Archivo de la etiqueta: Milan

Una gran diferencia entre Ayuso y Cuomo

Arredondo NYT

Hay una gran diferencia entre Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y su equivalente Andrew Cuomo, gobernador del Estado de Nueva York. Y no, no me refiero a la capacidad intelectual de ambos. Ni a la experiencia política del neoyorkino frente a la inexperiencia de la madrileña. Expongo el diferente trato dado al personal sanitario del que ambos son responsables en sus respectivos territorios. Desde el mero gesto simbolico del sencillo “Thank You” de la foto de Juan Arredondo del New York Times al engendro de la ¿escultura? aceptada por IDA. Pero hay algo mucho más profundo, que es el meollo de la cuestión que planteo.

Cuomo anunció ayer que Nueva York, el estado, va a asegurar el pago de los beneficios sociales a las familias de los sanitarios fallecidos. Esta medida la amplia a todos los trabajadores, “héroes” en sus palabras, que han perdido la vida en su lucha contra el coronavirus (policías, bomberos, empleados de los transportes públicos). Asimismo Cuomo instaba a los municipios a iniciar los tramites precisos. Comparen esto con Ayuso y el galimatías sobre el personal sanitario contratado, cesado, no renovado, luego renovados pero parece que finalmente no será así. En resumidas cuentas: no sabemos actualmente la situación en la que se encuentran tras haberlo dado todo. Me quedo con el gesto de Cuomo.

Recuerden: las tres ciudades más afectadas de la pandemia han sido Madrid, Milán y Nueva York, afectando a sus regiones (CAM, Lombardía y Estado de Nueva York). Y comprueben la diferencia entre el “Thank You” de NY y el tuit del PP de Madrid dando por finiquitados los aplausos de las 20:00 horas. ¿Por qué les molestan los aplausos? ¿Quiénes son los del PP para dar por concluida una manifestación popular, en la que además no tuvieron nada que ver en su origen?

PP CAM

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, General, Madrid, Política

El All Star Team del siglo XVII

IMG_0678

Felipe IV presidió el All Star Team del siglo XVII. Un capricho real pasó de ser un encargo a una exigencia. E involucró a las dos ciudades punteras del momento: Madrid, capital del Imperio, y Florencia, cuna del Renacimiento.

Felipe IV era rey de España, Portugal, Nápoles, Sicilia, Cerdeña y Países Bajos, duque de Milán Borgoña, y conde de Flandes. Quería una escultura ecuestre que superará a la de su padre Felipe III. Esta, que podemos ver en el centro de la Plaza Mayor de Madrid, fue un regalo del primer Gran Duque de Florencia, Cosme I de Médicis, al monarca español. La obra la inició Giovanni da Bologna (Giambolognay la terminó Pietro Tacca.

IMG_0733

El caballo de Felipe III tenía una pata elevada. Felipe IV quería el suyo con las dos patas delanteras izadas. Así que tanto el monarca como su valido, el conde-duque de Olivares, encargaron a Velázquez, entonces pintor del rey, que se pusiese al frente del proyecto (en esa corte un tal Góngora era el capellán real). El genial pintor sevillano argumentó la imposibilidad de tal emprendimiento. No era factible que la escultura aguantase todo el peso sobre solo las dos patas traseras. El rey no atendió a razones. Quería lo que quería. Y el proceso se puso en marcha. Velázquez dibujó el diseño. Se lo envió a Pierto Tacca a Florencia. Con una nota avisando de la obstinación real y urgiéndole a encontrar una solución. Tacca había finalizado la escultura de Felipe III y ahora se enfrentaba a la de su hijo, Felipe IV.

Tacca sabia que Galileo Galilei estaba bajo arresto domiciliario en Florencia. La Inquisición le había condenado por afirmar que la Tierra giraba alrededor del Sol. Tacca fue a verle y le expuso el problema. Galileo acabó encontrando la solución. O más bien, las soluciones. La primera era una condición indispensable: la escultura debía estar hueca en su interior, salvo en la parte trasera. Nalgas y patas debían estar rellenas del mismo material de la escultura. Una innovación pionera en el mundo del arte. Impuso un nuevo modelo que estuvo vigente durante el siglo XVII y el siguiente. Pero aún había otro aspecto: la cola del caballo es excesivamente larga y ancha en su extremo final. El objetivo era que llegase a tocar el suelo del pedestal y convertirse así en un tercer punto de apoyo (junto a las dos patas).

Aún había otro aspecto a resolver. Tacca no conocía a Felipe IV y tampoco tenía ningún retrato suyo. Velázquez resolvió el asunto encargando al escultor Juan Martínez Montañés un busto del monarca. Una vez terminado se envió a Florencia. Y Tacca pudo terminar este proyecto global e innovador, nacido de un capricho real y que reunió a un plantel de primeras figuras de la época. Hoy podemos admirarlo en la madrileña Plaza de Oriente, como parte de un conjunto escultórico ordenado por Isabel II.

IMG_0681

 

 

1 comentario

Archivado bajo Arte, General, Madrid

El futuro de IDA: moción de censura o convoca elecciones

IDA tuit

El futuro de IDA pasa necesariamente por dos opciones, porque no parece que la situación actual pueda continuar por mucho tiempo: o la montan una moción de censura o ella se anticipa y convoca elecciones anticipadas.

En mi opinión le va a ser complicado aguantar el tirón en las presentes circunstancias. Ha entrado en una espiral negativa y cada día sale algo. Cada vez es más enrevesado tapar los errores y los desaciertos (lo de las tres residencias, dos de ellas propiedad de un empresario con contratos que aparecen y desaparecen de la Web de la Comunidad de Madrid). Lo último ha sido lo de las mascarillas que ha repartido y que parece que no cumplen la normativa europea. No soy un experto en mascarillas ni tengo ninguna intención en serlo. Aunque la noticia de El País, y sus fuentes, parece solida y convincente. También se puede argumentar que esto de los proveedores chinos le ha pasado a todo el mundo, dentro y fuera de España. Pero nadie, salvo Trump, ha presumido de sus compras como Ayuso y nadie como ella ha criticado tanto a los demás. Concretamente al gobierno de coalición, para esconder sus meteduras de pata. Quien siembra vientos, recoge tempestades. Y antes de este affaire ha habido otros… El más grave la querella criminal que debe afrontar. Este no es un asunto baladí. Y será decisivo en el calendario electoral. Un factor que ella y Miguel Ángel Rodríguez tendrán muy en cuenta.

Los bandazos en Sanidad o en Servicios Sociales (cambios de puestos, contrataciones de altos cargos de la noche a la mañana más una dimisión) tampoco nos ayudan a tranquilizar la situación. El tuit del encabezado es muy significativo al respecto.

No tengo ni idea de cómo están las relaciones de Ayuso con sus socios de coalición, Aguado y Ciudadanos. Según algunos medios la tensión es máxima y las discrepancias son continuas. Otros medios señalan declaraciones en las que distintos dirigentes de Cs, incluyendo a Aguado, niegan la ruptura de la coalición. La realidad es que Madrid, Milán y Nueva York son las tres peores ciudades del planeta en esta crisis del coronavirus (y los mismo se puede decir de las regiones a las que pertenecen). Algo que los de Arrimadas deben sopesar cuidadosamente (Ayuso arrebató la responsabilidad de las residencias a Cs, dando a entender que no lo estaban haciendo bien y por tanto aceptando la responsabilidad de su gobierno en este espinoso asunto).

Ángel Gabilondo debe dar un paso rápido al frente. Y presentar la moción de censura. Con garantías de éxito. Asumo que contaría con el apoyo de Más Madrid y Podemos. Pero no es suficiente. Precisa de Ciudadanos. Esta es la opción que debe trabajarse a fondo. Puede ser una presidencia conjunta, alternándose. Creo que es la única formula que aceptaría Aguado. No veo que acepte cambiar al PP por el PSOE así como así y ademas dando entrada a Más Madrid, la cuarta lista más votada.

Si Gabilondo no se mueve con celeridad Ayuso puede ganar por la mano. Y convocar elecciones anticipadas. La respaldan unas encuestas (hechas a su medida, por los medios amigos), ganando tiempo, mostraría coraje y alejaba momentáneamente el fantasma judicial (suponiendo que gane las elecciones, afrontaría el problema en una situación de más fuerza que ahora siendo la segunda lista más votada).

Es como lo veo. Pero que sé yo…

1 comentario

Archivado bajo Madrid, Política

Datos sobre el coronavirus y 3

La Vanguardia

Cuando hice el primer post de datos sobre el coronavirus, la intención era hacer uno semanal. Fue el 19 de marzo, a los pocos días de la declaración del estado de alarma. Hubo un segundo, una semana después, en los que añadí a Estados Unidos y a varios países europeos, además de Italia y España. Pero no ha habido un tercero hasta hoy. Lo que pensaba que era un acierto, los porcentajes de fallecidos sobre casos o los de altas sobre contagiados, empezaron a ser irrelevantes. Y la comparación entre países era demasiado grosera, a medida que la pandemia avanzaba a distintas velocidades y con distintos calendarios. Por otra parte, el concepto país tampoco me convencía. Sería mejor determinar zonas. Tomemos Estados Unidos como ejemplo: Nueva York es la Wuhan de ahí (como Madrid y Milán lo son por aquí). Y su estado, junto a la Comunidad de Madrid y Lombardía (Milán), es una las tres zonas que más están sufriendo al coronavirus. La densidad de población de la ciudad de Nueva York no se puede comparar con los espacios abiertos de los campos del medio oeste, ni siquiera con otra metrópoli como Los Ángeles. Hace poco leía algo (no recuerdo donde ni cuando) que confirmaba mi impresión: era mejor considerar zonas que países. Tampoco me fiaba nada de las cifras de China, ni tampoco del recuento de Francia, Alemania y varias de nuestras Comunidades Autónomas. Demasiados factores en contra para seguir con el empeño. Y por otro lado la prensa diaria (ademas de radios y teles) ya cubrían esos datos, ampliando a algunos mucho más validos que mis porcentajes, como es la tasa de mortalidad.

De la informacion que sigo sobre el Covid-19 La Vanguardia es la que mejor me parece. La imagen recoge una tabla que han confeccionado, dividida por Comunidades, que me ha parecido muy significativa. Las cuatro columnas de cifras pueden ordenarse. He elegido la de la tasa de mortalidad de mayor a menor.

Nuestros 22.524 fallecidos son una desgracia. Y el altísimo porcentaje de víctimas que representan nuestros mayores es para abrir un debate nacional, que no se está dando con la complice colaboración de los medios golpistas y los afines al PP y el neoliberalismo. La buena noticia, además del aplanamiento de la curva en la sexta semana de confinamiento, son las 92.335 altas del total de 219,764 contagiados. Estos datos están recogidos de El País a las 23:15 de ayer. Hasta ahora venía usando los de El Confidencial, pero he perdido confianza en ese medio. Su credibilidad está por los suelos: se han pasado al bando de los golpistas recomendando presidentes de gobiernos que no han pasado por las urnas, destacando lo negativo en sus titulares, dando pábulo al impresentable corresponsal del The Guardian (que además aportaba datos erróneos) y aireando un falso informe de un contable de Australia, una semana después de su publicación (más que periodismo de investigación es buceo de investigación para encontrar mierda). En fin… Quizás toque hacer un día de estos una nota sobre el fin del periodismo, por su supeditación a intereses que no son los de los lectores y sí de sus propietarios (y de sus colegas).

Deja un comentario

Archivado bajo General, Medios, Política

Madrid, Milán y Nueva York

RTVE

Madrid, Milán y Nueva York tienen el dudoso honor de ocupar el podio de las ciudades del mundo occidental con más víctimas mortales, a causa del Covid-19. Hay que ceñirse a nuestra parte del mundo, porque las cifras que nos llegan de China son poco fiables. Son bastante menos fiables que las de Alemania, Francia, las dos Castillas, Cataluña o la Comunidad de Madrid.

Las ciudades de Madrid, Milán y Nueva York propulsan a sus regiones –CAM, Lombardía y Estado de Nueva York– al podio de las tres peores zonas del mundo occidental, afectadas por el coronavirus.

La culpa no es de Yoko Ono, es de Pedro Sánchez.

Cuando dos comunidades gobernadas por el PP, como Galicia y Andalucía y ambas con menos medios que la de Madrid, se lanzaron a hacer tests rápidos y el gobierno de Díaz Ayuso no movió un dedo, quedó bastante claro la eficacia de unos y la inutilidad manifiesta del gobierno madrileño. Pero los medios de la caverna, los mismos que se han inventado un informe del gerente de la asociación de contables australianos, taparon esto porque no convenía a sus espurios intereses. También callaron y taparon que la Sanidad estaba transferida a las CCAA. Al menos hasta que se declaró el estado de alarma, el día 14. Y mientras, de las residencias de ancianos todos callados, porque no convenía: eran competencia de las autonomías. Incluso después del estado de alarma. Aquí en este blog se ha comentado esto, como lo de los contables australianos hace unos días (ver enlace).

La culpa es de Pedro Sánchez.

El País publicaba que la Comunidad de Madrid reconocía que habían fallecido al menos 13.911 personas. El dato reflejaba 6.334 fallecidos más que los 7.577 que reportaron al ministerio de Sanidad. Las 13.911 víctimas de la Comunidad de Madrid sobre un total de 22.157 en toda España es una cifra espeluznante. Es el 62,78% de los muertos de todo el país. La responsabilidad seguro que es de Pedro Sánchez.

Otro aspecto realmente preocupante es lo que sucede en las residencias de ancianos. Mi desconfianza en las cifras de las cuatro comunidades mencionadas más arriba, se basa precisamente en los fallecidos en las residencias. La subida de las de Madrid se debe a eso. El Plural detallaba ese incremento de 6.334 fallecidos, todos personas mayores, de la siguiente forma: “se registran 5.558 en residencias, 761 en domicilios y 15 en otros lugares”. Tomando estos 6.334 como las únicas personas mayores fallecidas por el virus, nos da que representan un 45,53% del total de Madrid. Como habrá quienes hayan fallecido en hospitales, y ya estarán contabilizados, me atrevo a decir que podrían llegar a ser el 50%. Recuerden, los servicios sociales están transferidos a las Comunidades. Pero la culpa debe ser de Pedro Sánchez.

Ayuso no puede excusarse en la herencia recibida. Porque es la suya, la de los recortes de su partido (en personal sanitario y camas en hospitales y en las UCI) y concretamente, también, de quien la promovió, Esperanza Aguirre. Además, a uno de los consejeros de Sanidad de aquella época, Lasquetty, lo ha rescatado para su gobierno (Hacienda). Ahora se ha dejado barba, para esconderse supongo.

La culpa será de Pedro Sánchez…

2 comentarios

Archivado bajo Madrid, Medios, Política

Miles Davis en Milán (1964)

En estos días de confinamiento y para hacerles pasar el trago les traigo un concierto de Miles Davis, un genio de la música. Digo de la música y digo bien, porque sus aportaciones van más allá del jazz en sus variadas encarnaciones. Es del 11 de octubre de 1964 en el Teatro del Arte de Milán (hoy parte del complejo Triennale di Milano).

La formación que acompaña a Miles Davis es legendaria: es la del llamado Segundo gran quinteto que duró de 1964 hasta 1968 (el Primer gran quinteto contaba con John Coltrane). Y me doy cuenta ahora que en mis 14 años y medio en CBS/Sony conocí a todos los integrantes. A Ron Carter, el único no asociado con CBS o Sony, me lo presentó Herbie Hancock una nochevieja, en la que nos invitó a una all star jam en el Blue Note neoyorquino. Además Carter era un asiduo de los clubes de jazz de NY y tocaba frecuentemente en el Bradley’s, bien como parte del cartel o como última parada antes de regresar a casa después de una actuación.

Miles Davis: trompeta

Wayne Shorter: saxo tenor

Herbie Hancock: piano

Ron Carter: contrabajo

Tony Williams: batería

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Carta al Defensor del Lector del The Guardian

OMS datos lockdown

The Guardian tiene a un tal Giles Tremlett de corresponsal en España. Se une a otro especimen, tan poco fiable como él. Me refiero al del The New York Times, quien mientras estuvo basado en Barcelona anduvo propagando las tesis del procés y los independentistas. Ahora se ha trasladado a Madrid. Ambos hacen buena pareja.

El artículo de Tremlett sobre el coronavirus y España no solo falta a la verdad, también comete errores de bulto (como el del lugar donde se jugó el Atalanta-Valencia de Champions: fue en Milán, la ciudad más grande de Italia, y no en Bergamo como afirma) e implica que la celebración del Liverpool-Atlético de Madrid es responsabilidad del ¡gobierno español!

El artículo forma parte de la típica actitud británica de mirarnos por encima del hombro y poner cara de oler mal (dicen que olemos a ajo). Como si Gran Bretaña fuese un ejemplo a seguir en esto del coronavirus. En el encabezado tienen unos datos reveladores al respecto.

Reproduzco a continuación la carta y les señalo que las siglas WHO son las de la OMS. Pido disculpas porque está en inglés (algo rudimentario por la falta de uso). Y soy consciente que la carta no servirá de nada, al contrario de lo que pasa con las que mando a El País. Otra diferencia más a nuestro favor. En este caso es El País quien le da cien vueltas al sobrevalorado The Guardian.

The GuardianThe Guardian 2

 

 

1 comentario

Archivado bajo General, Medios

¡Paren el fútbol!

Europa Press

¡Paren el fútbol! El fútbol es de los jugadores y los aficionados. Los partidos a puerta cerrada son un fraude. Adulteran las competiciones. ¿No han oído hablar del factor cancha? ¿De la ventaja que da jugar en casa, con el apoyo y empuje de tu público? Competir sin tu afición beneficia al equipo visitante. No hay discusión. Un ejemplo: el Valencia no tenía opciones de eliminar al Atalanta, en Champions, tras la goleada en la ida. Su única opción pasaba por la presión de sus simpatizantes.

Recuerden que jugar a puerta cerrada siempre ha sido un castigo. Se sancionaba al equipo, que iba a ejercer de local, por desmanes cometidos (de sus hinchas, la razón principal, o por motivos de seguridad, su carencia más bien). El coronavirus no es responsabilidad de ningún equipo local. Es una desgracia sobrevenida que no debe perjudicar o beneficiar a nadie en ninguna competición.

El Eibar-Real Sociedad (Liga) de ayer se jugó a puerta cerrada. Hoy será el PSG-Borussia (Champions). ¿Por qué? No sería mejor aplazar estos encuentros y buscar otras fechas. Como se pretende hacer con la final de Copa.

La Federación Española de Fútbol ya ha tomado la decisión de suspender sus competiciones. La Liga de Fútbol Profesional (rige la competiciones de Primera y Segunda División) no se ha pronunciado al respecto. Ambos organismos tienen previsto reunirse mañana. ¿Mañana? Si el viernes hay un Real Madrid-Eibar en el Bernabéu. ¿No podían haberlo hecho hoy. ¿Van a obligar al Eibar a viajar y al Madrid a preparar el partido, para luego aplazarlo? ¿Tan ocupados están hoy los dirigentes futbolísticos para no tratar el tema? ¿Qué cosas tan importantes tienen que hacer, para no resolver hoy este asunto en una reunión presencial o por videoconferencia? ¿Y qué sucede con quienes ya han adquirido entradas o pagado abonos? ¿Los perjuicios económicos para los clubes? Inútiles!!! Por otra parte, suspender dos semanas de Liga no es grave.

Añadan a este panorama a la UEFA. Otros que tal bailan. La Roma no puede viajar a Sevilla para su partido de mañana. El Getafe se niega a viajar a Milán para jugar mañana, con toda la razón del mundo. La solución de jugar a puerta cerrada (como en el mencionado PSG-Borussia) no es tal: son los gobiernos, en este caso el español, quien impide llegar a España vuelos procedentes de Italia. Por eso la Roma no puede viajar. ¿Y los del Getafe? ¿Van a Italia y no les dejan volver?

El Barça ya ha estimado que jugar a puerta cerrada contra el Nápoles les va a costar seis millones de euros. ¿Quién les compensa? ¿El Madrid podrá volar a Manchester la semana que viene? No descarten que los ingleses cierren las fronteras a vuelos procedentes de España…

Entre Tebas y la UEFA pueden cargarse el fútbol. Algo que hasta ahora no había conseguido ningún gobierno…

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol

Anni B Sweet en La hora musa

 

Esta semana Anni B Sweet presentó tres de sus nuevas canciones, de su último álbum “Universo por estrenar” (Subterfuge, mayo 2019), en el programa de la 2La hora musa“. Hubo una cuarta que fue toda una sorpresa: una excelente versión del “White Rabbit” de la Jefferson Airplane. Toda una declaración de intenciones, eligiendo un himno de la psicodelia de mediados de los 60, para posicionarse estéticamente de cara a esta nueva producción. De la banda que la acompañó me impresionó Julia Martín-Maestro, la batería (miembro de Rufus T. Firefly, la banda de Aranjuez).

Universo por estrenar” es la primera grabación de Anni B Sweet en español. De entrada, dejar de cantar en inglés ya representó una gran noticia. Aunque la influencia y ascendencia anglo en la música de la malagueña sigue patente. Y fue James Bagshaw, líder de los británicos Temples, quien se encargó de la producción (y además girará con ellos por Europa). La grabación se efectuó entre Londres y Granada. Lo cortés no quita lo valiente.

Anni B Sweet actuó esta semana en Madrid. Mañana estará en Ámsterdam, pasado en Bruselas y el 20 en París, el 24 en Milán y luego Praga, Berlín, Hamburgo, Copenhague y Colonia para volver a Madrid, el 18 de diciembre en el WiZink.

Universo por estrenar

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

Elliot Roberts (1943-2019)

Trasher's Wheat 1985

Ayer me enteré del fallecimiento de Elliot Roberts, un gigante de la industria musical estadounidense. Sucedió el día 21 de junio. Tenía 76 años, cumplidos el pasado mes de febrero.

Nacido y criado en el Bronx neoyorkino acortó su apellido judío (Rabinowitz) y tras abandonar los estudios universitarios (dejó dos carreras) quiso ser actor. Empezó a trabajar en el departamento de envíos de la William Morris Agency de Nueva York. Ahí conoció a David Geffen, otro gigante. Aunque debería decir que Geffen es el gigante de la industria cultural de Estados Unidos. Esta relación devino en amistad y compartieron negocios y aventuras empresariales (Geffen-Roberts Company y Asylum Records en 1971).

Fueron Geffen y Roberts quienes convencieron a Bob Dylan para que abandonase su discográfica de siempre (Columbia Records/CBS) para unirse a la discográfica Asylum y a su oficina de representación (Geffen-Roberts Co.). Editó dos álbumes con ellos: “Planet Waves” y “Before The Flood“, un doble en directo con The Band. Posteriormente Dylan volvería a su casa de siempre.

En 1973 Geffen, Roberts, Elmer Valentine (dueño del Whisky a Go-Go) y Lou Adler abrieron el club The Roxy en el Sunset Strip de West Hollywood. Neil Young inauguró el local.

Roberts y Geffen dejaron de ser socios por culpa de terceros. Un joven agente, Irving Azoff, que trabajaba en la Geffen-Roberts Co. fue el causante principal del cisma: The Eagles cambiaron de pareja de baile, abandonaron a Geffen-Roberts y se fueron con Azoff, quien montaba su propia oficina. Geffen y Roberts, ambos impulsivos y apasionados, chocaron en su forma de afrontar la situación. Geffen fue frío y cerebral y Roberts diríamos que más hippy. El primero tomó una actitud profesional y siguió trabajando con Azoff (convenció a Warner Bros. para que le financiase un sello, Giant Records) y los Eagles (en Asylum y luego en Geffen Records, donde también tuvo a Don Henley), mientras que Roberts roto el amor fraternal juró odio eterno al traidor y al grupo. Y formó Lookout Management. Las malas lenguas dicen que la movida de Geffen con Azoff fue para quitárselo de en medio de MCA (donde presidía la cia.) y poder vender Geffen Records a los nuevos dueños de MCA.

El primer descubrimiento de Roberts fue la canadiense Joni Mitchell. La vio actuando en un club del Greenwich Village de Nueva York (Cafe Au Go Go) en 1966. Se mudaron juntos a Los Ángeles, a Laurel Canyon (centro artístico y bohemio). Les acompañaba el entonces novio de Mitchell, David Crosby. Al poco se les unió David Geffen. Ya situados en la costa oeste Joni Mitchell le habló de un compatriota suyo, Neil Young, que estaba en un grupo (Buffalo Springfield). Curiosamente fue Young quien provocó que la banda prescindiese de los servicios de Roberts. Cuando ellos se separaron, a los 18 meses de formarse, Neil Young llamó a Elliot Roberts para que fuese su manager. Quería empezar su carrera en solitario. Ha sido representante suyo hasta la fecha de su muerte. Son más de cincuenta años. Y “aguantar” a Neil Young no es fácil… Jimmy McDonough, autor de la biografía de Young, escribía al respecto de la relación Young/Roberts que “Ha habido otros equipos infames en el rock and roll –Dylan y Albert Grossman, Ray Charles y Joe Adams, Bruce Springsteen y Jon Landau– y, por supuesto Elvis y el Coronel Tom Parker. Elliot Roberts definitivamente vive en este salón de la infamia y es el único ser humano capaz de guiar la carrera de Neil Young.”

Con Joni MItchell rompió en 1985. La foto de Trasher’s Wheat en la que vemos a Young, Mitchell y Roberts es de ese 1985.

Roberts también fue manager (con o sin David Geffen) entre otros de Crosby, Stills & Nash, Crosby, Stills, Nash & Young (“el pegamento que nos mantenía unidos” ha declarado Graham Nash), Jackson Browne, America, Devo, Talking Heads, The Cars, Tom Petty, Tracy Chapman (su último descubrimiento de relieve) además de los ya mencionados anteriormente.

Cuando llevé el marketing internacional de Geffen Records en NY tuve el inmenso honor de conocer a Elliot Roberts. (David Geffen tenía un contrato de distribución con Warner Bros. para EEUU y Canadá y otro con CBS para el resto del mundo; Warner eran socios de Geffen Records). Me tocó trabajar con él en tres proyectos: Neil Young (dos álbumes), Joni Mitchell y el debut en solitario de Ric Ocasek, el líder de The Cars.

Con Ocasek no hubo nada que hacer. Aparte de trabajar para que se editase en los principales mercados del mundo. El álbum era flojo. No funcionó en EEUU, ni en ventas ni tuvo el apoyo de la crítica musical. No había ninguna historia que contar. En cambio con Joni Mitchell fue otra cosa. Dada la vertiente pintora de la cantautora, y que la portada del álbum “Wild Things Run Fast” era obra suya, Roberts y Mitchell tuvieron la idea de organizar presentaciones del disco en galerías de arte (en conjunción con sus pinturas). En Estados Unidos solo consiguieron hacerlo en Los Ángeles. Por mi parte coordiné con las compañías de  Inglaterra, Italia, Australia y Japón para hacerlo en Londres, Milán, Sydney y Tokyo. Salí bien parado del asunto aunque ella echó de menos no haber estado en París. Aún recuerdo la mirada de Elliot Roberts a Joni Mitchell: la calló. Y rápidamente paso a agradecer lo que CBS Records International había logrado.

