Ayuso no ganó las elecciones y otros asuntos como el de las vacunas

No está de más recordar que Ayuso no ganó las elecciones. Y si sigue gobernando es por la incapacidad manifiesta del presunto y ausente líder de la oposición, Ángel Gabilondo. Sin olvidarnos del otro gran complice, Ignacio Aguado, vicepresidente de la CAM.

El último pollo de IDA ha sido a cuenta de las vacunas. Se quejaba que había recibido menos de las que quería. La realidad, tozuda, nos muestra que tanto la CAM como Cantabria han sido las CCAA que peor han afrontado el proceso de vacunación. En esta clasificación la campeona es Asturias. ¿Para qué quiere Ayuso almacenar más viales, con la complicación que conlleva, si no son capaces de usar los que ya tienen?

Isabel Díaz Ayuso usa hasta la saciedad una vieja estrategia de MAR: soltar lo que ya se conocen como Ayusadas para desviar la atención. Bien para tapar una realidad desfavorable a su mal gestión o bien para ocultar sus verdaderas intenciones. A lo largo de la pandemia la hemos visto vociferar contra el gobierno central por diversos asuntos que eran de su competencia (como el cierre de los centros de salud, la contratación de personal sanitario y rastreadores, las residencias de mayores, etc.); el lío de las primeras compras urgentes de material sanitario (a la CAM se le perdieron dos aviones y cuando se recuperó el primero corrió a hacerse las fotos de rigor, llegando dos horas tarde a la reunión de las CCAA); la Comunidad de Madrid fue la última Autonomía en obligar al uso de mascarillas (y la primera ronda de distribución gratuita fue de mascarillas no homologadas); no rindió cuentas del empleo de la ayuda recibida del gobierno de España (Madrid fue la Comunidad que más fondos recibió y ayer supimos que el 53,4% fue destinado al Hospital Isabel Zendal, cuya inversión más que duplicó el presupuesto aprobado, mientras las residencias de la tercera edad solo recibieron el 0,5%); y un largo etcétera.

Deteriorar el servicio público para privatizar no es una Ayusada. El copyright es del PP. Y en este contexto podemos encuadrar el reparto de los fondos de ayuda por el Covid-19 o lo de las vacunas. En el primero de los casos conviene no olvidar que el responsable de la Hacienda de Madrid es Lasquetty, el conocido privatizador de la Sanidad pública de la CAM, en sus tiempos de Consejero de Salud con Esperanza Aguirre de presidenta. Y en el segundo de los casos, el de las vacunas, eldiario.es nos informaba ayer del anuncio publicitario de la Cruz Roja ¡del 18 de diciembre buscando profesionales de enfermería para la campaña de vacunación contra el coronavirus! Esto es 11 días antes de la firma del contrato con la CAM. Es decir, en Madrid han privatizado la vacunación. Como era de esperar dada la tradición del Partido Popular y las Ayusadas al respecto. Recuerden que Madrid es de las Comunidades que menos invierte en Atención Primaria. Y de ahí derivan gran parte de los problemas que han quedado expuestos con la pandemia.

En una lectura positiva comentar que menos mal que el convenio ha sido con Cruz Roja y no con los hoteleros o constructores afines al partido y a la presidenta.

Y mientras tanto Gabilondo a verlas venir. ¡Qué mala pata hemos tenido con este hombre!

Deja un comentario

Archivado bajo Madrid, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s