Archivo de la etiqueta: Venecia

Miedos y prevenciones

Enjaulado

Ayer tras mi primera intervención en el MIMES de la Carlos III de Madrid (curso 2021/22), dedicada a Atlantic Records, me fui a tomar algo con Nacho Gallego, codirector del máster. No nos veíamos desde antes del verano y quería conocer de primera mano la experiencia de su veraniego viaje italiano. Ambos, y nuestras respectivas (curiosamente se llaman igual), somos viajeros. Nacho y yo nos recomendamos sitios. Gracias a él conocí a la Orquesta Típica Fernández Fierro y su club de conciertos en Buenos Aires, el Club Atlético Fernández Fierro (CAFF). O la que probablemente es la tienda de discos más bonita del mundo, en Florencia. Al menos es la que tiene las mejores vistas, a la catedral de Florencia. 

Venecia les deslumbró como a nosotros. Salieron súper satisfechos del restaurante que les recomendamos (al que nosotros nunca hemos conseguido ir) y de los bares de tapas venecianos que les aconsejamos. Por otra parte tanto Nacho como yo (y La Mundana) echamos de menos Buenos Aires. Y ahí le comenté sobre mis miedos y prevenciones. 

No me resulta cómodo pensar en un viaje en avión. Y mucho menos en uno con tantas horas de vuelo. En nuestra agenda fija de viajes hemos anulado nuestra tradicional visita navideña a Nueva York (el año pasado y este), y en este 2021 han quedado suspendidos nuestros viajes anuales a Venecia y a la misa cantada del día de Reyes en Florencia.

De hecho en este 2021 solo he salido de Madrid ciudad en tres ocasiones. A Quintanar de la Orden (Toledo), a la Fundación Amelia Moreno con motivo de los 10 años del fallecimiento de Amelia. Fue en septiembre (este verano no fuimos a ningún sitio y el año pasado nos escapamos una semana a Cantabria, con Santillana como base de operaciones). La segunda salida fue ayer, a Getafe (Universidad Carlos III). Y la tercera ha sucedido esta mañana, a la Ciudad de la Imagen en Pozuelo de Alarcón, para pasar la ITV del coche.

Le comentaba a Nacho que mis miedos y prevenciones no solo son los viajes en avión. Se extienden a los interiores de bares y restaurantes. Ayer estuvimos en una terraza. Aunque esté vacunado (la tercera dosis me la pusieron el jueves pasado).

Repasando me di cuenta que solo he estado dos veces dentro un restaurante: en El cisne azul con Carlos Galán y Cristóbal Hueto (solo estábamos dos mesas, cada una a un extremo del local), y en el Julián de Tolosa con Carlos Galán, rodeados de tres mesas de un familión mexicano. Un diablillo este Carlos, como el del logo de su Subterfuge. En cuanto a bares solo he entrado en un par, con Esteban Hernández. Fuimos a ver un partido de baloncesto del Real Madrid de Euroliga. Me había invitado Vicente Paniagua y me llevé a Esteban, gran aficionado al deporte de la canasta. Después del encuentro nos fuimos a tomar algo e intercambiar impresiones de la realidad sociopolítica y cultural. Vi cosas que no me gustaron. Como la carencia de un concepto fundamental, el de la ventilación. Esos bares de tubo son las cuevas del bicho. En uno de ellos nos asomamos y salimos pitando. Esteban asumo que por el reguetón que atronaba. Y yo porque no concibo que en épocas de distanciamiento social el perreo colectivo sea lo más adecuado. Otra cosa que no me gustó fue el ambiente de fiesta, fuesen pandillas de amigos (como en el sitio que evitamos) o de compañeros de oficina. El aspecto positivo es que estuvimos en un local con limitación de aforo, donde se respetaba el distanciamiento. Pero tras esa noche no he vuelto a salir….

Comprendo que mis paranoias son como el DNI, propias e intransferibles. Mas siendo de varios grupos de riesgo mis miedos y prevenciones son mi única defensa. Las vacunas también, por supuesto.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Deportes, General, Madrid

2021 sin Florencia ni Venecia

Pontini

Tengo a Nacho Gallego, amigo y jefe (es el codirector del Màster de Industria Musical y Estudios Sonoros, de la universidad Carlos III, donde doy un par de clases), por Bolonia, Florencia y Venecia. Su pareja es tocaya de la mía y compartimos experiencias y descubrimientos de nuestros viajes. Recomendaciones suyas memorables fueron la Orquesta Típica Fernández Fierro (Buenos Aires) y la que probablemente sea la tienda de vinilos más bonita del mundo (dos plantas enfrente de un lateral de la catedral de Florencia, con unas vistas espectaculares). Un par de semanas antes de su periplo italiano comimos y me pidió sugerencias para su visita veneciana.

Viene todo esto a cuento porque me ha corroído la envidia con unas fotos que me ha mandado, como testimonio gráfico de agradecimiento a un par de sitios que le comentamos. Primero, por la imagen que encabeza esta entrada (en la que aparece de lado, sentado en la terraza del local). La trattoria se llama Pontini porque está al lado del puente Guglie, en el barrio de Cannaregio. Es una recomendación nuestra, pero nunca hemos estado. Por variadas razones (horarios, estaba lleno o cerrado, nos pillaba a desmano, etc.). A la pregunta de ¿qué tal? respondió con un sencillo «Brutal!» y adjuntó la siguiente imagen.

Platos

En segundo lugar hay un daño colateral: es el recordar que en este año 2021 hemos roto con tradiciones recientes de Los Mundano. Son las de pasar el día de Reyes en Florencia (con su excepcional misa cantada y la cabalgata renacentista) e ir a Venecia en febrero (antes o después del Carnaval). Nuestros últimos viajes fueron el año pasado (después visitamos Praga) y en marzo todos confinados…

He intentado no pensar en la morriña (o la saudade) que me producen Florencia y Venecia. Pero este viaje de Nacho ha despertado estos sentimientos de añoranza. (Incluso tras la victoria de Ayuso estuve mirando viviendas en varias ciudades italianas y portuguesas y ahora he vuelto de nuevo a las andadas ante el espectáculo de nuestra justicia a todos los niveles…). De momento, me conformo con deshojar las hojas del calendario esperando los dos primeros meses del año que viene para volver a Florencia y Venecia.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Recomendaciones

Il Giardino Armonico en Madrid

Bossanos

Ayer estuvimos viendo a Il Giardino Armonico en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional. La formación liderada por el gran Giovanni Antonini presentó un programa musical comprendido en el periodo entre el Renacimiento y el Barroco. Antonini, en formato de septeto (seis instrumentistas de viento y un teclista), originalmente tituló «Il Viaggio dei Bassano«, por la saga de los virtuosos instrumentistas y luthiers. Para los recitales de Madrid y León se ha usado «Música y músicos emigrantes en la Europa del Renacimiento y primer Barroco”. Los Bassano son el ejemplo más claro de lo que Il Giardino Armonico quería transmitir: como la música viajó de un extremo a otro de Europa.

Los Bassano músicos procedían del pueblo Bassano de Grappa (donde se destiló por primera vez el famoso aguardiente). De ahí provienen también los Bassano pintores. El pueblo, de la región del Veneto, no parecía tolerar a los judíos. Por eso se piensa que los Bassano músicos eran judíos. Su profesión de luthiers acrecienta esta impresión. La familia emigró a la vecina Venecia, ciudad mucho más tolerante en este sentido.

En Venecia Giovanni Bassano, uno de los seis hermanos, entró con 18 años como músico en la Basílica de San Marcos. Al poco fue nombrado maestro de música. No mucho después se hizo cargo de la dirección del conjunto instrumental, cargo que ocupó hasta su fallecimiento. Su labor de investigación y divulgación musical marcó época. Giovanni era maestro en la corneta negra. Instrumento de viento de madera que no hay que confundir con la actual corneta (instrumento de viento de metal). Su familia eran los mejores fabricantes de instrumentos de vientos de madera.

Enrique VIII de Inglaterra, amante de la música, contrató a los Bassano para su corte. A Londres se desplazó toda la familia, previa autorización del Dogo de Venecia. Se establecieron en la corte de los Tudor como músicos, luthiers y comerciantes. Emilia Bassano, hija de Baptista (uno de los hermanos), nació en Inglaterra. Música es en cambio reconocida como la primera mujer en publicar un libro en inglés (un poemario de 1611, «Salve Deus, Rex iudaeorum«, considerado una obra maestra). De las muchas cosas que se comentan sobre la longeva vida de Emilia, falleció con 76 años, destacan dos que son antagónicas. Una, que fue amante de Shakespeare y que es la Dark Lady que aparece en uno de sus textos. Y la otra es la que corresponde a la teoría que afirma que Shakespeare era una mujer. Pues bien, esta teoría apunta a Emilia Bossano.

Hay que ver lo que da un concierto, banda sonora de los tiempos de la transición entre el Renacimiento y el Barroco. De Venecia hasta Shakespeare, con una familia de músicos y luthiers como nexo de unión. ¡Muy agradecido a Giovanni Antonini!

Giovanni Antonini

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

En El Salto (y algo más…)

El Salto

El ingeniero Enrique Rey ha tenido a bien citarme en su espléndido artículo, para El Salto, sobre la actualidad de la música italiana. En el pantallazo pueden leer al respecto, aunque les recomiendo la pieza completa. El episodio al que se refiere Rey viene a cuento de lo que escribí en su día: Pésimo artículo en Icon sobre música italiana. En mi texto, entre otras cosas, desmontaba una descacharrante teoría de Manrique (sí, una más). Parece que el asunto tuvo más recorrido del que yo creía…

Volviendo al artículo de Enrique Rey, aparte de insistir en su lectura, es interesante escuchar los ejemplos sonoros que ilustran su escrito. Los youtube de los distintos artistas nos configuran un paisaje sonoro en consonancia con lo que denominamos música urbana.

En mis frecuentes viajes a Florencia y Venecia he podido apreciar in situ la implantación de los sonidos urbanos latinos. Y en Italia de siempre ha gustado la música negra. Tiene, pues, toda la lógica del mundo que los nuevos artistas transalpinos se vean influidos por estas corrientes. En cambio, observo que la lírica ha salido perdiendo. La música italiana siempre ha producido grandes melodías (tarantelas, napolitanas, arias, etc.). Incluso en el apogeo de la era dance o disco: en el italian disco la melodía era fundamental.

A lo largo del tiempo la línea melódica fue el elemento clave para la internacionalización de la música italiana, fuese el estilo que fuese. Escuchando hoy estos nuevos éxitos noto un bajón melódico. ¿Será esto una de las posibles causas del descenso exportador sufrido por la música italiana?

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

La crisis del Barça estaba en el Bernabéu

ACA74AA8-E1AA-423B-BCBF-E3D9EDEB35C8

Al regreso de Venecia me encuentro con una crisis del Barça, fruto de unas declaraciones cruzadas entre Abidal y Messi. Los medios deportivos amplifican la situación y exageran hasta límites insospechados. Que sí hay que echar a Abidal, que debe presentar su dimisión, que Messi se va del club en junio, que urge convocar elecciones, etc. Y resulta que al Real Madrid le elimina la Real Sociedad de la Copa.

El 3-4 del Bernabéu sí que es una crisis. En este caso de juego y de resultado. Y de alineación. Quedó claro que AreolaMarcelo, James y Brahim no están para ser titulares. Ni Nacho es lateral derecho.

El 0-1 al descanso era lógico. El Madrid no remataba ni aprovechaba la chispa de Vinicius, el único que aportaba algo en ataque. La Real solida en defensa salía rápida a la contra. Isak falló dos ocasiones (en la segunda mitad se resarció metiendo tres; le anularon uno). Un remate suyo, por el centro, no lo atajó Areola. El rechace le llegó a Odegaard, ante la pasividad de Militao y Sergio Ramos, y se la coló entre las piernas al meta desde la frontal del área.

La segunda mitad fue un festival de goles. De un 0-3 pasamos a un 1-4 para acabar en el 3-4 final. A Isak y a Vinicius les anularon un gol a cada uno. Dos de Isak y uno de Merino completaron el marcador realista. Marcelo, Rodrygo y Nacho anotaron los tres merengues.

Fueron unos segundos 45 minutos de lo más coperos. Cuando parecía todo perdido Zidane recurrió a la heroica y casi le sale bien. El problema estuvo en desperdiciar la primera mitad, con el once que presentó.

La felicidad azulgrana ante nuestra eliminación tan solo duró dos horas. Su KO no debe servirnos de alivio. Ambos aligeramos nuestros calendarios, pero nos dejan sabores muy amargos…

P.D.: Agradezco a mi amiga Cristina su invitación. Su llamada al mediodía alegró mi comida (Justo estaba preguntándome dónde verlo).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Ensayo en La Fenice

A9B02355-30EB-4D35-9C30-FA0CA0B21FA3

En la visita al Teatro de La Fenice tuvimos la fortuna de asistir al último ensayo del ballet “Duse”, que estrenan mañana.

Lo pasamos en grande observando las últimas directrices y modificaciones del autor. El que los integrantes del ballet fuesen vestidos de calle otorgaba un aire moderno a sus interpretaciones. Una gran e irrepetible experiencia.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, General

Bomba Day en Venecia

Ayer domingo fue el “Bomba Day” en Venecia. Era el día asignado para retirar y desactivar una bomba de la II Guerra Mundial, que encontraron durante unas obras de saneamiento del alcantarillado de la ciudad. Fue en Mestre, distrito situado en tierra firme y donde se encuentra el aeropuerto.

Se evacuaron unas 3.500 personas y se suspendió temporalmente el transporte aéreo, por lo que nuestro vuelo salió una hora más tarde de la prevista. Cuando aterrizamos todo había vuelto a la normalidad, como si no hubiese sucedido nada. (Creo que explotaron la bomba en alta mar).

Deja un comentario

Archivado bajo General

Accidente en Venecia

Esta mañana se ha producido un accidente en el Canal de la Giudecca de Venecia: un crucero de la compañía MSC ha embestido contra una embarcación que estaba atracada en el muelle del puerto con 130 personas a bordo.

En el video de El País podemos observar el incidente que se ha saldado con cuatro heridos. Sobre el segundo 10 se oye la sirena de alarma del crucero.

Deja un comentario

Archivado bajo General

Los primeros 50 años de la imprenta

Printing RevolutionLa Mundana hizo un curso en la Carlos IIIDel Manuscrito a las pantallas: Una historia de la Cultura escrita dirigido por el gran Enrique Villalba (yerno de otro grande, el productor musical José Luis de Carlos, dicho sea de paso). La entrada para  la visita del Palacio Ducale, que nos quedó pendiente del año pasado (Montero Glez insistió mucho en que fuéramos, para ver las salas de los tribunales donde juzgaron y condenaron a Casanova así como las mazmorras donde le encerraron), tenía varios extras como bonus. Uno era la visita al Museo Correr, enfrente de la Basílica de San Marcos, al otro lado de la plaza. Y entre las actividades disponibles a La Mundana se iluminó la cara viendo que había una exposición sobre los primeros 50 años de la imprenta de tipos móviles (la de Gutenberg).

Viendo la exposición el recuerdo del curso de Villalba y el de mi editor, Jesús Espino, presidió el recorrido. En el caso Villalba ya ha quedado claro el motivo y en el de Jesús, era por su profesión de editor y su amor por Venecia.

Descubrimos recorriendo las salas de la muestra que en ese medio siglo (1450-1500) Venecia se convirtió en el primer centro mundial de impresión y distribución de libros.

Hice esta foto de un libro de autentica tapa dura:

Tapa dura

El resto de fotos son de La Mundana:

El video es muy interesante (está en inglés): define muy bien el objetivo de la investigación realizada sobre el impacto cultural y económico que supuso la aparición de la imprenta.

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Libros

Falla en Venecia

EF5C4DFF-22E0-4540-B4D2-3BCDC7A3CAA2Pasear por las calles de Venecia, ciudad natal de Vivaldi, y encontrarse un cartel anunciando un concierto de los Interpreti Veneziani con “Las cuatro estaciones” del maestro veneciano y “La vida breve” de Manuel de Falla es un subidón. El fervor patriotico me invadió.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música