Toros no y correbous sí

29 de julio de 2010

Cataluña, siguiendo el ejemplo de Canarias, prohibió las corridas de toros. Si en el archipiélago la medida fue impulsada por un diputado del PP canario, la votación de ayer refleja una movilización popular acogida por los partidos nacionalistas.

Antes de seguir adelante quisiera expresar mi punto de vista al respecto de varios temas, los cuales además parecen entremezclarse: estoy en contra del maltrato animal y por tanto no me gusta la fiesta de los toros; tampoco los nacionalismos ni el independentismo. A lo que tengo que añadir que elevar esto a un asunto nacionalista, sea de corte español o catalán, me parece desenfocar el meollo de la cuestión: la salvajada que representa montar un espectáculo basado en la tortura de animales.

Lo realmente sorprendente es que partidos como CiU y ERC no aboguen por la abolición de los “correbous”. ¿Aquí sí imperan las costumbres tradicionales? Eso parece. Porque a la postura ya expuesta por los socios del Sr. Montilla al respecto, se une la propuesta del partido más votado y que lidera la oposición: CiU le pide al tripartito que legisle para garantizar la continuidad de los “correbous”.

¿Qué son los “correbous”? Hay varios tipos y son a la carta, en función de que el público prefiera un espectáculo basado en el fuego, el agua o la prueba de fuerza:

  • El toro de fuego o toro embolado: Se inmoviliza al toro atándolo por los cuernos y sujetándolo por las patas y el rabo. Se le ponen unas antorchas o bolas de material inflamable en los cuernos untados con alquitrán y se les prende fuego. Luego se suelta al animal en una plaza o por las calles. Aterrorizado al ver su cabeza envuelta en fuego, el toro muge desesperadamente, babea y da cabezazos intentando deshacerse de las antorchas y bolas, de las que cae líquido candente y brasas que queman los ojos, el morro y el cuerpo del animal. En ocasiones se colocan fuegos artificiales en los cuernos.
  • El toro ensogado: Se atan unas cuerdas a los cuernos del animal que son violentamente arrastrados por las calles llenas de gente. Las cepas del cuerno sufren graves traumatismos y los músculos del cuello, profundos desgarros.
  • Toros al mar: Los animales son perseguidos y acorralados hasta que resbalan y caen al mar o se tiran desesperados a causa de la persecución desde el muelle. En algunas ocasiones el animal muere ahogado.
  • Los encierros: Los toros, vacas o vaquillas recorren las calles recibiendo golpes de los participantes con palos o varas, hasta que terminan en una plaza donde los animales son capeados o toreados. Las heridas y fracturas son múltiples al golpearse contra los objetos en su camino o al resbalar en el asfalto. A veces el toro muere de agotamiento o ataques al corazón debido al estrés y al sobreesfuerzo.

Algunos políticos catalanes, temerosos de perder votos, se justifican con el argumento que la idea principal de los “correbous” no es matar al animal, como en las corridas. Aunque luego ocurra, pero entra dentro de los gajes del oficio: son accidentes. Según esta peregrina teoría en Cataluña se podría haber permitido algo parecido a las “touradas”, la fiesta portuguesa donde se torea pero no se mata….

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo Política

16 Respuestas a “Toros no y correbous sí

  1. josete 10

    Haver,una:no son antorchas,se les llama ferrache y se ajusta a los cuernos,el toro no se queda ciego,si no que pierde la visibilidad;dos: que no es ganado brabo??enserio?? El toro es de los animales mas brabos que existen ,ni estando en la ganaderia de dicho animal y con el ganadero iria a acariciar un cerril ; tres : y los recortadores que se juegan la vida saltando y quebramdo a los toro k ,tambien decis k son probocados y en algun momento se les perjudica a dixo animal? Porfavor informaros de las cosas antes de criticar.

  2. Ricard

    visca los bous al carrer!!! és la mejor fiesta del mundo, intocable, inclausurable, i nunca, repito, nunca se terminará el privilegio de asistir als bous al carrer!!

  3. estela

    esto es mentira!! los toros no son quemados, no golpeamos a las vaquillas, no se queman los ojos, ni nada por el estilo.yo soy de les Terres de L’Ebre y por aquí se han echo toda la vida el bou: capllaçat, envolat..y se han echo vaquillas en la plaça y encierros. Los toros envolados tienen bolas de 15 minutos i después se apagan solas..no les causa ningun dolor,por que tienen unos apollos en el pitón que no poermite que sufra el animal.

  4. Los “correbous” se han blindado
    para que no se prohíban
    pues los han considerado
    icono catalanista
    y los mismos diputados
    que vetaron las corridas
    ahora ven acertado
    ver los toros embolados,
    golpear a las vaquillas
    que corren por el asfalto,
    ver los toros ensogados
    y hasta ver como se tiran
    o se caen, acorralados,
    en el mar tras la estampida.

    Y es que esos dichos casos
    aunque se mueran ahogados,
    o aunque sufran heridas
    al caer contra el asfalto,
    los ojos sean quemados
    por el fuego y por las chipas
    y casi pierdan el rabo
    por lo mucho que lo estiran…
    el debate se ha gestado
    con bastante hipocresía
    y dos varas se han usado
    de diferentes medidas.

  5. Pingback: Anónimo

  6. Muy ingenioso Adanero.

    Siempre olvido lo del Toro de la Vega, Antonio. Y tantas otras fiestas donde distintas especies de animales son objeto de la crueldad de mozas y mozos.

    Bienvenida Mariña.

    Gustavo lo de las peleas de gallos está muy bien traído. Y por cierto, me recuerdan que tanto Almansa como Barcelona aprobaron en sus plenos municipales ser ciudades anti taurinas.

  7. El mismo toro con distintos collares.

  8. Si la civilización se impone, acabarán por abandonarse este tipo de diversiones.
    Yo creo que hay otras mucho más sanas, pero parece que el humano común necesita seguir sintiendo el olor a sangre. Opto por el del hachís, por ejemplo.

    • Jejeje

      ¿Conoces el origen de la palabra “asesino”? Es árabe: los nizaríes, hashshashín o asesinos, fueron una secta religiosa ismailí de Oriente Medio y Afganistán activa entre los siglos VIII y XIII. Y “hashshashin” significa “consumidores de haschis”.

  9. Pingback: Bitacoras.com

  10. Antonio Perea

    Los correbous tienen para mí un elemento especialmente cruel y definitorio de sus principios, y es que no se trata de ganado del llamado “bravo” o “de lidia”. Antes de ser torturados, los bous no son más que pacíficos bóvidos a los que se puede acercar cualquiera sin peligro alguno. De ahí el gesto indolente y despreocupado de ese joven canalla de la foto mientras le enciende las antorchas. Los correbous también caerán, más pronto que tarde y diga lo que diga la caverna nacionalista. Ya está presentada, creo, la correspondiente iniciativa parlamentaria. Pero aquí no hay tiempo para aburrirse: a principios de septiembre tenemos ya en Tordesillas el “Toro de la Vega”, quizá el mayor de estos escándalos en una hipotética escala de la degradación cultural de nuestro país. Pobre España.

  11. Claro los correbous no se mata al animal…pero se le deja ciego de la resina qemada q le cae por la frente al qemarse los cuernos..se le qema el morro.etc…

    solo puedo decir q MANDA COJONES CATALUNYA!

    y me declaro antitaurina…

  12. Igual que en Canarias: las peleas de gallos ni tocarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s