Lo mejor de nuestra relación sucedió en San Francisco, en el rancho de Neil Young (una hora al norte de la ciudad). Young debutaba en Geffen Records con un disco difícil “Trans“. Influenciado por Kraftwerk se alejaba drásticamente de lo que sus seguidores podían esperar. El trasfondo del disco eran los ejercicios vocales que practicaba con su hijo Ben, quien sufría parálisis cerebral infantil. (Pero eso no lo sabíamos entonces). Young había accedido a recibir periodistas musicales y críticos en su rancho, para pasar el día con él, hablar del disco, etc. Las delegaciones australianas y japonesas habían llegado directamente y ya estaban en el rancho cuando llegué desde NY con los ingleses, Antoine de Caunes y su equipo de TV de Francia, la corresponsal italiana de la RAI, un par de medios alemanes y uno holandés. Nos recibió Elliot Roberts en el aeropuerto de LA. El trayecto fue todo un muestrario de Roberts. Todo lo que me habían contado era cierto: despierto, buena persona, bromista, rápido, inteligente, encantador, etc. Recuerdo vívidamente dos temas: la historia de porque Neil Young y él se habían comprado esos terrenos. La idea era que, según estudios geológicos que hablan sufragado, cuando los movimientos de la Falla de San Andrés fuesen perceptibles, sus propiedades se convertirían islas del Pacífico. Cuándo le pregunté cuando ocurriría eso, me contestó entre risas que en unos miles de años. Y se encendió un porro (que ya llevaba liado). El segundo asunto fue cuando nos llevó por unas carreteras rurales, con pequeñas subidas que tomaba a gran velocidad (como si fuesen dunas) y el todo terreno literalmente volaba hasta caer sobre sobre suelo firme de nuevo. El vehículo que nos seguía, con el resto de la expedición, le pitaba (asumo que pidiéndole prudencia).

Al llegar a la casa de Neil Young, nos esperaba con su familia, músicos, amigos y los australianos y japoneses que habían llegado antes. El salón era lo que te esperabas. Rústico, lleno de guitarras, amplis, una enorme chimenea, muebles de madera, telas en las paredes, alfombras cubriendo todo el suelo. Y una peste a marihuana que ya te embriagaba. Improvisamos una pequeña rueda de prensa mientras preparaban la cena. Tras la parte profesional del asunto nos relajamos, comimos, bebimos y Young nos tocó un par de temas con sus amigos músicos. Tuve ocasión de charlar con él. Le felicité por el riesgo que asumía con “Trans“. No es fácil que un artista de renombre de un cambio estilístico tan acusado y se lance al barro de esta manera. Estaba especialmente interesado en la opinión de los alemanes (por lo de Kraftwerk). A Roberts (y a Young) le gustó lo que dije. Y creo que fue ahí cuando me gané la confianza del manager. Respecto a mi comentario sobre asumir riesgos soltó irónicamente que David (Geffen) no compartía mi punto de vista. Años después Geffen demandó a Young por no entregar obras acorde a su estatus, por los que la compañía le pagaba un millón de dólares de adelanto.

Lo último que supe de Roberts fue la semana pasada. Unas declaraciones suyas respecto al incendio que afectó a muchos de las cintas originales propiedad de Universal (y los sellos que ha ido absorbiendo o creando). Decía: “Es un crimen que hayan desaparecido los masters originales de Billie Holiday o Buddy Holly o de todos esos artistas de los 40 0 50. Cuando la industria discográfica empezó a declinar hace unos 15 años, la gente (por los ejecutivos) fue reticente a hacer copias porque costaba dinero. Cuesta de 2.500$ a 3.000$ convertir un original analógico a una copia digital de audio en alta resolución. No quisieron gastarse el dinero… Es trágico.”

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música