Archivo de la etiqueta: Vigo

Sergio Ramos KO

sergio ramos efe

Sergio Ramos está KO. Le han tumbado en todos los pulsos que ha echado. Se creyó el más fuerte y este 2021 le ha dejado noqueado.

Su pulso a Florentino Pérez ha resultado un fiasco. De momento. Porque no ha conseguido lo que pretendía y sí continúa en el Real Madrid será con las condiciones del presidente, no las suyas. Tampoco sabemos si tiene ofertas mejores que la que rechazó al presidente blanco.

Este pulso a Florentino es la raíz de los otros. Antepuso sus intereses particulares a los del equipo. Y esto le llevó a dar prioridad a la selección sobre el club que le paga. Sus récords personales con el combinado nacional eran más importantes que los del Madrid. Forzó su reaparición con España, tras no jugar en Vigo con el Madrid. El resultado es de todos conocido: recayó y no ha vuelto a jugar desde entonces. De hecho, en este 2021 entre selección y club no llega a los 10 partidos (cinco con el club y dos ratos con la selección). Un bagaje muy pobre, al que se une el hándicap de su edad (35 años).

Otro pulso, de lo más ridículo, fue el relacionado con los JJOO: filtró que quería ser el abanderado de la delegación española y formar parte de la selección olímpica de fútbol. Una absoluta falta de respeto. Por partida doble además. Primero, a los deportistas olímpicos que se han currado en silencio y con un enorme sacrificio sus participaciones en el mayor evento de sus carreras. Para los más destacados ser abanderada/o es un gran honor. Segundo, falta a los futbolistas de las selecciones inferiores que se han peleado la clasificación. Hay un límite de edad, pero se permiten dos jugadores por encima. Que suelen ser los que sobrepasan el límite tras lograr el pase. Esto tampoco le ha salido bien a Ramos.

Luis Enrique no le ha convocado para la Eurocopa. ¿Alguien en su sano juicio pensó que podría ir sin ritmo de competición? ¿Por su cara bonita? Lo de algunos medios, una vez más, ha sido infumable. ¿Trabajan para Ramos? ¿Por qué desinforman?

Parece que en 2021 los caprichos de Sergio Ramos han sido desatendidos. De forma unánime. Muchos madridistas que le admirabamos ahora le consideramos prescindible. Y el único culpable de esta situación es el propio Sergio Ramos.

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Fede Valverde y Kroos se rompen

Valverde Kroos

Malas noticias para el Real Madrid: Fede Valverde y Kroos se rompen. Cuando todo parecía ir bien y se había recuperado a todos los lesionados, menos a Hazard, surge este doble contratiempo.

El alemán volvió de la concentración con su selección por un problema en los abductores. El uruguayo arrastraba problemas musculares desde el partido en Vigo. Ambos son baja segura para el partido de Liga frente al Eibar tras el parón. Y son duda para la idea de Champions contra el Liverpool y el Clásico. Los dos centrocampistas serán baja mínimo dos semanas.

Nos las prometíamos tan felices…

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Benzema se impone en Vigo

AS Villar

Las alharacas de un exagerado optimismo respecto al sorteo de Champions nos llevó a olvidar el partido de esta tarde en Vigo. El ruido mediático tapó incluso la baja de Sergio Ramos (por un golpe en el último entrenamiento). De repente ya éramos campeones de Europa por unas bolas que no nos fueron desfavorables. El peligro inmediato para el Real Madrid era el Celta de Vigo. Lo que nos debía preocupar ahora y no la eliminatoria europea de abril.

Zidane alineó a los tres clásicos de oro (Modric, Casemiro y Kroos), incorporando a Fede Valverde al once titular. Vinicius acompañaba arriba a Benzema. En defensa Nacho suplía a Ramos y Lucas Vázquez volvía al lateral derecho. Al gallego si no le volvemos loco esta temporada, cerca estaremos. Aprovecho para criticar su ausencia en la última lista de Luis Enrique. ¿Hay mejores, más versátiles, con tanta experiencia y títulos  como Lucas Vázquez entre los elegidos por el seleccionador? La respuesta es sencilla: no. De hecho nuestro canterano es el jugador más parecido a Luis Enrique que hay en el fútbol español. Respecto a Nacho podría hacer la misma pregunta.

El Madrid saltaba al campo, en una tarde soleada y ventosa, como el único representante español en cuartos de final de la Champions 2020/21. Sacamos de centro y para variar el balón acabó en los pies de Courtois. Los veteranos del blog ya conocen mi aversión a esta jugada.

Valverde salió de Michel

La primera ocasión (min. 8) llegó en un remate de Benzema tras un saque de esquina. Su remate fue desviado a un nuevo córner. 

