Archivo de la etiqueta: The Clash

40 años del «Sandinista!» de los Clash

Sandinista

El pasado diciembre se cumplieron 40 años de la edición del «Sandinista!«, el triple álbum de The Clash. Y pronto serán los 40 del sencillo «The Magnificent Seven«, publicado por la insistencia de quien les escribe. Fue el tercer single editado del triple disco, pero el primero en España (lo sacamos en diciembre).

Los deseos del grupo de sacar un triple a precio reducido, para no perjudicar los bolsillos de sus seguidores, chocaban con los costes derivados de la fabricación. Se llegaron a varios compromisos. El primero fue con la compañía británica, la suya. CBS UK logró un acuerdo por el que los Clash renunciaban a cobrar regalías por las primeras unidades que se vendiesen. Recuerdo que era una cantidad elevada. He encontrado en la red que mencionan 200.000 unidades.

En una reunión de marketing europeo la CBS británica comentó el asunto y ofertó buscar soluciones parecidas. Llegamos a una solución: el grupo cobraría el 50% de las regalías que les correspondiese (que ya estaban reducidas en las ventas del extranjero). No era una cantidad importante y creaba una contabilidad aparte: había que reducir el importe del intercompany royalty que le pagábamos a la compañía inglesa del «Sandinista!«.

Como en España teníamos nuestra propia fábrica, e importar producto terminado desde Holanda (donde estaba la fábrica para el continente) o Inglaterra era inviable, por problemas de diverso índole (cambio de la peseta, aduanas, etc.), propuse una solución: empaquetar los tres vinilos en una sola funda. Era la única forma de mantener un precio asequible y satisfacer el deseo de la banda. No solo se aprobó la sugerencia. Mis colegas europeos se subieron al carro. Para las casetes se decidió que fuesen dos en vez de tres. Aquí también se impuso lo práctico (por el espacio disponible en los estantes de las tiendas).

«The Magnificent Seven» fue el primer tema rap de un grupo blanco. Se adelantó en unos meses al «Rapture» de Blondie. En Madrid enseguida le vimos el potencial al tema. Lo probamos en Pachá y era un llena pistas. Aunque le faltaba algo. Lo empezamos a testar en Barcelona y Valencia y las respuestas también eran positivas. ¡Podíamos tener un éxito bailable con The Clash! Informé rápidamente a la compañía inglesa. Y les urgí a tener una remezcla para sacar un maxisingle y enviarlo a discotecas. Además de venderlo. Ofrecí dos alternativas: hacerlo nosotros o ellos. Al poco me contestaron que el grupo estaba entusiasmado con la idea y se comprometían a ponerse manos a la obra. Establecimos un calendario: primero sacábamos el sencillo, con una versión editada para la radio del tema del LP, y rematábamos con el maxi y una versión editada del mismo para las radios. No demasiado tiempo después nos llegó el remix, «The Magnificent Dance» firmado por Pepe Unidos. Nos fue bien y sobre todo sirvió para dar aire a un gran disco, difícil de manejar.

Radio

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Fútbol

«El tiempo pervertido» es el nuevo libro de Esteban Hernández

Reseñas EHSiempre es motivo de alegría cuando un amigo publica un libro. Y es aún mayor cuando se comparte editorial. «El tiempo pervertido» es el cuarto libro de Esteban Hernández y el primero con Akal.

¿Qué puedo añadir a las reseñas que pueden leer en el encabezado? Son firmas más acreditadas que la mía. Sí quisiera resaltar que a las cualidades que todos conocemos de Esteban Hernández, las de fino analista político y agudo observador de la realidad desde las paginas de El Confidencial, hay que añadir su pasión musical. Colaborador habitual del Ruta 66, es un enamorado de The Clash y un asiduo del Azkena. Salir con él es conocer los mejores bares rock de Madrid.

En mi último libro, «Rock ‘n’ Roll: el ritmo que cambió el mundo«, eché mano de tres pasajes de su antepenúltimo libro, «El fin de la clase media«, como epígrafes para varios capítulos. (Contenía muchas referencias musicales y me entusiasmó en su día, de esos libros que subrayas).

Solo me queda recomendarles que le hinquen el diente a la mayor brevedad posible a «El tiempo pervertido«. Ya está disponible en los puntos de venta habituales. ¡No se despisten! Estamos ante «una inteligente e iluminadora guía del pensamiento político del siglo XXI».

Akal EH

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Libros, Recomendaciones

Espectaculares Wyoming & Los Insolventes

10-aniversario-wyoming-los-insolventes-con-artistas-invitados-en-madrid-1Sencillamente espectaculares anoche Wyoming & Los Insolventes celebrando sus 10 años de existencia. Si ya son buenos de por sí (tuve ocasión de comprobarlo en Coruña el pasado mes de diciembre) anoche en La Riviera, durante las casi dos horas y media de concierto, con semejantes ilustres invitados pusieron boca abajo el recinto que estaba a rebosar. A los nombres que hay en el cartel del encabezado habría que añadir y destacar alguno más. Como el de dos grandes cantantes Jesús Trujillo de King Sapo (quien sí aparece) y Maikel Rodeiro (baterista además del trio ferrolano Malditos Pendejos; también es infante de marina del Tercio Norte). Poderosa voz la de Maikel y dúctil al mismo tiempo. En el escenario lució una camiseta de Malditos Pendejos y una espectacular corbata con tres figuras en blanco y negro de Elvis. «Lo siento, tuve que dársela a Rosendo» se excusaba ante mi pregunta sobre la corbata, apoyados ambos en la barra del Galileo Galilei, a donde habíamos acudido tras el show de La Riviera.

El repertorio de Wyoming & Los Insolventes es insuperable (y cambiante, porque hubo variantes respecto al de Coruña de hace 10 meses): clásicos de Beatles, algunos pasados por el tamiz de Joe Cocker y Leon Russell (del «Mad Dogs & Englishmen«) y que también se puede aplicar al «The Letter«, David Bowie, el momento apostólico sobre el «Land Of A Thousand Dances«, el «My Sharona«, The Clash, etc. y sobre todo algunos de los himnos inmortales del rock nacional. Que fueron los que más enfervorizaron al público presente. Le comentaba al final a Julián Hernández de Siniestro Total (una alegría verle de nuevo en forma tras un periodo complicado) que tres de Beatles, tres de Bowie y otras tres de Siniestro. La Mundana nos hizo esta foto al acabar, en un bar enfrente de La Riviera.

Julián SIniestro 261018

El dominio escenico de El Gran Wyoming es incuestionable. Aparte de su innegable faceta de showman. Aguantar el tirón de cantar tanto tiempo es admirable. Y además se marcó un excelente solo de guitarra (y presumió de ello, como no podía ser menos, además de vacilarle a ese estupendo guitarrista que es Miguel Ángel Ariza –»sí, sí, ahora afina, claro, después de esta exhibición que he dado»).

Los Insolventes no hacen honor a su nombre en cuanto a su solvencia musical: son excelente músicos. Y ayer contaron con los dos baterístas que han formado parte de su historia. Muchas veces tocando juntos (como hacían James Brown y la Allman Brothers Band que llevaban dos baterías). Otro subidón fueron las coristas. Las tres excelentes. En su punto justo, apoyando los temas y haciéndolos crecer. Mientras disfrutaban con su labor (y contagiaban ese entusiasmo). Fue una alegría ver a mi apreciada Cristina Narea como una de las tres integrantes. Lo mismo puede decirse de José Alberto Solís, al bajo y los saltos: entusiasmo contagioso. Y Mr. Cool, Manolo Villalta, a los teclados, con su sempiterno cigarrillo, creando «colchones» y ambientes sonoros que envuelven las canciones y proporcionan seguridad y bienestar al resto de los músicos. Mientras, a esas horas, se realizaba el recuento de las votaciones en SGAE. Villalta salió elegido para formar parte de la Junta Directiva. Ya le he dado el pésame esta mañana.

Drogas, Iván, Miguel, Eugenio,Julián, ROsen

Esta foto de los camerinos está «robada» del Facebook de Eugenio Muñoz. (La he recortado porque en la parte superior había mucha zona en negro). En ella, aparte de Eugenio, intimo colaborador de Rosendo, se encuentran varias de las estrellas del rock que arroparon anoche a Wyoming & Los Insolventes.

Algunas fotos mías del momento final cuando Wyoming reunió a todos sobre el escenario.

La Mundana me ha pasado las dos siguientes del apoteósico final con todos interpretando el «Maneras de vivir«.

Final Maneras de vivirFF Maneras de vivir

John Echevarría me ha pasado algunas fotos (desenfocadas). También rodó unos fragmentos del «Bienvenidos» de Miguel Ríos y el «Agradecidos» de Rosendo, que he subido a mis redes sociales. Subo aquí esta de Miguel Ríos porque, a pesar del problema técnico, me parece un fotón que recoge fielmente uno de los momentos cumbre de ayer (y recuerda a la portada de uno de sus míticos álbumes).

Miguel de John

Los hermanos Monzón (Seju y Chechu) me han hecho llegar fotos de gran calidad. No en vano son de Domingo J. Casas (un maestro) y una de Julio P. Sotillo.

Miguel y Chechu

Todos DomiTodos Julio

¡Una gran noche! Mágica, divertida y de muy buen rollo. Una noche de rock & roll. ¡Qué más se puede pedir!

P.D.: Me quedé con las ganas de hacerme una foto con dos de los prologuistas de mi dos últimos libros, Miguel Ríos y El Gran Wyoming. Me queda el consuelo de pensar que faltaba Igor Paskual por lo que la instantánea sería incompleta.

P.D. bis: No he visto ninguna reseña hoy en los medios. En cambio en youtube pueden encontrar la filmación de «En blanco y negro» con Enrique Villareal El Drogas y fragmentos de varias partes de la actuación.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música

Joe Strummer y The Clash en Ruta 66

Ruta 66Joe Strummer protagoniza la portada del Ruta 66 de este mes. Un repaso a su trayectoria con y sin The Clash. Una selección de articulistas de primera dan forma a un excelente dossier sobre la carismática figura de Strummer. Ignacio Julià, Carlos Zanón, Xavier Valiño, Esteban Hernández, etc. contribuyen con excelentes piezas que configuran un puzzle extraordinario.

Esteban Hernández, el fino y certero analista politico de El Confidencial, conocedor de mi experiencia profesional con The Clash, me pidió informacion para uno de los dos artículos con los que colabora en este reportaje coral. Le facilité datos sobre mis aportaciones al packaging final del «Sandinista«, la introducción de los Clash en las pistas de baile que iniciamos en España (con «The Magnificent Seven» también de «Sandinista«) y un texto sobre la gira española que no vio la luz en «Bikinis, Fútbol y Rock & Roll«. Esteban usó parte de esto último. Comienza el párrafo con:

«También había un lado oscuro, claro. Me contaba Adrian Vogel –hay que leer sus libros– que estuvo presente en el mejor concierto que dieron en España, el de San SebastiánMadrid fue un poco desastre, por el sonido y porque empezaban gira y no se les notaba nada rodados, y aún así…– que,…» y a partir de aquí incluía mi comentario, el texto que quedó fuera de «Bikinis,…«:

[…] La tensión entre ellos se palpaba. Quizás volcaron toda esa rabia sobre el escenario. No debió ser suficiente porque se liaron a puñetazos en el camerino. Escena bastante desagradable. Y delante de un insoportable listillo del New Musical Express. Era por un asunto de drogas. El batería estaba enganchado y parece que le birló el perico a Mick Jones para un speedball (mezcla explosiva de heroína y cocaína). Bernard Rhodes, el manager, no parecía contento con lo que estaba viendo. Era más de lo mismo. Kosmo Vinyl, jefe de prensa del grupo y otra leyenda del punk tras las bambalinas, se las veía y deseaba por poner paz y desalojar el camerino. Quedaba otra bronca: en el autobús de la banda. Empecé caliente y expliqué en voz bastante alta que la revolución no se hacía así, que eran unas divas mal criadas y eso convenía al sistema. A medida que se iban achantando, menos Joe Strummer que asentía con la cabeza, Rhodes apuntillaba mis comentarios hasta que tomó la voz cantante y prosiguió con la filípica. […]

Y EH termina el párrafo con «Suena algo ironico que sea un directivo de CBS quien te eche la bronca por no hacer bien la revolución, pero así son las cosas».

P.D.: Rhodes es una figura legendaria del primer punk londinense: descubrió a Johhny Rotten y lo metió de cantante en Sex Pistols y formó The Clash. En su regreso para representar a la banda, a petición de Strummer, había organizado fechas en España, Italia y Francia antes de volar para Nueva York e iniciar el asalto USA.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Medios