Archivo de la etiqueta: Trejo

Importante victoria en Vallecas

Jesús Álvarez Orihuela AS

Importante victoria del Real Madrid en Vallecas. La trascendencia del resultado se notó en los abrazos de los jugadores, cuando se anotó el único gol del partido y se confirmó en los abrazos de toda la plantilla y cuerpo técnico al finalizar el encuentro.

El estado del campo de juego del Rayo era muy deficiente. Más propio de un estadio de regional que de uno de la máxima categoría. Algo que me extraña porque el equipo de Iraola se distingue por su buen trato del balón.

Ancelotti, con Marco Asensio consolidado en el once, solo presentó una novedad, obligado por la baja de Alaba: Nacho fue titular. Y como siempre cumplió a la perfección.

Antes de cumplirse el primer minuto una buena combinación colectiva del Madrid terminó con un pase filtrado de Carvajal a Asensio. Pudo ser el 0-1 pero Luca Zidane con su buena salida achicó la portería y evitó el tanto. Al filo del minuto 5 el balear dispuso de otra buena ocasión. Su chut salió centrado y no cogió la rosca pretendida. En este caso el pase fue de Benzema.

La primera jugada de Vinicius fue un buen remate en el 8 y medio. Su disparo cruzado se fue fuera por poco y fue rápidamente contestado por los locales. El disparo de Bebé desde su banda izquierda pegó en el lateral de la red. Esta acción despertó al Rayo que en las dos jugadas siguientes finalizó buscando portería, aunque se les fuesen fuera y alta.

El primer cuarto de hora fue rápido por el ritmo que imponía el Madrid. El repliegue del Rayo también ayudaba a consolidar el dominio madridista.

Sergi Guardiola cabeceó abajo poniendo en dificultades a Courtois en el 17. El bote impidió al belga atrapar la pelota y felinamente se hizo con su propio rechace, anticipándose a Guardiola.

Luca Zidane sacó un remate marca Marco Asensio en el 23. Lo desvió a córner. Dos minutos después otro cabezazo de Guardiola creó peligro para los locales. Se fue fuera por poco.

Un robo de balón de Álvaro García en el 33, en el vértice del área, dio lugar a una buena ocasión. Su remate se fue alto. El Rayo había adelantado sus líneas y dificultaba la salida de balón del Madrid.

Casemiro hizo el 0-1 en el 38 y medio, su primer gol de la temporada. Ganó por alto un balón centrado por Kroos. Y la empalmó a la red tras el bote. La revisión del VAR señaló fuera de juego de Case y el tanto quedó anulado.

El alargue fue de dos minutos. En el primero Luca Zidane volvió a achicar la portería. Esta vez frente a un cabezazo de Benzema (quien creo que estaba en fuera de juego).

El marcador no se movió y llegamos al descanso con el 0-0 inicial, en una buena primera parte. Se jugó con mucha intensidad, a pesar de las pocas faltas señaladas (seis locales por una del Madrid). En este aspecto el árbitro estuvo complaciente en mi opinión.

El Madrid de esta primera mitad fue distinto al de partidos anteriores. Ganó casi todos los duelos individuales. Se jugó prácticamente en campo contrario y buscaba finalizar las jugadas. No se movió el marcador por el buen desempeño del portero rayista, Luca Zidane.

No hubo cambios y volvieron los mismos 22 para la segunda mitad.

Al poco del arranque Balliu se jugó la amarilla frente a Vini (en la primera mitad se jugó la roja por un manotazo sobre el brasileño). El lateral derecho se fue de rositas las dos veces.

A los cinco minutos ambos banquillos mandaron calentar a varios jugadores.

A Vinicius le frenaron un remate en el 51. Dio la impresión que Zidane estaba superado (y tapado).

El peligro rayista llegaba desde las bandas, buscando la cabeza de Sergi Guardiola, quien se imponía por alto. Aunque la mejor intervención de Courtois fue a un cabezazo de Mario Suárez.

Casemiro vio la amarilla en una jugada que a mi no me pareció falta. Óscar Valentín parecía que tendría que abandonar el campo. Entró la camilla y se volvió de vacío. El jugador siguió en el campo y Fede Valverde entró por Case (min. 60).

Balliu finalmente vio la amarilla en el 64 por chocar contra Vini. Acto seguido se retiró Valentín y entró Pathé Ciss.

A una internada de Modric, por la posición de Vinicius, siguió otro remate de cabeza de Sergi Guardiola.

Nos acercabamos al minuto 70 y el reloj comenzaba a correr en contra del Madrid.

Iraola realizaba un doble cambio ofensivo en el 72, a pesar de retirar a Guardiola. Entraban Isi y Falcao por Bebé y el mencionado Guardiola. Pensé que sería para frenar las subidas de Militao, quien continuamente se incorporaba a las jugadas de ataque, no solo para los saques de esquina. El central no se amedrentó e insistió en sus subidas. De hecho pudo hacer el 0-2 en el 90 con un remate de cabeza picado abajo en un córner.

Rodrygo entró por Asensio en el 78.

A 10 minutos del final el milagroso Courtois salvó una doble ocasión, a remates de Trejo y el rechace que recogió Álvaro García. El primero fue a bocajarro y para el segundo tuvo que incorporarse desde el suelo y lanzarse para cubrir la zona próxima al palo por donde presumiblemente iría el remate.

La entrada de Fede Valverde aportó dinamismo al centro del campo merengue. Tanto en ataque como en recuperación del balón. En el gol (min. 83) intervinieron los dos jugadores que entraron de refresco. Valverde se hizo con la pelota en banda derecha. Combinó con Rodrygo, de interior derecho. El brasileño se la dio a Benzema, en la frontal del área, a un metro de la media luna. Benzema vio a Vinicius, cambiado de banda, y se la pasó. Rodrygo estaba a su lado pero no hizo ademán de jugar la pelota y esta fue toda para Vini. Se internó en el área entre dos defensas. Luca Zidane salió para achicar. Y cuando, a punto de llegar al vértice del área pequeña, todos -incluido el meta- pensábamos que Vini iba a chutar nos sorprende y la pasa atrás a Benzema. El francés entraba por el centro en solitario y solo tuvo que empujar el balón a la red. 0-1.

El Rayo efectuaba un doble cambio para buscar el empate. Ancelotti respondía dando entrada a Camavinga y Ceballos por Vinicius y el tuttocampista Modric.

Se añadieron 6 minutos a los que hubo que sumar un minuto más por lesión de Carvajal..

A 12 partidos del final de esta Liga amarrar estos tres puntos era vital. Y ahora a esperar a ver que pasa en el derbi sevillano. Como mínimo mantendremos la ventaja de seis puntos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid de Zidane sigue sin ganar fuera

JAVIER GANDUL AS

El Madrid de Zidane sigue sin ganar fuera. De hecho perdió 1-0 contra el Rayo Vallecano.

Con un ojo en el recuento electoral y otro en el partido de Vallecas, mi mando a distancia y la calculadora echaban humo.

En lo referente al partido Zidane siguió con su casting y presentó la siguiente alineación: Courtois; Carvajal, Varane, Vallejo, Marcelo; Modric, Llorente, Kroos, Ceballos; Mariano y Bale. Así de entrada destacaban dos aspectos: el cambio en la portería y la aparente modificación en el sistema que olía a un 4-4-2.

Los primeros minutos fueron de tanteo. Alberto, en una gran intervención, despejó un excelente remate de Marcelo, desde fuera del área en el min. 4. Un par de minutos después un pase lateral de Bebé se paseó por el área madridista sin encontrar delanteros ni defensas. Otro de par de minutos y fue Mariano quien dispuso de una oportunidad, bien taponada por la defensa rayista. Acto seguido Pozo sienta a Marcelo y Courtois salva un gol cantado. El mismo Pozo estuvo a punto de marcar cuando se plantó frente a Courtois. El belga desvió su remate (a córner). Una buena ocasión de Bale quedó anulada porque el VAR decidió que un forcejeo entre Vallejo y Javi Guerra fue penalti. Embarba transformó la pena máxima (m. 24).

El gol reforzó al Rayo. Hasta que hubo un gol anulado a Mariano por fuera de juego y un remate de cabeza de Ceballos que se fue fuera por poco (m. 40). Con el 1-0 se llegó al descanso y con la sensación que el Madrid debía de ajustar muchas cosas, empezando por la precisión en los pases. Y mientras el escrutinio llegaba al 30%.

La segunda mitad arrancó sin cambios. ¿Aguantaría el Rayo el ritmo de los primeros 45 minutos? ¿Recuperaría el Madrid su alma? Respecto a la primera pregunta Pozo y Bebé mantuvieron vivas las aspiraciones locales. El duelo Bebé-Carvajal fue lo más destacado del partido. Y respecto a la segunda pregunta el resultado es la mejor respuesta.

Poco antes del 60 le perdonaron la segunda amarilla a Mario Suárez. Kross tuvo que salir del campo para ser atendido por una brazada del exrojiblanco. El alemán tenía por lo visto una brecha. Kroos se reincorporó al mismo tiempo que Brahim sustituía a Ceballos. El recién incorporado confirmó en sus primeras intervenciones las buenas sensaciones mostradas en Getafe.

En el 73 Isco entró por un desparecido Modric. Poco después salía Mario Suárez y entraba Álvaro Medrán (un excanterano blanco). Acto seguido se retiraba Bebé ovacionado, como lo había sido Suárez. Entraba otro Álvaro, García. Y a falta de nueve minutos era Mariano quien abandonaba el terreno de juego. Lucas Vázquez era el elegido. Cambio que no acabé de entender teniendo a Marco Asensio en el banquillo. Cuando Pozo fue cambiado también fue ovacionado por la afición vallecana (un partidazo el suyo). Entró Trejo.

Los seis minutos de prolongación fueron una exageración, en mi opinión.

Este 1-0 es tan solo la segunda victoria desde que Jémez se hizo cargo del Rayo. Y la segunda derrota madridista desde que Zizou volvió.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El Madrid de Mou iguala el récord de 107 goles

El Real Madrid del amarrategui Mourinho, con su 3-1 sobre el Sporting de Gijón, iguala el récord de 107 goles. Y ya que estamos de marcas goleadores lo de Cristiano Ronaldo y Leo Messi ya es histórico. Si tuvimos que esperar décadas hasta que llegó Hugo Sánchez para igualar los 38 tantos de Zarra, la temporada pasada Ronaldo alcanzó los 40 (en su segundo año aquí). Y en esta, cuando todavía quedan cinco jornadas, tanto el portugués como el argentino ya llevan 41.

Clemente puso el autobús en el Bernabéu. Como era de esperar. Mou volvió a jugar con Marcelo, recuperado de sus molestias en la espalda. Sahin suplió al sancionado Xabi Alonso. Callejón entró por Benzema. Y Mesut Özil por Di María. Kaká se quedó en el banquillo y no apareció.

Özil no carburaba. Sahin pasaba sin pena ni gloria. Así que Sergio Ramos empezó a incorporarse a la linea de centrocampistas. Y por ahí estuvo casi todo el encuentro, recordando incluso al ausente Alonso en muchos pases pases largos (como en el que supuso el gol del empate de Higuaín en el 35).

Cristiano tenía encima al conductor del bus, al revisor y al cobrador. Marcelo le ayudaba. Y los blancos, con la incorporación a esa banda de un melifluo Özil, se volcaron por la izquierda. Pero no era fácil abrir huecos.

Arbeloa estuvo nefasto. Su primer error fue salvado por Casillas (Trejo se le plantó prácticamente solo en el área). El segundo terminó en penalti, transformado por De las Cuevas (0-1 en el 30 de la primera parte). También hay que decir que Pepe ayudó al no encimar a Trejo y dejarle espacio para su internada. Sahin fue testigo de excepción: no intervino. Y parece que Ramos le rebaño la pelota al delantero visitante con la mano. Afortunadamente el desaguisado se arregló unos cinco minutos después (con el ya mencionado tanto del Pipita). Nos fuimos al descanso con 1-1. Canella también. Le perdonaron la segunda amarilla (o roja directa, aunque más bien era naranja) en los diez últimos minutos del primer periodo.

Tan solo señalar que en esta primera parte le fue anulado un tanto a Higuaín, cuando el marcador señalaba 0-0. El juez y su auxiliar acertaron. Finalizando Sahin estrelló un balón en el larguero, al saque de una falta. Fue su mejor acción.

La segunda parte fue radicalmente distinta. Los míos volcados. Creando definitivamente peligro de forma constante. Un asedio continuo. Las entradas de Di María y Benzema (por Sahin y Callejón) reactivaron la ofensiva. Pero el gol tardaba en llegar. Rondaba eso sí. Hasta que un certero pase del Fideo, desde la derecha, fue cabeceado impecablemente por CR7. Corría el minuto 73.

El 2-1 era todo un alivio. Estallamos. Los nervios, la angustia, desaparecieron. Y comenzamos a disfrutar con el juego de nuestro Madrid. Apreciamos lo visto hasta ese momento. El esfuerzo, la entrega. Lo que intuíamos se confirmó: era imposible que el Sporting aguantase durante tanto tiempo. La victoria tenía que llegar.

Durante la celebración iniciática mientras coreábamos al autor del santillazo (unos cantábamos Cristiano y otros Ronaldo, debemos mejorar nuestra coordinación), y el jugador se besaba el escudo, un atento José Mourinho ordenaba el tercer cambio: Granero por Gonzalo Higuaín. Con el resultado a favor había que controlar mejor el tempo. No se precisaban tantos delanteros. La desesperación, las prisas, habían pasado a mejor vida. Y al poco (unos 5 min. después) Canella finalmente vio la segunda amarilla. Otra explosión de júbilo. El margen de sorpresa ya no existía.

Don Mesut más entonado en estos segundos 45 minutos por fin acertó con un pase marca de la casa: en profundidad, buscando el hueco y al compañero, y encontró a Benzema. El francés en carrera avanzó, controló y fusiló al meta. Era el 3-1 (min. 83). Al ratito le anularon uno a Pepe (él, Cristiano y un tercero que no recuerdo, estaban en fuera de juego).

Ahora hay que viajar a Munich, gran reto, y el sábado al Camp Nou, en lo que parece que va a ser la gran final de esta Liga.

12 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol