos aspectos que inciden claramente sobre el precio final: el tipo máximo del IVA y el “mark up” de tiendas y grandes superficies.

 

¿La música grabada no es un producto cultural? ¿Y Pronto y Expansión sí? A tenor de su IVA reducido lo son. Y la música grabada no.

 

Los márgenes de los puntos de venta son enormes. Sin llegar a los niveles de perfumería, moda, joyería o marroquinería (donde se pueden alcanzar hasta un 300% de subida sobre el precio de compra al proveedor). Tiendas como El Corte Inglés llegaban a incrementar un 100%. Para entendernos: si como discográfica les vendía el CD a 7 euros + IVA, éste aparecía en el punto de venta entre los 15 y 17 euros (sin mencionar los descuentos y promociones aplicables sobre los 7 euros del ejemplo).

 

Me ciño a la música grabada y en directo. Que son las dos expresiones más fieles de la creación artística y del negocio que se mueve alrededor de la música. Lo demás (camisetas y otras parafernalias) es lo que en el marketing tradicional se conoce como “extensión de marca” y depende de la actividad principal.

 

¡El precio de las entradas es caro! ¿Corren ríos de tinta al respecto? La respuesta es clara: NO.

 

Todavía recuerdo el concierto de Metallica en Zaragoza (junio 2004). En el festival, que se montó en el estadio de La Romareda, también actuaron Slipknot y Lost Prophets. La entrada costaba ¡40 euros! Más de seis mil pesetas por estar incómodo y probablemente lejos del escenario. Y si no eras de Zaragoza había que añadir los gastos de desplazamiento y estancia.

 

Hoy en día, cuatro años después –y omitiendo los astronómicos precios de los Stones– las entradas a festivales oscilan entre los 60 y los 80 euros. Es decir, subidas entre el 50% y el 100%. Muy por encima de la inflación. Si bien es cierto, que Rock in Río tiene algunos días entradas a 49 euros. Y unos pases VIP a 275 euros por día. Que si compras dos ¡te regalan el aparcamiento! El cual cobran ¡a 18 euros diarios! ¿Qué políticos –y qué municipio– han autorizado semejante barbarie? Y nadie se ha levantado en armas y presentado las correspondientes denuncias. En su descargo sólo puedo decir que facilitan transporte gratuito en autobús desde Madrid (¿estaba planificado de antes o ha sido la reacción ante la escasa venta de entradas anticipadas?).

 

Pero con todo, lo más escandaloso es la comisión del 6%, sobre el precio de la entrada, que cobran los puntos de venta autorizados ligados a bancos, cajas o simplemente empresas especializadas (en venta de entradas a espectáculos). ¿Por qué cargan este servicio, que sólo les beneficia a ellos? De entrada, es un claro negocio financiero: recaudando y haciendo caja meses antes del evento. Aparte de poder tener y mover el dinero, permite autofinanciar los gastos de producción y promoción. Y encima te cargan un porcentaje… ¿Se ha escrito y opinado más sobre este tema o sobre el dichoso canon? Creo que conocéis la respuesta.

 

En resumidas cuentas, el valor de la música grabada es pequeño (prácticamente nulo) y la percepción que hay sobre su precio es la de producto caro. En cambio, el valor de la música en directo es alto y no hay ninguna campaña en contra de sus abusivos precios. Ni tanto ni tan calvo…

 

Anteriores entregas de La Música de El Mundano en Efe Eme:

 

Neil Young y las Nuevas Tecnologías (La Música de El Mundano en Efe Eme)

 

Hanna o ¿Dónde está la Crítica? (en EFE EME)

 

Jeff “Skunk” Baxter (en Efe Eme)

 

¿Las listas del negocio o el negocio de las listas? (en efe eme)

 

Las Nueve Vidas de Steve Winwood (La Música de El Mundano en EFE EME)

 

22 comentarios

Archivado bajo Consumo, General, Música

22 Respuestas a “Valor y Precio de la Música (en Efe Eme)

  1. Alex ya es lunes y empiezan las visitas…

    Nova6Ko sólo decirte que hay una diferencia conceptual entre fondo y forma. Es decir una cosa es el contenido y otra el soporte. Según tus argumentos el cine debe ser carísimo: 7 euros por un mini trozo de papel. Y según quien te sablee te parecerá bien o mal…

    Antonio ¿y si cambias publico por cliente o consumidor? Que es por donde iba yo. Aparte de que mi enfoque era meramente económico (y eso que no mencioné los conciertos en los que los artistas pagan por tocar -o salen lo comido por lo servido en el mejor de los casos- por comprobar el atrevimiento de la ignorancia).

  2. Eso de que los CDs/ no son caros… Mas bién en el 90% de los casos son una estafa. Un formato en el que se meten entre 10-18 canciones de las cuales sólo valen dos y el resto son paja. Que se venden a una media de 16 €. Cuando el formato no llega ni al euro y medio, pues… A parte de la pésima calidad de la música, en la que a veces se debería de pagar al/a la comprador/a del mismo y no al/a la artista.

    Por otro lado el formato físico está muerto, respecto al formato digital, sea por el P2P, o como algunos/as “fascistas culturales” llaman “descargas legales” (ya que para ellos/as el P2P es ilegal) a iTunes, por ejemplo. Donde sólo pagas por las canciones que te gustan.

    Además viendo que el/la artista a penas recibe 1 € y medio por cada CD, ni que decir tiene que en los conciertos está la clave. Que luego te sableen o nó es otro tema, pero es donde realmente se gana dinero en los conciertos.

    Salu2
    Miembro de la Comisión de la Sociedad de la Información del “Partido Pirata”

  3. antonio gómez

    …Y yo me acuso de escribir mucho. Para nueve folios impresos me ha dado lo que hay escrito aquí, así que, al grano, que vienen arreando.
    Adrían, gracias por tus reflexiones, que como siempre son acertadas (ya lo solían ser entonces, y mira que eras crío). Estoy de acuerdo con casi todo, aunque me vienen un par de reflexiones.
    Con lo que no acabo de estar de acuerdo es con eso de que “el público siempre lleva razón”. Y no estoy de acuerdo porque no acabo de identificar lo que es “el público” ¿sólo los millones de compradores del mayor éxito musical de la historia? o también los muchos más millones que no lo han comprado, porque no les gusta o, mucho más normal, porque sencillamente no lo conocen, que es la única manera de que alguien lo compre. Joder, que retorcido soy, esta puta manía de los matices y el sacar punta, porque me he metido en un berenjenal argumentativo que dejo aquí. Además, el público sólo lo es en un momento y en un marco históricos determinados, y hay suficientes pruebas para probar que el público (el pueblo se decía antiguamente) puede equivocarse. ¿Hay que hablar de Van Gogh?
    De todas formas, la reflexión no era para eso. Lo que me preocupa al hablar de “valor” y “precio” de una obra de arte (y la música popular debería serlo), se establezca únicamente una relación económica sobre costes y beneficios. A mí me gustaría desarrollar el tema por otro lado, que sería el viejo “gramsciano” del valor de uso y el valor de cambio en la canción. Es decir, sus valores intrínsecos y variados (esos “subjetivos” que dice Adrián), y la transformación de la canción en producto comercial. Pero eso da para un libro. No quería callarlo, no obstante.

    Salud

  4. Reading, si señor. ¡Wishbone Ash! Ni me acordaba. Gran actuación la suya. Sus dos primeros discos los ponía mucho en la radio. Y desde luego ver a Supertramp habiendo visto a Yes, pues que llevaba razón en ponerlos a caldo (ahora, eran perfectos para vender muchos discos, como así fue).

    John, esa noche en la cárcel de Reading ¡da para un post! ¿Estuviste sólo o con toda la panda? Por favor ¡marchando una de post!

    Rocks parafraseando a Supertramp ¿Industria? ¿Qué industria? Y contestando a tu pregunto sólo escribo (y enredo lo que me dejan). Por cierto acabo de llegar de hacer la ola en el Bernabéu y he visto tu comentario sobre los links en el post de Neil Young. A mi me funcionan los videos (te borro la frase). A Alex le pasó también con otro post (tardaban en cargar en la pagina o era un problema del servidor de wordpress, no recuerdo bien).

  5. Por cierto, me voy quedando con que eres un histórico de la industria musical de este país. ¿sigues en ello o ya sólo escribes?

  6. Muy bueno el post y gran tema de reflexión. La verdad es que voy a tantos conciertos como puedo pero es cierto que el precio es abusivo. Un concierto pequeño ya cuesta 15eur. Como la mayoría de los que habéis comentado algo, los conciertos masivos me asquean a estas alturas, pero si el grupo me interesa trago con lo que sea. Yo creo que todo lo relacionado con la música está caro porque ya es cultura masiva y de consumo rápido. Aun y así, gasto todo lo que puedo en ello. Si discos y conciertos estuviesen más baratos, ¿gastaría -invertiría- más? Lo dudo. No tengo más tiempo.

  7. John

    Se me olvidaba, esa noche la pase en la carcel de Reading, inmortalizada en “The Ballad of Reading Gaol” de Oscar Wilde, que alguna banda, posiblemente la Fairport Convention -aunque no recuerdo bien- utilizo en alguna de sus canciones.

  8. John

    Fue Reading, en el cartel, entre otros muchos, Yes, Lou Reed, Zebra, Wishbone y me falla la memoria… Y pusiste a Supertramp a caldo, lo mas suave que les llamaste fue ‘niños pijos’

  9. Medallón. Fue mi primer curro para CBS (jefe de producto de A&M). Tenía todos los datos (ordenados):

    Los habia visto –como crítico- en ese festival que coincidimos. ¿No recuerdo cual fue? Me había entrevistado con Tato Luzardo (ex batería de Canarios) que llevaba el internacional de Ariola, responsables de Supertramp en España. Hasta el Lp del piano. Las encuestas de Gay Mercadé señalaban que entre los 5 artistas más solicitados, para venir a tocar, estaban Supertramp. Los otros eran los típicos: Stones, Pink Floyd, Zeppelín y Who. Me impresionó que Supertramp apareciesen. Aunque no fuese el Top 5 (por inflación de datos) y fuese el ¿Top 15? Añade al cocktail que “Give a little bit” era un hit. Perfecto para radio formulas (por aquello de buscar una modernidad políticamente audible). Y que Ariola se apresuró a colocar miles de copias del Even In The Quietest Moments antes de perder la licencia. Sólo podían hacerlo con algo que las tiendas “aceptasen” (sabiendo que luego venía la allmighty CBS).

    Stop. Porque hay más cosas, que igual pueden servir para varios posts: mi primer día de curro en CBS (15 de junio de 1977) y como TM me defendió de AL, el primer día de Chechu, el partido de fútbol que organicé en “A&M goes to bed with CBS”, la convención A&M/CBS de Los Angeles (muy flojo el equipo de Supertramp), etc.

  10. John

    Jajaja… veo que no te falla la memoria. Por ambos.

    mamon, luego te pusiste un medalla con Supertramp, ¿o me equivoco?

  11. ¿Lo dices por ese en el que nos encontramos en Inglaterra? Acababa de sufrir a Supertramp. ¿Te acuerdas?

    ¿O por el de los Pueblos Ibéricos –que igual Antonio Gómez también tuvo algo que ver- que me jodieron el fútbol? ¿A quien coño se le puede ocurrir organizar algo así en jornada dominical de Liga? Vamos, que si el Madrid juega en casa, ni voy. Eso si, me llevé el transistor y estuve escuchando Carrusel (el del gran Vicente Marco) para escándalo de los ahí congregados (en mi zona).

  12. John

    Confirmo que a Adrian no le han gustado los festivales nunca y que si ha tenido que ir, lo ha hecho como un Lord de pic-nic….

  13. Alex en ref. a los trolls piensa que es finde. Mañana será otro día…

    Estoy de acuerdo contigo en lo de las aglomeraciones y en la falta de calidad (de las infraestructuras, accesos, etc.). Sólo pasa en España. Pero también entiendo que nuestra postura sea “elitista” y que a la peña le guste las masas (mira lo de Cibeles, que a mi me resulta incomprensible). Serán cosas de la edad (los festivales no me han gustado nunca, ni de pequeño) o que “semos” exigentes…

  14. alex de la nuez

    lo que me resulta curioso es que no te bombardeen los esbirros-gurús a sueldo de teléfonicas por tocar el tema tabú. Es como el mito (o no mito) de que si alguien escribe determinadas palabras clave saltan las alarmas en Langley….. Decir que un CD no es caro te puede salir…….carísimo.

    Yo no voy a un concierto si el aforo es mayor a mil personas a menos que sea un teatro. Es un robo escandaloso por la nula calidad del espectáculo.
    No ves al artista, el sonido es nefasto, te empujan, no encuentras aparcamiento, largas colas, etc.

    La cuestión que planteas tiene sus raíces en la rentabilidad que el negocio obtiene del uso irracional que el público hace de la música.
    Tener 10.000 temas en un HD para poner de fondo mientras estudias o comes e ir a un macro concierto a fumar petas y bailar es como llenar la casa de posters, tener un Picasso entre ellos y no notar la diferencia.

    Resulta rentable porque la gente considera más barato gastarse el dinero en tecnología que en música.
    Porque pagar de 8 a 12 € por una copa que dura media hora te enriquece más que 18€ por una OBRA que te puede alegrar el resto de tu vida, al fin y al cabo: ¿quién narices liga escuchando a Billie Holiday con auriculares?

  15. Para los Artistas de éxito los conciertos son el templo del consumo: a la venta de entradas se suman las camisetas, chapas, libros de fotos, bar, CDs, etc.

    Por cierto, en Sevilla tenéis el festival Territorios, que tiene muy buena pinta.

  16. El niño yuntero

    En lo de los cds no se porqué tiene la gente esa neura de que son caros. Ahora están bastante más baratos que antes y con mejor presentación y extras.
    Lo de los conciertos es relativo, depende de cada caso, pero la verdad es que los grupos más famosos cobran una pasta. Yo por ejemplo este verano iré al Leyendas del rock y me cuesta 45 euros tres días de conciertos y pasarán casi 40 grupos. Otra cosa es ir al Electric en Getafe que te sale 125€+gastos porque tocan Metallica y famosetes.
    Aquí en Sevilla va a cerrar la única sala de conciertos que tenemos (Sala q) y me jode un huevo, porque he visto montones de grupos muy buenos y por ninguno he pagado más de 30 euros.
    Por cierto, tú que sabes Adrian, ¿es verdad el mito de que el artista gana pasta fundamentalmente en los conciertos?

  17. antonio gómez

    interesante reflexión, compañero (viejo, jejejeje), hoy ando líado, pero prometo lectura reflexiva y contestación ¿polémica?

    Salud

  18. Ana

    Mi 2º párrafo ha quedado muy confuso, más bien quería poner esto—>

    “Ya se pueden ir poniendo las pilas los de las discográficas buscando otro formato: ya nadie quiere algo físico. Es preferible algo que se pueda vender por internet, que sea más barato y si quieres un folletito de esos…”

    (sorry)

  19. Ana

    Mira, estoy de acuerdo. Hace años que no voy a un concierto y es por 2 razones.La primera es patética (me suelo desmayar en ellos) y la otra es el DINERAL que cuestan. Sobre los CDS, qué decir: que el formato CD está súper muerto. El último CD lo compré hace 7 meses y fue el último de Travis y lo hice por principios (me había bajado el disco en el emule y me molaba mucho). Pero lo cierto es que sigo escuchando las canciones en el ordenador.

    Ya se pueden ir poniendo las pilas los de las discográficas buscando otro formato: ya nadie quiere algo físico, que se venda por internet, que es más barato y si quieres un folletito de esos (sólo se se los van a currar) pues que te lo manden por correo electrónico o en el punto de venta, pero se debería empezar a vender en plan mp3 (un código para descargarte el disco legalmente, o algo así).

    Y sí, me ha dado rabia no ir a conciertos que me hubiera apetecido pero sigo oponiéndome a dejarme 40 euros por dos horas. Pero mientras haya gente que los pague seguirán a ese nivel (como pasaba con los pisos).

    Enhorabuena por esas estadísticas, Adrian 😉

  20. Pingback: El precio de la música « Nada de eso

  21. Gracias hjorgev.

    Gracias dobles: por la info. y por los elogios. Aparte del rubor este tipo de masajes al ego vienen fenomenal.

    Lo que mencionas lo he pensado alguna vez (lo de expandir). Pero al final me echo para atrás por varios motivos: creo que una excesiva profesionalización haría perder parte de la gracia que ahora podemos tener (me refiero a la espontaneidad, las ganas, las colaboraciones). Aparte de que quizás por edad uno ya no está para muchos trotes… Como habrás podido comprobar las colaboraciones son iniciativa propia o ajena. Así que cuando quieras algo, ya sabes: un email y …

    Y volviendo al tema del post quisiera hacer 2 puntualizaciones en ref. a las comisiones que cobran por la venta anticipada. Sólo he leído 2 artículos al respecto. Y ambos en 2 blogs:

    Primero, a RinzeWind en un post donde hacia mención al tema del cine:
    http://rinzewind.org/archives/2008/05/02/esto-es-robar-y-no-lo-que-dice-la-sgae/

    Y luego Darío Manrique (En estéreo) en uno de los posts sobre festivales (que os recomiendo porque están muy bien, con info. muy completa):
    http://lacomunidad.elpais.com/dario-manrique/2008/5/13/la-batalla-los-festivales-ii-electric-festival-vs-cultura
    Donde hay unas líneas que Darío le dedica al tema del 6% adicional.

  22. Hola Adrián:

    Solo quería felicitarte porque tu bitácora está entre las más visitadas de WordPress.

    Aunque no me considero un especialista en estas cosas -e ignoro cuáles son tus metas y a qué te dedicas principalmente-, me atreveré a decir que en este mundo moderno en el que se dice que la prensa digital se rige por las 3-S (Sexo, Sangre y Sensacionalismo), lo tuyo son las 3-A: Aguante, Atrevimiento y Atención.

    El periodista ‘profesional’ está atento a la noticia, pero en función de su relación laboral y de su horario de trabajo. El periodista digital tiene una relación laboral consigo mismo y su horario de trabajo es su propia vida. Con toda la tiranía y bondad que eso comporta.

    El periodista corporativo no se atreve así nomás, porque depende de una estructura que le dicta lo que tiene que hacer.

    No sé cuántos millones de bitácoras existen, pero son muy pocas las que se renuevan regularmente. Muy pocos son los bitacoreros con aguante. (Felizmente.)

    A lo que iba.

    Tu sitio tiene todos los ingredientes para convertirse en un medio mayor e interesante.

    La diversidad de temas no basta en un terreno que vive de la noticia y de las cosas interesantes que suceden en el mundo. Si no hay entrega en los textos, todo se gasta en la fuerza de los colores, pero no en la profundidad de sus contenidos.

    Te lo dije alguna vez, aquí mismo, en un comentario. Entré de casualidad y, aunque no todo me gustó, me quedé leyendo cosas que no pensaba que me podrían interesar. Ese es un alto mérito en mi caso.

    Deberías atreverte a dar el Gran Salto y hacer de tu página, El Mundano, un sitio profesional, sin perder su originalidad y su esencia.

    (¡Cuántas veces me he aburrido leyendo El País, uno de los mejores diarios del planeta, a pesar de su planilla y plana mayor más que millonarias!)

    Tiene un buen nombre y los demás ingredientes mencionados.

    No he escrito estas líneas por esto, pero si buscas alguna vez algún colaborador, creo que conoces mi trabajo y yo estaría dispuesto a poner un terrón de azúcar. De arena o cemento, si se da el caso.

    Fuerza y suerte en tus proyectos.

    Saludos desde Colonia

    HjorgeV
    http://hjorgev.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s