Archivo de la categoría: CDI

¿Será Ivanka Trump la primera presidenta de EEUU?

ivanka-trump

¿Será Ivanka Trump la primera mujer en alcanzar la presidencia de Estados Unidos? Ante todo mucha calma, no me ha dado ningún siroco. Pero conociendo al personaje, 45 como llaman en Nueva York a Donald Trump, todo es posible. Su megalomanía, su deseo de perdurar (su legado presidencial ahora está manchado por el proceso de destitución, el impeachment, que ayer llegó al Senado, donde será juzgado), hacen que este escenario sea posible.

Veamos: si no es destituido (dada la configuración del Senado donde hay predominio de su partido, el Republicano) se presentará a la reelección que probablemente ganará. Por ahora no se vislumbra un candidato Demócrata de nivel (en un par de semanas inician sus primarias y dos de los favoritos, Sanders y Warren, ya se están peleando por nimiedades). Si Trump vence y es reelegido no podrá presentarse a las siguientes presidenciales. Tras los cuatro mandatos de Roosevelt se dictaminó que los presidentes solo podrían estar dos mandatos al frente del país. Es decir, 45 no podría presentarse a una nueva reelección. Y es en ese momento cuando su hija Ivanka entraría en escena. En 2025 cumpliría 43 años.

Montar una dinastía es muy tentador, sobre todo para un narcisista de libro.

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Política

Manhattan sur desde el ferry a Staten Island

Panoramica

Las vistas del sur de Manhattan desde el ferry a Staten Island son espectaculares. A ser posible recomiendo las de última hora de la tarde, por la puesta de sol y las oficinas de los rascacielos encendidos con su correspondiente reflejo en las aguas de la bahía de Nueva York.

El transporte por ferry es gratuito, un añadido muy atractivo. Y se pasa al lado de La Estatua de la Libertad (que no tiene mucho por visitar y además el acceso al islote es caro).

Algunos recordaran la canción de Carly Simon “Let The River Run, tema central de la película “Armas de mujer” (“Working Girl“), cuyo video se rodó en el ferry (la protagonista Melanie Griffith vivía en Staten Island y trabajaba en Wall Street). En mi clip echo en falta el tema de Carly Simon como fondo musical…

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, General

El club de jazz Fat Cat

Fat Cat

Nacho Gallego, mi boss en la Universidad Carlos III (codirector del MIMES, Máster en Industria Musical y Estudios Sonoros), me recomendó echar un vistazo al club de jazz Fat Cat. En su día me aconsejó ir al CAFF (Club Atlético Fernández Fierro) de Buenos Aires, hogar de la sensacional Orquesta Típica Fernandez Fierro, y acertó de pleno. Así que el cabezazo en el Fat Cat era obligado.

Nueva York y los clubes de jazz son prácticamente sinónimos. Este Fat Cat presentaba una singularidad: es además un salón de juegos. Mesas de billar (considerada una de las mejores salas de Manhattan), ping pong, ajedrez, damas, scrabble, shuffleboard y futbolines. Respecto a estos últimos, a los que denominan foosball, son trece los jugadores por cada equipo, en vez de los once habituales.

Foosball

Asumo que, tanto el nombre como el número de piezas, es un tema de patentes. Han reforzado la portería con ¡tres porteros! Delante tenemos dos defensas, cinco centrocampistas y tres delanteros.

En la partida de futbolín, jugada por madre e hijo, ganó La Mundana por diferencia de goles. Perdió por la mínima la primera y arrasó 7-2 en la segunda. Aunque quien realmente salió perdiendo fui yo porque pagué las consumiciones.

AA

Para todos los juegos, así como para música, dibujo, electrónica, carpintería, etc. tienen una escuela. (Cuando visitamos el Fat Cat estaban dando una clase de ping pong). Además de las clases organizan competiciones en las distintas especialidades de juegos y también exposiciones de arte.

Fat Cat entrada bar

La música que suena es jazz, principalmente be bop (también escuchamos el “Lucille” de Little Richard). Y cada noche hay actuaciones en vivo. A partir de las 22:00 es el turno de las jam sessions. Acuden músicos de jazz de la ciudad o que están de paso. Fat Cat es al jazz lo que la vecina cancha de la calle 4 con Seventh Avenue South es al baloncesto. (En su día ahí vi a Kareem Abdul Jabbar, Walter Berry y Michael Jordan, los tres nativos de NY). El escenario se encuentra a la derecha, nada más pasar la barra. Hay unos bancos, como de iglesia, para quien quiera sentarse. Una vez a la semana hay una noche dedicada a los baterías de jazz.

Fat Cat escenario

Mitch Borden es el responsable del Fat Cat. Este exsubmarinista de la Armada estadounidense, exenfermero, exprofesor y violinista se dio a conocer en el mundo del jazz con su anterior local, el Smalls. Lo abrió en 1994 y fue una ventana de oportunidad para todos los músicos que empezaban. Cerró en 2003 y Borden lo reabrió como club de jazz en 2006 con dos músicos como socios (entre medias el local se había convertido en un bar brasileño). Entre el cierre y reapertura de Smalls se lanzó a la aventura del Fat Cat. Y desde 2014 también regenta Mezzrow, local que sigue la estela del inolvidable y desaparecido Bradley’s (estaba en University Place, una manzana al sur de Washington Square, donde Ron Carter tocaba casi todas las noches y Betty Carter cantaba al menos una vez por semana, durante el tiempo que estuvimos viviendo en NY). En el enlace encontraran un enlace al programa de Jazz entre Amigos del gran Juan Claudio Cifuentes Cifu, rodado en Bradley’s.

Fat Cat está en el corazón del West Village. En Christopher Street casi esquina a la Séptima Avenida. Ideal para pasarse a tomar una copa, escuchar buen jazz y echarse unas partidas, después de cenar en el Village o de dar un paseo por el barrio, visita obligada cuando vas a Manhattan.

 

Deja un comentario

Archivado bajo CDI, Cultura, Música, Recomendaciones

El pelotazo del Mercado Little Spain de Nueva York

Inaugurado en marzo de este año el Mercado Little Spain de Nueva York es un pelotazo. Promovido por José Andrés, con la colaboración de Ferran Adrià entre otros, ha capturado el paladar de neoyorquinos y turistas. La excelente cocina española precisaba de un refrendo así.

Están expuestas las principales regiones con sus platos más representativos. Desde el pan con tumaca (un auténtico hit) hasta el cochinillo. Ver las paelleras gigantes al fuego siempre es un espectáculo, incluso para quienes estamos acostumbrados.

Me cuentan que Mercado Little Spain de Hudson Yards se ha convertido en lugar de encuentro del famoseo de la ciudad. (En su día, en los 80, Montse Guillen y Toni Miralda lo consiguieron con su El Internacional). Cuando estuvimos nosotros vimos a John King de la CNN. Es el hombre de los mapas electorales, el que fracasó cuando proyectó la imposibilidad del triunfo de Trump. (Y no le despidieron). La familia prudentemente no me dejó acercarme a él. Temían que le dijese alguna cosa…

Comentarios desactivados en El pelotazo del Mercado Little Spain de Nueva York

Archivado bajo CDI, Cultura, General, Recomendaciones

La iglesia de San Francisco Xavier de Nueva York

Empieza a ser una tradición familiar celebrar la Nochebuena en Nueva York en un japonés, con nuestra amiga Lisa Kramer. Al acabar la cena surgió la inevitable pregunta del ¿qué hacemos? Lisa se excusó diciendo que iba a misa, a la iglesia de su barrio. Pregunté si cantaban. “Claro” me contestó. La Mundana y yo respondimos al unísono “¡Vamos!”. Nuestro hijo se excusó. Así que, en este sorprendente giro de acontecimientos, una judía, una agnóstica y un ateo nos encaminamos a la iglesia de San Francisco Xavier.

The Church of St. Francis Xavier, en la calle 16 entre la Quinta y la Sexta Avenida, es un edificio neobarroco de finales del XIX. Es la segunda edificación. La primera ubicación, en la misma manzana, estaba a escasos metros de la actual.

El coro, los músicos y el órgano sencillamente magníficos. Y el repertorio se podría calificar de ecuménico porque incluía obras de luteranos como Bach.

La labor de esta congregación jesuita está enfocado al barrio. Y se notaba en los ahí reunidos y en sus tareas sociales. En la foto del encabezado pueden observar algunos de los grupos de fieles que participan. El lema para la recaudación de fondo de estas Navidades ha sido “Justicia y Caridad“.

PD.: Espero que sepan agradecer que no me haya extendido sobre la figura del santo, el misionero navarro que ayudó a San Ignacio de Loyola fundar la Compañía de Jesús.

Comentarios desactivados en La iglesia de San Francisco Xavier de Nueva York

Archivado bajo CDI, Cultura, Religión

Hielo caído del cielo en Manhattan

A los peligros habituales que acechan a los peatones, de cualquier ciudad, ahora hemos de añadir el del hielo que cae de los rascacielos de acero y vidrio. Especialmente de los energéticamente eficientes, dado que al retener la temperatura del edificio no descongelan las capas de hielo que se forman en sus cubiertas. Problema más acusado en los de nueva construcción, porque la mayoría son angulares.

Esta novedad la he descubierto nada más llegar a Manhattan. Los accidentes puntuales del pasado ahora son frecuentes. El domingo pasado tuvieron que cerrar tres manzanas al sur de Central Park. Se impidió el paso tanto a peatones como al tráfico rodado. Coches aparcados en Lower Manhattan fueron atacados por témpanos de hielo, que caían a una velocidad de unos 50 km. por hora, desde algunas torres del distrito financiero. Ayer un transeúnte de 55 años sufrió cortes en la nariz y la boca producidas por una pequeña masa de hielo (tuvo suerte porque prácticamente se deshizo con el contacto).

Habrá que andarse con cuidado!!!

¡Qué tengan, o hayan tenido, una Feliz Navidad!

Comentarios desactivados en Hielo caído del cielo en Manhattan

Archivado bajo CDI, General

Yo no voy a Brooklyn

Bridge DUMBO

Si todo ha salido acorde a lo planeado cuando vean esta entrada Los Mundano estaremos en Nueva York. En Manhattan más concretamente. Y no, yo no voy a Brooklyn. Ni siquiera la vista del skyline de Manhattan me llama la atención. Esa pulsión me queda satisfecha en el trayecto del aeropuerto a la isla, según te vas acercando al Midtown Tunnel. Este túnel sude peaje atraviesa el East River y conecta Queens con Manhattan. La vista de todo el East Side es imponente. Más completa que desde Brooklyn. Las del West Side desde Nueva Jersey también están muy bien. Pero, vamos, tampoco voy a New Jersey por la vistas,… ni para nada dicho sea de paso, salvo que sea estrictamente necesario (un concierto, un partido). De todos modos, las mejores vistas son las que hay desde el ferry que hace el trayecto a Staten Island, de ida y vuelta, desde la punta sur de Manhattan.

Paso de modas y tendencias. En los casi cinco años que vivimos ahí experimentamos la consolidación de Soho y el nacimiento de Tribeca y de Noho. Muchos de los bohemios que estuvieron en el inicio de estos barrios fueron víctimas de la gentrificación. (Algunos incluso eran supervivientes de los tiempos del Village o del Lower East Side). Acabaron exiliados en zonas concretas de Brooklyn. Según cuentan, le han dado la vuelta a varios barrios de ahí. ¡Enhorabuena! Pero esa ya no es mi cultura. Soy de los antiguos, de cuando los de Brooklyn llegaban a Manhattan a buscarse la vida (incluso antes de que Brooklyn se integrase en la ciudad de Nueva York).

Me interesa –nos interesa– la renovación de Chelsea. Era un barrio complicado en nuestra época, sobre todo en sus márgenes al oeste, cerca del río Hudson. Ahora desde un megaproyecto urbanístico para las elites (Hudson Yards) hasta el High Line, el parque elevado surgido de la iniciativa ciudadana, pasando por bares, restaurantes, tiendas, etc., Chelsea está experimentando un renacer. Elvis Costello cantaba que no quería ir a Chelsea, el londinense, nosotros vamos al neoyorquino y no queremos ir a Brooklyn.

Manhattan no tiene fin y nuestro tiempo sí. Hay que ir al grano…

1 comentario

Archivado bajo CDI, General