Archivo de la etiqueta: Bruce Springsteen

Miguel Ríos pletórico en la Galileo

77

Un Miguel Ríos pletórico desgranó las canciones de su nuevo álbum “Un largo tiempo” desde el escenario de la sala Galileo, con motivo de su 77 cumpleaños. Onomástica que celebró haciendo lo que más le gusta, cantar. Y vaya si cantó. Está en plena forma.

Por la mañana presentó a los medios su nuevo trabajo e interpretó tres temas. Entre ellos uno nuevo, “Hola Ríos, Hello“, que es una revisión del “Bye Bye Ríos“. Como si fuese la respuesta a su canción de despedida y que ahora se convierte en el himno de su regreso. Precisamente con esta novedad arrancó su sesión en la noche de ayer. El ingenio de la letra hizo las delicias de los afortunados que tuvimos el honor de asistir a este recital en formato acústico. A Miguel le acompañaban los ya clásicos The Black Betty Trio, que eran cuatro. El maestro Ríos lanzó una afortunada comparación: “Como los tres mosqueteros, que también eran cuatro”. Para escuchar la canción pinchen en este enlace de Rock FM, que incluye la letra y la filmación del directo para los medios.

A partir de ese brillante y sorpresivo arranque todo fue un torrente de emociones. Un enorme Miguel Ríos dominaba el escenario, sentado en un taburete y a veces de pie. Siempre ha transmitido lo que antaño se llamaban buenas vibraciones y ahora es buen rollo o buena vibra.

Que me aflorasen las lágrimas con algunas de sus canciones inmortales tiene su lógica. La edad, la mía, y la nostalgia son factores determinantes a la hora de escuchar “El río“, “Santa Lucía” o “Bienvenidos“. De esta última destacar la fuerza del arreglo en su versión acústica, donde el violín (Manu Clavijo) me llamó poderosamente la atención. Lo que ya es más raro es que los temas del nuevo disco “Un largo tiempo” también me pusieron los pelos de punta. Venía a confirmar mi primera impresión sobre la extraordinaria calidad de esta grabación. En su día comenté que estábamos ante uno de los grandes álbumes de Miguel Ríos. Y en algún momento establecí una comparación entre “Un largo tiempo” y el último de Springsteen. El Jefe y el Boss. Pues bien, nuestro Jefe a sus 77 años recién cumplidos aún tiene cosas que decir. El Boss no, desafortunadamente. Uno, el nuestro, se ha rebelado contra la(s) desgracia(s) que nos ha tocado sufrir y el otro se ha secado. ¡La talla creativa de Miguel Ríos y su compromiso no conoce límites! Y nunca podremos agradecérselo lo suficiente.

Tras el concierto Miguel y los músicos bajaron del escenario. Fue el momento de encuentros y conocimientos (como Edu Galán). Pude saludar a Carmen Peire, Manuel Notario, a Lua la hija de Miguel (quien sacó la tarta de cumple al escenario), Luis Prado (el Señor Mostaza, cuya labor al piano es tan importante en The Black Betty Trio), Carlos Rioyo. Me quedé con ganas de conocer a Manu Clavijo, a Jose Nortes, indispensable colaborador en esta etapa de Miguel Ríos, y a Gaby Pérez el multiinstrumentista (varios tipos de guitarras, banjo, etc.), quien nos mostró su tatuaje de Robert Johnson. Al entrar a la sala coincidimos con el gran Antonio García de Diego. Nos deseamos feliz siglo, porque no nos veíamos desde el siglo pasado. Y ya dentro confirmé que quien en la calle me había parecido ser Víctor Manuel efectivamente lo era. También hacía tiempo que no nos veíamos.

Por supuesto, Los Mundano nos hicimos la foto de rigor con el gran Miguel Ríos. ¡Todos enmascarados!

Los Mundano y Miguel Ríos 070621

P.D.: la foto de la tarta es de Ángel Díaz Briñas (Diario de Ávila) y la de los tres de unos amables jóvenes que se ofrecieron a disparar la foto, vistas nuestras dificultades para hacernos el selfie.

P.D. bis: el corazón me dio un vuelco cuando Miguel me mencionó al presentar el “Que salgan los clowns“.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

40 años del primer concierto de Springsteen en España

Marca

Ayer se cumplieron 40 años del primer concierto de Bruce Springsteen en España. Fue en Barcelona y formaba parte de la gira europea en la que presentaba su monumental “The River“.

Esta mañana Héctor G. Barnés me mandaba un recorte del Marca (en el que me mencionan), del 13 de febrero de 1981. El diario deportivo reflejaba que Springsteen no vendría a España. Lo cual era totalmente cierto en esos momentos. Pero fuimos capaces de revertir la situación. Lo he contado en mi libro “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll“, en varios artículos y entradas aquí en el blog. Hubo una carambola (un cambio de fechas en la gira de EEUU) y estuve atento. Las gestiones dieron sus frutos y vino a actuar. Se superaron todos los obstáculos que fueron cayendo como fichas de dominó.

Ese concierto de Barcelona no solo fue memorable para quienes asistimos, también lo fue para Bruce Springsteen y el escritor y afamado crítico de rock Dave Marsh (Creem, Rolling Stone, The Village Voice), intimo amigo y biógrafo del Boss y de su manager Jon Landau. Landau también quedó hechizado por ese concierto que fue el inicio del romance entre el artista y el público español. Tanto Springsteen como Marsh han reflejado muy elogiosamente ese concierto de Barcelona en sus libros.

P.D.: el recorte que me mandó Héctor está extraído de Point Blank, que está conmemorando este 40 aniversario.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Bob Dylan con Bruce Springsteen y Johnny Cash

Me encanta ver a Bob Dylan y Bruce Springsteen cantar juntos “Forever Young“, compartiendo micro.

En el “Wanted Man“, que Dylan compuso para Johnny Cash, me divierte el aviso que June Carter le da a su marido: “Cariño asegúrate que Bob meta la melodía. Se le olvidó”.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Jimmy Iovine también vende todo sus derechos

Jimmy Iovine se apunta a la tendencia de vender y se desprende de todas sus regalías como productor, tanto de los 259 discos como de las dos películas que financió (una con Eminem, “8 Mile High“, y la otra era de 50 Cent, “Get Rich Or Die Tryin’“) y el documental sobre LeBron James. La de Eminem recaudó 240 millones de dólares y su banda sonora vendió 15 millones (cuatro de ellos en Estados Unidos). La de 50 Cent vendió tres millones de copias y la taquilla de la cinta alcanzó los 46,5 millones de dólares (30,9 en EEUU).

Iovine (Brooklyn, NY, 1953) se inició en el mundo de la música en los estudios de grabación. Desde el chico de los recados hasta ingeniero de sonido. Su labor tanto de ingeniero como de mezclador viene avalado por una larga lista de nombres y éxitos de primera fila de los 70: “Bat Out Of Hell” de Meatloaf (producido por Todd Rundgren), John Lennon (“Walls & Bridges” y “Rock & Roll“), Bruce Springsteen (“Born To Run” y “Darkness On The Edge Of Town“) como más destacados. En los trabajos de Meatloaf y Springsteen era ya fijo del plantel de ingenieros del estudio The Record Plant de Nueva York. Su primer impacto como productor fue en 1978 con Patti Smith, el álbum “Easter” y el pelotazo “Because The Night“, compuesta por el Boss (en la foto al final del post les vemos a los tres). A continuación produjo en 1979 el “Damn The Torpedoes” de Tom Petty and The Heartbreakers, Dire Straits (“Making Movies“), el debut en solitario de Stevie Nicks, U2 (“Under a Blood Red Sky” y “Rattle And Hum“), The Pretenders (“Get Close“, donde estaba “Don’t Get Me Wrong“), Simple Minds (“Once Upon A Time” con el hitAlive And Kicking“), etc.

En 1990 junto a Ted Field fundó en Los Ángeles Interscope Records, donde además de fichar a Tupac Shakur y a Enrique Iglesias (varias veces n.º 1 en EEUU), lanzó Death Row Records, el sello de Suge Knight, Dr. Dre, D.O.C. y Dick Griffey, que se convirtió en el sello de rap más importante del mercado (con Dr. Dre, Snoop Dogg y luego Tupac Shakur como los raperos más destacados). En 2008 con Dr. Dre fundaron Beats By Dr. Dre, para vender auriculares (llegaron a tener el 20% del mercado), que luego se transformó en Beats Electronics, al expandir su catalogo de productos al ambito digital. En 2014 vendieron la compañía a Apple for tres mil millones de dólares e Iovine entró en Apple para montar Apple Music, desvinculándose de Interscope/Geffen/A&M, la division de Universal que presidia.

Hipgnosis Song Fund es la compradora de todas las regalias de Jimmy Iovine. Hasta ahora Hipgnosis y su líder, Merck Mercuriadis, se habían distinguido por sus adquisiciones de copyrights. Es decir, operaban en el mercado de los derechos de autor. ¿Esto representa un cambio de dirección o es profundizar en la misma vía? Se puede entender como más de lo mismo, gestionar y adquirir derechos, pero conlleva un riesgo. Similar al de comprar masters de grabaciones. ¿Por que? Porque la venta física está en franca decadencia. Los masters al menos tienen salida en el planeta del streaming. ¿Pero los royalties de los productores, cuyos porcentajes son menores que los de los artistas y autores, que atractivo pueden tener?

Iovine comentó respecto a esta operación que iba a usar los fondos de la venta para construir un instituto en South LA, que será parte de la Iovine Young Academy de la Universidad del Sur de California (USC). Mercuriadis por su parte agregó que era un honor poder formar parte de esta iniciativa y haber encontrado la formula económica para hacerla posible.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Miguel Ríos presenta “La estirpe de Caín”

Miguel Ríos tiene una nueva canción, “La estirpe de Caín“, el segundo anticipo del que será su nuevo álbum. Escuchando ésta y la anterior, “El blues de la tercera edad“, las expectativas son elevadas para la anunciada colección de nuevos temas. (Me soplan que habrá una versión de una de Frank Sinatra).

Comentaba ayer respecto al anodino nuevo álbum de Springsteen que se había quedado sin cosas que decir. ¡Con la que está cayendo! Y más en su país. El Boss es solo cinco años más joven que Don Miguel. Por tanto ambos pertenecen a la misma generación.

Nuestro rocanrolero patrio sí tiene cosas que contar. Como demuestra con sus dos últimas canciones, “El blues de la tercera edad” y “La estirpe de Caín“. Las comparaciones son odiosas, pero me vinieron ayer a la cabeza intentando escuchar lo del estadounidense.

Miguel Ríos ha vuelto a contar con The Black Betty Trio, con los que estaba preparando el álbum cuando, como todos, fueron atropellados por la pandemia. El guitarrista del trio, José Nortes, repite como productor y compositor de la música. Ríos se encarga de la letra de “La estirpe de Caín“. Un tema de rabiosa actualidad. Y nos toca la fibra sensible, con su aire folky (por los sonidos de las guitarras acústicas y del violín). Las imágenes del video acompañan perfectamente a la canción. Arranca con las que fueron el símbolo de Alerta Roja, la movilización de los trabajadores del sector cultural (espectáculos y eventos musicales).

¡Gracias Miguel!

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

El anodino nuevo álbum de Springsteen

El Diccionario de la Real Academia Española define al adjetivo anodino como “insignificante, ineficaz, insustancial”. Tres términos perfectos para calificar la nueva obra de Bruce SpringsteenLetter To You“. La canción que da título al álbum, el sencillo con el que anunciaron su edición, ya fue un mal presagio. Como escribí aquí. Las razones que apuntaba en esa entrada son las mismas que podría aplicar ahora al álbum en su totalidad. Incluso alguna más. Porque aparte de anodino me ha parecido aburrido. No he conseguido terminar de escuchar enteras ninguna de las canciones. Se me hacían largas, algunas incluso muy largas. De los 12 temas hay tres que superan los seis minutos y uno los cinco (otro se queda a cuatro segundos de los cinco minutos). ¿De verdad es necesario alargar tanto los temas cuando no tienes nada que decir?

Asumo que las circunstancias de mi escucha no fuesen las más favorables: quité el volumen de la tele para oír al Boss mientras veía al Atleti en Pamplona. Entre el partido y el “Letter To You” corría un alto riesgo de siesta tardía. Menos mal que ir avanzando las canciones me mantuvo despierto. Miren, algo positivo del álbum…

Para la segunda parte del Osasuna-Atlético de Madrid me resarcí con la nueva canción de Miguel RíosLa estirpe de Caín” y lo último de Paul WellerOn Sunset“. El partido también se animó a base de goles y penaltis,

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Música

No me convence lo nuevo de Springsteen

Letter To You” es la nueva canción de Bruce Springsteen y no me convence. Es el anticipo de álbum, del mismo título, que se editará a finales de octubre junto a la E Street Band.

No me convence no porque sea más de lo mismo, que lo es. Simplemente no me llega. En esta línea tiene temas mucho mejores. Más inspirados. La letra, pretendidamente sentida y reflexiva, es una colección de palabras bonitas bien hiladas. Pero sin chicha. Es decir, banal.

Con todo, lo que más me sorprende es que, en estos tiempos difíciles que corren, el Boss parece totalmente alejado de la realidad. Algo inusual. Porque siempre supo tocarnos la fibra sensible, de una forma u otra. Algo que, al menos conmigo, no consigue en esta ocasión con esta carta . “Return To Sender” (devolver al remitente) como cantaba Elvis es mi mejor resumen respecto a esta “Letter To You“. Y lo afirma un seguidor acérrimo suyo desde los primeros días y que además propició su primer concierto en España.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

Me ha gustado mucho “El irlandés”

null

Me ha gustado mucho “El irlandés“. Y si Scorsese se hubiese ahorrado 15/20 minutos del final la película habría sido redonda, de principio a fin. Porque la duración tira para atrás. Y si la ves en el cine (como fue mi caso) dependes de las butacas de la sala y de la suerte que tengas con quien te toque al lado.

La actuación de Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci está a la altura de sus ilustres carreras. Echo en falta más apariciones de Harvey Keitel. Los secundarios, como en todas las de Scorsese, son brillantes.

De Niro, que a veces se me parece a Springsteen y de anciano a Di Stéfano, es el irlandés, un hitman (asesino a sueldo) de la Mafia, que se gana la confianza de Jimmy Hoffa, el lider sindical, interpretado por Pacino (en momentos me recordaba a Loquillo).

Por primera vez, que yo recuerde, se ofrece un relato (basado en testimonios de primera mano) sobre lo que aconteció con Hoffa (quien un buen día desapareció). El testimonio principal es el relato del personaje, “el irlandés”, al que da vida De Niro. También se da crédito a la teoría del asesinato de Kennedy por parte de la Mafia.

Aparte de las anécdotas de los parecidos hubo otra que me tocó: el asesinato de Joe Gallo, Crazy Joe, en el Umberto’s (a los dos meses de abrir). Gallo y Carmine Persico se habían cargado en una barbería a Anastasia, uno de los capos de las cinco familias de Nueva York. Persico se hizo cargo de los negocios de Anastasia y eventualmente se configuró la familia Colombo, que Gallo dirigió brevemente hasta que “el irlandés” se lo cargó. Durante nuestros años en NY frecuentábamos Umberto’s (el local original, que cerró; el nuevo, en la misma calle Mulberry de Little Italy, está a dos manzanas). Sus espaguetis con almejas eran legendarios. Tanto como su leyenda mafiosa (desde el asesinato de Gallo hasta el propietario). Conocíamos la historia del tiroteo. Lo que no podía ni imaginarme es verlo recreado en “El irlandés” y narrado por quien cumplió el encargo de liquidar a Gallo.

Repito: me ha gustado mucho “El irlandés“.

Deja un comentario

Archivado bajo Cine, Cultura

Sony anuncia sus resultados

Sony Music Entertainment ha anunciado sus resultados del primer semestre y del segundo trimestre de 2019. Hace unos días comentábamos los de Universal. Es decir, ya tenemos los datos de dos de los tres grandes grupos (de música grabada y editoriales musicales). Solo falta Warner.

Los ingresos de Sony del primer semestre de este año subieron 40 millones de dólares (un 2%) respecto al mismo periodo del año pasado. Totalizan 1.970 millones lejos de los 3.631 de Universal.

Si en las cifras de Universal destacaban las del streaming y todos los medios especializados resaltaban los 10 millones de dólares diarios (10.4) del segundo trimestre, en los de Sony sucede lo mismo: en el segundo trimestre han facturado 6.7 millones diarios. A falta de conocer los números de Warner no nos equivocamos si decimos que el streaming supera los 20 millones diarios en este segundo trimestre para las tres grandes (10.4 + 6.7 + Warner).

Los ingresos de Sony por streaming han subido un 26,5% en este trimestre (a 605 millones de dólares). La nota destaca el tremendo impacto de “Old Town Road” de Lil Nas X (Columbia Records): ha dominado las listas de streaming en EEUU y gran parte del mundo. También ha batido un récord de permanencia en el n.º 1 de la lista de Billboard (17 semanas de momento). Sony reportaba también su Top 5 del semestre en streaming (es decir, las canciones/álbumes y artistas que más han contribuido a sus resultados:

  1. KhalidFree Spirit
  2. Lil Nas X “Old Town Road
  3. P!nk con Khalid “Hurts 2B Human
  4. Bruce SpringsteenWestern Stars
  5. DJ KhaledFather Of Asahd

Vaya, no está Rosalía. Menuda sorpresa para algunas y algunos…

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Elliot Roberts (1943-2019)

Trasher's Wheat 1985

Ayer me enteré del fallecimiento de Elliot Roberts, un gigante de la industria musical estadounidense. Sucedió el día 21 de junio. Tenía 76 años, cumplidos el pasado mes de febrero.

Nacido y criado en el Bronx neoyorkino acortó su apellido judío (Rabinowitz) y tras abandonar los estudios universitarios (dejó dos carreras) quiso ser actor. Empezó a trabajar en el departamento de envíos de la William Morris Agency de Nueva York. Ahí conoció a David Geffen, otro gigante. Aunque debería decir que Geffen es el gigante de la industria cultural de Estados Unidos. Esta relación devino en amistad y compartieron negocios y aventuras empresariales (Geffen-Roberts Company y Asylum Records en 1971).

Fueron Geffen y Roberts quienes convencieron a Bob Dylan para que abandonase su discográfica de siempre (Columbia Records/CBS) para unirse a la discográfica Asylum y a su oficina de representación (Geffen-Roberts Co.). Editó dos álbumes con ellos: “Planet Waves” y “Before The Flood“, un doble en directo con The Band. Posteriormente Dylan volvería a su casa de siempre.

En 1973 Geffen, Roberts, Elmer Valentine (dueño del Whisky a Go-Go) y Lou Adler abrieron el club The Roxy en el Sunset Strip de West Hollywood. Neil Young inauguró el local.

Roberts y Geffen dejaron de ser socios por culpa de terceros. Un joven agente, Irving Azoff, que trabajaba en la Geffen-Roberts Co. fue el causante principal del cisma: The Eagles cambiaron de pareja de baile, abandonaron a Geffen-Roberts y se fueron con Azoff, quien montaba su propia oficina. Geffen y Roberts, ambos impulsivos y apasionados, chocaron en su forma de afrontar la situación. Geffen fue frío y cerebral y Roberts diríamos que más hippy. El primero tomó una actitud profesional y siguió trabajando con Azoff (convenció a Warner Bros. para que le financiase un sello, Giant Records) y los Eagles (en Asylum y luego en Geffen Records, donde también tuvo a Don Henley), mientras que Roberts roto el amor fraternal juró odio eterno al traidor y al grupo. Y formó Lookout Management. Las malas lenguas dicen que la movida de Geffen con Azoff fue para quitárselo de en medio de MCA (donde presidía la cia.) y poder vender Geffen Records a los nuevos dueños de MCA.

El primer descubrimiento de Roberts fue la canadiense Joni Mitchell. La vio actuando en un club del Greenwich Village de Nueva York (Cafe Au Go Go) en 1966. Se mudaron juntos a Los Ángeles, a Laurel Canyon (centro artístico y bohemio). Les acompañaba el entonces novio de Mitchell, David Crosby. Al poco se les unió David Geffen. Ya situados en la costa oeste Joni Mitchell le habló de un compatriota suyo, Neil Young, que estaba en un grupo (Buffalo Springfield). Curiosamente fue Young quien provocó que la banda prescindiese de los servicios de Roberts. Cuando ellos se separaron, a los 18 meses de formarse, Neil Young llamó a Elliot Roberts para que fuese su manager. Quería empezar su carrera en solitario. Ha sido representante suyo hasta la fecha de su muerte. Son más de cincuenta años. Y “aguantar” a Neil Young no es fácil… Jimmy McDonough, autor de la biografía de Young, escribía al respecto de la relación Young/Roberts que “Ha habido otros equipos infames en el rock and roll –Dylan y Albert Grossman, Ray Charles y Joe Adams, Bruce Springsteen y Jon Landau– y, por supuesto Elvis y el Coronel Tom Parker. Elliot Roberts definitivamente vive en este salón de la infamia y es el único ser humano capaz de guiar la carrera de Neil Young.”

Con Joni MItchell rompió en 1985. La foto de Trasher’s Wheat en la que vemos a Young, Mitchell y Roberts es de ese 1985.

Roberts también fue manager (con o sin David Geffen) entre otros de Crosby, Stills & Nash, Crosby, Stills, Nash & Young (“el pegamento que nos mantenía unidos” ha declarado Graham Nash), Jackson Browne, America, Devo, Talking Heads, The Cars, Tom Petty, Tracy Chapman (su último descubrimiento de relieve) además de los ya mencionados anteriormente.

Cuando llevé el marketing internacional de Geffen Records en NY tuve el inmenso honor de conocer a Elliot Roberts. (David Geffen tenía un contrato de distribución con Warner Bros. para EEUU y Canadá y otro con CBS para el resto del mundo; Warner eran socios de Geffen Records). Me tocó trabajar con él en tres proyectos: Neil Young (dos álbumes), Joni Mitchell y el debut en solitario de Ric Ocasek, el líder de The Cars.

Con Ocasek no hubo nada que hacer. Aparte de trabajar para que se editase en los principales mercados del mundo. El álbum era flojo. No funcionó en EEUU, ni en ventas ni tuvo el apoyo de la crítica musical. No había ninguna historia que contar. En cambio con Joni Mitchell fue otra cosa. Dada la vertiente pintora de la cantautora, y que la portada del álbum “Wild Things Run Fast” era obra suya, Roberts y Mitchell tuvieron la idea de organizar presentaciones del disco en galerías de arte (en conjunción con sus pinturas). En Estados Unidos solo consiguieron hacerlo en Los Ángeles. Por mi parte coordiné con las compañías de  Inglaterra, Italia, Australia y Japón para hacerlo en Londres, Milán, Sydney y Tokyo. Salí bien parado del asunto aunque ella echó de menos no haber estado en París. Aún recuerdo la mirada de Elliot Roberts a Joni Mitchell: la calló. Y rápidamente paso a agradecer lo que CBS Records International había logrado.

Lo mejor de nuestra relación sucedió en San Francisco, en el rancho de Neil Young (una hora al norte de la ciudad). Young debutaba en Geffen Records con un disco difícil “Trans“. Influenciado por Kraftwerk se alejaba drásticamente de lo que sus seguidores podían esperar. El trasfondo del disco eran los ejercicios vocales que practicaba con su hijo Ben, quien sufría parálisis cerebral infantil. (Pero eso no lo sabíamos entonces). Young había accedido a recibir periodistas musicales y críticos en su rancho, para pasar el día con él, hablar del disco, etc. Las delegaciones australianas y japonesas habían llegado directamente y ya estaban en el rancho cuando llegué desde NY con los ingleses, Antoine de Caunes y su equipo de TV de Francia, la corresponsal italiana de la RAI, un par de medios alemanes y uno holandés. Nos recibió Elliot Roberts en el aeropuerto de LA. El trayecto fue todo un muestrario de Roberts. Todo lo que me habían contado era cierto: despierto, buena persona, bromista, rápido, inteligente, encantador, etc. Recuerdo vívidamente dos temas: la historia de porque Neil Young y él se habían comprado esos terrenos. La idea era que, según estudios geológicos que hablan sufragado, cuando los movimientos de la Falla de San Andrés fuesen perceptibles, sus propiedades se convertirían islas del Pacífico. Cuándo le pregunté cuando ocurriría eso, me contestó entre risas que en unos miles de años. Y se encendió un porro (que ya llevaba liado). El segundo asunto fue cuando nos llevó por unas carreteras rurales, con pequeñas subidas que tomaba a gran velocidad (como si fuesen dunas) y el todo terreno literalmente volaba hasta caer sobre sobre suelo firme de nuevo. El vehículo que nos seguía, con el resto de la expedición, le pitaba (asumo que pidiéndole prudencia).

Al llegar a la casa de Neil Young, nos esperaba con su familia, músicos, amigos y los australianos y japoneses que habían llegado antes. El salón era lo que te esperabas. Rústico, lleno de guitarras, amplis, una enorme chimenea, muebles de madera, telas en las paredes, alfombras cubriendo todo el suelo. Y una peste a marihuana que ya te embriagaba. Improvisamos una pequeña rueda de prensa mientras preparaban la cena. Tras la parte profesional del asunto nos relajamos, comimos, bebimos y Young nos tocó un par de temas con sus amigos músicos. Tuve ocasión de charlar con él. Le felicité por el riesgo que asumía con “Trans“. No es fácil que un artista de renombre de un cambio estilístico tan acusado y se lance al barro de esta manera. Estaba especialmente interesado en la opinión de los alemanes (por lo de Kraftwerk). A Roberts (y a Young) le gustó lo que dije. Y creo que fue ahí cuando me gané la confianza del manager. Respecto a mi comentario sobre asumir riesgos soltó irónicamente que David (Geffen) no compartía mi punto de vista. Años después Geffen demandó a Young por no entregar obras acorde a su estatus, por los que la compañía le pagaba un millón de dólares de adelanto.

Lo último que supe de Roberts fue la semana pasada. Unas declaraciones suyas respecto al incendio que afectó a muchos de las cintas originales propiedad de Universal (y los sellos que ha ido absorbiendo o creando). Decía: “Es un crimen que hayan desaparecido los masters originales de Billie Holiday o Buddy Holly o de todos esos artistas de los 40 0 50. Cuando la industria discográfica empezó a declinar hace unos 15 años, la gente (por los ejecutivos) fue reticente a hacer copias porque costaba dinero. Cuesta de 2.500$ a 3.000$ convertir un original analógico a una copia digital de audio en alta resolución. No quisieron gastarse el dinero… Es trágico.”

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música