Archivo de la etiqueta: The Killers

KFC vende medio millón de CDs al mes

KFC

La noticia tiene tres años al menos, pero me acabo de enterar: KFC (Kentucky Fried Chicken) vende medio millón de CDs al mes en Indonesia. Y me he enterado porque el director de la discográfica es ¡Steve Lillywhite!

Lillywhite es un afamado productor, entre otros de U2, Peter Gabriel, The Rolling Stones, Dave Matthews Band, The Thompson Twins, XTC, Big Country, Siouxsie and The Banshees, Simple Minds, The Psychedelic Furs, David Byrne, Talking Heads  The Pogues, Morrissey, Juanes, The Killers, etc. También ha dirigido Mercury Records, en Inglaterra, y fue el director artístico de Columbia Records, en Estados Unidos. Y desde 2017 vive en Yakarta (Indonesia). La capital tiene una población de 10,56 millones de habitantes y el país de 267,7 millones. El 90% son musulmanes (son el estado con más musulmanes del mundo).

Hago referencia a la religión por cuestiones gastronómicas: no comen cerdo. La ternera es un lujo, sin mucha tradición en el país. De ahí la preponderancia del pollo. Los KFC en Indonesia están un nivel por encima del fast food (en EEUU KFC son el nivel más bajo), y compiten en el mismo segmento que los Hard Rock. Por ahí surgió la conexión musical.

Los 570 KFC pertenecen a Ricardo Gelael. Su hermano Fabian, director de la empresa, decidió incluir música grabada en la oferta de los menús. No como hizo Starbucks que colocaba los CDs en el mostrador de la caja. Y los comprabas o no. KFC los incluye con el pedido si los pides (el personal te los ofrece). La unidad sale a poco más de tres euros (hay que tener en cuenta el poder adquisitivo medio y el enorme volumen de unidades fabricadas y vendidas). Una cosa llevó a la otra y la familia Gelael fundó la discográfica Jagonya Music & Sport con Llilywhite al frente de la misma. 

El repertorio que Lillywhite ofrece a los consumidores de KFC es de artistas locales y recopilatorios, también nacionales. Como KFC tiene un enfoque para las familias, muchos locales disponen de zonas de juego infantiles, los CDs de música infantil forman parte de la oferta. Los locales mantienen una selección entre 10 y 15 referencias mensuales.

¡Pollo frito, arroz y música!

Lillywhite

Deja un comentario

Archivado bajo Consumo, Cultura, Música

Dylan vende todo

La noticia musical de ayer fue la venta de todo el catalogo de canciones de Bob Dylan. Aclaro: Dylan lo ha vendido todo, tanto los derechos que le corresponden como autor como los derechos editoriales. Estos últimos los controlaba su propia editorial, Bob Dylan Music Company (BDMC). Esta nació de la agrupación de todas las editoriales que ha tenido el Nobel de Literatura a lo largo de su dilatada carrera (Dwarf Music, Big Sky Music, Ram’s Horn Music y Special Rider Music). Algunas surgieron por asuntos relacionados con divorcios. BDMC operaba directamente en Estados Unidos mientras Sony/ATV administraba los derechos en el resto del mundo. Asumo que una parte de la venta se canalizará a través de la empresa (por absorción) y otra a título personal.

Esta operación por la que Dylan se deshace de su pasado presenta varias particularidades. La primera que llamó mi atención fue la cuestión del derecho moral, inexistente en la legislación de la propiedad intelectual estadounidense y pilar básico de la europea (conocida como derecho continental). Este derecho moral surgió como protección de los autores para que no vendiesen todos los derechos de sus obras por cuatro perras. Algo más frecuente de lo deseado, por los problemas de adicción que todos pueden imaginar. Las sociedades anglosajonas, tan pro business, no aceptaron esta normativa. En el caso de Dylan no hay ningún abuso y como autor estadounidense se aplica la legislación de su país. La particularidad surge por la parte compradora: Universal Music Publishing Group es una editorial estadounidense, mas su propietaria es una multinacional francesa. De no estar registrada UMPG como empresa de EEUU habría creado problemas burocráticos. De fácil solución, pero costosa.

No se ha desvelado el precio de la adquisición. Algo que tendrá que hacerse al publicar las cuentas del trimestre y las anuales de 2020 de UMPG. Mientras, los medios especulan con una cantidad que rondaría los 300 millones de dólares. Cifra que me resulta irrisoria, aunque parezca que es mi comentario el que lo sea. Me explico: hace tan solo unos días, el 4 de diciembre, Primary Wave Music Publishing anunció que le había comprado a Stevie Nicks una gran parte de sus derechos (80%) por unos 100 millones de dólares. Es decir, por un tercio de lo que dicen que le han pagado a Dylan se llevan menos del 100% de los derechos de Nicks, que es lo que Dylan le ha vendido a UMPG. No me cuadra. No infravaloro a Stevie Nicks ni sobrevaloro a Bob Dylan. Pero las cosas como son: la carrera de uno arranca en 1962 y su catalogo son más de 600 canciones, muchas de ellas versionadas por los más grandes de todos los estilos y géneros (superan las 6.000 grabaciones). El mayor éxito de Nicks fue el “Rumours” de Fleetwood Mac, uno de los más vendidos de la historia. De las 11 canciones del álbum tres fueron compuestas por ella más uno con toda la banda. En el siguiente, “Tusk“, un doble, suyas son cinco de las 20 canciones. En solitario también tuvo éxito, pero sin llegar a la altura del “Rumours“. Primary Wave, que se ha hecho con los derechos editoriales de Nicks, inició sus actividades en 2006 con la compra del 50% del catalogo de canciones de Kurt Cobain.

Estas compras recientes (Dylan, Nicks) tienen algunos antecedentes de este mismo año: Calvin Harris (90 millones), Imagine Dragons (100 millones), The Killers, etc. A esta lista muy pronto se unirá David Crosby.

La pregunta clave es: ¿qué ha motivado a Bob Dylan para deshacerse de sus activos más preciados? Al 100%. Igual que en los casos mencionados anteriormente puede haber una motivación fiscal. El presidente electo Joe Biden anunció durante su campaña que subiría el impuesto de plusvalías de un 20% al 40% para las ganancias superiores a un millón de dólares. Esto quizás explique el frenesí de compras y ventas desde las elecciones del 3 de noviembre hasta la fecha. Pero sigue sin despejar la incógnita principal: ¿por qué vender el 100% de sus canciones? Evidentemente el precio será mayor cuanto más porcentaje venda. ¿Pero de ahí al total? Demuestra un desapego absoluto por sus creaciones. ¿O es justo todo lo contrario? Porque prefiere dejarlas en manos de profesionales (UPMG) que en quién sabe quién. Estoy hablando de sus herederos, sus parejas, y sus respectivos abogados, asesores financieros y demás buitres. Probablemente, desde el punto de vista fiscal, esta también pueda ser la mejor solución para los herederos. Aparte que los derechos de autor pasan a dominio público 70 años después del fallecimiento del autor. Es decir, vendiendo incluso puede estar beneficiando a los herederos de sus herederos (si los herederos directos no dilapidan la previsible fortuna que les va a quedar). Recuerden que Bob Dylan tiene 79 años.

Por una ironía del destino UPMG va controlar todas las canciones de Dylan. Leeds Music Publishing le firmó su primer contrato editorial (un adelanto de 100 dólares) para las dos canciones propias incluidas en su álbum de debut (1962), más los arreglos de los cuatro temas tradicionales que adaptó. Leeds Music fue vendida a MCA que a su vez posteriormente fue comprada por Universal.

En la editorial de Dylan, Bob Dylan Music Company, además de sus temas encontramos una joya no compuesta por él: “The Weight” de Robbie Robertson (The Band).

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

La E del PSOE, la agenda del presidente y el uso del avión oficial

El Mundo PS con Andrea Levy FIB

Una de las polemicas veraniegas de estos pasados días ha sido el uso del avión oficial, un Falcon, por parte del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, para asistir al FIB. Más concretamente para ver a The Killers en directo en el festival de Benicàssim. Visita no programada en la agenda presidencial y que fue catalogada como actividad “cultural de noche” por parte de la vicepresidenta Carmen Calvo. Sobre esto volveré más adelante, porque dentro del repaso de gestos y símbolos detrás de este asunto hay que empezar por la E del PSOE.

SI muchos dudan del significado real de la O en las siglas del partido socialista, este Mundano duda de las preocupaciones reales de la izquierda española al respecto. No solo del PSOE. Pero esto es harina de otro costal. Aquí pretendo dilucidar sobre la E de España. ¿Es el PSOE un partido español? No me cabe la menor duda pero… hay gestos, detalles que levantan sospechas. Empezando por su modelo de España. Llevan dando tumbos al respecto desde Zapatero. Parece que tienen claro un modelo federal utópico. Es decir, de cara a la galería. A veces no es simétrico y otras sí. Todo depende de con quien negocien. Así que la E suele acabar en manos de nacionalistas, algunos de ellos ya claramente independentistas.

Con Pedro Sánchez al frente del gobierno hemos asistido a dos hechos que ponen en duda el valor de la E en el PSOE. El primero sucedió cuando recibió al nuevo presidente de la Generalitat. A la entrada del palacio de La Moncloa solo ondeaba la bandera catalana. Habían retirado la europea y la española. ¿Por qué? ¿A cuento de qué venía esta estupidez? ¿Un detalle con alguien que representa unos intereses contrarios al bien común del que pretende separarse? Desde un punto de vista simbólico es un inmenso error. Como lo es acudir a ver a The Killers al FIB. Precisamente a ese grupo y a ese festival.

Seguimos con lo de la E y añadamos el factor de las declaraciones de la vicepresidenta Calvo, la intelectual. Si como declaró la asistencia al festival era una actividad cultural ¿por qué no estaba prevista en la agenda presidencial? Suena a actividad de ocio más que cultural y por eso Sánchez y los suyos la ocultan. Y montan un par de reuniones para justificar su presencia en la zona. Pero olvidan (¿adrede?) avisar al ayuntamiento de la localidad y a la Diputación.

No dudo que asistir a un festival musical sea una actividad cultural. ¡Faltaría más! Incluso añadiría que es una experiencia cultural, tanto desde el punto de vista de la música como cultura y también de práctica vital. ¿Pero The Killers y el FIB? Muy poco tienen ambos de E.

The Killers, grupo veterano de Las Vegas (EEUU) formado en 2001, en sus horas bajas, no es el mejor ejemplo para que vaya a a verlos un  secretario general del PSOE y presidente de un gobierno español, pretendidamente progresista. Víctor Lenore ayer en El Confidencial recordaba los antecedentes de la banda: “El grupo estadounidense es conocido por sus fuertes creencias religiosas y por su sintonía con el partido republicano.”

Lenore también recordaba la crónica de Luis María Ansón, si Ansón: [—] No es ningún secreto que The Killers son una de las bandas preferidas por la derecha española. Lo confirmó el veterano periodista Luis María Anson en una crónica de su gira en 2009. “Estaba todo Madrid, desde Aznar, el político, a Guti, el futbolista; desde Hugo Silva, el televisivo aspirante a actor, a Mónica Cruz, la actriz excelente; desde ‘pepepijos’ de vario pelaje a destacados progres caviar socialistas; desde señores antiguos de corbata hasta adolescentes ombligueras, lolitas de vaqueros ceñidos como la piel, jovencitas minifalderas, al aire el muslo bello y flojo el cinturón. La juventud era una llamarada encendida en el Palacio de los Deportes”. […] El Pedro Sánchez del FIB parece entrar de lleno en la definición de “destacados progres caviar socialistas” que hizo Ansón en su día.

Leyendo lo anterior recuerdo lo de la mujer del César, que no solo debe ser hornada sino además parecerlo. ¿Los asesores de Sánchez para qué están? ¿No saben que el líder de The Killers es mormón? ¡Una religión muy poco feminista! Si nos vamos a dedicar a la política cosmética hay que venir maquillado de casa.

¿Y qué decir del FIB? Muy poco E. Está en manos extranjeras desde 2005 cuando fue adquirido por el empresario irlandés Vince Power (el equivalente al propietario de Ryanair en el mundo de la música). En 2013 hizo frente a una profunda crisis económica de su empresa y vendió el 65% de su empresa Maraworld a Dennis Osmond (MCD Productions) y a Simon Moran (SMJ Concerts). En 2014 Power completó la venta de Maraworld al 75% permaneciendo como director del FIB. Todo muy español como podrán comprobar.

En una entrevista a Lenore en 2011 Vince Power declaró, o más bien confirmó lo que muchos denunciamos: “El circuito inglés y el español están al mismo nivel. Me parece más sencillo montar un festival en este país que en el Reino Unido porque los municipios españoles son más tolerantes para relajar los reglamentos durante los días de festival. Inglaterra es un infierno de regulaciones sobre ruido, tráfico, acampada y otras cosas. España también tiene a su favor el clima y las infraestructuras para atraer público de fuera, especialmente el británico”.

Antes de proseguir y concluir quisiera dejar claro que Mariano Rajoy no goza de mis simpatías. Y aunque parezca lo contrario soy más cercano a Sánchez que a Rajoy. Lo cual no es óbice para que pueda criticar al actual presidente del gobierno. Viene esto a cuenta del pobre argumentario empleado por militantes y trolls del PSOE (con escaso éxito dicho sea de paso) respecto al uso de Rajoy del Falcon para ver un partido de fútbol. Pues, lo siento, no es lo mismo. Primero porque no era un partido de fútbol cualquiera, era una final europea. Y segundo, esa final la jugaba la selección española. Sí, España, ni más ni menos. Muchos más relevante que unos neocons estadounidenses como The Killers.

Si a Sánchez, como antes a Zapatero, le gusta la política de gestos, debería cuidar esto. Porque de momento, aparte de mal gusto musical, ha demostrado estar colonizado culturalmente. Algo impropio de un presidente de gobierno español. ¿No había otros festivales más significados y representativos de la cultura musical española para su primera aparición? De cualquier género musical, desde el indie, que parece ser de su afinidad, hasta el flamenco, pasando por folk, clásica, rock, jazz (por ejemplo, el homenaje a Cifu en El Ciego con la actuación de Jorge Pardo, un gigante), etc.

Pedro Sánchez haga honor a la E del PSOE!!!

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Política