Archivo de la etiqueta: Thriller

Eterno Michael Jackson

Inv fiesta Thriller NYEn los siete últimos días el eterno Michael Jackson ha reaparecido en mi vida en dos ocasiones. Primero fue en el muro del Facebook de Susan Blond, en su día vicepresidenta de prensa y publicidad de Epic Records en EEUU y anteriormente integrante de la factoría Warhol. Fue gracias a ella que contactamos con Andy Warhol para la portada del que sería el último álbum de Miguel Bosé para CBS.

Entre las muchas “heroicidades” de Blond (como llevar a Truman Capote a un concierto de Ted Nugent) destaca una sobre todas: la fiesta para celebrar el histórico éxito del “Thriller” de Michael Jackson. Se celebró en el Museo de Ciencias Naturales de Nueva York (en Central Park West con la 79, a siete manzanas del Dakota, en la mejor zona del Upper West Side ).

La entrada al recinto impresionaba: te recibía un imponente esqueleto de dinosaurio, la luz era tenue y el “Thriller” sonando a todo volumen creaba la sensación de una discoteca surrealista (posteriormente el museo fue el escenario de las películas “Una noche en el museo” con Ben Stiller).

El guante de la foto es la invitación. Que perdí: asumo que debí dejármelo en uno de los bolsillos del smoking que alquilé (la fiesta era de gala, black tie). Los nombres que convocaban eran los de Walter Yetnikoff, el todopoderoso presidente de CBS (orquestó la venta a Sony); Don Dempsey, presidente de Epic Records y Allen Davis, presidente de CBS Records International (mi división).

Tan solo puedo añadir que esta fue la mejor fiesta de mi vida y mira que he asistido a unas cuantas… Es obvio resaltar que el enjambre de estrellas (y seguratas) que acudieron fue descomunal.

La semana continuó con las desafortunadas declaraciones de Quincy Jones a Vulture. Venian precedidas de unas en el mismo tono en GQ. Como comenté en las redes sociales el veterano maestro está muy lenguaraz en su tercera edad. Y desvela asuntos íntimos que afectan a terceros (Marlon Brando y Richard Pryor) y emite opiniones digamos que discutibles sobre varios artistas (desde Beatles hasta Taylor Swift). Este afán de notoriedad viene acompañado de amargura y resentimiento. Víctor Lenore refleja mi sentir respecto a QJ hoy lunes en El Confidencial. Adjunto como imagen esta parte del articulo (en el enlace pueden leerlo completo), que es el párrafo final.

MJ Confi

Sobre las preguntas de Lenore, son difíciles de contestar. En la música popular las coincidencias e influencias están a la orden del día. Las canciones son puzzles de muchas obras anteriores. A veces, evidentemente, hay mala voluntad. Y otras son errores involuntarios. En cualquier caso los campeones en estos asuntos son Led Zeppelin.

Termino con una anécdota que creo es bastante ilustrativa. Recuerdo a Juan Pardo contándome como se entusiasmó con una composición nueva. Convocó rápidamente a todo el mundo para presentarla: discográfica, editorial, representante, algunos de los músicos con los que quería grabar inmediatamente. Estaba convencido de tener un hit mundial. Todos en su casa. Atentos y expectantes. La interpretó al piano. Silencio ensordecedor. Hasta que una voz se atrevió a señalar: “Es “My Way“.”

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios

Un siglo de canciones 74: “Billie Jean”

25 de junio de 2010

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Michael Jackson, el autoproclamado Rey del Pop. Gracias a una invitación de Antonio San José -conocedor de mi relación profesional con MJ– para el programa de Concha García Campoy, en Cuatro, entré en una rueda de apariciones mediáticas (pinchando en el enlace hay un resumen). Y no hay mejor forma para recordar al gran Michael Jackson, en un día como hoy, que con una de sus canciones más emblemáticas “Billie Jean“.

Compuesta por Jacko, recordaba Quincy Jones -su productor- las disputas que ambos tuvieron respecto a la canción. El veterano maestro no pensaba que daba la talla como tema y dudaba de su encaje en “Thriller“. Tampoco le gustaba la intro. Pero el joven artista insistió. Y su argumento más convincente fue que precisamente ese principio “le hacía bailar“. Y eso según relataba Jones eran palabras mayores. Pero esta no es la única historia alrededor de “Billie Jean“. Hay otra sobre la que escribía en La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas:

Siempre he oído hablar de la conmoción causada por la primera actuación de Elvis en el show de Ed Sullivan. Hay unanimidad al respecto. Os contaba en Springsteen como excusa  la anécdota del Boss comparando la impresión que tuvo viendo la Sagrada Familia de Gaudí con la de Elvis actuando en el programa. 

Lo mismo pasó con la interpretación de Michael Jackson del “Billie Jean, en el especial conmemorando el 25 Aniversario de la Motown. Pero antes de proseguir, unos antecedentes.  

Thriller ya era un éxito y “Billie Jean había sido el primer video de un Artista negro programado por MTV –el canal estaba en su apogeo y todavía programaba videos-. Pero eso no se consiguió fácilmente. Hubo que ir a la guerra.  

Epic era la compañía de Michael Jackson. Pertenecía a CBS (luego adquirida por Sony) No había forma de conseguir que MTV pasase el video. Estaban más interesados en los rockeros blancos con extensiones. Ese rock star look tan de Los Angeles. Y eso que Susan Blond, la VP de Prensa y Publicidad de Epic, y el máximo responsable del canal eran amigos.  

Trabajaba en Black Rock, las oficinas centrales de Nueva York, y el comentario en la compañía era cuanto tardaría Walter Yetnikoff, el Presidente de CBS, en montar el pollo. Y lo más importante, si debería montarlo o no. Los que más trato tenían con él, temían el momento. 

Frank Di Leo, el jefe de Susan, paseaba su enorme humanidad pasillo arriba, pasillo abajo, maquinando con la Blond. Querían evitar el numerito que imaginaban que se avecinaba. Frank se convirtió posteriormente en el manager de Michael Jackson y en España le hemos visto actuando en Los Soprano (el mafioso gay) y en “Goodfellas“ de Scorsese

Estaban esperando a que terminase la reunión con alguno de los abogados más importantes de la ciudad. Algo se estaba cociendo. Y Yetnikoff estalló. A lo bestia. En una jugada maestra decidió que CBS (todas las compañías que formaban el imperio) rompiera relaciones con MTV. No más videos, no más exclusivas, no more free lunches for these motherfuckers.  

El que CBS, entonces la primera discográfica del mundo, tomase esa decisión sacudió a toda la industria. Todos los ojos nos miraban y estaban pendientes de la evolución de los acontecimientos. Y sucedió algo inesperado para todos, menos para el tito Walter. Las organizaciones pro derechos civiles, la NAACP, Jesse Jackson, Farrakhan y otros líderes políticos y religiosos se pusieron del lado de CBS y acusaron a MTV de trato discriminatorio. Lo cual además era verdad. Y demostrable. Los de MTV cedieron ante el revuelo que se montó y la amenaza de otras compañías en seguir los pasos de CBS. Y “Billie Jean se convirtió en el primer video de un black act en MTV. Abriendo puertas hasta entonces cerradas. 

La expectación ante la actuación en el especial de Motown era enorme. Esa noche de 1983, 47 millones de personas se congregaron frente al televisor. Se sabía que MJ estaba preparando algo especial. Era su primera actuación como solista en TV. También era su retorno a la casa que le había visto nacer artísticamente. La reconciliación con Berry Gordy, el fundador de Motown (y de Tamla

Pongamos la situación en contexto: una fiesta de la Motown no es un asunto baladí. En el auditorio estaban todas las estrellas de la historia de la casa, incluyendo hijos pródigos como el propio Jackson y sus hermanos, Marvin Gaye –que también era CBS– o Diana Ross (las Supremes se volvieron a reunir para este evento). Luminarias como Quincy Jones, su productor, no podían faltar. Entre los Artistas de la casa estaban Stevie Wonder, Smokey Robinson, el primer fichaje de Gordy, de quien Dylan dijo en 1967 que era el mejor poeta vivo de América, los Temptations,  y los compositores, músicos, arreglistas y productores supervivientes de esa máquina de producir éxitos que fue Motown. En resumidas cuentas, una audiencia exigente.  

La noche que Michael Jackson se folló a América supuso el debut del Moonwalk. Esos pasos tan especiales caminando hacia atrás y que desde esa noche se convirtieron en su imagen de marca. Nunca se había visto nada parecido. A no ser que fueses a los ghettos, donde algunos lo ensayaban. Y el público estalló. Se oye. Se ve. Se palpa. Se siente. Gritos de hombres y mujeres como sólo gritaban y se desmayaban las mujeres en los conciertos de Marvin Gaye o Luther Vandross. El delirio. Y contagioso. Ni los asistentes ni los telespectadores dábamos crédito. 

Al día siguiente se empezaron a despachar ¡cien mil Thrillers diarios! El resto ya es historia. 

Pero lo que pocos saben es la intrahistoria. En 1983 el Hip Hop estaba tomando Manhattan. A lo grande. Desde Madison Avenue, el centro neurálgico de las multinacionales de la publicidad. Y el breakdance evolucionaba rápidamente.  

Jeffrey Daniel fue quien ayudó a Jackson a preparar su actuación para el Aniversario de la Motown. Y le enseñó unos pasos, que todavía no habían saltado desde el ghetto. Era el Back Slide. Y Michael decidió bautizarlo como Moonwalk –paseo lunar- que eran otros pasos. 

En este video de 5 minutos podéis ver la historia contada por J.Daniel, con fragmentos de la actuación y comentarios de algunos de los asistentes. Destacaría el entusiasmo de Smokey Robinson narrándolo.

Pinchando aquí llegáis a la página de haha donde está el documental (tarda en cargar un pelín). 

Y por supuesto, La Actuación:

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Entradas relacionadas:

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme)

BAD (Efe Eme)

Tal Cual: la tarde que maté a Sofía Loren (otro post sobre Michael Jackson)

Memorial de Michael Jackson

Apuntes dominicales

El marciano y sus frutos (by Julio Valdeón Blanco)

Michael Jackson (1958-2009)

Fotos recuperadas 2  

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme)

4 de julio de 2009

El%20Mundano%2004-07-09-A

Suelo entregar mis colaboraciones a Efe Eme la madrugada del jueves a viernes. La semana pasada, al poco de enviarla por email, saltó la noticia del ingreso hospitalario de Michael Jackson. No mucho después se confirmó su fallecimiento. Estuve siguiendo los acontecimientos a través de CNN, que cambió su programación para dedicársela enteramente a MJ. Incluso Larry King adelantó el horario de su programa. Pero hubo algo que no me gustó nada. Se veía venir lo que iba a suceder en los próximos días. El apogeo de la carnaza y los detalles escabrosos. Tan sólo un detalle revelador: las imágenes, que ilustraban las informaciones y entrevistas del veterano periodista estadounidense, eran las del helicóptero que trasladaba el cadáver de Jackson del hospital al instituto forense. Realmente me sorprendieron los paparazzi televisivos persiguiendo por los cielos de Los Angeles al fallecido Rey del Pop. Quien está en proceso de resucitar el decaído negocio de la música grabada. De momento ya ha batido un record. Es el primer artista en vender un millón de descargas en una sola semana. Las tiendas en USA agotaron sus existencias el pasado fin de semana. Domina las listas de los álbumes más vendidos en UK (y tiene varios singles en su TOP 20).

Mi primer Walkman –el reproductor portátil de casettes- fue el de Michael Jackson. Hace 30 años, cuando Sony lanzó el aparato. Traía a los Jacksons a Madrid. Venían para grabar dos programas de televisión (“Aplauso” y un especial de Lazarov). El single a promocionar era “Blame It On The Boogie” y dejar preparado el terreno para el siguiente, “Shake Your Body”, ambas del álbum “Destiny”. Era su tercer disco desde que abandonaron Motown y el primero que controlaban artísticamente. Los dos anteriores habían sido producidos por Kenny Gamble y Leon Huff, para su sello Philadelphia International Records (los del “Sonido Filadelfia”), un sello asociado a CBS/Epic. Jermaine, casado con la hija del fundador de Motown –Berry Gordy– se había mantenido fiel al sello de su suegro y abandonó el grupo familiar.

 The-Jacksons-Echale-La-Culpa-A-70093

Nada más bajar del avión en Barajas me sorprendió que Michael estuviese enchufado a sus cascos. Ayudaba a mantenerle aislado. Parecía concentrado en sus músicas. Sus hermanos parecían más asequibles y dicharacheros. Especialmente Tito. Quizás eufórico porque por fin había podido demostrar su talento como compositor, guitarrista y cantante. Y eso que la leyenda cuenta que el proyecto original del padre giraba alrededor suyo y de Jackie y Jermaine.

Ya en 1979 Michael Jackson parecía tímido e introvertido. Los cascos tampoco ayudaban. Ambos programas de TV fueron un rosario de dificultades. En “Aplauso” se encerraron en su camerino de Prado del Rey molestos por lo que consideraron una ofensa. Habían mal interpretado un comentario que consideraron ofensivo. Se pudo solucionar. Peor fue en los Estudios Roma (hoy sede de Tele 5). Michael se fue del plató. Le paré dos veces. A la tercera fue la vencida.

Primero fue por algo que consideró racista (el tono lo era). Le expliqué que “negro” en español es el “black” del inglés, y no “nigger”, un termino de lo más ofensivo. Tito que chapurreaba “mexicano” me echó una mano. Luego surgió otro problema por el sistema de realización de Valerio Lazarov. Una pesadez. Cada palabra de la canción era una toma. Rodar plano a plano se convertía en toda una odisea. En este caso la explicación giró alrededor de la idea que Lazarov era un perfeccionista y que tenia bastante merito en el mundo televisivo haber salido de Rumania, ganado premios, y además era amigo de mi padre. Me miro fijamente y comentó “yo también soy un perfeccionista…y tengo que respetarle”.

El ambiente en esos momentos era ya bastante tenso. Se palpaba en el ambiente. Y algunos comentarios eran bastante ofensivos (referentes a su edad y el color de su piel). Valerio estaba avisado pero no pudo evitar que algunas personas se pasasen. Hay gestos, miradas, que son delatoras. Y Jackson, a punto de cumplir 21 años, se percató. Dijo basta, recogió sus cosas, y se fue con los cascos puestos. Y yo detrás de él, con mis 23 años a cuestas.

El ambiente en el coche no era el más agradable. Para romper el hielo le pregunté por el aparato y por lo que estaba escuchando. Me enseñó el Walkman, me contó lo que era y me puso los cascos. Nunca olvidaré ese momento. Estaba sonando “Rock With You” (varias mezclas). Le dio al fast forward y “Don´t Stop ‘til You Get Enough” atronó en mis orejas. Así que lo que no paraba de escuchar era “Off The Wall” (se editaría en agosto de ese mismo año). Hablando de ese proyecto se transformó. Era otro. Todo entusiasmo. Era su “baby”.

Lo mejor del accidentado primer viaje a España fue la típica noche de tablao. El flamenco es obligatorio para cualquier coreógrafo contemporáneo. Y Michael lo era. De hecho encontramos aires en un par de videos de su mejor época, así como en algunas posturas y pausas. También hay otras influencias, pero ese primer contacto y sus visitas a nuestro país desde “Bad” hasta la década de los 90 debieron cimentar esa influencia.

El director de Epic (mi jefe) le puso en su particular lista negra. A la resistencia a editar “Off The Wall” (misión imposible por otra parte) se unió la escasa inversión para promocionar el disco en España.

En “La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas” relataba como se folló a América con “Billie Jean”, en el especial del 25 aniversario de la Motown, donde introdujo el “moonwalk”. Y también contaba como se había vencido la resistencia de MTV a programar videos de artistas negros (él fue el primero).

Thriller” era un éxito en todo el mundo, salvo en España. Llevaba camino de batir todos los records, menos en España. El director de Epic en España seguía siendo el mismo.

Cuando “Thriller” yo trabajaba en Nueva York, en las oficinas centrales de CBS. El marketing fuera de Estados Unidos lo llevaba mi amiga Lisa Kramer (su despacho estaba al lado del mío).

Estaba haciendo tiempo con Julio Iglesias para una reunión con el Presidente Internacional. Vino a buscarle y nos espetó: “A ver españoles ¿Cómo es que el disco más vendido del mundo no existe en vuestro país?” y mirándome añadió “voy a tener que echar al que lleva Epic y mandarte de vuelta a España”. Esa era la peor amenaza que me podían hacer, con lo a gustito que estaba yo en Manhattan. Y Julio también se “llevó” lo suyo: “Julio, haz algo tu también. Tanto que presumes de lealtad a la compañía, de ser un hombre de empresa, que lo eres. Usa tus influencias, tus contactos. Lo necesitamos. Tus compatriotas también.”

Thriller” fue el séptimo y ultimo single del álbum del mismo titulo. Y significó el arranque en ventas del disco en España. El video se estrenó en TVE la nochevieja del 83/84. Y conmocionó al país. Más vale tarde que nunca.

Años después, ya de vuelta en España, el (mismo) director de Epic me contó: “Siempre le estaré agradecido a Julio Iglesias. Me llamó para avisarme que los jefes estaban bastante molestos por que “Thriller” no era el éxito en España que debería ser. Capté el mensaje rápido y me puse manos a la obra. Lo definitivo fue colocar el video en el especial de nochevieja. Ese soplo de Julio nunca lo olvidaré.”

Continuará…

Publicado en Efe Eme

ENTRADAS RELACIONADAS:

Apuntes dominicales

 

Michael Jackson (1958-2009) 

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

14 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Medios, Recomendaciones

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

21 de febrero de 2008

moonwalk.jpg

Escribía en ¡Esto es espectáculo! Los 50 años de los Grammy en referencia al “Proud Mary que se marcaban Beyonce y Tina Turner que ‘desde el “Billie Jean de Michael Jackson en el Aniversario de la Motown no había visto nada parecido’. 

Siempre he oído hablar de la conmoción causada por la primera actuación de Elvis en el show de Ed Sullivan. Hay unanimidad al respecto. En Springsteen como excusa  contaba la anécdota del Boss comparando la impresión que tuvo viendo la Sagrada Familia de Gaudí con la recibida cuando Elvis actuó en el programa. 

Lo mismo pasó con la interpretación de Michael Jackson del “Billie Jean, en el especial conmemorando el 25 Aniversario de la Motown. Pero antes de proseguir, unos antecedentes.  

Thrillerya era un éxito y “Billie Jean había sido el primer video de un Artista negro programado por MTV –el canal estaba en su apogeo y todavía programaba videos-. Pero eso no se consiguió fácilmente. Hubo que ir a la guerra.  

Epic era la compañía de Michael Jackson. Pertenecía a CBS (luego adquirida por Sony, después Sony/BMG y hoy nuevamente Sony). No había forma de conseguir que pasasen el video. Estaban más interesados en los rockeros blancos con extensiones. Ese rock star look tan de Los Angeles. Y eso que el máximo responsable de MTV y la VP de Prensa y Publicidad de Epic, Susan Blond, eran amigos.  

Trabajaba en Black Rock, las oficinas centrales de Nueva York, y el comentario en la compañía era cuanto tardaría Walter Yetnikoff, el Presidente de CBS, en montar el pollo. Y lo más importante, si debería montarlo o no. Los que más trato tenían con él temían el momento. 

Frank Di Leo, el jefe de Susan, paseaba su enorme humanidad pasillo arriba, pasillo abajo, maquinando con la Blond. Querían evitar el numerito: imaginaban la que se avecinaba. Frank se convirtió posteriormente en el manager de Michael Jackson y en España le hemos visto actuando en Los Soprano (el mafioso gay) y en “Goodfellas” de Scorsese

Estaban esperando a que terminase la reunión con alguno de los abogados más importantes de la ciudad. Algo se estaba cociendo. Y Yetnikoff estalló. A lo bestia. En una jugada maestra decidió que CBS (todas las compañías que formaban el imperio) rompiera relaciones con MTV. No más videos, no más exclusivas, no more free lunches for these motherfuckers.  

El que CBS, entonces la primera discográfica del mundo, tomase esa decisión sacudió a toda la industria. Todos los ojos nos miraban y estaban pendientes de la evolución de los acontecimientos. Y sucedió algo inesperado para todos, menos para el tito Walter. Las organizaciones pro derechos civiles, la NAACP, Jesse Jackson, Farrakhan y otros líderes políticos y religiosos se pusieron del lado de CBS y acusaron a MTV de trato discriminatorio. Lo cual además era verdad. Y demostrable. Los de MTV cedieron ante el revuelo que se montó y la amenaza de otras compañías en seguir los pasos de CBS. Y “Billie Jean se convirtió en el primer video de un black act en MTV. Abriendo puertas hasta entonces cerradas. 

La expectación ante la actuación en el especial de Motown era enorme. Esa noche de 1983, 47 millones de personas se congregaron frente al televisor. Se sabía que MJ estaba preparando algo especial. Era su primera actuación como solista en TV. También su retorno a la casa que le había visto nacer artísticamente. Suponía la reconciliación con Berry Gordy, el fundador de Motown (y de Tamla

Pongamos la situación en contexto: Una fiesta de la Motown no es un asunto baladí. En el auditorio estaban todas las estrellas de la historia de la casa, incluyendo hijos pródigos como el propio Jackson y sus hermanos, Marvin Gaye –que también era CBS– o Diana Ross (las Supremes se volvieron a reunir para este evento). Luminarias como Quincy Jones, su productor, no podían faltar. Entre los Artistas de la casa estaban Stevie Wonder, Smokey Robinson, el primer fichaje de Gordy, de quien Dylan dijo en 1967 que era el mejor poeta vivo de América, los Temptations,  y los compositores, músicos, arreglistas y productores supervivientes de esa maquina de producir éxitos que fue Tamla/Motown. En resumidas cuentas, una audiencia exigente.  

La noche que Michael Jackson se folló a América supuso el debut del Moonwalk. Esos pasos tan especiales caminando hacia atrás y que desde esa noche se convirtieron en su imagen de marca. Nunca se había visto nada parecido –a no ser que fueses a los ghettos, donde algunos lo ensayaban-. Y el público estalló. Se oye. Se ve. Se palpa. Se siente. Gritos de hombres y mujeres como sólo gritaban y se desmayaban las mujeres en los conciertos de Marvin Gaye o Luther Vandross. El delirio. Y contagioso. Ni los asistentes ni los teleespectadores dábamos crédito. 

Al día siguiente se empezaron a despachar ¡cien mil Thrillers diarios! El resto ya es historia. 

Pero pocos conocen la intrahistoria. En 1983 el Hip Hop estaba tomando Manhattan. A lo grande. Desde Madison Avenue, el centro neurálgico de las multinacionales de la publicidad. Y el breakdance evolucionaba rápidamente.  

Jeffrey Daniel fue quien ayudó a Jackson a preparar su actuación para el Aniversario de la Motown. Y le enseñó unos pasos, que todavía no habían saltado desde el ghetto. Era el Back Slide. Michael decidió bautizarlo como Moonwalk –paseo lunar- porque había añadido pasos. 

En este video de 5 minutos podéis ver la historia contada por J.Daniel, con fragmentos de la actuación y comentarios de algunos de los asistentes. Destacaría el entusiasmo de Smokey Robinson narrándolo.

Pinchando aquí llegáis a la página de haha donde está el documental (tarda en cargar un pelín). 

Y por supuesto, La Actuación:

ACTUALIZACIONES/ ENTRADAS RELACIONADAS:

Tal Cual: la tarde que maté a Sofía Loren (otro post sobre Michael Jackson)

BAD (Efe Eme)

Fotos recuperadas 2    

Memorial de Michael Jackson  

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme) 

Apuntes dominicales  

Michael Jackson (1958-2009)

14 comentarios

Archivado bajo General, Música