Archivo de la etiqueta: Vicente “Mariskal” Romero

Primeras reacciones a “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll”

Portada bikinis-futboly-rock

Las primeras reacciones a “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll” no pueden ser mejores. En sus dos primeras semanas de vida la editorial Foca (Akal) ha colocado el libro en las principales librerías. FNAC ha apostado fuerte (la presentación será en el Forum de Callao el próximo día 10 de mayo a las 12:00) y ha llegado a ser el cuarto más vendido en su categoría, Historia de España. Este aspecto me ha sorprendido y por supuesto me ha llenado de alegría y satisfacción. La Casa del Libro también lo ha colocado en su sección de Historia. Así que de la noche a la mañana y al no ser británico me he convertido en un hispanista alternativo, de Bucarest.

Ver esa portada amarilla –en clara alusión al primer LP de los Sex Pistols y a la bandera española (por el rojo del título y el del nombre de El Gran Wyoming, autor del excelente prologo “Dadme un ombligo y moveré el mundo“–, en los puntos de venta, cabeceras de góndola (FNAC) o escaparates (Traficantes de Sueños), es una sensación difícil de describir. Y de asimilar.

Más sencillo resulta explicar la reacción y buenas vibraciones de los primeros medios que me han dado bola: Roberto Sánchez, productor de La Ventana de la SER; Vicente Mariskal Romero en su programa nocturno de Rock FM; José Miguel López en su Discópolis (Radio 3); Jesús Ordovás, colaborador del Madrid con los cinco sentidos de José Luis Casado (M 21); Patricia Godes, también de M 21 (aún por emitirse). Esto en cuanto a radio. Dejo enlaces a los podcasts disponibles:

Mariskal en Rock FM:

http://www.rockfm.fm/noticia.php5?id=1585

Discópolis:

https://t.co/fKMhVHSkUH

Sección Escuela de Calor de Madrid con los cinco sentidos (a partir del minuto 14:49)

https://www.m21radio.es/podcast?title=&field_program_und%5B%5D=322&date_desc=1493243999&date_asc=1493157600&sort_by=field_date1_und&sort_by=field_date1_und 

En prensa ayer se publicó la primera reseña, crítica, entrevista. Fue en el digital n.º 1 El Confidencial y corrió a cargo de Víctor Lenore. Copio y pego los tres primeros párrafos del texto que además de parecerme sensacional en su totalidad (me pongo a los pies de Lenore) refleja perfectamente el espíritu de “Bikinis, Fútbol y Rock & Roll“:

«Adrian Vogel (Bucarest, 1956) ha escrito un libro necesario. Primero, por el torrente de datos sobre nuestra historia pop reciente, que todavía no contaba con un texto de referencia. Teníamos que conformarnos con aquella irregular enciclopedia por fascículos de El País, publicada en 1986, difícil de encontrar y demasiado centrada en la música, como otros manuales similares.

Por contra, ‘Bikinis, fútbol y rock and roll. Crónica pop bajo el franquismo sociológico (1950-1977)’ , publicado en la editorial Foca, entiende la cultura popular como un todo, desde las estrategias para atraer turistas hasta las revoluciones del arte contemporáneo, pasando por la épica de los grandes estadios de fútbol. Como bien dice El Gran Wyoming en el prólogo, a España nos llegó todo de golpe, tras años de autarquía y fundamentalismo católico. “Tuvimos que echar mano de los manguitos para salir a flote”, bromea el popular presentador.

Franquismo sociológico en 2017

No esperen solo análisis basados en el gusto, un mal típico de la prensa cultural española. Aquí hay diagnósticos sociales de largo alcance. El más certero, sin duda, afirma: “El franquismo es como la esclavitud: no se cambia en una o dos generaciones”. La confirmación la tenemos encima: su amigo y prologuista El Gran Wyoming soporta estos días una demanda porque un reportero de su programa dijo que El Valle de Los Caídos era “una mierda”.»

Sugiero que pinchen en el enlace para leer la pieza completa (merece la pena) y por las fotos que acompañan al texto (las fotos del libro también son estupendas).

http://www.elconfidencial.com/cultura/2017-04-27/adrian-vogel-bikinis-futbol-y-rock-roll-cronica-pop-franquismo_1371858/

Vikinis.indd

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Libros, Música, Recomendaciones

¡Rock por Haití!

Haití

Deja un comentario

diciembre 17, 2014 · 18:42

Mundaneando en MariscalRock.com

Alguna vez he comentado por aquí que Manolo Díaz además de compañero de trabajo, colega de profesión y jefe, es amigo. Lo cual no es frecuente después de tanto tiempo, y tantos avatares.

Estos días se encuentra en Madrid, echando tiempo, esfuerzo y sapiencia en el proyecto Papolog (mi incorporación a la empresa es gracias a él).

Ayer le acompañe a la emisora de Vicente “Mariskal” Romero. Vicente, mi primer jefe, quería entrevistar a Manolo. Y al final del programa el Mariskal me involucró a mí también. El podcast también se puede escuchar aquí.

Aproveché la entrevista de Manolo en MariskalRock.com para rematar algunos pendientes que tenía del curro. Y tuve la oportunidad de ver los ferros de la nueva revista: La Heavy de MariskalRock.com

En las fotos vemos a Juan Destroyer y Mariano Muniesa revisando las pruebas de la nueva época de la Heavy Rock. Nace como consecuencia de la situación de MC Ediciones, los editores originales. Y contará con el mismo equipo y firmas de su predecesora. En un par de semanas estará en los kioscos. Y como me decía El Pirata el otro día, quizás Vicente tendría que haber emprendido este camino hace ya  algunos años…

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

El bicho y los bichos 2

29 de mayo de 2011

Medio bicho

El pasado viernes fue lo que podría ser la jornada de clausura del cabrito en el Saboya de Cogolludo.

Los bichos a la altura del cabrito, como es menester: Jordi, culé hasta la medula, fue primer teniente de alcalde del ayuntamiento de Guadalajara por IU; mi amigo Jorge, el descubridor del Saboya; y Vicente, mi primer jefe en esto de la música.

Jordi Badel Roses, Jorge Maldonado y Vicente Romero

El Mariskal de todos los bichos habidos y por haber

Entradas relacionadas:

El bicho y los bichos

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Medios, Recomendaciones

La semana de El Gran Wyoming en CBS

16 de febrero de 2009

portada-single-paracelso-con-egw

Durante una semana El Gran Wyoming trabajó en CBS, en esos momentos la primera discográfica del mercado. Le contraté como ayudante mío para el departamento de Internacional. Estamos a principios de los 80.

 

A Wyoming le conocía porque en su pandilla estaban conocidos como (nuestro) John. ¿O fue al revés: gracias a EGW trabé contacto con John? Lo importante es saber que en aquel entonces -en el ambiente rockero madrileño éramos los que éramos y además bien avenidos.

 

En nuestra relación hay dos momentos “sorpresa”. El primero encontrármelo -con John- en el  festival de Reading, en Inglaterra. Y el segundo en la facultad: coincidimos en clase, desde primero de Medicina. Él acabó la carrera e incluso durante un (poco) tiempo ejerció de medico. En Buitrago de Lozoya.

 

A su hermano Seju le conocí de mi paso por Gong. Seju Monzón y el Maestro Reverendo estaban en Desmadre 75, los del “Saca el whisky, cheli”. Tanto Gong como ellos dependíamos de Movieplay, una compañía española. Nosotros teníamos problemas para cobrar los royalties por las ventas y ellos llegaban a las oficinas al grito de “¿Dónde hay qué pagar los royalties?”.

 

Los hermanos Monzón y el Maestro Reverendo se juntaron en Paracelso. Y ganaron los dos primeros Villa de Madrid que se organizaron. Los de 1978 y 1979. Las canciones con las que triunfaron fueron “El Rock del Trapicheo” y “La Bollera” respectivamente. Para el segundo –si no recuerdo mal- cambiaron de nombre y se presentaron como Gran Wyoming y su Banda. El premio consistía en grabar un disco. Nunca lo hicieron. No fue hasta el tercer Villa de Madrid que se cumplió con el galardón del concurso.

 

Paracelso tuvo que esperar a 1980 para grabar y editar sus canciones. Gracias al Mariskal Romero y su Chapa Discos. Los incluyó en “Viva el Rollo 4” y sacó un single con “El Exhibicionista” como cara A. En la portada –de izquierda a derecha- vemos en la foto de Xavier Moreno a El Gran Wyoming, Seju Monzón, Celso Velasco y al Maestro Reverendo (Ángel Muñoz-Alonso). Falta Aris Cuenca, guitarrista, que faltó a la sesión de fotos.

 contraportada-single-paracelso-con-egw

Viene todo esto a cuento porque en la cara B encontramos una canción “Devomania”, en la que se menciona al Sr. Muñoz, el jefe de la CBS:

 

Ellos pensaban que todo era casual

Y que la chiquita estaba allí porque sí

Todo era un montaje del señor Muñoz

Que pagaba a las chicas para seducir

Modernos a mogollón

Que una vez dentro del local

Ya no serían un peligro social

 

La letra no se correspondía a la realidad y como me comentaba Wyoming, hace unas semanas, había inventado sin saberlo el concepto de imagen, tan en boga hoy en día en las discotecas y locales nocturnos. Pero, tras su paso por la compañía, el personaje le encajaba en la temática.

 

El caso es que a finales de 1980 necesitaba contratar a alguien para el departamento internacional de CBS. Ele Juárez se marchaba a la oficina latina de Miami y le sustituía, tras haber pasado unos meses bajo sus órdenes. Así que a su vez tocaba encontrarme un reemplazo. Y sabía que EGW estaba buscando trabajo. Vicente Romero dice que me llamó para recomendármelo (sinceramente no me acuerdo pero es probable). Tampoco hacía falta ninguna recomendación porque era colega. Aunque imagino que si sirvió para reafirmar mi idea.

 

Recordaba que sólo había estado un día y fue el propio Wyoming quien me sacó del error:

 

-No. Un día no. Estuve una semana. Sólo coincidí un día con Tomás Muñoz. Estaba fuera en México, con Miguel Bosé. A su vuelta nos reunimos y no pasé el test. Creo recordar que había alguien más.

-¿Cámara?

-Puede ser, no me acuerdo. Si recuerdo que fui al aeropuerto a recoger a Sandro Giaccobbe que venía de promoción. Y que me dijiste que lo de programar lanzamientos estaba tirado porque casi todo era buenísimo y además venia avalado por las listas de Billboard. Sólo había que estar atento.

-Yo recordaba sólo un día, “el día Sr. Muñoz”. Y que se “asustó” ante nuestra combinación. Me dijo que te pagásemos el mes entero.

-Si. La verdad es que por una semana salí muy bien librado.

12 comentarios

Archivado bajo General, Madrid, Música

Radio Mundano

3 de febrero de 2009

radio-mundano1

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

Vicente “Mariskal” Romero, el primer disc-jockey en España (por Antonio San José)

20 de enero de 2009

mariskalpost

La verdad es que daría algo por volver a escuchar la careta de “Musicolandia”, mi cita obligada de cada noche durante mucho tiempo, en la época de los primeros setenta en la que estudiaba el entonces llamado bachillerato superior. El programa, auténtico pionero en la difusión del rock internacional en España, se emitía por Radio Centro, una emisora de onda media que era la cabecera de una pequeña cadena dependiente del ministerio de Trabajo y después del de Relaciones Sindicales.

 

Esa mini-cadena se llamaba CES (Cadena de Emisoras Sindicales) y contaba con emisoras en lugares tan pintorescos como Cabra por la sencilla razón de que era la localidad natal del entonces preboste del régimen José Solís Ruiz. Así funcionaban las cosas en los sindicatos verticales del tardofranquismo .

 

Pues allí, en ese ambiente tan poco propicio a la contracultura imperante y a cualquier manifestación iconoclasta, oficiaba, casi como de milagro, un andaluz llamado Vicente Romero que fue, sin lugar a ninguna duda, el primer disc-jockey radiofónico de este país tal y como lo entendemos si nos guiamos por los parámetros profesionales de los más grandes presentadores de música de las ondas internacionales.

 

Para empezar, Vicente no realizaba sus programas sentado en el locutorio, sino de pie, con los cascos atronándole en los oídos y sin parar de moverse al ritmo de la música que seleccionaba con inteligencia y criterio. Al otro lado del cristal, en el control de sonido, el trabajo cómplice de María del Mar Hernández (la “supermanos”) o de José María García (el técnico, no el de los deportes), que aportaban el tono necesario para que el espacio sonara diferente, nuevo y tremendamente atractivo en aquel panorama radiofónico anémico de buenos espacios para los amantes de una música radicalmente opuesta a la que programaban las grandes marcas del sector.

 

La cita era a las doce, después de un comentario literario-costumbrista que bajo el nombre de “Buenas noches, Madrid” leía Luis López de Haro. Inmediatamente después sonaban los primeros acordes del “Magical Mistery Tour” de los Beatles, luego una voz de locutor bien impostada anunciaba: “Musicolandia, un viaje fantástico a través de la música progresiva de todo el mundo…”. A partir de ahí media hora para disfrutar del mejor rock: Rolling Stones, Uriah Heep, Steppenwolf, Atomic Rooster, Three Dog Night, Deep Purple, Jimi Hendrix, Jethro Tull… Todo lo mejor pasaba por aquella sintonía con los comentarios de Vicente que aportaba buena  información y nos hablaba de las últimas actuaciones que había visto en el Marquee o en el Hammersmith Odeon. Una gozada…

 

Los sábados, “Musicolandia” se alargaba hasta las dos de la madrugada en una “edición especial fin de semana en colaboración con Radio Luxemburgo”. Aquello si que nos hacía partícipes de un mundo diferente, Radio Luxemburgo, al estilo de Radio Carolina y las míticas emisoras piratas, con su música y  la forma sui generis de presentar los discos… Era Europa cuando aún no habíamos entrado en la CEE. Los insomnes, que éramos muchos, disfrutábamos aquellas dos horas sabatinas con auténtica pasión.

 

También los sábados, pero de cuatro a seis de la tarde, se emitía en Radio Centro el “Mariskal Romero Show”, un programa con el nombre artístico del disc-jockey al estilo de legendarios presentadores musicales como “Wolfman Jack”, el “Emperador Rosko” o John Peel. En uno de esos programas “Mariskal” estrenó, tema por tema, “Goat’s head soup” de los Stones, antes de su publicación en Gran Bretaña. Con un par. Eso, por cierto, lo hacía mucho, programar grabaciones antes de su edición en Inglaterra o Estados Unidos, lo cual a mí me parecía lo más de lo más. Alucinante.

 

En la calle Huertas, 73 (Madrid-14), donde estaban los estudios de Radio Centro, en el edificio del diario “Pueblo”, se celebró también la maratón de 48 horas de emisión ininterrumpida tras el asesinato de John Lennon, un auténtico hito en la historia de la radio de este país. En esa emisora, dirigida por Juan Ignacio del Álamo, trabajaron Pepe Domingo Castaño (“Discoparada”), Pepe Cañaveras, Elías Rodríguez, Luis Gómez, Javier Díez, Pilar Falagán, María Luisa Seco, Ignacio Aúz (estos dos últimos tristemente desaparecidos), y muchos más que encontraron después lugares destacados en las parrillas de programación de otras emisoras.

 

Vicente Romero trabajó también en Radio Nacional de España (“Ciudades del mundo”), fundó el mítico sello discográfico Chapa (“¡Viva el Rollo!… que no hay quien lo pare”) y viajó con su inconfundible estilo radiofónico a México y Argentina, país donde realizó miles de horas de buena radio. En los setenta participó en la programación de conciertos en la discoteca M&M de Madrid (en la calle Béjar, número 9) y gracias a él pudimos ver en directo a muchos de los grupos y solistas que triunfaban en el Reino Unido: Soft Machine, Greenslade, Sandy Denny, Beggars Opera, Glen Cornick, Mick Abrahams Band, Geordie… y tantos más. 

 

Como actividades complementarias en su currículum, también está la dirección de los estudios de grabación “Mediterráneo” de Ibiza y la participación (no sé en qué grado) en una tienda discográfica diferente (“Pato Discos”) ubicada en la calle Ardemans de Madrid, muy cerca de M&M. Ahí recuerdo que me compré, recién editado en España, el “Planet Waves” de Bob Dylan. Como veis, la actividad de “Mariskal” daba para mucho.

 

Y da, ya lo creo que da, porque en la actualidad Vicente es un “viejo rockero” que sigue en la brecha. Dirige las revistas “Heavy Rock” y “Kerrang” y tiene una página Web en la que continúa haciendo radio a diario con la misma energía de siempre.

 

Nunca se vendió, jamás cedió a presiones y en esa autenticidad reside parte de la mucha admiración que tengo por él. Me hizo descubrir una buena parte de la música que marcó mi vida y escuchándole se acrecentó mi vocación periodística. Años después de “Musicolandia”,  tuve oportunidad de conocerle e incluso de ayudarle en alguna misión posible (ver el post de “El Mundano”: “Paseando a Nico por Madrid: Toda una experiencia pop”).

 

La última vez que hablé con él por teléfono me dio envidia contándome como había acudido al concierto de reaparición de Led Zeppelín. Le sigo queriendo por todo lo que hizo y que aún hace. Si este no fuera un país de envidiosos, cicateros y lindos de nuevo cuño, se le consideraría en la profesión como lo que es: un maestro, un avanzado y un personaje imprescindible a la hora de hablar de música pop y rock en los medios de comunicación.

 

Marcó un estilo y algunos se lo recoceremos siempre. Un servidor, incondicionalmente, y también un becario-ayudante que tuvo en aquellos tiempos legendarios y que hoy, felizmente, edita este blog mundano en el que podemos hablar de música por los codos y reconocer a los que valen.    

 

Por todos los buenos ratos. Por la radio. Por la música… Gracias Vicente.

 

Salud y un abrazo fuerte.

mariskal1

34 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios