Arrancó la Eurocopa 2020

AS

Anoche arrancó la Eurocopa 2020, con un año de retraso por la pandemia. Fue en la sede de Roma con el Turquía-Italia. Pero un servidor estuvo pendiente de la apasionante semifinal de Roland Garros entre Novak Djokovic y Rafa Nadal. La final anticipada, el mejor partido de tenis que se puede ver hoy en día. En las pausas del tenis me cambiaba al fútbol. Y no entendía porque la azzurra vestía de blanco y no de azul. Los turcos iban de rojo (como Djokovic). Así que no creo que fuese por confusión de colores.

Nadal comenzó arrasando en el primer set (0-5). El serbio se recuperó y nuestro campeón necesitó siete bolas de set para imponerse 3-6.

En el segundo cambiaron las tornas. Fue el n.º 1 del mundo quien se impuso desde el principio y el balear terminó ofreciendo resistencia. Nadal perdió 6-3.

El tercer set parecía de Djokovic. Su mirada penetrante vaticinaba lo peor para nuestros intereses. Nadal ganó su primer servicio (0-1). Tuvo muchos problemas con el segundo, salvando varias bolas de ruptura. Mas se hizo con el punto (1-2). Y a la tercera fue la vencida: Djokovic rompió el servicio de Nadal (3-2). En el regreso a la pista, con Djokovic sirviendo, Nadal se puso 15-40. Pero Djokovic remontó e igualó a 40. Siguió una ventaja para Rafa. Y con un paralelo le devolvió la rotura a su rival. 3-3. En su siguiente servicio Nadal volvió a estar con el agua al cuello (0-40). Djokovic volvía a romperle el servicio, esta vez con un juego en blanco. 4-3. El Turquía-Italia alcanzaba el descanso con 0-0 en el marcador. Con servicio de Djokovic Nadal remontó un 30-0 y se ponía 30-40. Luego 40 iguales y ventaja para el serbio. Iguales de nuevo. Ventaja al servicio. Y 5-3 para Djokovic. Nadal ganó su servicio: 5-4. Djokovic sacaría para ganar el tercer set. Con 30-0 abajo Nadal estaba a punto de perder su tercer ser en este Roland Garros (perdió uno en cuartos). El increible Rafa igualaba a 30. Y se adelantaba 30-40 con un drive paralelo impresionante. Se hacía con el juego sobre el segundo saque de Djokovic. 5-5. Nos acercabamos a las tres horas de partido. De partidazo más bien, sobre todo este igualadísimo tercer set. Un 30-40 nos ponía contra las cuerdas. Un gran primer saque seguido de un remate desde el fondo puso el 40-40. De ahí a una nueva ventaja del serbio. Otro paralelo igualaba a 40. Un primer servicio otorgaba ventaja a Nadal (el mejor Nadal del año según los comentaristas de la tele). Un ace sentenciaba el juego. 5-6. Nadal restaría para ganar el set. Su rival sacaba para forzar el tie-break, Italia ganaba 0-1 con autogol turco. Del 15-0 llegábamos al 15-30. 30 iguales. 40-30. 40 iguales con otro drive paralelo marca de la casa Nadal. Ventaja resto: ¡set ball para Rafa! Punto súper disputado. Djokovic salvaba la situación con una dejada. Y luego una ventaja al servicio y punto.  6-6. Empatados a todo. El tie-break iba a romper esta igualdad. Comenzaba sacando Nadal. Doble falta. ¡Bajonazo! Del 1-0 al 1-1. Las dos mini roturas se equilibraron. Luego 2-1. 2-2. 2-3. 3-3. 4-3 con una derecha increíble de Djokovic. (Immobile marcaba el segundo gol italiano). Nadal falló una volea: 5-3. Djokovic tenía todo a su favor. Con una dejada Nadal ponía el 5-4. Djokovic ahora tenía dos saques para ganar el set. Un ace era el 6-4 y bola de set. Nadal volvió a intentarlo con una dejada. Djokovic llegó y ganó el tercer set. ¡Un tercer set para la historia!

Con dos sets a uno Djokovic tenía encarrilada la semifinal. Solo necesitaba ganar uno más, mientras Nadal tenía que ganar dos consecutivos. Algo tremendamente complicado vista la igualdad demostrada en el tercero, decidido en el tie-break. Mientras, Insigne lograba el tercer tanto de Italia. El partido acabaría Turquía 0 Italia 3.

El nivelazo del partido forzó a las autoridades a permitir que el público presente no abandonase las gradas, por el toque de queda de las 23:00 horas.

Para el cuarto set Djokovic se cambió de camiseta y comenzó sacando. Nadal superaba un 30-0 adverso y le hizo el break al serbio. 0-1. Una doble falta de Rafa ponía el 0-30. Era un sinvivir. Una dejada cortada igualaba a 30. Otra situación resuelta. De ahí 40-30 y luego el punto. 2-0. Nadal no estaba delante en el marcador desde el primer set. Djokovic se vengaba con un juego en blanco. 2-1. Y luego le rompía el servicio a Rafa. 2-2. Otro juego en blanco para Djokovic con su servicio. 3-2. Poco nos había durado la alegría del principio de este cuarto set. En la tele observábamos una imagen inquietante: el fisio atendía a Nadal, quien se quitaba una venda de su tobillo izquierdo. A su vuelta a la pista Nadal perdió su servicio de nuevo. 4-2. Las imágenes de Rafa no le mostraban bien. Siguió peleando como lo que es, un jabato. Pintaban bastos. Le hemos visto superar situaciones complicadas. Pero Djokovic estaba imperial. Ni siquiera una doble falta truncó su racha. 5-2. Para colmo de males Nadal comenzó su servicio con una doble falta, su octava de la semifinal. Con 0-40 Djokovic lo tenía todo a su favor, con tres bolas de partido. 15-40. Y set para Djokovic. Era el tercer partido que Nadal perdía en Roland Garros (dos ante Djokovic).

A Djokovic le espera Tsitsipas en la final del domingo. Voy con el griego. Aunque soy consciente del magnífico estado de forma del serbio.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Tenis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s