Archivo de la etiqueta: Vilanova

Messi 2 Ronaldo 2 en un gran Clásico con un arbitraje nefasto

En un gran Clásico los mejores aparecieron cuando más los necesitaban sus equipos. Y entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo marcaron los 4 goles del 2-2 con el que finalizó el encuentro. El arbitraje en cambio no estuvo a la altura del partido. Fue nefasto. Especialmente en la primera mitad, donde perdonó tarjetas amarillas a Cesc Fábregas, Sergio Busquets (estos dos parecen tener bula en este campeonato), la roja a Pedro “el karateka” (solo vio la amarilla) y otra a Adriano por mano (además debió pitar penalti). En la segunda comenzó obviando otra pena máxima. Esta vez de Mascherano sobre Özil. Posteriormente los azulgranas reclamaron uno de Pepe sobre Iniesta. En mi opinión no lo hubo, y el bueno de Andrés se libró de la amarilla por simular. Pero Delgado Ferreira no quiso saber nada. Ya estaba inmerso en la espiral de las compensaciones. Por eso Busquets terminó el partido, así como Xabi Alonso bastantes minutos después. Y Jordi Alba el jugador que más faltas cometió ni siquiera recibió tarjeta. En este sentido hay más datos:

  • En el minuto 40 apareció un rotulo en pantalla que señalaba 11 faltas del Barça por 6 del Madrid (supongo que el responsable de la información ya estará en la calle).
  • Al finalizar los blaugranas contabilizaban 18 faltas por 16 de los blancos. En cambio los locales solo vieron 2 amarillas por 4 de los visitantes.

De entrada Vilanova sorprendió con la presencia de Adriano en el centro de la defensa. Mourinho recurrió a la lógica y puso a los mejores. En la reanudación entraron Higuaín, Kaká y Essien (por Benzema, Özil y Di María).  Ambos técnicos acertaron con sus alineaciones.

El Real Madrid lo bordó en la primera media hora. Justo hasta que Messi empató a uno. Se presionaba arriba, dificultando la salida del balón a los culés. El Fideo realizó el primer remate (sobre el min. 5). Luego Benzema dispuso de una clarísima ocasión: en una internada de CR7 por la banda derecha, cambia de lado y se la pone al francés que está desmarcado a la izquierda, entre los vértices de ambas áreas, pero la manda hacia el banderín de córner. Sergio Ramos -otro mal partido el suyo- cabeceó fuera sin oposición a la salida de un saque de esquina. Y en el 23 llegó el tanto. El 0-1 hacía justicia. Una gran jugada, muy elaborada, con una participación activa de Khedira desde el inicio, un gran pase en largo y diagonal de Alonso a Özil (en la banda derecha), y un movimiento final de Benzema que habilita a Ronaldo por la izquierda. Este fusila a Víctor Valdés por el palo corto.

En esta fase solo hubo un chut del Barça, de Iniesta (se fue fuera). Hasta que Messi logró el 1-1. Un cumulo de accidentes y errores de la defensa blanca. Empezando por Marcelo que se encuentra muy alejado de Pedro, uno de los mejores de su equipo. El pase de este es mal despejado por Ramos (su enésimo mal rechace de la temporada y el tercero del Clásico), en vez de ir largo para adelante va para arriba y detrás; a esto hay que añadir un mal salto de Pepe, la pelota tropieza en el muslo de Alonso, y Casillas olvida que es portero, no usa las manos y se traga un balón en su área; el crack argentino en el sitio justo aprovecha la oportunidad caída del cielo.

En el 61 una magistral falta lanzada por Leo Messi supone el 2-1. Y en el 66 Cristiano hace el 2-2 tras un gran pase en profundidad de Özil, que le deja solo ante Valdés. En esta segunda mitad el Barcelona mejoró, especialmente desde la salida de Cesc (desacertado el tiempo que estuvo presente).

Me pareció un partido vibrante, jugado de poder a poder, con ambos equipos buscando el triunfo. Los míos perdonaron en la primera media hora. Y no quisiera cerrar sin olvidar los palos de Benzema (con 0-1) y Montoya (sustituyó a Alves lesionado en el 27 y cuajó un gran partido). La diferencia sigue siendo de 8 puntos y el Atlético de Madrid alcanza al Barça en la cabeza de la clasificación de la Liga.

29 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Media hora de ensueño del Real Madrid (2-1 y Supercopa merengue)

El Real Madrid se impuso 2-1 al Barcelona en el partido de la vuelta, y se lleva la Supercopa. La primera media hora blanca ha sido de lo mejor que hemos visto en el Bernabéu desde la llegada de Mourinho. En treinta minutos el marcador reflejaba un 2-0, nos habían anulado un gol de Pepe, y Víctor Valdés era el mejor de su equipo (acabó siendo el mejor del campo).

Higuaín había marcado el primer gol en el minuto 9, después de haber tenido antes una clara ocasión. Y tuvo unas cuantas más después. Cuando no fue Valdés quien impidió los tantos del Pipita fue el palo (en la segunda parte). De haber acertado la mitad de los mano a mano que dispuso, el argentino habría conseguido un hat-trick. Y el marcador hubiese sido más amplio.

Cristiano Ronaldo de un taconazo prodigioso efectuó una vaselina -larga- y se embaló hacía la portería. Rectificó un control defectuoso al entrar al área, cuando recogía su autopase de talón, y fusiló a la red.

Ambos tantos fueron consecuencia de dos pases largos, de unos 50 metros. Pepe en el primero, y Khedira en el segundo (gran partido el suyo: contuvo la linea de creación blaugrana y además dispuso de dos ocasiones de marcar, la segunda de ellas en una prodigiosa jugada individual).

Pero de repente surgió lo impensable: la reacción culé. Al filo del minuto 30 fue expulsado Adriano, por placar a CR7 que encaraba la meta. El brasileño había entrado en la alineación titular por lesión de última hora de Dani Alves. Jordi Alba ocupó el lateral izquierdo y se desplazó al exsevillista a la derecha. En mi opinión esto desajustó la defensa de los de Vilanova. Mesut Özil y Ángel Di María, bien por indicación de Mourinho o por iniciativa propia, aprovecharon esta debilidad. Y el Madrid cargó el juego por esa banda. La salida de Adriano arregló la situación. Montoya entró por Alexis el piscinero (nada más empezar ya se había lanzado).

Al filo del descanso Leo Messi, desparecido hasta ese momento, marcó de falta. Era el 2-1 que a la postre fue el definitivo.

En la segunda parte el Madrid jugó con fuego. Le dejó la iniciativa al Barça. Se replegó buscando la contra. Pero Di María y Özil ya no eran los de la primera parte. El Fideo ya no se iba de nadie, y el alemán tuvo una racha de seis pases fallados de forma consecutiva.

El dominio visitante no se traducía en ocasiones claras. Apenas recuerdo una de Pedro (muy bien resuelta por Iker Casillas) y otra de Montoya. Messi solo chutó una vez. Al final del encuentro y se fue fuera.

Modric y Song debutaron. El croata entró por Özil y el camerunés sustituyó a un desacertado Busquets (pienso que su mala actuación fue un lastre para su equipo).

El nuevo fichaje madridista dejó destellos de su calidad, y se ganó a la afición. Jugó poco más de 15 minutos, acabó agotado, y ganó su primer titulo con el Real Madrid.

24 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Penoso arbitraje en el Camp Nou (el Barça gana 3-2 al Madrid)

Clos Gómez dio un (desafortunado) recital de pito en el partido de ida de la Supercopa. Aparte de varios errores graves (que comentaré más adelante) hubo una clara intención “casera” en su arbitraje. Y un desmedido afán de salir airoso del Camp Nou, con esa absurda manía de intentar compensar (en este caso para favorecer al equipo local).

En mi opinión la relación de errores graves es la siguiente:

  • No mostrar amarilla a Alexis en su primer piscinazo. Y después le consintió otro más. Estas dos jugadas puntuales condicionaron su actuación y la de sus jueces de línea. Les pudo la presión del público. Posteriormente el delantero intentó provocar otro penalti, en una jugada en la que se enganchó entre las piernas de Arbeloa. El chileno no debió acabar el partido (si hubiese visto la tarjeta de primeras no habría sucedido todo lo demás).
  • No expulsó a Mascherano. Se limitó a sacar amarilla. Quizás por eso luego “perdonó” a Albiol.
  • En la segunda parte solo pitó una falta a favor del Real Madrid en ataque. Y se tragó una entrada de Mascherano en la frontal del área sobre Di María. El defensa no tendría que haber estado en el campo, pero lo estaba. Tenía que haber sido su segunda amarilla, pero no pitó ni falta. Para evitarse problemas.
  • El gol del empate de Pedro (1-1, justo tras el tanto de Cristiano Ronaldo) fue en fuera de juego.

Mourinho definió muy bien la primera parte en la rueda de prensa posterior al encuentro: “El primer tiempo no me ha gustado. Algunas veces hacemos un juego que no queremos hacer. El adversario tiene el mérito de cambiar el plan de juego que tú tienes. Ha apretado mucho y ha jugado bien. En el primer tiempo nos limitamos a jugar bien defensivamente, pero sin salida. El Barcelona fue superior en el primer tiempo. En el segundo hemos hecho un juego completamente diferente.”

Efectivamente el Madrid salió con otra cara en la segunda parte. Presionó más arriba, y llegó a la portería culé. Creó peligro a pesar de un inoperante Benzema (quien se empieza a parecer peligrosamente al que llegó a la casa blanca y no al que nos deslumbró la temporada pasada). Las entradas de Higuaín y Di Maria aportaron profundidad y frescura.

Estos segundos 45 minutos fueron trepidantes de cara al marcador: se marcaron los cinco tantos (CR7, Pedro, Messi de penalti, Xavi y Di María).

En el duelo particular Messi/Ronaldo ambos anotaron: el argentino transformó una pena máxima y el portugués cabeceó el 0-1 tras un gran saque de esquina de Özil (otra vez desaparecido en la primera mitad). Los dos estuvieron bien controlados por las defensas, y en un par de jugadas personales destaparon el tarro de sus esencias. Como es lógico, porque jugaba en casa, el blaugrana buscó más la portería rival.

Las espadas están en alto. La vuelta en el Bernabéu decidirá el primer titulo nacional de la temporada 2012/13. El valor doble de los goles marcados fuera puede ser un facto decisivo. Pero atención porque últimamente los de Mou juegan mejor en Barcelona, y los azulgranas en el Bernabéu…

21 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Primer Clásico de la 2012/13: Barça-Madrid, ida de la Supercopa

Esta noche se celebra el primer Clásico –Barcelona-Real Madrid de la temporada 2012/13: el partido de ida de la Supercopa 2012.

Además del duelo entre ambos equipos tenemos el particular entre Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Con Iker Casillas de testigo mudo (y quizás algo más). Porque hay un par de trofeos individuales en juego. El Balón de Oro de FIFA y el de Mejor Jugador UEFA, que se entrega la semana que viene (el 30 de agosto).

También es la primera que vez que el nuevo técnico culé, Tito Vilanova, se enfrenta al máximo rival como comandante de la nave azulgrana.

Y luego está el asunto Pepe. Lo prudente es que no sea de la partida. Y así lo ha confirmado Mourinho. Acallando las maliciosas voces que llegaban desde la Ciudad Condal: afirmaban que todo lo referido a su ausencia y lesión era una estratagema del mister blanco. Se cree el ladrón que todos son de su condición, porque este tipo de bulos, falsas lesiones, recuperaciones milagrosas, etc., han sido propias del equipo que dirigía Guardiola. La falta del central portugués es un arma de doble filo para los míos: es capaz de lo mejor y de lo peor.

Hay consenso sobre el favoritismo del Barça: parecen llegar en mejor forma, juegan en casa, su estrella parece más en forma que la nuestra, y la imagen del debut liguero del fin de semana pasado pesa bastante. Pero… hay que jugar 180 minutos para dilucidar el primer trofeo nacional de la temporada. Será a partir del absurdo horario de las 22:30 cuando en el Camp Nou se disputen los 90 del partido de ida.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol