Los himnos urbanos de Rosendo encienden el Botánico de la Complutense

Los himnos urbanos de Rosendo encendieron el Botánico de la Complutense y se propagaron por la ciudad. Como atestiguan estos WhatsApp entre Víctor Lenore y una amiga.

Este dialogo es la mejor prueba de la calidad y el volumen del sonido, dos elementos imprescindibles del mejor rock. Habíamos quedado para ir juntos pero problemas familiares de última hora imposibilitaron la asistencia de Lenore y bien que lo sintió (su baja fue cubierta en El Confidencial con una nota de EFE).

Entre las cosas que Víctor se perdió fue saludar al Maestro antes de la actuación y disfrutar de unos buenos teloneros como Naranja Blossom (que contaron con la colaboración de Rodrigo Mercado en el tema final). En la foto hecha por Andrés Ochaita estamos Eugenio Muñoz, un servidor y delante mía Jesús Espino de Akal (fan acérrimo de Rosendo y dispuesto a editarle un libro), Seju Monzón (autor de las fotos del concierto que encabezan este post) y Rosendo con su guitarra. Jorge Maldonado andaba fuera.

Rosendo

Anoche en Madrid coincidieron dos eventos musicales de primer orden: Pet Shop Boys en el Teatro Real y Rosendo en el Botánico de la Universidad Complutense. Dos artistas de primerísimo nivel, pero distintos a más no poder. Las diferencias van más allá de lo estrictamente musical. De entrada, los escenarios marcan territorios simbólicos: el marco del Real vs. un concierto al aire libre en la universidad. Es loable que la música popular se haga un hueco en el teatro de la opera (no olvidemos que en su día parte de la hoy denominada música culta también era popular). Lo que ya es más difícil de digerir es el precio. Las entradas para Pet Shop Boys costaban hasta 197 euros según relataba Prado Campos en su crónica para El Confidencial. Mientras, Rosendo se podía ver por 28 € más gastos (esos que nadie sabe qué son). Este asunto pecuniario es de suma importancia. Trascendental. El poder adquisitivo del público que acudió a la llamada de los ingleses está claro. En lo que podríamos definir como una apuesta ideológica de ocio quien suscribe eligió rendirse ante el Maestro Rosendo Mercado.

Soy protagonista, figurante y productor

Ayudante, guionista y por supuesto el director

Soy un optimista, el gran embaucador

Soy el dueño de la pista, soy el centro de atención

Soy” fue el primer tema que Rosendo interpretó de su nuevo y espléndido álbum De escalde y trinchera. Letras directas, algunas de doble sentido, marca de la casa. Tras cuatro años de silencio discográfico esta grabación, que contiene 10 canciones nuevas producidas por Eugenio Muñoz, está a la altura de sus mejores obras. Si algo define la dilatada carrera de nuestro mejor cronista rockero son dos palabras: autenticidad y coherencia. Y la mejor noticia es que Rosendo sigue siendo Rosendo.

¿Pero qué me estás contando

De cómo ni cuándo? Y digo yo

Tu que sabes tanto

Cúrame de espantos por favor

Cúrame de espantos” que abre De escalde y trinchera también estuvo presente en el recital. Ayer fue una gran ocasión para escuchar en directo parte del nuevo trabajo del Maestro de Carabanchel, desde donde ha dado voz a varias generaciones de amantes del rock más genuino. Acompañado de los fieles Rafa J. Vegas al bajo y Mariano Montero a la batería, no faltaron en el concierto las clásicas de su repertorio, las inmortales que nos subieron a todos los ahí congregados al cielo del rocanrol urbano (sorprendente ver al presidente cántabro, Revilla, entre los asistentes). Himnos imperecederos. Que marcaron época y lo siguen haciendo. Aún suenan frescos y vigentes.

Cuando uno abre las páginas del que un día fuera diario de referencia y solo aparece la crónica de Pet Shop Boys y se obvia la actuación de Rosendo quedan claras muchas cosas. Es un claro contraste con su competidor madrileño, El Mundo, que desplazó a José Manuel Gómez a cubrir el concierto. Y por tanto hay que volver sobre lo de la apuesta ideológica: está claro dónde cada uno ha elegido estar.

Si soy que si no soy

Que si vengo que si voy

Que si vengo que si voy” (del álbum De escalde y trinchera)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música

2 Respuestas a “Los himnos urbanos de Rosendo encienden el Botánico de la Complutense

  1. javierfuzzy

    El concierto fue magnífico. Muchos asistentes de toda edad y condición, abuelos, padres con hijos, pandillas que se saludaban al encontrarse, fue una auténtica celebración musical. El sonido fantástico también. Las cervezas a 4 pavos, precio justo, los perritos a 6 pavos. El entorno natural, y la buena temperatura, hicieron del concierto (Rosendo, presidente…) un hito. No entiendo, de todas formas, como entre la salida del grupo telonero y Rosendo no pusieran nada de música para calentar al personal.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s