Daba la sensación que no habíamos salido a mamonear. Fuimos a por el partido desde el inicio. Ambos equipos presionaban y no daban un balón por perdido. Se imponía nuestra calidad, con buenas aperturas al primer toque de Casemiro. Los ataques locales eran escasos. Y perdían pronto la pelota. Menos en el 14 que se acercaron con peligro. Nacho despejó con contundencia. Como debe ser.

Modric y Kroos buscaban la velocidad de Vinicius. El brasileño era un incordio constante. Sin precisión, pero un dolor de muelas para la defensa. Esa doble línea, del alemán y el croata, presionaba arriba y bajaba a defender. Estos movimientos imposibilitaban el juego del Celta.

Benzema hizo el 0-1 al filo del minuto 20. Lucas Vázquez abrió el juego de la banda derecha a la izquierda. Su pase es para Kroos. El alemán avanza y según va a entrar en el área, por el vértice de la misma, filtra un centro a Benzema. El galo controla y con el interior de la diestra coloca la pelota en el palo contrario. ¡Golazo! 

En el 26 un pase de Benzema encontró el pecho de Vinicius. Pudo haber sido el segundo gol. El brasileño estaba prácticamente solo a puerta vacía. El pase vino demasiado fuerte. Entre el gol y este lance hubo dos amarillas, una para cada equipo (Vini y Tapia).

En el 29 Benzema volvió a marcar. La presión de Modric forzó que la pelota llegase rara a Tapia. Kroos se la robó y el balón alcanzó a Benzema. Avanzó lateralmente y fusiló al meta. El olfato goleador de Benzema y la doble línea de Modric y Kroos (como ante el Atalanta) estaban siendo imparables. 

Un minuto después del 0-2 una frivolidad de Santi Mina, la dio de tacón, impidió que el Celta anotase. 

Kroos vio la amarilla en el 39 por cortar la contra de Iago Aspas. La falta sacada por Denis Suárez fue cabeceada a gol por Santi Mina. Estaba solo, libre de marca. 1-2. Resultado con el que se alcanzó el descanso. Aunque una presión sobre Case pudo originar el tanto del empate. Nolito no pudo controlar la pelota. 

Tapia terminó la primera parte tumbado sobre el césped. Lo había pasado fatal durante los últimos 10 minutos. Pero aguantó. Se dejó caer con el pitido final. Abandonó el campo por su propio pie. 

Viendo las estadísticas de Real Madrid TV en el descanso me sorprendió el acierto de ambos en los pases (85% ellos y 86% nosotros). Ellos intentaron 273 y nosotros 276. Muy igualados en este aspecto. En remates casi les doblábamos (7 frente a 4).

No hubo cambios en el arranque de la segunda mitad (ni el del peruano Tapia). Zidane mandó calentar a Marco Asensio al minuto de juego.

Si la primera parte madridista fue digna de elogio, salvo dos despistes en la marca a Santi Mina, en los inicios de la segunda parecíamos otro equipo. Comenzamos mostrando nuestra cara indolente. Y ellos mordían confiados en la posibilidad de empatar. 

En estos primeros minutos Hugo Mallo mereció una amarilla, por dos entradas sobre Nacho y Vinicius. No la vio. 

En el 54 recuperamos mordiente. Volvimos a encimar en la presión. El Celta ya no estaba tan cómodo. Mas el control del juego era suyo. En este sentido la labor de Tapia y Denis Suárez era encomiable. 

En un par de contras vimos la peor versión de Vinicius. Desperdició ambas. La segunda fue muy clara. Debió de haber rematado Valverde pero eligió la opción del pase a Vini. Poco después Courtois despejó abajo un tiro peligroso de Aspas.

El partido entraba en una fase de ida y vuelta.

Una nueva contra de Vinicius, desde la divisoria de ambos campos, culminó en un mal pase. 

El Madrid estaba pidiendo a gritos uno o dos cambios. No se produjo hasta el 70: Entró Marco Asensio por Kroos. Justo antes Nacho vio la amarilla, mientras Mallo seguía haciendo méritos para verla (por acumulación de faltas). 

Asensio se colocó en banda y Valverde donde el alemán. El uruguayo, con poca presencia en esta segunda mitad, cogió protagonismo. Oxigenó nuestro medio campo. 

Una entrada por detrás de Santi Mina a Casemiro tampoco fue amarilla.

Benzema tuvo el 1-3 en el 77. El meta salvó. El rechace acabó en nuestra posesión. Y por fin vieron una amarilla. Una por falta a Case y la otra por protestar. En el 80 la vio Modric, por resbalar dando un pase. Increíble. La falta que le señalaron al croata era muy peligrosa. Tan peligrosa que el lanzamiento de Aspas fue al poste. Desviada por la cabeza de Casemiro. Acto seguido el Celta efectuó un doble cambio. 

En el 84 Augusto Solari vio la amarilla por entrada sobre Casemiro. 

En estos minutos finales el correcalles se había transformado en dominio del Celta. El Madrid estaba replegado y apenas salía a la contra. 

A Solari le perdonaron la segunda amarilla.

A un minuto del 90 un mal despeje de Nacho a Aspas, tras un balón perdido por Vázquez en ataque, creó una situación confusa en nuestra área, solventada por Casemiro. 

En el primer minuto de los tres de descuento, una buena internada de Valverde creó una ocasión que terminó en saque de esquina. A partir de ese momento se imponía mantener la posesión. Entre tanto ellos retiraron tocado a Solari (quien había salido en esta segunda mitad).

Pasado el tiempo de descuento Asensio inicia una contra desde el círculo central. Se la pasa en largo a Benzema. El delantero francés corre la banda izquierda y mete un pase al centro del área. Asensio la empuja a la red con el muslo. 1-3. Y se acabó el partido.

Los dos goles de Benzema y su pase en el tercero sentenciaron el encuentro de Balaídos. Zidane en Real Madrid TV dijo sobre nuestro nueve: “Es la hostia. Es un lujo para quienes gustamos del fútbol”.

A nosotros nos quedan 10 partidos. Y este triunfo le mete presión mañana al Atlético de Madrid y al Barça

 

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Jornada redonda para el Atleti

Mis cuatro favoritos de esta Liga 2020/21 disputaron sus encuentros ayer, por los compromisos de Champions de la semana entrante. Perdieron tres y ganó el Atlético de Madrid. Es decir, una jornada redonda para el Atleti. De esas de seis puntos: los tres que tu ganas y los tres que no ganan tus rivales.

El Sevilla perdió en Granada (1-0), el Real Madrid en casa frente al Cádiz (0-1) y el Barça en Getafe (1-0). Resultados cortos, minimos, que contrastan con el 0-2 rojiblanco en Vigo frente al Celta. Un campo tan complicado como puede ser el del Granada pero menos que el del Getafe. Y desde luego bastante más que perder en Valdebebas frente a un recién ascendido.

Si observan la clasificación observaran que el Madrid tiene un partido jugado más que los otros tres competidores y el Atleti es el único imbatido.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid aprovecha el desliz del Barça

Las bajas por sanción de Mendy y Modric facilitaban el juego de las adivinanzas sobre el once de Zidane. El técnico además dio descanso a Vinicius. Marcelo, Fede Valverde e Isco entraron en el equipo. Hazard parece fijo junto a Benzema. El belga me está empezando a cabrear. Nulo en la primera mitad. Sus cambios de posición no rompen las líneas del rival, solo sirven para despistar a los suyos. Desplazaba y estorbaba a Isco y Valverde. En un par de ocasiones frenó la contra madridista y en una de ellas perdió el balón, organizando la contra rival. Además, falló un gol por rematar mal.

Casemiro fue el único que llevó peligro por parte de un Real Madrid, ayer vestido de verde, que se mostró con demasiados aires de suficiencia. Conscientes de su superioridad sobaban la pelota, sin profundidad. Salvo Casemiro que buscó portería desde el principio. A los pocos minutos casi mete un gol desde la divisoria del centro del campo. Diego López, gracias a su altura, consiguió despejar a córner. Luego, un trallazo suyo casi le vuela la cabeza a Sergio Ramos. Con menos potencia el capitán podría haber marcado. Cuando Benzema apareció en el último cuarto de hora, con un excelente disparo desviado brillantemente por Diego López, Casemiro también estaba ahí. Y en el 45 un espléndido taconazo atrás del francés, con túnel incluido, sirvió para que Casemiro, entrando como si fuese el 9 del equipo, rematase anotando el 0-1. Resultado con el que se llegó al descanso.

Hazard saltó al campo en la segunda parte. Quizás para no señalarle. En el 62 ¡por fin le cambiaron! junto a Isco. Entraron Vinicius y Rodrygo.

El dominio madridista era abrumador. Pero sin peligro. El 0-1 era un resultado demasiado corto. Había que cerrar el partido. Estábamos ante una oportunidad de oro de meterle dos puntos de ventaja al Barça. Además del punto del goal average. Teníamos que castigar el empate culé ante el Celta en Vigo. Pero se alcanzó la pausa de hidratación con el 0-1.

A medida que pasaban los minutos Vinicius era el único que metía esa marcha extra que precisaba el encuentro. Rodrygo, en la otra banda, presionaba bien arriba y recuperó un par de balones importantes. Ambos brasileños bajaban a apoyar defensivamente. Porque el Madrid se había echado atrás y el Espanyol intentaba nivelar.

Sobre el 87 Vinicius vio una amarilla por una fea entrada. Y en el saque de falta nos pudieron empatar. Ellos no encontraron rematador y nosotros no despejamos.

El descuento fue de cuatro minutos. El primer minuto y medio se jugó en campo del Espanyol. La última posesión fue de ellos.

El Madrid no desaprovechó la oportunidad. Ganó que era lo que debía hacer. Estuvimos mejor en la segunda mitad, aunque el gol fue en la primera (en el 45). Entre semana se avecina otra jornada que puede ser clave: el Barça recibe al Atleti y nosotros al Getafe (rival difícil). Y el fin de semana viajamos a Bilbao y ellos a Villareal. ¿Semana decisiva?

De momento lideramos en solitario. Y hemos ganado los cinco partidos disputados.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Real Madrid 2 Mallorca 0

Susana Vera Reuters AS

La tarde deportiva no arrancó bien para el Real Madrid. El equipo de baloncesto perdió de 16 ante el Morabanc Andorra. Lo que prácticamente nos deja fuera de las semifinales de la Liga ACB (aunque quedan algunas posibilidades). Posteriormente Zidane volvió a sorprendernos con la formación. Con Casemiro fuera por sanción la presencia de Fede Valverde parecía asegurada (como así fue). Modric era de la partida mientras Kroos descansaba. Quedaba por ver si a Sergio Ramos se le reservaba o no. El capitán es intocable en el once. Igual que lo son Benzema y Varane. Los laterales eran para Carvajal y Mendy. Marcelo rotaba. Se prescindía de su caudal ofensivo para ganar solidez atrás. Porque de salida jugaban Bale, Hazard y Vinicius. La titularidad de Bale se había barruntado en la prensa deportiva. En mis cálculos Vinicius era titular fijo. Y a Hazard le veía de media punta, de Isco por entendernos. O en el vértice superior de un hipotético rombo por detrás de Benzema. Con la alineación confirmada (¿un 4-2-3-1?) quedaba por ver cómo se iban a desenvolver en el terreno de juego. Se adivinaba mucha movilidad en el equipo. Con énfasis en el aspecto ofensivo. Con jugadores hábiles en el regate y desborde (Bale, Hazard y Vinicius) y con una tremenda punta de velocidad en carrera (el galés y el brasileño). Me preocupaba el entramado defensivo, aunque fuese el Mallorca, antepenúltimo en la tabla. Pero que nos ganaron en Palma.

Al ver a los visitantes con tres centrales pensé que Zidane había acertado con los jugadores elegidos. El 4-2-3-1 madridista se confirmó desde el arranque.

Las dos primeras ocasiones llegaron pronto, en un minuto. En el 6 Benzema controla con el pecho un balón llovido del cielo. Su remate a bocajarro es rechazado espléndidamente por Reina (también es verdad que el galo chutó al muñeco). La jugada continúa, el Madrid sigue con la pelota. Bale se hace con ella. Desde la banda va en paralelo a la linea del área grande y suelta un latigazo a la escuadra. El meta responde magistralmente.

Y de repente sucede lo imprevisto: a partir del minuto 10 el Mallorca se hace con el partido. Baba se saca un impresionante remate lejano. Courtois está a la altura y desvía in extremis. A partir de este momento el Mallorca se crece. La habilidad de Take (Kubo) nos provoca desajustes. Lago Junior se va de Carvajal con demasiada facilidad. Desde la linea de fondo, en el área chica, busca sorprender a Courtois. Éste muy atento, pegado al poste, desbarata las intenciones de Lago Junior. Durante este (corto) periodo de tiempo daba la sensación que el Madrid no sabía jugar sin balón. Bale desequilibraba al no presionar ni defender. Todo lo contrario que Vinicius, que sí ayudaba a Valverde y Modric quienes parecían desbordados.

En el 19 llegó el 1-0. Modric le filtró un pase a Vinicius. Se plantó frente al meta y Vini le picó la pelota. El gol fue revisado por el VAR. La duda estaba en el origen de la jugada, en un forcejeo de Carvajal. A partir de ese momento el Madrid retomó el control del juego. El 2-0 pudo llegar en otro gran pase filtrado. Esta vez de Benzema, a la Guti, para Vinicius, de nuevo. El intento del brasileño se estrelló en el larguero.

La amarilla a Modric nada más arrancar la segunda mitad le elimina del siguiente encuentro. A los seis minutos de la reanudación una clara oportunidad de Benzema, como en la primera parte. Un balón largo a Vinicius. Supera a su defensa en velocidad y se la pone a Benzema quien llegaba por el centro acompañando la jugada. Reina volvió a lucirse.

En el 55 vivimos otro capítulo de La Sergiada: el gran capitán la puso en la escuadra en un saque de falta. 2-0.

El Mallorca no se vino abajo. El Madrid levantó el pie del acelerador. Lago Junior en el 58 volvió a marcharse con facilidad de Carvajal. El remate de cabeza de Budimir se topó con un Courtois bien colocado.

En el 60 ellos realizaron un triple cambio y nosotros retiramos a un intrascendente Hazard. Entró Kroos. Pasamos a un 4-4-2. Mientras nos ajustábamos Take aprovechó y pudo marcar. Se le fue fuera tras un buen eslalon.

En el 70 más cambios. Por nuestra parte Marco Asensio por un mal Bale e Isco por Modric. La baja por lesión de Isco ha sido (afortunadamente) más breve de lo previsto.

El Mallorca jugaba bien, tocando. El Madrid languidecía. Faltaban chispa y ganas. Salvo Vinicius, el único que le echaba arrestos. La segunda pausa de hidratación debería ordenar nuestros planteamientos y actitudes. Pero no.

En el 82 llegaron más cambios: entraban Brahim y Mariano por Vinicius y Benzema. Por el Mallorca salía Luka Romero de ¡15 años! Su debut en primera división. El jugador más joven en hacerlo de la historia de la Liga.

El juego tedioso e indolente del Madrid era el ideal para Isco. Hasta que una contra conducida por Kroos en el 90 terminó en un buen disparo de Brahim, desviado a córner por Reina. El saque de esquina en corto consumió minuto y medio de los cuatro de descuento.

Sin ninguna incidencia digna de mención el partido murió con el 2-0 en el marcador.

El próximo fin de semana tenemos otra jornada de esas que podemos definir como claves. El Barça viaja a Vigo donde les espera un Celta crecido y nosotros vamos a Barcelona donde jugaremos contra un muy necesitado Espanyol.

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid tiene el liderato a tiro

Se cumplió el pronostico que aventuré (tampoco era tan complicado acertar): esta jornada podría ser decisiva. El empate a cero del Barça en Sevilla deja al Real Madrid con el liderato a tiro. El punto culé se suma a los dos que tienen de ventaja. Para encabezar la clasificación el Madrid debe ganar en San Sebastián. Estos tres puntos nos igualarían, pero el goal average nos favorece (empatamos en el Camp Nou y ganamos en el Bernabéu).

No es empresa fácil derrotar a la Real Sociedad en su terreno. Pero la ocasión la pintan calva y este debe ser el plus de motivación para el equipo. Agarrar el liderato a falta de ocho jornadas no es moco de pavo. Hay que ganar sí o sí.

El calendario después de esta jornada presenta algunos obstáculos para ambos. Quizás haya lugar para sorpresas más allá de las previsibles dificultades. Lo importante para el Madrid es encarar estos ocho partidos, tras ganar a la Real, como primeros de la tabla.

Les dejo una imagen del Marca con el calendario de lo que falta por disputarse. Considero que la visita del Villareal y la salida a Granada son riesgos para nosotros como lo es su desplazamiento a Vigo

Calendario Marca

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Barça y Madrid colíderes (con un partido menos)

Marca

La derrota del Barça, 3-1 ante el Levante, unido al empate (1-1) del Atleti en Sevilla liberaba al Real Madrid de angustias ante el Betis en el Bernabéu. Era una oportunidad única para distanciarse de los dos rivales por el título de Liga. Se empató a cero por dos razones principales: la falta de tino ante el marco rival y el arbitraje. Zidane con la ausencia de Fede Valverde tambien puso su granito de arena. Empiezo por lo último porque los otros dos temas iran apareciendo.

Es incomprensible que Valverde no fuese titular. Aporta mucho y libera a Kroos. Se ha convertido en el pulmón del equipo. Precisamente lo que le faltó al Madrid en la segunda mitad fueron pulmones. Modric no está a su mejor nivel. Es comprensible que haya que darle minutos. Pero no es de recibo que juegue los 90 minutos y que Zizou no gaste los tres cambios (solo hizo dos: Vinicius en el 65 por Rodrygo y Jovic por Benzema en el 84). La presencia del croata –o la ausencia del uruguayo– resta. Obliga a Kroos a esfuerzos que le distraen de su tarea principal. Le atenaza. Y le acaba pasando factura. Al equipo también. Como comprobamos en la segunda parte.

El Real Madrid hizo una buena primera mitad con unos primeros 20 minutos muy buenos. A los 6 minutos Joel Robles le sacó un remate de gol a Benzema. Al minuto era el VAR quien frenaba al Madrid. Hazard al parecer recibió un balón en fuera de juego. Presenta dudas porque rectificó su posición al ver el pase. Y dejó pasar el balón. Luego corrió para jugarlo. Se desembaraza de un defensa. Entra en el área y ante la oposición de otro defensa y de Joel Robles marca un golazo. Pero el VAR del catalán Estrada Fernández lo anula. El juez principal había señalado gol. A la memoria me viene el 0-1 del Barça contra el Levante. Anotó Messi en una jugada que en su inicio tenía a Griezmann en fuera de juego. Las similitudes entre ambas jugadas son evidentes. Las decisiones en cambio son dispares.

Los organismos que rigen el fútbol no permiten que a los equipos les pueden arbitrar trencillas de su localidad. Pongo un ejemplo para explicarme mejor: un árbitro del Colegio Andaluz no puede pitar a ningún club andaluz contra otros equipos; uno del Colegio Catalán no puede arbitrar a clubes catalanes en sus enfrentamientos contra otros no andaluces. Si son los propios estamentos quienes ponen en duda la imparcialidad de los árbitros ¿por qué no afinar más en la afinidad a ciertos colores aplicada a regiones y provincias? Por tanto pregunto: ¿Por qué el Florentinato permite que en el Bernabéu el VAR esté en manos de un árbitro del Colegio Catalán? Y más teniendo en cuenta que se trataba de Estrada Fernández, que nos la ha jugado varias veces. Para el recuerdo queda el penalti no señalado en la ida de una Supercopa contra el Atlético de Madrid. Más recientemente en el primer partido de esta Liga 2019/20 expulsó a Modric en Vigo. Decisión muy rigurosa, pero la tomó basado en una nueva normativa. Otra nueva normativa es la de las manos en el área son siempre penalti. Sí o sí. Se acabó la voluntariedad o no de la acción. Pero en el 81 la mano de Feddal fue ignorada por el árbitro y por el catalán Estrada Fernández, responsable del VAR. El defensa da un manotazo al esférico y desvía su trayectoria. Ni siquiera tiene el brazo apoyado en el césped (que podría ser un atenuante o excusa).

Entre ambas acciones se produjeron muchas ocasiones. Las mejores oportunidades, aparte de la mencionada de Benzema, las tuvieron Mendy, Sergio Ramos y Vinicius. Mendy tras una tremenda carrera, iniciada en su propio campo, se plantó frente a Joel Robles. Su remate se fue fuera. Ramos a bocajarro remató al muñeco. Vinicius tuvo dos, una muy clara, ambas frente a Joel Robles. No supo o no pudo superar al meta bético.

Un Betis muy defensivo hizo lo que pudo, sobre todo en la primera mitad. En los segundos 45 minutos estuvieron más sueltos. Se defendieron muy bien. Ordenados, achicando espacios. Y supieron aprovechar el cansancio de Hazard y Rodrygo tras el descanso. Este bajón de las dos bandas ofensivas del Madrid lo acusaron los blancos. Los laterales lo intentaron. Mendy tienes aptitudes y condiciones físicas. A la hora de centrar ya es otro cantar. Carvajal esta temporada parece empeñado en ser el Marcelo de la pasada. No dio una a derechas (el único pase bueno que dio fue una cesión a Courtois).

Varane tampoco tuvo su día. Un error suyo en la segunda parte originó la segunda oportunidad del Betis: Canales intentó sorprender a Courtois al verlo adelantado. El belga se lució con una palomita desviando el balón. La primera oportunidad bética vino de las botas de Fekir en la primera mitad. Su remate se fue fuera por poco.

El miércoles toca Champions. Contra el Galatarasay. Hay que ganar y asegurar los puntos para la clasificación a octavos. Jugando como en la primera mitad no creo que tengamos problemas. No siempre se puede tener tan mala fortuna…

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

La autoflagelación madridista

RM ZZ

Estoy boquiabierto con la autoflagelación madridista tras el empate a dos de anoche, frente al Brujas en Champions. Me refiero a reacciones tan exageradas en medios y redes sociales tipo “Zidane es un piernas” o “este es el peor Madrid en años”.

Vamos a ver, señoras y señores de frágil memoria y tan aficionados a las hipérboles: ¿se han olvidado tan pronto de la temporada pasada? Les refresco la memoria: encajamos dos goleadas en casa: 0-3 frente al CSKA (un rival de nivel similar a los belgas) y 1-4 frente al Ajax en octavos, que nos eliminó de la competición. Ahora nos hemos complicado la clasificación (solo un punto de los seis disputados). Nos obliga a un esfuerzo extra con un problema añadido: jugamos contra el Barça después de viajar a Estambul. Y esta tensión adicional, en un equipo tan propenso a las lesiones (ayer le tocó a Nacho), no augura nada bueno. ¿Hay que recordarles a estos apocalípticos la penosa Liga 2018/19? En esta, de momento, somos líderes.

Los ataques más virulentos vienen de los acérrimos detractores de Zidane. Tuvieron que tragarse todas las burradas que le dedicaron mientras lograba tres Champions seguidas y una Liga en tan solo ¡dos temporadas y media! Ahora, cada vez que hay un tropiezo (que los hay) rugen. No desaprovechan la oportunidad para verter toda la bilis acumulada. Son los mismos que se inventaron el bulo de la conspiración de Zizou respecto a su hijo, el guardameta; los que despectivamente se refieren a él (en privado) como “moro” (antes eran franquistas y ahora son de Vox).

El Real Madrid de hoy no es un derroche de buen fútbol. Es indudable: solo hemos jugado bien en Vigo, Sevilla, la primera parte en casa ante el Levante (en la segunda acabamos pidiendo la hora) y anoche desde el último cuarto de hora de la primera parte y en la segunda cuando recurrimos a la épica, algo que está en nuestro ADN (aunque los 10 minutos finales fueron un desbarajuste).

El Atlético de Madrid nos metió siete en pretemporada. Las excusas que nos dieron anticipaban la que se nos venía encima: jugadores cuya capacidad de concentración es más que dudosa. Ayer saltaron al campo como si se tratase de un partido de rutina. Cuando se dieron cuenta iban perdiendo 0-2. Se empató. Y esa es la buena noticia. Como escribía en la crónica del partido en el último cuarto de hora de la primera mitad se crearon varias ocasiones. Un 1-2 al descanso no hubiese sido descabellado. Mas no sucedió. Por eso el mérito de la remontada en los segundos 45 minutos. No debemos olvidar esto.

Parte del público la tomó con Courtois y Lucas Vázquez. ¿Esta es la forma adecuada de animar al equipo de tus amores? El meta encajó dos goles y salvó otro. ¿Es culpa suya que en estos tres mano a mano los rivales lleguen solos y libres de marca? Los goles, además, fueron de churro: en el primero Dennis va a tocar con la derecha, la pelota rebota y le da en la izquierda. Courtois había adivinado el remate con la derecha y cubrió su palo. El balón entró por el otro poste. Para colmo de males, cuando intenta rectificar resbala. 0-1. En el 0-2 el mismo delantero intercepta un pase de Modric. Se lanza en carrera. ¡Ya en el área, solo, se trastabilla! El esférico se frena y le queda a huevo: la pica y gol. ¡No se puede tener tan mala suerte (nosotros) ni tan buena (ellos)!

A Zidane se le ha criticado por dejar fuera a James y Bale. ¿Cuantos goles lleva el colombiano? Ninguno. ¿Y asistencias? Una. Ha recuperado nueve balones y perdido 43 Fue titular en el 3-0 que nos endosó el PSG. ¿De verdad piensan que su presencia habría marcado la diferencia? A Bale probablemente le guardaron para evitar una inoportuna lesión. El problema es que si prescindes de él para Champions estás mandando un mensaje equivocado al vestuario. Descartas a uno de tus mejores jugadores, en lo que va de temporada, con lo que rebajas la importancia del encuentro. Que es de Champions y a priori parece más relevante que el próximo compromiso ante el Granada. Al menos, tenlo en el banquillo. Es que ni siquiera estaba convocado. Esto sí me parece un error claro de Zidane.

Otros desaciertos de Zizou fueron tácticos y de preparación del partido. Es como si no supiera como juega el Brujas. Partamos de la base que, a fecha de hoy, cualquier rival que corra y juegue directo nos va a meter en problemas. Nos buscan la espalda y lo peor es que nos la encuentran. Por eso es muy difícil de entender que Zidane adelantase las lineas, especialmente la defensiva. Dejaba mucho espacio detrás, para que los veloces delanteros del Brujas aprovechasen esos metros de más que les regalaban. Si a los fallos individuales (Carvajal rompiendo el fuera de juego en el 0-1 y Modric en el 0-2) le unimos este aspecto ya tenemos el panorama completo. Y Courtois no es el culpable de nada de esto.

Nos hemos complicado la clasificación en Champions. Sí, pero no estamos eliminados (pasan dos equipos). No nos queda margen de error. Y hasta este fin de semana vamos primeros en Liga. ¡Hala Madrid!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Celta de Vigo 1 Real Madrid 3

Javier Gandul AS

El 1-3 del Real Madrid en Vigo frente al Celta tiene varias lecturas. La primera, la más simple, es la comparación de este partido frente a los de la pretemporada: jugamos mejor sin Hazard. No voy a discutir la calidad del belga y tengo que reconocer que no soy de su club de fans. Zidane sabe bastante más que yo y visto lo visto en la 2018/19 bienvenido sea su fichaje. Pero seamos sinceros: su condición física dejaba mucho que desear (y podría ser la causa de su lesión) y su sacrificio defensivo es inexistente. ¿Qué mejoras ha producido su ausencia? Dos muy importantes: la presencia de Bale y Vinicius en el equipo titular. Dos jugadores que podrían estar peleando por un puesto fueron titulares de inicio. Y los dos se sacrificaron en defensa. Presionando arriba y bajando para ayudar a centrocampistas y laterales. Este desgaste perjudicó al brasileño en ataque. No así al galés, cuya internada superando a dos rivales originó el 0-1 de Benzema. El francés (afortunadamente) se adelantó a Vinicius y remachó a la red el certero pase. 0-1 en apenas 12 minutos de partido. La muy buena primera parte de Bale le acabó pasando factura en la segunda mitad. Demasiada brega arriba y abajo.

Otra consecuencia del sacrificio de Vinicius y Bale fue el partidazo de Marcelo. Estuvo sobrio y concentrado en defensa. No se permitió demasiadas alegrías en ataque, descuidando su posición. Cuando apareció en ataque sembró el pánico en la defensa gallega. Como sería su solidez defensiva que el Celta volcó sus ataques por la banda contraria. Ahí Dennis Suárez le amargó la vida a Odriozola. Fue, junto a Iago Aspas y el portero Rubén, el mejor del Celta. Aspas olió sangre y también se incorporó a esa banda. Precisamente el único error defensivo del Madrid estuvo en esa banda derecha. En el último minuto de la primera parte un doble error de Odriozola ante Suárez acabó en gol (anulado por el VAR). Podríamos hablar de triple fallo por el penalti que el defensa cometió sobre Aspas, tras perder el balón por segunda vez consecutiva ante Suárez. El caso es que Aspas estaba en offside. El linier avisó al árbitro y el VAR dio la razón al juez de línea.

En el arranque de la segunda mitad Benzema pudo hacer el 0-2 tras un excelente pase de Marcelo, en combinación con Vinicius. El Celta, a pesar de esta acción puntual, salió con otra velocidad. Nos desbordaban. El empaque de nuestros centrocampistas no era el mismo de la primera parte. Y surgió Courtois. Salvó un mano a mano ante Aspas (y luego un cabezazo a bocajarro desde el área chica).

Al cuarto de hora el VAR tuvo otra intervención decisiva en el discurrir del encuentro: roja a Modric. Según una directriz del Comité Técnico de Árbitros cualquier entrada sobre el talón será expulsión. Tras señalar la falta el juez principal fue avisado por el VAR. Lo que podría haber sido una desgracia para el Madrid y una bendición para los locales, sucedió a la inversa. Y a los pocos minutos Kroos de un trallazo espectacular colocaba la pelota por la escuadra. 0-2 y en diez.

Otra conclusión simplista es que con 10 se juega mejor. Fue así para el Madrid en Balaídos. Porque elevó el nivel de concentración y compromiso del equipo (que había bajado respecto a los primeros 45 minutos). ¡Prietas las filas! Con el cuchillo en la boca. Y Zidane recuperó todo su crédito, el que estaba perdiendo desde que volvió al banquillo blanco. Sus cambios fueron muy acertados. Leyó a la perfección la media hora de encuentro que le quedaba en inferioridad numérica. Lucas Vázquez entró por Vinicius (Bale pasó a la izquierda y Lucas se situó en la derecha). El objetivo era ayudar en defensa y reemplazar al expulsado Modric, quien le estaba echando más de un cable a Odriozola. Y de paso Lucas hizo el 0-3 en la mejor jugada colectiva del partido. El otro cambio fue dar entrada a Isco, para ganar control (de balón y de reloj) por Bale (vaciado fisicamente). Reforzaba el medio campo con la entrada del malagueño. Finalmente, debutó Jovic. Entró por Benzema para fijar la punta de ataque.

A falta de un minuto, del descuento, otro debutante, Losada, que llevaba unos minutos en el campo, hizo el 1-3. Un golazo.

La última conclusión es el excelente estado de forma de Benzema. Además de asumir galones de liderazgo en el campo.

En las dos ultimas temporadas tiramos la Liga en las primeras jornadas. Aunque, en rigor, fuese un par de meses después. Pero las cartas ya estaban echadas. Ahora, tras la primera jornada, es muy satisfactorio ver al Barça a tres puntos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol