Archivo de la etiqueta: Sporting de Gijón

¿Será Javi Poves el nuevo símbolo de la izquierda guay española?

Poves El Español Begoña Rivas

¿Será Javi Poves el nuevo símbolo de la izquierda guay española? Méritos no le faltan: natural de Fuenlabrada, exjornalero del balón (se retiró a los 24 años disconforme con el capitalismo que rodea al fútbol), antisistema, seguidor de Podemos, presidente de un club modesto de Móstoles (acaban de ascender a Tercera División) y ¡agárrense que vienen curvas! firme defensor de las ideas terraplanistas. De hecho cambió el nombre del club a Flat Earth (Tierra Plana).

Sí, amigas y amigos, el terraplanismo es lo que viene. Y los antivacunas. No se alboroten y recuerden que la formación morada ya incluyó antivacunas en sus listas electorales. Y mandó como europarlamentaria a una gallega antivacunas (IU), quien accedió al puesto porque corrió el turno (de los cinco que salieron elegidos originalmente cuatro abandonaron la nave). Su pregunta al respecto de las vacunas causó bastante revuelo en Europa (y fue purgada; podían haber hecho los deberes antes de incluirla en una lista electoral; en las pasadas europeas encabezó la lista de En Marea).

Volvamos a nuestro héroe de hoy, antes de proseguir con el asunto de los contrarios a las vacunas. Javi Poves, canterano del Atlético de Madrid también estuvo en el Rayo Vallecano, Navalcarnero, Las Rozas, Sporting de Gijón B (dónde si no) y llegó a debutar con el Sporting en Primera (un partido, en el que sustituyó a Barral). En una entrevista a El Español afirmaba que “A mí cada día me da más asco el Real Madrid” para añadir poco después que “el Sporting te deja ver los entrenamientos, van por los pueblos…”. En esta misma entrevista, para completar su perfil, confesaba sus simpatías por el Islam (“La conversión no está hecha… Realmente me siento más musulmán que otra cosa… Yo soy español y lo único que me ha pasado es que a través del Islam he tenido la oportunidad de sentir a Dios. Yo antes no creía en Dios ni nada de eso, pero me han pasado cosas y he sentido cosas que me han hecho cambiar mi punto de vista”). En una entrevista anterior, en Marca, contaba que vivía a caballo entre Teherán y Madrid. Lo tiene todo!!! ¿A qué sí?

Hace unos días en El Confidencial, que se ha convertido en el portavoz oficial de todos los charlatanes mundiales habidos y por haber, publicaban una entrevista con el italiano Diego Fusaro. Una cumbre, tan solo comparable al soplagaitas de Jordan Peterson, el de la teoría de las langostas. Curiosamente ambos militan en el mismo arco ideológico, aunque el italiano colabora con el órgano de expresión del fascio. El equivalente a nuestra desaparecida Fuerza Nueva (de Blas Piñar). Los más antiguos del lugar recordarán la revista y sus implicaciones.

De lo poco que sé es que, en política, no hay nada positivo que aprender de dos países actuales de Europa occidental: Italia y Grecia. Los griegos ya nos han mandado últimamente un par de iluminados de izquierda (su primer ministro y el economista calvo de apellido complicado), por no mencionar los desastres anteriores del país. ¿E Italia? Podemos remontarnos a la desaparición de la Democracia Cristiana, el Partido Socialista (PSI) y el Partido Comunista (PCI), a las continuas inestabilidades gubernamentales y, por supuesto, la aparición de personajes como Berlusconi, Grillo o Salvini. Estos dos últimos han sido antivacunas. Y concretamente el Movimiento 5 Estrellas lo fue activamente en sus inicios, mientras ascendía al poder. Fusaro también es antivacunas. ¡Y un medio español le da cobertura irresponsablemente! ¿Qué ha arreglado Fusaro en Italia? ¿Por qué nos tienen que interesar sus planteamientos si no funcionan en su pueblo? Consejos vende que para su tierra no tiene.

¿En esta búsqueda desesperada de la izquierda de referentes (la lista de patinazos es interminable) por qué no considerar a Javi Poves? Espero ansioso la entrevista con Poves en El Confidencial. ¿O no interesará porque es de Fuenlabrada y tiene un club en Mostoles?

Deja un comentario

Archivado bajo Fútbol, Medios, Política

El Madrid de Mou iguala el récord de 107 goles

El Real Madrid del amarrategui Mourinho, con su 3-1 sobre el Sporting de Gijón, iguala el récord de 107 goles. Y ya que estamos de marcas goleadores lo de Cristiano Ronaldo y Leo Messi ya es histórico. Si tuvimos que esperar décadas hasta que llegó Hugo Sánchez para igualar los 38 tantos de Zarra, la temporada pasada Ronaldo alcanzó los 40 (en su segundo año aquí). Y en esta, cuando todavía quedan cinco jornadas, tanto el portugués como el argentino ya llevan 41.

Clemente puso el autobús en el Bernabéu. Como era de esperar. Mou volvió a jugar con Marcelo, recuperado de sus molestias en la espalda. Sahin suplió al sancionado Xabi Alonso. Callejón entró por Benzema. Y Mesut Özil por Di María. Kaká se quedó en el banquillo y no apareció.

Özil no carburaba. Sahin pasaba sin pena ni gloria. Así que Sergio Ramos empezó a incorporarse a la linea de centrocampistas. Y por ahí estuvo casi todo el encuentro, recordando incluso al ausente Alonso en muchos pases pases largos (como en el que supuso el gol del empate de Higuaín en el 35).

Cristiano tenía encima al conductor del bus, al revisor y al cobrador. Marcelo le ayudaba. Y los blancos, con la incorporación a esa banda de un melifluo Özil, se volcaron por la izquierda. Pero no era fácil abrir huecos.

Arbeloa estuvo nefasto. Su primer error fue salvado por Casillas (Trejo se le plantó prácticamente solo en el área). El segundo terminó en penalti, transformado por De las Cuevas (0-1 en el 30 de la primera parte). También hay que decir que Pepe ayudó al no encimar a Trejo y dejarle espacio para su internada. Sahin fue testigo de excepción: no intervino. Y parece que Ramos le rebaño la pelota al delantero visitante con la mano. Afortunadamente el desaguisado se arregló unos cinco minutos después (con el ya mencionado tanto del Pipita). Nos fuimos al descanso con 1-1. Canella también. Le perdonaron la segunda amarilla (o roja directa, aunque más bien era naranja) en los diez últimos minutos del primer periodo.

Tan solo señalar que en esta primera parte le fue anulado un tanto a Higuaín, cuando el marcador señalaba 0-0. El juez y su auxiliar acertaron. Finalizando Sahin estrelló un balón en el larguero, al saque de una falta. Fue su mejor acción.

La segunda parte fue radicalmente distinta. Los míos volcados. Creando definitivamente peligro de forma constante. Un asedio continuo. Las entradas de Di María y Benzema (por Sahin y Callejón) reactivaron la ofensiva. Pero el gol tardaba en llegar. Rondaba eso sí. Hasta que un certero pase del Fideo, desde la derecha, fue cabeceado impecablemente por CR7. Corría el minuto 73.

El 2-1 era todo un alivio. Estallamos. Los nervios, la angustia, desaparecieron. Y comenzamos a disfrutar con el juego de nuestro Madrid. Apreciamos lo visto hasta ese momento. El esfuerzo, la entrega. Lo que intuíamos se confirmó: era imposible que el Sporting aguantase durante tanto tiempo. La victoria tenía que llegar.

Durante la celebración iniciática mientras coreábamos al autor del santillazo (unos cantábamos Cristiano y otros Ronaldo, debemos mejorar nuestra coordinación), y el jugador se besaba el escudo, un atento José Mourinho ordenaba el tercer cambio: Granero por Gonzalo Higuaín. Con el resultado a favor había que controlar mejor el tempo. No se precisaban tantos delanteros. La desesperación, las prisas, habían pasado a mejor vida. Y al poco (unos 5 min. después) Canella finalmente vio la segunda amarilla. Otra explosión de júbilo. El margen de sorpresa ya no existía.

Don Mesut más entonado en estos segundos 45 minutos por fin acertó con un pase marca de la casa: en profundidad, buscando el hueco y al compañero, y encontró a Benzema. El francés en carrera avanzó, controló y fusiló al meta. Era el 3-1 (min. 83). Al ratito le anularon uno a Pepe (él, Cristiano y un tercero que no recuerdo, estaban en fuera de juego).

Ahora hay que viajar a Munich, gran reto, y el sábado al Camp Nou, en lo que parece que va a ser la gran final de esta Liga.

12 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Disfrutando en el Bernabéu

Los más viejos del lugar no solemos ver con buenos ojos los homenajes, tributos, o festejos previos a los partidos. Es pura superstición. Por eso cuando vimos un trofeo a la salida del vestuario de jugadores nos temimos lo peor. Rápidamente dedujimos que era la Copa de Rey de baloncesto. Y especulamos sobre las dificultades que nos pondría el Espanyol (a pesar del bache en el que parecía haber entrado a la vista de los dos últimos resultados obtenidos). El oráculo nos tranquilizó: 4-1 fue su vaticinio. Y los bocatas de pata negra hicieron el resto.

Efectivamente la plantilla de baloncesto saltó al césped del Bernabéu. Y se llevaron una merecida ovación. Bien ambientada por el speaker que recordó que se había logrado en Barcelona, y que ahora éramos el equipo que más veces hemos ganado esta competición (obviamente no hizo mención al fracaso en la Euroliga).

Los periquitos salieron muy bien plantados en el campo. Y en el Real Madrid tan solo Xabi Alonso parecía enchufado. Y fue imponiendo el ritmo del partido, y por supuesto el de su equipo. Sus compañeros del centro del campo fueron los primeros en respaldarle. Kaká, Khedira y Özil, cuajaron un sensacional partido. Los dos primeros además marcaron dos golazos, de los cinco del equipo blanco (Cristiano Ronaldo abrió el marcador e Higuaín hizo doblete). El brasileño y el alemán de ascendencia turca mostraron todas sus virtudes ofensivas, y una brega y lucha en el aspecto defensivo que tantas veces les hemos echado de menos.  Si Kaká y Özil siguen por este camino nuestro final de temporada puede ser glorioso. Porque si a sus indudables capacidades técnicas (conducción de balón, visión de juego, precisión en el pase, velocidad, desmarque) le sumamos el sacrificio, el nivel de peligro del equipo aumenta considerablemente. No es lo mismo que te roben el esférico cualquiera de los dos a que lo haga… o que estén cerca de quien recupera la pelota. Así sucedió ayer en varias jugadas (unas fueron gol y otras clarísimas oportunidades).

Me gusto mucho una disposición táctica que planteo Pochettino: cuando el Madrid sacaba córneres mandaba tres jugadores arriba. De esta forma fijaba atrás a cuatro defensores locales.

Del Madrid me gustó todo. Menos Carvalho. No estuve solo: fue abucheado. Su lamentable primera parte le dejó en el vestuario. Tras el descanso salió Varanne (¿qué pasa con Albiol?).

Higuaín y Özil fueron ovacionados cuando fueron cambiados (el argentino tras marcar su segundo tanto). Entraron Morata y Callejón respectivamente.

Fue un 5-0 y pudo ser un resultado más amplio. El Pipita marró dos ocasiones, CR7 su enésimo mano a mano (aparte de dos excelentes remates lejanos), son algunas de las jugadas que recuerdo ahora mismo.

Al Espanyol le falló la defensa, desarbolada por la avalancha de los All Whites. Raúl Rodríguez estuvo bastante desacertado. Y acusó las continuas “embestidas” del renacido Higuaín. Se retiró contusionado… probablemente quedó tocado por su fallo en el primer gol (Ronaldo).

La exhibición blanca vino precedida por la de Iniesta y Keita la noche del sábado. Entre ambos dieron buena cuenta del Sporting de Gijón. El Barcelona se impuso 3-1 (monumental vaselina de Xavi en el tercer tanto).

A los de Clemente se les puso el partido de cara nada más comenzar la segunda parte: empataron el partido y Piqué fue justamente expulsado (este chico parece empeñado en hacerle la competencia mental a Pepe).

El Barcelona clama por tres penaltis no señalados. Para mi claro, claro, fue el de la mano, el tercero. Luego viendo las repeticiones en la tele igual lo fueron los tres (como lo fue el cometido sobre Khedira en el Bernabéu, pero que en el campo no me lo pareció). En el primero, el que Alves interviniese en la jugada quizás influyese en la decisión arbitral. Le tienen tomada la matricula, conocen sus dotes teatrales.

Es probable que el árbitro tuviese mal conciencia porque mediada la segunda parte machacó a los asturianos a tarjetas. Aunque el récord lo batió el impresentable de Iturralde: sacó amarilla a 9 de los 10 jugadores de campo del Valencia en Granada.

Quedan 13 partidos y se mantiene la diferencia de 10 puntos entre Madrid y Barça, cuando faltan 39 por disputarse.


3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Camino del Clásico

La segunda temporada de Di María en el Real Madrid está haciendo olvidar el precio de su fichaje. Y no hay mejor indicador del acierto –de Mourinho– que ha supuesto su contratación.

El Mundano siempre albergó dudas sobre su capacidad goleadora. Algo preocupante en un delantero. Y más si cuesta 30 millones de euros traerlo. No se discutía su habilidad en el regate, su trabajo en banda, su técnica. Pero ahí están sus datos respecto a su acierto frente a la portería rival.

Mijatovic fue el primero en hablarme de él. Cuando se presentó con la candidatura de Ramón Calderón. Albergaba algunas dudas sobre su madurez. Era muy joven y opinaba que era mejor una adaptación al juego europeo antes de dar el salto a un grande. Fichó por el Béntica. Y trajeron a Ruud Robben. Estaba claro que apostaban por un extremo -fuese quien fuese- con tres características básicas: rápido, hábil y con verticalidad.

A pesar del golazo que marcó ayer, el gol sigue sin ser lo suyo. O al menos como se espera de un delantero. Tenemos ejemplos de jugadores como Cesc -centrocampista-  u otros como Silva, que están bendecidos con la suerte suprema del fútbol.

El Fideo ha ocupado la posición de Robben en el equipo blanco. Con el cambio hemos ganado en regularidad  (las malditas lesiones del holandés…), el apoyo al medio campo es similar en ambos, lo mismo podemos decir del regate y la velocidad, y el extremo del Bayern gana en remate y acierto de cara al gol (jugando la mitad de partidos que Don Ángel marca el doble de goles). Pero este año Di María ha destapado el tarro de las esencias del último pase. Y de seguir así le llevará a ser muy grande. De momento es ya el jugador de esta Liga que más pases de gol ha dado (10).

Su primer tanto de ayer fue el primero del equipo, que no es asunto baladí. Y además resume lo que está siendo esta temporada para el argentino: control del balón tras un pase largo y difícil de amarrar, profundidad en la arrancada (demasiada porque la pelota se le fue larga), constancia y concentración en el juego, lo cual significó que siguió la jugada para enmendar su fallo. Y con picardía y habilidad le robó la cartera al defensa, las mismas virtudes que empleó para engañar al portero, rematando con “las 3 uñas” (como dicen en Brasil) y anotando por el palo corto, sin apenas hueco… Si en esta jugada hubo retazos de Higuaín (flojo partido el suyo de ayer: sin contar el tanto bien anulado solo chutó a puerta una vez, en una gran ocasión frente al meta local), en el pase a Cristiano Ronaldo, el del 0-2, nos recordó a Guti, Zidane, Laudrup o a quien debería llevar estas riendas actualmente, ÖZil.

Don Mesut últimamente solo está para lanzar los córneres). Y ayer Di María casi mete un gol olímpico (su saque de esquina fue al travesaño). Esperemos que la vuelta de Kaká sea un buen presagio de cara al sábado contra el Qatarona. El brasileño, reapareció unos minutos tras su enésima lesión, y mostró las mismas buenas impresiones que antes de volver a caer y ser baja. Y casi marca (quizás acusó la inactividad de estas semana, porque era un tanto “muy suyo”, penetrando en el área por el callejón del 10).

El Madrid se impuso 0-3 (Di María, Ronaldo y Marcelo, enorme la primera media hora y asombroso en la internada y el disparo que se coló por la escuadra). No tuvo demasiados problemas frente al Sporting de Gijón, y presentó su cara más tosca (con Lass por Xabi Alonso y Coentrao de lateral derecho), solida y eficaz. Tres golazos y a casa. Camino del Clásico queda el Ajax en Ámsterdam, en partido de Champions.

El Barça también realizó una faena de aliño. Pero como jugaban en el Qatar Nou se adornaron frente al Levante. Y de paso despejaron esas dudas que había sobre su juego. Que no compartía. Porque no se puede jugar muy bien siempre. Otra cosa es que hubiese una crisis de resultados. Pero todos pueden pinchar. Incluso ellos (nosotros ya lo hemos hecho y seguro que volveremos a caer en algún momento dado). Y por supuesto no siempre se puede golear. Ayer lo hicieron para acallar las voces críticas: dos de Cesc, Messi, Cuenca (se lo está poniendo difícil a “mi” Pedro) y Alexis fueron los goleadores.

Camino del Clásico les queda el tramite en Champions contra el Bate, gran potencia del fútbol europeo ganador de cuatro Champions… ah perdón, que eso es Ajax!!!

Y no puedo terminar sin mencionar el fallecimiento del Dr. Sócrates Brasileiro a los 57 años de edad. El alcohol le mató, y parece mentira que así fuese siendo médico.  Gran persona, comprometido en los momentos más complicados de su país (dictadura + miseria, y la “democracia Corinthiana” en su club) y excelente futbolista. 60 veces internacional (22 goles) fue parte del Botafogo de Sao Paul, fichó por Corinthians (172 goles en 297 encuentros), se fue a la Fiorentina (6 tantos en 25 partidos), luego al Flamengo, para pasar  al Santos (solo 5 partidos), volver al Botafogo en 1989, donde no jugó, y terminar en un equipo de las divisiones inferiores de Inglaterra, el Garfoth Town, en su regreso al fútbol en 2004. Hizo del juego de tacón un arma, no una floritura. Desde lanzar penaltis hasta la asistencia imposible… Tuve la fortuna de conocerle, gracias a Fagner, durante el Mundial 82. Un recuerdo emocionado para el hermano mayor de otro crack, Raí. Primero un reportaje de hace 30 años. En medio un texto que escribió para una fiesta de Raimundo Fagner y una foto del equipo que formaron ese día, y para finalizar una entrevista de este pasado agosto, tras su primer ingreso. Al poco volvió al hospital y ahora…

En la foto de abajo aparecen de pie: Sergio Lopes (de CBS), Batista, Edu, Osmar Guarneli, Roberto Dinamita, Reinaldo, Zico. Y en cuclillas o sentados: Eder, Rivelino, Sócrates, Claudio Adão, Fagner y Jairzinho. Han quedado fuera de la foto Junior, Toninho Cerezo, Falcao

6 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Dos equipos azulgranas lideran la Liga

Se disputó la séptima jornada, y dos equipos azulgranas lideran la Liga: Barcelona y Levante. Y sigo sin saber cuándo se jugará la primera. El próximo fin de semana no habrá competición por las selecciones. Será el segundo parón (el tercero si contamos la huelga de la 1ª jornada).

Lo más destacado del finde han sido los golazos: Canales, Iñigo Martínez, Baptista, Pedro León, el doblete de Fernando Llorente y el hat-trick de Higuaín. Tampoco puedo olvidar las destacadas actuaciones de los porteros Courtois y Varas en el Atlético de Madrid-Sevilla.

Del Valencia 1-Granada 0 solo vi los primeros 20 minutos y el último cuarto de hora. El tanto de Canales fue al principio. Y al final me sorprendió el descaro y la frescura del Granada, que claramente buscaba el camino del gol. No lo encontró.

El Málaga-Getafe estuvo muy entretenido. Cinco goles. Todos en la segunda parte. Los vaivenes en el marcador le dieron más emoción. León adelantó a los suyos. A los diez minutos empató Van Nistelrooy. Su primer tanto en esta Liga. Miku, había sustituido a Güiza, volvió a adelantar al Getafe.  Hubo polémica en esta jugada, por una posible mano del autor del tanto. Para complicar más aún la cosa expulsaron a Lacen, del equipo visitante. El Málaga remontó en los tres últimos minutos. En el 88 igualó Maresca. Y en el descuento la impresionante chilena de Julio Baptista decidió el encuentro.

El domingo fue ideal: sofá, prensa atrasada y del día, y fútbol. Mucho fútbol. No salí de casa.

Todo comenzó a las doce con un excelente Real Sociedad 1 Athletic de Bilbao 2. Una parte para cada equipo. 0-1 al descanso.  Según Xabi Alonso Iñigo Martínez metió el mejor gol de la historia de Anoeta. Empató desde su propio campo, cerca de la divisoria del centro del campo. Y Llorente encontró de nuevo la portería rival. Solo llevaba un tanto, pero ayer en San Sebastián encontró de nuevo el camino del gol con los dos que consiguió. Muy buenos ambos, especialmente el primero.

Empalmé con el Chelsea (me impresionó de nuevo) y un cocido casero antes de concentrarme en el Tottenham-Arsenal. Que atrajo más mi atención que el Atleti-Sevilla. La segunda parte del derby londinense coincidía con la primera del Calderón.

Encuentro muchos paralelismos entre los partidos del Barça en Gijón y el Real Madrid en Cornellá. Ambos grandes ganaron con cierta comodidad en sus desplazamientos. Fueron de más a menos. Pero mientras uno solo ganó 0-1 el otro goleó 0-4.

El Espanyol hoy por hoy es mejor equipo que el Sporting. Y creo más dificultades por tanto a su rival. Pero el 0-2 los hundió. Mientras los asturianos nunca le volvieron la cara al partido… Tanto en El Molinón como en Barcelona se llegó con 0-1 al descanso. La sensación era que el Barça podía golear. No lo hizo. Mientras los míos parecían atravesar dificultades en el último tercio de los primeros 45 min. Y sin embargo se vuelven a Madrid con un 0-4.

Sergio García siempre juega bien contra nosotros. Juegue en el equipo que juegue. Javi López hizo un gran partido. Y le toco bailar con la más fea: la banda del guapo Cristiano Ronaldo + Marcelo, y a veces Sergio Ramos. Mourinho sorprendió con Ramos y Albiol de centrales. El de Camas por la izquierda. Siguiendo con el paralelismo Guardiola también despistó colocando a Adriano -en fases del encuentro- por el lado de Dani Alves. Así marcó el gol, desde la derecha recogiendo el rechace del palo a remate de Xavi.

Callejón volvió al campo donde triunfó. Y logró su primer gol como madridista en Liga. En la apuesta que tengo con Rodri -un cocido en El Schotis– ya lleva tres partidos en Liga. Uno de titular. Y el tanto de ayer -gran pase de Ronaldo, quien ayer asistió en dos ocasiones- debería valerme doble…

Y para acabar otro paralelismo: Cristiano y Messi no marcaron.

Osasuna 2 Mallorca 2
Villarreal 2 Zaragoza 2
Racing 1 Rayo 1
Valencia 1 Granada 0
Málaga 3 Getafe 2
R. Sociedad 1 Athletic 2
Betis 0 Levante 1
Atlético 0 Sevilla 0
Sporting 0 Barcelona 1
Espanyol 0 Real Madrid 4

9 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

Se acabó

3 de abril de 2011

Se acabó la Liga en cuanto a la lucha por el titulo se refiere. Por si no había quedado claro tras el 5-0 del Camp Nou, después de los partidos de ayer se han despejado todas las dudas. Los más realistas, como mi amigo Jorge, decían el pasado agosto que igual si teníamos suerte como mucho ganaríamos la Copa. Otros empezamos a verlo negro desde el principio: 0-0 en Mallorca y en el Ciutat de Valencia, ante un recién ascendido Levante. Quizás los tropiezos iniciales del Barcelona maquillaron los nuestros. Pero llegó el 5-0 en Barcelona. Y se acabó.

El 1-1 de Almería, donde Mourinho tiró el partido para mandar sus recaditos, el 0-0 en Coruña donde volvió a equivocarse en la alineación o la derrota en Pamplona (el Barça había goleado nada más bajarse del autobús) fueron indicios claros. Hasta lo de ayer.

Esta semana estoy muy refranero. Y ayer en el Bernabéu -ya estaba nervioso antes del partido- recordaba aquel de “la venganza se sirve en plato frio”. Porque Preciado (a quien no aprecio) se presentó con 6 bajas, planteó su partido y se llevó los tres puntos. Y además le acompaño la suerte que le faltó en Barcelona ante los de Guardiola. En aquel encuentro sus suplentes pusieron en apuros a los azulgranas (pero perdieron 1-0). Y luego asistimos al bochornoso espectáculo del cruce de declaraciones entre Mou (acusando de alinear a los suplentes frente a nuestro máximo rival) y el técnico del Sporting (insultando al portugués). Parece que las aguas han vuelto a su cauce: el cántabro confirmó que el de Setúbal pasó al vestuario visitante a felicitar uno por uno a todos los jugadores del Sporting.

El problema del resultado de ayer no es solo la diferencia de ocho puntos que nos separan de la cabeza. El real, el de verdad, el que cuenta, es que le hemos despejado el camino al Barça. Ya no están forzados ni presionados. Pueden jugar con la comodidad y tranquilidad que proporciona el colchón de la puntuación. Como ya demostraron ayer ante el Villareal, un equipo que juega bien y que está disputando conseguir la plaza directa para jugar la Champions. Se permitieron jugar con suplentes (incluso un suplente de suplentes), un par de jugadores del B (y si no me equivoco debutó mi admirado Thiago, titular desde el inicio) y no acusaron las ausencias de la columna vertebral del equipo: Puyol, Xavi y Messi (salió en la segunda parte porque no aguantaba estar en el banquillo). Y esto cuando faltan las etapas alpinas de la temporada es conceder mucha ventaja a tu rival en los campeonatos nacionales (Copa y Liga) y europeos (si ambos pasan de cuartos).

¿Donde está la profundidad de la plantilla del Madrid? ¿Qué pasó contra el Sporting? Un equipo que probablemente se salve tras su victoria de ayer. El Real Madrid no puede escudarse en sus bajas. Vuelvo a insistir: los asturianos venían con seis. Y el Barça se impuso en su visita a Vila Real. La clave estuvo en otro pésimo primer tiempo blanco. Y Casillas volvió a reconocer que La primera parte ha sido de una dejadez total, la hemos tirado, no hemos hecho nada.” Un par de datos para que se hagan una idea de lo que fue:

  • Dos intervenciones de Iker desbarataron las jugadas de mayor peligro de los primeros 45 minutos. Los míos apenas remataron cuatro veces.
  • El mejor jugador merengue fue Lass. No lo digo por desmerecerle, es por dejar en evidencia a los demás.

La segunda parte trajo el precioso gol de De Las Cuevas, la reaparición de Higuaín, quien dispuso de una buena oportunidad nada más salir y disparó contra el muñeco. Al igual que Adebayor en dos mano a mano frente a un acertado Juan Pablo, el arquero sportinguista inédito en la primera parte (Manolito como Sansón ha perdido facultades tras cortarse el pelo y quitarse las trenzas). Khedira sigue regañado con el gol y ya es mala suerte la suya: en dos ocasiones le sacaron el balón en la mismísima raya de gol (y en la primera de ellas ¡por partida doble!). Y desde luego recurrir a la épica y bombear balones a la olla no me parece propio del fútbol moderno, es más bien del jurasico de Javier Clemente. Así no es Mourinho. Para este viaje no hacían falta estas alforjas. Y a este precio: 10 millones de euros de ficha, más una indemnización millonaria al Inter (con el agravante de que se llevaron prácticamente gratis a Sneijder), y otra indemnización, en este caso al anterior técnico (el año de contrato que le quedaba a Pellegrini, sin olvidar la que tuvimos que pagar al Villareal por ficharle). Y no me olvido de la mamonauda de la selección portuguesa.

Aviso a navegantes: quiero que siga Mourinho (para lo bueno y lo malo). Como quería que continuase el chileno. Necesitamos continuidad en el banquillo. E ilusión por los dos títulos que nos quedan por disputar: Copa y Champions (el martes toca la ida en casa contra el Tottenham).

P.D.: no puedo ni debo olvidar los 4 goles 4 de Soldado en su regreso a Getafe (ganó 2-4 el Valencia).

15 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

El “virus FIFA” y sus consecuencias

14 de febrero de 2011

Alertaba el viernes el diario AS sobre las consecuencias del llamado “virus FIFA” y su negativa influencia sobre el Barça. Tenía su lógica porque es un equipo que aporta muchos jugadores a varias selecciones. Pero en el caso concreto de esta semana los combinados argentinos y brasileños jugaban en Europa, con lo que se evitaban los temidos desplazamientos transatlánticos. Pero tras lo visto el sábado hay que darle la razón al rotativo madrileño… porque es una de las dos posibles formas de entender el empate culé en Gijón. La otra es reservar energía y esfuerzos (jugadores por tanto) de cara al partido de Champions contra el Arsenal.

El Sporting de Gijón-Barcelona tuvo dos caras. Una por cada periodo. Los asturianos se adelantaron en el marcador con una gran jugada -y mejor remate- de Barral. La entrada de Pedro en la segunda parte les dio otro aire a los azulgranas. Y la sensacional vaselina de Villa supuso la igualada, que no fue victoria porque Cuellar, el guardameta local, estuvo inmenso. Incluso en el gol encajado. Salió a cubrir y achicar. El guaje le sorprendió. Es merito del delantero, no demerito del portero.

Para la historia y las estadísticas recojo un texto de Alfredo Relaño de su editorial de ayer:

[…] Cincuenta y un años atrás, el Madrid frenó con un empate también en Asturias, en Oviedo. Aquel record de quince, batido ahora, tuvo una virtualidad del que este carece: puesto que entonces la Liga era de dieciséis, el Madrid, al llegar a la victoria quince, había ganado sucesivamente a todos. El Barça a esto no ha llegado, frenado por este empate con el que Preciado devuelve con creces aquello de los suplentes en el Camp Nou. […]

Fue un partido vibrante, luchado y competido de principio a fin. He oído algunas críticas hacía Guardiola: le acusan de prepotente. Puede ser, pero no creo. Vuelvo a lo del primer párrafo y lo referido al partido europeo contra Cesc y los suyos. Y cuenta con la suficiente ventaja de puntos como para poder administrarla a su conveniencia. Ahora bien, alguien debería llamar la atención a su segundo portero, porque Pinto vuelve a las andadas: amarilla por intentar engañar silbando.  

Mourinho había declarado que Mateu La Hoz era su árbitro español favorito. Otra boutade del portugués. ¡Qué deje de hablar de los trencillas! Ya estamos los demás… Y después del partido en Cornellá tuvo que justificarse diciendo: “Sí, continúo queriéndole todos los partidos. No sé si es roja o no, a lo mejor se equivoca, o no, en el penalti, pero para mí es un árbitro fantástico y tiene derecho a equivocarse. Un árbitro al que no le gustan los artistas de la piscina. En mi equipo no los hay“. El caso es que su “favorito” nos perjudicó. En su descargo hay que decir que fue un partido difícil de arbitrar: defensas adelantadas, futbolistas “voladores” (periquitos) que forzaban su aterrizaje sobre el césped, unos linieres (los elige él) que no le ayudaron… Y ese empeño de estar tan encima de la jugada, que en un par de ocasiones Özil y un españolista (ambos en jugadas de ataque) tuvieron que sortearle, además de un balón que rebotó en su cuerpo tras un despeje de la defensa blanca. Marca destaca tres jugadas:

Sobre la expulsión de Casillas en el primer minuto tengo que decir lo siguiente: si es falta, y se señala, es tarjeta. Tengo mis dudas sobre si es roja o amarilla (no está claro la dirección que toma la pelota y tanto Pepe como Carvalho parecen poder cubrir su portería). El problema es que creo que ni siquiera es falta y además la jugada viene precedida de un fuera de juego del delantero local… En los fueras de juego no voy a entrar, porque los errores y aciertos se equilibran. Pero los merengues reclamamos varios penaltis: todos coincidimos en el agarrón a Khedira en el saque de un corner y en las manos en el área perica (en la foto de Marca), ambos en la primera parte. En cambio no he oído a nadie reclamar el que le hacen a Adebayor, en su primera ocasión. El toque de Amat tan sutil y leve como el de Iker en su expulsión -aunque el defensa empuja intencionadamente, mientras Iker intenta evitar el contacto- provoca que el remate del togolés se dirija al travesaño y no a la red.

Me preocupa que nuestros delanteros no acierten en los mano a mano. En el caso de Cristiano Ronaldo -gran partido el suyo ayer- es algo insólito, teniendo en cuenta su calidad. Ayer Adebayor falló ¡tres! De Benzema ni les cuento… Solo Marcelo (enorme ¡otra vez! y autor del gol) y Özil parecen acertar. En la memoria queda aquel de Drenthe en el Camp Nou y el de CR9 a la temporada siguiente. O los primeros partidos de Higuaín recién aterrizado en Madrid… En resumidas cuentas: paciencia, porque para fallar ocasiones hay que estar ahí. Y esto también viene a cuento de Forlán, quien erró un penalti contra el Valencia.

Reyes jugó como nunca y su equipo perdió como casi siempre, porque llegó Joaquín y le aguó la fiesta al de Utrera y a los colchoneros en general. No se entienden ni las salidas ni los fichajes (en el banquillo o cedidos a otros equipos).

Debutó Marcelino con victoria en su vuelta al Racing. Portugal fue destituido a principios de semana. Y todo parece indicar que Camacho verá la puerta hoy en Pamplona.

La Liga se aprieta por arriba, por abajo y por en medio. Estamos ya viviendo tres competiciones: la lucha por el titulo y las posiciones de Champions; los puestos para la UEFA (con la final de Copa entra el séptimo); y la lucha por evitar el descenso, con nueve equipos involucrados.

Atlético 1 Valencia 2  
Sporting 1 Barcelona 1  
Racing 3 Sevilla 2  
Levante 1 Almería 0  
Málaga 2 Getafe 2  
R. Sociedad 1 Osasuna 0  
Hércules 2 Zaragoza 1  
Deportivo 1 Villarreal 0  
Espanyol 0 Real Madrid 1  
Mallorca Athletic  

13 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol