Archivo de la etiqueta: Sudáfrica

Sudáfrica Campeona del Mundo de Rugby

Marca

La esperada final del Mundial de Rugby Japon 2019 enfrentaba a Inglaterra y Sudáfrica.  Dos estilos diferentes que ya habían disputado la final de 2007 (ganada por los sudafricanos). Inglaterra, además de la revancha, buscaban su segundo Mundial. Sudáfrica el tercero, para igualar a Nueva Zelanda en el palmarés. De los ocho Mundiales disputados Inglaterra ha sido la única selección del hemisferio norte en ganar el título (Francia perdió las finales que disputó).

La primera sorpresa se produjo al minuto y medio: Pollard no transformó un golpe de castigo favorable a los Springboks. La segunda se produjo poco después: el XV de la Rosa perdía a su pilier Sinckler por un golpe contra con un compañero. Baja importante (como se pudo comprobar a lo largo de la final: el pack inglés acusó no tener un recambio a su nivel).

En estos primeros minutos Sudáfrica tenía acorralada a Inglaterra en su propio campo. Hasta que Pollard anotó sus primeros 3 puntos en el minuto 9.

En el 20 las tornas cambiaron: el sudafricano Mbonambi se lesionó y Owen Farrell empató a 3. Cinco minutos después Pollard adelantaba a Sudáfrica (3-6). Esto reactivó a los de la Rosa que por fin empezó a imponer su rugby. Durante unos minutos se jugó en la linea de 22 de los Springboks. Y en un par de ocasiones a un metro de conseguir el ensayo. Este dominio desembocó en un golpe de castigo, en el 35, transformado por Farrell, empatando la final (6-6). Tres puntos parecían poco botín para los ingleses. Sobre todo porque tres minutos después Pollard volvía a anotar. 6-9 para Sudáfrica.

En la penúltima jugada de la primera mitad un patada a seguir sudafricana es mal interceptada por Daly: pierde el oval y hace un avant. De la correspondiente melé se acaba en un golpe de castigo (que precedió a un adelantado de Pollard). Pollard anotó y nos fuimos al descanso con un 6-12 para los Springboks.

La tercera y mayor sorpresa de esta primera mitad fue que Sudáfrica jugó a la mano más de lo que nos acostumbra.

El inicio de la segunda parte siguió la tonica de la primera. Una melé sudafricana en el 45 tuvo como consecuencia un golpe de castigo que Pollard no perdonó. 6-15 en el marcador. Una diferencia que podría ser definitiva. Cinco minutos después Farrell anotaba tres puntos. 9-15. Y seguíamos sin ver un ensayo. En el 54 Farrell tuvo la oportunidad de volver a marcar pero su kick se fue fuera de los palos. Minutos después Pollard volvía a lo suyo y 9-18. Responda la Rosa con Farrell un par de minutos después. 12-18.

A falta de 20 minutos Inglaterra necesitaba un ensayo como el comer. En una final en la que aún no se había logrado ninguno.

En el 62 Pollard fallaba su segundo golpe de castigo de la final (producto de un fallo de Watson: cometió una falta innecesaria cuando su compañero tenia ganada la posición tras la patada de De Klerk). En descargo del sudafricano decir que lo realmente meritorio hubiese sido anotar (Pollard lo intentó desde su campo).

Mapimpi sentenció en el 65: su patada a seguir es recogida por un compañero que se la devuelve al alero que siguió la jugada por su banda izquierda. Mapimpi anotaba el primer ensayo de la final. El árbitro puso suspense pero validó la jugada. Pollard logró los dos puntos adicionales. 12-25 para Sudáfrica. Inglaterra ya necesitaba dos ensayos. Y el reloj corría a favor de los Springboks.

El remate lo puso una perdida inglesa en carrera. El rugby lo recoge Klobe en la derecha y se lanza para lograr el segundo ensayo sudafricano. El ala del Toulouse batió a dos defensores con un cambio de pie y se disparó hasta el banderín. Pollard anotó los dos puntos extra. 12-32 a falta de cuatro minutos. Fue el marcador final de una gran final.

Inglaterra perdió su imbatibilidad en la final, el último partido del torneo. Sudáfrica la perdió contra Nueva Zelanda (medalla de bronce tras derrotar ayer a Gales) en su primer partido, el inaugural. La superioridad sudafricana fue manifiesta: se jugó a lo que ellos quisieron. Inglaterra, salvo unas pocas fases, se vio atenazada y no pudo mostrar su juego (de hecho no consiguieron ningún ensayo).

¡Sudáfrica tricampeón mundial! Y el rugby vuelve a ser simbolo de unidad para un país que de nuevo tiene problemas. Kolisi es el primer capitán “afrofricano” en la historia de los Springboks. Sus palabras al final del partido fueron en este sentido. ¡Emocionante!

P.D.: Vermuelen fue el MVP de la final. Para el 8 de Sudáfrica a sus 33 años era su primera final de Mundial (fue tercero en 2015).

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Rugby

Sudáfrica segundo finalista del Mundial de Rugby

Damian de AllendeLa segunda semifinal, Gales-Sudáfrica, era como una final mundial anticipada. Porque Gales llegaba como campeona del VI Naciones y Sudáfrica como vencedora del Rugby Championship (Argentina, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica). Se enfrentaban los campeones de los hemisferios norte y sur.

El encuentro se presentaba como un duelo eminentemente físico. La primera mitad confirmó el pronostico (un par de jugadores galeses fueron los más perjudicados tras sendos placajes). Como también verificamos el duelo entre los mejores pateadores del Mundial de Japón 2019: Biggar y Pollard. El 6-9 para Sudáfrica al descanso fue la mejor prueba. Ninguno de los dos fallaron en sus intentos (dos y tres respectivamente).

La segundos 40 minutos arrancaron con Biggar empatando a nueve. Para el primer ensayo tuvimos que esperar al 56 de juego. El capones de ascendencia española Damian de Allende encontró el hueco entre tres dragones y se coló (en la foto que encabeza este post). Sería el único ensayo de los sudafricanos. Pollard anotó los dos puntos extra. 9-16 para los Springboks. 10 minutos después Gales pidió una melé, conscientes de su poderío y dominio en esta faceta. Acertaron: una apertura a la banda contraria permitió a Josh Adams lograr el único ensayo galés. Biggar transformó los dos puntos adicionales. 16-16. Quedaba un cuarto de hora y empezaba a oler a prórroga.

Los últimos 10 minutos tuvo dos fases. En la primera dominó el Dragón. A ocho minutos del final Gales intentó un drop. Un minuto después una patada sudafricana pone el rugby en campo galés. Los Springboks intentan un drop y acto seguido Pollard dispone de un golpe de castigo. Anota. 16-19. Sudáfrica se había sacudido el dominio galés con tres puntos. Quedaban poco más de cuatro minutos.

Otra patada sudafricana (De Klerk) lleva el juego al campo galés. El reloj corría. Y Gales no conseguía salir de su línea de 22. Un avant del Dragón a dos minutos del final parecía decidir la semifinal para los Springboks. De Klerk era el encargado de introducir el rugby en la melé. El golpe de castigo contra Gales sentenciaba el encuentro. Gales tenía que jugársela en la melé y les salió mal. No lograron el drop que perseguían para empatar y su intento se saldó con un golpe de castigo en contra. Pollard ni se molestó en intentar marcar tres puntos más. Gales perdía su primer partido del torneo (Sudafrica había perdido en su debut contra Nueva Zelanda).

El 16-19 final impide a Gales alcanzar su primera final de Mundial. La bicampeona mundial Sudáfrica llega a su tercera final. Les espera Inglaterra, en lo que será la repetición de la final de 2007.

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Rugby

Inglaterra primer finalista del Mundial de Rugby

Inglaterra, en un partido impresionante, se impuso 19-7 a Nueva Zelanda. El XV de la Rosa comenzó ganando desde el principio: desafió la impactante haka de los All Blacks con una formación que asemejaba la punta de una lanza o flecha. En la batalla psicológica este fue el primer ensayo inglés.

Haka copia

De la ventaja psicológica pasamos inmediatamente a la del marcador: el primer ensayo (y su correspondiente transformación) sucedió al minuto y medio de partido.

El 10-0 al descanso presagiaba una segunda parte apasionante. En el recuerdo el anterior enfrentamiento: 15-0 para los ingleses en un encuentro que acabaron perdiendo por un punto (15-16). El arranque del segundo tiempo fue similar al primero: ensayo inglés. Con una salvedad, porque fue anulado. Los All Blacks respiraron. Pero haber acabado los primeros 40 minutos sin anotar era un peso tremendo (además de infrecuente). En la mencionada remontada sí habían anotado en la primera mitad…

Los cambios introducidos por el técnico neozelandés mejoraron a su selección, pero no fueron suficientes. Eddie Jones, primer seleccionador no inglés de Inglaterra (es australiano: subcampeón mundial con Australia en 2003 –perdió ante Inglaterra– y ganador con Inglaterra del VI Naciones en 2016), con su brillante planteamiento no estaba dispuesto a desaprovechar la ventaja adquirida. Sus jugadores tampoco.

Ganar al mejor equipo de la década (bicampeón mundial y n.º 1 semana tras semana en los rankings) es una hazaña. Estadísticamente ya tocaba. No podía ser que Inglaterra perdiese tantos partidos consecutivos contra Nueva Zelanda. Tocaba ganar uno de siete. Y ha sido hoy, en la semifinal del Mundial que se celebra en Japón.

Nueva Zelanda se queda sin la oportunidad de poder ganar un tercer Mundial consecutivo, mientras Inglaterra alcanza su cuarta final (ganaron en 2003 a Australia en Australia). Para Kieran Read, capitán de los All Blacks (acabó sangrando con la ceja partida) y Steve Hansen, el seleccionador desde 2011, ha sido el adiós a la selección dominadora del rugby mundial (hasta hoy).

Mañana la otra semifinal: un apasionante Gales-Sudáfrica. ¿Tendremos final británica?

 

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes, Rugby

Semis del Mundial de Rugby

Esta madrugada se completaron los cuartos de final. El equipo local, Nueva Zelanda –a pesar de la ausencia por lesión de Carter, el mejor jugador de la actualidad- se impuso a Argentina: 33-10. Con bastantes bajas este encuentro representa el adiós de una gran generación argentina, la que consiguió el tercer puesto en el Mundial de Francia de 2007. Según leo los Pumas cayeron dignamente. Y digo “según leo” porque entre los horarios y el canal de pago se pone muy cuesta arriba seguir este campeonato (aunque peor fue lo del Mundial de Atletismo de este pasado verano: no se enteró nadie salvo Segurola).

El otro partido, celebrado anteriormente, era un duelo entre dos bicampeones mundiales (los únicos que hay). Y el joven 15 australiano derrotó a los actuales campeones, los veteranos sudafricanos. El marcador final fue un ajustado y corto 11-9 a favor de los Wallabies. Y eso que los Springboks remontaron un 8-0. Pero un golpe de castigo de los australianos, a siete minutos del final, supuso el 11-9 en el marcador final. Gregorio García de Marca resumía el partido con estos datos:

  • Sudáfrica: 2 golpes de castigo y 1 drop (M. Steyn)
  • Australia: 1 ensayo (Horwill) y 2 golpes de castigo (O’Connor)

En la primera jornada de cuartos Gales venció 22-10 a Irlanda y Francia 19-12 a Inglaterra.

Las semifinales quedan así:

Francia-Gales 15 de octubre

Nueva Zelanda-Australia 16 de octubre

P.D.: De las cuatro selecciones solo los All Black quedaron primeros de grupo.

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Medios, Rugby

46664, los Springboks, y el Tri Nations (por Óscar L. Bergaz)

17 de septiembre de 2009

tri_nations

Así a simple vista el número 46664 quizá no puede decir nada, pero si digo que era el número que el señor Nelson Rolihlahla Mandela llevó en  la cárcel de Robben Island durante los casi 27 años que duró su cautiverio la cosa quizá cambie. No cabe duda de que Mandela es uno de los personajes más importantes que ha dado nuestra sociedad mundial. Su trabajo para la abolición del apartheid en su país, Sudáfrica, fue decisivo. Sin él todo lo que ocurrió se me antoja más que complicado; no digo que no hubiera ocurrido, posiblemente si, pero no de esa forma tan “Gandhiana” e inteligente.

Ahora viene la segunda parte, la conexión de Mandela con el mundo del rugby, aunque quizá para descubrir esa conexión lo mejor sea que os leáis el libro “El Factor Humano” (titulado “Playing the Enemy” en el idioma de Shakespeare) de John Carlin, y saldréis de dudas. Lo recomiendo sinceramente, me parece un gran libro y además habla sobre rugby, que más se puede pedir. Carlin nos cuenta como Mandela siendo el líder del Congreso Nacional Africano “utilizó”, entre otros factores, el Mundial de Rugby de 1995 -organizado por su país- cómo instrumento de conciliación entre dos mundos que hasta ese momento vivían separados por un abismo de diferencias irreconciliables, el del hombre blanco y el del hombre negro. Y no le  salió nada mal la táctica (esa del “conoce a tu enemigo.., y aprende su deporte favorito”), tanto que al final ambas comunidades se hermanaron. Fue la tarde del 24 de junio de 1995 en el estadio Ellis Park de Johannesburgo, bajo una sola voz y un solo himno, el Nkosi Sikeleli(cantado en Xhosa, Zulú, Sesotho, Afrikáans e Inglés), con un único objetivo: derrotar a los imbatibles neocelandeses comandados por el gigante Jonah Lomu, en aquella final inolvidable. El milagro se consumó, los Springboks ganaron a los All Blacks, y la imagen en la que Nelson Mandela entrega a Francois Peinar (capitán del equipo) la copa Webb Ellis forma ya parte de la historia del rugby.

mandela

El otro milagro, el sueño de Mandela de unificar su país, también se terminó consumando. Actualmente la sociedad sudafricana tiene otros problemas distintos a los de aquellos años del deplorable apartheid, y el rugby se ha globalizado en ese país, aunque para ser fieles a la realidad sigue siendo el deporte de los blancos mientras que el fútbol (los Bafana Bafana es su selección nacional) es el de los negros. Pero la gruesa línea que los separaba se ha ido haciendo cada vez mas delgada hasta hacerse prácticamente inexistente, y hoy en día es normal ver jugadores de color en la selección, es más, el seleccionador nacional, Peter de Villiers, es negro.

Pasaron los años y llegó el Mundial del 2007, en Francia. Recuerdo que durante una reunión de trabajo mi amigo Burruchaga, argentino él, me preguntó, “oye, vos que sabes algo de rugby, ¿quien crees que va a ganar este mundial?”, mi respuesta fue rápida y contundente, “Sudáfrica”. Si, acerté. Y es que sólo había que echar un vistazo a los chicos con el número 46664 en la manga derecha de su camiseta para darse cuenta de que estábamos ante un equipo que iba a hacer historia. La mejor defensa que había visto en muchos años, prácticamente inexpugnable, los equipos contrarios se estrellaban contra ella hasta la desesperación. Además tenían un juego a la mano rápido y contundente.

Y en ello siguen, el pasado día 12 Sudáfrica alzó la Copa Tres Naciones 2009, una jornada antes de la finalización del campeonato, al ganar a Nueva Zelanda en campo neocelandés por 29 a 32. Los John Smit, Bakkies Botha, Schalk Burger, Bryan Habana, Victor Matfield, Morné Steyn, Fourie du Preez, Juan Smith, Jean de Villiers, Mtawarira , du Plessis, etc, han pasado por encima de Australia y Nueva Zelanda. Con un juego basado en su gran defensa, una línea de delantera intratable, un “chut” a palos demoledor por parte de Morné Steyn ayudado en las largas distancias por François Steyn, unos extremos rapidísimos con el estilete Habana como punta de lanza, y un despliegue en su línea de tres cuartos que pocos equipos del actual panorama internacional pueden igualar. Así que me temo que esto no va a terminar aquí. Que tiemblen los míticos All Blacks, organizadores del próximo Mundial de Rugby en el 2011, los antílopes siguen siendo, a mi modo de ver, el mejor equipo del mundo, aunque también es cierto que hay margen para la mejora, sobre todo para “los hombres de negro”, que en tan solo dos años, en su casa, se juegan algo más que el honor.

Salud a tod@s, y recordad, “El ataque gana partidos, la defensa campeonatos”.

15 comentarios

Archivado bajo Deportes, General, Rugby