Archivo de la etiqueta: Stark

1-0 a Croacia y ahora empieza otro torneo

Se ganó 1-0 a Croacia y ahora empieza otro torneo. Uno en el que cometes un fallo y te vas a casa. La próxima cita será el sábado a partir de las 20:45. El rival lo conoceremos hoy (contra el segundo del grupo de Francia, Inglaterra y Ucrania).

Nuestro 0-0 y el triunfo (previsible) de Italia sobre Irlanda nos puso de los nervios a todos los espectadores. Un gol croata nos eliminaba o nos ponía la clasificación muy cuesta arriba. Pero para tensión la de los jugadores de ambos equipos desde el inicio. Estaban atenazados. No entendí a qué jugaban los de Bilic. Estaba claro que era a no dejarnos jugar. Pero su necesidad pasaba por abrir el marcador. Haciendo lo que hicieron durante una hora no parecía el camino adecuado. Cuando por fin se decidieron a buscar el gol nos pusieron el corazón en un puño. Y en su ocasión más clara (apenas remataron a puerta) apareció San Iker. Un cabezazo a bocajarro del sevillista Rakitic fue despejado milagrosamente por el capitán de la selección estatal.

No quisiera extenderme mucho sobre un encuentro que no tuvo demasiada historia. El peor de los tres que hemos disputado en esta fase. Así que recurro a la frialdad de los números:

  • Tres partidos jugados: dos victorias y un empate. 7 puntos.
  • Primeros de grupo.
  • 6 goles a favor por 1 en contra.
  • Guste o no guste los cambios de Del Bosque son rentables: meten goles como Navas ayer, Cesc contra Irlanda o Torres en su primer partido como titular (también contra los irlandeses).
  • Croacia está octava en el ranking de la FIFA (séptima en el de la UEFA).
  • Iniesta ha sido elegido el mejor en dos de los tres encuentros. Su excelente momento de forma puede ser decisivo cara a lo que se avecina.

Stark y sus ayudantes unos amigos. Se tragaron un penalti de Ramos (en la primera parte), difícil de ver para el juez principal pero no para el linier, y un claro agarrón de Busquets en un balón aéreo (a cinco minutos al final con 0-0). Este tipo de actuaciones arbitrales las sufríamos nosotros antes. En esto también se ha cambiado la historia.

La Mundana me recordaba el sufrimiento de casi todos los encuentros de la pasada Eurocopa y Mundial. Desde luego el peor momento fue esa derrota contra Suiza en el partido inaugural de Sudáfrica.

Escuché a Casillas comentar al final del choque que ya nos conoce todo el mundo: “ahora cuando Iniesta o Silva reciben están rodeados por tres rivales”.

P.D.: a algunos del Barça hay que darles un toque de atención. Sobran los toques de tacón y hay que terminar las jugadas. Rematar a las primeras de cambio. No buscar el adorno y el pase imposible…

Entradas relacionadas:

Nos la jugamos contra Croacia (Eurocopa 2012)

Y en eso llegó La Roja y mandó a parar

España debuta en la Eurocopa con un empate frente a Italia

13 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Messi y Stark la lían parda en el Bernabéu

28 de abril de 2011

Messi y Stark la lían parda en el Bernabéu. Los dos goles del mejor jugador del mundo dejan prácticamente vista para sentencia la semifinal de Champions. El segundo fue una obra de arte, superando y avanzando hasta entre cinco jugadores del Real Madrid (la mitad del equipo).

Stark demostró porque fue elegido el peor árbitro de la Bundesliga por los jugadores en Alemania. Entre otras cosas expulsó a Pinto, el segundo portero del Barcelona, en el descanso (se montó una tangana camino de los vestuarios) y también a Mourinho tras la roja a Pepe. Jugada que resultó clave para el discurrir del partido. Y sobre la que abundaré más adelante.

La primera parte comenzó con una tensión que se palpaba en el ambiente. Una volea de Xavi a los tres minutos, tuvo su inmediata respuesta en un tiro lejano de Cristiano Ronaldo. Ambos remates fueron atajados  sin problemas, por Casillas y Valdés.  A partir de ahí el Madrid se dedicó a esperar al Barça. Le cedió el balón esperando una oportunidad al contraataque. El problema es que mientras unos sobaban la pelota sin profundidad -solo una oportunidad de Xavi- pendientes de cortocircuitar la salida de los locales, estos no acababan de ejercer la presión adecuada en la delantera (Özil no es el jugador adecuado para estos menesteres, en los que Higuaín es un consumado especialista). La presencia de Puyol asentaba la solidez defensiva de su equipo y Keita -el elegido para sustituir a Iniesta– se imponía en el juego aéreo. Este primer tiempo no resultó atractivo.

Durante el descanso -en mi zona- comentábamos el desacierto del planteamiento de Mou: sin un referente arriba, con un Mesut Özil ejerciendo una labor distinta a la suya, y CR7 desconectado del juego. El problema, en mi opinión, era que Xabi Alonso no estaba acertado. No imponía su ritmo, y por tanto sus pases no encontraban su destino. Fueron 45 minutos embarullados donde Stark aplicó dos varas de medir. Una para cada equipo. Riguroso con los blancos y condescendiente con los azulgranas.

La entrada de Adebayor por Özil al inicio de la segunda parte cambió el escenario. La defensa culé ya no estaba tan cómoda. Y los míos tenían un faro. El siguiente paso era la entrada de Kaka´ cuando ocurrió la jugada clave: Stark, el árbitro que le pidió la camiseta a Messi, señaló una falta a favor del Madrid. Para acto seguido expulsar a Pepe y rectificar la decisión de la falta, que acabó sacando el Barça. Dani Alves, el rey de la simulación (Pedro, Piqué y Busquets son discípulos aventajados, aunque este último tardó ayer en incorporarse al reparto) fingió descaradamente. Y provocó que Herr Stark mandase al madridista camino del vestuario (bajo la influencia de su linier). El estupor en las gradas fue generalizado. Alves salió del campo en camilla, y a los tres segundos estaba de nuevo en el campo jugando. Sin ninguna lesión o fractura.

Tuve la impresión en el campo que Pepe ni le tocó. Es obvio que midió mal la entrada, llegó tarde. Era falta y tarjeta amarilla por juego peligroso (plancha). Pero nunca roja. Esta acción no está tipificada en el reglamento como expulsión. Y para más INRI el lateral blaugrana solo vio una amarilla, cuando tenía que haber visto dos… A partir de esta circunstancia, con 0-0 en el marcador, tuvimos otro encuentro. Y llegaron los dos goles de Messi (inédito hasta ese momento).

Hay un resumen estadístico bastante elocuente (la fuente es la página de la UEFA): el Real Madrid chutó seis veces (tres a puerta) y el Barcelona remató en ocho ocasiones (cinco a puerta). El Madrid cometió 21 faltas por 25 del Barça, y le mostraron 3 amarillas por dos a los de Guardiola (Mascherano, Messi y Piqué se fueron de rositas). La posesión fue claramente culé (72%).

Quedan 90 minutos, el ocho mil del Camp Nou. No creo en los milagros, pero a veces suceden. Cruzo los dedos (con tantas bajas en defensa y con un resultado tan desfavorable solo cabe recurrir a la heroica).

P.D.: durante la celebración azulgrana no hubo aspersores funcionando.

44 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol