Agravios comparativos 2 (Efe Eme)

10 de enero de 2009

cabecera20el20mundano2010-01-09

Empezamos el año como lo acabamos. Con los agravios comparativos que sufre el sector musical frente a otras industrias. Y si en el ultimo artículo del año hacíamos un preámbulo sobre como los medios y la blogoesfera se hacían eco de hechos intrascendentes frente a otros de más relevancia, en este primero del año me veo obligado a seguir ese mismo camino. Antes recordemos lo que escribía el 20 de diciembre:

 

[…] Pero antes de entrar en materia, un pequeño preámbulo. Referido a mis “amigos” de la prensa. Cuya objetividad y profesionalidad tantas veces he puesto en duda. Porque frecuentemente sus agendas de prioridades difieren de la realidad. Que es precisamente lo que deberían reflejar. No pretendo suplantarles, tan sólo emitir opiniones sobre asuntos que a algunos les pasan inadvertidos (interesadamente o no, allá ellos con su conciencia). […]

 

Y ahora resulta que la noticia de la multa a SGAE de sesenta mil euros –impuesta por la Agencia de Protección de Datos– no era tal. Teddy Bautista, máximo responsable ejecutivo de la Sociedad General de Autores y Editores, me mandó un email en referencia a lo publicado en “Agravios Comparativos”. No sólo coincidía conmigo en que sanciones de 615.000 Euros (AIE) y 815.000 Euros (AGEDI) eran más trascendentes que los sesenta mil sino que además me recalcaba la falsedad de la noticia. Adjuntaba documentación al respecto. Como es fácil de suponer me quedé de piedra. Y a pesar de los comunicados que tenía en mí poder no pude resistir la tentación de verificar con la fuente origen de la información: la Agencia de Noticias EFE.

 

Javier Lascurain es el subdirector de Nacional de la Agencia y me confirmó punto por punto lo relatado por Eduardo Bautista. Veamos el hilo de los acontecimientos: el abogado de la parte contraria a SGAE le mete un gol al redactor de EFE en Sevilla, quien redacta una noticia de un año antes. Y que EFE ya había distribuido el ¡28 de diciembre de 2007! Estamos en pleno puente y el domingo 7 de diciembre de 2008 la noticia -que no es tal- es distribuida a abonados y clientes. Con el resultado y repercusión conocido por todos. Pasado el puente, el día 9 de diciembre de 2008, la agencia EFE manda una nota de rectificación donde remarca que su noticia de hace 48 horas es antigua, está obsoleta y ya fue circulada ¡un año antes! Además hay que hacer constar que la sanción está recurrida y entra en conflicto con lo dictaminado previamente en noviembre del 2006 por la Audiencia Provincial de Sevilla (autorizando la grabación de vídeos para su uso como pruebas periciales) y avalado posteriormente por la sentencia dictada por la Sección 5ª de la Audiencia Provincial de Sevilla, en fecha 28 de mayo de 2008, que ratifica la licitud y legalidad de la prueba obtenida con la grabación utilizada en el procedimiento judicial. Imagino que me agradeceréis que os dispense del galimatías legal y me centre en la chicha del asunto: EFE comete un error que es amplia y profusamente recogido por los medios y la blogoesfera. Creo que es fácil entender la difusión inmediata si una agencia de noticias, tan reputada, te envía una noticia que además reúne varios ingredientes de “éxito” (rodaje de un vídeo en un salón de bodas por parte de un detective, multa a SGAE, puente vacacional y escasez de noticias, etc.). Lo que ya no es de recibo es ignorar la rectificación cuando esa misma agencia reconoce su error y manda una nota al respecto. Eso corresponde ya a otro tipo de actitudes y a esa agenda oculta, que tan frecuentemente aparece en mis escritos.

 

El “pim pam pum” contra SGAE es similar al recibido durante años por la industria discográfica, quienes tradicionalmente han sido los “malotes” de la película. Organizaciones como las patronales RIAA (USA) y la española Promusicae (antes AFYVE) se han llevado la palma de críticas, insultos, etc. Con razón o sin ella. Igual que SGAE. Y si hay una industria parecida a la musical esa es la del automóvil. Un PIB parecido (sumando ventas legales y piratas), dominado por un puñado de multinacionales, con problemas de adaptación a los nuevos tiempos, estructuras poco eficientes, costes difíciles de soportar, tejido industrial auxiliar del que dependen miles de personas, etc.

 

Leía hace unas semanas un informe estadounidense donde afirmaban que los niveles de consumo de gasolina de los modelos actuales –de los tres gigantes de Detroit– son como los del Ford T. El primer modelo fabricado en serie. Y ya ha llovido desde entonces…

 

En la edición “salmón” de El País del pasado domingo podíamos leerla industria automotriz es hoy un sector en peligro de extinción, por las deficiencias estructurales que arrastra desde hace 15 años y su incapacidad para adaptarse a un mercado cambiante que le pide coches más pequeños, ecológicos y eficientes. Y el momento, con la implosión de la crisis económica y financiera, no puede ser menos oportuno. En este momento las plantas de las marcas estadounidenses rinden al 68%. Las asiáticas van al 84%. A esto se le suma la percepción de que su producto es malo.” Igual que le ocurre a los CDs. Y cambiando descargas de Internet por las fábricas asiáticas se completa la foto.

 

Detroit no construye coches que la gente quiere, más eficientes y limpios”, afirma Andy Stevenson, del National Resources Defense Council. Rick Wagoner, consejero delegado de GM, y Alan Mulally, su homólogo en Ford, reconocen haber negado la realidad que se movía entorno a ellos y haber fallado al colocar en el mercado el producto equivocado. ¿Os suena a lo que se dice de las compañías discográficas?

 

Curiosamente, desde hace unos meses un músico aparece como “salvador” de la industria automovilística. Se trata ni más ni menos que del genial Neil Young. Ha transformado su Lincoln Continental de 1959 (un autentico monstruo consumidor de cantidades ingentes de gasolina) en un prototipo de coche eléctrico. Lo ha rebautizado como Lincoln Volt y lo va a presentar a un concurso –The Automotive X Prize Race– para elegir el modelo de coche de menor consumo energético (10 millones de dólares es el premio). La semana pasada Mr. Young publicaba su tercer artículo al respecto en The Huffington Post. Y está en línea con los planes del Presidente electo Obama, quien prevé que en los próximos diez años circulen por las carreteras americanas un millón de EVs (electric vehicles).  

 

2008-11-20-lincvolt

Ante la crisis todo el mundo pide ayudas a sus gobiernos (incluyendo los del porno, con Larry Flint al frente). ¿Y la música? Que atraviesa los mismos problemas que los de los coches. Quienes en España le han pedido 10.000 millones al Gobierno para afrontar la debacle (mientras su actividad se hunde en EE.UU.). El sector cree que en 2009 no venderá ni un millón de coches, como hace 13 años. ¿Pero qué quieren? Qué tengamos tres coches por habitante. ¿Se han vuelto locos? Y lo peor es aquello de “quien no llora no mama”. Así que no me extrañaría nada que la solicitud española llegue a buen puerto. Como así ha sucedido en USA donde dos de los tres grandes de Motor City (Detroit) ya han recibido el visto bueno al paquete de ayudas solicitado.

 

¿Y qué opinión nos puede merecer un sector que te devalúa el precio del coche recién comprado un 25% nada más salir del concesionario? Para que sigan diciendo que los precios de los CDs son caros…

 

¿Solicitarán ayudas económicas al Gobierno español los de la música? ¿Habrá un frente común y unido? ¿O seguiremos como siempre? Cada uno por su lado…

 

Publicado en Efe Eme

agravios-comparativos

19 comentarios

Archivado bajo CDI, Cultura, General, Música, Medios, Política

19 Respuestas a “Agravios comparativos 2 (Efe Eme)

  1. Montecristo

    Disculpa, ¿como que “suponiendo que lo que dices sea verdad”? Creo que mi tono ha sido lo suficientemente moderado y respetuoso como para recibir el mismo trato. Allá tú con tu forma “relacionarte” con la gente.

    Para tu información como propietario seguí los pasos que me dijo la agente, enviar un fax o e-mail con el artista y la relación de canciones firmado por los dos, sociedad y cantante, fecha, nif, etc. Como autor e interprete he hecho lo mismo en algunos de los locales en los que toco (en otros no porque tienen contrato con otra entidad gestora de derechos), y en radio no se cuando han puesto mis canciones, puesto que no llevo el programa, pero se supone que la SGAE está ahí para velar por mis derechos.

    Gracias por responder parcialmente a mi post y yo no solo espero que todo lo que cuentas en tu blog sea verdad, además espero que sea objetivo y no con connotaciones partidistas. (antes de que digas nada segunda acepción)

    partidismo.

    1. m. Adhesión o sometimiento a las opiniones de un partido con preferencia a los intereses generales.
    2. m. Inclinación hacia algo o alguien en un asunto en el que se debería ser imparcial.

  2. Hola Miguel:

    Gracias por tu comentario y tus opiniones. Lo digo de corazón. De igual manera que te comento que obviamente no estoy de acuerdo. Estos dos artículos se llaman Agravios Comparativos, con toda la intención.

    https://elmundano.wordpress.com/2008/12/20/agravios-comparativos-efe-eme/

    Y en el primero de ellos había una analogía clarísima con la industria de la energía. La música y la cultura (toda, no sólo SGAE o las discográficas como muchos pretenden hacernos ver) tiene un mayor peso económico que la industria de la energía. Que si es un producto de primera necesidad. Pero nadie se ha movilizado contra esa barbaridad de concepto como era “el impuesto por el paso a la competencia”. Pero ha habido ríos de tinta con lo del canon. ¿Sabes lo que pienso? Y además hace poco leí un informe USA al respecto: las eléctricas son grandes anunciantes. Y los estadounidenses añadían además que las productoras musicales no ponían publicidad en el Washington Post, LA Times, NYT, etc. Lo cual tiene, queramos o no, un peso sobre la línea editorial… Ni me meto ni ataco a la industria del automóvil. Sólo digo que es el paralelismo más claro con la música. El tren de los nuevos tiempos les ha pasado a ambas por encima. Pero a una la ayudan los gobiernos y a la otra no. Y si se permiten demagogias de comparar a los de la música con los de las armas o que son (somos) peores que los del ladrillo y no se cuantas cosas más, permíteme –a este llanero solitario- que me tomé algunas libertades. Que me guardo unas cuantas para más adelante…

  3. Miguel

    Aunque considero muy interesantes las opiniones de Adrian Vogel, ademas de estar bien escritas y expresadas de forma muy educada (de agradecer en estos tiempos), sencillamente no me parece válido intentar defender algo mediante la crítica de otros hechos, estableciendo agravios comparativos o hablando de la guerra de Irak. No es más que una forma de desviar el tema. Cuando la gente critica a la SGAE no está diciendo que las industrias automovilísticas sean buenas o malas, no está tampoco intentando transmitir su opinión sobre la guerra de Irak y mucho menos están hablando de 1492. Están diciendo, sencillamente, que no les apetece pagar un dinero extra al comprar un CD o al comprar equipamiento informático por el simple hecho de que pueda usarse para fines delictivos. La realidad de este hecho no se puede cambiar porque otras cosas que hagan “otros” sean igual de malas o incluso peores, que no veo el sentido de discutirlas en este blog. Probablemente tendrían su lugar en otro blog, pero criticar a la industria automovilística, para mejorar la opinión de la SGAE, francamente, no tiene sentido. Utilizando de forma muy grosera uno de los hechos históricos que en este blog se han mencionado, sería como defender a los Reyes Católicos por echar a los judíos basándonos en que recibieron peor trato en otros países… Si la expulsión de los judíos fue o no adecuada, no depende de lo que se hiciera en otros países o en otros momentos.

  4. Txito déjame aclarar una serie de términos porque sino no nos enteramos. Es como si te empeñas en llamarme Jaime cuando me llamo Adrian. Lo menciono porque cuando dices que “los artistas” son los que componen letra y música, estas hablando de Autores. Quienes también pueden ser Artistas. Pero estos últimos –los artistas- son los que vas a ver en directo, compras sus discos, camisetas, etc. Para entendernos: los Beatles son los artistas y Lennon y McCartney los autores (mayormente). Entiendo que consideres que los auténticos “artistas” sean los autores, los creadores. Pero no se llaman artistas, se llaman autores. Y su sociedad de gestión es la SGAE (es la A del acrónimo). Los artistas como los intérpretes y ejecutantes tienen otra que es la AIE.

    También puedo entender cuando dices que todo el mundo se considera un artista. O una estrella. Es lo de Warhol y los cinco minutos de fama…Pero cuando dices:

    “Esa percepción la esgrime SGAE cada vez que les da por llorar cuando dicen defender los derechos de cientos de miles de millones de artistas y lo que realmente defienden son los derechos de pernada de las multinacionales. SGAE jamás defenderá a las indies.”

    No es correcto porque SGAE es de los autores, en los términos que he definido al principio. Las multis y las indies son empresas (discográficas) a las que le tienen que cobrar el porcentaje que les corresponde a sus autores. No tengo ningún problema con que no haya ni SGAE ni discográficas ni nada. Porque ni soy Artista ni Autor. Así que me puedo permitir el lujo de creer en la Utopia que defiendes. Pero no es práctico si fuese Artista o Autor.

    En lo de Carrefour vas encaminado, en mi opinión. Pero creo que has errado el tiro. Carrefour ha hecho daño a las discográficas por su política de precios, su abusiva política de compras, su demora en los pagos (el gobierno tuvo que intervenir y poner un limite, creo recordar que de 120 días), sus devoluciones (para servirles el pedido fabricas más de lo que vendes y cuando te van a pagar te abonan las devoluciones y te cobran portes). En USA no hay Carrefour y cierran tiendas. Y lo hacen porque cada vez se vende menos. Son ciclos, cambios de tendencia. Lo que sea. Y es indudable, que al menos en España, el Top Manta y las descargas ilegales algo tienen que ver. Por ejemplo en México el 90% del mercado es pirata… ¿Abrirías una tienda en México?

    Montecristo suponiendo que lo que cuentas sea verdad ¿por qué no lo resuelves donde tienes que resolverlo? SGAE es tu sitio: muévete, llama, ve, reúnete, reclama, etc. Ya has comprobado que son buenos cobrando ¿Basado en qué generas derechos? ¿Cumples con los requisitos y rellenas las hojas antes o después de cada actuación? ¿Vendes discos? ¿Has rellenado la hoja correspondiente? ¿Tienes editor? Si es así, es su trabajo. Coméntaselo. Aquí ni te vamos a resolver nada ni somos un consultorio. No tienes editor, te remito a la Utopia del amigo Txito, dos párrafos más arriba…

  5. Montecristo

    Soy “chico SGAE” desde hace 3 años. Tengo registradas bastantes piezas que compongo, toco y canto. He sonado en radio, tocado en locales (solo, con banda y festivales) y salido alguna vez (de la que me arrepiento) en TV.

    Tuve un bar hace 2 años que cerré recientemente, bar de copas, sin pista de baile. A la semana de abrir la puerta del bar me llegó una (muy educada y simpatica) agente de la SGAE comentandome que tenía que pagarle casi 100€ al mes debido a que consideraba que la reproducción de musica era “necesaria para la explotación del negocio”.

    Casi 2.000€ a la SGAE por poner música en mi bar (obviamente los CDs tenían que ser originales y pagar doblemente los derechos, una en el CD y otra en el pago mensual). Tardaron una semana en llegar. ¿Sabes que aún no he ingresado ni 1 centimo de la SGAE por lo que “genero” con mi música? ¿Sabes que no he recibido ninguna llamada de la gente que protege mis derechos? ¿Sabes que les he enviado donde he cantado, que canciones, donde las han reproducido y no he recibido nada? Que me lo expliquen.

  6. Txito

    No, si yo eso (lo de indies y multis) lo tenía claro desde el principio, al igual que no defiendo la industria del automóvil ni la petrolera. Lo que me enerva, y a veces cuando se defiende a la gente de la música o del cine genera mucha confusión, es que hay en todos los negocios mucha gente que se aprovecha del trabajo de los demás sin hacer nada del otro mundo (algunos sin hacer nada de nada) pero en estos dos mundos sobre todo (música y cine/tv) se empeñan en auto exonerarse y mostrarse como los redentores de los incultos (todos los demás).
    Seré claro. Cuando alguien publica un disco (a mí me sigue gustando lo de LP) hay alguien que escribe letras y otro alguien (o el mismo tipo) que escribe la melodía. Esos son los artistas. Nadie más. El intérprete es un especialista vocal (y a veces teatral) que evidentemente debe estar bien remunerado. Hay otra serie de especialistas (arreglos, etc) que como en todos los trabajos en función de su necesidad así son sus obligaciones y sus remuneraciones. El resto de la gente que se mueve alrededor de una grabación, publicación, etc. no dejan de ser trabajadores formados en su labor. Y en este país existe una corriente que se ha empeñado en que toda la gente que trabaja en la industria del entretenimiento es un artista, y eso es más falso que un billete de 15€.
    Esa percepción la esgrime SGAE cada vez que les da por llorar cuando dicen defender los derechos de cientos de miles de millones de artistas y lo que realmente defienden son los derechos de pernada de las multinacionales.
    SGAE jamás defenderá a las indies. Y les cerrará el mercado todo lo que pueda. Y no entiendo como los que lo sabéis los defendéis.
    Imagínate que SGAE (y las demás) no existieran. Y que la publicación de discos, películas, etc. fuera a parar solamente a manos de artistas y curritos del gremio. Que pudieran vender un disco por 5€ y que pasados un par de años incluso por uno o dos. ¿Tú te descargarías nada de internet? ¿Le comprarías a los chinos?
    Yo creo que no. Creo que volverían a proliferar las tiendas de música porque el catálogo sería tan extenso que el Carrefour no lo podría acaparar (el Carrefour es el que se ha cargado las tiendas de toda la vida y no la piratería). Y en esas tiendas volvería a poder comprar un disco de ese grupo desconocido que un día escuché por casualidad en la radio, o de teloneros en un concierto… yo vivo en capital de provincia y han desaparecido todas las tiendas de discos. Y no tenemos top manta ni chinitos de bar en bar. Nos abrieron un centro comercial hace seis o siete años y no aguantaron el tirón. No intentes comprar un disco de Fangoria (sí, sí, de Fangoria) porque no los venden (el encargado de la zona cultural no sabe ni qué es Fangoria, y mucho menos quién es Gabriel García Márquez). Ni los quieren vender.
    Y me jode que de algún modo los defendáis. Es el único pero que pongo. En lo demás creo que estaremos de acuerdo.

  7. Jajaja Txito. Lo de “chorrada” es un termino que tu aplicas. En este caso a ti mismo, porque yo no considero que lo sea (ni lo tuyo ni lo mío). Si hay dos diferencias: una, que al menos a mí, me ha hecho gracia tu relato; y dos, tus datos no son correctos. De entrada Motown no es ni ha sido una multinacional. Era una independiente. Y aprovecho para añadir algo que olvidé contestarte en mi comentario anterior. Referido a las petroleras (como Exxon por ejemplo): la relación vinilo/caja de plástico de las discográficas con los del petróleo es menor que la establecida con la industria automovilística. Las petroleras no impidieron el paso del vinilo al CD como si han hecho con las investigaciones sobre fuentes alternativas de energía, como con los coches eléctricos, los que usan alcohol, etc. Mira, en Brasil hace casi 20 años existían coches que funcionaban con alcohol en vez de gasolina. Lo de los CDs, la venta de discos, etc. es un chiste comparado con lo que estamos hablando.

    En ref. a Diego el Cígala y el gasto en marketing es el otro dato que no se corresponde con la realidad. ¿Has calculado lo que cuesta el marketing efectuado por PRISA? ¿Sabes lo que vale una página en El País? ¿O las cuñas en la SER, Dial, etc.? Y estamos hablando de una presión publicitaria diaria durante más de un mes. ¿Te ofrecieron más a ti? ¡Venga ya! Y te repito: no discuto que Cigala salga o entré de las compañías cuando quiera o pueda (por qué habrá que respetar los contratos).

    Me alegra que por fin me hayas entendido en lo que pretendo afirmar: la diferencia entre las independientes y las multis. Y como no me parece justo meter a todas las compañías en el mismo saco.

  8. Txito

    Puntualizando.
    Cuando asesinaron a Kennedy ya existía la Motown Record Corporation, aunque si Oswald (y/o los que estuvieran además de él en el ajo) hubieran estado escuchando a Los Brincos en una casette grabada los de la SGAE hubieran abortado el asesinato gracias a su perseverancia en perseguir las copias no pagadas (legales en España).
    Es una chorrada, pero lo es tanto como lo que tu has argumentado respecto a lo mismo antes.

    A Diego el Cigala le conozco porque su discográfica me lo metió por donde pudo con una campaña publicitaria bastante mayor que todo el marketing que ha montado Prisa con sus segundo disco. Ni le conocía antes ni le he escuchado ahora, ni me he descargado sus discos. Pero yo sí que creo que es un ejemplo claro de defensa del artista (él elige cuando entra y sale de las compañías).

    Las compañías independientes bastante tiene con sobrevivir, no pueden ir en el mismo saco que las multis, que es contra las que va el que el negocio se difumine. Y estas han hecho toda la vida lo que han querido con cientos o miles de artistas (a los que se supone que se protege).

  9. Jejeje Txito. Primero bienvenido y segundo gracias. Por entrar al trapo. Ya me extrañaba que nadie lo hiciese. Porque cuando escribí eso tenía 2 cosas en mente: las cajas de plástico –que tú tan acertadamente mencionas- y el vinilo (derivado del petróleo). Y no entendía porque nadie comentaba nada al respecto.

    Yo no responsabilizo a Manu Chao de nada. Sois vosotros –los que habláis por ejemplo de chupópteros- los que responsabilizáis a una industria de todos los males. ¿No sabias que mataron a Kennedy? ¿No? Es verdad, todavía no existían esas megadiscográficas cuando lo de Dallas.

    Y por cierto, continuamente confundís 4 multis con cientos de independientes. Lo que me lleva a Diego el Cigala, ese artista que hasta que una indie como 18 Chulos se atrevió a grabarle, era desconocido fuera del circulo estrictamente flamenco (jejeje y ahora me dirás que tu si le concias). Y como aquello tuvo lustre y le presentaron a Trueba vino todo lo demás. Y se fue a una multi. Ojo, que conste que está en su derecho. Y cuando dejó de vender los discos que justificaban su esplendido contrato (¿por qué sino a santo de qué se fue de 18 Chulos a BMG?) tuvo la habilidad de la operación de marketing con El País. Muy bien por él, pero no parece el ejemplo más acertado. Y de su manera de hacer las cuentas y declarar lo que declara ¡mejor me callo!

  10. Txito

    Acabas de demostrar una demagogia supina respecto a la industria del petróleo. ¿de dónde crees que sale el plástico? ¿es responsable Manu Chao de las muertes en las guerras que citas porque sus CDs vienen en cajas de plástico? Esto es ridículo. Diego el Cigala, en La Ventana -Cadena Ser- declaró obtener más beneficios con su nuevo disco -dos lágrimas- vendiéndolo por debajo de 10 € junto al diario el País, que con su anterior, en que su discográfica lo publicó, y dos años después su precio permanecía, por más de 15 €. Basta de chupópteros. No se necesita una megadiscográfica para publicar. Sólo se necesita que ellos no dicten las normas del mercado a todos.

  11. Tigre Azul estoy muy de acuerdo con lo que dices de Steve Jobs (aunque también agradecería que algunos de sus aparatos funcionasen un poco mejor). Y sobre lo del dólar por canción solamente tengo un comentario que hacer: ya se ha establecido que es caro. Lo cual me da la impresión que todo lo que no sea gratis ¡es caro! En este aspecto en España nos llevamos la palma. Ese dato de que solo el 0,10% de las descargas son legales es aterrador.

    En ref. al P2P (me gusta como lo defines “Punto a Punto”) me parece un avance, pero también entiendo (y comparto) que puede llevar a situaciones de abuso a los propietarios de la obra.

    No conozco la polémica sobre Pau Donés pero te creo cuando dices que no eres anti SGAE, pero amigo sólo escribes de ella. Pudiendo estar de acuerdo contigo en las apreciaciones que haces, yo tengo las mías propias y casi nunca las veo reflejadas por quienes atacan sistemáticamente a SGAE. Y no seré yo quien destape el tarro de las esencias, que es un asunto interno que corresponde a los socios y miembros de la sociedad.

  12. Tigre Azul

    Hola Adrian qué tal, gracias por tu amable recibimiento.

    Verás, no tengo ningúna pasión anti SGAE, o mejor dicho, ninguna pasión anti derechos de autor o anti músicos.
    Como carta de presentación puedo decirte que perdí todo mi karma en meneame por defender a Pau Donés.

    Respecto a la SGAE pienso que se pasa tres mil pueblos en cuanto a cobros, modos y maneras. Pero entiendo que hace lo que ve y lo que le dejan hacer.
    Respecto a las descargas Punto a Punto, creo que la gente descarga a lo burro por el simple hecho de poder hacerlo.

    Mi opinión personal es que el primero que se establezca en el punto medio se llevará el gato al agua. Me refiero a iniciativas como la de Steve Jobs, ipod, que no es precisamente un tipo “sospechoso” o dispuesto a perder dinero y lo que si ha sido y sigue siendo es un visionario. Tener la facilidad de comprar “legalmente” una canción por 1 euro de forma fácil me parece la clave.

    Para mi el problema de la SGAE es que su sistema de recaudación por “módulos” ha llegado a unos niveles de voracidad y omnipresencia digna de un ministerio y no de una entidad privada.

  13. Tigre Azul bienvenido y gracias por tu comentario. Muy ilustrativa la cuenta que haces. Vamos a darla por buena. Pero olvidas algo fundamental -te ciega la pasión anti SGAE- en tu apreciación: lo que realmente ofende es que lo llames el negocio de la SGAE. La Música y su industria son algo más que la SGAE. Percibo, que al menos contigo, no lo he dejado claro en el artículo. Lo siento. Procuraré mejorar la próxima vez.

    ¿Sabes otra cosa que ofende, de la industria automovilística? Lo que contaminan. Y como durante décadas se han negado a investigar sobre como mejorar su impacto negativo sobre el medio ambiente. Y de industrias auxiliares como la del petróleo, aparte de la fiscalidad, ¿no quieres hablar? De los litros de sangre derramados en guerras por su control. Tenemos una muy reciente (Irak) y un Presidente USA, Bush II, que ha gobernado para el lobby de los petroleros (más concretamente los tejanos). ¿No recuerdo ninguna guerra por la música? ¿O tu si?

    • Bueno, lo de los coches eléctricos es otro debate a parte. Puedes renovar todo el parqué del planeta con vehículos limpios. Pero, ¿de qué fuente de energía procederá la electricidad que con la que “llenar el depósito”? En este caso, la empresa del automóvil son sólo Fredo Corleone y la industria del petróleo es Michael (pero en la segunda parte de la saga, ya sabes… un pelín más cabrón).

      En el caso de la industria musical-audiovisual creo que todos son un poco Fredos. No es que sean malos, es que son a veces un poco estúpidos… Bueno, indirectamente quizá yo sea doblemente Fredo, ya que soy músico y estudié Comunicación Audiovisual. Nobody is perfect.

    • Por cierto, se me ocurre una idea de estas que aparecen a las 6 de la mañana. Teniendo en cuenta que Seriesyonkis y Cinetube aparecen ya en los rankings de audiencia de internet como páginas MUY visitadas… ¿Y si la industria audiovisual copia la idea de Seriesyonkis y Cinetube y les hace la competencia? O mejor, ¿por qué no las compran directamente? Si mejoran un poco el diseño, lo hacen más intuitivo, eliminan todas las películas en screener, ofrecen versiones online de los productos con una mayor calidad de visionado, incluyen la difusión online streamming en la cadena Cine-Alquiler-Compra-TVdepago-TVenabierto (en segundo lugar, para no joder demasiado a las exhibidoras), ofrecen mejores contenidos complementarios (material extra, para entendernos) en dichos portales. Y, por supuesto, colocan publicidad (tanto a principio de las propias películas como en la web propiamente dicha). La cobran cara, ¡que para eso se hacen rankings de audiencia! Etc, etc, etc.

      Si hacen todo eso… ¿Sería un suicidio o una idea genial?

      Respecto a legislaciones y politicuchos, me sobran tantas normas cuyos fines son criminalizar al consumidor potencial. Echo en falta una norma que exija a las operadoras de telefonía (las que se están frotando las manos, vaya) más implicación en el asunto. Que enseñen la pasta (!) y que bajo ningún concepto chantajeen al personal con subir la factura por estos motivos.

      Quizá soy un idealista romántico sin remedio.

  14. Tigre Azul

    Por ponerte un ejemplo:
    La venta de un coche de pongamos 10.000 Euros, supone además de los puestos de trabajo directos e indirectos ,tanto durante su fabricación como durante su mantenimiento, dinero directo para el estado, (osea todos):

    IVA + matriculación. (25% ? mas o menos)
    dinero directo para el estado cada vez que echa gasolina.
    (60% ? IVA + impuestos especiales)
    dinero directo para ayuntamiento.
    (impuesto de circulación).
    En resumen y dandole una vida util de 8 años.
    coste 10000, impuestos compra 2500.
    combustible 8 años a 20 Euros semana. 8320 del los cuales son impuestos 60%, unos 4992 Euros.
    impuesto circulación ayuntamiento 60x 8 = 480 Euros.

    En resumen grosso modo sin incluir financieras seguros y otros beneficiarios indirectos.
    Sobre un servicio REAL diario durante 8 años tenemos un coste 18800 Euros, de los cuales revierte en la sociedad por medio de impuestos 7972.

    Comparado con:
    Lo que tiene que pagar 4 bares a la SGAE (usen la tele o no) a 50 euros mes durante 8 años = mas o menos a los 18800 Euros.

    Qué SERVICIO SE RECIBE a cambio, cuantos EMPLEOS se crean, cuantos IMPUESTOS pagan esos 18800 Euros.

    Desde mi punto de visto No hay color y la simple comparación del negocio de la SGAE con la industria automovilística ofende.

  15. John

    sin comentarios:

  16. Magnífico artículo y qué grande es Neil Young

  17. Lo de la SGAE es de juzgado de guardia. Pero si nos ponemos a comparar industrias, creo que no se salva casi ninguna. Se podría hablar, por ejemplo, de la vida útil de muchísimos productos. ¿Están hechos para durar?

    Into this house we’re born
    Into this world we’re thrown…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s