Archivo de la etiqueta: Susaeta

Pintxazo del Madrid en Bilbao

ATHLETIC 18/19 REAL MADRID 18/19

El 1-1 del Real Madrid frente al Athletic de Bilbao es un pintxazo en toda regla. Se pierden dos puntos en una Liga donde hay que ganar o ganar cada partido. En tan solo cuatro jornadas (12 puntos) el Barça ya nos saca dos.

Como ya venía avisando, de euforias exageradas y sin fundamento, hemos vuelto a fallar cuando nos hemos enfrentado a un rival de entidad. Perdimos la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid y no hemos sabido ganar en Bilbao. El Athletic siempre es un equipo que lo da todo en su casa y más si enfrente hay un grande. Me fastidia enormemente llevar razón.

Antes del partido comentaba con Pedro Arjona que nos gustaba la alineación de Lopetegui. Courtois en la portería. La defensa clásica. Un medio campo con Kroos, Modric y Ceballos. Se quedaban fuera Isco y Casemiro mientras Modric volvía a la titularidad. Arriba Bale, Benzema y Marco Asensio. Los primeros 20/25 minutos los dominó el Madrid a pesar de jugar con ocho y medio. Bale no existía. Marcelo no aportaba. Modric, a pesar de las dos oportunidades que tuvo (sobre todo la primera que fue muy clara), no carburaba y Benzema empezaba a parecerse peligrosamente al de la Liga de la temporada pasada. Acabó con solo dos remates. Uno se fue fuera (en la segunda mitad) y cuando al final pudo poner el 1-2 optó por pasar (aparte de no dejar que el pase de Asensio, tras un carrerón en el 89, llegase a su destino). Claro síntoma del amaneramiento del equipo y de la falta de confianza en si mismo.

En cuanto Ceballos empezó a perder protagonismo y empuje el Madrid fue dejando la iniciativa a los bilbaínos. Kroos retrasó su posición. En el 31 llegó el gol. Adivinen. Sí, por la banda de Marcelo. Le volvieron a pillar la espalda. Williams y Muniain llegaron en tromba a rematar el centro desde la banda. El delantero centro la tocó, en su camino hacía la red el balón salió trompicado y Muniain aseguró el tanto. Estos dos jugadores más Susaeta se habían adueñado del partido. Y la grada empujaba lo suyo como si fuesen muchos Raúl Garcia. Los blancos hacíamos agua y el segundo tanto local parecía avecinarse. De hecho llegó, pero fue bien anulado por fuera de juego.

En la segunda mitad salió Casemiro de inicio por Ceballos. Posteriormente, en el 53, Muniain se rompió. Siete minutos después Isco sustituía a Modric. El croata no está, a pesar de sus dos ocasiones. Isco marcó de cabeza a los tres minutos de salir. Un excelente pase de Bale, con la diestra desde la banda derecha, fue cabeceado por el malagueño como si lo hubiese hecho toda la vida. Fue la única acción meritoria del galés. Mientras que el tercer componente de la delantera, Asensio, se vació, Jugó sin balón (algo que echamos en falta al resto de nuestros jugadores) y con balón. Buscó el gol. Pero, al igual que los pocos de sus compañeros que intentaron rematar, se encontró con el portero Unai Simón. Si en San Sebastian Ter Stegen había salvado al Barça (lograron los tres puntos), en San Mamés Unai Simón salvó a los suyos, quienes pudieron perder, a pesar del excesivo sobo de pelota de los blancos y de la falta de velocidad y profundidad merengue.

Los locales le pusieron agallas, anticipación y toda la motivación del mundo. Nosotros, con tanto toque, no vamos a ningún lado sin coraje. No podemos dejarnos el cuchillo en el vestuario, hay que llevarlo en la boca apretando los dientes.

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

A una semana del Barça-Madrid (jornada 12)

22 de noviembre de 2010

A una semana del Barça-Madrid la jornada 12 se completa esta noche con el Getafe-Zaragoza, donde debuta “el vasco” Aguirre en el banquillo blanquillo. Y como aventuraba la semana pasada Michel se la está jugando. Decía Einstein que “la única cosa realmente valiosa es la intuición“. Pero había algo más que intuición cuando escribía:

Y Don Pep podría ser “el verdugo” de su amigo Juanma Lillo. Otros técnicos que también tienen la soga al cuello son Portugal (Racing), Camacho (Osasuna) y otro ex madridista Gay (Zaragoza). Y cuidado con el futuro de Michel, porque el Getafe no acaba de arrancar, fuera de casa.”

Las señales eran más o menos visibles. Y ya han caído Gay y Lillo en esta semana que ha pasado. A Camacho le volvieron a pitar ayer en Pamplona. Y eso que Osasuna ganó a un disminuido Sporting de Gijón. Los asturianos acusaron el sobreesfuerzo del partido contra el Real Madrid (“la batalla del Molinón” según Cuatro). Y si no prescinden inmediatamente de Preciado se verán abocados al descenso (es mi intuición). Portugal es carne de cañón porque su equipo no acaba de arrancar y su clasificación augura lo peor.

El tsunami culé sentencio el partido en 18 minutos (0-3). No tuvieron piedad y le metieron 8 a un Almería que parecía un equipo cadete. Incluso tuvieron la gentileza de meterse un gol en propia puerta (pudieron ser dos más en la primera media hora) y se comportaron como unas novicias (solo le hicieron 10 faltas a los azulgranas). Messi marcó tres goles y el suplente Bojan hizo dos. Villa no anotó pero cuajó un gran partido.

Esta jornada, además del parte de bajas de los técnicos, se ha distinguido por los 3 hat-tricks: Messi, Caicedo (Levante) y Cristiano Ronaldo. Y una semana más por un puñado de buenos partidos. Empezando por los tres del sábado (Villareal-Valencia, Almería-Barcelona y Real Madrid-Athletic de Bilbao) y terminando con el Real Sociedad 2- Atlético de Madrid 4.

Los merengues se impusieron 5-1 a los leones en un vibrante partido. Se repitió el resultado de la temporada pasada. El Athletic plantó cara en la primera parte con Llorente, Susaeta, Javi Martínez y el juvenil Muniain como jugadores más destacados.

Nada más comenzar el encuentro Pepe sacó un remate de Llorente que se colaba. Fue un jugadón del delantero centro visitante. El portugués compensó luego con un mal despeje de cabeza (hacía atrás) y el balón llego a Susaeta, cuyo trallazo provocó la primera de las tres grandes paradas de Casillas. En la segunda parte este mismo jugador estrelló un balón en el travesaño, en la única jugada destacable de los vascos en este periodo.

Hubo 6 goles, dos faltas máximas señaladas (en una hubo que repetir el lanzamiento) y una a Ronaldo que no sé sabe si lo fue o no (tampoco queda claro en la tele y en el campo hubo división de opiniones), paradas de ambos porteros, balón al palo, tres goles locales anulados (no los he visto en ninguna repetición) y el gol de Llorente fue en fuera de juego (no me lo pareció desde la tribuna, pero hay consenso en los medios al respecto).

Abrió el marcador Higuaín, después de que no le concediesen un gol minutos antes, en una jugada muy suya: forcejeando con la defensa, tras un pase de Di María, y abriéndose paso entre los dos centrales para encarar al meta y batirle de tiro cruzado por bajo. El segundo gol fue una maravilla. Di María se hizo con un rechace en la frontal del área madridista y abrió en largo a la banda para el Pipita, quien inició el contraataque. Nada más cruzar la divisoria del centro del campo lanzó una diagonal a Özil. Este en un primer toque sutil -lo único destacado que le vimos al alemán- adelantó el esférico a un Cristiano que llegaba embalado por el centro. Su remate duro y seco, según iba a entrar en el área, era imparable. Luego vino el gol de Llorente y nos fuimos al descanso con 2-1.

En la segunda parte un penalty a Di María fue sorprendentemente lanzado por Sergio Ramos. Algo que no figuraba en el guión. Me gustaría haber sido una mosca en la pared del vestuario madridista para presenciar la reacción de Mourinho.

Una falta magistralmente ejecutada por CR7 -a lo Roberto Carlos.- supuso el cuarto gol. Y una falta de Amorrebieta sobre Granero, en el último minuto, fue el penalty anotado por C. Ronaldo. Tuvo que repetir el lanzamiento porque Benzema -tan atento y concentrado como siempre- entró en el área antes de tiempo. En descargo del francés debo comentar que el luso hizo dos paradinhas.

En una semana, el lunes que viene, tendremos el Barcelona-Real Madrid. Pero antes, a media semana, hay Champions. Y parece que nos olvidamos. Los míos viajan a Ámsterdam con las bajas de Khedira e Higuaín. Y además se prevé alguna rotación. Tiempo habrá para comentar impresiones e intuiciones para un clásico al que ambos contendientes llegan en un excelente estado de forma (aunque Pepe y Ramos me preocupan).

P.D.: no debo ni puedo olvidar el meritorio cuarto puesto del Espanyol.

18 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Mandan los suplentes

5 de abril de 2010

Por distintas razones -principalmente lesiones y sanciones- los dos equipos que se juegan la Liga, jornada tras jornada, presentaron este fin de semana alineaciones plagadas de suplentes.

Sorprendió la lesión de Ibra en el calentamiento previo al partido, pero más aún la decisión de Guardiola de alinear a Bojan y Jeffren, dejando en el banquillo a todo un Henry y a una de las revelaciones de la temporada, Pedro. Ambos marcaron (Bojan dos veces). La goleada del Barça la completó Messi. Por parte bilbaína anotó Susaeta, su mejor jugador el sábado pasado. Fue el único que intentó llevar peligro mientras se encontraba con un desacertado Llorente, lejos de su mejor forma (algo que imagino debe preocupar a Del Bosque).

Por su parte el Madrid se impuso a un duro Racing (alguno de sus jugadores, especialmente Diop, no debieron terminar el encuentro) con goles de Cristiano Ronaldo (de penalty, que le hicieron a él) e Higuaín (tras un gran pase de Guti, que salió en la segunda parte). Son la pareja de moda. Entre ambos suman 51 goles, de los 100 del equipo: 83 en Liga, 16 en Champions y 1 en Copa. El portugués suma 25 (18 en Liga y 7 en Champions, donde todavía encabeza la clasificación de goleadores, amenazado por Messi) y el argentino 26 (24 en Liga y 2 en Europa).

El centro del campo blanco fue inédito esta temporada: Granero, Gago, Diarrà y Van der Vaart. Al igual que la defensa (Arbeloa, Albiol, Metzelder –no jugaba desde Alcorcón– y Marcelo).

La diferencia básica entre los suplentes de ambos clubes radica en la naturaleza de su fondo de armario. El Barcelona se nutre principalmente de su cantera (hay excepciones como por ejemplo Maxwell, suplente también en su anterior equipo, el Inter de Milán). El Real Madrid por su parte colecciona suplentes que han sido titulares en otras épocas del club, en sus anteriores equipos (en Alemania, Argentina, España, Italia, Francia, Holanda, Inglaterra) e internacionales por Alemania, Argentina, España, Francia, Holanda y Mali.

El caso más sonado es el de Higuaín, el máximo goleador del equipo. A base de entrenar bien y aprovechar las oportunidades se ha hecho un hueco de titular (Van der Vaart y Gago parecen llevar el mismo camino; el argentino además es la pareja de baile perfecta para Xabi Alonso). Benzema y Raúl han sido los desplazados por el delantero, quien en principio no parecía contar para los genios de la oficina del Bernabéu (Valdano, Pardeza y Martínez).

A todo esto el Madrid-Barça del próximo sábado debería ser decisivo. Una victoria azulgrana sería un mazazo terrible para los blancos. Tres puntos de ventaja, más el extra del goal average particular, es mucha diferencia a estas alturas de la competición. Una victoria blanca ofrecería un cómodo colchón para afrontar un calendario difícil (a pesar de lo que digan algunos expertos). Y un empate dejaría las espadas en alto, pero con ventaja culé de 1 punto (por el goal average).

La semana se presenta caliente desde un punto de vista mediático. Pero lo realmente importante va a ser el partido de vuelta de mañana en el Camp Nou contra el Arsenal. El termómetro que medirá la temperatura blaugrana. Y se juegan gran parte de esta temporada en sólo cinco días…

10 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol