Archivo de la etiqueta: Thompkins

El Barça resucita y gana el tercer partido

Francesc Adelantado Marca

La final llegaba a Barcelona y el Barça resucitó en casa ganando 78-77 el tercer partido. 2-1 para los blancos en la serie y el cuarto partido será el viernes, también en la ciudad condal.

El Real Madrid tuvo el titulo en sus manos en la última jugada: un punto abajo con diez segundos y seis décimas de posesión. Laso dispuso un quinteto de tiradores: Campazzo, Llull, Carroll, Rudy y Thompkins. Pesic contrarrestó con un cinco más físico. El Barça necesitaba defensa. Con una canasta (o dos tiros libres) éramos campeones. El Madrid había estado circulando muy bien el balón a lo largo de todo el partido. Repitieron en esta última jugada que el Facu pretendió rematar asegurando con una entrada a canasta. Pero resbaló y lanzó al cielo a falta de cuatro segundos. Milagrosamente Thompkins se hizo con el balón y falló, solo bajo el aro. En estos tres encuentros los azulgranas han dominado los rebotes. En esta ultima y decisiva jugada el Madrid se hizo con el pseudo rebote y no acertó a sentenciar la final.

Los parciales de los cuartos nos dan idea de los vaivenes en el marcador y de lo reñido del encuentro (el marcador final también es buena prueba de ello): 19-18, 15-22, 24-18 y 22-19.

Heurtel, con 21 puntos, volvió a ser el mejor del Barça. Kuric (10 puntos) anotó los dos triples que tiró, en momentos importantes para su equipo. Claver no hizo ningún punto pero fue el máximo reboteador del partido (7). Sus compañeros Singleton y Hanga le secundaron con 6 cada uno (los tres mejores del Madrid apenas lograron 3 cada uno).

Por el Madrid, Campazzo y Thompkins, con 18 puntos cada uno, fueron los máximos encuestadores. El argentino volvió a brillar –a pesar de ese resbalón final– y nos hizo olvidar su mal partido anterior. Los triples y la anotación total de Thompkins nos hicieron olvidar a Randolph (6 puntos), quien sigue desaparecido. Quienes me conocen saben que a Randolph le tengo en mi radar de sospechosos habituales. En los partidos decisivos le cuesta aparecer. Cuando lo hace es clave. Esta temporada le seguimos esperando (en el primer partido de la final, el mejor de los tres que ha disputado, tan solo logró 11 puntos). Causeur, que lució en el primero y flojeó en el segundo, tampoco estuvo acertado. No anotó en los casi diez minutos que jugó.

Quisiera destacar a Rudy. Ha entendido perfectamente su rol en el equipo. Con la veteranía ha dejado de ser la estrellita y es un jugador aplicado en defensa. Sin olvidar su potencial anotador (quien tuvo retuvo). Pelea, incordia, roba balones y logra rebotes. Un ejemplo para los compañeros. Y digo esto tras una derrota (y después de su rebote decisivo en el anterior partido).

Las espadas siguen en alto. Veremos que sucede el viernes a partir de las 21:00 horas.

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes

Final Four en Vitoria

AS

Se celebraron las dos semifinales de la Final Four de la Euroliga de baloncesto, en el Fernando Buesa Arena de Vitoria. La primera fue la de “los patrocinadores” (Turkish Airlines): se enfrentaban dos equipos de Estambul, el Fenerbahçe de Obradovic (el técnico más laureado de los cuatro con 9 Euroligas al frente de cinco formaciones, dos de ellas españolas) y el Efes.

El Fenerbahçe llegaba tras tres temporadas seguidas alcanzando la final (ganaron una, la segunda). Solo opusieron oposición en el primer cuarto (lo ganaron 20-19) y sucumbieron en una segunda mitad asombrosa del Efes, tanto en defensa como ataque. El resultado final de 73-92, favorable al Efes, confirma lo dicho.

Shane Larkin con 30 puntos (su 43 de valoración es el récord de una Final Four) fue decisivo en la victoria. El estadounidense llegó a Europa de la mano del Baskonia en la 2016/17 antes de volver a la NBA una temporada (Boston Celtics) tras la cual fichó por el Efes. El base serbio Micic con 25 puntos fue el otro bastión de los vencedores.

En su tercera Final Four es la primera vez que el Efes llega a la final de la Euroliga (siendo el primer club turco en ganar una competición europea, la Copa Korac en 1996).

En la segunda semifinal se enfrentaban los dos equipos con más títulos. El Real Madrid supera al CSKA de Moscú. Pero los moscovitas son la bestia negra de los madridistas: son quienes más partidos nos han ganado en Europa.

El marcador del primer cuarto 18-22 no reflejó la superioridad blanca. En el último minuto y medio desperdiciamos una ventaja de 11 puntos (11-22). Tavares dominó los rebotes y plantó tres gorros. Randolph estuvo acertado en defensa y ataque. Campazzo dirigió con acierto. De Colo no entraba en juego. El CSKA no tenía ritmo. Hasta que saltó a la cancha Sergio Rodríguez. El Chacho le dio otro aire a su equipo.

En el segundo cuarto Rodríguez se imponía claramente a Llull. Sus 9 puntos y 3 asistencias fueron claves para que el CSKA empatase, 26-26, a falta de 7 minutos. Un triple suyo adelantó al CSKA 29-28. A 6:11 del descanso entró Causer para frenar al Chacho. Medio minuto después Campazzo sustituyó a Llull. Los vaivenes en el marcador se sucedían. Rodríguez estaba imparable. Con 36-36, a falta de cuatro minutos, llevaba anotados 14 puntos. Le cambiaron. Y nosotros echábamos de menos a Tavares: sus puntos, rebotes y poder de intimidación. El descanso que le dio Laso se me antojaba demasiado largo. A tres minutos del descanso volvió a la cancha. Causer, liberado del Chacho, anotó 9 puntos. Un triple de Thompkins, coincidiendo con la vuelta de Rodríguez, puso el 37-43 a un minuto del final de la primera mitad. Al intermedio se llegó con un 43-45 favorable al Madrid. Esta reacción final del CSKA nuevamente tuvo a Sergio Rodríguez de protagonista.

En esta primera parte tres aspectos negativos: por parte de ellos el mal partido de De Colo y por la nuestra dos bandejas seguidas falladas por Taylor al principio y nuestra falta de acierto en los triples (éramos los mejores de los cuatro equipos en este apartado).

La segunda mitad arrancó con la tercera personal de Tavares (jugada de tres: canasta + tiro libre). El mate de Clyburn fue espectacular y el intento de Tavares se saldó con la referida falta. Laso le mantuvo en cancha, pero por poco tiempo. Entró Ayón. El Facu le sacó la tercera falta al Chacho. Fue otra jugada de tres. Y el Madrid se distanció 48-54. Tras una canasta de Ayón (48-56) le pitaron una técnica a Rudy Fernández. 50-56. Nos pusimos 50-61 en el ecuador del tercer cuarto gracias a un triple de Randolph. Los once puntos de ventaja se incrementaron a 13 tras dos tiros libres transformados por Causer. A tres minutos y medio del termino del tercer cuarto apareció De Colo: anotó su primer triple y provocó las terceras personales de Campazzo y Causer. A menos de un minuto un triple del Chacho acortaba la diferencia: 65-73. Antes el Madrid tuvo un campo atrás y en la jugada posterior al triple hicimos pasos. El tercer cuarto acabó 65-73 a nuestro favor.

Quedaba solo un cuarto y podía pasar cualquier cosa. El Madrid llegaba cargado de faltas. Y con el deficit de los triples. Esto ultimo era motivo de esperanza. Nos quedaba pillar esta racha.

El último cuarto comenzaba con una canasta de un ex Hunter (su segunda), una de Causer (su séptima), la tercera personal de Ayón, una canasta del Chacho y un 2+1 de Llull. 69-78. Tres triples seguidos fallados por Llull eran aprovechados por el CSKA. 75-78. Quedaban 6 minutos 15 segundos y De Colo había forzado la cuarta de Tavares. Añadan una técnica incomprensible a Laso y ya se pueden hacer cargo del panorama. 76-78. Fallábamos otro triple y a Campazzo le pitaban la cuarta personal. De Colo fallaba un triple apurando la posesión. Thompkins ponía el 76-80 tranquilizando un poco los ánimos. Clyburn con su tercer triple (17 puntos hasta ese momento) ponía el 79-80 en el marcador. Laso tenia en pista a cuatro jugadores con cuatro personales. Y seguíamos fallando triples. A 3:39 del final empate a 80. Taylor desempataba con ¡un triple! Sergio Rodríguez sorprendentemente seguía en el banquillo. Un triple de De Colo a 1:19 adelantaba al CSKA, 87-85, por tercera vez en el encuentro. Sumaba 17 puntos en la segunda mitad (más los cuatro de la primera). La quinta de Campazzo resultó en dos tiros libres anotados por De Colo. 89-85 a menos de 40 segundos. Rudy Fernández a punto de perder el tiempo de posesión sacó dos tiros libres. 89-87 a falta de 25 segundos. Chacho volvió, provocó la quinta de Tavares y transformó los dos tiros. 91-87. Quedaban 17 segundos. Un triple de Llull ponía el 91-90. 15 segundos. Rudy hacía la quinta. Con 14 segundos ellos anotaban los dos tiros libres. 93-90. Una pedrada de Llull, intentando meter un triple imposible y su posterior falta sentenciaron el partido. A falta de dos segundos metieron los dos tiros. 95-90. Y el CSKA a la final.

De Colo y Sergio Rodríguez anotaron 23 puntos. Nuestro máximo anotador fue Causer con 18 e inexplicablemente ausente en los últimos minutos.

El Madrid nuevamente en un partido importante desperdicia una buena ventaja, desinflándose en el último cuarto (perdimos 30-17). El desacierto en triples y tiros libres además de la falta de juego interior (solo estuvo Tavares) han sido decisivos. La inteligencia del rival  y su técnico fue otro aspecto fundamental.

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes

El Madrid gana 85-80 la Décima en una final enorme

Euroliga

El Real Madrid ha ganado 85-80 su Décima copa de Europa de baloncesto, en una final enorme de la Euroliga. Es la segunda con Pablo Laso en cuatro temporadas.

La final fue grandiosa. Por ambos equipos. Y destacaron “secundarios” como el italiano Melli (28 puntos), quien hizo el partido de su vida, y el francés Causeur (17 puntos) en su partido más trascendental desde que llegó al Real Madrid. No solo cuenta lo que encestó también hay que recordar que seco al griego Sloukas, una de las figuras del rival.

Injustamente Doncic (15 puntos) fue elegido el mejor jugador de la final. No se lució. Estuvo bien en la faceta anotadora, perdió balones, cometió cinco personales, capturó algunos rebotes y su última falta, la quinta, casi nos cuesta el partido.

La labor defensiva de los de Laso tiene mucho que ver en el triunfo. Tanto en la semi contra los rusos como en la final ante el Fenerbahçe.

Hay que destacar la labor de todo el colectivo. Obvio que algunos destacaron más que otros. Pero viendo como se desempeñaron Reyes, Tavares (menuda final se marcó) Ayón y Thompkins (estos dos últimos en la semi contra el CSKA tuvieron la misma valoración que Doncic, que fue nombrado MVP del partido) la actuación y presencia de Randolph queda en entredicho (una vez más). En cambio Tavares y Thompkins estuvieron inmensos en la final. El estadounidense intervino anotando en jugadas decisivas, como esa del final palmeando y encestando el rebote tras el fallo en los tiros libres de Causeur.

Pero no es el momento de poner pegas y sí de disfrutar con este equipazo. Liderado por veteranos y experimentados primeras figuras como Reyes, Rudy Fernández, Sergio Llull o Carroll.

Y ahora a por la Liga ACB. Mientras los del fútbol tienen que igualar esta gesta el próximo sábado contra el Liverpool en la final de Champions.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Baloncesto, Deportes